OVNIS, EXTRATERRESTRES Y LA POSIBILIDAD DE CONTACTO (4)

¿No podría existir la posibilidad de que haya una inteligencia extraterrestre que ha estado por aquí mucho más de lo que imaginamos y que quizá nos vea como nosotros vemos y usamos de muchas maneras las formas de vida más bajas de este planeta, como recurso, e incluso como alimento? El alimento no necesita ser físico y estos seres simplemente se  alimentan de nuestras emociones y energía.

  “Al aprovecharnos de nuestra introspección, que es el único punto de conciencia que nos queda los predadores crean llamaradas de consciencia que proceden a consumir de manera despiadada y predatorial. Nos otorgan problemas banales que fuerzan a esas llamaradas de conciencia a crecer, y de esa manera nos mantienen vivos para alimentarse con la llamarada energética de nuestras seudo-preocupaciones. Lo que estoy diciendo es que lo que tenemos en contra no es un simple predador. Es muy listo y organizado. Sigue un sistema metódico para volvernos inútiles.”

-Don Juan Matus en “El Lado Activo del Infinito” por Carlos Castaneda

¿Acaso somos la cumbre de la creación de Dios, y tan especiales y sagrados que nadie más que nosotros mismos nos dañaría, controlaría, manipularía o consumiría? ¿Realmente somos tan antropocéntricos e ignorantes para pensar de esa manera? ¿Qué sabemos realmente? La humildad no  es nuestra mayor fortaleza. Comúnmente le damos explicaciones poco elaboradas a preguntas incómodas en vez de admitir un “no lo sé”, y esforzarse más para ganar un mayor conocimiento y entendimiento aún cuando se contraponga con nuestras propias acérrimas creencias. Confiamos en la autoridad oficial, ciencia, religión, gobierno, para que nos de las respuestas, para que podamos continuar “ganándonos la vida” sin siquiera pensar demasiado sobre los aspectos más inquietantes de nuestro mundo.  Pero tal vez nuestra “cultura oficial” con sus instituciones también sean un producto y estén influenciados por “Lo Otro”, la “Mente Extraterrestre”, o “Predador” como Don Juan le llamaba. De ahí la desacreditación, el ridículo, y la evitación de este tema en público.  
Generalmente si las personas admiten que pueden haber otras formas de vida visitando este planeta tienden a proyectar cualidades humanas en estos visitantes, rechazando todo lo que no encaje con esta imagen condicionada de “nuestros hermanos espaciales”. 

“Los ETs no se comportaron como se sunponía” es una típica excusa y negación del fenómeno de abducción. Para empezar, ¿quiénes somos para creer saber cómo piensan o se comportan otras formas de vida humana? Algunos abducidos han sido sanados por sus abductores extraterrestres pero quizá con un propósito totalmente diferente que una preocupación bondadosa.” “Las inteligencias superiores toman ventaja, y utilizan, a las inteligencias inferiores de manera parecida a como los humanos utilizamos el ganado. Y con el privilegio de utilizar surge la posibilidad de cuidar…Un granjero se ocupa de sus animales alimentándolos y preocupándose de sus necesidades médicas. Si el pastizal se contamina el granjero sería el primero en proteger sus inversiones”.

 Jim Sparks, abducido.

Una explicación común en los círculos Nueva Era es que los abducidos “atraen” estas experiencias hacia ellos basada en los populares conceptos de la Ley de la Atracción y Crea tu Propia Realidad a veces afirmando que es “por su Karma”. Esto parece más como un escape y justificación sin haber estudiado cuidadosamente los fenómenos. El nuevo despliegue publicitario de enseñanzas Nueva Era de hoy en día, que muchas personas creen sin cuestionar, no deberían justificar nada de lo que no tenga buen aspecto. Millones de niños han muerto en Irak desde el comienzo de la guerra. ¿También decimos, “sólo es el Karma” o “ellos lo atrajeron por sus pensamientos” y sólo los dejamos a su “suerte”?  ¿Podemos ver el mal uso de esas ideas populares cuando enfrentamos tales problemas? Karla Turner declara al respecto:

“Hay una teoría que dice que los abducidos que perciben sus experiencias de forma negativa sólo lo hacen porque ellos mismos no son espiritual o psíquicamente avanzados. Las personas con un desarrollo cósmico superior tienen encuentros positivos con extraterrestres, así la teoría sigue, y aquellos que tienen experiencias dolorosas o aterradoras son sólo unos Neandertales espirituales. Esta es una teoría favorita de los investigadores que afirman que los extraterrestres, ya sean objetivamente reales o no, sirven como “reflejos” de nuestra naturaleza espiritual sobre una base individual o de la especie en general. Sin embargo, habiendo trabajado con tantos abducidos decentes, honestos, orientados positivamente, yo creo que esta teoría es incorrecta. Peor que incorrecta, es despreciable, tan despreciable como culpar a una víctima de violación por la violencia cometida en contra de ella. Esta actituda hace que muchos abducidos se sientan doblemente violados primero por los extraterrestres que se los llevaron y luego por los investigadores del fenómeno ovni a quienes acuden por explicaciones y ayuda”.

Dra. Karla Turner

Daniel Pinchbeck y otros sugieren que estas entidades abductoras son aspectos de nuestra “psique”  y que cómo las percibimos depende de cómo las “veamos”.  Escribió en “2012: The Return of Quetzatcoalt”:
  

 “¿Los visitantes son ‘reales’ o ‘imaginarios’? Lo son y no lo son. Cualquier entidad sólo posee una relativa realidad, incluyéndonos. Las entidades que se manifiestan en otras formas de consciencia, como los Grises están, al mismo tiempo, separados de nosotros y son aspectos de nuestra propia psique. Nosotros somos el motivo de su manifestación y sólo al conseguir una perspectiva no dualista podemos entenderlos. Debemos aprender a trabajar con los elementales y, también a aliviar su sufrimiento, -es evidente por los relatos de abducción que los visitantes están sufriendo.  Como insectos polvorientos atraídos por el resplandor los Grises ansían nuestras cualidades de cordialidad; a pesar de su sagacidad astuta y tecnológica estas cualidades están más allá de ellos. Ellos son inteligentes y sintientes, y así conscientes de su estatus exiliado. Incapaces de escapar de su condición carente de alma desean arrastrar a los humanos a su mundo inferior, manteniendo sus medias vidas a base de nuestras energías sutiles. Ellos parecen estar utilizando sus tecnologías de ensueño en un desesperado y serio intento de encontrar una manera de salir de su callejón sin salida”.     

Todo existe y a la vez nada existe. Los extraterrestres se encuentran separados de nosostros y al mismo tiempo son parte de nosotros. Mientras que hay una verdad obvia en tales ideas desde una perspectiva superior estas consideraciones son útiles sólo para la expansión de la percepción pero no son útiles para aplicaciones prácticas.  Al sólo desestimar aspectos extraños de la realidad como “existe y no existe a la vez” o “separados de nosotros y, al mismo tiempo, parte de nosotros”, se generaliza la vida con perspectivas espirituales demasiado simplificadas, como “todo es una ilusión” o “todos somos uno”. Hay un peligro al “filosofar” y básicamente “amortiguar” el problema sin ver las limitaciones de tales “verdades superiores” en nuestro estado existencial y de ser. En general, parece haber una tendencia en la arena Nueva Era y en ciertos movimientos de consciencia progresivos de llegar a una aplicación demasiado simplificada de espiritualidad y mecánica cuántica.  También al omitir, con la suposición de que los extraterrestres Grises son “seres que sufren y se mueren por lo que tenemos”, Pinchbeck y otros ignoran mucha de la evidencia e investigación que muestra un panorama bastante diferente. Mirando lo que la Dra. Karla Turner y otros investigadores de la abducción han descubierto parece más probable que los extraterrestres Grises sean tan “sufridos” y “anhelen nuestra cordialidad de alma” como robots realizando ciertas tareas. Los extraterrestres Grises no parecen estar al mando sino que están siendo usados como “zánganos” biogenéticos trabajadores por otros seres más poderosos, tales como reptilianos o insectoides que supervisan los procedimientos y que en realidad parecen ser capaces de “conectarse” a un extraterrestre Gris y trabajar o ver a través de ellos.  Las memorias pantallas implantadas también pueden ocultar y distorsionar lo que un abducido ha experimentado realmente y pintar una imagen falsa de lo que realmente son los Grises. Las memorias pantallas generalmente pueden ser sueños vividos, recuerdos de encontrarse con espíritus o incluso interacciones amistosas con extraterrestres. La hipnosis puede traspasar las memorias pantallas para revelar otra capa de experiencia que a menudo es menos agradable.

“Recuerdo estar tendido ahí, intentando relajarme. Abrí mis ojos, vi una luz roja saliendo del techo, que casi se veía como las auroras boreales”. Dan y Joyce Aaron dicen que la habitación estaba oscura a excepción de la luz inusual que ellos describen más o menos de cuatro a cinco pies (1.22 a 1.52 metros) de diámetro. Ellos dicen que flotó sobre los pies de la cuna de la bebé donde su hija Heather, de un año, dormía. Dan dice que cuando él intentó levantarse se dio cuenta de que estaba inmovilizado. “Creo que esa fue la sensación más aterradora que he tenido en toda mi vida el hecho de no ser capaz de moverme. Yo estaba gritando para que él me ayudara porque yo no podía moverme y no sabía que él también estaba paralizado, y ambos nos sentamos en la cama al mismo tiempo y dije:”¿Qué diablos fue eso?” (Joyce Aaron)
Dan aceptó someterse a una sesión grabada de hipnosis con Carpenter durante la cual revivió esa noche memorable de 1976, la noche en que vio la luz roja sobre la cuna de la bebé. Esta vez, bajo hipnosis, él recuerda más. Él recuerda estar encogido de miedo en un rincón de su cama cuando observó que unos seres extraterrestres sacaron a su hija Heather de su cuna.
“Él fue a la cuna. Él fue a la cuna. La sacó. No puedo moverme. (No puedes moverte. ¿Tienes algún control de lo que te está pasando? Hipnoterapeuta) No. (¿Ahora qué ves que está sucediendo?) Él se la llevó. Se la llevó.”(Dan Aaron)

 Bajo hipnosis distintas, la esposa de Dan, Joyce, recordó la misma secuencia de eventos. Ambos dicen que los pequeños seres los sacaron y a toda la familia la hicieron flotar hasta una nave espacial. “Nunca quise que le sucediera a mi hija. No me di cuenta hasta después de lo que había pasado. Pero cuando se la llevaron no pude hacer nada.” Joyce Aaron

Las abducciones comienzan tan temprano como en la infancia, y pueden ocurrir hasta los últimos días de vida. Algunas personas han sido abducidas cientos de veces. Muchos abducidos están viviendo con miedo sin saber cuando ocurrirá el próximo “secuestro”, sin poder prevenirlo, sin poder hablar de ello por el ridículo obvio del público. Muchos incluso necesitan ocultar estas experiencias de sus familias.  Algunos están tan confundidos que se vuelven locos, hasta suicidarse. 
Karla Turner indicó una cantidad de pasos que los abducidos podían tomar para encarar la provocación extraterrestre:

– Edúcate sobre el fenóeno; hay cierto control en el conocimiento.
– Erradica el miedo; es a través del miedo que las entidades negativas mantienen el control. La ira es una defensa más efectiva que el miedo.
– Los abducidos deberían ser conscientes de cómo están reaccionando; deberían aprender a abstraerse  y a mantener la perspectiva.
– Mantener una buena calidad de vida.
– Ser realista en cuanto a lo que se puede o no hacer.
– Mantenerse cercanos a sus familias.
– Confiar. No tienes que cargar el peso de esto sin poder hablar al respecto.

Los abducidos han informado que la ira y enfadarse con las entidades de hecho ayuda. También al educarse a sí mismos y al aprender más sobre el fenómeno de abducción y ovni pueden crear una percepción que parece ofrecerles protección. Como dice el dicho: “El conocimiento protege, la ignorancia nos pone en peligro”.

“Yo creo que necesitamos reconocer que los engaños son empleados en casi cada nivel de esta interacción para imposibilitar a los abducidos conocer los verdaderos eventos y las verdaderas entidades implicadas en estos encuentros. Para mí, quizá sólo como sospecha, esto implica que hay algo al respecto que no quieren que sepamos y a menudo lo que parece haber por los informes es que hay algo dentro de nosotros, de los humanos, algo de lo que podemos ser capaces, algo de resistencia o alteración de este escenario que los abductores categóricamente no quieren que sepamos. Ellos hacen lo posible para programar nuestra percepción sobre los encuentros con ellos:  Que somos subordinados, que estamos indefensos, o que somos dependientes, o que les pertenecemos…., la lista sigue y sigue.  Y ellos pasan por una gran cantidad de problemas para convencernos de cualquier manera de que nosotros no podemos hacer nada para controlar estas situaciones. La buena noticia es que en unos cuantos casos en los últimos años eso no se ha mostrado así. Los abducidos están descubriendo más y más instancias específicas en las cuales fueron capaces de resistir las sugestiones ilusorias en las cuales le pueden decir “NO” a los procedimientos y de hecho han sido capaces de liberarse de verdaderos controles. Esto para mi es un gran paso adelante y yo creo que será algo edificante. Con un poco de suerte encontraremos a abducidos que comprendan que hay maneras de cambiar todo este patrón de actividad.

(Dra. Karla Turner)

Pero lo que es muy perturbador es la completa negación de este problema, no sólo en la comunidad científica ortodoxa, sino que especialmente en el movimiento “progresivo” por la verdad y en el movimiento Nueva Era. 

“La idea de que hombres, mujeres y niños puedan ser extraídos en contra de su voluntad de sus casas, coches y del patio de la escuela por extraños seres humanoides, sean subidos a una nave espacial y que estén sujetos a procedimientos invasivos y amenazantes es tan aterradora, y aún así tan demoledora para nuestras nociones de lo que es posible en nuestro universo que la realidad del fenómeno ha sido ampliamente rechazada sin explicación o distorsionada de forma brutal en la mayoría de las versiones de los medios de comunicación.”  

John E. Mack, M.D. profesor de psiquiatría en Harvard, de su libro “Abduction: Human Encounters with Aliens”

El tema de las abduciones extraterrestres mayoritariamente es tratado como si no existiera. Y esa es la mejor manera de guardar un secreto.

Traducción: SerSignificaSer

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s