EL TIEMPO FRACTAL

Luego de 22 años de investigación científica, el nuevo libro de Gregg Braden, El Tiempo Fractal explica por qué el 2012 marca el final de un ciclo de 5,125 años. Cuando hablamos de los cambios que surgirán en el 2012, algunos de esos cambios visibles sobre la Tierra son aparentemente una respuesta a los cambios astronómicos creados por el cruce de la Tierra por el Ecuador de la Vía Láctea.

La única manera de comprender a la gente que creaba los calendarios que nos informan acerca del 2012 era entender los grandes ciclos del tiempo.

(…) Algunos de los ciclos que conocemos son: el de 24-horas para día y noche, o 28-días para el ciclo de la mujer. Pero los grandes ciclos cubren períodos tan vastos de tiempo que no los recordamos de una civilización a la siguiente. Nuestro gran ciclo actual es un largo ciclo de 5,125 años vinculado a un acontecimiento astronómico que ocurrió en el año 3114 A .C. y finaliza el  21 de Diciembre, en el Solsticio de Invierno, 2012 D.C.

Lo que sucede durante este tiempo, y debemos ser realmente cuidadosos cuando hablamos de esto —es que existe un alineamiento que está ocurriendo porque la Tierra hace esta pequeña inclinación y este pequeño bamboleo a través de largos períodos de tiempo. Mientras la Tierra se inclina y se bambolea en su órbita, cambia el paisaje del cielo nocturno. Cambia nuestra orientación en el espacio con respecto al centro de su propia galaxia –de nuestra galaxia de la Vía Láctea.

Ahora bien, nuestros científicos han descubierto y lo están publicando abiertamente – que el centro de nuestra Galaxia, la Vía Láctea es una poderosa fuente de energía magnética. El término que ellos utilizan es “filamentos magnéticos” que irradian desde el centro de nuestra Vía Láctea. Desde donde nos encontramos, en relación con esa fuente de energía, ésta tiene un efecto inmenso sobre el planeta Tierra. Algunas veces estamos mucho más allá y somos de alguna manera ladeados y el efecto es menor. Algunas veces estamos más cerca o somos inclinados hacia ella y el efecto es mayor.
El 21 de Diciembre del año 2012, tendremos un disparo en línea recta —un disparo lineal, sin obstrucciones ocasionadas por cualquier otro planeta o cualquier otro cuerpo del sistema solar – tendremos acceso directo a ese campo de energía.

(…)No existe evidencia científica para sostener  que los polos magnéticos vayan a cambiar. Ha habido mucha especulación acerca de eso. Los polos magnéticos se han invertido ciertamente en el pasado. Como ex geólogo se que podemos observarlo en el registro geológico, 14 veces en los últimos 4-1/2 millones de años. En cada inversión de los polos magnéticos, primero estos debieron debilitarse hasta cierto punto antes que la inversión ocurriera. Aún cuando nosotros hemos visto una disminución en la fuerza del campo magnético de la Tierra durante los últimos 100 años aproximadamente, esta medición no es tan elevada como la que se necesita para revertirlo, asi que la probabilidad que esto suceda en los próximos tres años entre el 2009 y el 2012 o hasta incluso un año o dos después, parece ser una probabilidad de poco peso.

(…)  El punto básico es que el tiempo es esencialmente una onda que se está moviendo en una dirección. Justo ahora se está moviendo desde el presente al futuro. Así que, las semillas para las cosas que están sucediendo hoy y los eventos como el 2012 que todavía van a suceder, ya ocurrieron en el pasado.
Si sabemos dónde observar en el pasado, éste nos da una idea de lo que podemos esperar en el presente y en el futuro. Las ondas del Tiempo siguen ritmos naturales, ciclos y progresiones naturales. Esto significa que podemos medir, calcular y predecir cuándo las semillas – las condiciones – para un acontecimiento van a suceder una y otra vez. Esto quiere decir que podemos tomar al año 2012 y calcularlo en reversa, utilizando los ritmos naturales de los tiempos en nuestra historia, cuando la semilla para el 2012 fue plantada. Observando la semilla, podemos determinar cuándo los patrones y los acontecimientos que sucederán en el año 2012 fueron puestos en movimiento. Podemos ir al registro geológico para ver lo que estaba sucediendo entonces sobre el planeta. O podemos ir hacia el registro arqueológico para ver lo que estaba sucediéndole a la gente, para darnos realmente una buena idea de lo que podemos esperar para estos próximos pocos años.

(…)  Para estar preparados para cualquier cosa que sea lo que vaya a suceder en el 2012, primero debemos comprender qué es lo que va a ocurrir. Se trata de la importancia de saber precisamente dónde mirar en el pasado para comprender lo que estamos por experimentar o lo que ya estamos experimentando ahora.

 Para el 2012, al examinar la historia de la Tierra en los centros de hielo en la Antártida por ejemplo, se ve que se preservó un registro del pasado de la Tierra. Cuando examinamos estos núcleos de hielo en las fechas que son los fractales o los patrones semilla para el año 2012, ellos nos dicen que en esas fechas los campos magnéticos de la Tierra se debilitaron. La energía proveniente del sol era más fuerte así que el hielo en los polos comenzó a derretirse. Los océanos comenzaron a elevarse, el clima comenzó a cambiar y los patrones de tiempo también comenzaron a cambiar.

¿Ha pasado la Tierra por un gran cambio? Sí. ¿Esto quiere decir que algo está mal o algo está roto? ¡No! Siempre sucede cuando alcanzamos este punto en un gran ciclo. Cuando estamos a esta distancia desde la fuente de energía en el centro de nuestra Vía Láctea, cuando la Tierra está inclinada y orientada de la forma que está, aparentemente, esto es lo que siempre sucede. Por consiguiente, en gran medida ya estamos experimentando los grandes cambios que tantos han vaticinado. Ya estamos viendo ciudades borradas de la faz de la Tierra cerca de las costas poco profundas. Ya estamos observando terremotos y tsunamis de gran magnitud. Ya estamos observando incendios de bosques alineándolos a través de espacios vastos y abiertos. Estamos viendo que millones de personas mueren de enfermedad. Los Estados Unidos son bendecidos por no estar experimentándolo tanto como en otras partes del mundo. Pero semejante cambio puede ocurrir en cualquier parte y en todas partes.

(…) Es bueno que nosotros nos preparemos y ayudemos a otros que están experimentando problemas y sintiendo el choque de estos cambios. Pero aquí está el meollo: Los registros geológicos muestran que los cambios son intensos, absolutamente intensos, pero que son de corta duración. Ellos no duran generación tras generación, sucesivamente. Los registros arqueológicos muestran que cuando las civilizaciones pasadas alcanzaron el punto en sus ciclos en donde estamos nosotros justo ahora, cometían un error que no queremos repetir hoy.

 Cuando el mundo comenzó a cambiar, las civilizaciones del pasado no comprendían el cambio. Ellas comenzaron a luchar una con la otra por los recursos. En esa violenta competencia por lo que quedaba cuando el mundo estaba cambiando, todos perdieron. Nadie ganó. Las civilizaciones colapsaron. Por ejemplo la Dinastía 20 de Egipto, colapsó absolutamente precisamente durante este período de tiempo y nadie supo acerca de ellos hasta miles de años más tarde. Estamos en el punto justo, ahora, donde debemos elegir trabajar juntos, por este breve período de tiempo, para salvarnos en este tiempo de cambio. Si cometemos los errores del pasado todos perderemos. Esta es la razón por la que este libro es tan importante justo ahora.

(…) En mi sitio Web, http://www.greggbraden.com/, pueden conocer sobre la iniciativa basada en la ciencia que nos permite a cada uno aprender una manera de ser que realmente influya sobre los campos de la Tierra.. En otras palabras, ustedes pueden aprender cómo tener un impacto positivo en lo que resulte de este tiempo en la historia. Este proyecto trata acerca de nuestra relación con la Tierra a través de una existencia basada en el corazón. Coherencia Global, allí encontrarán un link para la Iniciativa de la Coherencia Global.

 Pocos años atrás, nuestra propia ciencia ha hecho un descubrimiento radical y revolucionario que cambia todo en relación a la manera de pensar sobre nosotros mismos y el mundo. Lo que hallaron es que cuando creamos emociones basadas en el corazón, tales como de gratitud, aprecio, cuidado—literalmente, utilizando el músculo del corazón para crear estas emociones —lo que realmente estamos haciendo es generar un campo magnético dentro de nuestro cuerpo que es parte del campo magnético de la Tierra que experimenta el cambio. El campo magnético de la Tierra se eleva, cae y regula todo desde el clima, a las capas de hielo y los niveles del mar. Este campo magnético une toda la vida sobre la Tierra, desde una brizna de pasto hasta una hormiga, una carpa o pez de colores, un hámster y nosotros. Cuando muchos de nosotros nos reunimos y creamos una emoción común, esa experiencia es llamada “coherencia.” La “Coherencia” puede en realidad ser medida. Mide 0.10 Hertz de frecuencia. Esa es la medida de la coherencia creada entre el corazón y el cerebro. Los científicos descubrieron primero acerca de esto durante el 9/11 cuando nuestros satélites a 22,000 millas en el espacio comenzaron a registrar cambios en el campo magnético de la Tierra , cuando los humanos estaban sintiendo emociones por el 11 de Septiembre y el World Trade Center. Esto es una sorpresa para la ciencia. Se preguntaron, “¿Cómo podría la gente que experimentaba el 11 de Septiembre, afectar quizás los campos magnéticos de la Tierra ? No existe ninguna conexión ¿ no es cierto?” Bien, es incorrecto. Ellos descubrieron que existe una conexión y esto ha llevado a lo que se llama el “Proyecto de Iniciativa de Coherencia Global”.

Los científicos ahora están construyendo los sensores que pueden medir estos campos magnéticos y proponen subirlos al sitio Web donde ustedes pueden observar los cambios del campo en tiempo real. Además de medir este campo, el objetivo del Proyecto de Coherencia Global es enseñar a crear coherencia en la vida diaria de la gente. No es difícir y ustedes no tienen que cambiar sus vidas para realizarlo. No tienen que cambiar sus meditaciones, sus oraciones o cualquier práctica. Es una manera de estar en nuestros corazones mientras transitamos a través del día. Es muy fácil de aprender.

 Cuando creamos esta coherencia dentro de nuestros cuerpos, eso dispara cerca de 1,400 cambios bioquímicos. Los procesos de rejuvenecimiento comienzan. El nivel de la hormona endógena—hormona dadora de vida— surge en nuestros cuerpos. Nuestros sistemas inmunes se vuelven realmente fuertes. Pensamos con más claridad. Nos ponemos menos agresivos. Los campos magnéticos del corazón, ahora están siendo documentados. Estamos enfrentando los desafíos más grandes de los últimos 5,000 años del registro de la historia humana. Mientras enfrentamos los grandes desafíos de nuestros tiempos, nos preguntamos “¿Qué podemos hacer?” Esto es lo que podemos hacer. Podemos aprender el idioma del campo magnético que está creando los cambios y ayudar a llevar a ese campo del caos hacia el orden. Podemos influenciar los mismos campos que están creando el cambio.

Los Mayas no nos pueden decir cómo finaliza este ciclo porque nosotros estamos escribiendo el desenlace de este ciclo mientras estamos viviendo en él, justo ahora.. El temor acerca del 2012 está causando gran stress a muchos, pero tenemos la capacidad para regular el campo magnético ajustando la forma en la que trabajamos juntos, a través de nuestros corazones. La clave es: Tenemos que reunirnos para hacerlo, estar juntos.

Fuentes:
FalsaRealidad
GreggBraden

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s