FRAGMENTOS DE UNA FE ALIENÍGENA, PARTE 2

CHRISTOPHER KNOWLES           Estudiosos serios y bien intencionados como Elaine Pagels y Gilles Quispel trabajaron muy duro para traer el gnosticismo de vuelta a la conciencia pública en los últimos 40 años, pero presentaron un gnosticismo que no estoy seguro de que los antiguos hubieran reconocido necesariamente.

El gnosticismo que transmitían en sus libros parecía más un sustituto del digno protestantismo liberal en el que se criaron, y no se enfrentaba del todo con la rareza fundamental de las sectas antiguas. Porque si lees los textos reales ves que el gnosticismo era más proteico que protestante, más unario que unitario.

Miramos a los seres de luz mandeos y a las naves de luz, y tocamos las imágenes de nubes voladoras y columnas de textos gnósticos como la Revelación de los Magos y el Evangelio de Judas y luego lo mezclamos con la Ufología gonzo de John Keel.

Pero hubo otro pasaje de nubes volantes del Apocalipsis de Adán que me tocó la fibra sensible:

Y el octavo reino dice de él que una nube vino sobre la tierra y envolvió una roca. Salió de allí. Los ángeles que estaban sobre la nube lo alimentaron. Allí recibió gloria y poder.

De nuevo, las nubes voladoras que aterrizan y se ciernen y producen “ángeles” y lo que no. Pero algo me pareció familiar en este pasaje; Jacques Vallée, de Dimensiones: Un Manual de Contacto con Extraterrestres, escribió esto sobre la manifestación de la Santísima Virgen María en Fátima, Portugal, unos 30 años antes de que los textos de Nag Hammadi fueran descubiertos:

De una cueva o gruta cercana surgió una nube dorada. Poco después vino una entidad, descrita como una bella dama, que se colocó encima de un arbusto que se movía como si fuera ventoso. En Fátima, había un viento que “cruzaba la montaña sin tocar los árboles”.

La Señora de Fátima se apareció consistentemente en las ramas superiores de un pequeño árbol, cuyos brotes centrales fueron encontrados doblados hacia el este, como si estuvieran inclinados en esa dirección cuando la aparición partió. Lucía, de Fátima, fue interrogada sobre este punto y dijo que “los pies de la Virgen descansaban ligeramente sobre las hojas”.

Este acontecimiento nos recuerda no sólo a Adán sino también a la Revelación de los Magos. Una nube desciende, produce un ser divino que entonces instruye a un terrícola en los caminos del Cielo. El Apocalipsis de Adán no se descubriría hasta dentro de 30 años, así que no hay ninguna posibilidad de que los pequeños niños campesinos católicos del Portugal rural estuvieran haciendo LARPing* con antiguos textos gnósticos para perturbar.
*(Larping (o LARPing) es la abreviatura de “Live Action Role-Playing”. Un juego de rol de acción en vivo es una forma de juego de rol donde los participantes actúan físicamente las acciones de sus personajes. Los jugadores persiguen los objetivos de sus personajes dentro de un escenario ficticio representado por el mundo real, mientras interactúan en el carácter. El resultado de las acciones de los jugadores puede ser mediado por las reglas del juego, o determinado por consenso entre los jugadores){nota de la traducción}

Lo que es especialmente importante aquí es que los eventos en Fátima llevaron a lo que muchos investigadores llaman el mayor avistamiento masivo de OVNIS en la historia de la humanidad, el llamado Milagro del Sol en 1917. Aún más sorprendente es que todo esto se convirtió en uno de los eventos más importantes del catolicismo moderno.

Como hemos visto, la Reina del Cielo y los milagros masivos no son nada nuevo para el siglo XX; acontecimientos similares durante la Segunda Guerra Púnica llevaron a la adopción oficial de la diosa frigia Cibeles en el panteón romano, una diosa cuyo renombre llegaría a eclipsar a la mayoría de las diosas nativas de Roma y rivalizaría con el de la también importada Isis.

Al igual que Keel, Vallée no trabaja bajo el reduccionismo de los dibujos animados de los sábados por la mañana de la gente de los Antiguos Extraterrestres cuando se trata de este tipo de manifestaciones. Vallée ve todo esto como algo mucho más profundo.

Al igual que los gnósticos, ve a estos intrusos numinosos como embajadores de otra dimensión, nada menos que una bofetada en la cara a nuestro concepto de ser mismo, afirmando que “los ocupantes de los OVNIS, como los elfos de antaño, no son extraterrestres. Son los habitantes de otra realidad“.

El abofetear las concepciones de la gente sobre el continuo espacio-tiempo, particularmente cuando está acompañado de narrativas de contacto notablemente lúcidas y consistentes, tampoco hizo que los antiguos gnósticos fueran muy estimados.

Este episodio de Los Hechos de Pedro se parece a cualquiera de las historias de contacto que he leído en la literatura OVNI, hasta el punto de que un ser que se manifiesta aparece de una manera a un grupo de testigos y de manera totalmente diferente a otro (ver: Hill, Betty y Barney). Nótese la “luz como viene en las nubes”. De nuevo, están hablando de un tipo diferente de nube:

Y cuando todos hubieron orado, la sala en la que estaban brillaba como cuando se ilumina, incluso con la luz que viene en las nubes, pero no con una luz como la del día, sino indecible, invisible, tal como nadie puede describir, de tal manera que estábamos fuera de nosotros mismos con perplejidad, invocando al Señor y diciendo: Ten misericordia, Señor, de nosotros tus siervos; lo que podemos soportar, eso, Señor, danos; porque esto no lo vemos ni lo soportamos.

Y mientras estábamos allí tendidos, sólo se levantaron aquellas viudas que estaban ciegas; y la luz resplandeciente que se nos apareció entró en sus ojos y las hizo ver. A quien Pedro dijo: Dinos lo que viste. Y ellas dijeron: Vimos a un anciano de tal hermosura que no podemos declararte; pero otras dijeron: Vimos a un joven, y otras: Vimos a un niño tocándonos los ojos con delicadeza, y también se nos abrieron los ojos.

Sólo estamos raspando la superficie. Pero lo que quería transmitir es que la notable literatura de los mandeos no es de ninguna manera un fenómeno aislado, sino que surgió de una cultura impregnada de una conciencia cósmica llena de todo tipo de vehículos voladores, a menudo descritos como “nubes” o “nubes de luz”.

Pero como se mencionó antes, hay precedentes para este lenguaje en la Biblia Hebrea. Aunque los artistas, a partir de la Edad Media, describieron todas estas “nubes” como nubes, la palabra parece tener otro significado aquí. Como lo documentan extensamente los investigadores de los “OVNIs Bíblicos”, aparece a lo largo del Libro del Éxodo, refiriéndose a la Hueste de las Huestes mientras guiaba a los Israelitas a través del Sinaí como una “columna de nube”.

Como se cita en el libro profético de Nehemías 9,19 : “Por tu gran compasión no los abandonaste en el desierto. De día, la columna de nube no dejaba de guiarlos por su camino, ni la columna de fuego de noche brillaba en el camino que debían tomar”.

En el libro profético de Daniel (7:13), esta visión viene otra vez, asociada con la Divinidad. “En mi visión nocturna miré, y allí delante de mí había uno semejante a un hijo de hombre, que venía con las nubes del cielo. Se acercó al Anciano de los Días y fue conducido a su presencia“.

Evolución: Del popular amuleto alado de disco fenicio Horus al popular amuleto gnóstico Abraxas

Pero como los historiadores bíblicos han descubierto con los textos religiosos ugáricos que fueron desenterrados en 1973, el lenguaje de la Biblia hebrea evolucionó de la antigua religión cananea de Baal. El dios del cielo cananeo es conocido como un ” auriga de las nubes “. Del Baal Ugarita y del Ciclo Anat:

Os digo, oh Príncipe Baal, que declaro al auriga de las nubes: Ahora tu enemigo, oh Baal; ahora tu enemigo herirás. Ahora destruirás a tu adversario. Toma tu reino eterno, tu dominio de todas las generaciones.

La literatura ba’al está llena de huestes celestiales ocupadas trabajando en las “nubes” no nubosas, que recuerdan tentadoramente los textos gnósticos mucho más tardíos. Por supuesto, todo esto será dado por sentado por los teóricos de los antiguos astronautas, pero nos gusta mostrar nuestras matemáticas aquí.

Y por una buena razón. La exégesis estándar de Teoría de los Antiguos Astronautas (TAA) puede ser el camino más directo desde el punto A hasta el punto B, pero siempre ha habido un gran obstáculo para mí; simplemente no parece lo suficientemente alien.

No es tan extraño como para explicar la extrañeza que estos textos se esfuerzan tanto en delinear. Nadie pasó más tiempo con sus cabezas en los informes de OVNIs que Keel o Vallée y ambos terminaron prescindiendo del tipo de pensamiento del Hombre de Marte que todavía domina la ufología y la AAT. ¿Por qué? Porque había demasiadas pruebas que tenías que tirar para clavar esa clavija redonda en ese agujero cuadrado.

Tomemos por ejemplo la Sincronicidad. Tanto Keel como Vallée estaban en ello, observando que la sincronicidad seguía a los OVNIs como un cachorro perdido. Y el abuelo de todas las sincronías, Carl Jung, comenzó su carrera en lo alto y lo raro con este texto justo aquí, con la Liturgia Mitraica del Códice de París.

Ha habido mucho debate sobre si en realidad es mitraico, que se lee más como un texto hermético, a pesar de los gritos a Helios Mitras. De cualquier manera, esto no es técnicamente un texto gnóstico, pero al igual que la Biblioteca Nag Hammadi es una parte importante del canon esotérico occidental y dio inicio a la carrera oculta de uno de nuestros gnósticos modernos más importantes.

Pero como vimos hace unos años, la Liturgia también se parece mucho más a un relato de secuestro, ya que este particular disco solar tiene puertas y ventanas, lo que suena como un motor de cohete con tubos de escape y seres dentro de él haciendo sus cosas. En resumen, suena más como una especie de transbordador espacial que una nave interplanetaria.

Escrito al menos hace diecisiete siglos.

Pero la cosa es que toda esta experiencia comienza con el abducido tropezando con una especie de mezcla de “hierbas y especias”. Y de acuerdo con Graham Hancock, este tipo exacto de experiencia tampoco es desconocido para los chamanes de la ayahuasca. (Nota: tal vez quieras leer la versión de la liturgia con las ayudas visuales aquí):

Es imposible para mí, nacido mortal, levantarme con los resplandores dorados del resplandor inmortal…Respira de los rayos, trazando tres veces más de lo que puedas, y te verás a ti mismo siendo levantado y ascendiendo a la altura, para que parezcas estar en el aire.

No oiréis nada ni del hombre ni de ningún otro ser viviente, ni en esa hora veréis nada de los asuntos mortales en la tierra, sino que más bien veréis todas las cosas inmortales.

Porque en aquel día y hora veréis el orden divino de los cielos: los dioses que presiden se levantan al cielo, y otros se ponen.

Ahora el curso de los dioses visibles aparecerá a través del disco de Dios, mi padre…

Como usted puede ser que imagine con un disco volador que aspira para arriba a seres humanos al azar, este disco parece tener un sistema extractor.

…y de manera similar la llamada “pipa”, el origen del viento que viene. Porque lo verás colgando del disco del sol como una pipa.

Verás el flujo de este objeto hacia las regiones hacia el oeste, ilimitado como un viento del este, si se asigna a las regiones del este – y el otro de manera similar, hacia sus propias regiones.

Y sorprendentemente, los pilotos de este disco parecen bastante alarmados por la presencia del ritualista al principio. Pero luego parecen encogerse de hombros y decir, “oh, sólo otro trotamundos. De vuelta al trabajo”. (La liturgia me recuerda el episodio de Star Trek “Homeward”, en el que Brian Markinson (X-Files, Caprica) interpreta a un aldeano primitivo que se encuentra transportado a bordo del Enterprise y experimenta un terror religioso total ante el conocimiento de una nave que orbita en el espacio.)

Y verás a los dioses mirándote fijamente y corriendo hacia ti. Así que pon el dedo derecho en tu boca y di: “¡Silencio! ¡Silencio! ¡Silencio! ¡Símbolo del Dios vivo e incorruptible!

Entonces verás a los dioses mirándote con misericordia y no apresurándose más hacia ti, sino más bien yendo en su propio orden de asuntos.

Este es realmente el texto antiguo más raro que he leído. Y maldita sea, esto no suena como una nave espacial entrando al hiperespacio. Pero eso es una locura, ¿verdad?

Así que cuando veas que el mundo de arriba está claro y dando vueltas, y que ninguno de los dioses o ángeles te está amenazando, espera oír un gran estruendo de truenos, para conmocionarte.

Inmediatamente después de haber dicho estas cosas, el disco del sol se expandirá.

Y después de la segunda oración, donde hay “¡Silencio, Silencio! y las palabras que lo acompañan, hacen un sonido sibilante dos veces y un sonido de estallido dos veces, e inmediatamente verán muchas estrellas de cinco puntas saliendo del disco y llenando todo el aire.

Si quieres saber por qué creo que esto no es sólo el Sol del que están hablando, oh, quizás sea por el hecho de que ESTE DISCO TIENE JODIDAS PUERTAS. Y un motor muy ruidoso, tengo que decir. Puede que quieran que se lo examinen:

“Y cuando el disco esté abierto, verás el círculo sin fuego, y las puertas ardientes cerradas.”

Di todas estas cosas con fuego y espíritu, hasta completar el primer enunciado; luego, de la misma manera, comienza el segundo, hasta que completes los siete dioses inmortales del mundo. Cuando hayáis dicho estas cosas, oiréis truenos y temblores en el reino circundante; y os sentiréis igualmente agitados.

Entonces abrid los ojos y veréis las puertas abiertas y el mundo de los dioses que está dentro de las puertas, para que desde el placer y la alegría de la vista vuestro espíritu corra hacia delante y ascienda.

Ahora, cuando tomen su lugar, aquí y allá, en orden, miren al aire y verán que los relámpagos bajan, y las luces parpadean, y la tierra tiembla….

Pero aquí es donde las cosas se ponen interesantes. Dentro de otro conjunto de puertas en este disco volador en el espacio, hay otra sorpresa más:

Después de decir esto, verás las puertas abiertas, y siete vírgenes que vienen de adentro, vestidas de lino, y con rostros de áspides. Son llamados los Destinos del cielo, y empuñan varitas de oro.

Querido, los Reptilianos han llegado.

Los reptilianos se han convertido en una especie de cliché en la ufología moderna, pero no es como si fueran algo totalmente nuevo. Según al menos un texto hebreo apócrifo, los Vigilantes también eran reptilianos, ustedes tienen todas las serpientes emplumadas de la mitología mesoamericana, y volviéndonos al tema, los Serafines también eran como serpientes.

Este texto proviene de la biblioteca de Nag Hammadi y lleva el portentoso título, “Sobre el origen del mundo”. Huelga decir que este “carro” era probablemente similar al carro de nubes de Baal:

Y antes de su mansión creó un trono, que era enorme y estaba sobre un carro de cuatro caras llamado “Querubín”… Además, de este carro tomaron forma los setenta y dos dioses; tomaron forma para poder gobernar las setenta y dos lenguas de los pueblos. Y con ese trono creó otros ángeles serpientes, llamados “Serafines”, que le alaban en todo momento.

No necesito recordar a mis lectores que los antiguos egipcios colocaban serpientes en la glándula pineal, en los tocados de la realeza, etc., etc., etc., pero les ruego que tengan en cuenta que uno de los principales cultos gnósticos tomó su nombre de la palabra griega para serpiente:

Los ofitas evolucionaron en Egipto durante el siglo II d.C. y existieron durante varios siglos después. El nombre deriva del griego ‘ophis’, que significa ‘serpiente’, y se relaciona con la gran reverencia que los ofitas tenían hacia la serpiente, una reverencia heredada de la religión tradicional egipcia, y que pasó a la mitología griega en las historias que rodeaban a Asclepios, el dios de la curación.

Los misterios abundan. Por supuesto, algunos de los primeros artefactos que tenemos de una cultura humana establecida son de la asombrosa gente serpiente de Tel al’Ubaid, la cultura mesopotámica pre-sumeriana que esculpió un número de personas con cabeza de serpiente que se parecían notablemente a los llamados ” reptilianos ” de la tradición OVNI.

Este simbolismo es bien conocido por aquellos involucrados en las comunidades de investigación de la TAA y Alta Extrañeza, y está por todas partes en la cultura sumeria, así como en otras culturas antiguas también. Verlo en la literatura gnóstica añade una nueva capa a un misterio que parece profundizarse a cada paso.

Pero la asociación con el Serafín o Serafín con las serpientes también fue usada en el Libro Apócrifo de Enoc, que por pura coincidencia le sucede al azar lucir esa misma imaginería de OVNIs de “nube” que vemos por toda la literatura gnóstica.

Lo cual tiene un sentido extraño, ya que una especie de imaginería OVNI parece vincular todas estas tradiciones apócrifas:

39:1-3 En estos días, los hijos escogidos y santos descenderán del cielo y su descendencia se unirá a los hijos de los hombres. En aquellos días Enoc recibió libros de celo y de ira, y libros de perturbación y de expulsión, y “no habrá de ellos misericordia”, dijo el Señor de los espíritus. Y en aquel tiempo, una nube y un torbellino me arrebataron de la faz de la tierra, y me llevaron hasta el fin de los cielos.

“El Libro de Enoc” es un nombre inapropiado, en realidad son varios libros improvisados. Y está repleto de lo que parece ser el paseo ovni más divertido de todos los tiempos, con Enoc recibiendo un tour por los Cielos y la Tierra por parte de los Observadores no caídos. Observe la extraña descripción de un volcán aquí:

Y me tomaron y me llevaron a un lugar donde los que estaban allí eran como fuego ardiente, y cuando quisieron, aparecieron como hombres, y me llevaron al lugar de las tinieblas, y a un monte cuya cumbre llegaba hasta el cielo. Y vi los lugares de las luminarias y los tesoros de las estrellas y de los truenos y en las profundidades más profundas, donde había un arco de fuego y flechas y su aljaba, y una espada de fuego y todos los relámpagos. Y me llevaron a las aguas vivas, y al fuego del occidente, que recibe toda puesta de sol. Y llegué a un río de fuego en el cual el fuego fluye como el agua y se descarga en el gran mar hacia el oeste.

Estaremos mirando más a Enoc y a los Observadores en el futuro, pero como sucede hay una buena razón por la que tanto las autoridades judías como cristianas rechazaron los libros para su inclusión en el canon – es la misma razón por la que los francmasones probablemente estaban tan fascinados con ellos.

Parece que los Observadores fueron tomados prestados de la religión libanesa (léase: fenicia), trayéndonos de vuelta a esas misteriosas pictografías por las que Jacques Vallée estaba tan fascinado. De Haaretz:

El mito de los Observadores, que nos es familiar principalmente por los textos judíos, comenzó como un mito arameo en el Líbano. La mayoría de sus elementos se comprenden mejor en el contexto del folclore libanés y los hitos artísticos locales, que desempeñaron un papel importante en la memoria histórica ya en el período helenístico.

Los judíos aprendieron sobre el mito a través de círculos apocalípticos, sólo entonces lo conectaron con la historia bíblica de los “hijos de Dios e hijas del hombre” en Génesis 6.

Parece ser que ciertos místicos judíos estaban fascinados por las antiguas representaciones de los hombres voladores y los discos solares y las incorporaron a las historias que escuchaban de los lugareños en el Líbano, y las trasladaron a los antiguos cuentos de los nefilim, casándolas con el antiguo patriarca Enoc.

Las antiguas imágenes grabadas miraban al observador posterior como un vestigio del mundo de los Observadores (Arameo:’irim’), ángeles primordiales que, según la mitología popular, descendieron a la tierra en la antigüedad y legaron la civilización a la humanidad.

Si quieres, son extraterrestres, como los que cuenta Erich von Däniken en su libro pseudocientífico, “Los carros de los dioses”.

Ahh, esos carros de nuevo.

Una de las pictografías de discos voladores fenicios que fascinaron a Jacques Vallée.
Este representa a Melqart (conocido por los griegos como Heracles) luchando contra los grifos.

Y como sospechaba desde hace tiempo, los Observadores eran los dioses de alguien más que fueron literalmente demonizados.

Después de todo, los Vigilantes “enseñaron encantamientos y cortes de raíz” y “enseñaron a los hombres a hacer espadas, cuchillos, escudos, corazas, la fabricación de espejos y la elaboración de pulseras y adornos, el uso de pintura, el embellecimiento de las cejas, el uso de piedras de todo tipo valiosas y selectas, y de todo tipo de tintes, de modo que el mundo se alteró” y “enseñó la ciencia de las constelaciones” y “enseñó a los amargos y a los dulces, el uso de tinta y papel” y todo otro tipo de artes y ciencias útiles, mientras que los Arcángeles simplemente enseñaron a los hombres a humillarse.

Sabías al entrar en detalles que había algo malo en esta historia.

Viendo como comenzamos todo esto con los seguidores de Juan, es apropiado terminarlo por ahora con una referencia a Oannes:

La mitología babilónica ya hablaba de antiguos sabios que eran mitad hombre y mitad pez que emergieron del mar y legaron la civilización a la humanidad. Este viejo mito fue revivido con nueva vestimenta en el Líbano, Siria y la Tierra de Israel en el período helenístico. En su forma judía, el mito tenía un nuevo aspecto: los Vigilantes transmitían conocimientos prohibidos, llevados a los seres humanos en un pecado original. Los portadores del conocimiento en la presente versión no eran peces antiguos que emergieron del mar, sino los misteriosos ángeles que descendieron del cielo.

¿Conocimiento prohibido? Bueno, eso nos lleva de vuelta al centro mismo del gnosticismo, ¿no es así ahora?

Sólo hemos rasguñado la superficie aquí, esto es simplemente el comienzo de una conversación. Pero es un comienzo importante. Continuaré mi estudio de estos textos, habiéndolos visto ahora bajo una nueva luz.

Juego de palabras intencionado.

ACTUALIZACIÓN: En un giro impresionante, una noticia reciente de Al-Arabiya revela que los maníacos del Califato Islámico -actuales opresores de los mandeos- confiesan haber bebido sangre.

El Estado Islámico de Irak y Siria (ISIS) ha conmocionado al mundo con sus decapitaciones y asesinatos en masa y ahora un supuesto miembro ha declarado que al grupo le gusta “beber sangre”.

El autoproclamado militante de ISIS Rabie Shehada, conocido como “el asesino palestino”, hizo la escalofriante declaración en un video recientemente publicado en línea.

“Juro que somos un pueblo que ama la muerte por el amor de Dios como tú amas vivir. Juro que somos gente a la que le encanta beber sangre. Vinimos a matarte”, dijo en el video.

“Amamos morir por Dios tanto como tú amas la vida”, dijo también en la breve filmación.

Se cree que la militante de 26 años es de Nazaret, una ciudad del norte de Israel con una población predominantemente árabe, según un corresponsal de Al Arabiya.

Y de la antigua profecía mandea:

“Y los hombres serán contaminados y durante ese período el hombre beberá la sangre del prójimo. Todo lo que es justo (desaparecerá) , (pero), entre los Nasoreanos, el que es firme y se aferra a estas enseñanzas y esta gran revelación se levantará por el sendero de los creyentes y contemplará el gran Rostro de la Gloria”.

¿Nazareth, Nasoraeanos? Algo se está desarrollando aquí.

CHRISTOPHER KNOWLES    18 Septiembre 2014      The Secret Sun

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s