EXTRATERRESTRES AQUÍ, PERO INVISIBLES (GUÍA PARA PERCIBIR ALIENS)

Según el astrónomo de la Reina de Inglaterra extraterrestres podrían estra mirándonos a la cara y no lo sabríamos. No podríamos saberlo. ¿O sí?

La probablidad matemática de que exista vida extraterrestre inteligente entre la enorme cantidad de estrellas y planetas que existen en el universo es tan alta que una de las más serias objeciones que se le hace a este tipo de ecuaciones (que toman en cuenta la edad, composición elemental, y número de estrellas y planetas y distancia entre estos. Ver ecuación de Drake) es que ¿si existe vida inteligente, por qué no hemos sido contactados?

¿Pero acaso no estamos siguiendo un principio antropocéntrico, de la misma manera que el sol giraba alrededor de la Tierra, al exigir que una civilización se tenga que comunicar con nosotros para existir? (O se tenga que comunicar de una forma oficial, con todo el planeta, aterrizar en la Casa Blanca y dirigirse a nuestro líder, y no individualmente, en el universo de cada persona).

Recientemente el astrónomo oficial de la Reina de Inglaterra y presidente del Royal Society, Lord Martin Rees, habló sobre la posibilidad de que los extraterrestres estuvieran aquí pero no fueran visibles para nosotros. Dijo, en la primera conferencia sobre vida extraterrestre en la Academian Nacional de Ciencia de Inglaterra:

“Nos podrían estar mirando a la cara y simplemente no los reconocemos. El problema es que estamos buscando algo muy parecido a nosotros, asumiendo al menos que tienen la misma tecnología y matemáticas.

“Yo sospecho que podría existir vida inteligente en formas que no podemos concebir. De la misma forma que un chimpancé no puede entender la teoría cuántica, puede ser que existan aspectos de la realidad más allá de la capacidad de nuestro cerebro”.

El editor del excelente sitio DailyGrail.com hace notar que esta visión de las cosas debería de influir en la forma en la que se busca vida inteligente y ser tomada en cuenta en el millonario y a veces absurdo Proyecto SETI (Search for Extraterrestial Intelligence).

“Buscar expectantemente una señal de radio de una fuente extraterrestre es una presunción tan culturalmente limitada como buscar un buen restaurante italiano en la Vía Láctea. Y sin embargo este ha sido el canal por el que se asume que el contacto ocurriría. Mientras tanto existen en todo el mundo personas -físicos, chamanes, místicos, esquizofrénicos- cuyos cerebros están llenos de información relevante, pero que a priori ha sido considerada incoherente, demente, inadecuada. Sólo aquello que es validado en consenso a través de ciertos instrumentos establecidos será aceptado como una señal. El problema es que estamos tan inundados por estas señales -estas otras dimensiones- que existe una gran cantidad de ruido en el circuito” -Terence Mckenna.

(Parece que esto podría ser cierto, sólo tendremos a los extraterrestres que nuestro paradigma cultural esté listo para aceptar o a los extraterrestres que le convengan).

Frank Drake, director del SETI, el proyecto que busca y envía señales de radio a las profundidades del espacio, dijo que en este momento, con el predominio de señales digitales y satelitales, los extraterrestres que podrían recibir las señales podrían solamente percibir ruido. Y aunque la Tierra esta rodeada de una banda de 50 años luz de señales emitidas por la radio y la televisión, éstas rápidaamente se están ahogando con la tecnología digital.

Según el popular físico teórico Michio Kaku, envíar señales al espacio para llamar a una civilización extraterrestre es algo peligroso. Los españoles sólo tenían un poco más de tecnología que los aztecas y vean lo que sucedió.

“Imagina que vamos por el campo y nos encontramos con una colonia de hormigas. ¿Nos agachamos y le decimos a los hórmigas, ‘te traigo hojas, te traigo herramientas, te regalo energía nuclear y biotecnología. llevame con tu líder’ o tenemos la urgencia de aplastarlas?”.
(Curiosamente una de las teorías más fuertes entre los ufólogos dice que después de la Segunda Guerra Mundial y el incidente de Roswell, los extraterrestres conocidos como los grises hicieron un trato con el gobierno de Estados Unidos, representado por el grupo secreto Majestic 12. La otra teoría más fuerte entre los conspiracionistas es que la enorme parafernalia alrededor de los extraterrestres es fomentada por el mismo gobierno de Estados Unidos para crear desinformación y efectuar su proyecto Bluebeam.)

El mismo Michio Kaku ha hablado en repetidas ocasiones sobre los tipos de civilizaciones avanzadas. Según la escala de Kardashev: una civilización de Tipo 1 podría utilizar la energía de su planeta en su totalidad y controlar el clima y su biología. Una civilización de Tipo 2 podría utilizar la energía de todo su sistema solar y viajar hacia otros sistemas estelares. Una civilización de Tipo 3 podría utlizar la energía de toda su galaxia.

Una civilización tipo II o III podría tener tecnología totalmente imperceptible para una civilización como la nuestra (de Tipo 0, que según la versión oficial aún no logra manipular el clima…), de la misma forma que los monos o cualquier otro animal no podría, en su estado actual, saber que está siendo observado vía satélite o que tiene un chip que lo ubica en cualquir punto del planeta.

Esta tecnología podría estar siendo usada en estos mismos momentos para crear nuestra realidad en formas desconocidas. Quizás podría estar limitando nuestra percepción a una espectro reducido de la luz o programándonos mentalmente .  Si tomamos en cuenta que nuestro planeta es bastante joven, así que  existen innumerables planetas en los que una civilización podría haber evolucionado por millones de años más que nosotros, no sería muy difícil para una civilización avanzada diseñar una civilización nueva (basada en su semejanza o no) a través de ingeniera genética.

Podríamos quizá darnos cuenta de que esto está sucediendo o podríamos no darnos cuenta. Tal vez algunos, después de miles de años de evolución, se darían cuenta de que existe una civilización extaterrestre observándolos fijamente. Aprenderíamos a ver a los extraterrestres.

Otra posibilidad es que existan seres extaterrestres inteligentes pero que como parte de las leyes cósmicas del universo, las cuales son respetadas por civilizaciones de conciencia más evolucionada, se deba de respetar la evolución de cada civilización, su autodeliberación y su capacidad de encontrar los conocimientos por sí mismos. De esta forma una civilización podría estra infringiendo en la evolución de otra tanto si la esclaviza como si le ofrece las claves para viajar en el tiempo. Una especie de política cósmica de no intervencionismo, para que cada civilización y cada persona dentro de ella descubra por sí misma su lugar dentro del Gran Holograma y active su capacidad de crear nuevas civilizaciones, galaxias y hasta universos. ¿Pero que sucede si una civilización llama voluntariamente a la otra, porque descubre que es ella misma en el futuro?).

Uno de los expertos más serios sobre el tema de los extraterrestres y los ovnis es el Dr. Jaques Vallée, quien ha formulado la hipótesis interdimensional. Según esta hipótesis estos eventos podrían ser visitas de otras realidades o dimensiones que coexisten con la nuestra. La física cuántica considera esta posibilidad en la teoría de los múltiples universos o en la teoría de las supercuerdas, donde se necesitan de 10 dimensiones para resolver el conflicto entre la mecánica cuántica y la realidad.

Según Valle, estamos tratando con fenómenos parafísicos multidimensionales endógenos al planeta Tierra. Es decir los dioses y las apariciones divinas serían la misma manifestación de lo que ahora son los extraterrestres y los ovnis. Por ejemplo, la visión de Ezequiel. ¿Quizá percibir dimensiones superiores, es también percibir una serie de seres invisibles que cohabitan este mismo espacio? ¿Quién ve el aura, pronto verá aliens?
Carl Jung en su ensayo sobre los ovnis escribió:

“Como sabemos  por la historia del antiguo Egipto, son (los ovnis) manifestaciones de cambios psíquicos que siempre aparecen al final de un mes platónico y el principio de otro. Aparentemente son cambios en la constelación de dominios psíquicos, de los arquetipos, o dioses, como solían ser llamados, que conllevan o acompañan transformaciones duraderas de la psique colectiva”.

El mes platónico equivale a un ciclo de precesión de los equinoccios. Probablemente nos encontremos en el apogeo de este cambio de ciclo donde Jung dice afloran los ovnis de la profunidad de nuestra psique.

Terence Mckenna, quien considerara que todos tenemos en nuestro cerebro la tecnología para viajar a las estrellas sin movernos y ver extraterrestres con tan sólo ingerir un poco de un neurotransmisor llamado dimetiltriptamina, añade:

En algún punto en el futuro yace una barrera crítica donde tendremos la suficiente data para darnos cuenta del rompecabezas que es la relación humana con el OVNI. Creo que mientras esto sucede, la infancia de nuestra especie llegará a su fin y cuando esto acabe seremos libres para usar este asombroso entendimiento de que la humanidad y el OVNI son uno.

Es la genialidad de la tecnología humana amaestrar y servir las energías de la vida y la muerte, del tiempo y el espacio. El OVNI contiene la posibilidad de que la mente se vuelva objeto: una nave que puede viajar a través del universo en el tiempo que tarda pensar en ello. Porque eso es lo que es el universo: un pensamiento. Y cuando el pensamiento se vuelva móvil y se objetifique, entonces la humanidad -neófitos en el arte del pensamiento- empezará a despegar.

Claro que es posible que descubramos que no partiremos fuera; el futuro podría revelar que hay algo llamándonos hacia casa. Entonces será nuestra tecnología, y el llamado del Otro, el que se moverá a la reunión. El platillo volador es una excelente metáfora para esto. Cuando Jung sugirió que el platillo volador era el alma humana, estaba más en lo cierto de lo que suponía. No está tan lejos, eso es lo otro. La última época nos dio la relatividad y la mecánica cuántica. Pero si esta es la última de las épocas o no es difícil decirlo. Nuestro papel como parte del proceso introduce una incertidumbre en la observación que altera las predicciones. -Terence Mckenna, True Hallucinations.

Así que, estén en el cielo, sean ángeles o alucinaciones, los ovnis están dentro del ser humano, los aliens son alternosotros. Serpientes en nuestro código genético, en nuestra glándula pineal o en las alas de la imaginación. Y para verlos, sólo hay que conocernos a nosotros mismos. Nosotros, que somos otros.

PijamaSurf

Anuncios

2 comentarios en “EXTRATERRESTRES AQUÍ, PERO INVISIBLES (GUÍA PARA PERCIBIR ALIENS)

  1. psicotichuy

    Que cierto e interesante! Estamos en una época de fuertes cambios de vibración; donde si queremos ver algo de esta índole y más aún alcanzar evolucionar (en el grado cuántico que nos corresponda), no basta con querer hacerlo sino realmente debemos que tener la disposición completa. Paz y Luz

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s