UN INFORME DE LA BBC PONE EN DUDA LA EXISTENCIA DE BIN LADEN

Expertos y agentes de inteligencia citados por la cadena británica BBC en un informe no solamente dudan de que esté vivo, sino que además descreen de la veracidad de sus mensajes difundidos por medio de grabaciones y videos de dudosa construcción cuyos análisis demuestran que son montajes falsos en la mayoría de los casos.  

Originalmente la Casa Blanca, la CIA y el Pentágono, informaron que Osama bin Laden, el mítico jefe de la organización “terrorista” Al Qaeda,  había muerto hace ocho años en la batalla de Tora Bora, por una bomba estadounidense durante la invasión estadounidense a  Afganistán, o a causa de  una grave enfermedad renal contraída posteriormente.

No obstante la versión oficial, la muerte de Bin Laden finalmente dio lugar a una “resurrección” de su figura y una recompensa millonaria ofrecida por EEUU por su captura en carácter de “hombre más buscado del mundo”.

Nadie se explica como la CIA y las agencias militares de EEUU, con sus infinitas redes de infiltración dentro del terrorismo islámico, no lo hayan podido detectar ni asesinar. Porqué Osama desapareció sin dejar rastros, a pesar de que oficialmente lo buscan noche y día todos los servcios de inteligencia del mundo.

El uso mediático-político de la figura de Osama por parte del gobierno de Bush, lo convirtió finalmente en la estrella de la psicosis de terror montada masivamente alrededor de su figura y de la “Red Al Qaeda” en los años que siguieron a los atentados del 11-S.

La impunidad y el uso intensivo del “terrorismo mediático” con Bin Laden y Al Qaeda  se potencializó por la complicidad de la prensa del sistema y de sus “analistas” que desde el 11-S sólo difunden las noticias y la “versión oficial” de las amenazas y los atentados  terroristas.

Debido a la ausencia de cualquier información,  Bin Laden se ha convertido en una figura envuelta en una aureola de mito y rumores que aparece y desaparece luego de dejar una estela de “amenazas” contra EEUU y las potencias sionistas desde dudosos videos que son puntualmente verificados como “auténticos” por la CIA.   .

Nadie, ni EEUU, ni las potencias europeas, explican como Osama bin Laden ha conseguido eludir durante casi una década a la mayor estructura de inteligencia mundial y la mayor operación de rastreo de un ser humano en la historia.

La CIA y las agencias gubernamentales, con un presupuesto operativo de US$ 60.000 millones y decenas de miles de agentes diseminados con tecnología informática de última generación por el planeta aún no pudieron descubrir el mítico “refugio” de Bin Laden hipotéticamente situado en la frontera de Afganistán con Pakistán.

También resultó “impotente” para ubicarlo (pese a que supuestamente el líder de Al Qaeda se vale de la web para enviar sus mensajes) el sistema ECHELON, considerado la mayor red de espionaje y análisis para interceptar comunicaciones electrónicas de la historia.

Controlado por la comunidad UKUSA (Estados Unidos, Canadá, Gran Bretaña, Australia, y Nueva Zelanda), ECHELON puede capturar comunicaciones por radio y satélite, llamadas de teléfono, faxes y e-mails en casi todo el mundo e incluye análisis automático y clasificación de las interceptaciones.

Para la cadena británica BBC “La teoría que se ha desarrollado en la web desde los ataques del 11 de Septiembre contra EEUU, asegura que los mensajes de Bin Laden desde entonces son fabricaciones de los servicios de inteligencia para crear un símbolo malévolo y así justificar la denominada guerra contra el terror en Afganistán, Irak y en casa”.

Bruce Riedel, un ex alto funcionario de la Agencia Central de Inteligencia estadounidense (CIA), y que ha visto la inteligencia disponible sobre Osama, afirma ante la BBC que la pista (sobre Bin Laden)  no se ha enfriado, más bien se ha congelado.

“No tenemos ni idea donde está”, dice.

Los expertos han analizado muchas imágenes de Osama bin Laden, se han retransmitido varios mensajes de video de Osama pero su autenticidad siempre ha estado en duda, señala la BBC.

La veracidad de todos estos videos es cuestionada por David Ray Griffin, antiguo profesor de teología y miembro del Movimiento por la Verdad sobre el 11-S, quien también duda de las versiones oficiales sobre estos ataques.

“No puede demostrarse que ninguno de ellos sean auténticos. Se ha probado que al menos tres de ellos casi seguro son falsos”, afirma.“Y si alguien está fabricando videos de Bin Laden, eso nos hace pensar que todos los videos y cintas suyas han sido falsificadas”, añade.

Su primer ejemplo es un video dado a conocer por el departamento de Defensa de EE.UU. en diciembre de 2001. En él, Bin Laden confiesa estar detrás del 11-S, pero Griffin destaca que al-Qaeda pocas veces ha admitido la autoría de estos ataques.

También mantiene que la figura de Bin Laden es muy diferente a la de tomas anteriores: aparece más gordo, sus dedos son más cortos y hasta escribe con la mano equivocada.

La mayoría de las declaraciones de Bin Laden están sólo en audio. Sólo en dos de ellas desde 2001 Osama aparece hablando.

Griffin afirma que ambas son falsas.

Argumenta que el video retransmitido en octubre de 2004, a pocos días de las elecciones presidenciales estadounidenses, carece de la retórica religiosa contenida en sus declaraciones anteriores.

Griffin lo llama “Barba negra: la cinta terrorista”. La famosa barba gris de Bin Laden se sustituyó por una más corta y negra, y hay varias tomas en las que Bin Laden sigue hablando pero su imagen se congela.

Robert Baer, un ex agente de la CIA también cuestiona su autenticidad, aunque descarta que sea una conspiración de las agencias de inteligencia occidentales, más bien sería un video falsificado por al-Qaeda.

 “Puedes manipular digitalmente la voz para que diga cualquier cosa. Puedes cambiar los meses y los años, puedes grabar las vocales y las sílabas y ponerlo en una cinta y manipularla”, añade.

La BBC pidió a Andy Laws, un ex analista de imágenes de la fuerza aérea británica, que llevara a cabo un examen forénsico, comparando una cinta no en disputa de Bin Laden en 1998 con las de 2001 y 2007.

Afirma que el hecho de que Bin Laden aparezca más gordo en la cinta de 2001 se debe al proceso de edición, en concreto cuando se añadieron subtítulos y la imagen quedó aplastada. Su conclusión es que todos los videos son de la misma persona: Bin Laden.

Bin Laden ha hecho 40 declaraciones desde el 11-S y muchas de ellas incluyen claras referencias a acontecimientos contemporáneos. En dos recientes que salieron a la luz el año pasado, menciona al presidente estadounidense Barack Obama.

Mike Scheuer, el ex funcionario de la CIA que creó y lideró la unidad Bin Laden dentro de la organización, dijo a la BBC que  Bin Laden sigue vivo.

Las únicas imágenes comprobadas totalmente de Bin Laden son anteriores a los ataques del 11-S.
“Cuando habla en las cintas de video, siempre menciona algo que hace referencia a un acontecimiento bastante actual, le dice la BBC Mike Scheuer, el ex funcionario de la CIA que creó y lideró la unidad Bin Laden dentro de la organización.

La leyenda rentable

El 11-S no solamente instaló un nuevo sistema de control social por medio de la manipulación mediática con el “terrorismo”, sino que además inauguró un “nuevo orden internacional” (sustitutivo de la “guerra fría”) basado en la “guerra contraterrorista” que sirve de justificación a las nuevas estrategias expansionistas del imperio norteamericano y de las trasnacionales y bancos capitalistas.

Más allá de los análisis sobre la veracidad o falsedad de los mensajes de Bin Laden, el uso de los atentados terroristas atribuidos a su organización Al Qaeda ha posibilitado desde el 11-S hasta aquí: 

A) Lanzamiento de nuevas conquistas militares de mercados justificadas en la “guerra preventiva contra el terrorismo” y en la nueva doctrina de seguridad de EEUU emergente tras los atentados del 11-S.

B) Nuevo ciclo de expansión de los complejos militares y de las ganancias armamentistas con equipamientos, armas y tecnología destinados a los “planes contraterroristas” tanto en las potencias centrales como subdesarrolladas y periféricas. 

 C) Aplicación de una nueva lógica represiva y de control político y social (sustitutiva de las “dictaduras militares” setentistas) en los países dependientes bajo el argumento del “combate contra el terrorismo”.

Así como un edificio necesita de un “mantenimiento constante” para preservar su estructura”, la “guerra contraterrorista” necesita de atentados y de “amenazas” constantes para mantener su operatividad y alimentar su mística doctrinaria internacional.

Como en el planeta capitalista ya no quedan guerras ni conflictos armados multiplicados (salvo Irak, Pakistán y Afganistán), los complejos militares industriales y las armamentistas suplen esa baja vendiendo tecnología y armas de última generación para “combatir al terrorismo” a escala mundial.

Los atentados “terroristas” que se suceden secuencialmente (desde el 11-S hasta aquí) están destinados a mantener viva a la maquinaria del negocio armamentista y a preservar a la “amenaza terrorista” como principal instrumento de manipulación para conseguir objetivos políticos y económicos.

Esa es una de las razones centrales (entre otras) que alimenta la leyenda mediática de Bin laden.

http://www.iarnoticias.com/

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s