EL CASTILLO DE CACHTICE

cachtice00Este el hogar habitual de la despiadada y famosa Elizabeth Bathory, más conocida como “la condesa sangrienta”, y lugar donde realizaba sus terribles crímenes. Dirigía su sadismo exclusivamente contra las doncellas o mujeres jóvenes de su entorno próximo. Prueba de ello es que le agradaba morder a sus sirvientas y desgarrarles la carne de los huesos. Además practicaba con fruición distintos y crueles métodos de tortura. La sañuda Elizabeth clavaba sus uñas en el cuerpo de sus sirvientas y colocaba monedas candentes bajo las uñas de sus dedos o llaves ardientes en sus manos. En invierno, mandaba arrojar a las muchachas afuera cuando había nevado y empaparlas con agua fría para que se helaran.

La torre de la muerte
La torre de la muerte

 

En sus relaciones con la servidumbre adoptaba el papel de una superiora cruel y despiadada. Aun cuando no consta que se bañara en sangre de muchachas vírgenes, como posteriormente se difundió el mito de la Báthory, sin duda la sangre ejercía sobre ella un fuerte y embriagador efecto.

 

A pesar de sus espantosos crímenes, que difícilmente permanecían ocultos, la condesa sanguinaria pudo hacer de las suyas durante un tiempo nada desdeñable, ya que era noble, una aristócrata húngara con derechos sobre sus sirvientes y víctimas, que en ocasiones eran eslovacas o muchachas raptadas por sus esbirros en los pueblos de los alrededores. Con los cadáveres, Elizabeth actuaba con un absoluto descuido. A menudo, los escondía debajo de las camas y más tarde sus sirvientes los arrojaban a los campos cercanos. Como los cadáveres estaban completamente ensangrentados a causa de las torturas que la condesa infligía a las víctimas, no es sorprendente que entre los campesinos surgiera la creencia en los vampiros. Pero todo tiene su fin. En este caso, la causa de su perdición fue que un día ya no le bastaron las simples sirvientas como víctimas de sus fechorías y empezó a reclamar jóvenes nobles para sus sádicos juegos nocturnos.

 

Ventanuco por donde se alimentaba a la condesa.
Ventanuco por donde se alimentaba a la condesa.

En 1611, fue procesada, pero consiguió librarse de la pena de muerte. Mientras todos sus cómplices, tras ser torturados, fueron quemados vivos en la hoguera, ella fue tratada con más indulgencia. Se ordenó que fuera encerrada en su alcoba del castillo de Cachtice y que se tapiaran las ventanas, y allí fue apagándose como un cadáver viviente hasta el momento de su muerte, acaecida en 1614.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s