EL REY POSMODERNO DEL MUNDO

RECLUSE A estas alturas, seguro que muchos de ustedes han oído hablar de la runa de la Conferencia de Acción Política Conservadora (CPAC). Para los que no lo sepan: este evento anual, punto de encuentro del Partido Republicano, se desarrolló entre el 25 y el 28 de febrero de 2021. La CPAC normalmente encuentra la manera de generar alguna controversia menor, pero este año fue especial. Esta conferencia en particular será recordada por el escenario, que parecía tener la forma de una runa odal.

El significado de esta runa es motivo de disputa, pero en general se asocia con la nobleza, el linaje y la herencia. Como tal, se ha utilizado de forma bastante predecible en los tiempos modernos. La Alemania nazi, concretamente las SS, se apropiaron de la runa odal como emblema. Grupos fascistas y nazis más recientes, como el Movimiento de Liberación Blanca de Sudáfrica y la Vanguardia Nacional de Italia, también han empleado esta runa en particular.

Algunos han descrito la runa odal del CPAC como invertida. Es una apreciación bastante justa. Normalmente, las “alas” o “pies” de la runa se colocan en la parte inferior. En el caso del escenario del CPAC, están en la parte superior. Entonces, si esta runa se asocia típicamente con la nobleza (incluyendo los linajes nobles), ¿están estos reyes republicanos señalando que no están a la altura?

Tal vez, pero sospecho que el símbolo del escenario tiene más de un significado. En algunos círculos, es una runa odal. Pero para mí, en la forma invertida, se parece sospechosamente al símbolo de la Cueva del Búho de Twin Peaks. Por supuesto, el símbolo de la Cueva del Búho aparece en una variedad de formas en Peaks, ocasionalmente con las alas hacia abajo como una runa odal convencional. Pero como el símbolo de la Cueva del Búho también está estrechamente relacionado con los búhos, las alas suelen estar hacia arriba. Como la del CPAC.

La primera vez que aparecen los símbolos de la Cueva del Búho es hacia el final de la segunda temporada. Dentro de la Cueva del Búho, aparece en un dispositivo que revela un mapa hacia la Logia Negra. Más tarde se revela que sólo se puede entrar en la Logia Negra durante una conjunción de Júpiter y Saturno, es decir, una Gran Conjunción.

el símbolo tal y como aparece en la Cueva del Búho

Todo esto es interesante a la luz de los desarrollos con en el ARG (juego de realidad alternativa) de QAnon que recientemente traté aquí. Para recapitular: Parece que hay un esfuerzo completo en marcha para llevar a QAnon a las aguas teosóficas con el reciente LARP (rol en vivo) de Shawunawaz y Sabmyk.

El Shawunawaz es una espada mitológica originalmente fabricada por los Reyes de Orión de la Atlántida. A lo largo de los años, la espada fue empuñada por cualquier héroe que se precie: Gilgamesh, Aquiles, Alejandro, Espartaco e incluso Napoleón. En años más recientes, la espada fue devuelta a su legítima propietaria, la princesa persa Ameli Achaemenes, nada menos que por George Soros. La princesa Ameli destruyó la espada para que no se pudiera abusar de su poder, pero parece que ha vuelto a nosotros en estos tiempos difíciles. O posiblemente la princesa Ameli pueda transformarse en la espada de Shawunawaz. No tengo del todo claro ese punto, querido lector.

2 a 1 a que Ameli es un hombre…

De todos modos, la espada ha regresado, de una forma u otra, para que pueda ser empuñada por una entidad conocida como “Sabmyk”, el “gobernante preordenado del mundo”. Este ser vino a la existencia el 21 de diciembre de 2020 -que casualmente fue una Gran Conjunción- o comenzó el proceso de asumir su realeza. De nuevo, no está del todo claro (como gran parte de este mito).

Sabmyk también tiene un símbolo con matices de lo de la Cueva del Búho, y está estrechamente asociado con el 12, el número de árboles de la Arboleda de Glastonbury, a donde también conduce el símbolo de la Cueva del Búho, y donde se puede acceder a la Logia Negra durante la conjunción.

También se dice que Sabmyk tiene 12 generales bajo su mando

También hay otros números interesantes relacionados con Sabmyk:

Los lectores habituales de este blog son conscientes de la importancia del 17

Este personaje de Sabmyk es un poco más que una variación apenas velada del viejo tropo de Maitreya de la teosofía: el Maestro Ascendido de los Maestros Ascendidos, enviado para guiar el desarrollo espiritual de la humanidad en tiempos difíciles. O algo así. Ha pasado por bastantes variaciones a lo largo de los años, tocando todo, desde el movimiento YO SOY y la Iglesia Universal y Triunfante.

“Entonces empezó a ponerse raro….”

En muchos sentidos, era inevitable que QAnon terminara con su propia versión del Maitreya. La gente conectada a ella como Thomas Schoenberger y JZ Knight han estado pregonando el rollo de los Maestros Ascendidos desde hace años. Tarde o temprano, necesitarán su Rey Mundial, ¿verdad?

Realmente, esto es lo normal para la Teosofía y sus derivados. Ya hablamos un poco de esto en un episodio de The Farm el verano pasado, pero vale la pena repetirlo aquí: Uno de los legados definitorios de la Teosofía en el siglo XX fue la “inspiración” que proporcionó a los movimientos políticos autoritarios de varios tipos -el bolchevismo, el nazismo, la sinarquía, e incluso el movimiento de Rearme Moral (que ayudó a moldear gran parte de la derecha cristiana actual) fueron todos tocados por ella, especialmente las enseñanzas de los Maestros Ascendidos.

Esto no es del todo sorprendente, dado que la Teosofía adoraba la jerarquía tanto como los Tradicionalistas (que a su vez estaban muy endeudados con ella). Por supuesto, los teósofos y sus afines se esconden detrás de frases como “jerarquía espiritual”, e insisten en que cualquiera puede pasar por los grados con el desarrollo espiritual adecuado. Y, naturalmente, este desarrollo espiritual generalmente sólo está disponible a través de costosos cursos que sólo los blancos acaudalados pueden pagar.

Y eso nos lleva a otro de los vástagos de la Teosofía: el movimiento de la Nueva Era. Seguramente el movimiento de la Nueva Era, con sus cristales, su veganismo y sus Hermanos del Espacio (de los que hablaremos más adelante) ha trascendido este impulso autoritario, ¿verdad?

¿Pero qué pasa con los gurús?

Las sectas de la Nueva Era tienen una inquietante tendencia a deteriorarse hasta convertirse en cultos de la personalidad en torno a un “maestro” carismático. El NXIVM (que surgió del “movimiento del Potencial Humano“, estrechamente relacionado con él) es un ejemplo de fuerza industrial, pero una serie de figuras de la Nueva Era, desde Werner Erhard hasta Carlos Castaneda, han tenido un comportamiento muy dudoso con respecto a sus seguidores.

Erhard (arriba) y Castaneda (abajo)

Con el ADN de la Teosofía tan ampliamente difundido ahora a través de una serie de grupos marginales de derecha e izquierda, no debería sorprender que los movimientos autoritarios, ya sea QAnon o “la cultura de la cancelación”, sean tan omnipresentes. El momento es especialmente digno de mención: Tanto el bolchevismo como el fascismo tuvieron sus fiestas de salida alrededor de los años 1919/1920. Esto preparó el camino para dos décadas dominadas por las dictaduras. Cien años después, parece que el escenario está listo una vez más.

El proyecto anterior se detuvo en 1945. Pero si Christopher Knowles está en lo cierto (como es habitual), el proyecto se puso en marcha de nuevo en 1947 a través de un medio novedoso: la tecnología, o quizá más exactamente, las “tecnologías de Lucifer“. Una de las principales consecuencias del boom tecnológico de la posguerra fue el PC e Internet. Y ni QAnon ni la cultura de la cancelación serían posibles sin ninguna de esas cosas. De hecho, el autoritarismo del siglo XXI se deriva totalmente de las Tecnologías de Lucifer.

Sin embargo, hay otro componente del que no se suele hablar: el posmodernismo. El posmodernismo comenzó a ganar terreno en el mundo académico durante la década de 1980. En 2004, podría decirse que se convirtió en el paradigma dominante en Occidente, no sólo dentro del mundo académico, sino también entre la clase directiva preparada por el mundo académico. Para más información sobre esta transformación, véase Work, Wealth, and Postmodernism (Trabajo, riqueza y posmodernismo) de Bradley Bowden. Y como he discutido recientemente con el gran Edmund Berger, el posmodernismo también tiene una tendencia autoritaria, y esquizofrénica además.

El resultado final de esto es una élite gobernante que, por un lado, cree que la divinidad a través de sus tecnologías es inminente, y, por otro lado, cree que ya no hay ninguna verdad o significado objetivo. De ahí la veneración por la ciencia, que ya ni siquiera puede atenerse al método científico. Decir que esto no acabará bien es quedarse corto.

Pero, como sugiere Knowles, probablemente ese sea el objetivo. Otra cosa sobre el auge del posmodernismo es que es el paradigma perfecto para la alta extrañeza. En el modernismo, un OVNI es una nave espacial de Zeta Reticula, un gas de pantano o una ilusión. En el posmodernismo, puede ser todas estas cosas, así como una IA interdimensional, un demonio/ángel, un viajero en el tiempo y un montón de otras posibilidades, todas simultáneamente. Lo mismo ocurre con lo sobrenatural, la percepción extrasensorial, y cualquier otra cosa que entre dentro de la alta extrañeza. El posmodernismo es, al menos, capaz de dar una explicación más satisfactoria a estas cosas de lo que su predecesor pudo jamás. Y parece al menos igual de adecuado para generar corrientes políticas autoritarias.

Nick Land es en gran medida un producto del postmodernismo

Muy apropiadamente, Twin Peaks es quizás la única obra de ficción que realmente acertó con la alta extrañeza. Capturó el aspecto disparatado como ninguna otra. Y no te equivoques: el sinsentido es un aspecto crucial de todo esto. Tanto el posmodernismo como la alta extrañeza se nutren de él.

Volviendo a Knowles, que últimamente ha dado en el clavo: en otro artículo reciente, sugiere que el comportamiento extraño que suelen mostrar los acontecimientos de gran extrañeza puede ser una forma de “desdibujado”. En efecto, se trata de un medio para reorientar la percepción humana, atacando nuestro afán por encontrar sentido y estructura a las cosas.

“Por cierto”, esta es también una de las principales preocupaciones del posmodernismo. De hecho, una de sus ramas más célebres se conoce como “posestructuralismo“, que es básicamente un intento de rechazar toda forma de estructura. Con este paradigma dominando las corrientes intelectuales en todo Occidente, el absurdo y el surrealismo de las manifestaciones en el siglo XXI tienen mucho más sentido. Pero, ¿hay algo aún más nefasto en juego?

Esta adopción del posmodernismo a nivel de toda la sociedad está haciendo mucho más para reorientar la percepción humana de lo que podrían hacer los encuentros aleatorios con la alta extrañeza por parte de individuos solitarios o pequeños grupos. Para este investigador, se trata de una forma de condicionamiento social. El público está siendo preparado para una nueva forma de pensar.

RECLUSE VISUP

NO TRABAJAN PARA ACABAR CON TODA LA DISIDENCIA, SÓLO EVITAN QUE SE GENERALICE

CAITLIN JOHNSTONE

Uno de los delirios colectivos más consecuentes que circulan en nuestra sociedad es la creencia de que nuestra sociedad es libre. Nuestra sociedad es exactamente lo bastante libre como para crear la ilusión de que tenemos libertad; a partir de esa línea es sólo totalitarismo velado por la propaganda.

Todos los días recibo comentarios de personas que menean el dedo ante mis críticas a las agendas imperialistas occidentales contra naciones como China o Irán diciendo: “¡Si vivieras allí no se te permitiría criticar al gobierno como criticas a los gobiernos occidentales!”

Es cierto que a los disidentes se les permite criticar los sistemas de gobierno del imperio centralizado estadounidense hasta cierto punto, pero sólo hasta cierto punto. Sí, mientras mis críticas al capitalismo, a la oligarquía y al imperialismo permanezcan relegadas a los márgenes de la influencia, se me permite en efecto expresar mis opiniones sin ser molestado. Sin embargo, si de alguna manera ascendiera a una posición de influencia significativa en la corriente principal, sería atacado y difamado hasta que mi reputación se arruinara o tuviera un colapso psicológico y desapareciera. Puede estar seguro de ello.

Los gestores del imperio no trabajan para aplastar y silenciar toda disidencia como haría un régimen totalitario convencional. Son mucho más inteligentes que eso.

En una sociedad que mantiene la ilusión de libertad para evitar la indignación y la revolución, no sirve a los gobernantes sofocar toda la disidencia. De hecho, todo lo contrario: a sus intereses les sirve tener un pequeño número de disidentes merodeando por los márgenes de la sociedad creando la ilusión de libertad. Si a Johnny Hempshirt se le permite subirse a una tribuna y criticar la maquinaria bélica estadounidense, entonces Estados Unidos debe ser un país libre.

Así que no trabajan para silenciar toda disidencia. Lo que hacen es trabajar para asegurarse de que la disidencia nunca alcance una masa crítica y se convierta en la corriente principal. Ese es su punto clave. Eso es lo que todo el motor de propaganda imperial está orientado a lograr. No para eliminar las voces socialistas y antiimperialistas, sino para asegurarse de que nunca alcancen la suficiente influencia para ser políticamente consecuentes.

Es por eso que rara vez se ve a alguien que se oponga al imperio en la plataforma de los medios de comunicación convencionales. Los gestores de la narrativa imperial trabajan para reducir la ventana de Overton* del debate aceptable para que la gente discuta sobre la mejor manera de apoyar los intereses imperiales, en lugar de discutir sobre si esos intereses deben ser apoyados o si debe haber un imperio en absoluto. Tener a gente que se opone al imperialismo, la oligarquía y el capitalismo ampliaría esa ventana de Overton, lo que va en contra de los intereses del imperio.

{*Los gestores de la narrativa de la clase política y de los medios de comunicación, propiedad de los plutócratas, trabajan constantemente para reducir la ventana de Overton, el espectro de debate que se considera socialmente aceptable. Lo hacen enmarcando cada vez más los debates en términos de cómo debe sostenerse y apoyarse el imperio oligárquico, alejándolos de los debates sobre si debe permitirse la existencia de ese imperio.}

Esta es también la razón por la que se vio a los gestores de la narrativa imperial perder completamente la cabeza durante la campaña presidencial de Tulsi Gabbard. No fue porque temieran que pudiera ganar las elecciones, sino porque había una congresista estadounidense que se presentaba en las plataformas liberales de la corriente principal criticando ciertos aspectos críticos del belicismo estadounidense. Alguien había alcanzado una posición de influencia y estaba utilizando esa influencia para desbaratar narrativas que son muy importantes para que la gente poderosa mantenga. Por lo tanto, había que desprestigiarla muy agresivamente para anular la influencia que estaba teniendo.

Así que la buena noticia es que no pueden deshacerse de nosotros del todo o harán añicos la ilusión de libertad, mientras que la mala es que están trabajando incansablemente para evitar que alcancemos una masa crítica de consecuencias políticas. Nuestro trabajo es encontrar una manera de superarles y alcanzar esa masa crítica de todos modos para que podamos utilizar el poder de nuestros números para forzar un cambio real. Sabemos que no pueden cerrarnos por completo o, de lo contrario, romperán la ilusión de libertad y perderán la capacidad de hacer propaganda de forma efectiva, que es una capacidad de la que depende todo el imperio.

Nuestro trabajo es despertar al público en general. Esto es muy factible, ya que la confianza en los medios de comunicación imperiales está en su punto más bajo, mientras que nuestra capacidad para conectarnos y compartir información está en su punto más alto. Esto significa que tenemos que dejar de pensar en nosotros mismos como radicales (no somos radicales, sólo estamos cuerdos) y empujar hacia adentro desde los márgenes hasta el corazón del público mayoritario tan fuerte como podamos.

Tenemos la creatividad, la inspiración y el humor de nuestro lado, y si podemos despertar a una masa crítica de personas al hecho de que viven en una sociedad profundamente no libre disfrazada de propaganda, también tendremos los números. Podemos ganar este asunto, sólo tenemos que presionar lo suficiente para conseguirlo.

CAITLIN JOHNSTONE

Gracias por leerme. La mejor manera de evitar los censores de Internet y asegurarse de que ves las cosas que publico es suscribirte a la lista de correo en mi sitio web o en Substack, lo que te permitirá recibir una notificación por correo electrónico de todo lo que publico. Mi trabajo está totalmente financiado por los lectores, así que si te ha gustado este artículo, por favor, considera la posibilidad de compartirlo, de que te guste en Facebook, de que sigas mis travesuras en Twitter o de que eches algo de dinero en mi bote de propinas en Patreon o Paypal. Si quieres leer más puedes comprar mi nuevo libro Poems For Rebels (también puedes descargar un PDF por cinco dólares) o mi antiguo libro Woke: A Field Guide for Utopia Preppers. Para más información sobre quién soy, cuál es mi posición y qué intento hacer con esta plataforma, haz clic aquí. Todo el mundo, excluidas las plataformas racistas, tiene mi permiso para volver a publicar, utilizar o traducir cualquier parte de esta obra (o cualquier otra cosa que haya escrito) de la forma que quieran sin coste alguno.

Bitcoin donations:1Ac7PCQXoQoLA9Sh8fhAgiU3PHA2EX5Zm2

EL GOLPE SUBREPTICIO, SUBVERSIVO Y SILENCIOSO DEL ESTADO PROFUNDO PARA ASEGURAR QUE NADA CAMBIE

JOHN W. WHITEHEAD

Tienes una fe evangélica tan ferviente y apasionada en este país… ¿por qué en el nombre de Dios no tienes fe en el sistema de gobierno que estás tan empeñado en proteger? Si quieres defender a los Estados Unidos de América, defiéndelo con las herramientas que te proporciona: su Constitución. Pide un mandato, general, desde una urna. No lo robes después de la medianoche, cuando el país está de espaldas “. Siete días de mayo (1964)

No hay duda: el golpe de Estado fue un éxito.

Sin embargo, ese intento del 6 de enero por parte de los llamados insurrectos de anular los resultados de las elecciones no fue el verdadero golpe. Aquellos que respondieron al llamado del Presidente Trump para marchar en el Capitolio fueron simplemente los chivos expiatorios, manipulados para crear la crisis perfecta para que el Estado Profundo -también conocido como el Estado Policial, también conocido como el Complejo Militar Industrial, también conocido como el Estado Tecno-Corporativo, también conocido como el Estado de Vigilancia- se abalanzara y tomara el control.

No tardó nada en activarse el interruptor y la capital de la nación se sometió a un encierro militar, se restringieron los foros de expresión en línea y se buscó, investigó, avergonzó y/o rechazó a las personas con puntos de vista subversivos o controvertidos.

Sin embargo, este nuevo orden no surgió esta semana, ni este mes, ni siquiera este año.

De hecho, el verdadero golpe ocurrió cuando nuestro gobierno "del pueblo, por el pueblo y para el pueblo" fue derrocado por un estado tecno-corporativo, militarista y con fines de lucro, que está confabulado con un gobierno "de los ricos, por la élite y para las corporaciones".

Llevamos décadas sumidos en esta ciénaga.

Todos los presidentes sucesivos, empezando por Franklin D. Roosevelt, han sido comprados y obligados a bailar al son del Estado Profundo.

Entra Donald Trump, el candidato que juró drenar el pantano en Washington DC. Sin embargo, en lugar de poner fin a la corrupción, Trump allanó el camino para que los grupos de presión, las corporaciones, el complejo militar-industrial y el Estado profundo se dieran un festín con el cadáver de la moribunda república estadounidense.

Joe Biden no será diferente: su trabajo es mantener al Estado Profundo en el poder.

Aléjate de la política de culto a la personalidad y descubrirás que debajo de los trajes de poder, todos son iguales.

Sigue el dinero. Siempre señala el camino.

Como señaló Bertram Gross en Friendly Fascism: The New Face of Power in America (Fascismo amigable: La nueva cara del poder en Estados Unidos), “el mal lleva ahora una cara más amable que nunca antes en la historia de Estados Unidos“.

Escribiendo en 1980, Gross predijo un futuro en el que vio:

...un nuevo despotismo que se arrastra lentamente por América. Oligarcas sin rostro se sientan en los puestos de mando de un complejo corporativo-gubernamental que ha ido evolucionando lentamente durante muchas décadas. En sus esfuerzos por ampliar sus propios poderes y privilegios, están dispuestos a hacer que otros sufran las consecuencias, intencionadas o no, de su codicia institucional o personal. Para los estadounidenses, estas consecuencias incluyen la inflación crónica, la recesión recurrente, el desempleo abierto y oculto, el envenenamiento del aire, el agua, el suelo y los cuerpos y, lo que es más importante, la subversión de nuestra constitución. Más ampliamente, las consecuencias incluyen la intervención generalizada en la política internacional a través de la manipulación económica, la acción encubierta o la invasión militar...

Este golpe de estado furtivo, sigiloso y silencioso que profetizó Gross es el mismo peligro que el escritor Rod Serling previó en el thriller político de 1964 Siete días de mayo, una clara advertencia de que había que tener cuidado con la ley marcial presentada como una preocupación bienintencionada y primordial por la seguridad de la nación.

Increíblemente, casi 60 años después, nos encontramos como rehenes de un gobierno dirigido más por la doctrina militar y la codicia corporativa que por el estado de derecho establecido en la Constitución. De hecho, demostrando una vez más que la realidad y la ficción no son diferentes, los acontecimientos actuales bien podrían haber sido sacados directamente de Siete días de mayo, que lleva a los espectadores a un terreno inquietantemente familiar.

La premisa es sencilla.

Siete días de mayo (1964) - Filmaffinity

Con la Guerra Fría en su punto álgido, un impopular presidente estadounidense firma un trascendental tratado de desarme nuclear con la Unión Soviética. Creyendo que el tratado constituye una amenaza inaceptable para la seguridad de los Estados Unidos y seguro de que sabe lo que es mejor para la nación, el general James Mattoon Scott (interpretado por Burt Lancaster), jefe del Estado Mayor Conjunto y aspirante a la presidencia, planea una toma de posesión militar del gobierno nacional. Cuando el ayudante del general Scott, el coronel Casey (Kirk Douglas), descubre el plan de golpe militar, acude al presidente con la información. Comienza la carrera por el mando del gobierno de los Estados Unidos, con el reloj marcando las horas hasta que los conspiradores militares planeen derrocar al Presidente.

Ni que decir tiene que, mientras que en la gran pantalla se frustra el golpe militar y se salva la república en cuestión de horas, en el mundo real la trama se complica y se extiende a lo largo del último medio siglo.

Llevamos tanto tiempo perdiendo nuestras libertades -vendidas en nombre de la seguridad nacional y la paz mundial, mantenidas por medio de la ley marcial disfrazada de ley y orden, y aplicadas por un ejército permanente de policía militarizada y una élite política decidida a mantener sus poderes a toda costa- que es difícil señalar exactamente cuándo empezó a ir todo cuesta abajo, pero llevamos ya algún tiempo en esa trayectoria descendente de rápido movimiento.

La cuestión ya no es si el gobierno de EE.UU. será presa y será tomado por el complejo industrial militar. Eso es un hecho, pero la ley marcial disfrazada de seguridad nacional es sólo una pequeña parte del gran engaño que nos han hecho creer que es por nuestro propio bien.

¿Cómo se consigue que una nación acepte dócilmente un estado policial? ¿Cómo se persuade a una población para que acepte detectores de metales y cacheos en sus escuelas, registros de bolsos en sus estaciones de tren, tanques y armamento militar utilizados por las fuerzas policiales de sus pequeñas ciudades, cámaras de vigilancia en sus semáforos, cacheos policiales al desnudo en sus vías públicas, extracciones de sangre injustificadas en los puntos de control de conductores ebrios, escáneres de cuerpo entero en sus aeropuertos y agentes gubernamentales que vigilan sus comunicaciones?

Si se intenta imponer una situación semejante a la población, es posible que se produzca una rebelión. En lugar de ello, se les bombardea con constantes alertas codificadas por colores, se les aterroriza con tiroteos y amenazas de bomba en centros comerciales, escuelas y estadios deportivos, se les insensibiliza con una dieta constante de violencia policial y se les vende todo el paquete como si fuera lo mejor para ellos.

La actual ocupación militar de la capital del país por parte de 25.000 soldados como parte del llamado traspaso “pacífico” del poder de una administración a la siguiente es reveladora.

Este no es el lenguaje de un pueblo libre. Es el lenguaje de la fuerza.

Aun así, no se puede decir que no se nos haya advertido.

Ya en 2008, un informe de la Escuela de Guerra del Ejército reveló que “la violencia civil generalizada dentro de Estados Unidos obligaría a la institución de defensa a reorientar las prioridades in extremis para defender el orden interno básico y la seguridad humana”. El informe de 44 páginas continuaba advirtiendo que las causas potenciales de tales disturbios civiles podrían incluir otro ataque terrorista, “un colapso económico imprevisto, la pérdida de un orden político y legal que funcione, una resistencia o insurgencia doméstica intencionada, emergencias de salud pública generalizadas y desastres naturales y humanos catastróficos”.

En 2009, salieron a la luz informes del Departamento de Seguridad Nacional en los que se calificaba a los activistas de derecha e izquierda y a los veteranos del ejército como extremistas (también conocidos como terroristas) y se pedía al gobierno que sometiera a estas personas a una vigilancia previa al delito en toda regla. Casi una década después, tras gastar miles de millones en la lucha contra el terrorismo, el DHS concluyó que la mayor amenaza no es el ISIS, sino el extremismo de derecha doméstico.

Mientras tanto, la policía se ha transformado en extensiones del ejército, mientras que la propia nación se ha transformado en un campo de batalla. Esto es lo que parece un estado de ley marcial no declarada, cuando puedes ser arrestado, electrocutado, disparado, maltratado y, en algunos casos, asesinado simplemente por no cumplir la orden de un agente del gobierno o por no cumplirla lo suficientemente rápido. Esto no sólo ha sucedido en los centros urbanos con alta tasa de criminalidad. Ha sucedido en todo el país.

Y luego está el gobierno, que ha estado amasando constantemente un arsenal de armas militares para uso doméstico y equipando y entrenando a sus “tropas” para la guerra. Incluso las agencias gubernamentales con funciones principalmente administrativas, como la Administración de Alimentos y Medicamentos, el Departamento de Asuntos de los Veteranos y el Smithsonian, han estado adquiriendo chalecos antibalas, cascos y escudos antidisturbios, lanzadores de cañones y armas de fuego y munición de la policía. De hecho, en la actualidad hay al menos 120.000 agentes federales armados que portan este tipo de armas y que tienen poder de arresto.

Completando esta campaña impulsada por los beneficios para convertir a los ciudadanos estadounidenses en combatientes enemigos (y a Estados Unidos en un campo de batalla) hay un sector tecnológico que ha estado confabulando con el gobierno para crear un Gran Hermano que lo sabe todo, lo ve todo y es ineludible. No sólo hay que preocuparse por los drones, los centros de fusión, los lectores de matrículas, los dispositivos stingray y la NSA. También te rastrean las cajas negras de tus coches, tu teléfono móvil, los dispositivos inteligentes de tu casa, las tarjetas de fidelidad de los supermercados, las cuentas de las redes sociales, las tarjetas de crédito, los servicios de streaming como Netflix, Amazon y las cuentas de los lectores de libros electrónicos.

Como ves, el 6 de enero y sus consecuencias proporcionaron al gobierno y a sus tecnócratas corporativos la excusa perfecta para mostrar todos los poderes que han estado amasando tan asiduamente durante años.

Ojo, por “gobierno” no me refiero a la burocracia bipartidista de republicanos y demócratas.

Me refiero al “gobierno” con “G” mayúscula, el atrincherado Estado profundo que no se ve afectado por las elecciones, que no se ve alterado por los movimientos populistas, y que se ha puesto fuera del alcance de la ley.

Me refiero a la burocracia corporativizada, militarizada y atrincherada que está plenamente operativa y dotada de funcionarios no elegidos que, en esencia, dirigen el país y toman las decisiones en Washington DC, independientemente de quién se siente en la Casa Blanca.

Esta es la cara oculta de un gobierno que no respeta la libertad de sus ciudadanos.

Prepárese.

Hay algo que se está tramando en las guaridas del poder, mucho más allá de la mirada pública, y no augura nada bueno para el futuro de este país.

Cada vez que una nación entera está tan hipnotizada por las payasadas de la clase política gobernante que se desentiende de todo lo demás, es mejor tener cuidado.

Cada vez que hay un gobierno que opera en las sombras, habla en un lenguaje de fuerza y gobierna por decreto, es mejor tener cuidado.

Y siempre que haya un gobierno tan alejado de su pueblo que se asegure de que éste nunca sea visto, escuchado o atendido por los elegidos para representarlo, será mejor que tengas cuidado.

Como aclaro en mi libro Battlefield America: The War on the American People (Campo de batalla de Estados Unidos: La guerra contra el pueblo americano), estamos en nuestro punto más vulnerable en este momento.

Todas esas semillas ruines que hemos permitido sembrar al gobierno bajo el disfraz de la seguridad nacional están dando frutos demoníacos.

La amenaza más grave a la que nos enfrentamos como nación no es el extremismo, sino el despotismo, ejercido por una clase dirigente cuya única lealtad es el poder y el dinero.

JOHN W. WHITEHEAD WAKING TIMES

Sobre el autor

El abogado constitucionalista y autor John W. Whitehead es fundador y presidente del Instituto Rutherford, donde se publicó originalmente este artículo (The Deep State’s Stealthy, Subversive, Silent Coup To Ensure Nothing Changes). Es autor de A Government of Wolves: The Emerging American Police State (Un gobierno de lobos: El emergente Estado policial estadounidense) y The Change Manifesto (El Manifiesto del Cambio).

LA BÚSQUEDA FORTEANA DE LA VERDAD Y LOS NEONAZIS

HAYLEY STEVENS

NOTA DE CONTENIDO: Esta publicación menciona la negación del holocausto, los nazis, el KKK (Ku Klux Klan), el antisemitismo y la supremacía blanca.

Crédito y gracias a Blake Smith y Jeb Card por su investigación que se menciona en esta publicación.

Si profundizas lo suficiente en temas paranormales, criptozoológicos, ocultos o forteanos, a veces revelarás raíces supremacistas blancas. Como investigadores modernos, puede que no hayamos plantado las semillas, puede que no seamos nosotros los que les ofrezcamos alimento para que crezcan, pero podemos ser nosotros los que las rompamos y las dejemos morir.

El Southern Poverty Law Center dice que ‘la negación del Holocausto ha sido durante mucho tiempo una manifestación esencial del antisemitismo en la derecha radical’ que ‘también se ha manifestado dentro del nacionalismo blanco y el Ku Klux Klan’. Estas conspiraciones antisemitas están tan arraigadas en la sociedad actual que, de manera preocupante, hay personas en posiciones de poder gubernamental que ponen en duda la validez de la historia del Holocausto. Incluso ha habido debates sobre si la negación del Holocausto y los grupos antisemitas en las plataformas de redes sociales tienen derecho a existir con fines de libertad de expresión.

Desafortunadamente, parece que puntos de vista extremistas como estos son la corriente principal ahora, y esto requiere vigilancia.

Muchas personas que ocupan esos cargos y promueven estas teorías de la conspiración racista a menudo disfrazan sus prejuicios como lo que parece ser una curiosidad académica, de modo que cuando alguien dice

oye, eso suena un poco racista “, el racista puede cambiar la situación y ser la víctima en esa conversación al insistir “woah, solo estoy haciendo preguntas en la búsqueda de la verdad“.

Es uno de los trucos más antiguos del libro. Ocurre en muchos discursos discriminatorios y es fácil de detectar cuando sabes cómo mirar. Es realmente importante que cuando vemos el antisemitismo, lo llamemos por su nombre, lo condenemos y responsabilicemos a quienes perpetúan una retórica tan odiosa. Como escribí en mi artículo reciente sobre las opiniones de James Randi sobre el darwinismo social , tales ideas deberían colgar sobre la gente como nubes oscuras que ensombrecen todo lo que hacen.

Sin embargo, se ha hecho evidente que para algunos que están involucrados en la investigación forteana, paranormal y criptozológica, la respuesta ha sido ignorar lo desagradable a favor de la búsqueda de la verdad que mencioné anteriormente. Tomemos, por ejemplo, al investigador estadounidense de criptozoología Loren Coleman.

Coleman tuiteó recientemente una foto de una página firmada de un libro de Jim Brandon (también conocido como William Grimstad) firmado “Para Loren, con todos los buenos deseos, Bill” . Coleman escribió en su tweet:

‘Mis esfuerzos de colaboración (no políticos) forteana con Brandon / Grimstad comenzaron a mediados de la década de 1970 con correspondencia, reuniones cara a cara en Illinois, intercambios de investigación e incluso un documental piloto de la década de 1980 en Massachusetts en el Triángulo de Bridgewater.

Más atrás aún, en abril de 2020, Coleman recurrió a Twitter para quejarse en nombre de Brandon/Grimstad de que su libro, ‘The Rebirth of Pan’ (El Renacimiento de Pan) estaba disponible de forma gratuita en archive.org sin el permiso del autor. Coleman escribió:

Hablé de esto HOY con Jim Brandon/William Grimstad. Está ahí sin su permiso.

Para el contexto, Jim Brandon / William Grimstad (a quien llamaré Brandon desde aquí) es el autor de un libro llamado ‘The Rebirth of Pan‘. No estoy demasiado familiarizado con este libro (no lo he leído) y solo me di cuenta de su existencia a través de la serie documental ‘Hellier‘. Por lo que puedo decir, en el libro se sugiere que una fuerza / entidad / energía (que algunos llaman embaucador o nombran ‘Pan’) podría causar que ocurran eventos aparentemente anómalos, que estos pueden estar conectados y que podría haber significado que se pasa por alto, especialmente en forma de cifrados y códigos ocultos.

Brandon también es un negacionista neonazi del Holocausto.

David Duke lo reclutó en el KKK como propagandista, era miembro del Partido Nacionalsocialista del Pueblo Blanco (también conocido como el Partido Nazi Estadounidense) y es autor de libros antisemitas titulados ‘AntiZion‘ y ‘The Six Million Reconsidered‘. (Bridges, 1995, págs.41)

Blake Smith recientemente llamó la atención sobre esto cuando criticó a Coleman por su relación con Brandon, diciendo ‘ No estaría tan emocionado de conocer a un negacionista nazi del holocausto, pero aparentemente todo el mundo sabe que este es el pequeño secreto sucio de “El Renacimiento de Pan” y nadie quiere decir nada al respecto. Estoy muy decepcionado de lo respetado que aparentemente es en algunos círculos forteanos … Solo quiero asegurarme de que todos sepamos que William Grimstad (Jim Brandon) es un neonazi. Esto nunca debería volver a ser un pequeño secreto sucio ‘.

Coleman tomó su tweet con el libro autografiado en respuesta a esto y escribió:

“Me reúno con personas que tienen diferentes puntos de vista para poder obtener datos culturales, biológicos y forteanos que son útiles para ver el mundo de manera más abierta”.

Es desde una posición de absoluto privilegio que Coleman (y quienes han salido en su defensa) pueden excusar la promoción de la obra de un neonazi sin previo aviso explícito por la búsqueda de la verdad o para que puedan ver ‘el mundo más abiertamente’. No nos andemos por las ramas, esto es lo que ha sucedido aquí.

De ninguna manera estoy diciendo que Coleman sea un nazi o que sea un negador del Holocausto. Sin embargo, promovió el trabajo de alguien que lo es sin hacer una advertencia o sin revelar claramente la procedencia de las ideas que se comparten. Es posible que muchas personas conozcan el secreto, pero no todas.

De hecho, el productor de Hellier, Greg Newkirk, lo demostró cuando se dirigió a su cuenta de Twitter para revelar que esta era la razón por la que se utilizó ‘Rebirth of Pan‘ en la serie. Newkirk escribió:

Ya que esto está surgiendo nuevamente, lo diré otra vez: la razón por la que no promocionamos activamente “Rebirth of Pan” es porque hay rumores de que el autor, que figura como Jim Brandon, es William Grimstad … un tipo horrible. Si nos hubiéramos dado cuenta del alcance de estos rumores durante el tiempo en que filmamos Hellier 2, al menos habríamos intentado encontrar algo más en lo que respecta a los nombres de poder de Pike y Parsons y la iconografía de tres dedos, que era donde las cosas de Pan comenzó a vincularse con el caso Hellier. Desafortunadamente, porque nadie en los círculos forteanos diría nada de esto, y solo era otro libro raro sobre pilas de libros raros en lo que estábamos investigando ‘

Newkirk ha escrito un largo hilo de Twitter que profundiza en esto y recomiendo leerlo porque muestra lo problemático que es cuando los investigadores no son transparentes sobre la procedencia de las ideas que están compartiendo.

No podemos evitarlo si las personas que nos precedieron en la investigación de lo sobrenatural son malas personas. Sin embargo, debemos ser precisos a la hora de elegir cómo abordar este conocimiento. Debe ser reconocido y condenado abiertamente, no guardado como un “pequeño secreto sucio” porque es una verdad incómoda.

No entiendo cómo esto pueda incluso debatirse.

HAYLEY STEVENS

REFERENCIAS

Bridges, T. (1995) The Rise of David Duke, EE . UU., University Press of Mississippi,
disponible en línea https://bit.ly/3hx1Ky6 (consultado el 31 de diciembre de 2020);

CHINA PONE FECHA DE CADUCIDAD A LA HEGEMONÍA DE EE.UU.

ALBERTO CRUZ Los medios de prensa occidentales que han mencionado el 19º Pleno del Comité Central del Partido Comunista Chino –que no han sido muchos– han presentado las ‎decisiones tomadas en ese encuentro como una especie de regreso a la “doxa” ‎económica comunista motivado por las “dificultades” que según ellos están afectando la ‎economía china. El periodista y politólogo Alberto Cruz señala que esas decisiones son la lógica ‎respuesta a la guerra económica que Estados Unidos ha emprendido ‎contra China y también el inicio de una nueva fase en el desarrollo económico ‎mismo del gigante asiático, hoy catalogado como “la fábrica del mundo”.‎

La última quincena de octubre ha sido crucial para el devenir del mundo. Dicho así parece ‎grandilocuente, sobre todo si se tiene en cuenta que, en apariencia, en esa quincena no ocurrió ‎nada anormal. Sólo en apariencia. Porque lo que ocurrió, sin ser anormal, fue significativo y ‎tuvo lugar en China con la aprobación de una ley muy significativa sobre el control de las ‎exportaciones y la celebración del Pleno del Comité Central del Partido Comunista. Lo que allí ‎se decidió tiene tal relieve que va a reconfigurar el mundo.‎

China está inmersa en una guerra comercial-tecnológica impuesta por Estados Unidos ‎desde 2018. Una forma astuta, y demoledora, de responder a todos y cada uno de los ‎movimientos agresivos de Estados Unidos ha sido adoptar un planteamiento que ha dejado estupefacto al mundo occidental: «la doble circulación». En contra de lo que han dicho algunos ‎en Occidente, no es una medida a corto/mediano plazo para hacer frente a “las dificultades” ‎‎(bonita neolengua) que le crea a China la agresión de Estados Unidos sino que es una nueva estrategia ‎económica que marca un giro casi total de lo que China ha sido hasta ahora y que afecta ‎de lleno a la economía mundial.‎

‎ ‎ Sin cerrarse a las inversiones occidentales o renunciar a las exportaciones, China mira ‎decididamente hacia el interior del país (producción, distribución y consumo) con la ‎determinación de reducir su dependencia de la tecnología foránea ‎y de los mercados financieros. ‎En pocas palabras: China ya no seguirá siendo la “fábrica del mundo”.‎

Con esto no hace más que adoptar formalmente una política que ya venía aplicado desde hace ‎algún tiempo y que ha acentuado a raíz de la pandemia de Covid-19, con prácticamente la ‎totalidad de los países occidentales culpando a China de sus propios errores y carencias e ‎iniciando un incipiente proceso de traslado de sus industrias de China hacia otros países asiáticos ‎como Vietnam, Tailandia, Malasia o Camboya aunque, y es justo decirlo, algunos lo hacen a regañadientes ‎y para eludir las sanciones (ilegales según el derecho internacional) de Estados Unidos, seguir ‎comerciando con China y no perder su cuota de mercado en el único país que levanta la cabeza ‎tras la pandemia. ‎

No obstante, China viene a decir “lo queréis así, pues adelante”. Estamos a finales de año y va a ‎ser muy significativo conocer cuál es el porcentaje del comercio exterior chino en 2019. ‎Como dato, en 2018 representó el 32% de su Producto Interior Bruto (PIB). Cuánto haya ‎descendido ahora nos dará una idea de lo que supone esta medida para el mundo.‎

‎ ‎ Al mismo tiempo, hay quien no sólo se está disparando en el pie sino también en la cabeza. ‎Es el caso de la Unión Europea, que en su suicida vasallaje a Estados Unidos (al cual supedita ‎su relación no sólo con China, sino también con Rusia) está perdiendo mercados a gran ‎velocidad. Debido a la pandemia, y a la paranoia occidental antichina, la Unión Europea ‎ha perdido el puesto de primer socio comercial de China, lugar que ahora ocupan los países de ‎la Asociación de Estados del Sudeste Asiático (ASEAN) y que en estos 10 meses de 2020 se ha ‎quedado muy cerca de los 500 000 millones de dólares en comercio.‎ ‎ ‎ ‎

El gran golpe

‎ ‎ ‎ La quincena crucial comenzó el 13 de octubre de 2020, día en que se aprobó una ley de control ‎de exportaciones que, al mismo tiempo, autoriza el gobierno chino a «tomar contramedidas» ‎contra cualquier país que «abuse de las medidas de control de las exportaciones» y represente ‎una amenaza para la seguridad nacional y los intereses de China. ‎

Dicho así, lo anterior parece una ley como tantas, pero lo que hay detrás es la prohibición de ‎vender sustancias estratégicas (especialmente las llamadas “tierras raras”) y tecnología a ‎empresas extranjeras que podrían representar una amenaza para la seguridad nacional de China.‎

‎ ‎ Hasta este momento estábamos acostumbrados a oír esa cantinela viniendo de Estados Unidos. ‎Que ahora China la asuma también indica cómo están las cosas y cómo ha decidido China que ‎le da igual quién gane las elecciones estadounidenses. Los dos candidatos son antichinos y ‎sólo difieren en que uno prefiere ir solo (Trump) mientras que el otro (Biden) busca ‎rodearse de vasallos. ‎

En cualquier caso, los chinos saben que el tiempo juega a su favor. Si gana Biden le darán ‎unos meses para que revierta la política contra China impulsada abiertamente por Trump (aunque ‎Obama también dio pasos en esa línea de enfrentamiento que Trump ha acelerado). Eso ‎explica la utilización de la palabra “abuso” en la ley aprobada. Si gana Trump, el tiempo será muy ‎limitado puesto que en la primera sesión de la Asamblea Popular Nacional de 2021 (hay que tener ‎en cuenta cuándo comienza el año chino, que no es el nuestro) se dará la luz verde definitiva a la completa aplicación ‎de la nueva ley, que rompe de forma definitiva con la costumbre de ‎Estados Unidos de imponer sus leyes más allá de sus fronteras ‎ ‎

Si además se tiene en cuenta que China exporta el 70% de todas las tierras raras que ‎se comercializan en el mundo (y se supone que el 95% del total está en su territorio, aunque ‎constantemente se descubren nuevos yacimientos, por ejemplo, en Corea del Norte o ‎en Vietnam) se entenderá lo que esta medida implica ya que las llamadas tierras raras son ‎imprescindibles para todo, desde móviles hasta misiles. Es algo así como “sin tierras raras ‎no hay chips”.‎

‎ ‎ La importancia de esta ley reside en que es la primera de ese tipo que China adopta desde que ‎ingresó en la Organización Mundial de Comercio (en 2001). Mientras que Estados Unidos ha ‎estado elaborando a su antojo este tipo de leyes, en contra del mantra liberal del «libre ‎comercio», China se ha mantenido siempre dentro de lo estricto y abogando por “el libre ‎comercio”. Así fue hasta ahora. Con esta ley China aplica el “ojo por ojo”, es decir devuelve a Estados Unidos sus golpes más duros; sólo que con este golpe Estados Unidos queda fuera de la ‎circulación directamente. China le dice a Estados Unidos que ya no puede seguir imponiendo ‎reglas de comercio internacional de forma unilateral y a su antojo y que ya no puede seguir ‎sustentando esa actitud en la capacidad militar, en sus bases militares, ni en sus alianzas.‎

‎ ‎ Desde que Estados Unidos inició la guerra económica contra China con los aranceles, en 2018, ‎hemos venido asistiendo a un intercambio de represalias de unos y otros hasta dejar la cosa en ‎algo parecido a un empate, en el que los dos lados pueden presumir de victoria. De hecho, alguien ‎como Bloomberg ha tenido que reconocer (el 30 de octubre de 2020) que el cumplimiento ‎por parte de China del acuerdo llamado «Fase 1» está permitiendo a Estados Unidos enfrentar ‎la pandemia en cuanto a recursos y ventas, sobre todo agrícolas. Pero esta ley china, ‎si se aplica del todo –y eso va a depender de lo que haga Estados Unidos de aquí a febrero o ‎marzo de 2021– modificará toda la geopolítica tal como la conocemos de forma irreversible.‎

‎ ‎ China ha esperado muy pacientemente su momento y este ha llegado de la mano del Covid-19. ‎Antes de la pandemia, Occidente ya estaba muy afectado y perdiendo hegemonía; ahora está ‎hundido y las perspectivas son de un hundimiento aún mayor. Sólo hay que echar un vistazo al ‎último informe del FMI (fechado el 16 de octubre de 2020) cuando habla de que la crisis ‎provocada por la pandemia va a durar mucho más de lo esperado y que sólo un país se salva: ‎China.‎ ‎ ‎ ‎


El XIV Plan Quinquenal

‎ ‎ ‎ Es en este marco en el que hay que situar el otro gran movimiento: la aprobación en el ‎‎19º Pleno del Comité Central del Partido Comunista Chino (del 26 al 29 de octubre de 2020) del ‎‎14º Plan Quinquenal (2021-2025), que debe ser formalmente adoptado en marzo de 2021 por la ‎Asamblea Popular Nacional.‎

‎ ‎ Si hay algo obvio en el mundo en que vivimos es que el estado de la economía mundial depende, ‎especialmente, de qué camino va a tomar China y a qué ritmo va a ir su economía. De ahí la ‎importancia del 14º Plan Quinquenal.‎

‎ ‎ Aquí hay que hacer una breve reflexión porque los planes quinquenales chinos parten de los planes ‎quinquenales soviéticos, pero no funcionan exactamente como aquellos porque los chinos han ‎aprendido mucho tras la desaparición de la URSS, han estudiado mucho las causas de esa ‎desaparición y han emprendido muchas variables que han permitido a China llegar a donde está ‎llegando. Es decir, los chinos están siendo menos rígidos que los soviéticos. Por ejemplo, en este ‎‎14º Plan Quinquenal hay una «combinación flexible» de capital público y privado, aunque ‎destacando que «es el Estado el sujeto principal de la economía y quien establece ‎las condiciones económicas». O sea, el interés de las empresas privadas está subordinado al ‎Estado, como ha quedado palmariamente comprobado con la pandemia y cómo la enfrentó ‎China.‎

‎ ‎ Estando las cosas como están, con una guerra económica abierta por Estados Unidos, con una ‎tendencia cada vez mayor a la desglobalización y con una recesión económica occidental ‎sin precedentes, China ha puesto sus cartas encima de la mesa (aunque aún no se conozcan ‎todas). Queda claro tras el anuncio de este plan que China opta abiertamente por convertirse ‎en la economía más grande del mundo (que ya lo es) y, sobre todo, en «una sociedad de altos ‎ingresos» en los próximos 5 años. Es decir, apunta a llegar, o a superar, la cifra de 10 700 euros ‎de renta per cápita que el Banco Mundial o el FMI (Fondo Monetario Internacional) sostienen que ‎supone la categoría de país de altos ingresos. En la actualidad, China está un poco por encima de ‎los 8 500 euros.‎

‎ ‎ Pero no toda la población china dispone de tales ingresos, como es lógico (al igual que ‎en Occidente, esta media es bastante engañosa porque iguala a los muy ricos y los muy pobres). ‎Según los datos oficiales, la población total de China es de 1 400 millones de habitantes pero unos 600 millones de chinos –que representan más o menos el mismo porcentaje de población rural que hay en el país– ‎ganan sólo 120 euros al mes. Hacia ellos se vuelca este 14º Plan Quinquenal, que ‎debe aplicar una política expansiva, con aumento del gasto público para garantizar la salud, la ‎educación y las pensiones entre otras cosas. Esta es la razón por la que se va a relajar, hasta casi ‎desaparecer, el permiso de residencia que restringe el movimiento de los trabajadores que ‎emigran a las ciudades. Es hacia el aumento de la calidad de vida de este sector que se vuelca ‎todo el planteamiento porque implica, también, un incremento sustancial de los salarios.‎

‎ ‎ Sin ello no se puede potenciar el consumo en los niveles que busca China con su estrategia de ‎‎«doble circulación». Pero China tiene en sus manos todas las cartas para lograrlo porque gracias ‎al Partido Comunista, gracias al control absoluto del Estado sobre todos los sectores estratégicos ‎‎(energía, telecomunicaciones, crédito, trasporte, etc.) y, sobre todo, gracias a su soberanía ‎monetaria, el triunfo está asegurado.‎

‎ ‎ Y aquí está la otra cuestión relevante porque, al optar por la estrategia de «doble circulación», ‎China apuesta de lleno por el consumo interno frente a las exportaciones. Esto permitirá ‎a China impulsar el desarrollo socioeconómico de su población tanto a corto como a mediano ‎plazo y –lo más importante– libre de presiones externas.‎

‎ ‎ Este Plan Quinquenal establece que la prioridad absoluta para China son la economía nacional y ‎el logro de objetivos tecnológicos que mejoren su desarrollo. En otras palabras, la inteligencia ‎artificial se convierte en elemento clave para lo anterior con su aplicación a gran escala, incluso ‎en las áreas rurales. Porque lo que implica es ni más ni menos que «reemplazar las tecnologías ‎estadounidenses en áreas centrales» de la economía y para ello se incrementa la inversión ‎en Investigación y Desarrollo del 2,2% actual a un 3% del presupuesto estatal. Un porcentaje que ‎Estados Unidos es incapaz de asumir.‎

‎ ‎ Estados Unidos tal vez había previsto este movimiento y ha estado intentando impedirlo con ‎todas sus fuerzas. Pero ha llegado tarde, muy tarde. Pocos discuten hoy que todas las acciones ‎agresivas contra Huawei, TikTok, WeChat y similares no han logrado los resultados que ‎se pretendían y que hay “consecuencias colaterales” (Ver The Asia Times, edición del 30 de ‎octubre de 2020) que no se esperaban, como el hecho de que han afectado a muchas empresas ‎estadounidenses.‎

‎ ‎ Este 14º Plan Quinquenal establece que lo anterior es la antesala del gran objetivo: un 2035 con ‎China como líder tecnológico mundial, aparte de su ya indiscutido estatus de principal potencia ‎económica, poniendo de manifiesto que el poder hegemónico de Estados Unidos está decayendo ‎muy rápidamente y tiene fecha de caducidad.‎ ‎ ‎ ‎

Recordando a Lenin

‎ ‎ ‎ Es evidente que el llamado «orden mundial» cambia en momentos de crisis, sólo hay que hacer ‎un repaso a la historia. Si hasta ahora estaba despedazándose el orden hegemónico ‎de Occidente, encabezado por Estados Unidos, la pandemia lo ha destrozado del todo. Vivimos ‎un momento histórico, viendo cómo el predominio de Estados Unidos decae exactamente igual ‎que cuando el imperio británico y el imperio francés se deshicieron tras la Segunda Guerra ‎Mundial, o el imperio español al final del siglo XIX.‎

‎ ‎ En 1916, en su libro Imperialismo, fase superior del capitalismo, Lenin hablaba de cómo la feroz ‎competencia entre los Estados capitalistas europeos por el control de los recursos y del comercio ‎llevó a la I Guerra Mundial. Y de cómo el imperialismo, directa o indirectamente, siempre impone ‎las reglas del comercio internacional para asegurar que el excedente económico fluya hacia ‎el poder imperialista. Supongo que no hace falta decir qué ha hecho Estados Unidos desde la ‎decadencia británica, tras la II Guerra Mundial, y en qué se ha basado su control sobre el mundo, ‎de forma especial tras la desaparición de la URSS.‎

‎ ‎ Y Estados Unidos ha hecho lo que ha hecho avasallando y humillando incluso a sus “aliados”, ‎como por ejemplo en la llamada “crisis asiática” de la década de 1990, aunque ya antes había ‎hundido a Japón, país que había superado a Estados Unidos en exportaciones manufactureras. ‎Japón tuvo que tragar, los países asiáticos vieron aquello y también agacharon ‎la cabeza, pero China no. ‎

China acepta la guerra económica y la lleva al mismo terreno de Estados Unidos. El anuncio de ‎la ley de control de las exportaciones y la potestad de adoptar contramedidas, junto a la adopción ‎del 14º Plan Quinquenal, que marca un futuro cercano, indican que Estados Unidos no puede ‎intimidar a China, como hizo y hace con Japón y con otros países; indican que Estados Unidos ‎no puede establecer las reglas comerciales y prohibir las empresas tecnológicas que lo superan, ‎y que, por el contrario, China sí puede relegar a Estados Unidos al baúl de la historia, donde ‎no será más que otro imperio que ha caído.‎

‎ ‎ Un apunte más para cerrar: 2035 no sólo será el año en que China se convierte en el líder ‎tecnológico mundial, también será el año en que China alcance el grado de «nación socialista ‎completamente modernizada».‎

‎ ‎ Y en este punto volvemos al eterno debate sobre si China es socialista o capitalista. Pero si ‎nos atenemos a lo que se conoce del 14º Plan Quinquenal, vemos que hay algo que no es ‎ni una cosa ni la otra porque estamos ante la fusión de la economía monetaria, del ‎keynesianismo, en sentido estricto, y de la planificación inicialmente soviética aunque remozada.‎

‎ ‎ Tal vez estamos ante algo parecido a la Nueva Política Económica (NEP) de Lenin. Tal vez. ‎La diferencia está en que Lenin concebía la NEP como un sistema transitorio, un «obligado ‎paso atrás» dentro del sistema socialista, y China lo considera un gran paso hacia adelante y ‎nada transitorio. La semejanza es que, en los dos casos, la economía permanece bajo ‎la dirección y planificación del Estado aunque secundada por el capital privado.‎

‎ ‎ Porque lo cierto es que en los últimos años –sobre todo tras la primera gran crisis capitalista ‎de 2008 y, especialmente, tras la llegada de Xi Jinping al poder, en 2013– se ha duplicado la ‎dependencia de la economía del sector estatal, las empresas estatales se han beneficiado de ‎políticas gubernamentales cada vez más favorables para hacerlas «más fuertes, mejores y más ‎grandes», como dijo el propio Xi. ¿Es esto “socialismo de mercado” o “socialismo con ‎características chinas”? Quizá.‎

ALBERTO CRUZ Red Voltaire

Fuente Original: NODO50 CEPRID

FENÓMENOS DEMONÍACOS, AGENDAS GUBERNAMENTALES Y PROYECTOS SECRETOS DE LA ERA DE LA GUERRA FRÍA

NICK REDFERN                     En el 2007 me involucré en uno de los asuntos más extraños que me ha pasado. Todo giraba en torno a un grupo secreto de tipo think-tank que estaba aliado con el Departamento de Defensa de los Estados Unidos y que creía (y sigue creyendo) que el fenómeno OVNI es de naturaleza demoníaca, en lugar de ser extraterrestre. Ese grupo usaba el apodo de “Élite Collins” (hasta hoy, sin embargo, no conozco su nombre clasificado). Cabe señalar, sin embargo, que existió, desde la década de 1960 hasta la década de 1970, un grupo de alto secreto muy similar en naturaleza y alcance a la Élite Collins. Su nombre en código era Operación OFTEN (*a menudo en español). Y ese es el tema del artículo de hoy: la historia de un grupo que, al igual que la Élite Collins, se adentró en el mundo de lo oculto, lo paranormal y lo sobrenatural – principalmente para ver si tales fenómenos podían ser aprovechados y convertidos en armamento. Una historia extraña y retorcida, seguro.

“A finales de los 60, la CIA experimentó con médiums en un intento de contactar y posiblemente interrogar a agentes muertos de la CIA. Estos intentos, según Víctor Marchetti, un ex funcionario de alto rango de la CIA, fueron parte de un esfuerzo mayor para aprovechar los poderes psíquicos para varias misiones relacionadas con la inteligencia que incluían la utilización de clarividentes para adivinar las intenciones de los líderes del Kremlin”, escribieron el Dr. Nelson Pacheco y Tommy Blann en su libro Unmasking the Enemy (Desenmascarando al enemigo). Pacheco fue el científico principal del Centro Técnico del Cuartel General Supremo de las Potencias Aliadas en Europa (SHAPE). El libro de Pacheco-Blann se centra en “El fin de los tiempos”, la demonología, los OVNIs, el “engaño global”, y mucho más de una naturaleza muy controvertida. Fue también como resultado de esta serie de experimentos de la CIA con médiums, que se hizo un descubrimiento impactante y aterrador. Fue un descubrimiento que apoyó las creencias y teorías de la Élite Collins, y que también vio aumentar sus capacidades operativas y su alcance. Es fundamental ser consciente del marco temporal de este nuevo desarrollo: dentro del tenebroso mundo del espionaje, cosas muy extrañas de naturaleza oculta y demoníaca estaban avanzando a finales de los 60 y principios de los 70. Y para entender y apreciar la naturaleza precisa del asunto, es necesario profundizar en el mundo del Dr. Sidney Gottlieb.

En marzo de 1960, bajo el Cuban Project, un plan de la CIA aprobado por el Presidente Eisenhower y supervisado por el Directorio de Planes de la CIA, Richard M. Bissell, Gottlieb sugirió rociar el estudio de televisión de Fidel Castro con LSD y empapar los zapatos de Castro con talio para que se le cayera la barba. Gottlieb también urdió planes para asesinar a Castro que habrían enorgullecido al personaje “Q”, de las novelas y películas de James Bond, incluyendo el uso de un cigarro envenenado, un traje húmedo envenenado, una concha explosiva y una pluma venenosa. La historia ha demostrado, por supuesto, que todos los intentos fallaron y que Castro tenía tantas vidas como un gato, si no más. Gottlieb, sin embargo, no terminó con los intentos de asesinato. También trabajó en un proyecto para que el pañuelo del general iraquí Abdul Karim Qassim se contaminara con botulina, y participó en el intento de la CIA de asesinar al primer ministro del Congo, Patrice Lumumba. En el verano de 1960, el propio Gottlieb transportó secretamente ciertos “materiales biológicos tóxicos” a la estación de campo de la CIA en el Congo. Sin embargo, el destino quiso que un golpe militar depusiera al primer ministro antes de que los agentes pudieran desatar el mortal virus. Casi una década más tarde, Gottlieb comenzó a explorar zonas mucho más oscuras.

En 1969, una unidad de científicos adscrita a la Oficina de Investigación y Desarrollo de la CIA se atrevió a seguir el camino que el personal de servicios técnicos de la CIA había tomado una década y media antes en el campo del control mental. Pero los científicos tenían otros planes mucho más controvertidos, varios de los cuales implicaban tratar de invadir, comprender y aprovechar los poderes demoníacos como herramientas de guerra. Para asegurarse de que el proyecto tuviera alguna posibilidad de alcanzar sus peligrosos objetivos, Gottlieb se acercó a Richard Helms – el director de la CIA de 1966 a 1973 – y aseguró una subvención de 150.000 dólares para el nuevo proyecto, que se conoció como Operación OFTEN (o como MKOFTEN). El estudio, de nombre curioso, tomó su nombre del hecho de que Gottlieb era bien conocido por recordar a sus colegas que: “…a menudo estamos muy cerca de nuestros objetivos y luego retrocedemos” y “…a menudo olvidamos que la única forma científica de avanzar es aprender del pasado”.

El escritor Gordon Thomas destacó Operación OFTEN en sus libros Journey Into Madness (Viaje a la locura) y Secrets and Lies (Secretos y mentiras). Son una lectura fascinante. Thomas dijo: “Las raíces de Operación OFTEN se remontan a la investigación que el Dr. Ewan Cameron aprobó para establecer vínculos entre el color de los ojos, las condiciones del suelo y las enfermedades mentales”. Thomas también señaló que cuando se le dio acceso a las investigaciones y notas de Cameron después de su muerte en 1967, a Gottlieb le llamó la atención el hecho de que “el Dr. Cameron podría haber estado al borde de un gran avance en la exploración de lo paranormal”. La operación OFTEN tenía la intención de hacerse cargo del trabajo inacabado, e ir más allá – para explorar el mundo de la magia negra y lo sobrenatural.” ¿Pero quién era exactamente el Dr. Cameron? Un psiquiatra escocés-americano de Bridge of Allan en Escocia que se graduó en la Universidad de Glasgow en 1924, luego se mudó a Albany, Nueva York, y – como el propio Hechicero Negro, el Dr. Sidney Gottlieb – se involucró en el controvertido MK-Ultra. Después de ser reclutado por la CIA, Cameron viajaba todas las semanas a Montreal (Canadá), donde trabajaba en el Allan Memorial Institute de la Universidad McGill, y recibió 69.000 dólares de 1957 a 1964 para realizar en secreto experimentos en nombre del MK-Ultra. No es sorprendente, por lo tanto, que Gottlieb recogiera algunas de las líneas de trabajo de Cameron después de su muerte en 1967.

A medida que la Operación OFTEN avanzaba, el proyecto comenzó a sumergirse en aguas claramente extrañas, y el personal finalmente pasó más tiempo mezclándose con adivinos, quirománticos, clarividentes, demonólogos y médiums de feria que con sus compañeros del personal de la Agencia. En mayo de 1971, la operación tenía incluso tres astrólogos en nómina – a cada uno de los cuales se le pagaba la considerable suma de 350 dólares por semana más gastos – para revisar regularmente copias de revistas y periódicos recién publicados con la esperanza de que pudieran ser “alertados psíquicamente” de algo de naturaleza defensiva o de inteligencia. La rumorología dice que la Operación OFTEN se cerró a principios o mediados de los 70, lo que bien podría haber sido el caso, ya que hay rumores adicionales de que el proyecto se combinó con la Élite Collins – algo que habría tenido mucho sentido. Para ellos, al menos.

NICK REDFERN                                  Mysterious Universe

MIENTRAS SE AVECINA LA CRISIS DE DESAHUCIOS EN EE.UU. RECUERDEN QUE LA POBREZA ES INSTRUMENTALIZADA POR LA ÉLITE

CAITLIN JOHNSTONE          CNBC News informa que los estadounidenses están considerando la posibilidad de hasta 40 millones de desahucios en los próximos meses a medida que expiren los pagos de desempleo y se acabe una moratoria federal sobre los desahucios.

“El viernes, la moratoria federal sobre desahucios en propiedades con hipotecas respaldadas por el gobierno federal y para inquilinos que reciben viviendas asistidas por el gobierno expiró”. “El Urban Institute estimó que la provisión cubría casi el 30% de las unidades de alquiler del país”.

“No se parece a nada que hayamos visto”, dijo el coordinador de la Coalición Nacional por el Derecho Civil al Consejo, John Pollock, a CNBC, y agregó que hubo 2.3 millones de desahucios en todo 2016 y que “podría haber tantos desahucios como esos en agosto”.

Mientras que a los estadounidenses comunes y corrientes les preocupa que a decenas de millones de personas los desahucien de sus hogares, los multimillonarios de la nación le advierten de los peligros del comunismo. Después de haber sido atacado por celebrar repetidamente el brutal golpe fascista del año pasado contra el gobierno izquierdista de Bolivia, el multimillonario Elon Musk está ahora twiteando memes anti-Marx y advirtiendo que los izquierdistas están “perdiendo el medio”.

Supongo que podríamos tomarlo como una señal alentadora de que los plutócratas están sintiendo cada vez más la necesidad de salir y gritar personalmente a las masas sucias que están siendo aplastadas lentamente hasta la muerte por el neoliberalismo metastásico en su etapa final por su insuficiente sumisión al dios del capitalismo. Solían tener a su gente de relaciones públicas para hacerlo, así que deben estar al menos un poco nerviosos.

Esto es América. Esto es lo que América está diseñada para ser. La cabeza de un vasto imperio que se extiende por todo el mundo necesita que sus ciudadanos de a pie sean pobres, impotentes, ocupados y con el cerebro lavado en todo momento, porque hay mucho poder y dinero en juego para mantener a la chusma alejada de los engranajes de la máquina imperial.

He viajado a través de los EE.UU., las partes que todo el mundo ignora y que Hollywood no te muestra, y he viajado a través de muchos países que se consideran altamente empobrecidos. A menudo sorprende a los americanos cuando digo esto, pero los EE.UU. es en gran medida un país del tercer mundo cubierto de la narrativa del primer mundo. La forma en que muchos de ellos viven en comparación con el nivel mínimo de vida en otros países ricos es absolutamente impresionante.

Y esto es totalmente diseñado.

Hablo mucho del control narrativo del sistema, y es importante recordar que la pobreza en sí misma también puede ser una forma de control narrativo. Si mantienes a una población empobrecida, trabajando duro y constantemente aterrorizada por la posibilidad de perderlo todo debido a un solo giro de mala suerte o mala salud, te aseguras de que no tendrán el tiempo y el espacio psicológico necesario para sentarse y examinar, por ejemplo, por qué sus elecciones nunca cambian nada, o lo que su nación está haciendo a otras naciones.

También te aseguras de que una masa crítica de ellos nunca será capaz de permitirse una influencia política. En una nación en la que eres literalmente incapaz de influir en la política y el comportamiento del gobierno a menos que tengas una cierta cantidad de riqueza a tu disposición, privando a la población de su capacidad de reunir su dinero para elegir un gobierno que combata la desigualdad de ingresos y riqueza. La clase donante es la única que tiene voz y voto.

En una nación donde el dinero es igual al poder y el poder es relativo, necesariamente se obtiene una clase plutocrática gobernante que necesita mantener a todos los demás pobres con el fin de mantener su dominio. Si todo el mundo es rey, nadie lo es, así que si el dinero te hace rey en tu sociedad, entonces necesariamente tienes que privar activamente a la mayoría del dinero.

Por eso siempre rechazo las teorías que insisten en que puedes dejar que los ricos se queden con toda su riqueza y también proveer lo suficiente para todos. No, no puedes, porque los ricos tienen un interés personal en evitar que todos tengan lo suficiente, y usan su riqueza como un arma para promulgar esa agenda en forma de influencia política, tiranía monopolística y control de la narrativa de los medios de comunicación.

Usan su riqueza como un arma. Usan la pobreza como un arma.

Mientras el comportamiento humano siga siendo impulsado por la búsqueda de beneficios, seguiremos viendo cantidades cada vez mayores de guerra, ecocidio, opresión, explotación y manipulación a gran escala, porque esas cosas son rentables y/o protegen los intereses de los que cosechan los beneficios. Nunca, jamás, sacaremos provecho de ninguno de esos problemas. La búsqueda de beneficios sólo hará que se multipliquen.

Los ricos sólo son ricos porque encontraron una forma inteligente de insertarse como intermediarios innecesarios entre los consumidores y la mano de obra, la habilidad y/o el talento que crea lo que realmente pagan los consumidores, y se llevaron la mayor parte del dinero para ellos mismos. Eso es todo lo que el “beneficio” siempre es en las operaciones corporativas a gran escala: es el dinero que los intermediarios parásitos fueron capaces de robar del verdadero talento y mover a sus propias cuentas bancarias.

Esto nunca creará un mundo saludable y armonioso. Sólo creará más sufrimiento y disfunción. Se necesita algo mejor.

CAITLIN JOHNSTONE                                     Medium

¡Gracias por leer! La mejor manera de evitar la censura de Internet y asegurarse de que veas lo que publico es suscribirse a la lista de correo de mi sitio web, que te enviará una notificación por correo electrónico de todo lo que publique. Mi trabajo es totalmente sufragado por el lector, así que si te ha gustado este artículo, por favor considera compartirlo, gustarme en Facebook, seguir mis payasadas en Twitter, ver mi podcast en Youtube, soundcloud, podcasts de Apple o Spotify, seguirme en Steemit, tirar algo de dinero en mi bote de propinas en Patreon o Paypal, comprar algo de mi dulce mercancía, comprar mis libros Nación Canalla: Aventuras psiconáuticas con Caitlin Johnstone y Woke: Una guía de campo para los preppers de Utopía. Para más información sobre quién soy, dónde estoy y qué intento hacer con esta plataforma, haz clic aquí. Todo el mundo, excluyendo las plataformas racistas, tiene mi permiso para republicar, usar o traducir cualquier parte de este trabajo (o cualquier otra cosa que haya escrito) de cualquier manera que les guste de forma gratuita.

Bitcoin donations:1Ac7PCQXoQoLA9Sh8fhAgiU3PHA2EX5Zm2

LOCURA EN EL CASO GHISLAINE: LOS GEMELOS JANUS

CHRISTHOPHER KNOWLES         ¿Has oído hablar del tipo rico que estaba obsesionado con el sexo y la ciencia extraña? ¿El tipo que convirtió sus alojamientos elegantes en un cojín orgiástico donde se denunciaban abusos sexuales a menores?

¿El tipo que estaba conectado a redes de prominentes científicos y luminarias del mundo del entretenimiento y de las letras?

¿El tipo con una misteriosa y temible novia que tenía conexiones familiares con Jet Propulsion Laboratories? ¿El tipo que fue acusado de ser un espía israelí y murió en circunstancias misteriosas? ¿El tipo cuyas sórdidas aventuras sexuales inspiraron una serie en un servicio de video en línea?

No, no hablo de Jeffrey Epstein, hablo de Jack Parsons.

Además, Jeffrey Epstein.

Oye, ¿recuerdas cuando el mundo no estaba totalmente loco? ¿Recuerdas cuando las cosas no giraban totalmente fuera de control y creíamos en cosas estúpidas como las “leyes de la naturaleza”, “el poder de la razón” y “la causalidad”?

Buenos tiempos.

Todo esto es para decir que no puedo entender esta conexión que Ghislaine Maxwell tiene con Jack Parsons, que murió nueve años antes de nacer ella. En caso de que te lo hayas perdido, la hermana de Ghislaine, Christine, está casada con Roger Malina, cuyo padre era Frank Malina, que formó Jet Propulsion Laboratories con Jack Parsons.

Quiero decir, ¿cuáles son las probabilidades de eso? Especialmente dados los espeluznantes paralelismos entre Jeff Epstein y Jack Parsons. Pero también porque dónde y cuándo fue arrestada Ghislaine.

Y eso es justo al final del camino (por así decirlo) de los sitios estrechamente asociados con dos de los más célebres contactados extraterrestres del siglo XX en el Día Mundial de los OVNIs (que es el 73º aniversario del incidente en Corona, NM, comúnmente conocido como el “Choque de Roswell”).

Como pueden ver en el mapa, el escondite de Ghislaine se alinea tanto con la casa de verano de Crowley como con el sitio donde Betty y Barney Hill afirmaron haber sido abducidos por extraterrestres.

¿Coincidencia, dices? No lo creo. ¿Por qué no lo creo?

Porque si sigues hacia el sur de alguna manera, te vas a la ciudad donde nacieron y crecieron los padres de Jack Parsons, y vivieron hasta que se mudaron a Los Ángeles.

Las probabilidades de que estos cuatro sitios se alineen tan perfectamente son casi inconcebibles, especialmente considerando la conexión familiar de Ghislaine con el antiguo socio de Jack Parsons.

Y si sigues la alineación hacia el sur…

…estás a unos minutos longitudinales de donde el operador del “trabajo Babilonia” de Jack Parsons, Lafayette Ronald Hubbard, escribió Dianética, en el 666 de la Avenida Este, Bay Head, NJ.

Lo suficientemente cerca, ¿verdad?

Creo que Hubbard eligió este lugar no sólo por su dirección, sino también para estar cerca del Campamento Evans, donde el Proyecto Diana fue lanzado mientras él y Parsons se masturbaban y agitaban espadas tratando de invocar a Babilonia (el Proyecto Diana implicaba rebotar señales de radar en la Luna).

Lo pillas: ¿Dianética, Proyecto Diana?

 

 

Nota que Bay Head está al lado de Point Pleasant, donde una efímera serie de Fox sobre el Anticristo más adorable del mundo fue supuestamente ambientada. Además, Mothman.

PERO ESPERA, SE PONE MÁS RARO

Antes de que Ghislaine se fuera a Bradford, se dice que vivía en Manchester-By-The-Sea, en la región de Cape Ann, Massachusetts. Esto pone a Ghislaine en un punto muerto en Lovecraft Country. Algunos estudiosos de Lovecraft creen que MBTS es el Innsmouth de la vida real, así como el escenario del cuento, “El Horror en la Playa de Martin“.

Eso es bastante raro, pero si viajas hacia el norte desde la casa donde Ghislaine se escondió…

 

 

 

te vas a Portsmouth, ciudad natal de Betty y Barney Hill.

Lo que se hace más interesante cuando consideras que la ex esclava sexual de Epstein, Maria Taylor, pintó a Epstein montando un OVNI y a Ghislaine como una criatura que no se vería fuera de lugar en una historia de H.P. Lovecraft.

 

 

 

 

 

EN UNA MISIÓN SUBMARINA PARA TI, NENA

Justo al este de Portsmouth está Eliot, Maine, la ciudad donde el Contralmirante Herbert Bain Knowles (sin relación con el autor) se “retiró” después de la Segunda Guerra Mundial. Puse “retirado” entre comillas porque es casi seguro que continuó trabajando en la Oficina de Inteligencia Naval después de dejar el servicio activo.

La evidencia de esto es el trabajo que hizo con su vecina Frances Swan, que comenzó a reclamar contactos (a través de la escritura automática) con extraterrestres de una federación galáctica llamada “Affa”. Según se informa, Swan incluso convocó a un platillo volante fuera de una instalación militar donde estaba siendo interrogada por agentes de la ONI y de la Inteligencia de la Fuerza Aérea en 1959.

Knowles también estaba en la junta del NICAP con un montón de otros jefes de la Marina, y más tarde sería el hombre que llamó la atención del mundo sobre Betty y Barney Hill.

Y como pueden ver, un alarmante número de eventos importantes relacionados con los OVNIs ocurrieron en su vecindario, incluyendo algunos de los más conocidos relatos de “secuestro”. Dado su gusto por mezclar Ovnis y Espiritualismo, apostaría buen dinero a que estuvo involucrado con Andrija Puharich y el Consejo de los Nueve en algún momento también.

¿Tuvo algo de esto que ver con traer a Ghislaine a esta parte del bosque, en vez de a algún lugar distante donde pudiera evadir el largo brazo de la ley más efectivamente? ¿Hay algún tipo de aspecto ritual en sus movimientos en Nueva Inglaterra y en el día en que fue finalmente arrestada?

La razón por la que pregunto es que ella y el Almirante Knowles tienen algo en común además de la geografía y es que ambos eran pilotos de submarinos. De hecho, también tienen submarinos en común con L-Ron Hubbard (que hizo el servicio de cazador de submarinos durante un corto tiempo hasta que su comandante se dio cuenta de que era inútil en ello). ¿Cuáles son las probabilidades, le pregunto?

Lo que nos lleva al hecho de que todos con los que estamos tratando aquí no sólo son claramente espías, sino que también tienen alguna conexión con la Marina de los EE.UU.

El primer cliente de Parsons y Malina fue la Marina. Hubbard y Marjorie Cameron eran ambos de la Inteligencia Naval (Hubbard diría más tarde que fue asignado para acabar con el “culto sexual” de Parsons), de hecho Cameron estaba involucrado en un trabajo de cartografía de alto secreto.

Cameron trabajó con el Estado Mayor Conjunto, donde sus responsabilidades eran tan secretas que convirtieron su propia vida en una existencia igualmente restrictiva y desconectada. Debido a la naturaleza alienante de su trabajo, Cameron solicitó un traslado y se mudó a Washington, D.C., donde sirvió en un laboratorio de ciencia fotográfica en el Potomac, llamado la “Armada de Hollywood”… En el transcurso de estas tareas, conoció al Primer Ministro del Reino Unido, Winston Churchill, en mayo de 1943.

Sí, y no para reventar las burbujas de nadie, pero Marjorie Cameron tampoco fue convocada mágicamente por los idiotas del círculo Thelémico de Parsons y Hubbard:

Cuando su hermano James regresó a los EE.UU. herido por el servicio en el extranjero, ella se ausentó sin permiso y regresó a Iowa para verlo, como resultado de lo cual fue sometida a un consejo de guerra y confinada a los cuarteles por el resto de la guerra. Por razones desconocidas para ella, recibió una baja honorable del ejército en 1945. Para unirse a su familia, viajó a Pasadena, California, donde su padre y sus hermanos habían encontrado trabajo en el Jet Propulsion Laboratory (JPL).

Maxwell y Epstein, ambos ampliamente considerados como miembros del Mossad (y muy probablemente también la CIA y el M16) tenían sus propias conexiones en la Marina. Se decía que Ghislaine estaba custodiada por antiguos SEALs de la Marina (presumiblemente mientras galopaba por Lovecraft Country) y la isla Lolita de Epstein estaba en el mismo vecindario que numerosas instalaciones de la Marina.

Y como L-Ron Hubbard, Ghislaine estaba interesada en crear su propio programa marino, el Proyecto TerraMar. Fíjense que su lema recuerda al “Sea Org” de Hubbard.

Y así como Ghislaine y Epstein han sido acusados repetidamente de espiar para los israelíes, también lo fue Jack Parsons:

Von Kármán puso a Parsons en contacto con Herbert T. Rosenfeld, Presidente del capítulo sur californiano de la Sociedad Americana de Technion, un grupo sionista dedicado a apoyar al recién creado Estado de Israel. Rosenfeld le ofreció a Parsons un trabajo en el programa de cohetes israelí y lo contrató para producir informes técnicos para ellos.

En noviembre de 1950, al intensificarse el miedo a los rojos, Parsons decidió emigrar a Israel para seguir la oferta de Rosenfeld, pero un secretario de Hughes al que Parsons había pedido que escribiera a máquina un portafolio de documentos técnicos lo denunció al FBI. Acusó a Parsons de espionaje y de intento de robo de documentos clasificados de la empresa sobre la base de algunos de los informes que había tratado de presentar a la Sociedad Technion.

Parsons fue despedido inmediatamente de Hughes; el FBI investigó la denuncia y sospechó que Parsons estaba espiando para el gobierno israelí.

Algunos han especulado que el espionaje de Parsons en nombre de los israelíes es lo que finalmente hizo que lo mataran. Probablemente es más probable que él tratara de crear un homúnculo, pero ¿qué sé yo? No mucho.


ENTONCES, ¿QUÉ PASA CON ESTE ASUNTO DE LOS OVNIS?

Jeffrey Epstein estaba interesado en un montón de pseudociencia ridícula como el Transhumanismo, pero nunca he oído nada acerca de que esté interesado en los OVNIs. Sin embargo, tanto él como Ghislaine estaban muy unidos a los Clintons, que están muy interesados en el tema.

No sé con certeza si los dos estaban en la OVNIlogía en el fondo, pero que la pintura de Maria Taylor y los extraños detalles de los viajes de la fugitiva Ghislaine bien pueden hablar de eso.

Y por supuesto la Marina de los EE.UU. está muy, muy interesada en los OVNIs, y lo ha estado durante mucho tiempo.

Luego hay otro chico OVNI que viaja a lo profundo de los mismos círculos clintonitas con los que Epstein y Ghislaine corrieron una vez, Tom DeLonge. El ex roquero de Blink-182 parece haber sido relacionado con todo tipo de tipos espeluznantes a través del ex consejero de Clinton, John Podesta. Lo cual, por supuesto, es otra historia.

Lo interesante (quizás lo único interesante) del proyecto de inteligencia militar que está dirigiendo… “Academia A las Estrellas”… es que toma prestado su nombre de un proyecto de Jack Parsons (Ad Astra es la palabra latina para “A las Estrellas”).

Incluso han tomado prestada la idea del “metal raro”:

Disociados de JPL y Aerojet, Parsons y Forman fundaron la Compañía de Ingeniería Ad Astra, bajo la cual Parsons fundó la Compañía de Polvo Vulcano de fabricación química. Ad Astra fue objeto de una investigación del FBI bajo sospecha de espionaje cuando los agentes de seguridad del Proyecto Manhattan descubrieron que Parsons y Forman habían adquirido un producto químico utilizado en un proyecto de alto secreto para un material conocido sólo como x-metal, pero más tarde fueron absueltos de cualquier delito.

DeLonge también trabaja con el telemita Peter Levenda, que ha estado escribiendo libros tipo astronautas ancestrales para To The Stars. Levenda es un estudioso de Jack Parsons, Aleister Crowley y H.P. Lovecraft, y podría ser bueno preguntarle sobre Ghislaine y este asunto de los OVNIS.

¿Estás ahí, Peter? Responde si lo estás.

Mi suposición es que ciertamente hay algo en esto, pero ya te lo imaginaste. Pero hay suficiente humo en esos círculos y sabemos que este tipo de gente está loca y cree en cosas más raras que los OVNIs.

Y por Dios: Ghislaine y ese vínculo familiar con Jack Parsons. Todavía me sorprende.

Olvidé aclarar todo el asunto de la carnada que vincula a Parsons y Epstein: hubo informes de algunos golosos en la casa parroquial que llamaron la atención de la policía local, incluyendo a un chico de 15 años que afirmó que fue violado allí. Sabiendo cómo operan estas personas, apuesto a que había mucha más violencia juvenil allí de la que nadie habló nunca.

Y, por supuesto, el propio Parsons dejó a su esposa por su hermana de 17 años (aunque es posible que empezara antes ya que se mudó con ellos cuando tenía 15), quien más tarde se dio la vuelta y dejó su peludo trasero por los irresistibles encantos de L-Ron. Los dos se fugaron a Florida, con todos los dólares ganados con esfuerzo por Jack Parsons en sus bolsillos.

CHRISTOPHER KNOWLES                                   The Secret Sun

LAS CINCO TEORÍAS MÁS LOCAS SOBRE BILL GATES Y LA CONSPIRACIÓN DE LAS VACUNAS

GREG           Siempre me ha gustado una buena y divertida teoría conspirativa. Tratar de encajar todas las piezas para encontrar una historia oculta, incluso si se hace con una gran cantidad de pegamento especulativo, es siempre una búsqueda emocionante.

La era de las redes sociales, sin embargo, me está convirtiendo en un viejo cascarrabias gruñón cuando se trata de teorías de conspiración. Se están extendiendo como el fuego en Facebook, Twitter y YouTube, incluso cuando son tan estúpidas como una caja de martillos.

¿Tan malo es? Considera esto: ahora estoy escribiendo un artículo defendiendo a Bill Gates.

Por favor, entiéndelo: he estado criticando al cofundador de Microsoft desde los años 90. Esto no es fácil para mí. Pero después de ver entrada tras entrada en los medios sociales esta semana atacando a Gates como una especie de parca demoníaca, lista para eliminar a miles de millones de personas del planeta con sus vacunas venenosas, me sentí obligado a hablar.

Porque cuando las teorías de conspiración no son divertidas, es cuando (a) ponen literalmente en riesgo la vida de las personas, y (b) son engañosas a propósito.

Y no te equivoques: el impacto de la mayoría de estas teorías conspirativas será que más gente rechace las vacunas, un resultado que costará muchas vidas. Sean iniciadas por estafadores alternos, verdaderos creyentes, o como operaciones de influencia, no lo puedo decir – pero al final, el resultado será el mismo.

Así que, aquí hay una muestra de las locas teorías de conspiración de Bill Gates que existen en este momento, junto con el por qué son una mierda – siéntete libre de hacérselo saber a tus amigos la próxima vez que compartan una en los medios sociales:

1. Bill Gates admitió que iba a despoblar el planeta matando gente con vacunas.

Esta vuelve con regularidad, usualmente en forma de un corto clip de una charla de TED dada por Gates, en la que dice…

El mundo de hoy tiene 6.800 millones de personas, que se encaminan a unos 9.000 millones. Ahora bien, si hacemos un gran trabajo con las nuevas vacunas, el cuidado de la salud, los servicios de salud reproductiva, podríamos reducirlo en un 10 o 15 por ciento.

¡Ahí está! Boom, ni siquiera es tímido, Bill Gates dice directamente, en público, que sus vacunas van a matar a miles de millones de personas.

Excepto que eso no es lo que está diciendo. La historia real: Bill Gates cree que al aumentar las posibilidades de supervivencia de la infancia a través de las vacunas, los padres decidirán tener menos hijos porque se sienten más seguros de que no los perderán a causa de las enfermedades:

Un hecho sorprendente pero crítico que aprendimos fue que reducir el número de muertes en realidad reduce el crecimiento de la población… Contrariamente a la visión maltusiana de que la población crecerá hasta el límite de cuantos niños puedan ser alimentados, de hecho los padres eligen tener suficientes hijos para darles una alta probabilidad de que varios sobrevivan para mantenerlos cuando envejezcan. A medida que el número de niños que sobrevivieron hasta la edad adulta aumenta, los padres pueden lograr este objetivo sin tener tantos hijos.

Ahora, puedes discutir si Bill Gates está en lo cierto en esta premisa, seguro. Pero no está diciendo que las vacunas vayan a matar a la gente, en realidad, está diciendo lo contrario. Confía en que ayudarán a los niños a sobrevivir a las enfermedades en su juventud, y que ayudarán a reducir la población en el futuro al disminuir las tasas de natalidad.

2. El Centro para la Reducción de la Población Humana Global

Vinculado al anterior meme de la conspiración, viene este: una imagen que circula regularmente “mostrando” que la Fundación Bill y Melinda Gates está detrás de un “Centro para la Reducción de la Población Humana Global”.

Obama está haciendo esto en África, la agenda de los demócratas si ganan las próximas elecciones para continuar con estos asesinatos en África. Por favor, abre los ojos, no estés de acuerdo con estos grupos que quieren despoblar. Bill Gates, Obama, Hillary Clinton, véanlo ustedes mismos y no le den sentido y voten a Joe. pic.twitter.com/6UoDW4arul

– atatajazrinjunior (@atatajazrinjun1) 15 de junio de 2020

¿El problema? No existe tal centro, y la imagen está retocada. Pero eso no ha impedido que se comparta ampliamente a través de los medios sociales, sin que nadie se detenga a preguntar si es real.

3. Bill Gates va a ganar 200 mil millones de dólares con la aplicación de vacunas a la gente.

Una de las cosas más divertidas que he visto por ahí es la afirmación de que Bill Gates está haciendo vacunas para poder ser rico. Vale, claro, quizás podría ser más rico. Pero aún así…

Los que promueven esta posición se apresuran a señalar que Gates ha dicho en varias ocasiones que ha calculado que hay un retorno de la inversión en vacunas de 20:1, por lo que los 10.000 millones de dólares que ha invertido han generado 200.000 millones de dólares de beneficios.

Gates piensa que su retorno de la inversión de engañar a toda la humanidad empática en sus insuficientemente probadas nuevas inyecciones de Anti-SARS-CoV-2-RNA alias manipulación genética de conejillos de indias llamados humanos con el #CoronapLandemic será mayor que 20:1.#ExponerBillGates pic.twitter.com/X0dxu6D9Mm

-Thomas Binder, MD (@Thomas_Binder) 13 de junio de 2020

El video completo, sin embargo, cuenta una historia diferente. Lo que Gates está diciendo es que él donando 10.000 millones de dólares a programas de salud global resulta en un estimado de 200.000 millones de dólares en beneficios sociales y económicos – además de salvar millones de vidas.

Como Gates señala en la parte del video editado…

…Ayudar a los niños pequeños a vivir, a tener una nutrición adecuada, contribuir a sus países – eso tiene una retribución que va más allá de cualquier rendimiento financiero típico.

4. Bill Gates habla alegremente de inyectar a los niños con organismos genéticamente modificados.

Otro clip editado de forma engañosa muestra a Bill Gates aparentemente hablando alegremente de clavar una aguja en los brazos de los niños e inyectar organismos genéticamente modificados (OGM):

#ExponerBillGates pic.twitter.com/Ix231B27lW

– 💯 (@slayersins) 14 de junio de 2020

Sin embargo, si ves el vídeo completo (Gates empieza a hablar a las 2:07), encontrarás algo sorprendente: en realidad está abogando por hacer pruebas cuidadosas antes de hacer nada con los OGM. Después de que su esposa Melinda comienza la charla abogando por el uso de cultivos transgénicos en África, Bill Gates interviene diciendo…

La analogía más fuerte es con las medicinas… ¿hay algo de lo que preocuparse con las medicinas, es decir, que algunas de ellas puedan tener efectos secundarios? ¿Necesitamos pruebas de seguridad? Quiero decir, estamos tomando cosas que son organismos genéticamente modificados, y los inyectamos en los brazos de los niños pequeños… los inyectamos directamente en la vena. Así que sí, creo que tal vez deberíamos tener un sistema de seguridad, donde hacemos pruebas y probamos cosas.

5. Bill Gates quiere poner un microchip en la vacuna del coronavirus y dársela a todo el mundo para que puedan ser rastreados.

Es la vieja teoría de la conspiración de la “marca de la bestia”, ¡vestida al estilo del 2020!

Para ser justos, hay algunos antecedentes en esta teoría de la conspiración que la hacen razonablemente plausible. La Fundación Gates ha apoyado la investigación sobre la tecnología de puntos cuánticos para almacenar registros de vacunación como una especie de microtatuaje (no un microchip, sin embargo, y no rastreable a distancia), y también en el uso de microchips para “rastrear” las muestras médicas tomadas de los pacientes (no los propios pacientes, sin embargo; no “rastreable” a distancia, y no contiene información confidencial).

Los teóricos de la conspiración han vinculado este rumor con otro proyecto respaldado por Gates, ID2020, que trata de crear un sistema de identificación digital mundial.

Sin embargo, es justo preguntarse por qué, en la era de los omnipresentes teléfonos inteligentes, los sistemas avanzados de reconocimiento facial y la identificación biométrica, Bill Gates necesitaría incrustar un microchip en todo el mundo. Y podría ser interesante averiguar cuántas de las personas asustadas por esta teoría de la conspiración usan Windows o la suite de productos Office de Microsoft…

Por lo tanto, ningún Bill Gates está usando el coronavirus como una oportunidad para construir un sistema de vigilancia global. (Eso ya existe, tonto.)

———-

Ciertamente deberíamos vigilar de cerca a los multimillonarios y cómo usan su dinero y su poder para influir en la toma de decisiones que nos afectan a todos. Y deberíamos ser conscientes de cómo nuestra privacidad está siendo constantemente erosionada por el crecimiento de los sistemas de vigilancia.

Sin embargo, también debemos entender que en la era de las redes sociales hay un ejército de estafadores y operativos políticos que buscan utilizar el miedo a las vacunas, y la desconfianza en personas como Bill Gates, como una herramienta para lograr sus propios objetivos. Y no les importa si su difusión de información errónea termina matando a miles de personas.

Así que depende de nosotros. Antes de difundir esa teoría de la conspiración viral – y del mismo modo, antes de comer cualquier historia conmovedora sobre San Bill – tenemos que mirar cada historia por sus méritos, comprobar si es válida, y dejar que la verdad nos guíe, en lugar de nuestros prejuicios políticos o cognitivos.

GREG                               DAILY GRAIL

HAY UNA REBELIÓN EN MARCHA

RECLUSE      Entre los muchos temas tratados en mi primer libro Strange Tales of the Parapolitical (Historias extrañas de la Parapolítica) está el origen de la llamada “estrategia de tensión“, supuestamente desarrollada por los neofascistas italianos a mediados de la década de 1960. Este concepto sostenía que el terrorismo podía ser usado para desestabilizar sistemáticamente la sociedad civil, preparando así la guerra para la intervención militar. Tal estado de cosas proporcionaría a su vez un clima favorable para un resurgimiento fascista.

Sin embargo, la estrategia de tensión fue en gran parte levantada al por mayor de la doctrina francesa de contrainsurgencia (COIN) conocida como “le guerre revolutionnaire“, o “guerra revolucionaria”. Esta doctrina se basaba en la guerra de guerrillas de Mao Zedong combinada con las propias experiencias de Francia enfrentándola en la Guerra Franco-Indochina. Fue desplegada en su totalidad con una eficacia brutal durante la Guerra de Argelia.

A los militares franceses les fue mucho mejor en este conflicto que en el anterior de Indochina, pero los métodos empleados por el oficial de guerra psicológica y los operadores especiales fueron tan brutales que la guerra perdió rápidamente el apoyo del público francés. Cuando de Gaulle optó por ceder Argelia tras su regreso al poder, esto desencadenó una revuelta de los mismos sectores del ejército francés. De Gaulle fue capaz de reunir a la nación y detener la revuelta en su camino. Pero muchos de los perpetradores, soldados altamente entrenados, continuarían la lucha durante años a través de redes paramilitares clandestinas. Inicialmente la Organización armée secrète (OEA: Organización del Ejército Secreto) fue el vehículo elegido, pero fue en gran parte desmantelada en 1963.

A partir de ahí, los veteranos de la OAS buscarían a varios neo-fascistas de toda Europa para reagruparse y encontrar nuevas redes. Fácilmente el más “exitoso” de estos sucesores de la OAS fue el Aginter Press con sede en Lisboa. Aginter mantuvo lazos con los servicios secretos portugueses, y según se informa, con algunos otros. Lo que es más importante, estableció lazos clandestinos y se convirtió en uno de los principales ejes de la red durante los últimos años 60 y principios de los 70. Aginter se acercó especialmente a los neofascistas italianos y casi con toda seguridad proporcionó el fundamento ideológico de la “estrategia de tensión”.

Dada la situación actual que se está desarrollando en los EE.UU., Aginter merece una mirada más cercana. Si bien sus esfuerzos paramilitares, a menudo vinculados al terrorismo en toda Europa, África y más tarde América Latina, atraen gran parte de la atención de los investigadores, es importante recordar que la institución era en realidad también un servicio de prensa en pleno funcionamiento. De hecho, la guerra psicológica era un componente crucial de le guerre revolutionnaire. A menudo los franceses, y más tarde los “asociados de prensa” de Aginter, se referían a la guerra psicológica como “operaciones de intoxicación”. Sin embargo, el concepto francés de “intoxicación” era muy diferente en este contexto:

“…. El término francés intoxicación, que en general significa “envenenamiento”, es usado por… los partidarios de la guerra revolucionaria para referirse al “envenenamiento” de la mente. Específicamente, significa la manipulación del entorno político mediante la difusión sistemática de información falsa o engañosa a un grupo (o grupos) objetivo, cuyo propósito es paralizar o influir de alguna manera en las acciones posteriores de ese grupo. El grupo objetivo puede ser relativamente pequeño o abarcar toda una sociedad…”.

(The Darkest Sides of Politics [Los Lados más Oscuros de la Política], I, Jeffrey Bale, p. 185n36)

Una especialidad de Aginter era la intoxicación de grupos revolucionarios de izquierda. A menudo, trataban de empujarlos hacia la acción violenta, como en las protestas. A veces, si Aginter no podía encontrar un grupo militante adecuado, lo creaban.

“Tal vez aún más importante, ‘la infiltración de organizaciones pro-chinas [maoístas] y el uso de esta cobertura [izquierdista] fue una de las grandes especialidades de Aginter’. Tales métodos fueron explícitamente defendidos por Guillou en su manual de terrorismo. En la sección sobre manifestaciones violentas, por ejemplo, el ex hombre de la OAS recomendó que “los infiltrados en una manifestación deben situarse estratégicamente en el centro de la misma para provocar su desintegración”. Desde esta posición de elección, “pueden llevar a cabo provocaciones violentas contra las fuerzas del orden, incitando así el ciclo de acción-represión-reacción”. En la sección sobre operaciones encubiertas, insistió en que el personal seleccionado debía observar escrupulosamente las normas de “cobertura” adoptando identidades falsas como periodistas, identidades a las que se podía dar crédito mediante el uso de documentos hábilmente falsificados o documentos genuinos que habían sido adquiridos subrepticiamente. Aunque Guillou y Leroy negaron posteriormente -con vehemencia pero aparentemente con falsedad- que tuvieran algo que ver con las atrocidades terroristas, este último se jactó abiertamente del éxito de la agencia en la realización de infiltraciones y provocaciones. Su evidente orgullo por estos logros no estaba fuera de lugar. A finales de 1965, incluso antes de la creación de Aginter, Guillou y sus hombres iniciaron operaciones en el África portuguesa con el objetivo de liquidar a los líderes guerrilleros, instalar informantes y provocadores en los grupos de resistencia genuinos y crear falsos movimientos de liberación nacional que eran más o menos análogos a las ” contraguerrillas ” pseudo-Mau Mau que el general de brigada británico Frank Kitson había formado anteriormente en Kenya”.

(The Darkest Sides of Politics, I, Jeffrey Bale, p. 144)

Con todo esto en mente, volvamos ahora nuestra atención a los eventos contemporáneos. Ciertamente, han sido algo para considerar en los últimos días. Pero retrocedamos un poco más el reloj.

De la Guerra Mental al Colectivo Q

Hace unas semanas, hice uno de los mejores programas de The Farm con mi estimado asistente de investigación Keith Allen Dennis sobre el tema de la “guerra de cuarta generación“, que es en sí misma una gran variación de le guerre revolutionnaire. A medida que el programa llegaba a su conclusión, se expresó la preocupación por el aumento de las protestas armadas en varias capitales de estado (pero especialmente en la de Michigan) en varios Estados Azules. Más tarde amplié ese temor en un artículo reciente.

Paul Vallely

Desde entonces, ha habido algunas señales de que los “respetables” medios de comunicación nos están alcanzando. El fenómeno de QAnon ha sido especialmente fascinante de observar durante los cierres de COVID. La narración general promovida por QAnon es que son un grupo de oficiales de inteligencia militar ayudando al Orange One (Trump) a derribar una cábala de pedófilos satánicos que gobiernan estos Estados Unidos y el mundo más allá. Extrañamente, los lazos con la inteligencia militar fueron “confirmados” a finales del año pasado por el General Paul E. Vallely. Los lectores habituales de este blog están sin duda familiarizados con un curioso tratado del que Vallely fue coautor a principios de los 80 titulado From PSYOP to MindWar: The Psychology of Victory (De Operaciones psicológicas a Guerra Mental: La psicología de la victoria). Su co-autor fue nada menos que el Coronel Michael Aquino, el antiguo oficial militar de guerra psicológica y fundador del Templo de Set.

Michael Aquino

Desde que se produjo el escándalo del abuso de niños en Presidio en 1987, los teóricos de la conspiración han descrito a Aquino como el centro de una red satánica de pedofilia en el sistema de seguridad nacional. El ex oficial de la CIA y veterano de Phoenix John DeCamp escribió una vez: “Aquino… fue durante mucho tiempo el líder de una sección de guerra psicológica del ejército que se basó en su ‘experiencia’ y prácticas personales en el lavado de cerebro, el satanismo, el nazismo, la pedofilia homosexual y el asesinato” (The Franklin Cover-Up [El Encubrimiento Franklin], p. 328).

Y aquí está el viejo amigo de Aquino, Paul E. Vallely, apoyando al grupo que supuestamente está detrás de QAnon. ¿Vallely cambió de opinión? Probablemente no, especialmente si has seguido su carrera post-militar con equipos como el Centro de Política de Seguridad, la línea más dura de los think tanks neoconservadores. Sospecho que Vallely y Aquino aún se entienden y están involucrados en proyectos oscuros. Cuánto valor se le da a las afirmaciones de Aquino como pedófilo es ciertamente un tema de debate, pero no hay duda de que es un oficial de guerra psicológica a largo plazo, y se le atribuyen desarrollos revolucionarios en el medio. Estas implicaciones son tan flagrantes ahora que incluso el Daily Grail es capaz de ponerlas juntas (pero con la lengua firmemente en la mejilla, por supuesto):

“¿Y si hay un grupo secreto de extrema derecha que consiste en una asociación de supremacistas blancos, nazis, millonarios de la mafia y RWNJ de tendencia fascista, y QAnon es una operación psicológica que crearon para construir un ejército de idiotas útiles, que ayudarían a difundir su mensaje para que eventualmente una porción de la población sea complaciente cuando el golpe de Estado americano suceda?”

¿Y si es así? Y esto fue escrito cuando la preocupación principal de las multitudes de la milicia/QAnon eran los cierres (que pueden o no haber sido iniciados por Trump para iniciar el proceso de acorralar a los pedófilos satánicos). Ahora se enfrentan a la aterradora perspectiva de que los afroamericanos se amotinen en todo el país y, en general, lancen un asalto a su amado “orden público”.

Por supuesto, como el gran Christopher Knowles ha señalado astutamente, todo esto sigue un guión muy probado y verdadero en el que las protestas pacíficas de los afroamericanos se vuelven violentas después de que “activistas” vestidos de negro y en su mayoría blancos hacen aparición y empiezan a volverse violentos. Este guión es tan probado y verdadero en este momento que el público en general no lo compró en un principio, y algunos observadores perspicaces señalan que los disturbios pueden haber sido iniciados por un policía encubierto. Naturalmente, Zero Hedge pronto se lanzó a culpar a “la extrema izquierda o anarquista“, basándose en las afirmaciones de un ex oficial de contrainteligencia británico y actual consultor privado nada menos.

Para no equivocarse, el Fiscal General William Barr recientemente sopesó, y llegó a la misma conclusión de la extrema izquierda/anarquista. Aparentemente no fue suficiente para el Orange One, que consideró que era el momento de sugerir que sus seguidores se reunieran en la recientemente asediada Casa Blanca como contrapeso a los manifestantes de la izquierda. Eso debería ser muy interesante.

Todo esto tiene como telón de fondo algunas acciones aún más interesantes tomadas por el Orange One últimamente, como su decisión de expulsar a los estudiantes chinos vinculados al ejército de esa nación. O su orden ejecutiva dirigida a los medios sociales justo a tiempo para las elecciones de 2020. O el hecho de que formalmente comenzó el proceso de terminar la pertenencia de los EE.UU. a la Organización Mundial de la Salud. Este último es un gran evento geopolítico que no ha recibido casi ninguna cobertura de los medios aquí en los EE.UU. y muy poco rechazo hasta ahora de la facción globalista de la élite de los EE.UU. ¿Es quizás porque sus bastiones urbanos están actualmente en llamas en estos Estados Unidos? ¿Y todo con el telón de fondo de la continuidad de las operaciones del gobierno (COG) en vivo debido al COVID?

Si existe algún tipo de culto satánico en el corazón del aparato de seguridad nacional es discutible, por decirlo suavemente. Lo que no es es el Culto de la Contrainsurgencia, del que el gran Douglas Valentine advirtió recientemente en una entrevista con su servidor.

Volvamos ahora a Aginter, que fue una rama de la doctrina francesa del invento conocido como le guerre revolutionnaire. Como Strange Tales of the Parapolitical deja en claro, esta doctrina fue adoptada de todo corazón por el ejército de EE.UU. hasta Vietnam y fue enormemente influyente en el Programa Fénix. Recientemente, ha disfrutado de un vigoroso resurgimiento en la Guerra Mundial contra el Terrorismo. Y como es lógico, el coronel Michael Aquino no sólo es un veterano de la guerra psicológica, sino también un veterano del Programa Fénix (que fue acusado de pedofilia satánica nada menos que por su colega John DeCamp). Y su viejo amigo y coautor de Mind Wars, Paul E. Vallely, es un defensor de Q (y aparentemente dispuesto a liderar un golpe de estado, pero sólo si se le llama, por supuesto).

De hecho, hay una rebelión en marcha. Y por mi parte no creo que tenga mucho que ver con sacar a los pedófilos del estado profundo, pero puede que juegue en una nefasta agenda que abarca décadas y que tiene sus raíces nada menos que en MK-ULTRA. No es el que han oído hablar, sino el que se aborda en mi libro más reciente y en mi próximo trabajo que espero que salga a la luz a finales de verano. Hasta entonces, queridos lectores, permanezcan atentos hasta la próxima vez.

RECLUSE                                                                         VISUP