LA BESTIA DE JERSEY

Imagina que eres un niño y crees estar teniendo una pesadilla sobre un tipo que se cierne sobre ti y que lleva una máscara como el villano de La Matanza de Texas…. Imagina que eres ese niño que despierta y tienes delante a algo parecido a Leatherface pero real, muy real….

Todos hemos oído historias del Hombre del Saco, pero para 13 niños en los años 1960, las pesadillas fueron absolutamente reales.

El hombre que sería conocido como la “Bestia de Jersey” nació Edward John Louis Paisnel en 1925. Jersey es la más grande de las Islas del Canal, ubicadas frente a la costa de Francia.

La gente local lo llamó “Ted”, y era un reconocido pilar de la sociedad en la ciudad de Grouville. Paisnel se había casado con una mujer llamada Joan, y la pareja había adoptado algunos niños huérfanos. Paisnel incluso se había disfrazado de Santa Claus para un orfanato local.

Sin embargo, algo le cambió. La suegra de Paisnel, Florence Walden, era propietaria de la residencia de niños de La Préférence. A Paisnel le gustaba visitar la casa, e iba al lugar tan a menudo que algunos de los niños que vivían allí le llamaban “tío Ted”. Sin embargo, lo que era efectivamente Paisnel se mostraba cuando se volvía el Dr. Jekyll.

Como no hay relatos de sus crímenes hasta 1960, no está claro qué le llevó a comenzar su horrible reinado de terror. Sin embargo, después de que el mundo se enterara de sus crímenes, Paisnel fue considerado por algunos informes como un excelente ejemplo de la historia de Jekyll y Hyde. No está claro si sólo actuó durante la Luna llena, pero se creía que había conexión con ella  en algunos de sus crímenes. También hay algunas pruebas que demuestran que en algún momento Paisnel comenzó a adorar a Satanás, incluso construyendo un altar en su aislado aislado.

SUS CRÍMENES

Paisnel tenía una máscara de goma muy desfigurada y perturbadora que se colocaba con una peluca negra cuando se movía sobre sus víctimas. Las fotos lo muestran como Leatherface, el villano de la sierra de cadena de Texas.

Había formado pulseras con clavos que salían de ellos como espinas. Fotos de la cobertura de las noticias del juicio muestran que incrustaba clavos en las hombreras de una chaqueta que llevaba durante sus crímenes, asegurándose que cualquier área que algún infortunado pudiera haber intentado agarrar en defensa propia sólo trajera más lesiones.

Durante 11 años, Paisnel se puso esa máscara y la peluca, atacando a los niños pequeños mientras dormían. Hay informes contradictorios sobre si realmente atacó a los niños en un orfanato adicional a La Préférence, o si lo hacía únicamente en el orfanato de su familia.

Se creyó que usaba cloroformo sobre los niños mientras dormían, deslizando un lazo alrededor de sus cuellos y arrebatándolos de sus camas. Él luego abusaba sexual y sádicamente de los niños.

LA CAÍDA DE LA BESTIA

Paisnel aterrorizó a los niños durante más de una década antes de que su propio miedo lo alcanzara. Había robado un vehículo en preparación para su próximo ataque, pero en el camino a su destino, se encontró con un control de la policía que estaba en ese lugar para investigar un crimen completamente ajeno. Pensando que estaban detrás de él, Paisnel entró en pánico y corrió a través de la carretera antes de acelerar. Siguió una persecución de alta velocidad, pero finalmente Paisnel fue detenido y capturado. La policía se sorprendió al descubrir que Paisnel llevaba la chaqueta y las muñequeras con clavos. La máscara y la peluca también se encontraron en su coche.

Paisnel fue condenado a finales de 1971 por 13 cargos de agresión, violación y sodomía. Fue condenado a 30 años de prisión, pero fue puesto en libertad antes del término completo, y falleció en 1994 en la Isla de Wight.

El juicio de Paisnel reveló que la “Bestia” se había inspirado en el legendario noble francés Gilles De Rais, que fue famoso por atraer a niños a su castillo y sacrificarlos a Satanás. De Rais se convirtió en la inspiración para la leyenda de “Barba Azul”.

Investigaciones recientes en el Reino Unido han suscitado sospechas sobre el alcance de los crímenes de Paisnel, ya que ha habido pruebas que sugieren que podría estar vinculado a varios casos sin resolver de niños desaparecidos. En 2008, las autoridades pudieron vincular Paisnel con el cráneo de un niño encontrado durante las excavaciones en el orfanato.

Al menos un testigo en una investigación de 2015 sobre el abuso en hogares infantiles comentó a las autoridades que había visto al despertar los ojos y la máscara de goma que pertenecía a Paisnel. Sólo el tiempo dirá cuántos otros crímenes serán atribuidos a la Bestia de Jersey.

CrimeFeed