¿ES CERES EL ORIGEN DE LA PANSPERMIA?

ceres_earth_moon_comparisonDesde hace bastante tiempo, se especula con que el planeta enano Ceres pueda albergar un montón de agua. Con la promesa del agua, viene la esperanza de que la vida pueda estar presente en este pequeño mundo que orbita el Sol dentro del Cinturón de Asteroides. Es razonable que alguien pueda pensar que nos hemos vuelto todos un poco locos con la búsqueda de vida en el Sistema Solar …; después de todo, no hemos encontrado vida en ningún otro sitio, fuera de nuestro propio planeta.

Sin embargo, si llegamos a descubrir vida en cuerpos planetarios distintos de la Tierra, quizás la hipótesis de la panspermia sea algo más que una simple curiosidad académica. Así que ¿por qué Ceres es, de repente, tan interesante?: En primer lugar, es probable que tenga agua. En segundo lugar, el ex-asteroide es tan pequeño que los impactos de meteoritos podrían haber enviado al espacio fragmentos de Ceres más fácilmente que en otros cuerpos planetarios más masivos, haciéndolo por lo tanto un candidato ideal para la autoría de la siembra de la vida sobre la Tierra …

Siempre hay buenas noticias para compensar las malas. En 2006, cuando la IAU (International Astronomical Union) degradó a Plutón de “planeta” a “planeta enano”, Ceres corrió la suerte contraria y fue promovido de ser simplemente otro gran asteroide a planeta enano. Ahora este minúsculo mundo se ha vuelto un poco más importante.

En 2007, la NASA lanzó la sonda Dawn, que llegará a este misterioso planeta enano en 2015. Es la primera misión a esta región del Sistema Solar, y está cumpliendo sus etapas de acuerdo al plan (acaba de completar un ‘flyby’ gravitatorio de Marte). Hasta ahora, y desde su descubrimiento en 1801 por Giuseppe Piazzi, sólo hemos conseguido obtener algunas imágenes borrosas de Ceres usando el Telescopio Espacial Hubble.

Tal y como puede apreciarse en la comparativa de tamaños, tratar de divisar Ceres es todo un logro por lo pequeño que es (de hecho, es el planeta enano más pequeño de entre los clasificados como tales hasta la fecha). Es precisamente este hecho (su reducido tamaño) el que ha animado a un investigador de la Universidad de Giessen (Alemania), el cual está estudiando la posibilidad de que Ceres pudiese albergar vida.

A pesar de que no se sabe si Ceres tiene o no océanos de agua líquida, Joop Houtkooper cree que, en caso de tenerlos, algunas formas de vida sencillas podrían haber proliferado alrededor de respiraderos hidrotermales en los hipotéticos océanos de Ceres. Sin embargo, lo que no está claro es cómo pueden permanecer en estado líquido estos supuestos océanos, dado que parece improbable que haya actividad tectónica significativa (tiene muy poca masa como para mantener un núcleo fundido a largo plazo) y que no orbita alrededor de un cuerpo que lo deforme con sus fuerzas de marea (como le sucede, por ejemplo, a Europa, la luna congelada cuyos océanos sub-superficiales son calentados por Júpiter y sus extraordinarias fuerzas de marea). Sin embargo, la idea se mantiene por el hecho de que Ceres tiene una velocidad de escape inferior a la de cualquier otro cuerpo planetario, lo que significa que sus microorganismos (‘embarcados’ en fragmentos de Ceres) podrían haber sido expulsados al espacio con más regularidad que desde otros planetas, como por ejemplo Marte.

“He mirado en los distintos cuerpos del sistema solar que tienen, o han tenido, océanos”, dice Houtkooper. “Venus probablemente tuvo un océano a comienzos de su historia, pero la mayor masa del planeta significa que se necesita más fuerza para arrancar un trozo de su corteza planetaria e impulsarlo en dirección hacia la Tierra. Objetos más pequeños como Ceres tienen menor velocidad de escape, por lo que es más fácil arrancarle un fragmento”.

Además, Ceres parece haber salido bastante bien parado del período conocido como Bombardeo Intenso Tardío, lo cual le permitió mantener su agua superficial. Si la Tierra hubiese tenido vida antes de esa época, es posible que los violentos impactos hubiesen esterilizado el planeta. En este caso, es posible que la vida llegara a la Tierra a través de un fragmento de otro cuerpo planetario en forma de meteorito.

Aunque los cálculos sugieren que Ceres podría ser un candidato muy probable como fuente de la panspermia, que finalmente conduciría a la vida en la Tierra, la cuestión de si Ceres es aún un lugar hospitalario para la vida es muy dudosa. Además, si Ceres se salvó de los peores impactos durante el Bombardeo Intenso Tardío, como así parece al haber retenido la mayor parte de su agua por la ausencia de impactos, parece claro que los fragmentos de Ceres serían un componente meteorítico muy poco habitual.

Ésta es aún un área de investigación fascinante, así que tendremos que esperar a que Dawn llegue a la órbita de Ceres, en un poco más de cinco años, antes de empezar a tener algunas respuestas…

 Recogido de SondasEspaciales

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s