LOS ROBOTS REVOLUCIONARÁN LA CIRUGÍA

090911160945_robotares_226En unos 10 años ya no habrá necesidad de llevar a cabo incisiones en las operaciones quirúrgicas, predicen los expertos.

Algunos científicos dicen que en el futuro se podrán utilizar los orificios del cuerpo humano y el ombligo (la cicatriz natural del medio vientre) en los cuales se insertarán los robots que ayudarán a llevar a cabo el procedimiento quirúrgico.

Aunque podría parecer ciencia ficción, ya existen prototipos de robots capaces de avanzar y nadar dentro del organismo y de tomar fotografías en lugares de difícil acceso.

En particular se tienen muchas expectativas con Ares (siglas en inglés de Sistema Quirúrgico Endoluminal con Ensamblaje y Reconfiguración), desarrollado por la Escuela Superior Sant’Anna, en Italia, con el apoyo de la Comisión Europea.

El Ares es un robot que se autoensambla dentro del organismo después de que el paciente se ha tragado hasta 15 componentes separados, y posteriormente ayuda al cirujano a llevar a cabo el procedimiento.

La introducción del robot en el cuerpo permite evitar las incisiones externas, minimizar el dolor y acortar el tiempo de recuperación del paciente.

Hay otro tipo de robot, como el Freehand (Manos libres), que es una cámara robótica con la que se puede controlar una operación quirúrgica mínimamente invasiva.
Tradicionalmente, la cámara de laparoscopía (para cirugía poco invasiva) es controlada por un asistente, pero el Freehand permite al cirujano controlar la cámara utilizando sólo movimientos de cabeza y un pedal.

Otro ejemplo es el Robot Da Vinci, que principalmente se utiliza para llevar a cabo prostatectomías (la extracción de toda o parte de la próstata), extirpación de tumores, y operaciones gástricas y neurológicas.

Sus brazos robóticos pueden rotar 360 grados lo que permite al cirujano operar con más precisión que si estuvieran utilizando sus propias manos.

Tal como expresa el doctor Justin Vale, cirujano urólogo del Colegio Imperial de Londres, hoy en día los robots ya forman parte importante de su trabajo dirario.

El especialista utiliza al robot Da Vinci para todas sus prostatectomías y para la mitad de sus extirpaciones de tumor de riñón.

“Lo que digo a todos mis internos es que es casi inconcebible, como cirujanos, que en 10 años estemos metiendo las manos en el cuerpo de nuestros pacientes”, dice el cirujano.

“A medida que podamos reducir el precio y fabricarlos más pequeños es casi inevitable que los robots sean la norma”.

Pero el experto agrega que todavía hay asuntos que resolver, como el entrenamiento y uso de computadoras que se requerirán para este nuevo enfoque.

“Hay ciertas limitaciones” afirma el experto. “Una de la cual hablarán los cirujanos será la falta de sentido del tacto. Cuando usamos nuestras manos con los instrumentos quirúrgicos estándar, podemos tener una sensación de tensión y presión y sentir si algo es duro o blanco”. “Pero eso no lo podemos hacer con un robot”.

“Es difícil, cuando estás aprendiendo, porque sientes que están perdiendo uno de tus sentidos. Pero cuando se llega a ser un experimentado cirujano robótico, desarrollas otras capacidades para superar esa pérdida menor”, agrega el doctor Vale.

BBCNews

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s