ÉPICA BATALLA EN UNA PIRÁMIDE MAYA

elmirador

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Tras una encarnizada lucha, los  guerreros teotihuacanos acorralaron a los últimos defensores de la ciudad maya de El Mirador. Unos doscientos individuos, seguramente pertenecientes al linaje real de la ciudad-estado, al final se hallaron sitiados en la gran pirámide de El Tigre, esperando su fatal destino. Allí, escalón a escalón, resistirían hasta la misma cima del templo, hasta que cayó el último guerrero de El Mirador, simbolizando el colapso de la propia ciudad.

Así, de esta manera tan dramáticamente cinematográfica, piensan los arqueólogos que terminó en realidad la antigua ciudad de El Mirador, una de las mayores ciudades mayas. Se cree que podría haber albergado entre 100.000 y 200.000 personas en su apogeo. Los historiadores aventuran  que se edificó hacia el 850 d.c y floreció por cientos de años antes de que fuera misteriosamente abandonada en 150.
Ahora, los arqueólogos de la Universidad de Idaho, dirigidos por Richard Hansen, mediante las muestras de sangre de cientos de puntas de lanzas y flechas excavadas y cotejadas con test de ADN han llegado a la conclusión que los habitantes de El Mirador fueron atacados por los guerreros de Teotihuacan,  una antigua civilización cerca de la capital de Mexico y aliada de otra ciudad maya, Tikal, que era enemiga de El Mirador.