LA INDUSTRIA FARMACÉUTICA Y EL DESARROLLO DE ARMAS BIOLÓGICAS PODRÍAN LLEVARNOS A UNA PANDEMIA

El caso del accidente de Baxter que reportó tímidamente la prensa en febrero de este año, había que tomarlo más en serio. Es claro que no se puede comprobar que ese haya sido el origen de la actual epidemia de la llamada “gripe porcina” (A/H1N1), son muchas las hipótesis, pero la gravedad del caso de Baxter es independiente de que esté o no involucrado en el brote actual. Baxter International Inc, una de las empresas que actualmente trabaja en la creación de la vacuna contra la actual influenza (A/H1N1), admitió el accidente que la Organización Mundial de la Salud (OMS) investiga desde febrero. Baxter, en proceso de desarrollo de una vacuna contra la gripe aviar, envió muestras con materiales contaminados de una mezcla de dos virus de influenza (H3N2 y H5N1) desde Austria a por lo menos tres países: Republica Checa, Eslovenia y Alemania. Otras fuentes indican que la muestra fue enviada a 18 países. En dicho proceso se produjo un incidente de contaminación que ha sido investigado en esos países y sobre el cual no hemos tenido mayor información. En su momento, expertos en el asunto indicaron la gravedad del accidente y manifestaron que este tipo errores podrían terminar en una pandemia. El caso fue reportado por la Agencia Canadiense de Noticias (The Canadian Press). Hoy, por fortuna, el científico australiano Adrian Gibbs nos recuerda esta noticia ya olvidada; y por fin, es digna de estudio de la prensa internacional. Otro caso que se recuerda con las afirmaciones de Gibbs es el de las acusaciones de Siti Fadilah Supari, Ministra de Salud de Indonesia, en febrero de 2008 en medio de la batalla de las farmacéuticas y la OMS para conseguir muestras del virus aviar. El gobierno de Indonesia, el país que más ha sufrido por la gripe aviar, se mostró renuente a entregar las muestras a la OMS temeroso del interés monetario de las farmacéuticas. Pero además la Ministra acusó a Estados Unidos de tratar de usar el material del virus de la gripe aviar para el desarrollo de armas biológicas. El caso fue reportado por el diario The Guadian de Inglaterra. La ABC de Australia (Australian Broadcasting Corporation), que también cubrió la noticia, reportó además que Supari había acusado a Australia de robar la cepa H5N1 de la gripe aviar para el desarrollo de vacunas. Todas estas revelaciones son parte del libro que escribió la Doctora Supari ( It’s Time for the World to Change. In the spirit of dignity, equity and transparency. The Divine Hand Behind Avian Influenza ), en el cual describe su lucha contra la OMS y los intereses de la industria farmacéutica que tratan con indignidad y falta de transparencia a los países subdesarrollados, afectando la soberanía y los derechos de los pueblos a privilegiar la salud sobre las ganancias económicas de los países industrializados. El presidente de Indonesia, Susilo Bambang Yudhoyono, quien había antes validado el libro, le pidió a su ministra recoger las copias del libro después de ponderar el riesgo de una crisis diplomática con los EEUU. Después de todo el escándalo, Indonesia cedió con la comunidad internacional y envió 12 muestras del virus a la OMS.

Diego Porras          Recogido de Rebelion
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s