“LOS SUSTITUTOS”, LA CIENCIA FICCIÓN QUE UNA EMPRESA RUSA QUIERE HACER REALIDAD

La ciencia rusa está a cuatro pasos de un robot antropoide inmortal

Científicos rusos están en el camino hacia la creación de sustitutos robóticos de personas que nos harían inmortales

Un mundo en el que los dobles robóticos combinan la solidez de las máquinas con la elegancia y belleza del cuerpo humano, está cada vez más cerca. Al menos así lo creen los ingenieros e investigadores del proyecto ‘Rusia 2024’.
 La empresa rusa Neurobotics está desarrollando un robot que con el tiempo no solo podrá actuar en lugar de una persona, sino convertirse en un nuevo cuerpo humano mucho menos vulnerable que el biológico.
 
El ‘padre’, el empresario ruso Dmitri Itskov, prevé cuatro etapas de la creación del sustituto de la persona: desde un robot humanoide controlable a distancia hasta un avatar-holograma.
 
“Viviremos en otro cuerpo, pero nos acostumbraremos porque nuestra personalidad seguirá siendo la misma; con una diferencia: evolucionará en un cuerpo que ofrecerá muchas más posibilidades. Seremos inmortales”, dice Itskov. En la lista de interesados en obtener su réplica, ya figura el nombre de una estrella de Hollywood, el actor Steven Seagal.
 
De ser un éxito, el proyecto cambiaría drásticamente la sociedad. “Veo un problema en este nuevo tipo de sociedad y es el de la comunicación. El hombre se comportará de manera diferente cuando se encuentre ante un robot. No actuará igual que ante otro humano”, sostiene el sociólogo Ígor Obraztsov.
 
Pero los ingenieros de ‘Rusia 2024’ se muestran más optimistas. “No creo que las personas desaparezcan y está claro que seguirán teniendo hijos, pero los más mayores dispondrán de una alternativa para prolongar su vida: podrán usar un cuerpo artificial”, explica el director de Neurobotics, Vladímir Kónyshev.
 
De hecho, la tecnología de crear robots de aspecto muy natural ya existe. Lo comprueba el ‘geminoide’ del profesor japonés de Osaka, Hiroshi Ishiguro. En una ocasión el científico sentó su doble artificial en una cafetería y el 50% de los clientes ni siquiera notó la presencia del androide.
 
Al superar el reto de imitar el aspecto físico de las personas, los científicos se preguntan qué pasará con el ‘interior’, aunque no lo ven como un gran problema. “Los japoneses siempre hemos creído que el alma puede existir en cualquier elemento. Así que no tenemos ninguna duda en que un robot pueda tener alma”, considera el profesor Ishiguro.

 
 

//

Russia Today

Anuncios

ALTERNATIVAS DEL FUTURO: FUTURISMO Y LA NUEVA PSEUDORELIGIÓN

¿Cuál será el futuro de la humanidad y qué clase de innovaciones tecnológicas conllevará? Mientras hay en efecto muchos pronósticos apocalípticos entre las proyecciones de destacados futurólogos en la actualidad, hay también una gran cantidad de opiniones sobre lo que la ciencia futura traerá a la humanidad, muchas de las cuales parecen desdibujar las líneas entre la ciencia ficción y la misma religión.

El concepto de “singularidad tecnológica”, ciertamente es algo que me fascina y en previas entradas, me he centrado en como este concepto puede estar relacionado con el estudio serio de la ovnilogía; de hecho mi nuevo libro The UFO Singularity (La Singularidad OVNI) también aborda la conexión entre el estudio de la ciencia futura y el fenómeno ovni. Sin embargo, hay también aspectos del llamado carácter “singularitariano” que parece, como he sugerido con anterioridad, bordear lo espiritual y metafísico.

En efecto, con la idea de singularidad tecnológica propuesta por el prominente líder de hecho del movimiento, Ray Kurzweil, vemos una nueva clase revolucionaria de emergente interrelación entre el hombre y la máquina en la cual nosotros no sólo estamos unidos a una inteligencia fabricada que finalmente nos superará, sino también a sistemas innovadores que mejorarán la existencia humana hasta un punto en que nuestras especies serán literalmente capaces de hazañas sobrehumanas tales como la comunicación telepática, cambio de forma, y por supuesto, la vida eterna. Esto último, es obvio que implica un importante aspecto espiritual de la encrucijada: si la tecnología que creamos no destruye a la humanidad como la conocemos, entonces es probable que nos proporcione la vida eterna. En otras palabras, con la singularidad tecnológica a los seres humanos se les ofrece mucho de lo que las enseñanzas judeocristianas han inculcado a la sociedad occidental…, aunque con la ausencia del creador divino que establece tales posibilidades.

Teniendo todo esto en cuenta, es un poco extraño cuán precavidos parecen encontrarse los “singularitarianos” cuando les abordan aquellos de nosotros que estudiamos fenomenología y lo inexplicado (sí, las dos áreas guardan muchas similitudes). En el blog Secret Sun, Christopher Knowles cuenta con exactitud esta rara dicotomía, en particular entre los partidarios de la singularidad y el transhumanismo, las opiniones sobre sus creencias futurísticas, en comparación con lo inexplicado y aquellas materias consideradas “fringe” (alternativas, marginales).

“Yo escribí a un bloguero transhumanista con la esperanza de obtener una entrevista y el rehusó, afirmando que The Secret Sun era “demasiado alternativo” para él. Porque el Transhumanismo está muy “establecido”. Correcto.
Lo que realmente significa es que el no quería arriesgar un asiento en el chollo de Kurzweil por ser asociado con alguien ajeno a la fe que no es parte de los medios aprobados oficialmente.”

Knowles dio en el clavo (aunque con sorna, lo cual en este caso pienso que está justificado). Con la excepción del muy sensato (y gentil) Dr. Ben Goertzel, muchos de los eruditos “singularitarianos” (no espera…. en realidad todos ellos) a los que me he acercado en los últimos meses han rechazado ser entrevistados para The UFO Singularity, sobre la base de que ellos no deseaban verse involucrados en debates sobre temas especulativos. Como me dijo recientemente un joven “singularitariano” en ciernes: “No deseo involucrarme en una conversación especulativa cuando hay tantos y provechosos objetivos científicos dentro del mundo del Transhumanismo.”

Ejem. ¿No hay lugar para la especulación, eh?

Lo bueno es que tenemos muchísimos datos empíricos para sostener la aparición de la inteligencia artificial (o más importante, como surgirá) en los próximos años, así como el enjambre de nanobots que al fin compondrán gran parte de nuestros cuerpos, la telepatía que los humanos adquirirán usando tecnología futura, y una gran cantidad de otras cosas que los esperanzados “singularitarianos” tienen por ciertas en su visión de una humanidad futura mejorada. Además, de muchas formas, lo que nos parece relacionado con esto, es una nueva clase de religión “alternativa”, si se le puede llamar así…  lo que la Singularidad implica, respaldada por unos pocos hechos y prometedoras tendencias, nos parece en gran parte un acto de fe.

Dicho esto, no pienso que una prudente y razonada especulación (sí, aquí se les llama a las cosas por su nombre) sea en sí algo malo. Tal vez podamos aprender o incluso beneficiarnos del estudio de cosas como la Singularidad. Pero si ese fuera el caso… ¿no podríamos también abrir nuestras mentes a la posibilidad que lo mismo podría ser cierto para un razonado, excéptico estudio de la espiritualidad, ciencias metafísicas o incluso los OVNIS? Quizá en este caso una mente abierta entre nosotros nos posibilitará estar en misa y repicando a la vez.

MICAH HANKS

BECs, ¿SINIESTRA AMENAZA O LEYENDA URBANA INCIPIENTE?

En los últimos tiempos, sobre todo en Estados Unidos, están proliferando las noticias sobre unas aterradoras “apariciones” infantiles que causan un tremendo espanto a los testigos. Son los llamados BECs (Niños de Ojos Negros, por sus siglas en inglés, Black Eyed Children). Ya comienzan a aparecer libros, como el precisamente titulado The Black Eyed Children, de David Weatherly, en el que presenta así el fenómeno:

“Ellos sólo quieren entrar. A lo largo del mundo, hay un creciente número de informaciones sobre unos extraños niños de ojos negros. Aparecen en las esquinas, junto a la ventanilla del coche, habitaciones de hotel o incluso barcos. Su piel es pálida, sus gestos son raros y hacen una insistente petición. Quieren ser invitados dentro. ¿De qué se trata exactamente este fenómeno? ¿Son entidades demoniacas? ¿Híbridos alienígenas? Quizás algún espíritu buscando un pasaje a otro lugar. O es simplemente una leyenda urbana nacida de la era de la informática.”

La primera noticia que informa sobre estos extraños infantes, -aunque hay algunos casos en que también aparecen adultos, por supuesto de ojos negros-, la proporcionó el periodista  Brian Bethel el 16 de mayo de 1998.

Ya sea que el testigo se encuentre en su coche en un aparcamiento o en su propia casa, -por supuesto de noche-, de pronto llaman a su puerta o golpean la ventanilla y entonces es cuando los ve. En muchas ocasiones en pareja, son unos niños vestidos con sudaderas con capucha, o gorras deportivas, que afirman que se han perdido o no tienen dinero y necesitan llamar por teléfono por lo que piden insistentemente que se les deje entrar en la casa. El testigo ya de primeras siente un terror inexplicable por la situación y tiene que resistirse a esa especie de hipnótica voz, pero cuando el verdadero horror o casi pánico se apodera de él, es al percatarse, -porque debido a la oscuridad al principio no podía observar bien los rostros-, de que los ojos de estos críos son negros, pero del todo negros. Es decir, no tienen ningún color que no sea el negro en sus córneas o iris, y los testigos en muchas ocasiones los comparan con lo de los tiburones.

¿Qué o quiénes son?¿Representan un peligro? ¿Qué quieren? Por lo que se sabe no han hecho daño aún a ningún testigo presencial, y parece ser que de alguna manera se hallan imposibilitados de entrar por la fuerza en el hogar o en el coche requeridos, por lo que necesitan que se les deje entrar o les acompañen.
Algunos autores como David Icke o Guy Malone afirman que son entidades extraterrestres o demoníacas y que llevan aquí desde hace milenios, conviviendo con nosotros, trabajando y mezclándose sin que nos demos ni siquiera cuenta. Algunos partidarios de la tesis alienígena también aducen vagas referencias de mujeres abducidas sobre niños híbridos medio humanos, medio aliens.

Ya sean demonios disfrazados, espíritus extraviados, híbridos alienígenas, -Demian encontró a ET, como dice Nick Redfern-, o, lo que de momento me parece más factible, una nueva leyenda urbana en expansión, creo que oiremos hablar bastante del término a partir de ahora. Aunque parece que a España y Latinoamérica todavía no han llegado estos inquietantes chavales descarriados.

JUAN PEDRO MOSCARDÓ

 

 

 

 

 

Artículos Relacionados:

ENCUENTROS CON BECS

LA PIRÁMIDE DE KEOPS ESTABA CORONADA POR UNA ESFERA

Un arquitecto catalán reconstruye en primicia la pirámide original de Keops

El arquitecto catalán Miquel Pérez-Sánchez ha reconstruido informáticamente la forma original de la pirámide de Keops y ha descubierto que el monumento –que medía 147,134 metros de altura, estaba cubierta de bloques de piedra caliza blanca y coronada por una esfera– esconde conocimientos científicos avanzados de la civilización del Antiguo Egipto sobre matemáticas, geometría, astronomía y geodesia, entre otros.

La tesis doctoral del arquitecto, en la que ha dibujado la pirámide con una exactitud 100 veces superior a la habitual, ha revelado una arquitectura que contenía conocimientos científicos “insospechados” como el uso del Teorema de Pitágoras dos milenios antes de su descubrimiento oficial por parte del sabio de Samos.

La pirámide, la primera de las siete maravillas del mundo y la única que queda en pie, también esconde el uso preciso del número Pi con seis decimales, el conocimiento del número ‘e’, del número áureo y de las medidas de la Tierra, del Sol y de Sirio –la estrella más brillante del cielo y asociada a Isis– que se anticiparon en más de cuatro milenios.

El monumento está situado sobre la Tierra respecto a un sistema de coordenadas geográficas referido al ecuador y a un meridiano cero objetivo que pasaba por la cima del Everest, y usó como sistema de datación alineaciones astronómicas con el planeta Marte.

Asimismo, conmemoraba el Milenio de la muerte de Osiris que ocultaba, mitificado, el día del Diluevio que se celebraba cada 17 de athyr –tercer mes del clendario egipcio– con cuatro días de luto, y el nombre oficial del monumento, ‘el Horizonte de Khufu’, hacía referencia al horizonte de visión desde su esfera de coronación, que simbolizaba el ojo de Horus.

Pérez-Sánchez, que es arquitecto por la Escuela Técnica Superior de Arquitectura de Barcelona (Etsab) y doctor en Aqruitectura por la Universidad Politécnica de Catalunya (UPC), ofrecerá un ciclo de conferencias en el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) de Catalunya bajo el título: ‘Matemáticas y geometría, astronomía y geodesia en el Antiguo Egipto: el conjunto monumental de Giza’.

EuropaPress

 

LOS SEÑORES DE LAS TINIEBLAS EXTERIORES

Releyendo antiguas lecturas recordadas por actuales paradigmas holográficos he dado con este texto del conocido antropólogo experto en chamanismo, Michael Harner, de sus primeras experiencias visionarias, en las que aparecen algunos pasajes que a su vez me traen reminiscencias de algunos seres últimamente habituales en algunos ámbitos de los que trata esta página. LIBERTALIADEHATALI

Llevaba casi un año viviendo en un poblado conibo a orillas de un lago alimentado por un afluente del Ucayali. Mi investigación antropológica sobre la cultura conibo iba muy bien, pero cuando intenté recabar información sobre sus prácticas religiosas no tuve mucho éxito. La gente era amistosa, pero se mostraba muy reticente a hablar de lo sobrenatural. Por fin, me dijeron que si de verdad quería aprender, tendría que tomar la bebida sagrada de los chamanes, hecha a base de ayahuasca, la “planta del alma”. Dije que sí con una mezcla de curiosidad e inquietud, pues me advirtieron que la experiencia iba a ser espantosa.
A la mañana siguiente, mi amigo Tomás, el más venerable anciano del poblado, fue a la selva a cortar las plantas. Antes de marcharse me dijo que ayunara: poco desayuno y nada de almorzar. Volvió a mediodía con hojas y plantas de ayahuasca y cawa como para llenar una olla de cincuenta litros. Le llevó toda la tarde cocerlo, hasta que sólo quedó una cuarta parte del líquido negruzco. Lo echó en una botella vieja y lo dejó enfriar hasta el atardecer, cuando, dijo, lo tomaríamos.
Los indios abozalaron a los perros de la aldea para que no ladrasen. Me dijeron que los ladridos podían volver loco al que tomara la ayahuasca. Se hizo callar a los niños y el silencio invadió el poblado con la caída del sol.
Cuando la oscuridad engulló el breve crepúsculo ecuatoriano, Tomás vertió aproximadamente un tercio de la botella en un cuenco de calabaza y me lo pasó. Todos los indios observaban. Me sentí como Sócrates entre sus compatriotas atenienses aceptando la cicuta; recordé que uno de los nombres que los pueblos de la Amazonia peruana daban a la ayahuasca era “la pequeña muerte”. Me tomé la poción sin vacilar; tenía un sabor extraño, un poco amargo. Esperé entonces a que Tomás bebiera, pero dijo que, al final, había decidido no participar.
Me tumbaron en el suelo de bambú bajo el gran techo de paja de la choza comunal. En la aldea no se oían más que el chirriar de los grillos y los gritos distantes de un mono aullador, allá en la jungla.
Mientras contemplaba la oscuridad que me rodeaba, aparecieron difusas líneas de luz. Se hicieron más nítidas, más intrincadas, y estallaron en brillantes colores. Venía de un sonido de muy lejos, como de catarata, cada vez más fuerte hasta llenarme los oídos.
Unos minutos antes me había sentido decepcionado, convencido de que la ayahuasca no me iba a hacer ningún efecto. Ahora el sonido de aquel torrente inundaba mi cerebro. Sentí que se me entumecía la mandíbula y cómo se me iban paralizando las sienes. Por encima de mí, aquellas  líneas pálidas se hacían más brillantes y, poco a poco, se entrecruzaron hasta formar un dosel parecido a una vidriera de dibujos geométricos. De un fuerte tono violeta, no dejaban de extenderse como haciendo un tejado que me cubría. Dentro de esta caverna celeste escuché, cada vez más intenso, el ruido del agua y vi unas figuras difuminadas que se movían vagamente. A medida que mis ojos se acostumbraron a aquella penumbra, la escena fue tomando forma: parecía una barraca de feria, un sobrenatural carnaval de demonios. En el centro, cual maestro de ceremonias y mirándome a los ojos, había una enorme cabeza de cocodrilo; enseñaba los dientes y de sus cavernosas fauces manaba un amplio torrente de agua. Paulatinamente las aguas remitieron y con ellas se fue desvaneciendo el dosel, hasta que la escena se resolvió en una simple dualidad: cielo azul arriba y mar abajo. Todas aquellas criaturas habían desaparecido.
Desde donde me encontraba, junto a la superficie del agua, empecé a ver dos extraños barcos meciéndose, acercándose cada vez más. Se fundieron en una sola nave con una enorme proa de cabeza de dragón, muy semejante a la de un barco vikingo.En medio tenía una vela cuadrada. Poco a poco, mientras la nave se balanceaba suavemente allá arriba, oí un rítmico chapoteo y vi que se trataba de un gigantesco galeón con cientos y cientos de remos que se movían al unísono.
Escuché entonces el más bello cántico que había oído en mi vida, agudo y etéreo, que emanaba de miles de gargantas a bordo del galeón. Me fijé en la cubierta y vi una multitud de seres con cabeza de arrendajo y cuerpo de hombre, parecidos a los dioses ornitocéfalos de los frescos funerarios del antiguo Egipto. En ese momento una especie de energía o fluido elemental comenzó a brotar de mi pecho hacia la nave. Aunque era un ateo convencido, tuve la certeza de que me estaba muriendo y que aquella gente con cabeza de pájaro había venido para llevarse mi espíritu en aquel barco. A medida que el alma se me escapaba por el pecho empecé a notar que se me entumecían los brazos y las piernas. Parecía que mi cuerpo se estaba cuajando como el cemento. No podía moverme ni hablar. Cuando aquella sensación de parálisis me llegó al pecho, al corazón, intenté pedir auxilio a los indios para que me dieran un antídoto. Pero no pude articular palabra. Noté el cuerpo rígido como una piedra y tuve que hacer un tremendo esfuerzo para que mi corazón siguiera latiendo. Empecé a llamarle “amigo mío”, “querido amigo”, a hablarle, a animarle a latir con las fuerzas que me quedaban. Entonces fui consciente de la presencia de mi cerebro. Sentí -físicamente- que se había compartimentado en cuatro niveles distintos y separados. El superior, consciente del estado de mi cuerpo, observaba y ordenaba, y se ocupaba de que el corazón me siguiera latiendo; percibía, aunque sin tomar parte alguna en ellas, las visiones que emanaban de lo que parecía ser la parte inferior de mi cerebro. Inmediatamente por debajo de ese nivel había un estrato paralizado, como si hubiera dejado de funcionar por efecto de la droga; simplemente, no existía. El siguiente nivel era la fuente de mis visiones, incluida la nave.
Ahora estaba completamente seguro de que iba a morir. Intenté aceptar mi destino y entonces una parte aún más baja de mi mente comenzó a transmitir más visiones e información. Me “dijeron” que este nuevo material me estaba siendo revelado porque iba a morir y, por tanto, estaba “a salvo” para recibirlo. Eran secretos reservados a los moribundos y los muertos, según me comunicaron. Apenas podía distinguir a quienes me transmitían tales pensamientos: enormes criaturas con aspecto de reptil agazapadas en las regiones más remotas de mi cerebro, donde acababa la espina dorsal. Los entreveía en aquellas oscuras, tenebrosas profundidades. Entonces proyectaron una escena visual ante mí. Primero me mostraron la Tierra tal y como fue hace millones de años, antes de que hubiera vida en ella. Vi un océano, tierra yerma y un cielo azul y brillante. Del cielo cayeron entonces cientos de partículas negras que aterrizaron ante mí, sobre el yermo. Vi que eran unos seres gigantescos, negros y relucientes, con carnosas alas de perodáctilo y rechonchos cuerpos de ballena. No podía verles la cabeza. Se dejaban caer como fardos, exhaustos por el viaje. Me explicaron, en una especie de lenguaje telepático, que venían del espacio exterior y habían llegado a la Tierra escapando de su enemigo.
Me mostraron luego cómo habían creado vida en el planeta para enmascararse bajo múltiples formas y ocultar así su presencia. Ante mis ojos se desarrolló, a escala y con un realismo imposible de describir, el esplendor de la creación y especialización de animales y plantas, cientos de millones de años de actividad. Supe que aquellos seres draconianos estaban en toda forma de vida, incluyendo al hombre. [Ahora podría compararlos con el ADN. Por aquel entonces, 1961, sin embargo, yo no sabía nada sobre tal tema]
Eran me dijeron, los verdaderos señores de la Humanidad y de todo el planeta; los humanos no éramos sino meros receptáculos y servidores de aquellas criaturas. Esa era la razón por la que podían hablarme, desde dentro de mi propio ser.
Estas revelaciones, que brotaban desde lo más recóndito de mi mente, alternaban con visiones del galeón, que casi había completado su tarea de trasladar mi espíritu a bordo; con su tripulación de hombres-pájaro, empezaba a alejarse, arrastrando tras de sí mi fuerza vital mientras enfilaba ungran fiordo flanqueado de colinas peladas y romas. Me di cuenta de que sólo me quedaban unos momentos de vida, pero, qué curioso, no tenía miedo de aquella gente; si iban a proteger mi alma, que se la llevaran. Lo que sí temía es que mi espíritu, en vez de permanecer a flote, pudiera, de algún modo que ignoraba pero que temía, ser alcanzado y utilizado por aquellos monstruos que habitaban el abismo.
De pronto fui consciente de mi humanidad, que me distinguía de los reptiles, nuestros ancestros, y luché por alejarme de ellos, a los que ya empezaba a ver como seres cada vez más ajenos y, no había duda, malignos. Cada latido me suponía un esfuerzo indescriptible. Recurrí a los humanos en busca de ayuda. En un último intento conseguí murmurar una sola palabra, dirigida a los indios: “¡Medicina!”. Vi cómo se apresuraban a preparar un antídoto y supe que no llegarían a tiempo. Necesitaba de alguien que pudiera vencer a los dragones y traté desesperadamente de convocar a algún ser poderoso que me defendiera de aquellos reptiles. Apareció uno ante mi y en ese mismo momento los indios me abrieron la boca y me hicieron tragar el antídoto. Los dragones fueron desapareciendo, hundiéndose en el abismo; ya no había barco ni fiordo. Me sentí tranquilo y aliviado.
El antídoto me procuró un gran bienestar, pero no consiguió que desaparecieran del todo las visiones, más superficiales ahora. Podía controlarlas e incluso disfrutar de ellas: Hice fabulosos viajes por lugares remotos; llegué incluso más allá de la galaxia; podía crear edificios de ensueño y obligar a los burlones diablillos a que pusieran en práctica mis fantasías. A menudo me sorprendí a mí mismo riendo a carcajadas al ver cuán incongruentes eran mis aventuras. Por fin, me dormí.
Me despertó el sol, que se filtraba por el tejado de paja. Me quedé tumbado escuchando aquellos sonidos cotidianos del amanecer: los indios charlando, el llanto de los niños, el cacareo de los gallos. Me sorprendió descubrir que me encontraba bien, descansado y en paz. Mientras contemplaba el hermoso trenzado del techo me volvieron a la mente los recuerdos de la noche anterior. Me esforcé en no recordar más hasta haber cogido una grabadora que tenía en la mochila. Mientras la buscaba, los indios me saludaron, sonrientes. Una anciana, la mujer de Tomás, me ofreció un cuenco de pescado y sopa de plátano para desayunar. ¡Qué bien sabía aquello! Me dispuse luego a grabar mis experiencias antes de que se me olvidara algún detalle. No me resultó difícil recordarlo todo, excepto una parte del trance que no conseguía hacer volver a mi memoria. No había más que un espacio en blanco, como cuando se borra una cinta. Estuve horas intentando acordarme de qué había pasado y al fin lo conseguí; resultó ser la revelación de los dragones, incluyendo lo que me habían dicho sobre su papel en la evolución de la vida en el planeta y su dominación de la materia viviente y del hombre. Descubrir aquello me emocionó sobremanera,y no pude por menos que pensar en que, en teoría, no podía rememorar tales cosas.
Llegué incluso a temer por mi propia seguridad, pues ahora poseía un secreto que, según aquellos seres, sólo les estaba destinado a los moribundos. Decidí compartirlo con otros de manera que saliera de mí y así mi vida no corriese ningún peligro. Instalé el motor fueraborda en una canoa y me puse en camino de la misión evangelista americana. Llegué hacia el mediodía.
Bob y Millie, la pareja que estaba al frente de la misión, eran hospitalarios, compasivos y con gran sentido del humor, mucho más simpáticos que la mayoría de los evangelistas que llegaban de los Estados Unidos. Los conté mi historia. Cuando les describí el reptil de cuya boca manaba agua se miraron, alcanzaron la Biblia y me leyeron el siguiente versículo del capítulo 12 del Apocalipsis:

                    “Y la serpiente arrojó de su boca como un río de agua…”

Me explicaron que, en la Biblia, la palabra “serpiente” era sinónimo de “dragón” y “Satanás”. Seguí con mi relato y cuando mencioné que los dragones procedían de algún lugar lejos de la Tierra y que habían llegado aquí para esconderse de sus perseguidores, Bob y Millie empezaron a ponerse nerviosos. Me leyeron entonces unas cuantas líneas del mismo pasaje del Apocalipsis:

              “Y hubo una gran batalla en el cielo: Miguel y sus ángeles peleaban con el dragón, y peleó el dragón y sus ángeles y no pudieron triunfar y perdieron su lugar en el cielo. Y fue arrojado el gran dragón, la antigua serpiente, llamada Diablo y Satanás, que extravía al universo todo. Fue precipitado en la Tierra, y sus ángeles con él”.

Escuché aquello con sorpresa y asombro. Por su parte, los misioneros parecían admirados de que un antropólogo ateo, tomando el brebaje de los “médicos brujos”, hubiera podido llegar a las mismas santas verdades reveladas en el libro del Apocalipsis. Cuando acabé mi narración me sentí aliviado por haber compartido lo que sabía, pero estaba exhausto. Me quedé dormido en la cama de los misioneros mientras ellos seguían comentando lo que acababan de escuchar.
Por la tarde, en el viaje de vuelta al poblado, la cabeza empezó a latirme al ritmo trepidante del motor; creí volverme loco. Tuve que taparme los oídos para alejar aquella sensación. Dormí bien, pero al día siguiente tenía la cabeza pesada.
Me apremiaba recabar la opinión del más experto conocedor de lo sobrenatural entre los indios, un chamán ciego que había viajado con frecuencia al mundo espiritual con la ayuda de la ayahuasca. Me parecía lógico que mi guía en el mundo de las tinieblas fuera un ciego.
Fui a su choza con el cuaderno de notas y le relaté mi experiencia punto por punto. Al principio sólo le contaba los momentos culminantes; así, cuando llegué a los dragones, me salté lo de su llegada y dije: “Eran unos enormes animales negros, como murciélagos gigantes, más grandes que esta cabaña, y me dijeron que eran los verdaderos amos del mundo.” En conibo no hay una palabra que signifique “dragón”, así que “murciélago gigante” era la expresión más apropiada para describir lo que había visto.
Me miró con sus ojos ciegos y esbozó una sonrisa: “Siempre dicen lo mismo. Pero no son más que los Señores de las Tinieblas Exteriores“.
Como sin darle importancia al gesto, alzó una mano al cielo y sentí un escalofrío en la espalda, pues aún no le había dicho que, en mi trance, los había visto venir del espacio.

MICHAEL HARNER               La Senda del Chamán

 

LA SINGULARIDAD ESTÁ AQUÍ: EL CONOCIMIENTO HUMANO Y LA PRÓXIMA EXPLOSIÓN DE INTELIGENCIA

Cada persona pasa un poco de su tiempo cada día pensando en el futuro. Qué citas tendré que atender más tarde o quizás qué prepararé a los niños para la cena son las más comunes proyecciones mentales de este tipo; en un horizonte más elevado, en dónde estaré en cinco años y cuánto dinero ahorraré antes de jubilarme son la clase de ideas que podría implicar una mayor planificación.
 
Para alguna gente, prever donde estarán unas pocas décadas después es  fácil, y puede suponer no sólo una cuidadosa planificación, sino también altas esperanzas, objetivos y grandes aspiraciones. Esta no es exactamente la cuestión para muchos dentro la informática y la tecnología de la información. De hecho, a muchos les atrae el horizonte de sucesos de la teoría de la relatividad, sustentándose en un no demasiado distante futuro que parece prometer algún suceso singular más allá del cual es difícil predecir la progresión futura de la evolución humana, tanto tecnológica como biológica. Parte de lo cual hace tan complicado determinar la muy probable presencia de la inteligencia artificial, y la incertidumbre que rodea al mundo futuro donde los humanos no serán los seres más inteligentes sobre el planeta.

Tal futuro hipotético del mundo forma la esencia de lo que hoy muchos llaman una “Singularidad”, que esperaría a la humanidad en algún punto de comienzos de este siglo. Uno de los acérrimos defensores para esta Singularidad es el futurista e inventor Ray Kurzweil, quién acuñó el término en su libro La Singularidad está Cerca. Como muchos otros Kurzweil cree que la inteligencia artificial en el futuro será un factor decisivo en la progresión de las especies humanas.  De hecho, de acuerdo con la definición oficial mostrada en la web de The Singularity Institute, el suceso en cuestión se define como, “la creación tecnológica de una inteligencia mayor que la humana”. Sin embargo, mirando las cosas desde una perspectiva que incorpora varias posibilidades como extraterrestres y OVNIS, podría haber ya  entre nosotros aquí en la Tierra una inteligencia superior que la humana.

En efecto, si nosotros asumiéramos por un momento que lo que hacen ciertos objetos volantes no identificados de hecho representa tecnología extraterrestre, muchos factores nuevos deberían se tenidos en cuenta. Por ejemplo, las complicaciones de un viaje espacial que un organismo biológico hipotéticamente debería sufrir, en especial si fuera un viaje como de cientos de años luz o más para alcanzar nuestro planeta, lo que a menudo es citado como una razón para que sea improbable la hipótesis extraterrestre.

Sin embargo, los teóricos de la Singularidad han sugerido un futuro post-Singularidad en el que la humanidad además de vivir junto a una Inteligencia Artificial mayor que la humana, podría fusionarse con ella; en esencia, seríamos humanos en tal futuro, pero una variedad diferente de humanos tal y como existimos hoy, mejorados por medio del uso de “maquinaria” representada por una tecnología tan avanzada que sería virtualmente indistinguible de la biología.
 
 Así, nuestra propia biología fundamental probablemente aún existirá bajo tales circunstancias, pero también será complementada y mejorada por avanzadas nanotecnologías que emergerán en las próximas décadas.

Pero volviendo a la discusión sobre alienígenas e inteligencia extraterrestre, quizás civiliaciones alienígenas (habiendo dominado las tecnologías requeridas para el viaje espacial que superan las nuestras) probablemente habrían llegado a la Singularidad ellos mismos, que resultaría en unos seres de biología mejorada tecnológicamente capaces de llegar más lejos de lo que una mera entidad biológica podría nunca…esto presumiblemente también incluiría el viaje a través del espacio.

Y siguiendo este proceso de pensamiento con algo aún más extraño, si eliminamos totalmente a los extraterrestres de esta ecuación, podríamos plantear la idea (sólo por elucubrar) que un tipo de Singularidad, -aunque limitada-, podría haber ocurrido ya sobre nuestro planeta. Esta es una hipótesis difícil de considerar, incluso muchos la considerarían totalmente improbable, que algo tan extraño y trascendental habría ocurrido entre solo un selecto grupo, sin afectar al resto de la población del planeta. Sin embargo, ¿qué tal si alguna organización secreta (de nuevo sólo lanzamos teorías aquí) podría por ejemplo haber utilizado tecnología oculta durante las últimas décadas, algunas de las cuales probablemente incluso habrían aparecido en informes sobre avanzadas aeronaves que nosotros llamamos ovnis?

Suena como ciencia ficción y, en verdad, eso es casi precisamente lo que estoy presentando aquí. Pero no vamos a olvidar ahora cuantas innovadoras ideas  han venido de las páginas de la ciencia ficción, ya sea el futuro del viaje espacial imaginado por Arthur C. Clarke, las increíbles sociedades futuras de Philip K. Dick, o las explosiones de aturdida inteligencia tecnológica (esto es Singularidad) de Vernor Vinge. Dicho esto, casi sin género de duda hay una variedad de innovaciones “secretas” que ocurren anualmente, y debido a factores como su impacto económico a escala global, muchas son silenciadas para no desbaratar mercados existentes (especialmente esto es el caso de la industria petrolífera). Si cualquier grupo podría haber tenido acceso a tecnologías extraordinarias la opinión pública no lo sabría, y ese grupo también podrían haberse beneficiado de ello de maneras que la población no.

Cierto que parece superficial pero en líneas generales esto perfila la posibilidad, como mínimo, en lo que se refiere a como una “limitada” Singularidad podría haber incluso ocurrido aquí en la Tierra…. y si eso fuera el caso, ¿como podría la gente como tú o yo interpretar las cosas si pudiéramos vislumbrar fugazmente por ejemplo, extraños objetos de apariencia foránea zumbando por nuestros cielos?
 
En esencia,  esos hipotéticos apasionantes escenarios, cada uno más grande que la inteligencia humana actual, podría también indicar el modo que una inteligencia post-Singularidad estaría ya presente en la Tierra. Así, más que a la vuelta de la esquina, la evidencia de una Singularidad tecnológica esperada para dentro de varias décadas podría ya ser visible, en ocasiones, en lugares como nuestros cielos. La “Singularidad” está en realidad aquí, según tales criterios, y la evidencia de un vasto y extraño futuro del todo diferente del actual ha estado ya aquí mismo junto a nosotros mucho tiempo.

MICAH HANKS

LOS ACECHADORES DE LAS SOMBRAS

Se narran por todo el mundo historias de Sombras andantes. Algunas de ellas deambulan unos momentos por nuestras vidas; otros permanecen durante años. Casi nunca los testigos pueden ofrecernos los rasgos de esos “más oscuros que la noche”, entidades con forma humana y en ocasiones unos llameantes ojos rojos. Los seres de la Sombra a menudo aparecen vestidos como un monje medieval, llevando un sombrero (a lo Indiana Jones), o calvos y asexuados. Esas entidades pueden simplemente atravesar nuestra habitación en la noche para  nunca ser vistos de nuevo, mientras otros acechan en el umbral, simplemente mirando, día tras día. Aun otros parecen comportarse como succionadores de la energía provocada por el miedo que suscitan.

¿Qué son? Yo he estudiado el fenómeno de los seres de la Sombra desde hace una década, y he llegado a la conclusión de que el término “seres de la Sombra” es un cajón de sastre para entidades que exhiben ciertas características -pero sus orígenes pueden ser muy diferentes. A través de la investigación y la experiencia personal, he categorizado  a esas criaturas por su comportamiento.

Sombras Benévolas: Parece viajar brevemente a través de la vida de una persona. Yo vi a esas entidades de niño. Parecían caminar con un propósito por mi habitación, nunca me prestaron atención y jamás se apartaron de su camino. Nunca sentí un gran temor, sólo el de ver un intruso, una oscura figura humana,  pasear por mi habitación.

Sombras Negativas: Aunque esos Seres de las Sombras tienden simplemente a acechar, se asocian a un sentimiento de terror sobrenatural.

Sombras de Ojos Rojos: También son negativas, y miran fijamente con llameantes ojos rojos. Las víctimas a menudo dicen que sienten que se alimentan de su terror.

Sombras encapuchadas: Vestido como un antiguo monje, las personas que los encuentran relatan que muestra una profunda furia  hirviente tras su negra capucha.

El hombre del sombrero: Es la entidad más curiosa. Vestido con un fedora,- sombrero tipo Indiana Jones-, a veces con un antiguo traje de negocios, el hombre del sombrero se aparece a gente a lo largo del planeta.

Los seres de las sombras  pueden ser entidades demoníacas, fantasmas, viajeros interdimensionales, u otros moradores del oscuro reino que nosotros denominamos Lo Desconocido. A pesar de su etiqueta, los seres de las sombras podrían ser más de un sólo tipo de ser. Brad Steiger, autor de “Shadow World”, ha estudiado lo paranormal durante más de 50 años y está de acuerdo, hay muchas explicaciones para los seres de la Sombra. “Yo diría que los testigos están viendo todo el más allá y les da el nombre de seres de la Sombra.”

CIENCIA

Muchos de los encuentros que he recogido de los Seres de la Sombra durante varios años son fácilmente explicables. El testigo despierta para encontrarse con una oscura figura humana en él pórtico de su habitación o inclinado sobre su cama, mirando. Una fuerte sujección de su pecho como el peso de una persona sobre ellos. No pueden respirar. De pronto la asfixia se alivia, y la sombra se ha ido. Este tipo de encuentro es común y la psicología le ha dado un nombre, la parálisis del sueño.

April Haberyan, una profesora de psicología de la Northwest Missouri State University, dijo que muchos de estos encuentros son probablemente productos de sueños. Cuando las personas duermen y entran en fase REM, “es muy común para ellos ver cosas” dice Haberyan. El miedo, la parálisis, y las entidades son normales. “Hay hormonas en el sueño REM que paralizan la mayoría de los grupos de músculos y se llama sueño paradójico”, ella dice,” aunque esto sucede durante la fase REM, ellos no permanecen dormidos y las hormonas están aún en sus cuerpos.
Puede durar ocho minutos y sienten presión en su pecho y pueden ver gente” Cuando el testigo se despierta totalmente, la Sombra se ha ido y todo lo que deja es terror.

Otros encuentros con la Sombra, -así como también fantamas, ovnis, Bigfoot-, pueden ser atribuidos al mismo truco de luces y sombras que nos permite ver rostros en nubes y alfombras. Esos avistamientos pueden ser también debidos a estimulación eléctrica de ciertas partes del cerebro o drogas. El químico Rick Toomey dice que todo lo que altera el balance químico dle cerebro provoca toda serie de problemas “Toda la sensación está en el sistema nervioso y todo es química” dice “si cada neurotransmisor es química, tu puedes causar estragos con eso”.

Sin embargo, muchos encuentros con la Sombra en plenitud de la conciencia y a la luz del día, refuta las lógicas respuestas científicas y deja algo inquietante.

EL MUNDO RELIGIOSO

Aunque muchos informes de encuentros con las Sombras implican a entidades que simplemente aparecen y desaparecen, muchos otros no son tan inocentes. Negativas sombras, de ojos rojos y encapuchados, todas traen un sentimiento de horror cuando aparecen en la vida de alguien. Esas criaturas son conocidas por diferentes nombres, demonios, jinn, sombras oscuras, sgili, pero su naturaleza es la misma.
El obispo James Long, pastor de St. Christopher Old Catholic Church en Louisville, Kentucky, ha estudiado demonología durante años y conoce a la Sombra bien, -para el son algo diabólico. “La Sombras deben ser tomadas seriamente y pueden ser bastante peligrosos”, dice. “cuando un espíritu humano intenta manifestarse por si mismo, su forma es negra o de otra manera conocida como Sombra. Su energía intenta manifestarse por sí misma así que puede aparecer para tener las características físicas que tenía cuando vivía en la tierra.” Esas entidades pueden moverse, comunicarse, y atacar, chupando energía de su víctima humana. “Ciertamente las sombras que atacan son demoníacas por naturaleza y deberían evitarse siempre”, Long dice, “Aconsejaría seriamente a los testigos de una sombra oscura que fueran cuidadosos”.

En el Islam, los sobrenaturales Jinn pueden ser un compañero, o una oscura Sombra depredadora. “Los Jinns son entidades invisibles para muchos musulmanes y el folklore del Oriente Próximo”, dice el experto en religiones Dashti Namaste. “Los Jinns entran y salen del ámbito humano con regularidad, y se cree que cualquier humano es capaz de contactar con un Jinn.”
 Aunque pueden ser benevolentes, algunos Jinns son perversos, apareciendo como oscuras figuras que acechan en ruinas y cementerios, esperando a que un incauto espíritu humano se tropiece con él. El malvado Jinn, mucho más que los demonios de la cristiandad, son impostores  y pueden presentarse a sí mismos como fantamas de un amor para inmiscuirse en la vida humana.

Wahde, un Cherokee, dice que la naturaleza de los seres de la Sombra en la tradición India Americana es oscura. “Tienen forma humanoide pero no proporcionada como una persona normal, su aspecto es más monstruoso.” Esos seres son el producto de los hombres medicina que han extraviado el sendero de la curación. “Habría una clasificación de seres espirituales que son Sombra la mayor parte. Esos seres pueden ser manipulados por mala medicina o mala magia.. También toman esa forma para atacar a otra gente, o los usan como un ataque espiritual.” En lenguaje Cherokee, esos gente oscura medicina son sgili o brujos. “Continúan viviendo de algún modo pero no son considerados necesariamente humanos”.

FANTASMAS

Una familia ve al mismo tiempo una negra figura bajando las escaleras una noche, dirigiéndose a la cocina y luego desaparecer. Un hombre oscuro en un traje anticuado camina a través de la habitación de un niño y baja al recibidor.
Algunos encuentros con Seres de Sombras -benignos como estos- podrían ser espíritus desencarnados vagando por la Tierra. D. H. Parsons, presidente del Bliss-Parsons Institute of Metaphysics in Columbia, Missouri ha encontrado muchas Sombras mientras investigaba. Aunque muchos de sus compañeros consideran a las Sombras demonios, Parsons no está necesariamente de acuerdo. “Mi impresión es que una Sombra es otra representación de la memoria residual de una persona que tuvo tan fuerte personalidad en vida, que un poco de su energía permanece aquí en esta dimensión después de que su espíritu marchara. Muchas veces esos espíritus son amigables, confundidos, o curiosos sobre porqué estamos aquí. Pero no nos han hecho daño, ni siquiera las Sombras.”

VIAJEROS INTERDIMENSIONALES

Muchos encuentros con las Sombras son benignos, como una figura oscura persistente en las esquinas de tu vida, simplemente observando. ¿Podrían esas entidades estar mirándonos desde un reino cercano al nuestro? Marie Jones, autora de libros de ciencia de vanguardia y paranormal, piensa que otras dimensiones podrían ser los hogares de las Sombras. “En mi investigación dentro de la física cuántica y teórica, he encontrado conceptos que realmente abren las posibilidades que para mi que esas entidades de no se sabe donde también podrían venir aquí” dice Jones.

Uno de esos conceptos está envuelto en varias diferentes dimensiones. “Teóricamente, si esos infinitos otros universos existen, realmente no deberíamos ser capaces de acceder a ellos  físicamente. Incluso los físicos teóricos sugieren que quizás las leyes de la física del otro lado les permitan cruzar aquí.”

Aunque algunos físicos juegan con la idea de esos universos múltiples, el físico David Richardson no comparte esa opinión. “Odio traer esto en este contexto, pero si hubiera dimensiones extra….(Las Sombras) podrían en realidad ser personas. Yo soy escéptico al respecto, pero es posible. Estamos sólo comenzando a entender este tipo de cosas.”

¿Fantasmas? ¿demonios? ¿jinns? ¿sgilis? ¿viajeros? Sean lo ue sean la naturaleza de esas entidades, piense lo que piense de sus intenciones, la advertencia para todos esos encuentros es la misma: proceda con cautela.

JASON OFFUTT

10 LEYES SOBRE EL MISTERIO DE LOS CÍRCULOS DE LAS COSECHAS

El maravilloso tema de los círculos del maíz, que aparecen verano tras verano en multitud de países, siendo el epicentro del fenómeno la provincia de Wiltshire, en Inglaterra, lleva años regalándonos joyas para estudiar, sentir y descifrar como nunca antes se había visto en la historia de la humanidad.

A raíz de los ultimos estudios sobre la extraordinaria temporada del año 2007 con algunas de las mejores creaciones jamás vistas, ufopolis propone un decálogo definitivo para entender el fenómeno. Un decálogo para explicar a cualquier persona lo que define a estos incidentes.

Haley Wood, Ashley, Oxfordshire, Inglaterra. Aparecido el 16 de Julio de 2007

 

 

 

 

 

 

-1. Los crop circles auténticos aparecen de madrugada en un 99.95 % de los casos. Esto significa que los creadores de estos diseños no pueden ver el resultado final del dibujo hasta el día siguiente porque no existe luz para ver lo que se hace por la noche.   

-2. Los diámetros y superficies totales pueden llegar a abarcar la extensión de cuatro estadios de fútbol con sus gradas incluidas. En 2009, hubo un diseño que alcanzó los 550 metros de longitud.

Sugar Hill, Upper Upham, Wiltshire, 1de Agosto de 2007 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

3. Los crop circles auténticos son absolutamente perfectos, y están hechos de una sola pieza. No hay modificaciones ni correcciones. Algunos de estos diseños aparecen durante diferentes días, acentuando unos mensajes con respecto a otros.

Cliffords Hill, All Cannings, Wiltshire, 17 de Junio de 2007

 

 

 

 

 

 

 

 

 

-4. Y de ahí, entramos en el tema de los mensajes. Los crop circles auténticos abarcan temas, significados y simbologías que incluyen las matemáticas, la física, la química, la biología, la microbiología, la astronomía (luna, sol, eclipses, asteroides, alineaciones, explosiones de cometas, mapas estelares, conjunciones), la energía en todas sus formas (se han visto crop circles con referencias a la energía solar, a la eléctrica, a la eólica, o a la térmica, entre otras), predicciones (catástrofes como terremotos, o vertidos petrolíferos han aparecido en los crop circles AÑOS antes de que ocurriesen, o predicciones en el comportamiento del sol como las tormentas solares aparecidas meses antes de que ocurrieran, hecho que ni siquiera la propia NASA había podido prever con la mayor tecnología disponible por el hombre), simbologías de religiones o culturas antiguas, o puro simbolismo relacionado con el devenir del hombre y su evolución.

2007Chute Causeway, Mount Cowdown, 26 de Julio de 2007

 

 

 

 

 

 

 

-5. Las plantas aparecen DOBLADAS no rotas ni cortadas. Esta característica es absolutamente fascinante ya que los miles de tallos de las plantas dobladas en cada crop circle no están rotas. Esto acaba con cualquier teoría del fraude ya que en todos y cada uno de los crop circles falsos, las plantas aparecen completamente rotas. En ocasiones los nodos doblados aparecen impolutos por fuera y quemados por dentro, característica aplicable a la variación.

2007East Field, Wiltshire, Inglaterra 7 de Julio de 2007

 

 

 

 

 

 

 

-6. Y es en la radiación donde a nivel científico más nos podemos fijar. Existen variaciones tanto en los campos magnéticos, como en los niveles de radiación dentro del terreno doblado de las plantas de cada crop circle. Por otro lado la fauna de la zona también aparece irradiada en ocasiones. La conclusión a la que se ha llegado es que para que un crop circle se produzca, se debe producir una descarga de energía en un tiempo infinitesimal (muy pequeño), tan pequeño que la piel de los insectos, y la capa exterior de las plantas no se vea afectada, pero sí su interior.

Martinshell Hill, Oare, Wiltshire, 17 de Junio de 2007

 

 

 

 

 

 

 

 

-7. Los crop circles auténticos están exclusivamente diseñados para verse desde el aire, y en ocasiones presentan alineaciones exactas entre sí con monumentos prehistóricos (el lugar en el que aparecen, sin duda está relacionado con ellos). Las alineaciones son perfectas pero las separaciones entre sí en ocasiones rondan las decenas de kilómetros, lo que acrecenta en gran medida la dificultad de realizar este tipo de diseños.

2007Morgan Hill, Devizes, 18 de Mayo de 2007

 

 

 

 

 

 

 

-8. Los crop circles están evolucionando, y los mensajes cada vez se van haciendo más complejos. Mientras que en los primeros años de la década de los 90, el círculo y la línea eran la base principal de los diseños, a partir de 1995 los crop circles auténticos estallan en diseños matemáticos fractales, geometría euclidiana, perspectivas isométricas, puntos de fuga, recreaciones tridimensionales o geometrías de hasta 9 lados. La complejidad y dificultad de realizar estos diseños con un simple ordenador nos da muestras de la imposibilidad de trasladarlo sin luz, y en terrenos privados (propiedades privadas con vigilantes; los crop circles ocasionan daños a los agricultores porque las plantas no pueden ser segadas de manera correcta tras la aparición de un circulo del maíz).

2007West Overton, East Kennet, Wiltshire, 17 de Agosto de 2007

 

 

 

 

 

 

 

 

-9. Los daños generados en las plantas son básicamente económicos pero se ha estudiado que el doblez que tienen las plantas está justo a la distancia mínima de ruptura. 1 milímetro más abajo y la planta ya no podría crecer al año siguiente. El problema es que ese cálculo se realizaría para las más de 80.000 plantas que pueden integrar un diseño de más de 100 metros de diámetro, algo a todas luces imposible.

Westwoods, Marlborough, Wiltshire, Inglaterra. Diseño aparecido el 9 de Agosto de 2007 

 

 

 

 

 

 

 

-10. La relación de este fenómeno con los OVNIS es evidente por las muestras presentadas en los terrenos, las filmaciones, los testimonios, y los propios diseños aparecidos.

Westbury Hill, Westbury 14 de Junio de 2007

 

 

 

 

 

 

 

¿Cuál es el crop circle que más le gustó de este año 2007? ¿Tiene alguna opinión sobre algún punto del decálogo? En los reportaje de ufopolis estamos preparando cientos de articulos sobre lo mejor que ha ocurrido en los anteriores años. Podemos elegir cualquier año de cosechas de crop circles ya que hay muchísima información al respecto. Este tipo de reportajes son muy visuales, muy personales, crean algo en usted que usted no sabe definir pero que existe. Pongale el nombre que usted quiera. Puede llamarlo misterio, inquietante, asombroso. Pero no le ha dejado indiferente y eso es lo que nos levanta de las sillas y nos permite soñar con otros mundos dentro de este.

 

 

 

 

 

 

 

 

2007Milk Hill Wiltshire 27 de Junio de 2009

 

 

 

 

 

 

 

 

 

VICENTE FUENTES              Ufopolis.NET

LA AMENAZA (11)

LA AMENAZA-. The Threat – Revealing the Secret Alien Agenda por Dr. David Jacobs. Síntesis y traducción de Tavo Jiménez
 
 
BIOLOGÍA ALIENÍGENA
 
Los reportes de los abducidos sugieren que los aliens carecen de boca, dientes, esófago, tracto digestivo, estómago, incluso orificios para eliminar residuos. Ningún abducido ha afirmado haberlos visto comiendo. Cuando la abducida Lynne Miller directamente preguntó a los alienígenas qué comían, tras una pausa, uno de ellos respondió: ‘No necesitamos consumir de la sustancia que vosotros sí necesitáis’.
Jacobs:
‘Hasta ahora, cómo los aliens obtienen ‘combustible’ ha sido un misterio. En mi temprana investigación aparecía que la biología alienígena era diferente de la biología humana, pero asumiendo que no había signo alguno de ingesta de alimentos, fácilmente podría pensarse que esas entidades eran similares a robots, dependientes de una fuerza energética interna. Una de las experiencias de abducción de Allison Reed me dio la clave a este enigma.’
 
El Dr. Jacobs narra los entresijos de la experiencia de abducción de Allison Reed, que duró cuatro días y medio. En ella, la abducida fue conducida por un híbrido (mitad humano, mitad alien) a reunirse con su acompañante, un hombre que la acompañaba desde el comienzo de la abducción. El híbrido –equivocadamente- llevó a Allison a una estancia que, aparentemente, estaba en zona prohibida (para abducidos). Era una gran sala circular con techo abovedado. Alllison observó aproximadamente cuarenta depósitos llenos de líquido, dispuestos en forma de herradura alrededor de la estancia circular. Ella escuchó un zumbido y observó una luz amarillenta que manaba –procedente del techo- hacia el centro de la sala.
Durante la sesión de hipnosis regresiva con Allison, ésta le describió a Jacobs lo que allí ocurrió, que viene a ser una suerte de alimentación o toma de combustible líquido mediante absorción cutánea. Y Jacobs añade: ‘La teoría de la absorción está apoyada por las informaciones que tenemos sobre fetos que flotan contenidos en depósitos llenos de líquido, a modo de incubadoras. Muchos fetos no tienen cordones umbilicales, lo que sugiere que éstos (los fetos) no reciben alimento de una placenta. Un alienígena le hizo saber a Diane Henderson, una abducida de Illinois, que los fetos permanecían en líquido para alimentarlos, y que el líquido era nutritivo. La misma explicación le fue dada a Pam Martin (otra abducida). Un alien la condujo a una sala de incubación, y le explicó la función del líquido ambiental en el cual los fetos flotaban, afirmando que éstos tomaban todo lo necesario del líquido’.
 
Jacobs nos cuenta el caso de Susan Steiner, una abducida que fue llevada a una sala guardería donde se le presentó un alienígena con un bebé en brazos. Lo primero que el alien hizo fue procurar que el bebé tuviese contacto con la piel de Steiner, frotando la cabeza y abdomen del bebé con ella. Luego, los alienígenas deseaban que ella alimentase al bebé, a lo que ella se opuso. Puesto que no pudieron forzarla a ello, trajeron un bol con líquido marrón y una ‘brocha’ para que ella cubriera al bebé con aquel líquido. Preguntados sobre el propósito de esto, le respondieron que se trataba de ‘alimentarlo’.
 
Así pues, comoquiera que sean los específicos procesos biológicos de los alienígenas, lo que sabemos es que obtienen ‘combustible’ –procedente de los humanos- de diferentes formas, y que su piel tiene una función excepcional. Pero estos son meros indicios sobre la biología alienígena, puesto que la razón de nuestra ignorancia reside, precisamente, en que ellos no desean que sepamos más. Han implementado una política de secretismo que, con éxito, nos previene de comprenderlos y conocer sus intenciones. El secreto es la piedra angular sobre la que se levanta todo el fenómeno de las abducciones. El éxito de la agenda alienígena depende de ello.
 
LA RAZÓN POR LA QUE SE OCULTAN
 
Jacobs:
‘¿Por qué los ovnis no toman tierra enfrente de La Casa Blanca? ¿Por qué no toman los alienígenas la iniciativa y solicitan reunirse con nuestros líderes? ¿Por qué no promueven un contacto formal? Estas preguntas han sido planteadas por la gente durante años, y merecen una atenta consideración. Aunque estas cuestiones son problemáticas en sí mismas porque están basadas en la asunción de que los alienígenas quieren darse a conocer, establecer contacto con los humanos, y hablar con nuestros líderes. Estas premisas son incorrectas. La evidencia que rodea a los ovnis y al fenómeno de la abducción sólidamente nos señala que no pretenden revelarse ante los humanos, sino que mantienen una estrategia de ocultación’.
‘¿Por qué querrían los aliens mantener el asunto ovni y el fenómeno de las abducciones en secreto? El secreto les beneficia a ellos y desconcierta a los humanos. Oculta los hechos y abastece, infinitamente, las especulaciones. El secreto es responsable del prolongado y hostil debate entre quienes sostienen la realidad del fenómeno de las abducciones y quienes lo desacreditan. El secreto tiene, también, una poderosa y negativa influencia sobre los abducidos. Les causa a ellos (y al público que los escucha), el cuestionamiento de su sanidad mental. Sin secretismo, no existiría controversia sobre los ovnis ni sobre el fenómeno de las abducciones.’
‘Últimamente, los avistamientos ovni no compromete el secretismo. Es imposible basar el análisis de las motivaciones y objetivos alienígenas sobre los avistamientos de ovnis y, ocasionalmente, de sus ocupantes. Debemos concluir, entonces, que los alienígenas marcan, activamente, los términos sobre los cuales nosotros podemos estudiarlos. Han elegido no aterrizar junto a La Casa Blanca. Han elegido no hacer contacto. En los años sesenta del siglo XX, el gran investigador francés Aime Michel brevemente lo etiquetó como “El Problema del No Contacto”.’
 
Seguidamente, el Dr. Jacobs se propone hacer un recorrido sobre las interpretaciones que el fenómeno ha tenido durante las diferentes fases históricas que, desde los años cuarenta del siglo XX, nos han traído hasta aquí.
 
Las hipótesis tempranas (1940-1960)
 
Jacobs:
‘Un avistamiento, cualquier avistamiento, parecería ser inconsistente con una política de ocultación (por parte de los aliens). Si los tecnológicamente superiores alienígenas desean mantener su secretismo, se podría argumentar que ellos habrían de evitar ser vistos por testigos. Pero a finales de los años cuarenta, los investigadores luchan con el puzzle del porqué los ovnis no hacen un contacto formal. Los investigadores sugieren diversas hipótesis sobre el No Contacto. Las primeras teorías apuntan a que la motivación del No Contacto reside en la hostilidad humana, la no interferencia por razones éticas, o en que vienen en misión de reconocimiento. Se incluyen varias combinaciones de los mismos supuestos.
La teoría de los ‘humanos hostiles’ sugiere que los ovnis se mantienen en la clandestinidad porque temen la agresión de nuestro mundo. Esta hipótesis estuvo muy de moda cuando EEUU participaba en los escenarios bélicos de la Segunda Guerra Mundial, Corea, la Guerra Fría, y fue influida por las –entonces muy corrientes- ideas antropológicas de que el hombre era innatamente agresivo, un animal belicoso. La primera reacción a una visita extraterrestre, al menos a niveles institucionales, sería el uso de fuerzas militares para controlar o destruir a los ovnis. De ese modo, se entendía que los ovnis mantenían las distancias debido a que eran presumiblemente pacíficos, especie que evitaba el conflicto. Como el analista de las Fuerzas Aéreas norteamericanas James Lipp sugirió en 1949: “Es difícil creer que una raza tecnológicamente avanzada venga hasta aquí, exhiba sus habilidades de forma misteriosa y, luego, simplemente se marche”. Lipp sugiere que “la aparente falta de un propósito, en sus diversos episodios, es también desconcertante. Sólo puede achacárseles un motivo: que los hombres del espacio sienten que nuestras defensas están ‘fuera de lugar’, sin esperar a ser beligerantes”.
 
Jacobs prosigue:
‘Esta teoría tuvo su expresión popular en 1951, en la película “The Day the Earth Stood Still” (‘Ultimátum a la Tierra’), en la que un ovni toma tierra cerca de La Casa Blanca, y los militares, armados y con tanques, inmediatamente lo rodea. Un soldado dispara y hiere a un extraterrestre salido del ovni. Cuando el alienígena escapa, éste completa su misión en la Tierra, sólo viviendo de incógnito entre los humanos. Así, evitar un contacto público era visto como una reacción preventiva a la inherente hostilidad humana.’
 
Jacobs menciona a uno de los pioneros en la investigación ovni, Donald Keyhole (autor de ‘Flying saucers are real’, 1950), quien defendió que ‘la Tierra había estado bajo una periódica observación desde otro planeta o planetas, desde, al menos, los últimos dos siglos’. Dicha observación, a juicio de Keyhole, respondía a un amplio plan de inspección, sin signos de contacto inminente. Plan que proseguiría hasta que su observación de nuestra especie se hubiese completado.
Sobre la base sugerida por Keyhole, el investigador canadiense Wilbert Smith especuló en 1953 que los extraterrestres, tras observar nuestra belicosa civilización, decidirán dejarnos, por ser demasiado primitivos y no alcanzar el estándar mínimo exigido. Otros investigadores opinaban igual, considerando a los alienígenas como una suerte de antropólogos que practican una política de no interferencia. Según esa teoría, los aliens tendrían una responsabilidad moral hacia nosotros, tratando de protegernos de las consecuencias de un contacto tan desigual.
 
Aime Michel combinó, en 1956, la hipótesis de humanos hostiles y la consecuente no intervención alienígena, cuando sugirió que los ocupantes de los ovnis no entraban en contacto por evitarse el peligro. Pero Michel añade que también habría razones ‘egoístas’ por parte de los alienígenas, dado que de mostrarse abiertamente las distancias entre ellos y nosotros podrían verse reducidas, perdiendo ellos su superioridad. ‘¿Usaríamos nosotros el conocimiento con la misma prudencia con que ellos lo han usado?’, se preguntó Michel.
Posteriormente, Aime Michel sugirió que los alienígenas habrían evitado el contacto para no causar estragos en la vida e instituciones humanas. Y los aliens nos suplantarían en la lucha darwiniana del que mejor se adapta. Y añade que el contacto podría, de algún modo, tener lugar sin nuestro conocimiento, porque los aliens son tan superiores y clandestinos que seríamos incapaces de detectar su actividad o analizar sus motivos.
 
En la década de los cincuenta, un nuevo elemento se introdujo en el debate sobre el No Contacto; aparecieron personas que alegaban estar en constante contacto con amistosos ‘hermanos del espacio’. Unos y otros se encontraban en restaurantes, paradas de autobús y áreas deshabitadas. Aunque los investigadores rápidamente expusieron a los contactados humanos como meros fraudes, las masas se creyeron el cuento.
En los años sesenta, la hipótesis de los humanos hostiles fue abandonándose, aunque la hipótesis de que los aliens venían en plan de reconocimiento se mantuvo.
Entretanto, miles de personas seguían observando avistamientos ovni; los investigadores recogieron miles de reportes de todo tipo de avistamientos, incluido aterrizajes de naves. Se incrementó, incluso, el número de reportes sobre ocupantes de ovnis, en los que los testigos veían a los aliens dentro o cerca del ovni. El caso de Barnie y Betty Hill, a comienzos de los sesenta, alimentó el argumento de que se el contacto se estaba llevando de forma encubierta.
¿Significaba esto que los alienígenas estaban mostrándose en un propósito? ¿Cuál era ese propósito?
 
Las hipótesis posteriores (1970-1990)
 
Ya en la década de los setenta, algunos investigadores comenzaron a teorizar que los ovnis estaban revelándose a sí mismos, lentamente, de forma que los humanos pudieran aclimatarse a la idea de la presencia alienígena. Supuestamente, una revelación brusca y repentina de su existencia afectaría enormemente a todas las instituciones humanas. Miedo, depresión. Aumentarían los suicidios, se produciría una desintegración institucional, habría crisis gubernamental, y otras formas de catástrofe podrían sobrevenir, conduciendo al caos y la anarquía. Así que los aliens no querrían impactar brutalmente a la sociedad humana mostrándose abruptamente.
Por tanto, los aliens habrían permitido a los humanos observar los ovnis como una especie de amortiguador social, aceptándolos gradualmente. Los investigadores (Jacques Vallée entre ellos) teorizaban que los avistamientos nos permitían lograr una forma más elevada de conciencia sobre los aliens, de una forma controlada (por los aliens) que se parecería mucho a la acción de un termostato, controlando (siempre ellos, los aliens) la temperatura.
Parte del diseño alienígena fue permitir la asociación entre el ovni –como objeto extraterrestre- y el escenario espacial; asociación que se introdujo en la cultura popular. De ese modo, los investigadores teorizaron que los aliens jugaban con nosotros como titiriteros, por nuestro propio bien, mientras cuidadosamente supervisaban el conocimiento que, sobre ellos, obteníamos.
 
Jacobs nos dice.
‘El investigador Jacques Vallée expuso una versión de su teoría en ‘The Invisible College’ (1975). Las aleatorias apariciones de ovnis, y las oleadas de avistamientos tomaron importancia para Vallée. Esas manifestaciones de ovnis serían parte de un Sistema de Control diseñado por los alienígenas para “estimular la relación existente entre las necesidades de la conciencia humana y las complejidades que nos rodean, las cuales han de ser comprendidas por ella”. Esto conduciría a lo que Vallé llamó “un nuevo comportamiento cósmico”.
Para Vallée, el fenómeno ovni residía en algún lugar entre el los mundos físico y psíquico. Y estaba enlazado a la conciencia del hombre, llamado a condicionar a la humanidad a fin de que ésta cambiase su observación del mundo y, presumiblemente, la posición del hombre dentro del universo. Así, los ovnis eran parte de un régimen de condicionamiento hacia los humanos, aunque Vallée era poco preciso acerca de los objetivos de dicho condicionamiento.’
 
El progresivo aumento de avistamiento de ocupantes de ovnis a finales de los años setenta y comienzos de los ochenta, dio peso a la hipótesis de que los entes provenían de ‘reinos psíquicos’, inmateriales, en lugar de proceder del espacio. Los alienígenas se mostraban de forma incomprensible para nuestra lógica; eludían el contacto, suspendían la comunicación, parecía que inspeccionaban a los humanos -a quienes paralizaban-, para luego meterse en su nave y desaparecer en vuelo. Los testigos hablan de ovnis que descienden sobre coches en marcha, ‘paseando’ a su lado en las carreteras, o persiguiéndolos. Otros testigos describen objetos que se han materializado enfrente de ellos, para luego desaparecer sin que se les haya visto, siquiera, volar.
 
El investigador y astrónomo J. Allen Hynek luchó con el problema del No Contacto y el aparentemente absurdo comportamiento de los ovnis. Cuando los ovnis empezaron a acercarse a coches y aviones, asustando a las personas, sin mostrar señales de buena voluntad, todo parecía ilógico. ¿Por qué los ovnis y sus ocupantes mostrarían un comportamiento tan bizarro?
Hynek especuló que los ovnis procedían de un universo paralelo, u otra dimensión. En cualquier caso, la facilidad con la que se muestran entre nosotros nos sugiere que los ovnis pueden hacer lo que deseen sin necesidad de llevar a cabo un contacto formal.
El biólogo e investigador Frank Salisbury resumió esas actitudes en 1974, cuando afirmó que ‘los extraterrestres podrían, simplemente, tener sus motivos para no desear un contacto formal, y… nosotros, en este estadio de nuestro desarrollo, simplemente no podemos comprender esos motivos’.
 
Jacobs añade a modo de colofón:
‘Creo que esas anteriores hipótesis son inadecuadas para explicar el fenómeno ovni. Los investigadores han basado sus hipótesis sobre el No Contacto en las evidencias circunstanciales. Además, la mayoría de las teorías han situado el No Contacto dentro de un contexto que tiene al hombre como centro: los alienígenas pueden temer a los humanos, o desear ayudarlos. Como Ptolomeo, quien asumió que la Tierra era el centro del Sistema Solar, la mayoría de los investigadores han asumido que los aliens vienen a la Tierra porque se han dado cuenta de la importancia y singularidad de la humanidad. Esto es lo que la tradición judeocristiana enseña.
En verdad, la mayoría de las tradicionales teorías de un contacto forman tiene sus raíces en el antropomorfismo judeocristiano. Esas teorías, generalmente, han asumido que unas especies alienígenas tendrían un poderoso interés en los complejos procesos de pensamiento, civilización y tecnología humanos. Los alienígenas nos respetarían y compartirían con nosotros su conocimiento científico y tecnológico. Y los humanos se unirían, junto a los aliens, a la comunidad de planetas. Esas asunciones han estado basadas no en evidencias, sino en ideas y procesos mentales derivados de la sociedad y cultura en las cuales esos investigadores vivían.
 
TAVO JIMÉNEZ DE ARMAS                           Conciencia y Evolución 

PALABRAS: EL CAMINO DE LA NADA

Sólo los seres humanos han llegado a un punto donde ya no saben por qué existen. No emplean el cerebro y han olvidado el conocimiento secreto del cuerpo, de los sentidos y de los sueños. No utilizan el conocimiento que el espíritu ha puesto en cada uno de ellos; ni siquiera son conscientes de ello y por eso avanzan a trompicones por el camino de la nada: una carretera pavimentada que ellos mismos nivelan y alisan para llegar más deprisa al gran agujero vacío que encontrarán al final, esperando para tragárselos. Es una autopista rápida y cómoda, pero yo sé adónde conduce. Lo he visto. He estado allí en mi visión y tiemblo al pensarlo.

CIERVO COJO, Chamán lakota, Buscador de Visiones