AMOR Y ENERGÍA SEXUAL PARA LA SANACIÓN

sexualYa he explicado que el odio y el amor son formas de energía vibratoria. Los fotones, las partículas de luz, actúan como el amor, un deseo de unirse en un mismo estado. Los electrones, las partículas de materia, actúan como el odio, un deseo de separación. La energía sexual es la danza entre los dos. Somos un compuesto de un cuerpo electrónico y uno fotónico. Para sanar, un chamán que actúe como sanador, inducirá una condición de resonancia en la luz del cuerpo fotónico. Las partículas de luz tienden a actuar de forma inclusiva y penetran en el mismo estado de resonancia. Ahora llegaba a la conclusión de que el cuerpo de luz que hay dentro de cada uno de nosotros es el lugar en que se produce la resonancia.

Haciendo un símil, al separar el cuerpo electrónico del fotónico, tendríamos tres cuerpos, no dos. Habría el cuerpo electrónico, el cuerpo fotónico, y el cuerpo que existe entre los dos. A éste le podemos llamar el cuerpo cuántico de conciencia. Era capaz de funcionar como chamán sanador en el seno de cada uno de nosotros.  El cuerpo electrónico tiene que ver con la supervivencia y es capaz de destrucción. El odio y la separación son sus dominios. Se trataba del ámbito del brujo. Cuando el brujo lanzaba un maleficio, sólo afectaba al cuerpo electrónico. Por tanto, una acción de un brujo es más potente sobre aquellos que se sienten poco amados y poco sexuales.

El curandero actúa para sanar, y actúa en el cuerpo de luz; el cuerpo fotónico. Cuanto más se acepta una persona a sí misma como cuerpo de luz, más amorosa es, y mayor es la acción del sanador.

El chamán actúa en el cuerpo cuántico. Orquesta la danza entre fotones y electrones. El cuerpo lo siente como energía sexual. Resumiendo, veo al amor como curandero, al odio como brujo, y al sexo como chamán.

Los chamanes son comunicadores, y el amor una energía de comunicación. “Enamorarse” le permite a uno sentirse comunicado con todo el universo. en un sentido mítico, los chamanes eran recordatorios de que todos estamos conectados. Somos, en un sentido muy real, una conciencia. Los chamanes eran conscientes de su conexión con todo el universo. Pero nosotros, que vivimos en el mundo occidental, no siempre somos conscientes de esta conexión. A veces se nos tiene que engañar para que creamos que esto es verdad.

Fred Alan Wolf    Recogido de La Búsqueda del Águila
Leer más de F.A. Wolf en Trucos chamánicos para alterar la realidad
Anuncios

Un comentario en “AMOR Y ENERGÍA SEXUAL PARA LA SANACIÓN

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s