CUIDADO CON EL HOMBRE DEL SOMBRERO

b012dad2a89042c89157f58ed5494d66Hace un par de noches terminé de leer el nuevo libro de Heidi Hollis, The Hat Man: The True Story of Evil Encounters (El Hombre del Sombrero:  La Verdadera Historia de los Encuentros Maléficos). Este es un libro fascinante que merece ser leído por estudiosos de diversas áreas de investigación, como los ovnis, fantasmas, abducciones alienígenas, demonología, otros reinos de la existencia, el más allá, y mucho más,  incluyendo también a los Hombres de Negro, tema este último sobre el que volveré más adelante.

Conocí a Heidi em 2005, cuando participamos en una filmación de una semana para un programa de televisión que nunca salió al aire, sobre el asunto Roswell de 1947. También sé que Heidi es una hábil escritora e investigadora, y alguien que sabe cómo agarrar la atención de sus lectores y escribir de una manera que es a la vez informativa y entretenida. Y, dicho esto, voy sobre el último lanzamiento de Heidi.

El Hombre del Sombrero es un libro que es tan esclarecedor como inquietante. A través de sus 240 páginas se habla del ascenso,  desarrollo y difusión del espeluznante fenómeno del título del libro. Y Heidi, – como resultado de su investigación, escritos, programas de radio, y la voluntad de ayudar a la gente-, se ha convertido en el innegable punto focal  sobre las informaciones del Hombre del Sombrero.

Todo esto nos lleva a la pregunta más importante de todas: ¿quién, o qué, es el Hombre del Sombrero? Bueno, eso es una muy buena pregunta. En pocas palabras, un número incalculable de personas, que se remonta a un período indeterminado de tiempo, han informado de encuentros con lo que es claramente una entidad malévola con intenciones que no son buenas en absoluto.

En algunas ocasiones el Hombre del Sombrero aparece en una forma oscura (no muy diferente de los infames Gente Sombra, -con quiénes el Hombre del Sombrero está casi seguro relacionado, aunque no sepamos por qué-). En muchas ocasiones, sin embargo, el Hombre del Sombrero aparece en una forma humana normal, con una barba negra y un traje negro y  con un largo abrigo o manto casi siempre negro, también.
cover
Lo más notable de esta escalofriante figura es, por supuesto, su sombrero. A veces, es un sombrero de fieltro (fedora, estilo Indiana Jones, LdH), otras veces es un viejo sombrero de copa. De vez en cuando, es más como un sombrero vaquero. Pero, independientemente de la clase, siempre está presente el sombrero.

Muchos de los encuentros ocurren mientras la víctima se encuentra en un estado alterado distinto, como en el sueño. Relatos de pesadilla de terribles visitas, en las primeras horas de la mañana, del Hombre del Sombrero abundan en las páginas del libro de Heidi. Ninguna de ellos es positiva. Todas son negativas. El Hombre del Sombrero parece atraer o provocar (tal vez, incluso, ambas) la mala suerte, la desgracia, la mala salud, e incluso la muerte. El robo del alma también puede ser una de las horrorosas secuelas de este personaje.

Lo que hace que el hombre del sombrero sea tan difícil de identificar, -en términos de lo que es y lo que representa-, es que él aparece en numerosas situaciones. Los que han incursionado con tableros Ouija han recibido visitas ominosas. Como los abducidos por extraterrestres que han avistado al Hombre del Sombrero en relación con los denominado extraterrestres del tipo “Grises” y “Mantis”. Personas cuyas vidas han cambiado para mal han sido acosadas por el Hombre del Sombrero.

Aún más inquietante, el Hombre del Sombrero parece ser atraído por ciertas familias, -varias generaciones reportan avistamientos de esta cosa taimada y sombría. Y si eso no fuera suficiente, Heidi cuenta cómo el Hombre del Sombrero se entrometió en su propia vida: amigos y familiares denunciaron extrañas  experiencias del estilo Hombre del Sombrero. Al avanzar la investigación de Heidi, también lo hizo lo que parecía ser una conciencia extraordinaria por parte del Hombre del Sombrero que Heidi estaba rastreando.

Esto es algo que he experimentado personalmente en varias ocasiones: cuando buscamos estas entidades algo aparece para alertarlos de lo que estamos haciendo. Heidi también observa cómo unos cuantos testigos del Hombre del Sombrero han tenido sueños proféticos, y pesadillas de un futuro oscuro y apocalíptico que implican una guerra nuclear.

Vuelvo ahora a los Hombres de Negro, que mencioné al principio de este artículo. De la misma manera que Heidi obtiene una gran cantidad de informes sobre el Hombre del Sombrero, así yo conseguí muchos sobre los Hombres de Negro, habiendo escrito un par de libros sobre el tema y numerosos artículos. Heidi toca el misterio HdN en su libro,  lo cual no es sorprendente, dado que los HdN y el Hombre del Sombrero hombre son muy parecidos.

Pero hay algo más: tengo registrados varios casos donde algunas personas recibieron visitas de HdN después de usar el tablero de la Ouija, al igual que Heidi con respecto al Hombre del Sombrero. Tengo informes de personas que han vinculado brotes de enfermedad con los HdN, que es también un aspecto controvertido del Hombre del Sombrero.

Y no nos olvidemos, cuando, -casi sin ayuda-, a principios de 1950 Albert Bender marcó el comienzo del fenómeno de los Hombres de Negro, los HdN no eran otra cosa que agentes del gobierno. Ellos se aparecieron en su dormitorio, a altas horas de la noche, en medio de un hedor insoportable a azufre. Tenían unos ojos brillantes que rezumaban amenaza. Por si fuera poco, la salud de Bender fue afectada dramáticamente (en el mal sentido, he de destacar) por sus nocturnos visitantes con sombrero.

¿Si creo que el Hombre del Sombrero y los Hombres de Negro son a la vez parte de algo más grande y más interconectado? Sí, yo ciertamente lo creo.

shadowman-300x216Heidi no especula mucho sobre todo esto: ella es de la firme opinión de que el Hombre del Sombrero es, literalmente, una entidad diabólica. Como cristiana, Heidi cree que el Hombre del Sombrero es un siervo del diablo, algo que está jugando un papel importante en la batalla entre el bien y el mal, y por las almas de la raza humana.

Otros pueden tener opiniones diferentes. El hecho importante, sin embargo, es que el Hombre del Sombrero está siendo visto. Y está siendo visto más y más. Algo está pasando. Algo extraño está ahí fuera. Algo que nos quiere. Algo que se burla e incluso nos manipula. Su nombre es el Hombre del Sombrero. E indudablemente deberías leer el libro de Heidi sobreen esta cosa de mal fario.

NICK REDFERN