EL HUMANOIDE DE LAS DIAPOSITIVAS DE ROSWELL…¡¡¡ EXCLUSIVA!!!

caravaca1Un férreo mutismo rodea a las supuestas diapositivas de Roswell desde sus inicios. Poca o ninguna información ha trascendido sobre la misteriosa criatura retratada en ellas. Los ufólogos implicados en su investigación, conocidos como “Dream Team” (Tom Carey, Anthony Bragalia, Don Schmitt…),  aseguran que se trata de un “ser extraterrestre” y que cuentan con suficientes evidencias a su favor, en forma de análisis científicos y opiniones cualificadas, para aseverar tal arriesgada afirmación. Sin embargo, hasta la fecha, ninguno de los estudiosos que han visto las polémicas imágenes han hablado abiertamente sobre el contenido de las mismas y son recelosos incluso de afirmar que las han contemplando. Pero, recientemente, el autor del presente blog, tras contactar con dos investigadores que han logrado tener acceso a las codiciadas diapositivas de Roswell, ha podido conocer, de primera mano, más detalles sobre la enigmática criatura retratada en las imágenes.
Nuestra intención, desde un primer momento era intentar realizar un dibujo lo más fielmente posible a los datos obtenidos sobre el presunto “extraterrestre”. Tras semanas de arduas gestiones y trabajar sobre decenas de bocetos diferentes, nuestro proyecto ha dado sus frutos. Aunque probablemente el “retrato-robot” que hemos obtenido no sea un fiel reflejo de la realidad, los interesados en este interesante suceso podrán conocer, de forma visual, los detalles generales del rostro del supuesto “alienígena” de Roswell, y, lo más importante, podrán descartar los rasgos faciales que, seguramente, no encontrará en el humanoide de las diapositivas…

En junio de 2014, el investigador Anthony Bragalia, uno de los integrantes del Dream Team, dijo que la morfología del cráneo del humanoide de las diapositivas es muy similar a la mostrada en este boceto.
En junio de 2014, el investigador Anthony Bragalia, uno de los integrantes del Dream Team, dijo que la morfología del cráneo del humanoide de las diapositivas es muy similar a la mostrada en este boceto.
Un investigador que ha visto las imágenes ha señalado al autor del reportaje que, el ser de las diapositivas tiene cierto parecido al supuesto humanoide observado por una enfermera en Roswell en 1947, y que fue dado a conocer por Glen Dennis a través de un dibujo.
Un investigador que ha visto las imágenes ha señalado al autor del reportaje que, el ser de las diapositivas tiene cierto parecido al supuesto humanoide observado por una enfermera en Roswell en 1947, y que fue dado a conocer por Glen Dennis a través de un dibujo.

Así es la descripción que hemos obtenido: Las diapositivas muestran un humanoide de unos 90 cm de altura. La cabeza es un poco alargada, con un gran cráneo y una pequeña mandíbula subdesarrollada. El rostro muestra una apariencia relativamente humana. La nariz es corta, pero dentro de la gama de las proporciones humanas “normales”. Los ojos, que están cerrados, son redondos, quizás un poco almendrados, pero también dentro del rango de las proporciones humanas “normales”. Nuestro informador ha descartado, tal y como afirmaban otros investigadores que habían contemplado las diapositivas que el humanoide tuviese aspecto de “insecto”(aunque otro de los ufólogos insiste, que la parte inferior del rostro, boca y barbilla, tiene aspariencia insectizoide). Las orejas también están ubicadas en su lugar correcto. La boca está formada por labios delgados, parecidos a los humanos pero quizás más finos y planos. La boca está abierta pero los dientes, si los tiene, no son visibles. La piel del humanoide es de color castaño. La piel parecía suave y parecía haberse encogido tensa contra los huesos (costillas, piernas, brazos, cráneo), si esto es debido a los efectos naturales de la muerte (saponificación, desecación, etc.) o es el resultado de algún tratamiento post-mortem (embalsamamiento, congelación, etc.) no queda aclarado en la imagen. La cabeza parece haber sido separada de la parte superior de la columna vertebral y luego colocada en un ángulo antinatural en relación con el torso… Tiene un cuello corto, normal.

Boceto obtenido de la descripción.
Boceto obtenido de la descripción.

Lo más destacado de nuestras pesquisas ha sido confirmar que el presunto “alienígena” presenta muchas características, anatómicas y faciales, idénticas a nuestra especie. Lejos de tener un aspecto bizarro, desconcertante o terrorífico, el humanoide retratado en las controvertidas diapositivas tiene un inquietante “aspecto humano”… detalle muy tener en cuenta en futuras indagaciones…

LA NATURALEZA DEL HUMANOIDE DE LAS DIAPOSITIVAS DE “ROSWELL”

La detallada descripción que hemos obtenido del humanoide retratado en las polémicas diapositivas de Roswell es la más completa y definitoria divulgada hasta la fecha. Lo más sorprendente y sospechoso de esta valiosísima información, ofrecida por un investigador muy cualificado, es que el presunto “alienígena” posee muchos atributos propios de nuestra especie, tanto a nivel anatómico como facial. De hecho, aparte de ser una entidad antropomorfa, su rostro tiene rasgos completamente humanos y dentro de las proporciones consideradas normales, como por ejemplo, nariz, orejas,

Si aplicáramos a nuestro diseño la morfología craneal sugerida por el ufólogo Anthony Bragalia lograríamos un resultado similar al presentado en este boceto.
Si aplicáramos a nuestro diseño la morfología craneal sugerida por el ufólogo Anthony Bragalia lograríamos un resultado similar al presentado en este boceto.

labios y ojos. No obstante estas características humanas son acompañadas, y ahí encontramos la raíz del misterio, con algunas variantes más inusuales, como un enorme y alargado cráneo o una barbilla estrecha que en conjunto con una pequeña estatura dan apariencia de “extraterrestre” a la figura. Pero ¿se trata de un fraude?, ¿un muñeco), ¿un ser humano con alguna deformidad o enfermedad? o por el contrario ¿estamos ante la prueba irrefutable de un habitante de otro planeta en poder del gobierno estadounidense?…

Si es cierto, tal y como se indica por parte de los ufólogos que han participado en la investigación de las imágenes, que los informes técnicos señalan que las diapositivas fueron realizadas y reveladas a finales de la década de los cuarenta, podríamos descartar, en un primer momento, el fraude contemporáneo. En este sentido, uno de los investigadores que nos ha facilitado la información confesaba que: “Para mí, el cuerpo parece tener un alto nivel de detalles, incluyendo pequeños dedos, pliegues en la piel, etc. Por eso, no creo que el cuerpo sea una fabricación, como un dummy, un muñeco, un escenario o un elemento de una película. Mi opinión es que el cuerpo corresponde a los restos físicos de una criatura que una vez estuvo viva”.  Además, nuestro confidente también resaltaba que la imagen no era fruto del retoque fotográfico moderno con técnicas digitales. Pero matizaba que: “Tal vez, este ser vivo era un ser humano con trastornos genéticos, o, tal vez no. No lo sé, pero sí sé, que las diapositivas se ha mostrado a patólogos”.  Por tanto, si las imágenes son autenticas, o sea, que fueron tomadas realmente a finales de los años cuarenta, nos plantea una posibilidad más que razonable, alejada del escenario de un fraude elaborado o intencionado. Que una persona ha encontrado, en tiempos recientes, de forma casual unas antiguas diapositivas donde se observa un extraño humanoide de apariencia desconcertante, difícil de identificar como un ser humano, lo que le ha llevado a pensar que trataba indudablemente de un alienígena. Además se daba la circunstancia añadida, para arrojar mayor credibilidad a todo el asunto, que los legítimos propietarios de las diapositivas, y los autores de las imágenes, eran un matrimonio de alta sociedad y con amplios e importante contactos sociales a mediados del siglo pasado.

Los investigadores que han podido ver las diapositivas destacan que no se trata de un burdo fraude o un montaje elaborado con un simple muñeco. Sea lo que sea, el humanoide que se observa en las imágenes, aseguran, corresponde a un ser real... la duda es averiguar si se trata de un ser humano o una entidad extraterrestre...
Los investigadores que han podido ver las diapositivas destacan que no se trata de un burdo fraude o un montaje elaborado con un simple muñeco. Sea lo que sea, el humanoide que se observa en las imágenes, aseguran, corresponde a un ser real… la duda es averiguar si se trata de un ser humano o una entidad extraterrestre…

Todo esto originó que el actual propietario de las diapositivas se pusiera en contacto con varios ufólogos para estudiar la forma de hacer público lo que consideraba unas imágenes trascendentales para humanidad. Dejando claro que quería obtener una suculenta recompensa económica por su sensacional e histórico descubrimiento.
Para validar su arriesgada tesis, el propietario de las diapositivas ha tenido que recurrir a la participación de médicos, forenses, patólogos y genetistas para descartar el origen humano del ser presentado en las imágenes. Si tenemos que fiarnos de las pocas filtraciones que han llegado hasta nuestros oídos sobre estos estudios y análisis, existen, al parecer unas conclusiones de un reputado y afamado genetista europeo que ha descartado por completo que el humanoide de las diapositivas se corresponda a un ser humano enfermo o deforme. Sin embargo estas mismas premisas parecen ser el mayor hándicap de las diapositivas. Pese a todo lo dicho, resulta muy sospechoso, que el presunto “alienígena” de “Roswell” tenga grandes semejanzas con un ser humano, tantas como para que se hayan tomado infinitas precauciones y molestias, con la consulta a diferentes facultativos y especialistas, para descartar que se tratara de una persona aquejada de cualquier tipo de enfermedad, malformidad congénita, o incluso víctima de un inconfesable experimento genético… Pese a esto, otro de los implicados en la investigación insiste en la extrañeza de las imágenes, en comunicaciones con el autor del reportaje, al afirmar que: “las diapositivas no muestran un humano genéticamente deformado… hay muy buenas razones por las que esto es evidente y cuando usted vea las imágenes sabrá a qué me refiero”…
No obstante, sólo la presentación pública  de las esperadísimas evidencias despejara por fin todas las dudas planteadas.

Hilda Ray, la propietaria original de las diapositivas, tenía gran influencia en Midland (Texas), donde ejercía como una reputada abogada con licencia de piloto. Además, algunos investigadores han descubierto que podría  estar involucrada en algún cuerpo de la inteligencia militar durante la Segunda Guerra Mundial. Por otro lado, su marido, Bernerd Ray, fue un geólogo de campo que trabajo en una compañía petrolera en la zona de Nuevo México y en el área de Roswell.
Hilda Ray, la propietaria original de las diapositivas, tenía gran influencia en Midland (Texas), donde ejercía como una reputada abogada con licencia de piloto. Además, algunos investigadores han descubierto que podría estar involucrada en algún cuerpo de la inteligencia militar durante la Segunda Guerra Mundial. Por otro lado, su marido, Bernerd Ray, fue un geólogo de campo que trabajo en una compañía petrolera en la zona de Nuevo México y en el área de Roswell.

PRESENTACION MUNDIAL DE LAS DIAPOSITIVAS DE ROSWELL… 5 DE MAYO DE 2015

El evento de la presentación mundial de las diapositivas de Roswell contará con los siguientes  ponentes Dr. Edgar Mitchell, el sexto hombre en pisar la Luna, así como los ufólogos y expertos en Roswell Tom Carey y Don Schmitt. Se retransmitirá en directo desde el Auditorio Nacional de Ciudad de México, con una capacidad de 10.000 personas. En dicha presentación se detallara todo el contento histórico de las diapositivas.
Según el ufólogo Anthony Bragalia, las diapositivas muestran un cuerpo extraterrestre, saliendo al paso de todas las interrogantes que han surgido en los últimos tiempos sobre la autenticidad de las controvertidas imágenes: “Este humanoide no es una persona deforme, momia, maniquí, simio o el cuerpo de un militar muerto. No es una criatura cuyo origen este en la Tierra. Y dado que las diapositivas de esta criatura se tomaron el mismo año del accidente OVNI de Roswell; o sea, que la aparición de la criatura coincide con las noticias de los alienígenas recuperados en el accidente de Roswell; y dado que la persona que estaba en posesión originalmente de las diapositivas era un geólogo que había trabajado en el desierto de nuevo México a lo largo de la década de 1940, no es arriesgado concluir que estas diapositivas muestran en efecto el cadáver de una de las criaturas recuperadas en Roswell.”

JOSE ANTONIO CARAV@CA

Prohibido la reproducción total o parcial del material incluido en el presente blog sin previa autorización del autor. Propiedad de José Antonio Caravaca.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s