EL UNIVERSO PODRÍA SER UN HOLOGRAMA GIGANTE

Nuestro mundo podría ser la proyección holográfica en 3D de fenómenos cuánticos bidimensionales que ocurren en el horizonte cosmológico del universo.

La posibilidad de que la realidad que experimentamos no sea más que un holograma proyectado desde el horizonte del universo podría resultar difícil de aceptar para muchos de nosotros que nos consideramos seres “reales” y que percibimos el mundo como algo tiene existencia autónoma e inmediata. Resulta difícil de creer que hoy desayunaste panqueques de frambuesa debido a algo que sucedió en el horizonte cosmólogico del universo… y, sin embargo, una de las explicaciones más plausibles de la cosmología cuántica actual para resolver el proplema principal de la física, conciliar la teoría de la relatividad con la mecánica cuántica, es,  junto con la teoría de las supercuerdas, la teoría del principio holográfico.

Los hologramas que encontramos en tarjetas de crédito o billetes están contenidos en películas de plástico bidimensional. Cuando luz se refleja en ellos, se recrea la apariencia de una imagen en 3D. Al principio de la década de los 90, Leonard Susskind y el  nobel Gerard Hoof’t propusieron que el mismo principio podría aplicarse a todo el universo. Nuestra experiencia cotidiana  tridimensional en sí misma podría ser una proyección holográfica de algo que está sucediendo en una distante superficie bidimensional.

La idea de Susskind y  Hooft nació del descubrimiento del físico Stephen Hawking de la radiación que lleva su nombre. Hawking mostró que los agujeros negros emiten una radiación lenta que eventualmente hace que desaprezcan. Es decir, emiten información, y sin embargo, la información en el universo no debería de destruirse. Esto es conocido como la “paradoja de la información de los agujeros negros”.

El físico Jacob Bekenstein descubrió que la entropía -lo que es igual al contenido de información- de un agujero negro es proporcional al área de la superficie de su horizonte de sucesos (la frontera del tiempo-espacio de algo que puede afectar nuestro universo).  Se ha demostrado que ondas cuánticas en la superficie del horizonte de sucesos de un agujero negro, que sería como la superficie de un holograma, pueden codificar la información adentro del agujero negro, así que la información no desaparece cuando éste desaparece. Esto muestra que toda la información en 3D de una estrella puede estar codificada en la superficie de un agujero negro subsecuente.
Aún más significativo podría ser lo propuesto por el físico Craig Hogan del Fermilab. En los últimos años el GEO600, un detector de 600 metros en Hannover, Alemania, ha estado buscando ondas gravitacionales producidas por objetos astronómicos  superdensos como estrellas de neutrones y agujeros negros. El GEO600 no ha logrado descubrir estas ondas gravitacionales, pero inadvertidamente podría haber hecho uno de los más importantes decsubrimientos científicos de nuestra época.

Por meses los miembros del equipo del experimento del GEO600 habían estado intentando explicar un misterioso ruido detectado. Esto hasta que llegó Hogan, quien incluso había predicho la existencia de este “ruido”. Según Hogan, el GEO600 se había topado con el limite fundamental del tiempo espacio, el punto en el que el tiempo espacio deja de comportarse como el continuum suave y fluído descrito por Einstein y en cambio se disuelve en granos, de la misma forma que una fotografía se disuelve en puntos si se hace un zoom profundo. Es decir, el universo, al límite, se pixelea.

Estaríamos viendo justamente los puntos, q-bits o píxeles, de la información proyectada que se percibe tridimensionalmente como la realidad tiempo-espacial del mundo. Esto sería la longitud de Planck, la escala mínima de la materia, la cual todavía no ha sido probada (es posible que no haya un fin al tamaño de una partícula, ésta podría ser infinitamente pequeña). La longitud de Planck es igual a 1.6 x 10-35 y está dada por el tiempo que tardaría un fotón en cruzar la distancia de la misma longitud de Planck. Es justamente la entrada al dominio  de los fenómenos cuánticos, donde muchas de las leyes macroscópicas dejan de tener sentido.

“Podríamos tener nuestra primera indicación de cómo el tiempo-espacio emerge de la teoría cuántica”, dice Hogan. Es decir el tiempo espacio, geométricamente equivalente al contenido de información del universo, podría ser la proyección holográfica de q-bits o unidades de Planck.

Una posibilidad de como se realiza esta proyección holográfica a la distancia es que nuestro universo sea no-local o que la emergencia de los estados físicos que experimentamos ocurra através de procesos de entrelzamiento cuántico. Una de las implicaciones no discutidas por los físicos de esta teorías es que de ser verdad esto podría significar que vivimos dentro de un mundo de realidad virtual.

LA TOTALIDAD IMPLICADA Y EL PARADIGMA HOLOGRÁFICO DE DAVID BOHM

Aunque la teoría de David Bohm no tiene que ver precisamente con el principio holográfico expuesto anteriormente, Bohm fue el primero en utilizar la metáfora del holograma para describir la naturaleza del universo e intentar conciliar la realitividad con la mecánica cuántica.  Bohm, quien al final de su vida vio su trabajo como físico reflejado en la filosofía oriental, se basa en el principio de que el universo que percibimos se explica, o se desenvuelve, de una totalidad implicada de infinita energía e infinito potencial.  Bohm concebía la totalidad implicada como un mar de energía inconmensurable, basándose en el cálculo de la energía del punto cero el cual muestra que existe más energía en un centímetro cúbico de espacio ‘vacío’ que en toda la masa del universo. Y que en realidad la materia no es una substancia condensada sino una forma de energía difusa que emerge de este mar de energía.

Bohm intentó mostrar que  la totalidad de la información del universo estaba en cada parte del universo, de la misma forma que una imagen codificada en un holograma se proyecta en su integridad no obstante  que el holograma sea dividido, solo que lo hace en menor definición. Algo similar ha formulado el físico Ervin Lazlo en su teoría del Campo Akashico.

“El Orden Explicado es el más débil de los sistemas de energía, resuena con y es una expresión de un orden de energía infinitamente más poderoso, llamado el Orden Implicado. Es el precursor del Explicado, la visión similar a un sueño o la presentación ideal de lo que se convertirá en un objeto físico. El Orden Implicado implica dentro de sí todos los universos físicos…” (Will Keepin sobre David Bohm).

PijamaSurf

LA NASA DESCONCERTADA, ¿DECRECE LA ATMÓSFERA?

Una capa superior de la atmósfera terrestre se ha hundido recientemente en una contracción inesperadamente grande, tan grande es el tamaño que los científicos han estado rascándose la cabeza, anunció el jueves la NASA .

La capa de gas que se llama la termosfera ya está repuntando de nuevo. Este tipo de colapso no es raro, pero los científicos les sorprendió su magnitud.

“Esta es la mayor contracción de la termosfera en al menos 43 años”, dijo John Emmert del Laboratorio de Investigación Naval, autor principal de un artículo que anuncia el hallazgo en la edición 19 de junio de la revista Geophysical Research Letters. “Esto constituye un récord de la Era Espacial”.

El incidente ocurrió durante un período de inactividad solar familiar llamaba un mínimo solar desde 2008 hasta 2009. Estos mínimos se sabe que se enfríe y se contraen la termosfera, sin embargo, el reciente colapso fue de dos a tres veces mayor que una baja actividad solar podría explicar.

“Algo está pasando que no entiendo”, dijo Emmert.

La termosfera se encuentra muy por encima de la superficie de la Tierra, cerca de donde se encuentra nuestro planeta al borde del espacio. Se extiende en la altitud de 90 km a 600 km por encima del suelo. A esta altura, los satélites y meteoros vuelan y brillan las auroras.

La termosfera interactúa fuertemente con el sol, por lo que es muy afectada por períodos de actividad solar de alta o baja. Esta capa intercepta la luz ultravioleta extremo (EUV) del sol antes de que pueda llegar al suelo.

El rango de altura de la termósfera varía desde los 90 km hasta más allá de los 600 km. Es el dominio de los meteoros, de las auroras y de los satélites que pasan rozando la termósfera en su recorrido alrededor de la Tierra. También es donde la radiación solar hace el primer contacto con nuestro planeta.

Según Emmert y sus colegas, el bajo nivel de UVE solar explica el 30% del colapso. El CO2 adicional explica otro 10%. Esto hace que quede hasta un 60% del tema sin explicación alguna por el momento. Un video del NCAR (National Center for Atmospheric Research o Centro Nacional de Investigación Atmosférica, en idioma español) muestra cómo el dióxido de carbono calienta la atmósfera inferior, pero enfría la atmósfera superior.

En el artículo publicado en GRL, los autores reconocen que la situación es un tanto complicada. Hay más en juego que meramente el UVE solar y el CO2 terrestre. Por ejemplo, las tendencias climáticas globales podrían cambiar la composición de la termósfera, alterando sus propiedades térmicas y la manera en que responde a estímulos externos. Podría suceder que la sensibilidad de la termósfera a la radiación solar esté aumentando. “Las anomalías en la densidad”, escribieron, “podrían significar que se ha alcanzado un punto crítico climatológico, aún no identificado, ligado a un balance de energía y a procesos químicos”.

Urgente24

¿RUPTURA APOCALÍPTICA DE LA BURBUJA DE METANO?

El desastre de BP en el Golfo podría provocar una catástrofe de proporciones bíblicas

Informes siniestros de que el desastre que tiene lugar en el Golfo de México podría estar a punto de alcanzar proporciones bíblicas se filtran a pesar del bloqueo informativo sobre la operación de BP.

Hace 251 millones de años una gigantesca burbuja submarina de metano causó explosiones masivas, contaminó la atmósfera y destruyó más de un 96% de toda la vida en la Tierra [1]. Los expertos están de acuerdo en que la Extinción masiva del Pérmico-Triásico (PT) fue el mayor evento de extinción masiva en la historia del mundo [2]

55 millones de años después se rompió otra burbuja de metano causando más extinciones masivas durante el Máximo Térmico del Paleoceno Superior (LPTM, por sus siglas en inglés). El LPTM duró 100.000 años [3]

Esos mares subterráneos de metano prácticamente cambiaron la forma del planeta al reventar de manera explosiva desde la profundidad bajo las aguas de lo que hoy se llama Golfo de México.

Ahora, los científicos alarmados están preocupados de que la misma serie de eventos catastróficos que entonces condujeron a la muerte en todo el mundo puedan estar ocurriendo nuevamente –y que ninguna tecnología conocida pueda detenerla.

Lo esencial es que la operación de perforación de la Deepwater Horizon de BP puede haber provocado un apocalipsis geológico gradual irreversible que culmine con la primera extinción masiva de vida en la Tierra en muchos millones de años.

El gigante petrolero perforó a kilómetros de profundidad en una región geológicamente inestable y puede haber creado el marco para una liberación prematura de una megaburbuja de metano.

La teoría de la extinción del metano de Ryskin

Gregory Ryskin, ingeniero bioquímico de la Universidad Northwestern tiene una teoría: El océano produce periódicamente erupciones masivas de gas metano explosivo. Ha documentado la evidencia científica de que un evento semejante fue directamente responsable de las extinciones masivas que ocurrieron hace 55 millones de años [4]

Muchos geólogos están de acuerdo: “Las consecuencias de una erupción oceánica impulsada por el metano probablemente serían catastróficas para la vida marina y terrestre. Hablando figurativamente, la región en erupción se “desborda” expulsando a la atmósfera una gran cantidad de metano y otros gases (por ejemplo CO2, H2S), e inundando grandes áreas de tierra. Mientras el metano puro es más ligero que el aire, el metano cargado con gotitas de agua es mucho más pesado, y por lo tanto se extiende sobre la tierra, mezclándose con aire al hacerlo (y perdiendo agua como lluvia). La mezcla de aire con metano es explosiva a concentraciones de metano entre un 5 y un 15%; cuando semejantes mezclas se forman en diferentes lugares cerca del suelo y son encendidas por relámpagos, explosiones y conflagraciones destruyen la mayor parte de la vida terrestre, y también producen grandes cantidades de humo y de dióxido de carbono…” [5]

Las señales de advertencia de una inminente catástrofe planetaria –de tal magnitud que la mente humana tiene problemas para llegar a comprenderla– sería la aparición de grandes grietas o fallas que dividen el lecho marino, una elevación del fondo del mar, y la masiva descarga de metano y otros gases al agua circundante.

Semejantes circunstancias pueden llevar a la ruptura de la contención de la burbuja de metano –pueden entonces permitir que el metano traspase las profundidades subterráneas y sufra una descompresión explosiva al catapultarse a las aguas del Golfo [6]

Se ha documentado que esas tres señales de advertencia están ocurriendo en el Golfo.

Zona cero: la costa del Golfo

La gente y la propiedad ubicadas en la mayor región de la Costa del Golfo se encuentran en la Zona Cero. Serán las primeras expuestas a los gases químicos tóxicos, que causan cáncer. Serán las que sufran inicialmente la furia total de una burbuja de metano que estalla desde el lecho marino roto.

Se mantiene a los medios de comunicación lejos de las medidas de rescate de emergencia que se están adoptando para impedir la mayor catástrofe de la historia humana. El gobierno federal [de EE.UU.] les ha advertido que se mantengan alejados del epicentro de las operaciones con la amenaza de 40.000 dólares por cada infracción y la posibilidad de arrestos por delitos mayores.

¿Por qué mantienen lejos a la prensa? Dicen que el desastre está aumentando.

Grietas y protuberancias

El metano escapa ahora por el permeable y rocoso lecho marino a una velocidad acelerada y mana a raudales de la perforación del primer pozo de alivio. La EPA [Agencia de control ambiental de EE.UU.] ha señalado oficialmente que la Plataforma Nº 1 libera metano, benceno, sulfuro de hidrógeno y otros gases tóxicos. Los trabajadores sobre el terreno ahora usan medios avanzados de protección que incluyen máscaras de gas de última tecnología suministradas por los militares.

Informes que se filtran de los oceanólogos y de trabajadores de rescate en la región, indican que los estratos superiores del lecho marino están sucumbiendo ante presiones cada vez mayores. Esa presión causa que se hinche una inmensa expansión del lecho marino –que según algunos se extiende por miles de kilómetros cuadrados del área que rodea la boca de pozo de BP. Algunos afirman que el lecho marino en la región ha subido sorprendentemente 10 metros.

La boca de pozo rota de BP, el sitio de la antigua Deepwater Horizon, se ha convertido en el epicentro de frenéticos intentos de detener el monstruoso flujo de metano.

El metano subterráneo tiene una presión de 6.805 atmósferas. Según Matt Simmons, experto de la industria petrolera, la presión del metano en la boca del pozo ha aumentado ahora a una presión aterradora de 2.722 atmósferas.

Otro respetado experto, el doctor John Kessler de la universidad A&M de Texas, ha calculado que el pozo roto arroja un 60% de petróleo y un 40% de metano. La cantidad normal de metano que escapa de un pozo puesto en peligro es de cerca un 5%.

¿Más evidencias? El Thomas Jefferson, barco de investigación de la NOAA (Administración Nacional Oceánica y Atmosférica de EE.UU.), ha informado sobre un inmenso corte en el fondo del océano –como una herida irregular de cientos de metros de longitud. Antes de que volvieran a bajar abruptamente la cortina del Gobierno que impuso un bloqueo informativo, los científicos a bordo del barco expresaron sus preocupaciones de que la creciente fisura podría descender kilómetros dentro de la tierra.

Ese vertido también despide petróleo y metano. Está a 16 kilómetros del epicentro de BP. Se han señalado otras nueva fisuras de hasta 48 kilómetros.

Las mediciones de las múltiples columnas de petróleo que ahora aparecen a kilómetros de la boca del pozo indican que hasta un total de 124.000 barriles de petróleo brotan a las aguas del Golfo cada día –es decir unos 20 millones de litros de petróleo diarios.

Lo más inquietante es que se calcula que los niveles de metano en el agua son casi un millón de veces más de lo normal [7]

Muerte masiva en el agua

Si la burbuja de metano –una burbuja que podría llegar a tener 32 kilómetros– estalla con fuerza titánica desde el lecho marino hacia el Golfo, todo barco, plataforma de perforación y estructura dentro de la región de la burbuja se hundirá inmediatamente. Todos los trabajadores, ingenieros, personal del Servicio de Guardacostas y biólogos marinos que participan en la operación de rescate morirán instantáneamente.

Luego el fondo del océano colapsará, desplazando instantáneamente hasta 150.000 millones de metros cúbicos de agua o más y creando un elevado tsunami supersónico que aniquilará todo a lo largo de la costa y hasta bien adentro del interior. Como una explosión termonuclear, una ola atmosférica de alta presión podría preceder la ola marina arrasando todo a su paso antes de la llegada del agua.

Cuando llegue el estruendoso tsunami barrerá todo lo que quede.

Un cóctel químico de venenos

Algunos expertos medioambientales califican de “cóctel químico de venenos” lo que se derrama hacia la tierra, el mar y el aire desde la ruptura del lecho marino.

Áreas de zonas muertas privadas de oxígeno están expulsando especies de peces hacia aguas externas, matando el plancton y toda la pequeña vida marina que es el fundamento de la cadena alimentaria, y contaminando el aire con productos químicos cancerígenos y precipitaciones tóxicas.

Un informe de un observador de Carolina del Sur documenta residuos oleaginosos después de una reciente tormenta. Y antes de que se bajara completamente el bloqueo informativo la EPA publicó datos de que los niveles de benceno en Nueva Orleans habían subido a 3.000 partes por mil millones.

El benceno es extremadamente tóxico e incluso una exposición por poco tiempo puede causar una atroz muerte por lesiones cancerosas años después.

La gente de Luisiana ha estado expuesta durante más de dos meses, y los niveles de benceno pueden ser mucho más elevados ahora. La medición de la EPA fue hecha a principios de mayo. [8]

Día del Juicio Final

Algunos dirán que no puede suceder porque la mayor parte del metano está congelada en forma cristalina, otros señalan que el mar de metano subterráneo se está derritiendo gradualmente debido al petróleo emergente que se calcula puede llegar a 260 grados centígrados.

La mayoría de los expertos informados, sin embargo, están de acuerdo en que si ocurre el evento que cambiará el mundo, lo hará repentinamente y dentro de los próximos 6 meses.

De modo que si los eventos van en contra de la humanidad y la burbuja estalla en los próximos meses, Gregory Ryskin se convertirá en una de las personas más famosas del mundo. Por cierto, no le quedará mucho tiempo para gozar de su recién ganada fama porque la civilización se derrumbará poco después de la erupción de metano.

Puede que la humanidad tenga mucha, mucha suerte y que alguien encuentre una manera de evitar la extinción masiva que ocurra y así conserve a la raza humana.

Tal vez.

Terrence Aym
Global Research/Helium

Traducido del inglés para Rebelión por Germán Leyens

Notas

[1] La extinción masiva del Pérmico-Triásico (PT) cuando un 96% de todas las especies marinas desaparecieron hace 251 millones de años.

[2] “The Day The Earth Nearly Died,” BBC Horizon, 2002

[3] Informe sobre el Máximo Térmico del Paleoceno Superior (LPTM, por sus siglas en inglés), que ocurrió hace unos 55 millones de años y duró unos 100.000 años. Grandes cantidades de metano submarino causaron explosiones y extinciones masivas.

[4] Teoría de Ryskin: Inmensas nubes combustibles producidas por gas metano atrapado bajo los mares y liberado de manera explosiva podrían haber matado la mayor parte de la vida marina, animales terrestres, y plantas al final del período Pérmico –mucho antes de la llegada de los dinosaurios.

[5] James P. Kennett, Kevin G. Cannariato, Ingrid L. Hendy, Richard J. Behl (2000), “Carbon Isotopic Evidence for Methane Hydrate Instability During Quaternary Interstadials,” Science 288.

[6] “Una mezcla aterradora de fuego y agua podría haber causado extinciones masivas”

[7] “Methane in Gulf ‘astonishingly high’-US scientist”

[8] Informe: “Air Quality – Oil Spill” TV 4WWL vídeo [en inglés]

© Copyright Terrence Aym, Helium, 2010

Fuente: www.globalresearch.ca/PrintArticle.php?articleId=20131

Rebelión

LA ALQUIMIA, UN CAMINO OCULTO

La alquimia es la ciencia que consiste en purificar la naturaleza íntima del hombre para llegar a ser un individuo no alienado

¿Qué es la alquimia? Hace medio siglo no había en Occidente ninguna duda a este respecto: Era una superstición existente entre los ignorantes de tiempos pasados que creían que con ciertas manipulaciones se podría transformar metales viles en oro.

Después de que las ideas de C.G.Jung empezaron a circular por Europa, apareció una conclusión nueva, aclaratoria , de la alquimia: era, realmente, Psicología. Los alquimistas se autoanalizaban; “sublimando” y “calcinando” su propio inconsciente. Su meta verdadera no era la de fabricar oro, sino producir un hombre no alienado.

En la Edad Media, las maniobras de este género se deslizaban sobre un territorio que la Iglesia consideraba suyo. Fue por esto que los alquimistas se vieron forzados a disimular lo que hacían realmente detrás de una tentativa aparentemente insensata de transformar el plomo en oro.

Aunque esta explicación no satisfizo del todo a la nueva psicología, porque era sabido que aún en el siglo XX, en Fez, Cracovia, Damasco, París y Londres, hombres de cierta inteligencia se dedicaban , “literalizando los simbolos”, a seguir intentando operaciones tendientes a producir un oro amarillo perfectamente tangible. Habían abandonado el carbón vegetal sustituyendolo por gas, pero hacían manifiestamente algo con marmitas y cacerolas, no con el «yo» y el «ello».

Todas las ideas sobre lo que es la alquimia, vista desde el exterior, pueden repartirse en varias categorías, con interferencias entre ellas:

Primer punto de vista: Es posible transmutar un elemento en otro. Una de estas transmutaciones es la del plomo o del hierro en oro (oro material, no simbólico) . La manera de proceder para lograrlo, debe de ser un prodigioso secreto venido desde el fondo del tiempo. Es el secreto mejor guardado de toda la historia de la humanidad.

Sabiendo que la transmutación de algunos metales es posible, el alquimista sabe cómo hacerlo y guarda el secreto más grande.

Si hay una cierta relación del alma con el crisol , donde se verifica la operación, se produciría una transmutación semejante también en su ser ordinario. En el momento en que el plomo llega a ser oro en el crisol, el espíritu del operador es transformado, como si fuera sometido a una irradiación potente. Por otra parte, ciertos subproductos químicos que restan en el crisol pueden ser conservados y servir, ya sea para hacer oro de nuevo, o para transformar a otros hombres. De allí las leyendas relativas a «la píldora del hombre astuto», o al elixir que el conde de Saint Germain habría ofrecido a Casanova moribundo.

Segundo punto de vista: La alquimia es la ciencia que consiste en purificar la naturaleza íntima del hombre para llegar a ser un individuo no alienado. Comparado con el hombre ordinario, este individuo tendría ciertas capacidades superiores. Por razones políticas, era necesario enmascarar esta actividad bajo la de una acción quimica de refinado y transformación de metales, que la Iglesia no tendría ninguna razón para reprobar.

El alquimista es un hombre que conoce un método inmensamente eficaz para limpiar los establos de Augias de su propio inconsciente. Si es impulsado suficientemente lejos, el proceso da nacimiento a un verdadero cuerpo espiritual dotado de propiedades pertenecientes a un orden de realidad diferente. Si ese cuerpo espiritual es proyectado de una cierta manera sobre los metales viles, cumplirá una transmutación comparable a la suya sobre la materia inorgánica.

Digamos a continuación que fuera del pequeño círculo de los alquimistas, nadie sabe cuál de estos dos puntos de vista, solo o combinado con el otro, se aproxima a la realidad de la praxis alrededor de la alquimia. Podría ser que hubiera algo que deducir de las primeras proposiciones de la Tabla de Esmeralda de Hermes Trismegisto:

“Es verdad, sin mentira, y muy verdadero:
lo que está abajo es como lo que está arriba,
lo que está arriba es como lo que está abajo,
para hacer el milagro de una sola cosa.”

Que esto fuera un medio de hacer fortuna rápidamente, como método de desarrollo psicológico o como ciencia sagrada de espiritualización, la alquimia ha capturado la imaginación de Europa durante siglos y no ha perdido nada de su aura en ciertos medios, aunque muchos piensan que, desde el fin del siglo XVIII, pesa una prohibición sobre ella. Todo indica, sin embargo, que algo se trasluce de tiempo en tiempo.

El origen de la Alquimia

La palabra «alquimia» puede venir del árabe alkimia. Los supuestos orígenes egipcios hacen pensar que la raíz chim pueda derivarse del nombre en lengua egipcia, que significa «negro» y designa la tierra negra contrastando sobre el tinte amarillento de las arenas del desierto. Otro origen posible sería la palabra griega chyma, que significa acción de fundir metales.

De todas modos, la alquimia es extremadamente antigua, ya sea que sus primeras referencias historicas sean de China o de Egipto. Existen textos chinos que datan de 144 a.C. y existen razones para hacer remontar la alquimia china al menos al siglo IV a. C.

Los intercambios entre el Extremo Oriente y el Oriente Medio eran numerosos y la alquimia del Medio Oriente bien pudo venir de China. Por otra parte, la alquimia china era principalmente esotérica y pretendía producir una medicina que asegurara una larga vida o la inmortalidad, mientras que en el Oriente Medio, antes del Islam, la alquimia tenía un carácter esencialmente exotérico, y el alquimista se consagraba, por lo menos en apariencia, a manipular aleaciones de metales.

Al suponer que la China haya trasmitido la idea de la alquimia, es preciso observar que sólo podía tratarse de alquimia medicinal y no metalúrgica. Sin embargo, si se adopta el punto de vista según el cual la alquimia es la traducción en términos «materiales», de informaciones obtenidas al acceder a un nivel superior de conciencia, la dificultad histórica no se plantea. Tanto en China como en el Medio Oriente se habría penetrado en los mismos dominios y traducido las mismas intuiciones, en términos «materiales», correspondiendo a las psicologías respectivas: medicinales en uno, metalúrgicas en el otro, y en algún caso, una combinación de ambas.

La evolución de la alquimia

Desde la fundación del Islam la alquimia pasó a ser una ciencia musulmana, aunque no fuera más que en el plano lingüístico. El árabe era la lengua culta en los imperios islámicos, y, por lo tanto, la lengua de las artes y de las ciencias. Pero los textos utilizados podían ser persas o griegos. El Islam se apropió en su totalidad de los conocimientos griegos sobre la alquimia. Numerosas y muy antiguas obras de alquimia fueron traducidas al árabe. Desde el siglo VIII, la civilización árabe había producido una pléyade de eruditos capaces de estudiar los textos griegos y así la trasmisión del saber del pasado alcanzó un gran auge. En cuanto a los alquimistas de origen árabe, ellos aportaron a este arte hermético una contribución extremadamente original.

Aparentemente practicaban una química ingenua, y en sus textos aparecían «cuadrados mágicos» cifrados. Hablaban de sustancias hipótéticas, de las cuales el azufre y el mercurio ordinario eran las formas más aproximadas. Y es que los más importantes alquimistas árabes de esa época eran sufíes, Ellos hablaban de cuatro elementos: la tierra, el agua, el aire y el fuego y de cuatro cualidades o naturalezas: el calor, el frío, la sequedad y la humedad. En presencia de estas cualidades, y gracias al influjo de los planetas, los metales se formaban en las entrañas de la tierra bajo la acción del azufre y del mercurio. El azufre y el mercurio perfectamente puros, combinados según ciertas proporciones daban origen al oro. En el caso en que fueran impuros y en proporciones no adecuadas, daban nacimiento a todos los otros metales.

Una figura destacada fue Avicena (980-1037). Considerado como la más brillante inteligencia desde Aristóteles, se veía en él un genio y la suprema autoridad en todos los planos posibles. Aunque Avicena compartía las ideas en uso sobre la constitución de la materia, afirmaba que la transmutación de los metales en oro no tenía una base real, dando varias explicaciones posibles al fenómeno: La primera era que hombres de una inteligencia fuera de lo común, trabajando de manera pragmática, eran llevados a deducir ciertas conclusiones extraídas de su experiencia con la materia. Se trataba de materialismo científico al pie de la letra.

La segunda era que ciertos seres excepcionales, ligados a auténticas escuelas de desarrollo personal, habían enriquecido el saber práctico de su tiempo por haber tenido acceso a un estado superior de conciencia, el que les permitía conocer por inducción la manera de aplicar leyes naturales a eventos concretos. La tercera era que los hombres de esta última categoría habían preferido disimular la fuente de su saber enmascarando deliberadamente el proceso.

La tradición sufí parece ofrecer muchos ejemplos de esta manera de actuar. Está dicho que, a veces, la mejor aproximación a la realidad, a nivel temporal, consiste en el planteamiento de contrarios aparentemente irreconciables. Entre los siglos XII al XIII, Al-Ghazzali (1058-1111) y Rumi (1207-1273) fueron reconocidos como sufíes de estatura excepcional y ambos hablaban de la experiencia mística como de una transformación alquímica. «Elementos contrarios, aunque opuestos en nombre, pueden actuar juntos», decía Rumi.

La Alquimia en la Europa medieval

En esa época se tradujo por primera vez un texto alquímico árabe al francés. Uno de los primeros alquimistas europeos fue San Alberto Magno (1206 -1280), prototipo de algunos personajes de la Edad Media que unían un espíritu ávido de conocimiento con un «algo más» que les valía ser admitidos en algunas de las misteriosas sociedades secretas. Monje dominicano -a pesar de su espíritu independiente- recorrió a pie Francia y Alemania enseñando filosofía, hasta que se radicó en Colonia, dedicándose a estudiar , a enseñar y a escribir.

Alberto el Grande afirmaba que la transmutación alquímica de los metales era imposible y que lo más que podían hacer los alquimistas era cubrir los metales con polvo dorado para darles la apariencia de oro. Por otra parte, declaraba que un conocimiento íntimo del proceso alquímico le había sido otorgado por la gracia de Dios. El renombre de San Alberto Magno era tal, que intelectuales de todas partes de Europa venían a recibir sus enseñanzas. Uno de los más famosos entre sus alumnos fue Tomás de Aquino (1226-1274).

Tomás parece haber creído inicialmente en la realidad de la transmutación alquimica, pero su actitud representaba un elemento interesante no sugerido antes en el medio europeo. “La Gran Obra dependía -según él- de operaciones ocultas de naturaleza celestial que la alquimia no siempre puede controlar. Así, el artista debe aspirar a la creación de condiciones apropiadas en él mismo dirigidas a favorecer la mediación de esta virtud celestial”. La hipótesis planteada es que el proceso alquímico, ya sea que se dirija al desarrollo interior del hombre o a la transmutación de metales, depende de factores de de origen cósmico y espirirtual, influyendo en un lugar y en un momento determinados.

Resulta interesante hacer notar que la tradición iniciática, en la corriente sufí, afirma que ciertas operaciones – aunque la manera de proceder sea correcta- no llegarán al término deseado (o, como ellos dicen, a la evolución buscada) si no concuerdan ciertas circunstancias: «el esfuerzo adecuado, hecho por las personas adecuadas, en el lugar y momento adecuados». Si estas condiciones no están reunidas, no hay resultado.

Cualquiera que sea la realidad que se disimule bajo esta fórmula, ella explicaría por qué constantemente se hace mención en toda la literatura alquímica a algo intangible que los alquimistas, en general, no han podido definir y cuya “presencia” trasforma sus esfuerzos.

Uno de los más célebres contemporáneos de San Alberto Magno y de Tomás de Aquino fue Roger Bacon (1214-1292), el casi legendario «Doctor mirabilis», que enseñaba en Oxford vestido de árabe, y del que se decía que podía transformar en hombres a los demonios. Fue una de las más brillantes inteligencias de Europa.

Bacon produjo tres obras monumentales: Opus maius, Opus minus, Opus Tertium. Consideraba que la totalidad del conocimiento humano, pasado, presente y futuro, se encontraba en la Biblia; pero -contrariamente a sus contemporáneos- no creía que fuera un libro accesible a todos. Para comprenderlo, pensaba que era necesario un determinado nivel interior que exigía conocimientos alquímicos, astrológicos y mágicos. Era este un terreno evidentemente peligroso, sobre todo para un religioso -era franciscano- y su manera de pensar le acarreó una condena de catorce años de carcel, impuesta por su misma orden,

Bacon, tanto como Alberto el Grande, estaba evidentemente en contacto con auténticas fuentes esotéricas; pero, a diferencia de él , Roger Bacon sabía árabe. Parecía claro que, para los ambos, una fuente de sabiduría profunda era el sufismo. Bacon tenía bien claro lo que significaba «la enseñanza adecuada en el momento y lugar adecuados». No ignoraba la necesidad primordial de una transmisión viviente en todos los procesos de desarrollo personal. El mundo occidental de su tiempo no podía comprender que una situación adecuada fuera forzosamente atender a la astrología o la alquimia. Se juzgaba entonces que esta posición bordeaba la herejía.

Estos tres europeos citados pertenecían a un nivel superior de inteligencia y causaron una profunda impresión en su tiempo. Sus aportes han persistido durante siglos bajo apariencias muy diversas. Eran realmente «conocedores». Habían aprendido técnicas que les dieron acceso a un nivel de conciencia que les permitía percibir el contenido psicológico de lo religioso. Atendiendo a que todas las verdaderas religiones no forman sino un camino. Conocieron las leyes de la naturaleza de los fenómenos.

Hemos sugerido la idea que esta fuente de desarrollo personal interior podría identificarse con iniciados sufíes. Estos se preocupaban de realizar ciertos progresos en la evolución de la humanidad y existe constancia de ello entre el año 750 al siglo XIII, siéndoles indiferente llevar a cabo sus actividades en el ámbito del islam ortodoxo o del cristianismo ortodoxo. Aquellos alquimistas árabes que estaban al servicio de esa fuente vivían en dos mundos. Proclamar la verdad tal como la conocían -esa realidad interior que los dogmas y las instituciones habían sofocado- los habría hecho aparecer como apóstatas. Les era necesario, también , trabajar en secreto, hacer lo que tenían que hacer, pero dando a su acción una forma aceptable para la ortodoxia.

Sabían que hacía falta construir un puente, pero resultaba que la construcción de puentes era ilegal. Debían entonces aparentar que estaban haciendo otro trabajo: cavar hoyos en el camino, por ejemplo, bien entendido, esos hoyos eran incomprensibles para sus contemporáneos, y tal vez lo siguen siendo todavía para muchos.

En los siglos siguientes al siglo XIII, la luz de la alquimia centellea en toda Europa. Aparecen personajes extraños en las cortes de reyes y príncipes, en los monasterios y en las plazas públicas. Se les llama, sabios, hombres religiosos, charlatanes, filósofos. Sus escritos son supersticiosamente copiados, preciosamente conservados, vendidos, o difamados, Entre los alquimistas mismos existía un modo de transmisión en la que los textos eran editados de manera que supusiera un reto de profundidad a sus discípulos, para extraviar más completamente, a los que no profundizaban, a los que no habían alcanzado el nivel para el cual el texto había sido escrito.

Todo parecia ser confusión y contradicción. ¿Se dedicaban los alquimistas a la fabricación de oro? ¿0 hablaban de una metafísica que no tenía nada que ver con el oro propiamente dicho?

La Alquimia de Paracelso

Como figura relevante de esa época, podemos citar a Paracelso (1493-1541), médico, alquimista, astrólogo, mago. Se decía de él: «Los que se imaginan que la medicina de Paracelso es un sistema de superstición que nosotros hemos felizmente dejado atrás al evolucionar, se sorprenderían si conocieran los principios en que está basada, y constatarian que se fundamenta en un conocimiento de orden superior que nosotros no hemos todavía alcanzado, pero al cual podremos aspirar cuando progresemos».

Jung, dijo de él : «Vemos en Paracelso no solamente una medicina química, sino además una psicoterapia empírica».

Nacido en Suiza, recorrió toda Europa, suscitando admiración, escándalo y críticas. «La magia es mejor profesor de medicina que los libros -decía Paracelso-, sólo que no puede ser enseñada en las universidades porque viene directamente de Dios. La magia es el verdadero maestro, enseñando el arte de curar las enfermedades. Si nuestros médicos poseyeran esos poderes, se podrían quemar todos sus libros y arrojar sus drogas al mar, y el mundo estaría mejor».

No cabe duda que Paracelso fue un pionero en medicina. Fue un precursor de la quimioterapia moderna (curaba la sífilis con mercurio) e inventó (o descubrió) la homeopatía doscientos cincuenta años antes que Hahnemann; utilizando , ya entonces, los principios de la vacunación. Dos siglos antes que Mesmer, se preocupó del magnetismo, estudiando sus efectos sobre las enfermedades. No estuvo lejos de postular la equivalencia de la masa y de la energía: «Debes saber entonces que dicha masa no es más que una caja llena de fuerza y de poder».

Cuando dictaba sus clases, era tan carismático que se hacían evidentes sus conocimientos de fuentes ocultas, atrayendo por ello a multitudes de estudiantes. Se supone que esa fuente era la astrología, la alquimia, y por supuesto el sufismo. En su obra Philosophia Occulta da versiones casi literales de material didáctico sufí. Un erudito de su tiempo resumió así su pensamiento: «Según Paracelso, la enfermedad y la salud están regidas por las influencias astrales. Remedios secretos: los “arcanos” permiten atrapar la primera y recuperar la segunda. El arcano asegura el restablecimiento de la armonía celeste entre el “astro” interior – es decir, el astro en uno – y un astro celeste. El primero debe entonces “alzarse hacia los cielos”, o sea que su naturaleza es volátil e incorpórea. El remedio físico es material, por la fuerza de los hechos, pero el arcano que él contiene es espiritual».

Durante setecientos años la trama alquímica parece correr oculta en el tejido literario, médico, científico y artístico de Europa. Hasta que entre 1920 y 1925 un misterioso personaje aparece en Francia y entrega a un estudioso de la alquimia un manuscrito para su edición. Era “El Misterio de las Catedrales” y su autor se identificaba como Fulcanelli.

Nunca más se supo de él, aunque corría el rumor que vivía en España en un misterioso valle situado en una región montañosa, en una especie de Shangri-la secreto. El libro muy pronto se hizo célebre y fue considerado – entre otras cosas – como la clave de la arquitectura de las catedrales góticas que -según su autor- son manuales de técnicas alquímicas en lenguaje cifrado. Algo semejante insinúa Ouspensky en su libro “El Nuevo Modelo del Universo”.

Por ese tiempo también aparece en Europa uno de los personajes más sorprendentes que se haya visto llegar al Occidente: George Ivanovitch Gurdjieff. Hablar de él alargaría en exceso este texto. Sólo diremos que toda su enseñanza estaba enfocada hacia la “alquimia interior”, o de cómo el hombre podía cambiarse a sí mismo produciendo «hidrógenos». En su libro “Fragmentos de una Enseñanza Desconocida”, Ouspensky reproduce unas palabras de Gurdjieff sobre los distintos caminos de la evolución humana:

«Es preciso hacer notar que, aparte de estos caminos justos y legítimos, hay también otros artificiales que no dan más que resultados temporarios, y caminos francamente perjudiciales que pueden dar resultados permanentes, pero nefastos. Sobre estos caminos, el hombre igualmente busca la llave de la cuarta habitación y, a veces, la encuentra. Puede suceder también que la puerta de la cuarta habitación se abra artificialmente con una ganzúa, Y en estos dos últimos casos, la habitación puede encontrarse vacía».

 Ernest Scott

Webislam

HALLADA TUMBA DE REY MAYA EN GUATEMALA

Un equipo de arqueólogos ha descubierto en Guatemala la tumba de un rey maya repleta de esculturas muy bien conservadas, cerámica y huesos de niños, lo que arroja un nuevo rayo de luz sobre esa desaparecida civilización.

   Los investigadores descubrieron en mayo la cámara mortuoria –que data de entre los años 300 y 600 d.C.– bajo la pirámide “El Diablo” en la ciudad de El Zotz, en la región selvática de Petén, pero el hallazgo se hizo público este jueves.

   La tumba sellada, de unos 3 por 1,2 metros, y 1,5 metros de profundidad, ayudó a preservar textiles, esculturas de madera y coloridas vasijas, informaron los investigadores. “Es como (…) su depositario de riqueza con textiles y artículos comerciales, y eso es lo sorprendente del asunto”, explicó Stephen Houston, quien encabeza los trabajos de excavación en El Zotz y trabaja para la Universidad de Brown, en Estados Unidos.

   Guatemala está salpicada con pirámides y ruinas de la ancestral civilización maya, que alcanzó su momento cúspide entre los años 250 y 900 d.C. abarcando un territorio que se extendía desde México hasta lo que actualmente es Honduras.

   Según los arqueólogos, la excavación en El Zotz –que significa murciélago en varios dialectos mayas– arroja datos frescos sobre los rituales funerarios de esa civilización.

   Durante los funerales de los reyes mayas, frecuentemente se sacrificaba a adolescentes, pero en este inusual descubrimiento en El Zotz los arqueólogos encontraron huesos que pertenecían a niños pequeños, incluso de apenas un año de edad.

   La tumba también mostró evidencias de que el rey fue sepultado en un traje tradicional de danzante, adornado con conchas marinas y jade.

   El Zotz está ubicado cerca de las ruinas de Tikal, un popular destino turístico. Según los historiadores, El Zotz a menudo se veía atrapado en medio de batallas entre Tikal y Calakmul, que se ubica al norte, ya en territorio de México.

   Al igual que muchos sitios arqueológicos en las regiones selváticas de Petén, El Zotz está expuesto a saqueadores, cazadores furtivos y taladores ilegales, además de narcotraficantes que llevan cocaína hacia Estados Unidos.

EuropaPress

¿DESAPARECE EL TIEMPO?

Nuevas evidencias sugieren que la dimensión del tiempo se está, literalmente, diluyendo de nuestro universo; al final todo quedaría suspendido, como una fotografía instantánea, para la eternidad

Científicos ya contaban con las medidas de la luz provenientes de lejanas explosiones astrales, datos que sugerían una expansión acelerada de nuestro universo y cuya velocidad se intensifica conforme pasan los años. Frente a este fenómeno los investigadores han asumido la presencia de una fuerza antigravitacional que actúa sobre la galaxias, separándolas, y han llamado a esta fuerza energía oscura.

Pero ahora, los profesores de la Universidad del país Vasco, en Bilbao, y la Universidad de Salamanca, José Senovilla, Marc Mars y Raúl Vera, han propuesto una sutil pero permanente disolución del tiempo en un sendero que se enfila a la metamística desaparición de esta dimensión, ante lo cual el universo se contraería en una especie de big bang espejeado. De algún modo esta teoría representa una alternativa frente a la energía oscura.

Básicamente, el equipo encabezado por Senovilla, plantea que de hecho la misteriosa energía oscura no existe, o al menos no es lo que suponemos. Más bien se trata de un juego de ilusión dimensional, en el que realmente hemos observado el universo a través de “un espejo retrovisor” en una especie de truco lúdico que nos ha jugado a lo largo de la historia. Y en este sentido, lo que históricamente hemos percibido como la expansión del universo acelerado, en verdad es el gradual detenimiento del tiempo. Y a pesar de que dentro de una vida humana este proceso es difícilmente percibible, lo cierto es que a escala macrocósmica el tiempo esta, fácticamente, deteniéndose.

La propuesta de estos investigadores, publicada en la revista Physical Review D, enfatiza en que esta aceleración que se percibe es entendible ya que se genera por el efecto del tiempo diluyéndose. “No decimos que la expansión del universo es una mera ilusión. Lo que creemos que es una ilusión es la aceleración de esta expansión, es decir la posibilidad de que la aceleración esta intensificándose”, afirma Senovilla.
En síntesis esta, para algunos, desquiciante teoría se basa en una variante particular de la teoría de las supercuerdas, axioma de la ciencia cuántica, que nos dice que el universo esta confinado a una membrana que flota en un espacio hiperdimensional conocido como la “cubeta”. En billones de años estas dos dimensiones se fundirían y con ello el tiempo desaparecería.

“Entonces todo se quedará congelado, como la súbita fotografía de un instante que permanecerá eternamente” concluye Senovilla.

PijamaSurf

¿QUIÉN LE TEME AL PROGRAMA NUCLEAR CIVIL DE IRÁN?

Para Thierry Meyssan, el debate sobre la supuesta existencia de un programa nuclear iraní de carácter militar no es otra cosa que una cortina de humo. Las grandes potencias interrumpieron su transferencia de tecnología a Irán desde la caída del Sha y la Revolución Islámica condenó el principio de la bomba atómica. Las supuestas sospechas occidentales no son sino maniobras tendientes a aislar a un Estado que no acepta la dominación, militar y energética, de las potencias nucleares y el derecho de veto que esas mismas potencias ejercen en el Consejo de Seguridad de la ONU.


La Casa Blanca divulgó un expediente de prensa que supuestamente explica a los periodistas qué es la resolución 1929 del Consejo de Seguridad de la ONU  [1]. Como de costumbre, los grandes medios de la prensa occidental se han hecho eco del contenido de ese documento y de la gigantesca campaña de publicidad montada en torno a él, sin la menor reflexión crítica.

Según la prensa occidental –o sea, según la Casa Blanca, cuyos términos repite como una cotorra la prensa occidental– la resolución fue adoptada por «una base muy amplia» y constituye «una respuesta a la constante negativa de Irán a plegarse a sus obligaciones internacionales en lo tocante a su programa nuclear». Veamos cuál es la realidad.

De los 15 miembros del Consejo de Seguridad, 12 votaron a favor (incluyendo a los 5 miembros permanentes), 1 se abstuvo y 2 votaron en contra [2]. Tras esa «base muy amplia» se esconde en realidad la aparición de una nueva tendencia: por vez primera en la historia del Consejo de Seguridad de la ONU, un bloque de naciones emergentes (Brasil y Turquía, con el apoyo del conjunto de países no alineados) se enfrentó a los miembros permanentes (China, Estados Unidos, Francia, Gran Bretaña y Rusia) y a los vasallos de estos últimos. O sea, esa «unanimidad menos dos votos» expresa en realidad la existencia de una fractura entre el directorio de los Cinco Grandes y lo que nuevamente debemos llamar el Tercer Mundo (por analogía con el Tercer Estado  [3]), que son aquellos países cuya opinión no se toma en cuenta.

Brasil desempeñó un papel protagónico en la elaboración del Tratado de Tlatelolco, documento que estipula que América Latina es una «zona desnuclearizada». Turquía se esfuerza por hacer del Medio Oriente otra «zona desnuclearizada». Nadie duda de la sinceridad de Brasil y Turquía en cuanto a su oposición a la proliferación de las armas nucleares. Nadie duda tampoco que Turquía, país que tiene una frontera común con Irán, se mantiene especialmente vigilante para impedir que Teherán obtenga la bomba atómica.

¿Cómo se explican entonces los votos de Brasil y Turquía contra la resolución 1929? Como veremos más adelante, la problemática que plantean las grandes potencias no es otra cosa que una cortina de humo tendiente a esconder el debate de fondo en el que Irán y los países no alineados cuestionan los privilegios de esas mismas potencias.

El mito de la bomba iraní
En tiempos del sha Reza Pahlevi, Estados Unidos y Francia instauraron un vasto programa tendiente a dotar a Teherán de la bomba atómica. Se admitía, debido a la historia misma de Irán, que no se trataba de un Estado expansionista y que las grandes potencias podían confiarle sin peligro ese tipo de tecnología.

A pesar de lo anterior, los occidentales interrumpieron el programa a principios de la Revolución Islámica, lo cual dio lugar a un largo litigio financiero alrededor de la empresa Eurodif. Las autoridades iraníes afirman que nunca se retomó aquel programa.

El ayatola Khomeini y sus sucesores condenaron la fabricación, almacenamiento y uso de armas nucleares, e incluso la amenaza de recurrir a ella, como actos contrarios a los valores religiosos de la fe islámica. Según ellos, el uso de armas de destrucción masiva que matan indistintamente a civiles y militares, a partidarios y adversarios de un gobierno, es moralmente inaceptable. Dicha prohibición adquirió fuerza de ley a través de la puesta en vigor del decreto emitido por el Guía Supremo de la Revolución, el ayatola Khamenei, el 9 de agosto de 2005.

Los dirigentes iraníes han dado ya muestras de su respeto por ese principio, y lo han hecho de forma que ha costado además muy caro al pueblo iraní. Durante la guerra que emprendió Irak contra Irán (de 1980 a 1988), Sadam Husein dio orden de disparar andanadas de misiles no dirigidos contra las ciudades iraníes. El ejército iraní respondió haciendo lo mismo… hasta que se produjo la intervención del imam Khomeini. El imam Khomeini ordenó el cese del lanzamiento de misiles iraníes, invocando el principio anteriormente expuesto, y prohibió todo lanzamiento indiscriminado de misiles sobre las ciudades enemigas. Irán prefirió sufrir una guerra de más larga duración antes que ganarla mediante el uso de armas que mataban indiscriminadamente  [4].

Conociendo el modo de funcionamiento de ese país, no parece posible que un grupo de individuos hayan podido pasar por alto la noción teológica anteriormente mencionada e incluso la memoria de los mártires de aquella guerra para instaurar un vasto programa secreto de investigación y fabricación de la bomba atómica.

La posición iraní es incluso anterior a la legislación internacional. No fue hasta 1996 que la Corte Internacional de Justicia de La Haya estableció el carácter criminal de toda destrucción masiva y estipuló que el principio mismo de la disuasión nuclear, o sea la amenaza de perpetrar un crimen, constituye en sí mismo un crimen  [5]. La decisión de la Corte Internacional de Justicia de La Haya no es, sin embargo, de obligatorio cumplimiento sino que tiene únicamente un carácter de consulta, razón por la cual las grandes potencias no la tienen en cuenta [6].

El mito de un supuesto programa nuclear iraní de carácter militar fue fabricado por los anglosajones después de las invasiones, también orquestadas por los anglosajones, contra Afganistán e Irak. El plan estratégico anglosajón consistía en apresar posteriormente a Irán en una tenaza conformada por sus dos vecinos. En aquel momento, los servicios estadounidenses y británicos diseminaron informaciones falsas sobre ese tema, al igual que lo habían hecho anteriormente sobre el supuesto programa de armas de destrucción masiva de Sadam Husein. Los datos transmitidos a los aliados y a la prensa provenían por lo general de un grupo de exiliados iraníes, los llamados Muyahidines del Pueblo. Posteriormente resultó que aquellos exiliados inventaban sus informaciones en función de las necesidades. Se trataba de individuos que vivían en Irak y que, ni siquiera recurriendo al apoyo de familiares residentes en el país, tenían la posibilidad real de penetrar en Irán la organización, extremadamente compartimentada, de los Guardianes de la Revolución. Hoy en día, los expertos estadounidenses reconocen que aquella fuente carecía de valor. Los únicos que siguen creyendo en ella son los neoconservadores y los servicios secretos franceses, que protegen en Francia la sede mundial de los mencionados Muyahidines  [7].

Esa maniobra de intoxicación fue lo que sirvió de basamento al voto de las resoluciones 1737 (el 23 de diciembre de 2006)  [8] y 1747 (el 24 de marzo de 2007)  [9].

Washington abandonó las acusaciones contra Irán el 3 de diciembre de 2007, cuando el almirante John Michael McConnell, director nacional de la inteligencia estadounidense, hizo público un informe de síntesis. Aquel documento señalaba que hacía años que Irán había abandonado todo programa nuclear de carácter militar y que, de retomarlo, nunca sería capaz de producir una bomba atómica antes de 2015, cuando más [10]. Con la publicación de aquel informe, el almirante McConnell no buscaba simplemente poner fin a la polémica sino que pretendía, sobre todo –y conforme a la línea de un grupo de oficiales superiores reunidos alrededor del viejo general Brent Scowcroft– suspender el proyecto de guerra contra Irán, dado que Estados Unidos no disponía ya en aquel momento de los medios económicos y militares necesarios  [11]. Nuestros lectores recuerdan seguramente nuestro análisis de aquellos acontecimientos publicado en estas mismas columnas, donde anunciamos el cambio de política que iba a producirse en Washington 6 horas antes de la sorpresiva publicación de aquel informe  [12].

El almirante William Fallon, comandante del CentCom, y sus homólogos iraníes llegaron entonces a un acuerdo, con el consentimiento del ya entonces secretario de Defensa Robert Gates, bajo la supervisión del inspirador de los oficiales superiores, el general Scowcroft. Se había trazado un escenario de distensión destinado a permitir que Estados Unidos pudiera salir de Irak con la frente en alto. Pero el clan Bush-Cheney, esperanzado aún con aquella guerra, logró obtener la adopción de nuevas sanciones contra Irán con la resolución 1803 (el 3 de marzo de 2008)  [13], a la que inmediatamente siguió la renuncia del almirante Fallon  [14]. Y de nuevo, seguramente recordarán nuestros lectores aquel episodio, que nosotros describimos detalladamente en estas mismas columnas  [15].

Y finalmente se produjo el intento del clan Bush-Cheney por eludir la oposición del Estado Mayor estadounidense poniendo el ataque contra Irán en manos de Israel. Fue en función de ese objetivo que las fuerzas armadas israelíes alquilaron dos bases aéreas militares en Georgia, desde las cuales sus bombarderos hubiesen podido atacar Irán sin necesidad de reabastecerse en vuelo. Pero aquel proyecto se vio bruscamente interrumpido por la guerra de Osetia del Sur y el bombardeo de las bases israelíes en Georgia por parte de Rusia.

En definitiva, el general Scowcroft y su protegido, Barack Obama, se apoderaron de aquella polémica y la utilizaron para hacer llevar adelante sus propios planes. Ya no se trataba de preparar una guerra contra Irán sino de presionar fuertemente a Teherán para obligarlo a cooperar con los anglosajones en Afganistán y en Irak. En efecto, las fuerzas occidentales se empantanaron en aquellos dos teatros de operaciones, mientras que los iraníes gozan de gran influencia entre las poblaciones azeríes afganas y los chiítas iraquíes.

Lo interesante es que el general Scowcroft, el mismo que desinfló el mito nuclear iraní en diciembre de 2007 y recibió como una bofetada las sanciones contra Irán en marzo de 2008, se ha convertido ahora, en 2010, en el gran propagandista de esas mismas sanciones.

La independencia energética de los Estados emergentes
La preocupación de Irán por su independencia energética data de hace 60 años. Ya en tiempos de la monarquía imperial, el primer ministro Mohammad Mosaddegh nacionalizó la Anglo-Iranian Oil Company y expulsó a la mayoría de los consejeros y técnicos británicos. Desde su punto de vista, similar al de otros súbditos del sha, el objetivo de su acción no era tanto recuperar una fuente de financiamiento como garantizar al país los medios necesarios para su desarrollo económico. El petróleo iraní debía garantizar el crecimiento de la industria iraní.

Considerándose perjudicado, Londres llevó el caso ante la Corte Internacional de Justicia de La Haya. Y lo perdió. Los británicos recurrieron entonces a Estados Unidos para organizar un golpe de Estado  [16]. Al término de la «operación Ajax», Mosaddegh fue arrestado y reemplazado en el poder por el general ex nazi Fazlollah Zahedi. El régimen del sha se convirtió entonces en el más represivo del planeta.

La Revolución Islámica que derroca al sha retoma aquella exigencia de independencia energética. Anticipándose al agotamiento de sus recursos petrolíferos, Teherán incluye en su vasto programa de investigación científica y técnica la investigación nuclear de carácter civil, teniendo sobre todo en cuenta que, según los geólogos iraníes, el país parece disponer en abundancia de uranio utilizable, riqueza más importante que el petróleo.

Al no disponer de combustible nuclear, Teherán lo obtiene gracias al presidente argentino Raúl Alfonsín. Se firman tres acuerdos con Argentina, en 1987 y 1988. Las primeras entregas de uranio enriquecido al 19,75% tienen lugar en 1993  [17]. Pero los acuerdos con Argentina se interrumpen por causa de los atentados de Buenos Aires, en 1992 y 1994, atribuidos a Irán pero probablemente perpetrados por el Mossad [israelí] que se había instalado en Argentina durante la dictadura del general Videla  [18].

En 2003, Irán firma el Protocolo Adicional del Tratado de No Proliferación Nuclear, que toma en cuenta los progresos científicos. En virtud de las nuevas disposiciones, los firmantes deben notificar al Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA) las instalaciones que tienen en construcción, mientras que en el pasado no estaban obligadas hasta 6 meses antes de su puesta en marcha. Debido al cambio de reglas, Teherán confirma la construcción, entonces en marcha, de las nuevas unidades de Natanz y Arak. Como el Protocolo Adicional no incluye medidas transitorias para pasar de un sistema jurídico al otro, el entonces presidente Mohammed Khatami acepta discutir las modalidades con un grupo de contacto integrado por la Unión Europea, Alemania, Francia y Gran Bretaña (UE+3) y suspende el enriquecimiento de uranio como muestra de su deseo de resolver la situación.

Al ser electo como presidente de la República Islámica, a mediados de 2005, Mahmud Ahmadinejad estima que su país ha concedido al OIEA suficiente tiempo para la realización de las inspecciones necesarias para la transición y que el Grupo de los Tres ha retrasado el proceso de forma voluntaria como medio de prolongar indefinidamente la moratoria iraní. Y decide por lo tanto retomar el proceso de enriquecimiento de uranio.

A partir de ese momento, los europeos –que consideran con desprecio a Irán como el «régimen de los ayatolas»  [19]– afirman que los iraníes han faltado a su palabra. La administración Ahmadinejad señala por su parte que, como todos los gobiernos del mundo, su compromiso es cumplir con los tratados ratificados por el parlamento nacional, no con la política de la anterior administración. Y comienza entonces el conflicto jurídico. Alemania, Francia y Gran Bretaña obtienen el apoyo del G8 y convencen a la Junta de Gobernadores del OIEA para que lleve el litigio al Consejo de Seguridad de la ONU.

El voto del 4 de febrero de 2006 en el seno de la Junta de Gobernadores del OIEA es una anticipación del que tendría lugar el 9 de junio de 2010 en el Consejo de Seguridad de la ONU. Las grandes potencias conforman un bloque mientras que Cuba, Siria y Venezuela votan en contra.

Furiosa ante la humillación, la administración Ahmadinejad decide retirar la firma iraní del Protocolo Adicional. Ese acto hace caducos los compromisos de la administración Khatami y cierra la polémica con el grupo UE+3. El Consejo de Seguridad de la ONU replica exigiendo una nueva suspensión del enriquecimiento de uranio (resolución 1696 del 31 de julio de 2006)  [20]. A la luz del derecho internacional esa resolución carece de todo basamento jurídico ya que la Carta de las Naciones Unidas no autoriza al Consejo de Seguridad para exigir que un Estado miembro renuncie a uno de sus derechos para «restablecer la confianza» de otros Estados hacia él.

Desde entonces, Irán –con el apoyo de 118 Estados no alineados– se niega a someterse a las sucesivas exigencias del Consejo de Seguridad de la ONU basándose para ello en el artículo 25 de la Carta de la ONU. Esta estipula, en efecto, que los Estados miembros no están obligados a aceptar las decisiones del Consejo de Seguridad cuando dichas decisiones no se corresponden con el contenido de la Carta. Sutilmente, el debate jurídico internacional ha pasado, del control del programa iraní por el OIEA, a convertirse en una prueba de fuerza entre las grandes potencias y las potencias emergentes. O más bien ha regresado al punto de partida de los años 1950 ya que la cuestión del control por parte del OIEA no es más que un episodio en la lucha entre las potencias dominantes y el Tercer Mundo.
Después del petróleo, el uranio
La similitud entre el comportamiento de ayer de las grandes potencias ante el petróleo iraní y su actual comportamiento ante el uranio iranio resulta impresionante.

Antes de la Segunda Guerra Mundial, los anglosajones impusieron a Irán contratos leoninos para extraer su petróleo sin pagarlo a un precio justo  [21]. También impidieron que Irán se dotara de grandes refinerías para procesarlo, de forma tal que los iraníes tenían entonces que pagar altos precios por la gasolina que la British Petroleum producía refinando en el extranjero el petróleo que les robaba.

Hoy en día, las grandes potencias pretenden prohibir que Irán pueda enriquecer su uranio para convertirlo en combustible. De esa manera Irán no tendría la posibilidad de utilizar sus propias riquezas minerales y se vería obligado a venderlas a bajo precio. En 2006, los anglosajones impusieron al Consejo de Seguridad una resolución que exige que Teherán suspenda sus actividades vinculadas al enriquecimiento, incluyendo la investigación y desarrollo. Y después le propusieron a Irán comprarle el uranio en bruto y venderle uranio enriquecido.

La reacción de Mahmud Ahmadinejad ante ese chantaje es exactamente la misma que la de Mohandas K. Gandhi ante una situación similar. Los británicos prohibían a los indios tejer el algodón. Les compraban entonces a bajo precio el algodón que les prohibían utilizar y les vendían a altos precios las telas fabricadas en Manchester con el algodón indio. El Mahatma Gandhi violó la ley imperial y procesó él mismo el algodón utilizando una rueca rudimentaria, que se convirtió así en el símbolo de su partido político. De la misma manera, los ingleses habían instaurado un monopolio sobre la explotación de la sal y cobraban un exorbitante impuesto por ese producto de primera necesidad. Gandhi violó la ley imperial, atravesando el país en una épica marcha, y fue él mismo a recoger la sal. Fue a través de ese tipo de acciones que la India logró recuperar su soberanía económica.

Es en ese contexto que deben analizarse las enérgicas declaraciones que hizo Mahmud Ahmadinejad en el momento de la puesta en marcha de las centrífugas iraníes. Sus declaraciones expresan la voluntad de Irán de explotar por sí mismo sus propios recursos minerales y de dotarse así de la energía indispensable para garantizar su desarrollo económico.

En todo caso, en el Tratado de No Proliferación nada prohíbe el enriquecimiento de uranio  [22].

El Protocolo de Teherán
En ocasión de la cumbre de Washington sobre la seguridad nuclear (los días 12 y 13 de abril de 2010), el presidente de Brasil, Lula da Silva, propone sus buenos oficios a su homólogo estadounidense, y le pregunta qué tipo de medida pudiera restablecer la confianza y parar la espiral de resoluciones del Consejo de Seguridad.

El señor Lula da Silva, quien aspira a convertirse en secretario general de la ONU, actúa como intermediario entre las grandes potencias y las pequeñas. Sorprendido, el presidente Obama se reserva momentáneamente su respuesta. Finalmente, Obama envía una carta a Lula da Silva, el 20 de abril de 2010  [23]. En ella indica que una medida que se había negociado en 2009, y que fue posteriormente abandonada, arreglaría las cosas. Irán podría cambiar el uranio insuficientemente enriquecido por uranio ligeramente enriquecido. Ese intercambio pudiera tener lugar en un tercer país, como Turquía, por ejemplo. Eso permitiría que Teherán alimentara su reactor con fines médicos sin necesidad de realizar él mismo el proceso de enriquecimiento del uranio. El señor Obama hizo llegar una carta similar a su homólogo turco, documento que no se hizo público.

El presidente de Brasil viaja inmediatamente a Moscú, donde, en el marco de una conferencia de prensa común, el presidente ruso Medvedev confirma (el 14 de mayo) que desde el punto de vista ruso esa medida sería considerada como una solución aceptable  [24]. El señor Lula da Silva se une al primer ministro turco en Teherán, donde se firma el esperado documento con el presidente Ahmadinejad (el 17 de mayo)  [25].

Mahmud Ahmadinejad confirma entonces que, si se aplica el acuerdo, su país no tendrá necesidad de proceder al enriquecimiento de uranio pero que, ante una posible ruptura del Protocolo, Irán debe aprender a dominar esa técnica. Irán proseguirá por lo tanto sus investigaciones.

En un giro de 180 grados, Washington presenta entonces en el Consejo de Seguridad un proyecto de resolución que ya había negociado por antemano con los demás miembros permanentes. Luego de 3 semanas de melodrama, el Consejo somete a debate ese texto, casi tal y como había sido presentado. Únicamente para guardar las formas, los negociadores occidentales envían por fax a Teherán sus observaciones sobre el Protocolo, sólo 4 horas antes de la apertura de la reunión del Consejo de Seguridad en Nueva York  [26]. Ya no quieren un acuerdo temporal sino que exigen que Irán renuncie totalmente a la técnica de enriquecimiento del uranio. El Consejo de Seguridad adopta la resolución 1929 con los votos favorables de los miembros permanentes, incluyendo los de Rusia y China (el 9 de junio)  [27].

Es un duro golpe para Brasil, Turquía, Irán y los 118 países no alineados que los apoyan. Es evidente que lo que quieren las grandes potencias no es impedir que Irán pueda enriquecer uranio para fabricar bombas, sino impedir el acceso de Irán a una tecnología que garantizaría su independencia.

Las consecuencias de la resolución 1929
Las contradicciones internas de los dirigentes rusos se manifiestan en los días posteriores. Una avalancha de declaraciones contradictorias confirman y niegan que el embargo previsto en la resolución 1929 se aplique también a las entregas de misiles tierra-aire rusos S-300. Finalmente, el presidente Medvedev decide interrumpirlas, lo cual implica que, desde el punto de vista técnico, un posible bombardeo contra Irán se convierte en una opción militar creíble.

Washington prosigue la escalada agregando a las sanciones de la ONU sus propias sanciones, y la Unión Europea sigue su ejemplo. Este nuevo dispositivo busca privar a Teherán de la energía necesaria para la economía de su país. En él se prohíbe a las empresas que tienen intereses en Occidente la venta a Teherán de gasolina refinada o de cualquier otro tipo de combustible [28]. Como primera consecuencia de esas medidas unilaterales, la empresa francesa Total se ve obligada a retirarse de Irán. El ministro brasileño de Relaciones Exteriores, Celso Amorim, anuncia por su parte que las empresas agroindustriales de su país no pueden arriesgarse a proporcionar etanol a Irán. Ambos anuncios constituyen verdaderas catástrofes económicas, no sólo para los iraníes, sino también para franceses y brasileños.

Moscú entra entonces en estado de ebullición. Los partidarios del primer ministro Vladimir Putin se sienten engañados. Para ellos, las sanciones contra Irán no deben desestabilizar el país. Ellos habían admitido la posición del presidente Dimitri Mevdeved a favor de la cooperación con Estados Unidos con la condición de que las sanciones serían solamente las de la ONU. Y ahora se ven ante el hecho consumado: la resolución del Consejo de Seguridad está siendo utilizada para justificar las medidas unilaterales de Washington y de la Unión Europea tendientes a asfixiar a Irán. En audiencia ante el Senado, el secretario estadounidense de Defensa Robert Gates se congratula por la confusión que reina en el Kremlin y ante el «enfoque esquizofrénico» de la cuestión iraní por parte de Rusia.

Alemania también apuesta por la escalada. La canciller Angela Merkel ordena la confiscación de los materiales destinados a la construcción de la central nuclear de Busher y la detención de los ingenieros rusos que estaban reuniendo dichos materiales. En Moscú, la tensión va en aumento y el embajador ruso en la ONU lanza un llamado a la razón a sus interlocutores del Consejo de Seguridad.

En Pekín, las cosas no parecen tampoco muy claras. China aceptó votar la resolución 1929 a cambio de que Washington renunciara a nuevas sanciones contra Corea del Norte. Pekín, que no creía tener posibilidades de asumir simultáneamente la defensa de Teherán y de Pyongyang, cedió terreno inútilmente ya que Estados Unidos vuelve a la carga en la reunión del G8, en Toronto.

En Teherán, el Consejo Supremo de Seguridad Nacional (iraní) subraya en una declaración que el Consejo de Seguridad de la ONU carece de competencia para adoptar la resolución 1929  [29]. Desde Caracas, el presidente de Venezuela Hugo Chávez anuncia que su país no aplicará una decisión que carece de basamento jurídico. Concretamente, Caracas proveerá gasolina a Teherán y le propondrá los servicios bancarios que le están siendo negados.

Irán decide manifestar su enfado posponiendo por un mes toda nueva negociación y estableciendo condiciones para la reanudación de las conversaciones. Teherán invierte la retórica dominante aceptando discutir sobre la aplicación del Tratado de No Proliferación como medio de «restablecer la confianza» de los occidentales, a condición de que a su vez éstos últimos «restablezcan la confianza» de Irán y de los no alineados. El presidente Ahmadinejad exige para ello que los negociadores emitan una declaración que no debería plantearles ningún problema, si son de buena fe, y que eliminaría la sospecha sobre la aplicación de una política de «doble rasero». Se trata de que exijan que Israel firme el Tratado de No Proliferación (y que acepte por lo tanto el régimen de inspecciones del OIEA y la desnuclearización progresiva) y que se comprometan ellos mismos a aplicar el Tratado de No Proliferación (o sea que comiencen desde ahora a destruir sus propios arsenales nucleares).

Visto desde Occidente, esto parece una respuesta dilatoria: Teherán pone condiciones irrealistas que manifiestan su deseo de ruptura. Visto desde el Tercer Mundo, Teherán pone el dedo en la contradicción fundamental del Tratado de No Proliferación, que desde hace más de 40 años permite que las grandes potencias conserven su ventaja nuclear, tanto militar como civil, para dominar el mundo mientras que impide el acceso de las potencias emergentes al club nuclear.

De forma nada sorprendente, Washington reacciona reactivando la polémica. El director de la CIA, Leon Panetta, declara en un programa de gran audiencia que, según recientes informaciones, Irán ya dispone de uranio ligeramente enriquecido en cantidad suficiente como para fabricar bombas [30]. 
La acusación es absurda ya que Irán sólo dispone de uranio a menos del 20%, mientras que las bombas atómicas se fabrican con uranio enriquecido al 70 e incluso al 85%. Poco importan los hechos y la lógica. «El más fuerte siempre tiene la razón».

Conclusión
31 años después del comienzo de la Revolución Islámica, Irán no se ha desviado de su rumbo. A pesar de la guerra que las grandes potencias le impusieron a través de sus intermediarios, a pesar de embargos y sanciones de todo tipo, Irán sigue cuestionando el orden actual de las relaciones internacionales y sigue luchando por su independencia y por la de las demás naciones. Si se hace un recuento de las pasadas intervenciones de los diplomáticos y dirigentes iraníes ante la ONU, se observa en ellas que han venido denunciando constantemente el control que las grandes potencias ejercen sobre el resto del mundo gracias a su condición de miembros permanentes del Consejo de Seguridad de la ONU y mediante su derecho de veto en el seno de ese órgano. Y la relectura de la prensa occidental demuestra que esta última se limita a reportar un escándalo tras otro como medio de escamotear las declaraciones de los diplomáticos y dirigentes iraníes  [31]

En ese contexto, la posición iraní sobre la cuestión nuclear no ha cambiado sino que ha ganado en profundidad. Irán ha propuesto convertir el Medio Oriente en una zona desnuclearizada y Teherán no ha dejado de promover ese proyecto, que sólo ahora acaba de ser sometido a examen en la ONU a pesar de la violenta oposición de Israel  [32]. Irán ha emprendido numerosas iniciativas en aras de que los países del Tercer Mundo aúnen sus puntos de vista sobre el tema nuclear. La más reciente de esas iniciativas ha sido la Conferencia Internacional sobre el Desarme Nuclear organizada por Irán en abril de 2010  [33].

El problema central en todo este asunto no es Irán sino la negativa de las grandes potencias a asumir sus propias obligaciones como firmantes del Tratado de No Proliferación, o sea a destruir lo más rápidamente posible sus propios arsenales nucleares. En vez de emprender ese camino, la administración Obama acaba de publicar su nueva doctrina nuclear, que prevé el uso del arma atómica no sólo como respuesta a un ataque nuclear, sino a título de primer golpe contra los Estados no nucleares que le oponen resistencia.

THIERRY MEYSSAN          Red Voltaire

——————————————————————————–

[1] «White House Fact Sheet on the new UN Security Council Sanctions on Iran», Voltaire Network, 10 de junio de 2010.

[2] Ver el acta de la sesión sobre la Resolución 1929, Red Voltaire, 9 de junio de 2010.

[3] Bajo el régimen monárquico que antecedió a la Revolución Francesa, la sociedad se dividía en tres estamentos: la nobleza, el clero y el llamado “Tercer Estado”. Este último no disponía de ningún poder político, aunque representaba el 95% de la población.

[4] «Iran does not need military coalition», por Kourosh Ziabari, Voltaire Network, 2 de abril de 2010.

[5] «Licéité de la menace ou de l’emploi d’armes nucléaires», Opinión de consulta del 8 de julio de 1996, Corte Internacional de Justicia, C.I.J. Compilación de 1996, p. 226.

[6] «La dissuasion nucléaire est contraire au droit international», por Francis Boyle, Réseau Voltaire, 21 de octubre de 2009.

[7] Ver nuestro dossier «Mujahedin-e Khalq».

[8] «Resolución 1737 del Consejo de Seguridad», Red Voltaire, 23 de diciembre de 2006.

[9] «Resolución 1747 del Consejo de Seguridad», Red Voltaire, 24 de marzo de 2007.

[10] «Irán: intenciones y posibilidades nucleares», fragmentos del National Intelligence Estimate (NIE), Red Voltaire, 17 de diciembre de 2007.

[11] «¿Por qué McConnell publicó el informe sobre Irán?», Red Voltaire/Horizons et débats, 17 de diciembre de 2007.

[12] «Washington decreta un año de tregua global», por Thierry Meyssan. Red Voltaire, 3 de diciembre de 2007.

[13] «Résolution 1803 del Consejo de Seguridad», Red Voltaire, 3 de marzo de 2008.

[14] «Pourquoi William Fallon a-t-il démissionné?», Réseau Voltaire/New Orient News, 14 de marzo de 2008.

[15] «La renuncia del almirante Fallon reactiva las hostilidades en Irak», por Thierry Meyssan, Red Voltaire, 13 de marzo de 2008.

[16] All The Shah’s Men: An American Coup and the Roots of Middle East Terror, por Stephen Kinzer (John Wiley & Sons, 2003).

[17] «Iran looks to Argentina for nuclear fuel», por Kaveh L Afrasiabi, Voltaire Network, 9 de noviembre de 2009.

[18] «Washington pretende rescribir la historia de los atentados de Buenos Aires», por Thierry Meyssan; «Ataques terroristas en la Argentina 1992 y 1994: no fueron de origen islámico», por James Fetzer y Adrian Salbuchi; Red Voltaire, 13 de julio de 2006 y 9 de noviembre de 2009.

[19] Esta expresión es simplemente risible ya que Mahmud Ahmadinejad representa a los veteranos de la guerra entre Irak e Irán y no tiene nada que ver con el alto clero chiíta, que en su mayoría se opone a su política.

[20] «Resolución 1696 del Consejo de Seguridad», Réseau Voltaire, 31 de julio de 2006.

[21] «BP-Amoco, coalición petrolera anglosajona», por Arthur Lepic, Red Voltaire, 10 de junio de 2004.

[22] «Traité sur la non-prolifération des armes nucléaires (TNP)», Réseau Voltaire.

[23] «Letter to Lula da Silva», por Barack Obama, Voltaire Network, 20 de abril de 2010.

[24] «Joint News Conference», por Dimitri Medvedev y Luiz Inácio Lula da Silva, Voltaire Network, 14 de mayo de 2010.

[25] «Joint Declaration by Iran, Turkey and Brazil on Nuclear Fuel», Voltaire Network, 17 de mayo de 2010.

[26] «Vienna Group’s Answer to Joint Declaration of Teheran», Voltaire Network, 9 de junio de 2010.

[27] «Resolución 1929 del Consejo de Seguridad», Red Voltaire, 9 de junio de 2010.

[28] A pesar de ser un país exportador de petróleo, Irán –debido al embargo que le fue impuesto desde el principio de la Revolución Islámica– no dispone de refinerías y se ve por lo tanto obligado a importar gasolina.

[29] «The Islamic Republic of Iran’s Declaration in Response to Resolution 1929», Voltaire Network, 18 de junio de 2010.

[30] Entrevista de Leon Panetta concedida a Jake Tapper, This Week, ABC, 27 de junio de 2010.

[31] Los lectores recordarán probablemente que Francia creó una secretaría de Estado para los Derechos Humanos, cuya principal actividad consistió en sabotear la participación iraní en la Conferencia Contra el Racismo realizada en Ginebra y conocida como «Durban II». La secretaria francesa de Estado Rama Yade incluso obtuvo identificaciones diplomáticas para militantes sionistas que interrumpieron el discurso del presidente iraní mientras que los embajadores de las potencias europeas abandonaban la sala en un gesto planificado de antemano. El lector interesado podrá leer el discurso allí pronunciado por el señor Ahmadinejad y evaluarlo a la luz del análisis que hacemos en este trabajo. Dicho discurso aborda el papel del Consejo de Seguridad de la ONU en la evidente impunidad que disfruta el apartheid israelí (Ver «El Consejo de Seguridad dio a los sionistas luz verde para proseguir sus crímenes», por Mahmud Ahmadinejad, Red Voltaire, 20 de abril de 2009). Para completar el cerco de censura alrededor de las posiciones de Irán, el alto funcionario francés Bruno Guigne, quien expresó públicamente su indignación por la explotación mediática de toda esta maniobra, fue inmediatamente depuesto por el presidente Sarkozy (Ver «Quand le lobby pro-israélien se déchaîne contre l’ONU», por Bruno Guigne, Réseau Voltaire, 24 de marzo de 2008.

[32] «Capacidades nucleares de Israel», Resolución adoptada en la décima reunión plenaria del OIEA, Red Voltaire, 18 de septiembre de 2009. «Aplicación de las salvaguardias del OIEA en el Oriente Medio», Resolución adoptada en la novena reunión plenaria, Red Voltaire, 17 de septiembre de 2009. «Creación de una zona libre de armas nucleares en el Oriente Medio», Informe presentado por la República Islámica de Irán en la Conferencia de la Partes encargada de examinar el Tratado de No Proliferación de las Armas Nucleares 2010, Red Voltaire, 4 de mayo de 2010.

[33] «Mensaje a la Conferencia Internacional sobre Desarme Nuclear», por Ali Khamenei; «Address at the International Conference on Nuclear Disarmament», por Mahmud Ahmadinejad; «Address at the International Conference on Nuclear Disarmament», por Saeed Jalili; Red Voltaire, 17 de abril de 2010.

NUEVAS FOTOS OVNI EN AEROPUERTO DE XIAOSHAN MUESTRAN TECNOLOGÍA AVANZADA

Un extraño objeto volador emitiendo una cortina de luz cerró el aeropuerto de Xiaoshan, en China; las imágenes muestran que se trata de tecnología desconocida, al menos oficialmente.

En uno de lo más controversiales avistamientos del año,  hace un par de días un OVNI provocó un leve caos aéreo en el aeropuerto de Xiaoshan, en Zhejiang, capital de la provincia de Hanzhou, al sureste de China. Ante este caos las autoridades pospusieron algunos vuelos.

Una fuente, cuyo nombre no fue revelado, aseguró al diario Daily China que los agentes de inteligencia de ese país ya habían averiguado de que se trataba el misterioso objeto y al parecer esta relacionado con algunos secretos militares. La prensa local espera una explicación oficial por parte de las autoridades.

Estas imágenes publicadas por UFO Blogger, muestran que difícilmente se trata de un avión comercial o militar conocido, globo, satélite o algunos de los otros objetos que generalmente se confunden por OVNIs. Al mismo tiempo se han mezclado unas imágenes de un extraño arco eléctrico observado en Kazajistán, como si fuera el mismo objeto. Esto probablemente obedece a la vieja táctica de desinformación para confundir u ocultar algún tipo de experimento (algunos señalan Blue Beam).

Como dice el refrán “No son a los extraterrestres a quienes temo, sino a militares enemigos merodeando con tecnología alienígena”.

PijamaSurf

LOS DOSCIENTOS DE HENOCH

“…Así, pues, cuando los hijos de los hombres se hubieron multiplicado, y les nacieron en esos días hijas hermosas y bonitas, y los ángeles, hijos de los cielos, las vieron, y las desearon, y se dijeron entre ellos: -Vamos, escojamos mujeres entre los hijos de los hombres y engendremos hijos-. Entonces, Samyaza, su jefe, les dijo: -Temo que quizá no queráis cumplir esa obra, y yo seré, yo solo, responsable de un gran pecado-.
Pero todos le respondieron: -Hagamos todos un juramento, y prometámonos todos con un anatema no cambiar de destino, sino ejecutarlo realmente-. Entonces todos juntos juraron y se comprometieron acerca de eso, los unos hacia los otros, con un anatema. Así, pues, todos ellos eran doscientos, y descendieron sobre Ardis, la cima del monte Hermon; y lo llamaron –Monte Hermon-  porque es sobre él donde habían jurado y se habían comprometido los unos con los otros con un anatema.
Y he aquí los nombres de sus jefes: Samyaza, su lider. Urakabarameel, Aramiel, Kokabiel, Tamiel, Ramiel, Daniel, Azkeel, Baraquiel, Asael, Armaros, Batraal, Ananiel, Zaquile, Samsapeel, Satariel, Touriel, Yomeyal  y Azazel. Esos son sus jefes de decena…”

El texto anterior se corresponde con el Capítulo VI, Unión de los Ángeles con las Hijas de los Hombres, de El Libro de Henoch, de muy semejante contenido al que aparece también en el Capítulo VI del  Génesis, cuando éste hace referencia al gran interés de los ángeles, por procrear con las hijas de los hombres dada su enorme belleza. El Libro de Henoch es una recopilación de siete antiguos textos que, según los expertos, proceden con casi toda seguridad a diferentes periodos históricos y por tanto también de diferentes autores. Su procedencia es muy variopinta, pues muchos de los fragmentos encontrados a partir del pasado siglo XVIII, proceden de distintas versiones como la latina, griega o etíope, sabiéndose que existió una versión mucho más antigua en hebreo perdida a fecha de hoy, de la que todas las versiones restantes proceden. No fue hasta el año 1.856 que la totalidad de los textos que conforman el libro que conocemos en la actualidad, fuese definitivamente completada. Considerado por la Iglesia de Roma como un texto apócrifo, es  decir, no dictado o inspirado directamente por la Divinidad Suprema, para otras confesiones religiosas, como es el caso de la Iglesia Ortodoxa Etíope resulta de gran transcendencia e interés.
Evidentemente, la complejidad de los hechos narrados con anterioridad, no ha pasado desapercibida para los exégetas de las distintas confesiones religiosas, ni para cualquier curioso que se haya adentrado en su lectura, y más aún cuando, tanto en el Génesis como en el propio Libro de Henoch, se asegura que de esta unión entre los hijos de Dios y las hijas de los hombres, nacieron grandes gigantes (los  nefilim) que fueron la causa algún tiempo después de que, Dios decidiese exterminarlos mediante el envío de un diluvio a escala universal.
Pero…, ¿quiénes fueron estos doscientos hijos de Dios que descendieron sobre el Monte Hermon? Si descendieron sobre la tierra…, ¿quiere decir el viejo texto que estaban volando anteriormente a su descenso?

Entre los “jefes de decena” que se citan en el Libro de Henoch, aparece en el último lugar un “grigori” (del griego egrégoroi) que viene a significar “observador o vigilante” cuyo nombre no nos deja de ser familiar. Nos referimos exactamente a Azazel, ya mencionado en otro de los artículos presentados en paleoastronautica.com, más exactamente en “Las Sombras del Monoteísmo” en el temario “Historia Desconocida”. Allí podemos apreciar como en Levítico 16 nada más y nada menos que el mismísimo Yahvé ordenó a los israelitas sacrificar un chivo en su nombre, un capítulo bíblico que tampoco nos ha dejado indiferentes a todos aquellos que nos hemos adentrado en la lectura del Antiguo Testamento o Pentateuco. En el Libro de Henoch, en el capítulo VIII, se señala muy específicamente acerca del papel desempeñado en todos aquellos acontecimientos por este personaje tan curioso:

“…Y Azazel enseñó a los hombres a fabricar las espadas y los machetes, el escudo y la coraza del pecho, y él les mostro los metales, y el arte de trabajarlos, y los brazaletes y los aderezos y el arte de pintarse los ojos con antimonio y de embellecerse los párpados, y las más bellas y más preciosas piedras y todos los tintes de color, y la revolución del mundo. Y la impiedad fue grande y general, ellos fornicaron, y ellas erraron, y todas sus voces fueron corrompidas…”

Al igual que Azazel, el resto de sus compañeros una vez unidos a las mujeres de los hombres desempeñaron distintos papeles en la enseñanza y educación de los hombres, en las más distintas ramas de la ciencia y el saber, tales como aprender a distinguir raíces y plantas medicinales, el movimiento de los astros y los planetas, forjar metales, labrar la tierra, etc. ¿De dónde provenía todo ese conocimiento adquirido anteriormente al descenso sobre la Tierra, que posteriormente fue legado a los hombres?
Aparentemente revelador pudiera ser el Capítulo IX del Libro de Henoch, que con el nombre de “Intervención de los Ángeles Buenos” comienza así:

“…Entonces Miguel, Uriel, Rafael y Gabriel miraron desde lo alto del cielo, y vieron la sangre esparcida en abundancia sobre la tierra y toda la injusticia cometida sobre la tierra…”

Desde “lo alto del cielo”, Azazel y sus 199 compañeros (los que descendieron sobre la tierra) fueron observados con enfado y desazón, aparentemente por haber incumplido una serie de normas. La primera, haberse mezclado genéticamente con los humanos, habiendo producido seres anómalos, los gigantes o nefilim. Pero esto no pareció ser suficientemente grave como para hacer intervenir de inmediato a “los de arriba”, pues por los hechos narrados, esta práctica se continuó en el tiempo. La segunda de las razones, parece que terminó por colmar el vaso de la paciencia de “los de arriba”, cuando, como podemos leer a continuación en el mismo capítulo, los ángeles “buenos” se dirigen a Dios en estos términos:

“…Tú has visto lo que ha hecho Azazel, cómo ha enseñado toda injusticia sobre la tierra y desvela los secretos internos que se cumplen en los cielos; y como Samyaza, al que tú habías dado el poder de dominar sobre sus compañeros, ha instruido a los hombres. Y ellos se han ido hacia las hijas de los hombres, sobre la tierra, y se han acostado con ellas y se han mancillado con ellas, y les han descubierto todo pecado. Luego, estas mujeres han puesto al mundo gigantes por lo que la tierra entera se ha llenado de injusticia…”

Las distintas confesiones religiosas que han bebido de éstas mismas fuentes, no terminan de encajar todas estas piezas que describen una historia tan increíble.  Los judíos por ejemplo, se refieren a este grupo tan especial de “hijos de Dios”, como una clase de ángeles particulares cuyo cometido esencial fue el de preparar una limpieza de las líneas de sangre de la humanidad, con el posterior diluvio, dejando claro que, ni Noé ni su familia conservaba ni un solo gen de los extintos nefilim. A nivel personal, no termino de entender todo este tipo de entramado, pues como bien es sabido, las referencias a gigantes continúan apareciendo posteriormente al Diluvio Universal, tanto en la Tora hebrea como en el Pentateuco cristiano, con referencias continuas durante el capítulo del Éxodo a pueblos como los anaquitas, refaitas y emitas, todos ellos descritos como pueblos descendientes de los  gigantes, o incidentes tan de sobra conocidos como el de David contra el gigante filisteo Goliat (de seis codos y un palmo de estatura, poco más de dos metros y medio).
La Iglesia Católica, se refiere a estos “hijos de Dios” como los descendientes de Set, hijo de Adán y Eva, nacido posteriormente a los sucesos que enfrentaron a sus hermanos Caín y Abel, y citado en el Deuteronomio por su “gran amor a Dios”. En esa misma línea, la Iglesia Ortodoxa profundiza en el tema y señala que los descendientes de Set o “hijos de Dios” comenzaron a sentir intereses carnales por las “hijas de los hombres”, es decir los descendientes de Caín, el asesino de Abel, a medida que su población fue extendiéndose. Pero lo que ni unos ni otros explican es por qué “descendieron”  estos descendientes de Set sobre el monte Hermon, por qué de su unión con las mujeres de los hombres (la rama de Caín) nacieron  los nefilim o gigantes, ni tampoco por qué ésta rama familiar de Adán y Eva poseía un nivel de conocimientos tan alto respecto a la cainita.

Además, dentro de las propias iglesias o confesiones religiosas citadas, jamás ha existido un claro consenso al respecto, pues no se llega a comprender del todo por qué a ojos de los de “arriba” y del propio Dios, los descendientes de Set o “hijos de Dios” incumplieron mandamiento alguno uniéndose y tomando por esposas a las “hijas de los hombres” o descendientes de Caín, todos a su vez descendientes de Adán y Eva, e incluso refiriéndose en último caso a prácticas de la poligamia, pues, bastaría recordar que no fue hasta la llegada de Cristo que se eliminó esta costumbre, que una y otra vez podemos ver en las narraciones del Antiguo Testamento de la mano de personajes que contaron con todos los favores de Yahvé, el único Dios, como fueron los casos por ejemplo de Abrahán, Lamec, Jacob o David, todos ellos poseedores de más de una esposa a la vez.

En el sentido teológico más estricto y dejando a un lado los “juegos malabares” a los que los exégetas han tenido que recurrir para poder explicar cosas… “inexplicables”, este grupo de “hijos de Dios” o “grigori”, que es el nombre griego de “observadores o vigilantes” con el que se les denomina en otros textos bíblicos y apócrifos, serían un grupo de ángeles castigados por Dios, que en cierta forma rememoraría al de otro grupo de “ángeles caídos” mucho tiempo atrás bajo el liderazgo de Lucifer, que se atrevieron directamente a enfrentarse a la autoridad de Dios, cuando éste creó al hombre. A diferencia de Lucifer y sus ángeles rebeldes, Samyaza, Azazel y el resto de compañeros que descendieron sobre el Monte Hermon, su motivación fue bastante más banal o material. Son los propios teólogos más clásicos, quienes señalan que el “gran pecado” de este grupo de observadores o vigilantes, consistió en enamorarse y reproducirse con mujeres de la Tierra, habiendo posteriormente enseñado a los hombres, la creación de armas y el arte de la guerra, consiguiendo así traer al final el caos y el desorden a la raza humana.

La lógica más aplastante, y la consecución de hechos y consecuencias determinan que, los doscientos “grigori” tenían como misión principal encomendada, la vigilancia y observación desde las alturas de los humanos, con la orden clara y concisa por parte de la superioridad de los Elohim (señores), de no intervenir en los asuntos internos de la humanidad, y mucho menos mezclarse con ellos. Si observaban y vigilaban desde las alturas lo harían desde algún tipo de vehículo o nave aérea que orbitase alrededor de la Tierra. Las dificultades técnicas, las penurias diarias a bordo de la nave y la atracción sexual que sentían por las hembras humanas determinaron la deserción y el abandono de sus puestos de observación. Una vez descendidos sobre la Tierra dispusieron de una gran cantidad de tiempo para unirse a las hijas de los hombres y tener descendencia. Del mismo modo, y durante un largo periodo de tiempo, enseñaron a la humanidad lo que para ellos sin duda, no eran más que rutinarios métodos de supervivencia en un mundo lejano al suyo. Su intervención supuso un salto evolutivo no controlado, trayendo una serie de desequilibrios entre los hombres no calculados ni intencionados a priori por ellos.

Una vez detectada su deserción y el incumplimiento de las normas bastante tiempo después, de lo que se deduce que estaban en un punto lejano a la Tierra, se procedió por parte de los “ángeles buenos” enviados por los Elohim, a restablecer el orden y castigar a los desertores. La aparición de algunos gigantes y del propio Azazel en textos bíblicos que narran hechos posteriores al Diluvio Universal, parece indicarnos que algunos de los protagonistas lograron sobrevivir al castigo al que fueron condenados:

“…El Señor dijo aún a Rafael: -Encadena a Azazel, de pies y manos, y arrójalo en las tinieblas; y abre el desierto que está en Dudael, y lánzalo allí…”

Es precisamente en el desierto, exactamente en el del Sinaí, durante el éxodo del pueblo de Israel, que Moisés y los suyos guiados por Yahvé, entran en los terrenos de Azazel y ofrendan un chivo para él. ¿Por qué tanto honor para un desertor rebelde? De igual manera no nos queda más que preguntarnos, ¿resulto efectivo el diluvio para acabar con los gigantes? La propia Biblia en el Deuteronomio 3:11 afirma:

“…Og fue el único gigante que quedó vivo, y su cama era de nueve codos por cuatro codos de longitud, por cuatro de anchura, según el codo de un hombre…”

En otro de los textos apócrifos conocidos, El Libro de los Jubileos, se hace referencia a estos doscientos observadores con el nombre de “hijos de los Elohim”, y tenemos que recordar que Elohim es el plural de El (señor), sin embargo se nos asegura que Elohim es un antiguo plural mayestático de Dios, y así evitar duda alguna de concepción politeísta en los textos bíblicos. Aseguran los textos del Libro de los Jubileos, que se cree escrito entre el siglo II ó III a. C., que estos hijos de los Elohim, eran seres gigantes que bajaron a la Tierra porque carecían de compañía femenina, y que en un principio habían sido enviados para enseñar a la humanidad la verdad y la justicia, pero los placeres terrenales les hicieron apartarse de su verdadera misión.

CARLOS E. CASERO       Paleoastronaútica