EL ESPECTACULAR COMPLEJO DE LA TUMBA MOCHICA DE HUACA RAJADA, PERÚ

Mochican-tomb-complex-of-Huaca-Rajada-PeruEn 1987, algunas de las tumbas más extraordinarias del mundo se encontraron en la Huaca Rajada de Sipán, un sitio arqueológico Moche en la costa norte del Perú, que es anterior a los incas por unos 1.000 años. Mientras todo un complejo de entierros no saqueados se ha desenterrado, el más famoso pertenece a El Señor de Sipán, un sacerdote-guerrero mochica que fue enterrado entre riquezas insondables. Los tesoros, junto con una gran cantidad de datos arqueológicos sobre la pequeña civilización de los Moche, están surgiendo continuamente, tanto es así que dos grandes museos han sido especialmente construidos para albergar las antiguas reliquias. El hallazgo es considerado como uno de los descubrimientos arqueológicos más importantes que han tenido lugar en América del Sur.

Los Moche fueron una civilización pre-inca que gobernó la costa norte del Perú hace aproximadamente dos mil años. Ellos construyeron enormes pirámides hechas de millones de ladrillos de barro y crearon una amplia red de acueductos que les permitieron regar los cultivos en su ubicación en el desierto seco. También fueron pioneros de las técnicas de trabajo de metales como el dorado y la soldadura, lo que les permitió crear joyas extraordinariamente intrincadas y artefactos.

Poco se sabe acerca de la civilización Mochica, ya que no dejaron textos escritos para ayudar a explicar sus creencias y costumbres. Sin embargo, el descubrimiento de pinturas detalladas y murales en cerámica y trabajos en las paredes del templo, así como elaboradas tumbas como las que se encuentran en Huaca Rajada, han ayudado a proporcionar conocimientos sobre su cultura y creencias.

El hallazgo del complejo de la tumba de Huaca Rajada fue hecha por el arqueólogo Walter Alva y su esposa Susana Meneses, después de que advirtieran informaciones sobre pobladores locales que salían de la zona llevando tesoros preciosos. Alva, con la ayuda de la policía local, inmediatamente se puso a trabajar asegurando la zona y comenzó las excavaciones. Lo que encontraron fue algo sin precedentes, -fue el primer complejo de una tumba  mochica que había permanecido inalterada por los saqueadores por casi 2.000 años. Fue un hallazgo raro, ya que casi todas las huacas en Perú fueron saqueadas por los españoles durante y después de la conquista española del Imperio Inca.

“Este descubrimiento revolucionó los estudios mochicas en la forma en que el descubrimiento del Faraón Tut cambió  los estudios egipcios”, dijo Alva, “Hemos comprendido de pronto que la gente que habíamos visto en los dibujos – y sus ceremonias, sus rituales – eran reales”.

El complejo de la tumba de Huaca Rajada cerca de Sipán
El complejo de la tumba de Huaca Rajada cerca de Sipán

El complejo de la tumba de Huaca Rajada

Las huacas, como el complejo de Huaca Rajada, eran estructuras asociadas a la veneración y el ritual por los Moche y otras culturas andinas. El término huaca puede referirse a lugares naturales, tales como inmensas rocas, o monumentos que se construyeran para este propósito. Se encuentran comúnmente en casi todas las regiones del Perú y con frecuencia se erigieron a lo largo de las líneas o rutas ceremoniales procesionales, que fueron alineadas astronómicamente a varias salidas y puestas estelares, de acuerdo con la cosmología de la cultura.

La Huaca Rajada, que fue nombrada así después del gran corte realizado a través del sitio por la construcción de una carretera, consta de dos pirámides de adobe que miden 35m y 37m de altura, además de una plataforma baja de adobe. La plataforma y una de las pirámides fueron construidas antes de 300 dC por la cultura Moche, que vivía, cultivando en la región alrededor de 1 al 700 AD. La segunda pirámide fue construida aproximadamente en el 700 dC por una cultura pre-inca más tardía.

Una reconstrucción de la Huaca Rajada que muestra dos pirámides de adobe y una plataforma
Una reconstrucción de la Huaca Rajada que muestra dos pirámides de adobe y una plataforma

Mientras las excavaciones que abarcan dos décadas han revelado catorce elaborados entierros, su propósito original no era un mausoleo, sino un centro sagrado y político de la región. En el entorno inmediato de Huaca Rajada hay otras 28 huacas, cada una mostrando capas sucesivas, que se utilizaron para llevar a cabo las actividades rituales, antes de que un nuevo líder pudiera encargar la siguiente capa. Fue sólo algo secundario que cada capa sirviera finalmente como el lugar de enterramiento para el líder y su séquito.

Cuando comenzaron las excavaciones en Huaca Rajada, los investigadores descubrieron un enorme alijo de 1.137 vasijas de cerámica, que cubrió el esqueleto de un hombre en una posición sentada. Esta postura tan inusual sorprendió inmediatamente a los arqueólogos porque los entierros Moche descubiertos previamente mostraban al difunto acostado boca arriba. Pero había algo más que era diferente, -ambos pies del individuo habían sido amputados, si antes o después de la muerte es desconocido.

Los investigadores llamaron al hombre ‘El Guardián’, porque especularon que había sido colocado en una posición sentada para permanecer en guardia, y sus pies habían sido cortados, tal vez para evitar que dejara su puesto. Como han ido descubriendo los científicos, el hombre sin pies de hecho parece que guardaba algo muy importante,  la tumba de ‘El Señor de Sipán “.


APRIL HOLLOWAY

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s