LA GENTE HORMIGA DE LOS HOPI

ant-people-hopi-1Los indios Hopi han vivido en el desierto del norte de Arizona durante miles de años. Este paisaje árido pero hermoso era el lugar donde los dioses de los Hopi les dirigieron para construir una serie de aldeas formadas por pueblos, lo que hoy llamaríamos complejos de apartamentos de piedra. Aquí los Hopi lograron prosperar con sólo el cultivo de maíz, frijol y calabaza, con muy pocas precipitaciones y casi sin riego.

Una de las más intrigantes leyendas Hopi implica a la Gente Hormiga, que fueron cruciales para la supervivencia de los Hopi, no sólo una, sino dos veces. El llamado “Primer Mundo” (o mundo-edad) fue aparentemente destruido por el fuego, es posible que por algún tipo de vulcanismo, impacto de un asteroide o eyección de masa coronal del sol. El Segundo Mundo fue destruido por hielo, -los glaciares de la edad de hielo o por un cambio de polos. Durante estos dos cataclismos globales, los virtuosos miembros de la tribu Hopi fueron guiados por una nube de extraña forma durante el día y una estrella en movimiento por la noche que los llevó ante el dios del cielo dios llamado Sotuknang, que finalmente los codujo hasta la Gente Hormiga, en lengua Hopi, Anu Sinom. La Gente Hormiga escoltó a los Hopi a cuevas subterráneas donde encontraron refugio y sustento.

Kiva circular en Nuevo Mexico, construida por los descendientes  de los antiguos Hopi
Kiva circular en Nuevo Mexico, construida por los descendientes de los antiguos Hopi

En esta leyenda la Gente Hormiga son retratados como generosos y trabajadores, que dan la comida a los Hopi cuando los suministros escaseaban y les enseñan las ventajas del almacenamiento de alimentos. De hecho, otra leyenda dice que la razón por la que las hormigas tienen cinturas tan delgadas hoy se debe a que una vez ellas se privaron de sus provisiones con el fin de alimentar a los Hopi.

La constelación de Orión también tiene una cintura delgada. Cuando Orion domina los cielos de invierno, las hormigas permanecen en las profundidades de sus pequeñas colinas subterráneas. Estas estructuras son similares en la forma a las kivas Hopi, que son cámaras subterráneas para la oración comunitaria. Casualmente la palabra sánscrita  ki significa “hormiguero” y va significa “morada”. Cada febrero los Hopi realizan dentro de sus kivas la Ceremonia de los brotes del fríjol o la Dance de los frijoles, llamada Powamu. Durante este tiempo, los fuegos se mantienen ardiendo continuamente, convirtiendo estas estructuras en soberbias casas calientes. El ritual conmemora un momento en que los Anu Sinom enseñaron a los Hopi cómo hacer germinar los granos dentro de las cavernas para poder sobrevivir.

Es interesante notar que el dios del cielo babilónico fue llamado Anu. La palabra Hopi para “hormiga” es también anu , y la raíz de la palabra Hopi Naki significa “amigos.” Por lo tanto, los Anu-Naki Hopi, o “amigos de hormigas,” podrían haber sido los mismos que los sumerios Annunaki, los seres que una vez llegaron a la Tierra desde los cielos.

Tallas Hopi en la roca  de la Gente Hormiga, en el norte de Arizona
Tallas Hopi en la roca de la Gente Hormiga, en el norte de Arizona

La Gente Hormiga puede también haber vivido en el antiguo Egipto. Akenatón, el faraón de la 18ª dinastía que gobernó de 1351 a 1.334 antes de Cristo, se muestra en algunas representaciones con un cráneo alargado como la forma de la cabeza de una hormiga. Sus ojos almendrados y el cuello son como los de la hormiga, y también la serpiente o el buitre en sus Uraeus* asemejan a las mandíbulas de la hormiga. Asimismo tiene brazos y piernas delgados como los de la hormiga, y su parte superior del cuerpo se parece al tórax de la hormiga, mientras que la parte inferior refleja el abdomen de la hormiga. El tipo de cuerpo de Akenatón puede ser comparado específicamente a la Hormiga Faraón (Momomorium pharaonis), que se originó en África occidental. También tiene una cabeza alargada, el cuerpo de un color amarillo a marrón rojizo, y un abdomen más oscuro con un aguijón.

Quizás es más que una coincidencia que la palabra egipcia sahu signifique “estrellas de Orión”, mientras que la palabra Hopi Sohu significa “estrella”, las más importante de las cuales son las de la constelación de Orión. Para leer más sobre la Gente Hormiga y la conexión Hopi con el antiguo Egipto, ver mi más reciente libro Star Shrines and Earthworks of the Desert Southwest.

GARY A. DAVID

(Traducción Juan Pedro Moscardó para LIBERTALIADEHATALI)

*El uræus, o ureus, es una representación de la diosa Uadyet. La imagen del uræus constituyó el emblema protector preferente de muchos faraones, quienes eran los únicos que podían portarlo como atributo distintivo de la realeza. El uræus tenía forma de cobra y, algunas veces, portaba la corona Roja del Bajo Egipto y la corona Blanca del Alto Egipto. La diosa cobra Uadyet, solía figurar junto a la diosa buitre Nejbet, como representantes del Alto y Bajo Egipto.

¿SON LOS ARCONTES DE LOS MANUSCRITOS DE NAG HAMMADI, LOS GRISES DE LA MITOLOGÍA UFOLÓGICA?

arconnagEl presente articulo es una traducción de este del Ufo digest, y finalizará con una entrevista de la web karmopolis a John Lamb Lashpinchando sobre este enlace hay una entrevista más, hecha por Reverendo JFK Tadeo.
Por norma general la ufología moderna postula que los extraterrestres vienen de otro planeta o dimensión, pero ¿Que pasaría si están aquí desde los albores de los tiempos?.
La teoría gnóstica alien de John Lash promulga que los extaterrestes son arcontes, primos corruptos del hombre puestos aquí por fuerzas celestiales, que además crearon al hombre.
En 1947 unos textos ocultos en vasijas de barro fueron encontrados en Nag Hammadi, localidad Egipcia, en estos textos nos encontraremos con la visión del mundo de la gente de Nag Hammadi de hace 2000 años.

La palabra Arconte significa gobernador y primordial. De acuerdo con el mito, fueron creados por una entidad interdimensional, Sofía , que estaba en el pleroma con los otros Eones, y así se separaron parcialmente del Padre. Los Arcontes son un producto derivado de Sofía.
Esto sucedió hace billones de años, antes de que el sistema solar naciese.  La materialización de un tipo neonato de arconte psicótico y propenso a la mentira.
Los Arcontes son seres inorgánicos interdimensionales, que reinan y rigen la materia. Esto los hace parecer como dioses a los ojos de los humanos, pero son entidades incompletas, debido a su falta de consciencia y experiencia. Ellos no vienen de ninguna civilización ni construyeron alguna. El primer arconte que creó a todos los demás, fue Yaldabaoth (cultivador de la colmena). Este líder “reptiliano” es agresivo, territorial, y poseedor de poderes demoníacos. Los Arcontes desean mantener a la humanidad bajo el miedo y la eterna preocupación, porque se alimentan de ella. La energía emocional negativa les da fuerza para operar. Son parásitos psíquicos capaces de ejercer control mental en muchos niveles, pero ellos existen y han existido sin la necesidad de los humanos para sobrevivir.
Los Arcontes no pueden vivir en nuestro planeta, el cual les es hostil. Los Arcontes están atrapados en el engaño que crearon para los humanos. Ellos no tienen alma, son una colmena con mente común.
Los texto gnósticos de Lash describen dos tipos de Arcontes, uno embriónico (como los grises de la mitología ufológica actual) y otro de tipo reptiliano. Ellos “abducen almas a la noche”, una descripción precisa de las modernas abducciones Ets. Envidia (codicia) y arrogancia (egomania) son sus principales rasgos. Los arcontes son estúpidos zánganos, ansiosos de poder sobre nosotros y demasiado cobardes para revelarse de una forma abierta ante nosotros. El evangelio gnóstico dice: “Los arcontes pusieron en trance a Adán… en un estado somnoliento, así que perdimos el reflejo de la luz Divina dentro de nosotros”.
 Los videntes gnósticos detectaron e investigaron el problema de la intrusión Alien antes del primer siglo A.D. Ellos señalaron a los Arcontes como una amenaza fundamental para la humanidad. John Lash dice que no esperemos que los arcontes actúen de modo racional. En general, “la mentalidad de los arcontes”no puede ser modificada,” y lo que es peor, “la mentalidad Arcóntica de colmena no es capaz de evolución.”
En la antigua Roma los gnósticos se consideraban a si mismos como Cristianos, y vivieron en armonía con otras confesiones por cientos de años.
Psiconautas, Carlos Castaneda y el concepto de la realidad espiritual
arconLa palabra psiconauta literalmente significa navegador del alma, quienes  se adentran en estados alterados de consciencia para investigar la mente, y formulan preguntas espirituales, a través de la experiencia directa. Los psiconautas tienden a ser plurales, dispuestos a explorar las tradicciones místicas de las religiones mundiales, meditación, sueños lúcidos, etc. Por ejemplo, John Lash, David Icke y Graham Hancock han tenido experiencias psiconáuticas. Terence McKenna es probablemente el más conocido defensor del uso de plantas psicoactivas. De acuerdo a John Lash, estas plantas ayudan “a rasgar los filtros de condicionamiento y comunicarse directamente con la inteligencia planetaria”.
Carlos Castaneda fue un psiconauta, y en sus libros narra las enseñanzas de un indio Yaqui, Don Juan Matus, quién ejerce de mentor del antropólogo. En el proceso de sus aventuras psiconáuticas, Castaneda, se encontró con un tipo de aliens inorgánicos. Según Lash esos aliens inorgánicos eran Arcontes, los pequeños aliens grises.
Ante un horrorizado Castaneda, el viejo brujo Don juan explica como la mente humana ha sido infiltrada por una inteligencia extraterrestre: “Nosotros tenemos a un predador que ha venido de las profundidades del cosmos y rige nuestras vidas. Los seres humanos somos sus prisioneros. El predador es nuestro dueño y Señor. Nos ha vuelto dóciles y temerosos. Si queremos protestar, el predador suprime nuestras protestas. Si queremos actuar independientemente, nos lo impide.”
Los brujos yaquis creen que el predador nos dio su sistema de creencias, nuestras ideas del bien y del mal y nuestras costumbres sociales. Nos ha dado codicia, gula y cobardía. Es el predador quién nos hace complacientes, egoístas y egomaníacos. El predador nos dio su mente, la cual llegó a ser nuestra mente.
El Profesor John Mack dice: ”Un número significativo de chamanes con los que he hablado, de culturas nativas de Norteamérica y Sudamérica, África, y Australia, conocen por completo, o han tenido encuentros, con seres muy similares a los Alien grises que abducen a ciudadanos de Usa y otros países occidentales. Cada cultura tiene un nombre propio para ellos. Según estos chamanes, seres de este tipo han estado con nosotros desde  hace miles de años y parecen tener un gran interés en nuestra sociologia, idiosincrasia y suelen actuar como carroñeros o protectores dependiendo de la experiencia particular que viva el chamán”.
Hay también una conexión con el moderno fenómeno de las abducciones. John Mack dice que muchos abducidos  sienten que otra realidad espiritual es una parte central de la experiencia de las abducciones. Esto es porque los aliens, según Lash crearon realidades virtuales (HAL). Un abducido camina en un mundo donde el tiempo-espacio es separado de nuestro mundo. Los aliens generan esto usando el poder mental. Esto es como un pequeño universo paralelo. Castaneda escribe en sus libros sobre poderes de los brujos que pueden hacer lo mismo. Ellos aprendieron esta habilidad de los arcontes y al mismo tiempo perdieron algo esencial de su alma humana.
arcon2Karla Turner dijo que en uno de sus casos paradigmáticos, en el que una mujer está durmiendo en su cama, los Aliens llegan y la levantan, y una luz plateada rodea su cuerpo, al mismo tiempo hay un OVNI en lo alto de su vivienda, cuando los aliens la dejan y ella lo revive dice que ha estado en un ovni e interactuado con los aliens. En este caso según Lash la mujer estuvo dentro de una realidad virtual (HAL).
Algunas hipótesis ET-Arcónticas similares en la Ufología moderna
arcon3La hipótesis interdimensional (IDH or IH) es una teoría formulada por Jaques Vallée que dice que los OVNIS son eventos relacionados con visitantes de otras “realidades” o “dimensiones” que coexisten por separado junto a nosotros. El denomina al fenómeno ET/UFO como “un sistema de control espiritual” de  ET/cyborgs probablemente pertenecientes al dominio planetario local. El ivestigador paranormal Brad steiger  escribió “le estamos haciendo frente a un fenómeno parafísico multidimensional que es en gran medida ajeno al planeta tierra”. En el libro UFOs: Operation Trojan Horse, publicado en 1970,  John Keel relaciona a los Ovnis con conceptos sobrenaturales como fantasmas o demonios.
En el libro Pasaporte a Magonia, Vallée describe la versatilidad del fenómeno OVni y el contacto/abducción a lo largo de la historia de la humanidad. Albert S Rosales ha recolectado 17.000 encuentros con humanoides desde el año 2500 A.D. hasta el presente, mostrando todo tipo de criaturas interesadas en los humanos.  Vallée sospecha que las entidades alienígenas se manifiestan en el modo en que los sujetos esperan que sean. Lash dice que los Arcontes pueden hacer esto via las capacidades de HAL/realidades virtuales. El motivo es camuflar el fenómeno. El libro Haunting of America escrito por Bill BirnesJoel Martin describe que el fenómeno paranormal de las apariciones es bastante común, y relacionado con eventos históricos. Los arcontes podrían estar operando en el mundo espiritual como fantasmas. El mito gnóstico proclama que los arcontes ni duermen ni se alimentan, son como fantasmas.¿Hay una realidad más allá de nuestra realidad?,  ¿Son los Aliens y los Ovnis solo una parte de esto?. El antiguo gnosticismo sugiere que hay vida después de la muerte, y los arcontes tienen algo que hacer con el tema de la reencarnación.
Linda Howe dijo a principio de los 80’una controvertida frase, que los ” EBEs dicen que el alma se recicla, y que la reencarnación es real. Es la maquinaria del Universo”, y que “los extraterrestres crearon a Jesús”. Y como los Aliens poseen información sobre el pasado y el futuro vía los libros “amarillo” y “rojo” (los seres interdimensionales estaban fuera del espacio y el tiempo, tal y como los gnósticos sugieren). Los extraterrestres tienen un interés en nuestras almas, de un modo predatorio.
Según la búsqueda y creencia de Karla Turner, los aliens (Arcontes) tienen la habilidad de recuperar lo que nosotros llamamos alma, para guardarla en un contenedor, y ponerla en otro cuerpo. Dos rasgos caracterizan el comportamiento alien: Falsedad y crueldad.
 Turner proclama : “Aliens (Arcontes) pueden llevar nuestra consciencia fuera de nuestros cuerpos físicos, deshabilitar el control de nuestros cuerpos, instalar uno de sus propias entidades, y usar nuestros cuerpos como vehículos para sus propias actividades, antes de retornar la consciencia a nuestro cuerpo”. ¿Podría ser que los humanos, posiblemente militares u otros, estén usando una plataforma arcóntica (cuerpo de los grises) para llevar a cabo sus propias agendas?. John Lash no tiene repuesta para esto.
En su libro “Grey Aliens and the Harvesting of SoulsNigel Kerner dice que los grises están buscando algo que los humanos poseen que ellos no tienen: almas. Mediante la manipulación del ADN humano, esperan crear sus propias almas y de esta manera escapar al deterioro entrópico del Universo material en favor del dominio atemporal del espíritu.
Whitley Strieber sugiere en su libro The Key, que los aliens usaron en el pasado las almas como herramientas, y que fueron hechas prisioneras en contenedores. En “The Watchers” de Raymond Fowler hay reportes de experiencias extracorpóreas (OBE) durante una abducción. Las abducciones no siempre envuelven al cuerpo físico. Esto sugiere la dualidad de la mente y la materia, algo obvio para el gnosticismo.
En el libro Intruders Budd Hopkins habla sobre casos de abducción en los que los aliens están interesados en recopilar material genético de los abducidos. David Jacobs cree firmemente que los aliens tienen un programa de mezcla genética con el fin de crear una especie humana híbrida. Bob Lazar, mientras trabajaba en el sector cuatro (S-4), asegura haber visto documentos en los que se manifiesta que los seres humanos son realmente “recipientes,” y que la humanidad es el resultado de  65 modificaciones genéticas ejecutadas por manipulaciones biológicas de los aliens. John Lash no cree que el programa de hibridación pueda funcionar, puesto que el genoma está bien protegido por el Creador. El viejo sueño de los arcontes en nacer como humanos en un paraíso llamado tierra.
La teoría de la reencarnación es postulada por el Budismo e Hinduismo, y algunos textos cristianos no canónicos también hablan sobre ella.Muchos movimientos New age y la Cienciología creen que las almas reencarnan y han vivido en otros planetas antes de su llegada a la tierra.
John Lash y el Gnosticismo
jlashJohn Lash es un free lance autodidacta que combina los estudios y el misticismo experimental para enseñar mitología. Él tuvo extraordinarias experiencias a la edad de cuatro años, tales como sueños lúcidos en los que encontraba seres mágicos que lo ayudaban y otros que lo atacaban.
 En su web metahistory.org, Lash nos presenta una revisión del Gnosticismo, además de una restauración del mito Sofiánico de los misterios Paganos. Él ha desarrollado una teoría en la que los grises, o Arcontes quieren tener un control sobre nosotros. Describe estas entidades como inhumanas, estúpidas, ciegas, miméticas y tergiversadoras. Influencian al modo en que percibimos el mundo, no al mundo en sí.
Lash dice que no tuvieron éxito en su plan de controlarnos y recurrieron al plan B, : “Vamos a hacer que los humanos sean como nosotros”. Este hecho nos conduce a una agenda Transhumanista, una agenda que los Arcontes desean. Están dispuestos a “mejorar” la experiencia humana vía tecnología, y a prolongar nuestra vida. Quieren humanos en el papel de androides, para que abandonen su alma.
Winter Laake, quién se condidera satanista, habla en una entrevista reciente de la fusión entre humanos y máquinas, la cual se planea que suceda alrededor del año 2040. Él denomina a este evento como “singularidad”, y podría llegar a ser el fin de la humanidad tal y como nosotros la conocemos.
En el antiguo Gnosticismo hay una figura salvadora, muchas veces Jesús, que despierta a la humanidad del hechizo de los Arcontes. Esto nos conduciría a una edad de oro de inocencia y libertad. El punto de vista gnóstico de John Lash niega rotundamente esto: “El Cristo gnóstico es un Eón, una fuerza divina que no asume forma humana”. Su mensaje es claramente anticristiano, contrario a la ideología de la redención divina, pero no contra el amor o bondad. Lash no habla de la divina fuerza del Creador o Barbelo mencionada tan a menudo en los textos de Nag Hammadi. Aparentemente, Lash piensa que esto es indiferente o desinformación, por lo que él no cree en el “salvacionismo”.
En una entrevista realizada por Red Ice Radio, Lash condena a todas las religines “Abrahamicas” diciendo que están supeditadas al control de los arcontes. Él no ve nada positivo en estas religiones, y las considera como un instrumento de zombificación de la raza humana. Lash piensa que la diosa Aeon Sofía se presnta en el planeta tierra como flora y fauna. Ella tiene el alma de un animal, y es un ser interdimensional consciente, guiando a la tierra a través del espacio. Nosotros vivimos en su piel. Lash recomienda adentrarse en la naturaleza salvaje y hacer una promesa a Gaia Sofía, la promesa de vivir en armonía con ella.
De acuerdo a estudiosos de las fuentes Gnósticas, el gnosticismo de Lash es una teoría rebuscada, que no tiene mucho que ver con las actuales corrientes gnósticas ni con las antiguas prácticas. Él promulga que ha encontrado el camino verdadero del gnosticismo. Lash piensa que el fenómeno de abducción Alien podría ser causado por los arcontes.  En otra entrevista dijo que los OVnis, aliens, y abducciones serían psyops/blackops de los gobiernos.
Según Lash : ”El cambio planetario se llevará a acabo alrededor del año 2216″. Antes de esta fecha podría acontecer un despertar espiritual. Los gnósticos piensan que la nous, inteligencia espiritual de la humanidad, podría ser bloqueada por los Arcontes. Ellos dependen de que los humanos permanezcan ignorantes de su inherente potencial espiritual. Lash ve la activación de la Kundalini como un arma para protegernos. La activación de la Kundalini produce éxtasis, desencadenando supraconsciencia, abriendo facultades ocultas, y liberando olas de energía sanadora que descargan secreciones hormonales y fisiológicas a través del cuerpo. También la luminosa epinoia o un uso correcto de la imaginación humana puede ser usado contra los Arcontes. Podemos inmunizarnos contra los arcontes fortaleciendo nuestro vínculo vital con Gaia-Sofía, el planeta viviente.
Lash no sabe si los parásitos Arcontes se irán, o tienen voluntad de hacerlo. Dicho de otro modo y parafraseando a Castaneda: “Los seres humanos están en un viaje de consciencia, que ha sido interrumpido momentáneamente por extrañas fuerzas”.
 Lash parece pensar en que las fuerzas superiores no se preocupan por nosotros. ¿Es el gnosticismo de Lash solo un sistema esotérico válido para él?. ¿Es una religión para otros?.
A continuación dejo la traducción de una entrevista del año 2005 realizada por Alain Gossens (quién se suicidó en 2010, y cuya muerte ha sido fruto de todo tipo de controversias en la conspiranoia Francesa)  a John Lamb Lash, la entrevista original pueden leerla aquí:
 
Alain Gossens: Hemos estado discutiendo la idea de que un parásito existe y gobierna nuestra mente. ¿Cómo podemos demostrar a nuestros lectores que este parásito existe y que la idea de “infección mental” no es delirante?
 
John Lash: Al igual que una infección, el parásito mental sería detectado por sus síntomas. La malaria, por ejemplo, produce síntomas violentos causados por una entidad extranjera que invade el cuerpo. Para pensar con claridad acerca de los parásitos, debemos tener en cuenta que ciertos comportamientos y ciertas formas de pensar, en particular las ideologías religiosas, serían un síntoma de una infección o invasión extranjera de la mente humana.
 
AG: ¿Cuál es la naturaleza y el origen de este parásito? ¿Es una inteligencia interdimensional? ¿Es posible que tome una forma orgánica?
 
JL: De acuerdo a los gnósticos, los parásitos o Arcontes, como los llamaban, se originan con la primera fase de la formación del sistema solar, antes de que la Tierra se uniera como un organismo planetario. Su hábitat es el sistema solar, exclusivo de la Tierra, la luna y el sol. Son formas inorgánicas con inteligencia de naturaleza eléctrica, cyborgs, como diríamos.
 
AG: Los textos gnósticos =Nag Hammadi Codices, NHC= describen a los Eones y Arcontes. ¿cuáles son las diferencias entre los Eones y Arcontes?
 
JL: En la cosmología gnóstica, eones o Eones son dioses, deidades, divinidades. No son dioses creadores son un poco como las corrientes masivas vivas, consciencias. Son las fuerzas que forman el núcleo central de la galaxia que habitamos, el Pleroma. Los Arcontes son una especie de seres inorgánicos anómalos que se presentan fuera del Pleroma, en las extremidades o los brazos de la galaxia. Se llaman Arcontes =del griego archai, elementales, desde el principio= ya que surgen en primer lugar, antes de que la Tierra se formara. Sus cuerpos están formados de materia elemental =campos cuánticos= en un estado pre-orgánico.
 
AG: ¿Cree usted que los *voladores* descritos por Castañeda y los Arcontes de los gnósticos son realmente la misma cosa?
 
JL: Sí, estoy convencido de que son los mismos.
 
AG: ? ¿Cuál fué el acontecimiento personal que pasó en su vida que centra su atención en la idea de que un parásito como los Arcontes, voladores, o algún tipo de entidades extraterrestres, afectan a nuestra percepción del universo?
 
JL: La sensación de que algo distorsiona nuestra percepción ha venido a mí poco a poco, no se desencadena por un evento personal específico. Sin embargo, yo tenía notables experiencias a la edad de cuatro años, como sueños lúcidos en los que se encuentran los seres mágicos que vinieron a ayudarme o enseñarme, al igual que los demás seres que me atacaron. He estado directamente consciente de los dos tipos de intervenciones, desde esa edad.
 
AG: ¿Cree usted que algunos seres extraterrestres como los Annunaki o grises son las encarnaciones de este parásito, o que esos seres extraterrestres son más poseídos que nosotros por este parásito, esta inteligencia depredadora?
 
JL: Yo sigo las enseñanzas gnósticas que indican al principal depredador inteligente de los humanos, los Arcontes. Yo creo que son idénticos a los Annunaki y a los modernos Grises.
 
AG: Los gnósticos nos advirtieron acerca de ésta criatura depredadora: se describen como Arcontes y nos dijeron cómo podemos ser afectados por ellas. ¿Los Arcontes nos crearon? ¿Cuál es el legado que nos han dado?
 
JL: Los gnósticos enseñaron que los Arcontes no nos crearon, pero se ven atrapados en una ilusión, y se creen que son nuestros creadores. Uno de sus principales objetivos es convencernos de que nos crearon . Hasta donde yo sé, no hay un legado que hemos recibido de los extraterrestres Arcontes. Ellos son inferiores a nosotros en la voluntad y la inteligencia, aunque superiores en tecnología de navegación para viajar entre los planetas, en la telepatía y las técnicas de imitación =realidad virtual=. Creo que los Arcontes son idénticos a los vigilantes de Enoc, las entidades que se acreditan con la enseñanza de la metalurgia y lo artificial para la humanidad. Si los gnósticos estaban en lo cierto, los ETs Arcontes intentan tomar el crédito para impartir ciertas habilidades para la humanidad, pero la afirmación es falsa, yo creo. Nosotros mismos hemos descubierto éstas habilidades, pero las olvidamos, así que son susceptibles a aceptar la explicación de una intervención extranjera o foránea.
 
AG: ¿Cree usted que los Arcontes pueden tomar una forma orgánica? ¿Cree usted, por ejemplo, que los Arcontes y los grises son la misma cosa?
 
JL: A mi entender, los Arcontes son una especie inorgánica. De silicio y mercurio, como sugiere Kerner. Los Grises son cyborgs, parecidos a la forma humana o, para ser más precisos, la forma de un feto prematuro. Textos gnósticos decriben la producción de las especies Arcontes como un aborto, por lo tanto, la forma de un cuerpo humano prematuro. Los Arcontes son solo cuerpo, no tienen alma. Sí, estoy convencido de que los Arcontes relatados por los gnósticos son idénticos a los grises modernos del tipo embrionario. Whitley Streiber ha observado que los ETs grises tienen la forma de una entidad que no está completamente formada cuando nace.
AG: En su interpretación de los textos gnósticos, los estudiosos describen el papel crucial desempeñado por una persona que se llama Jesús Cristo. Éste personaje nos advirtió acerca de los Arcontes. ¿Es este el mismo Jesús del Nuevo Testamento? ¿Por qué el mensaje de Jesús contenido en el Nuevo Testamento y en la códices de Nag Hammadi son tan diferentes? 
 
JL: Éstas son las grandes cuestiones y problemáticas. Parte del lenguaje en estas preguntas refleja la confusión típica o desinformación, acerca de los materiales gnósticos. De hecho, nunca el nombre de Cristo se produce en los códices de Nag Hammadi, ni el nombre de Jesús. Por el contrario, hay un código recurrente: copto XC o XRC =CHS traducidos o CHRS= e IC o HC =traducido IS=. Por ejemplo, en El tratado tripartita =117.10= se encuentra HC en copto, y los traductores modificaron ésto por H =COY= C, *Esous*, luego se traduce en el nombre de Jesús. Usted puede ver hasta qué punto los estudiosos han manipulado los códigos y los hacen encajar en una idea preconcebida. 
La mayoría de los textos gnósticos utilizan los términos *el salvador*, el *Señor* y el *Revelador*, sin mención específica de Jesús o Cristo en absoluto. Estoy convencido de que estos códigos no se refieren al *Cristo* de San Pablo o el *Jesús histórico* del Nuevo Testamento. 
 
Los códigos se utilizan precisamente para evitar esas identificaciones. El término *el Jesús vivo* que se encuentra en el CNH se refiere a una guía interno o entidad psíquica no un personaje histórico. Para los gnósticos *el Jesús viviente*, indicó una fuerza espiritual que no muere, por lo que no puede ser un ser humano real. Jesucristo en el Nuevo Testamento dice cosas que nunca han sido dichas por un gnóstico iniciado. Sus palabras y actos son incompatibles con un maestro iluminado de los Misterios. El Christo gnóstico no es el Cristo, el Hijo unigénito de Dios, en la teología de Juan y Pablo. El Christo gnóstico es un Eón, una fuerza divina que no puede asumir la forma humana. Los gnósticos negaron la Encarnación. En su opinión, ninguna persona humana tiene el privilegio de encarnar en un Eón, una divinidad.
 
AG: ¿Ve usted una tendencia =aunque muy pequeña= en la Iglesia Católica Romana a reconocer la legitimidad de los textos de Nag Hammadi, incluida la existencia de los Arcontes o de negar el contenido y la pertinencia, la relevancia de los materiales de Nag Hammadi ?
 
JL: No veo ninguna tendencia a reconocer el verdadero carácter no cristiano del NHC, y ciertamente no hay tendencia a reconocer a los Arcontes. Tenga en cuenta que las enseñanzas gnósticas atribuyen a la religión católicacomo fruto de la influencia desviada mental de los Arcontes. Si las autoridades católicas fueran a reconocer el mensaje gnóstico, estarían admitiendo que su sistema de creencias es un implante extraterrestre en la mente humana.
 
AG: La gente suele comparar la importancia del descubrimiento de los textos de Nag Hammadi con los Rollos del Mar Muerto. Por lo que usted sabe, ¿podemos encontrar en los Rollos del Mar Muerto la misma advertencia acerca de los Arcontes, por el hecho de que la creación del universo es un error contenido en el NHC? ¿Quién escribió los Rollos del Mar Muerto y quién escribió el NHC? Eran enemigos? 
 
JL: Muy buena pregunta. Ésta conexión entre el DSS y el NHC, es crucial. Que yo sepa, ningún estudioso ha indicado las referencias cruzadas entre estos textos antiguos, pero existen. Permítanme elaborar. Las DSS no nos advierten sobre los Arcontes porque fueron escritos por una secta extremista que fué manipulada por los Arcontes. El Zaddikim =los justos= del Mar Muerto era una secta violenta y apocalíptica dedicada a los seres celestiales, llamada Kenoshim, que se les apareció con un brillante carro. Algunos textos DSS =en particular, 4Q405, en las canciones de Sabbath= describen el aspecto y el movimiento de los ovnis volando como el platillo típico, tal y como se describen en los avistamientos modernos. 
 
En resumen, estoy convencido de que la secta de Qumran era una secta apocalíptica de los contactados OVNI, como el culto del suicidio, la Puerta del Cielo. Al sur de Qumrán había un campamento gnóstica de un grupo llamado los Archontics que tomó este nombre, creo yo, porque era su misión de espiar a los arcontes que estaban controlando el Zaddikim. En un texto gnóstico, el Apocalipsis de Santiago =25.15=, el Revelador dice: *Jerusalén es el lugar de residencia de muchos Arcontes*, estoy seguro de que muchos gnósticos de los templos de Misterios en el Cercano Oriente eran conscientes de la intrusión de los Arcontes. Detectaron a los extraterrestres y sus efectos, una infección mental o psíquica que tomó la forma de la locura religiosa. Jerusalén estaba muy infectada, y también Qumrán. El CNH no dice que *el universo es un error*, se dice que el sistema mundial en que vivimos, nuestro sistema planetario, es una anomalía debido a la presencia de los Arcontes que inciden en la vida en la Tierra. 
 
La cosmología gnóstica explica el surgimiento de los Arcontes a nivel cósmico, por lo que los gnósticos entiende el origen y comportamiento de estas entidades alienígenas. Los sectarios del Mar Muerto fueron engañados por completo por los Arcontes a los que veían como ángeles celestiales. Ellos creían que el líder Arconte, Jehová, era su creador Dios. Los gnósticos vieron éstas creencias como la locura religiosa, debido al virus ideológico difundido por los Arcontes. Varios pasajes de los rollos DSS se refieren directamente a los gnósticos que se consideran acérrimos enemigos de la Zaddikim. Que yo sepa, ningún estudioso ha señalado que el culto del Mar Muerto haya estado dirigido a los gnósticos de ésta manera. El Zaddikim quería destruir completamente a los gnósticos. 
 
Si mi teoría es correcta, podemos entender porqué: los códices de Nag Hammadi fueron descubiertos en diciembre de 1945, pero su importancia no fué reconocida hasta el verano de 1947, justo cuando los Rollos del Mar Muerto fueron encontrados. Los lectores, por supuesto, deben darse cuenta de que el verano de 1947 fue el momento del avistamiento UFO de Kenneth Arnold de los platillos volantes, y el incidente de Roswell. Es sorprendente que los materiales antiguos escritos por un culto ET/OVNI, así como otros materiales, dejan al descubierto la naturaleza de ese culto, aparecieron en el momento exacto de la onda de 1947 y el incidente de Roswell. Esto es verdaderamente una coincidencia cósmica.
 
AG: ¿Por qué la Iglesia Católica es tan terca y tan reacia a dar acceso a los Rollos del Mar Muerto? ¿Fué la misma reacción con los materiales de Nag Hammadi?
 
JL: El Vaticano controlaba el equipo internacional de académicos asociados con la Escuela Bíblica de Jerusalén. Estos estudiosos, como el de Vaux y Milik, retuvieron los materiales DSS ya que muestran los verdaderos orígenes del cristianismo en una luz muy negativa. Los textos DSS revelan que la ideología de la salvación en el cristianismo no se originó con Jesús, sino que vino a través del culto Zaddikim. Este es un fuerte golpe a la creencia cristiana en la singularidad de su religión. 
 
Con los materiales de Nag Hammadi, un equipo diferente de académicos fué contratado. No retrasaron ni disimularon los resultados. Sin embargo, debe tenerse en cuenta que la interpretación habitual del NHC es muy favorable al cristianismo, o al menos lo hacen parecer de esa manera. En consecuencia, el NHC es menos amenazantes a la fé cristiana que el DSS. Sin embargo, en mi interpretación radical de las enseñanzas gnósticas, el mensaje del NHC es claramente anti-cristiano, es decir, en contra de la ideología de la redención divina, no contra el amor, la bondad y las buenas obras, por supuesto, entonces, el amor, la bondad y las buenas obras no son monopolio de los cristianos, ¿verdad?. 
 
AG: Antropólogos como Michael Harner o Carlos Castaneda dieron el mismo tipo de descripción de una criatura misteriosa: Harner vió en una visión a la Maninkaris, una criatura negra, una mezcla entre una ballena y un reptil =pterodáctilo=. Estas criaturas que se ocultan y son considerados por los indios de la Amazonia como la fuente de toda vida en la Tierra. Castaneda describe las horribles criaturas voladoras como peces blancos y enormes que se alimentan de la conciencia de la humanidad. ¿Podemos comparar esas criaturas? ¿Crees que tienen la misma naturaleza?
 
JL: No, no me parece que ésta comparación sea válida. La visión de los indios del Amazonas es probablemente una memoria ancestral de los orígenes de la vida humana. Enseñanzas gnósticas sobre ésta materia son similares a los de los pueblos indígenas que afirman que la *gente primera* vinieron de los cielos. Ésto se llama panspermia en la ciencia moderna: la siembra de la especie humana sobre la Tierra desde un origen extraterrestre. En la imaginación de los pueblos nativos como los que iniciaron Harner, las semillas de la vida llegan en canoas grandes, gusanos, dragones y otras formas similares. 
 
Ésta es una manera de visualizar la panspermia. El ADN se puede visualizar como una serpiente enrollándose. En la descripción de Castaneda de los voladores, se refiere a un fenómeno totalmente diferente, un tipo de depredador que es como un murciélago o dragón. A lo largo de la historia del dragón ha sido visto como una figura angelical benigna, incluso un tipo de conciencia superior, pero el *reptil* tipo, descrito como Arconte por los gnósticos es diferente. Tenemos que ejercer un poco de imaginación y distinguir lo universal del dragón arquetipo de la forma específica del extranjero depredador, el Arconte reptil, llamado *drakonic* en el NHC.
 
 
 
AG: ¿Por qué se compara el conocimiento gnóstico al chamanismo? ¿Los gnósticos participan en la investigación sobre la cognición, y otras maneras de percibir la realidad? ¿Se utilizan sustancias alucinógenas como los chamanes utilizan la ayahuasca, el peyote o la psilocibina?
 
JL: Don Juan dice que la hechicería =chamanismo= trata de cambiar los parámetros de la percepción. Yo creo que los gnósticos eran maestros de esta práctica. Ellos eran herederos de una larga tradición de chamanismo que se deriva de los pueblos indígenas de Europa y Asia y se remontan a la época del Paleolítico. En la Gnosis, el camino de la percepción elevada, vemos un sofisticado método de chamanismo, una especie de alta tecnología chamánica, si se quiere. Técnicas de percepción paranormal fueron enseñadas y transmitidas en las Escuelas de Misterios fundadas y dirigidas por gnostokoi, aquellos que saben de las cosas divinas o sobrenaturales. De acuerdo con la *tesis de Wasson*, fué el uso ritual de plantas psicoactivas la base de toda religión genuina en la Tierra. 
 
Gordon Wasson y Albert Hofmann, el químico suizo que descubrió el LSD, propuso que el kykeon, era una mezcla de hongo del cornezuelo de centeno, la base orgánica del LSD. Por lo tanto, era una poción psicodélica. Además, el uso de hongos psicoactivos en los misterios También se ha propuesto, sobre la base de una buena investigación. Ahora es cierto que los antiguos cultos chamánicos, utilizaban plantas psicoactivas para lograr la muerte temporal del ego y cambiar los parámetros de la percepción. Yo creo que los gnósticos eran profundamente experto en el uso de plantas psicoactivas, incluyendo hongos. Sin embargo, no he encontrado ninguna evidencia directa de ésto en los materiales NHC.
 
AG: Algunas religiones y filosofías afirman que nuestro universo material es una ilusión y una trampa y que nuestra alma está enredada en una telaraña de engaño entrópico. Si creemos en Castaneda, el ser humano está dirigido por una conciencia que no es su propia mente, pero sí, la mente del depredador. Éste punto de vista puede sonar muy oscuro y pesimista. ¿Cuál es la forma de salir de esta trampa, este lío?
 
JL: En realidad no hay trampa, pero hay una confrontación con el Tramposo, la presencia extraterrestre en nuestras propias mentes. Los gnósticos no enseñaron que el mundo, éste planeta físico y el reino de los sentidos, son una ilusión o un engaño. Ellos enseñaron que es un misterio profundo y hermoso, pero se les impide entrar en el misterio de la profundidad y de una manera lúcida por factores en nuestras propias mentes. Los Arcontes pueden insinuar su inteligencia extraterrestre en nuestra mente, pero no pueden controlarla o hacerse cargo de nuestras mentes por la fuerza bruta. Sin embargo, si nos dejamos caer bajo su hechizo, se puede descartar por completo nuestra mente autónoma.
Ésto ocurre a través de nuestra abdicación de nuestra propia conciencia, no a través de su dominio, sin embargo, la manera de salir de la trampa es discernir lo que es auténticamente humano en nuestras mentes, y lo que es inhumano, mecánico estúpido, ciego, imitativo, en resumen, debemos entender el potencial humano con el fin de ver cómo se distorsiona y subvierte. Imaginemos, por ejemplo, que nunca has oído una sinfonía de Beethoven, pero sí una versión distorsionada con las notas totalmente deformadas. Sólo podrías saber que la música se distorsiona si conocieras la versión verdadera y sin distorsiones. Del mismo modo, debemos darnos cuenta de nuestra auténtica mente, nuestro verdadero potencial humano, con el fin de ver cómo se desvía. Éste es el reto de los depredadores. Tengo una pequeña frase de esta situación: Yo digo, *el potencial humano viene en un paquete tramposo*.
 
AG: Las *leyes* de la naturaleza se basan en la depredación y el miedo. De hecho, es lo mismo para la humanidad, incluso es más sutil. Todo se basa en la dualidad y la lucha. ¿Es posible que esto se debe a la influencia o la manipulación del universo por los arcontes o voladores? Sin esas criaturas, es posible pensar que el mundo podría ser diferente, no dualista y depredador, o ¿crees que el dualismo está en la esencia misma del universo, con o sin los Arcontes?
 
JL: Éste mundo, es decir, la vida aquí en la Tierra, en realidad no es como usted lo describe. La descripción que usted propone es ya un resultado de la percepción desviada. Existe evidencia tanto en la naturaleza de la simbiosis y la cooperación como la hay para la depredación y el miedo. La forma en que funciona la Tierra es un milagro simbiótico, y es un evento mágico también, y lo que no hay duda es que se debe a *la influencia o la manipulación del universo por los arcontes o los volantes*. La influencia de los Arcontes es la forma en que percibimos el mundo, pero no el mundo mismo. La energía primaria en el mundo en que vivimos es la divinidad que mora en el planeta, la inteligencia de Gaia, llamada Sophia de los gnósticos. Si pudiéramos estar alineados a la inteligencia de Gaia, no veríamos al mundo como un lugar de miedo y depredación, pero sí de belleza, generosidad, y magia.
 
AG: En la tradición gnóstica, *Sophia* es la entidad divina que cometió un error y creó el universo y los Arcontes. ¿Cómo podemos encontrar y reclamar la conexión con este principio creador y evitar el contacto con los Arcontes?
 
JL: Una forma de llegar a Sophia es rendirse a la belleza y majestuosidad de la naturaleza, para entrar en la presencia mística de la Tierra. En la naturaleza los aspectos místicos y físicos de la realidad se fusionan. La belleza es sobrenatural. El objetivo de las prácticas gnósticas y los correspondientes métodos chamánicos era a partir del ámbito social humana, derramar el filtro de aire, y comunicarse directamente con la inteligencia planetaria, Gaia-Sophia. Creo que esto se hizo a través de la disolución temporal del ego con la ayuda y orientación de los aliados sagrados. No hay manera de evitar a los Arcontes, pero podemos construir una inmunidad a ellos mediante el fortalecimiento de nuestra unión vital con Gaia-Sophia, el planeta viviente. 
 
Los Arcontes son los extranjeros que nos alejan de Gaia. Un lenguaje preciso es importante en la explicación de la vida cosmológica. Precisos términos poéticos, si se quiere. El Eón Sophia no cometió un error y creó el universo y los Arcontes. Ella actuó de manera unilateral, sin vinculación con otro Eón, y se proyectó más allá del núcleo galáctico. Eones son poderes sin forma en el núcleo galáctico de cada galaxia. Hay muchas galaxias en el Universo. Sophia no creó el Universo, ella emanó la orden del mundo que experimentamos como el sistema triple: Sol-Luna-Tierra. Sophia no se equivocó, pero ella exageró su participación en la emanación, su Ensueño. Por lo tanto, ella misma se plasmó en su Ensueño. Este es un evento raro, que no es típico de la manera en la que los Eeones operan. Como un efecto secundario de su implicación excesiva en su Ensueño, Sofía cayó desde el núcleo galáctico. Imagínese un aumento o pico de luminosidad, de espuma , como la materia desde el centro galáctico como los brazos rodeando. El impacto hizo sobre la materia elemental los brazos galácticos produciendo una especie inorgánica, los Arcontes. Los Arcontes procedieron a fabricar un sistema inorgánico planetario, un mecanismo de relojería. La Tierra, el planeta viviente que encarna Sofía, fué capturado en ese sistema sin vida. Este es el *error* o, mejor dicho, la anomalía de nuestro sistema mundial.
 
AG: En la tradición gnóstica, como yo lo entiendo, Sophia =sabiduría= no es el único *Dios* o fuente de eternidad y perfección. ¿Se puede comparar a un ser Sophia avanzado muy sofisticado y elaborado, algún tipo de inteligencia extraterrestre super? ¿O debemos admitir que la fuente de todo lo que no es una entidad única, sino más bien un concepto politeísta?
 
JL: En la cosmología gnóstica, Sophia es un Eón, una divinidad a nivel cósmico, pero ella no está sola. Ella es parte de una empresa de Eones, los dioses del Pleroma o plenitud. Hay muchos pleromas, muchas galaxias en el Universo. El mito gnóstico de la diosa caída se trata de nuestra galaxia y de nuestro planeta, no todo el Universo. Si no sabemos lo que está pasando aquí, a nivel local, ¿cómo podemos saber lo que está sucediendo en el resto del universo? La prueba es, que debemos conocer nuestra historia verdadera, y luego entrar en la historia grande. 
 
Debido a la intensidad de su peculiar Ensueño, Sophía llegó a ser incluida en el planeta tierra y por eso es, para nosotros, que habitamos la Tierra, la gran divinidad en la que vivimos. Ella es la Matriz de verdad, la vida. Sophía es la divinidad de la Naturaleza, teológicamente hablando. ¿Cómo es ella? Esto es algo que se debe llegar a comprender a través delas prácticas, a través de un camino de aprendizaje sagrado Gnóstico. Todos los misterios se dedicaron a conocer a Gaia y servir a la inteligencia superior del Eón Sophia. La *fuente de todo* es un misterio. ¿Por qué especular sobre lo que no podemos saber cuando nos enfrentamos a la aventura de explorar lo que podemos saber?
 
AG: A pesar de los malos rumores y teorías conspirativas alrededor de la percepción, ¿qué piensa de la otra concepción del parasitismo representado por Branton, David Icke, y el chamán zulú Credo Mutwa, que creen profundamente que el parásito es de hecho una entidad reptil y que ésta entidad o las sombras invaden los cuerpos de los príncipes líderes de éste mundo, gente como George Bush?
 
JL: Creo que tenemos que entrenar nuestra imaginación para detectar la presencia de entidades extraterrestres, y distinguir lo que es real de lo que es fantasía. Los alquimistas tenían una regla: Proceder de acuerdo con la naturaleza, la observación de las obras de la naturaleza y realizar la Gran Obra con los verdaderos poderes de la imaginación, no con el pensamiento de la fantasía. Esto es un asunto de disciplina que nos enfrenta al camino de la percepción aumentada. Creo que algunas fuentes autóctonas como Credo Mutwa tienen cosas válidas que decir acerca de los Arcontes. Al mismo tiempo, sospecho que el escenario reptil es exagerado debido al pensamiento fantástico y la manipulación mental. 
 
Hasta donde yo sé, los depredadores alienígenas llamados Arcontes por los Gnósticos pueden ser de dos tipos, embrionarios =los extraterrestres grises= y drakónicos, un tipo de reptil, pero que no pueden poseer los cuerpos de los seres humanos. Hay un elemento de sentido común que debe mantenerse en la consideración de los fenómenos paranormales y sobrenaturales. George Bush no tiene por qué ser un reptil para ser un monstruo. Tenemos que reconocer que los seres humanos pueden actuar en formas monstruosas, ya que son desviados por los depredadores reptilianos, sin adoptar la fantasía de que en realidad se convirtieron en reptiles. 
 
Para mí, el escenario propuesto por Icke y otros, da demasiado poder a los depredadores. ¿Cómo, entonces, puede Icke y sus testigos ofrecer pruebas de primera mano de que cambian a la forma de reptil?. Pues bien, la percepción es una construcción. Todo es percepción. Tenga en cuenta que los Arcontes son maestros de la realidad virtual. En copto =el lenguaje del NHC= esto se llama HAL, *simulación*. Textos Gnósticos dicen que los arcontes *secuestran almas por la noche*. Ésto se hace a través de la realidad virtual, las técnicas de realidad virtual de simulación. Por supuesto, que el poder de los Arcontes es tan real para ellos como lo es nuestra realidad sobre la Tierra. La diferencia es que nosotros no podemos interactuar en simbiosis con ese poder. 
 
La otra diferencia es que los Arcontes manipulan los inorgánicos campos cuánticos, las bandas manipulan la percepción que da forma a esos campos. Los Gnósticos enseñaron que somos superiores a los Arcontes en el pensamiento, la percepción y la intención. Yo diría que éstos informes son existencialmente ciertos: los testigos han percibido que algunas personas cambian de forma, pero la percepción es un efecto de las facultades del poder del reptil en lugar de un verdadero fenómeno. Las serpientes nacen de los huevos y arrojan pieles. Esto es lo que la naturaleza nos muestra, y nos puede decir algo acerca de cómo se comportan los reptiles si nos acercamos a esta cuestión con imaginación genuina y no la fantasía.
 
AG: Algunos autores como Paul Von Ward denuncian a YHVH Yahveh como un ser avanzado, una entidad extraterrestre que quiere gobernar nuestro mundo con intenciones no muy puras y agradables. ¿Cree usted que YHVH es un Arconte o el representante de los Arcontes?
 
JL: Textos Gnósticos afirman claramente que Jehová es el *Señor Arconte*, un tipo de reptil depredador del extranjero que domina la mentalidad de la colmena de los extranjeros embrionarias o grises. Jehová, a quien los gnósticos han llamado *Yaldabaoth*, es verdaderamente un ser extraterrestre cuyo reino es independiente del sistema planetario de la Tierra, el Sol y la Luna. Él no es un ser avanzado=es decir, más evolucionados que los humanos=, sino un alienígena loco con ciertos poderes sobrehumanos o deificados. Los gnósticos enseñaban que Jehová infecta a la humanidad con la creencia de que él es su dios creador, pero en realidad no puede crear nada. En el CNH está muy claro que Jehová-Yaldabaoth es el comandante de la especie Arconte.
 
AG: Los gnósticos denuncian el papel de los Arcontes. ¿Te ha resultado el mismo tipo de advertencia en otras tradiciones religiosas?
 
JL: No, no puedo decir que he encontrado esta información tan clara y completa en otras tradiciones religiosas. Tenga en cuenta que la Gnosis es un camino de conocimiento, no una religión. Los misterios eran escuelas de conocimiento paranormal, las instituciones no religiosas. Estoy convencido de que toda religión es un desviado de potencial humano, pero las tres religiones abrahámicas, el judaísmo, el cristianismo y el Islam, son potencialmente letales. Conducen a la terminal de desviación de nuestra especie. Usted no encontrará ninguna religión que le advierta de que es peligroso profesarlas para su salud mental y su supervivencia física. Los Gnósticos veían en la religión salvacionista tanto las pruebas y el instrumento de la intrusión alienígena.
 
AG: Las enseñanzas Gnósticas y las Escuelas de Misterios son la misma cosa, en nuestra opinión. Teóricos de la conspiración como Springmeier y Icke creen que los rituales satánicos provenían de escuelas de misterios y piensan que las Escuelas de Misterios son la raíz de los abusos rituales satánicos e Illuminati y la tradición masónica. ¿Cómo y por qué esos autores hacen la relación entre las escuelas de misterios, iluminismo y el satanismo? ¿Por qué denuncian con tanta violencia, tanto las escuelas de los Gnósticos y los Misterios y la religión Católica Romana, cuando se sabe que los Gnósticos fueron perseguidos por los Católicos Romanos?
 
JL: Los teóricos de la conspiración como Icke y otros, que proponen la intervención extranjera no están familiarizados con los Misterios, sospecho, por dos razones: en primer lugar, que no tienen experiencia directa en instrucción por la luz, comparable a la experiencia de los Misterios, y en segundo lugar, no pueden distinguir los métodos y motivos de los Illuminati de los Gnósticos genuino. Los Illuminati han trastornado a los iniciados, que tenían un profundo conocimiento de las prácticas de misterio, pero mal utilizados para adquirir el poder social y político. 
Las Escuelas de Misterios no eran campos de entrenamiento para los Illuminati, como Icke cree. Se trata de un grave error de su parte. Debido a la falta de experiencia directa, Icke y los demás son incapaces de darse cuenta de que los adeptos de la energía de la serpiente =Kundalini= se oponen directamente a los Illuminati que hicieron un pacto con los poderes reptiles.
 
Como ya he explicado en mis artículos, se nos da la fuerza de Kundalini como para repeler la intrusión alienígena. La serpiente benigna, la de la curación, no es una entidad reptil sino un componente innato de nuestra sucesión biológica divina. La especulación y la investigación =incluso la investigación de Icke= no pueda enseñarnos a hacer tales distinciones. Sólo la experiencia directa puede. Los Illuminati tenían estrictamente prohibido participar en los Misterios, una vez que se detectó su desviación. En otras palabras, los Illuminati eran practicantes de las ciencias ocultas, principalmente, la impresión y el control mental, y tuvieron que ser expulsados de los Misterios … pero esto es otra historia, una historia muy importante por cierto, de la cual Icke y los otros parecen ser totalmente ignorantes.
 
AG: ¿Cuáles son los conceptos de cielo e infierno en términos gnósticos?
 
JL: No hay una concepción del cielo y el infierno en las enseñanzas gnósticas.
 
AG: Clive Prince y Lynn Pycknett en un libro llamado *La Conspiración Stargate* denuncian el hecho de que con la Nueva Era, la manipulación global creará un sincretismo =mezcla de budismo, hinduismo, y las tres religiones del Libro, una religión del nuevo mundo basada en el culto antiguo egipcio y el culto del *Consejo del 9*. En ésta nueva religión, encontramos el libro de las *Claves de Enoc* y gente como James Hurtak y Puharich Andrea, de la Órden de Melquisedec ¿Qué piensa usted acerca de esto, es otra manipulación de los Arcontes?
 
JL: Creo que todo esto es una fantasía compartida por la gente desesperada por el poder y el estado espiritual, y algunos elementos de estos escenarios se vean afectadas por la desviación arcóntica. El desafío frente a los embaucadores alienígenas es discernir lo que es realmente anormal y peligroso, por contraste con la mera necedad y la insensatez. Hay un montón de tonterías en las nuevas teorías de conspiración y órden mundial. Hay un montón de falsedad espiritual y de *pretendidas* personas que canalizan.
 
Esto ha estado sucediendo desde hace muchos años … El problema aquí es que el material de la fantasía es como la arena movediza: sólo tiene que hundirse en ella y no puede salir. Con las indicaciones precisas dadas por los Gnósticos acerca de los Arcontes, podemos empezar a ver lo que está sucediendo en nuestras mentes y corregir la locura, aunque hay que hacerlo uno por uno, de forma individual, ya que no podemos corregir la locura en la mente de los demás.
 
Artículos relacionados:

DESMONTANDO A SITCHIN

Análisis crítico sobre el mito de los Annunakis y el 12º planeta
ZECHARIA SITCHIN: SU OBRA A EXAMEN

zsitchinEl pasado aún nos guarda muchos misterios. Nadie conoce toda la verdad sobre los orígenes de la humanidad. ¿Es posible que nuestros antepasados tuvieran contacto con los habitantes de otro planeta? Existen algunos indicios de que sí. ¿Es posible encontrar pruebas de esto en los textos y tablas de Oriente Medio? ¿Hay conocedores de las culturas mesopotámicas con la mente suficientemente abierta como para averiguarlo? Muchos consideran que el análisis más serio de los textos antiguos de Mesopotamia ha sido realizado por el autor Zecharia Sitchin. Los libros de Sitchin, reunidos bajo el titulo colectivo de The Earth Chronicles [“las Crónicas de la Tierra”], constituyen un examen radical de los documentos más antiguos de la humanidad desde la perspectiva ufológica. Muchos escritores se han apoyado en sus libros porque contienen textos que normalmente no están disponibles para el gran público, y las observaciones lingüísticas que hace Sitchin del cuneiforme y del hebreo son consideradas de un valor inestimable.
Lo fundamental de la teoría de Sitchin es que los sumerios conocían la existencia de un décimo planeta en nuestro sistema solar, además de los nueve que conocemos nosotros. El titulo de su primer libro, El Duodécimo Planeta (1976), tiene sentido cuando explica que, para los sumerios, la luna y el sol también eran planetas. Según la interpretación de Sitchin de la mitología sumeria, el nombre del planeta “perdido” sería Nibiru (o Marduk), un cuerpo cuya órbita de 3.600 años lo conduce por un trayecto elíptico entre Júpiter y Marte. La excentricidad de esta órbita no permite que los astrónomos lo vean en la actualidad. Sitchin procede a explicar que Nibiru está habitado por una raza tecnológicamente avanzada llamada los Anunnaki, y estos seres llegaron a la tierra hace 450.000 años para extraer minerales preciosos de la tierra. Un resultado de esta visita fue la creación del Homo sapiens por medio de la ingeniería genética, combinando sus propios genes con los de los humanoides primitivos que entonces vivían en el planeta Las antiguas civilizaciones de Mesopotamia, Egipto e incluso América debían todos sus logros a los Anunnaki.
Para defender sus ideas, Sitchin depende de su propia traducción e interpretación de textos que fueron escritos hace miles de años. Estos incluyen documentos que conocemos todos, como, por ejemplo, el Antiguo Testamento, y manuscritos menos divulgados, como las tablas de arcilla sumerias cuyas traducciones son casi imposibles de consultar, al menos en castellano. En sus nueve libros, Sitchin presenta abundantes ilustraciones y traducciones de los fragmentos más relevantes. Las Crónicas son visualmente impactantes y todo parece indicar que son el fruto de una mente seria y privilegiada. Sin embargo, las cosas no siempre son lo que parecen, y en el caso de Zecharia Sitchin no son ni remotamente similares.

¿Quién es Zecharia Sitchin?

Antes de examinar las teorías de Zecharia Sitchin debemos apuntar que se sabe más bien poco sobre su vida anterior a la publicación de las Crónicas. La biografía que suele presentar en sus libros es demasiado breve como para servir de ayuda, así que he escrito el siguiente resumen basándome en todo lo que he podido averiguar por mi cuenta.
Sabemos que nació en Baku, en Rusia, en el 1920. Se crió en Palestina, donde estudió la Biblia en el hebreo original. Luego, se fue a Inglaterra en 1937, donde, entre 1938 y 1941, estudió Historia Económica en el prestigioso London School of Economics, donde se diplomó. También sabemos que en algún momento en su vida profesional ha sido un oficinista municipal en Tel Aviv y en la Segunda Guerra Mundial sirvió en el ejército británico en Palestina. Después de trabajar de editor y periodista de asuntos económicos en Israel, emigró a los Estados Unidos en los años cincuenta. Ahora vive en Nueva York. Si a los lectores de Sitchin esta información les parece bastante completa, sugiero que lo lean de nuevo. No hay mención alguna a sus credenciales como traductor o lingüista. Tampoco he incluido ninguna información sobre dónde y cómo llegó a ser “uno de los pocos eruditos que pueden leer y entender el cuneiforme sumerio.” ¿Por qué no? Porque todo indica que no recibió ninguna formación profesional en estos campos especializados, y jamás ha presentado la menor prueba de que los haya estudiado en serio.

El ballet cómico-cósmico

El autor de las Crónicas cree que una epopeya babilónica, el Enuma Elish, describe el origen del mundo. La leyenda cuenta (entre otras cosas) cómo el dios Marduk/Nibiru pelea con Tiamat, el monstruo primordial, para ser el rey del cielo y así devolver el orden al universo. La interpretación que hace Sitchin del mito no es tan sencilla: Hace billones de años, nuestro sistema solar era muy diferente al que conocemos hoy. No existían ni la Tierra ni la Luna y había un enorme planeta llamado Tiamat entre Júpiter y Marte. Todavía no eran cuerpos sólidos y estables, aún se estaban formando.
La órbita de Nibiru era retrógrada – es decir, que orbitaba en el sentido contrario a los demás planetas. Cuando llegó desde el espacio exterior y pasó muy cerca de Neptuno, la gravedad de éste afectó a la órbita de Nibiru y hizo que se cayese por el medio del sistema solar. En el proceso se creó un enorme ‘bulto’ en un lado de Nibiru. Al pasar cerca de Urano este ‘bulto’ se abrió y salieron numerosos cuerpos más pequeños que se convirtieron en las lunas de Nibiru. El paso de Nibiru también causó que una de las lunas de Saturno se saliera de su órbita, convirtiéndose en nuestro planeta Plutón. Entonces Nibiru se acercó tanto a Tiamat que éste comenzó a desinte- grarse. Las lunas de Nibiru chocaron contra Tiamat, pero ambos planetas siguieron más o menos intactos. Después de esto, Nibiru salió del sistema solar.
La siguiente vez que Nibiru pasó por el mismo punto, chocó directamente contra Tiamat, transformando la mitad del planeta en los pequeños fragmentos que hoy en día llamamos “el cinturón de asteroides.” La otra mitad fue transformada en la Tierra, y una de las lunas de Tiamat ahora es nuestra luna. Desde entonces Nibiru sigue entrando en nuestro sistema cada 3.600 años, pero ya no causa ningún daño. Ésta, pues, es la gran teoría cósmica de Sitchin en la que basa todos sus argumentos posteriores. Pero ¿es una idea factible? Sin criticar su interpretación de la mitología, los astrónomos consideran que su idea no es tanto improbable como imposible. Hasta los científicos que defienden la teoría general de “los OVNIs en la prehistoria” miran con desdén a la teoría cosmológica de Sitchin. Apuntan primero que la noción de que un planeta del tamaño de Niburu pudiera mantener una órbita retrógrada y tan elíptica es absurda. Si pasara un planeta tan cerca de Neptuno en sentido contrario a los demás planetas, la órbita de Neptuno no sería tan circular (y resulta que es aún más circular que la de la Tierra). Lo mismo pasaría con Júpiter y Urano. Luego, si Plutón se creó como resultado de un gran choque de cuerpos celestes, ¿cómo podría llegar a tener una órbita estable y no ser lanzado hacia el espacio exterior profundo? Las órbitas planetarias no se circulizan automáticamente alrededor del Sol.
Los choques provocados por Nibiru la primera vez que entró en nuestro sistema solar habrían producido tales modificaciones en las órbitas del resto de planetas que el sistema solar debería haber cambiado para siempre. Sin embargo, la teoría de Sitchin requiere que se mantuvieran tranquilamente en sus puestos. Este fallo por sí solo debería hacernos dudar de toda la historia. En cuanto a Tiamat, según Sitchin, se segmentó en dos partes iguales. Una dio origen a la Tierra, y la otra se descompuso a su vez en el cinturón de asteroides. Pero los cálculos de los astrónomos muestran que la masa del cinturón es muy inferior a la de la Tierra, así que no es posible que proceda de un titánico planeta prehistórico. El concepto que tiene Sitchin de la física es algo infantil. Los físicos saben que la gravedad no puede ‘sacar’ trocitos de un planeta como si de un pedazo de plastilina se tratara. La fuerza de la gravedad afecta a todas partes de una superficie a la vez, así que Tiamat no podría haberse fragmentado por el paso de Nibiru, y el “bulto” en la faz de éste tampoco podría haberse formado. (Su error se repite cuando relata que en el año 11.000 a. de C la proximidad de Nibiru provocó un terrible diluvio que cubrió toda la tierra…)
Hay más: si la órbita de Nibiru es tan rara, se calcula que su trayectoria lo alejaría del sol unas seis veces más que Plutón. Un planeta de estas características estaría muy oscuro casi todo el tiempo, y probablemente helado. ¿Puede alguien creer que una civilización normal pudiera desarrollarse en tales condiciones? La cuestión se complica aún más, porque Sitchin sugiere que Nibiru era el planeta que sembró las primeras moléculas de ADN en la Tierra. Según él, la colisión entre Tiamat y Nibiru de alguna manera transfirió la frágil sustancia orgánica de un planeta al otro, de manera que, cuando el planeta mayor se rompió en dos partes, el ADN se enganchó en la sección que luego sería la Tierra. Luego este ADN se mantuvo a salvo durante dos billones de años hasta que se formaron los océanos, y entonces se activó, dando luz a las primeras criaturas unicelulares. ¿Cómo pudo ocurrir todo esto mientras los planetas estaban todavía calientes y ‘plásticos’? Sitchin ni siquiera intenta explicarlo.

El sistema solar según los sumerios

Para que funcione su teoría del origen del sistema solar y la visita periódica de Nibiru, Sitchin se ve obligado a modificar todos los nombres de los planetas en la cosmología sumeria. Dado que, según los expertos, los sumerios sólo conocían cinco planetas, la versión de Sitchin es muy diferente al sistema tradicional. Por ejemplo, Sitchin cree que Nibiru/Marduk sería el décimo planeta, mientras los especialistas coinciden en opinar que Nibiru/Marduk corresponde con Júpiter. Saturno, para Sitchin, se llamaba Anshar, mientras que para los historiadores tenía el nombre de Ninib. Normalmente Venus se identifica con Dilipat, pero Sitchin afirma que corresponde con Lahamu. Lo preocupante es que ningún tratado de cosmología sumeria está de acuerdo con la visión de Zecharia Sitchin. Si sus obras mostraran un nivel más elevado de comprensión lingüística se podría considerar su versión de los hechos como un reto para los expertos más ortodoxos.
A los lectores más perspicaces de Sitchin se les han ocurrido también otras objeciones. Por ejemplo, es difícil entender por qué los extraterrestres habrían incluido nuestra luna en los esquemas cosmológicos pero no los satélites de otros planetas. Titán, una de las lunas de Saturno, es la luna más grande del sistema solar pero no forma parte de los dibujos que supuestamente muestran el alto nivel de conocimiento astronómico que poseían los sumerios. Tampoco se habla de los anillos de Saturno en ningún texto. ¿Por qué? Un hecho que me parece particularmente llamativo es que Sitchin no presenta ningún documento en el que se lea claramente que los dioses eran del planeta Nibiru. Y aparte de una referencia muy breve al principio del Enuma Elish parece que el nombre de Nibiru casi no se vuelve a aparecer en toda la literatura de Sumeria y Babilonia. ¡Reto a los defensores de Sitchin a que demuestren que me equivoco!

La arqueología sumeria

 Sitchin dice que nunca se ha explicado de modo muy convincente el repentino desarrollo de la civilización sumeria. En su opinión, la explosión cultural surgió de la nada: “La mayoría de los eruditos ahora confiesan con gran frustración que el hombre, según todos los datos que poseemos, debería haber seguido sin civilizarse hasta hoy.” Todo el mundo tiene el derecho a opinar, pero cuando Sitchin empieza a declarar que todos los expertos piensan igual que él acabamos preguntándonos si el autor de El Duodécimo Planeta está jugando con sus lectores. Los mismos libros que cita para demostrar lo “misteriosamente” desarrollada que era sumeria al principio de los tiempos también ofrecen teorías plausibles para explicar la génesis de su cultura. El profesor Samuel Kramer, cuyos textos universitarios están entre los mejores exámenes de la cultura mesopotámica existentes, propone que fue la introducción de un sistema de irrigación en sumeria la que creó la necesidad de una organización comunal. Había que abrir y mantener los canales para transportar el agua, y alguien tenía que regularizar su distribución entre todas las comunidades. Esto habría conducido a la creación de instituciones gubernamentales, y luego al resto de los atributos de una gran civilización.
Quizás el buen profesor y los muchos otros arqueólogos que opinan como él se equivocan en algo. Pero Zecharia Sitchin pasa por alto estas explicaciones y prefiere fingir que una aura de misterio rodea todo el asunto. Y ello a pesar de que cita a Kramer en repetidas ocasiones para apoyar sus ideas. El hecho es que antes de 1976 nadie hablaba de Sumeria como una prueba del “repentino origen” de las culturas, y prácticamente nadie lo mencionaba en un contexto ufológico. Ahora es difícil encontrar un libro que debate estos temas que no siga ciegamente las pautas establecidas por Zecharia Sitchin.

Problemas de traducción

Sitchin no se basa en las traducciones estándares aceptadas por los lingüistas y los arqueólogos profesionales, sino que siempre produce sus propias versiones. Esta práctica sería tolerable si no fuera por tres razones importantes: primero, Sitchin casi nunca proporciona las referencias de los textos que utiliza; segundo, es muy selectivo a la hora de fracturar un texto para escoger los fragmentos que más le sirven; y tercero, sus traducciones no son muy buenas. De hecho, muchos fragmentos que reproduce en sus libros no pueden consultarse porque ni siquiera los especialistas de la literatura semítica pueden identificarlos.
Algunos de sus errores ya son clásicos en el campo de los “antiguos astronautas.” Por ejemplo, su insistencia en que el término “Elohim” en Génesis 1:26-27 sea plural. Esta idea no es nueva y se encuentra también en los libros de autores como Robert Charroux y Erich von Däniken. Si “Elohim” significara “los dioses” (en lugar del singular “dios”) podría decirse que los creadores de la humanidad eran varios, quizás un gran equipo. Pero no nos engañemos. La verdad es que el significado de “Elohim” es singular en la gramática hebrea cuando se refiere a Dios, a pesar de ser morfológicamente plural (el singular natural es “Eloah”). Esto es un fenómeno gramatical, a veces llamado el “plural mayestático.” Un buen ejemplo de este uso se encuentra en el Libro de los Salmos 45:6, donde se emplea “Elohim” para referirse al Mesías, y no cabe duda de que se referían a un único Mesías.
La explicación es sencilla: en hebreo, el sufijo plural masculino –im se emplea para indicar tanto el plural como el superlativo, es decir, la magnificación de algo. No existe ninguna dificultad para alguien que conozca esta gramática: en distinguir entre el plural y el singular, sólo es necesario mirar al verbo que acompaña al sujeto. Si el verbo está en tercera persona singular, el sujeto es singular. Si no, es plural. Por esta razón todas las referencias al Dios del Antiguo Testamento se hacen con verbos en tercera persona singular, mientras las referencias a los “dioses falsos” se hacen con la misma palabra, “Elohim,” pero seguida de un verbo en tercera persona plural.
El autor de las Crónicas de la Tierra quiere hacernos creer que en todo momento el Dios de Génesis era en realidad un grupo de personas (extraterrestres), pero parece ignorar cómo funciona la gramática hebrea. Veamos cómo se debe entender el Génesis 1:26 desde el punto de vista de alguien que conoce bien la gramática del idioma: ELOHIM (plural) dijo (tercera persona masculina singular) “Hagamos (primera persona plural) al hombre a nuestra imagen (“imagen” es un sustantivo masculino singular con un sufijo de primera persona plural), conforme a nuestra semejanza (“semejanza” es un sustantivo femenino singular con un sufijo plural de primera persona).
El uso de “nuestra” en este verso es un claro ejemplo del “plural de majestad.” Naturalmente, en todos los versos del Génesis hasta 1:26 únicamente se emplean verbos singulares porque todavía no se habían creado más seres racionales. Todo este asunto es comparable con el uso de “Usted” en castellano. Os confieso que al llegar a España hace más de 10 años no entendía por qué los desconocidos se dirigían a mí en tercera persona. (“¿Entiende mi idioma? ¿Conoce a mis amigos?” etc.) Me resultaba extraño dirigirme a los ancianos como si estuvieran ausentes. Hoy entiendo que “Usted” se emplea para expresar el respeto, la distancia o la admiración. No nos debe sorprender que otros idiomas tengan formas distintas para conseguir efectos parecidos.

En el sumerio lo mismo pasa con el sufijo MES, que originalmente no indicaba un plural aunque más tarde sí adquirió este significado. En akadio, la palabra que corresponde con “Elohim” es ilanu. En las cartas Amarna del siglo XIV a. de C., una serie de mensajes que los
faraones egipcios intercambiaron con sus subalternos en Palestina, el término “ilanu” fue empleado más de cien veces para referirse al singular líder de los egipcios, quien era considerado un dios. Por ejemplo, en la frase ilanu / sulumka sulum b│t│ka/lisal, que significa “Que la deidad se preocupe por tu bienestar y de tu hogar,” el verbo “preguntar” está en tercera persona, mientras el sujeto
“deidad” es plural (literalmente, “deidades”). Este fenómeno se encuentra cientos de veces en la Biblia (el Antiguo Testamento utiliza Eloah sólo unas 250 veces y Elohim alrededor de 2250 veces). Si Zecharia Sitchin conoce tan bien el hebreo del Antiguo Testamento, ¿por qué no hace referencia a estos hechos en sus libros? Los errores que comete Sitchin son muchos, y a menudo degradan secciones fundamentales de su obra. Al traducir palabras tan claves como Tiamat, Enlil y Enki mezcla partículas de dos lenguas completamente
distintas que nunca se habrían juntado. Por ejemplo, traduce la palabra Marduk como “hijo del puro monte” combinando las palabras sumerias du (“monte”) y ku (“puro”) con el sustantivo akadio maru (“hijo”). Esto sería equivalente a traducir la palabra española “ordenador” como “El Orden de la Puerta,” tomando “puerta” de “a door” en inglés. Otros errores importantes incluyen:

● “Nefilim,” que significa “los caídos” únicamente en el sentido de “los degenerados” o “caídos en la batalla.” Sitchin afirma que implica “los caídos del cielo” o “los que descendieron de arriba;” pero esto no es posible.
● Sitchin escribe en sus obras que los dioses crearon los “Adamu” para ayudarles a extraer los metales preciosos de la tierra. La palabra, dice él, quiere decir “Trabajador Primitivo,” debido a que significa “tierra roja” (y los hombres eran mineros.) Sin embargo, cualquier diccionario sumerio/akadio revela que para decir “trabajador,” “hombre” o “esclavo” usaban la palabra awilu(m), y que
adam(m)u nunca se empleaba para referirse a personas. La intención de Sitchin es conectar su Adamu con el “Adán” del Génesis, pero todos los textos que se refieren a los primeros hombres emplean el término awilu(m). Muchos orientalistas detectan una conexión entre Adamu y Adán, ya que dam es la palabra hebrea para decir “sangre” y damamum tiene el mismo significado en akadio. Pero
parece que para Sitchin esta relación es demasiado aburrida, y la implicación de “Trabajador Primitivo” encaja mejor en su historia.
●Zecharia Sitchin declara que las capacidades tecnológicas de los Anunnaki incluyen unas naves espaciales llamadas “shems,” “mu” y “me.” El término shem es sumerio/akadio y tradicionalmente se traduce como “nombre, reputación.” Es difícil no aceptar esta
opinión como la verídica. Sin embargo, Sitchin tiene otras ideas. Sugiriendo que shem viene de la palabra shu-mu (“lo que es un mu”), llama la atención del lector hacia unas esculturas mesopotámicas con el mismo nombre que representan dioses dentro de objetos alargados y ovalados. Estos objetos, en su opinión, representan cohetes (aunque realmente en este caso, shem sólo quiere
decir “monumento para recordar el nombre” de alguien). Aparte de lo improbable que parece esta conjetura, el problema es que en todos los textos donde Sitchin sustituye “reputación” por “cohete,” sólo la palabra “reputación” tiene sentido. Por ejemplo, en El Duodécimo Planeta el autor cita el libro del Génesis (11:4), que describe el momento de la construcción de la Torre de Babel. Sitchin sólo cita estas líneas: “Vamos, edifiquémonos una ciudad y una torre, cuya cúspide llegue al cielo; Y hagámonos un shem, por si queremos esparcidos sobre la faz de toda la tierra”. Sitchin quiere que veamos en estas líneas una referencia a la construcción de algo tecnológico: “Y hagámonos un cohete para que estemos en contacto en cualquier parte del mundo,” etc. Lo que pasa con esta interpretación es que ha escogido la parte del capítulo que más le conviene, ya que el verso anterior (11:3) dice lo siguiente: “Vaya,
hagamos ladrillo y cozámoslo con fuego, y fuéles el ladrillo en lugar de piedra, y el betún en lugar de mezcla”. ¿Qué cohete se construye con ladrillos y betún? Este no es de ningún modo el único caso en el que Sitchin selecciona un fragmento de texto para engañar al lector y defender sus extrañas teorías. Esta vez ni siquiera nos indica que la cita es del Libro del Génesis. Como ya hemos
apuntado, salvo contadas excepciones, nunca incluye referencias exactas para indicar de dónde provienen las tablas y las esculturas que muestra en sus libros.

Conclusión

Su hipótesis parece haberse inspirado en la literatura de los contactados de los años cincuenta. Los contactados decían que los extraterrestres procedían de planetas en nuestro sistema solar, y que llegaron a la tierra en la prehistoria para establecer
una base. Según la obra de Sitchin, los Nibiruanos tardaron 21.600 años en construir la ciudad de Nippur, mientras la mayoría de los
contactados hablan de civilizaciones en continentes ya sumergidos. Considerando que, en la época de la supuesta llegada de los extraterrestres, es decir, hace 450.000 años, Nippur y el resto de Mesopotamia Baja se encontraban por debajo de las olas del Golfo de Persia, ¡la teoría de Sitchin está más hundida que la misma Atlántida! En Habla Una Mujer del Espacio (1960), el libro del contactado Rolf Telano, los alienígenas crean seres inteligentes en laboratorios subterráneos llamados Edenes. La especie modificada se llama Adán, y es esta raza de la que todos los humanos somos descendientes. Para Sitchin, Edén era el hogar de los dioses, pero también el lugar donde nació la humanidad. Al mismo tiempo, el autor de las Crónicas intenta distanciarse de la ufología típica y sólo menciona los OVNIs una vez en su segunda obra, The Stairway to Heaven (1980), y no será hasta Genesis Revisited (1990) que dedique ocho páginas al tema. De hecho, en este segundo libro Sitchin muestra hasta qué extremo puede llegar para engañar al
lector: presenta el dibujo de un extraterrestre “gris” pero con los ojos más pequeños de lo normal y con los párpados cerrados. Luego, unas páginas después, pone otro dibujo, la de una escultura antigua. Esta imagen, que también aparece en su libro Divine Encounters (1995), muestra un ser delgado con ojos rasgados, partidos como en el dibujo del gris. Es obvio que se han realizado estos
dibujos a mano para que se asemejen en los detalles más llamativos, pero poco de lo que dice Sitchin sobre la escultura de terracota es cierto. La estatuilla, que es auténtica, pertenece a una serie de artefactos descubiertos durante las excavaciones en Ur y en otras ciudades mesopotámicas. Datan de alrededor del 4500 a. de C. y representan humanoides delgados, sin orejas ni pelo, con frentes alargadas y ojos de insecto. El estilo es típico de la cultura Ubaid. Según Sitchin las figuras representan los Gallu, demonios asexuales que vivían en el mundo subterráneo, que son los alienígenas que hoy en día abducen a los humanos. Sin embargo, esto es extremadamente improbable porque algunas de las esculturas muestran mujeres dando el pecho a un bebé, mientras otras tienen
genitales masculinas nada ambiguos. Un buen ejemplo se puede encontrar en la Sala 56 de la sección de Mesopotamia Temprana en el Museo Británico. El bebé que la figura lleva en sus brazos también tiene la frente alargada y ojos rasgados. No cabe la posibilidad de que estos seres sean los extraterrestres de los que tanto se habla últimamente, ¡aunque no me extrañaría demasiado que se trataran de otro tipo de extraterrestres! Si Sitchin ignora estos datos, le sugeriría que leyera las amplísimas bibliografías que decoran todas sus propias obras. En fin. Imaginémonos que Sitchin no se equivoca y que su planeta existe de verdad. ¿Cuándo podemos esperar el siguiente paso de Nibiru? Sitchin nunca se arriesga a poner una fecha, y en entrevistas se niega a contestar si se lo preguntan. Sin embargo, no es un problema demasiado difícil de calcular. En El Duodécimo Planeta se establece el año del diluvio mundial como 11.000 a. de C., y el catástrofe se debió a la proximidad del planeta. Si Nibiru pasa por aquí cada 3.600 años, habrá pasado alrededor de 7400 a. de C., 3800 a. de C. , y en 200 a. de C. (huelga decir que ningún astrónomo observó un planeta nuevo en el cielo en esa
fecha). Esto indica que pasará de nuevo en el año 3400 d. de C. ¿Alguien cree que aún se acordarán de las teorías de Zecharia Sitchin en esas fechas?

CHRIS AUBECK                  El Ojo Crítico

EL FRAUDE EXTRATERRESTRE

El Fraude Extraterrestre:  Conociendo Quiénes Son los Dioses, y Quiénes No lo Son

En una reciente entrevista radial con George Noory, un oyente llamó e hizo una pregunta crucial que no contesté adecuadamente, debido a la naturaleza rápida e improvisada del formato radial en directo. A veces, para responder a una pregunta acerca de la compleja materia de la mitología, es necesario enmarcar la respuesta cuidadosamente, pero las entrevistas radiales no conceden el tiempo para ello. En el siguiente artículo haré otro intento.

¿Quiénes Son los Dioses?

     El oyente me preguntó si la identificación de los sumerios Annunaki y los Arcontes de los gnósticos con los modernos extraterrestres podría ser aplicada a otros dioses en culturas diferentes, como los mitos griegos y nórdicos. Es una gran pregunta, y absolutamente esencial para una orientación clara y sobria en torno a la cuestión desconcertante de las entidades alienígenas, los visitantes, los astronautas antiguos, los “dioses en platillos voladores”, etcétera.

     Uso tres clasificaciones simples para los varios dioses descritos en la mitología y los antiguos textos (las tablillas cuneiformes sumerias, la Biblia, los rollos del Mar Muerto, los códices de Nag Hammadi, etc.), y las entidades reportadas en encuentros con ETs y en avistamientos de OVNIs. La primera clasificación es puramente psicológica. Algunos “dioses” no son entidades autónomas, independientes de nosotros, sino proyecciones de procesos naturales e intra-psíquicos. Llamo a tales “dioses” psico-deidades, porque ellos se manifiestan a través de nuestras psiques. Incluso si ellos representan fuerzas que actúan en la Naturaleza, lo que ocurra en el mundo natural también afecta a la psique humana, y la impregna, de modo que los “dioses de la Naturaleza” son también intra-psíquicos.

     Por ejemplo, en el mito nórdico, Wotan u Odín es una deidad chamánica, o un chamán deificado, que representa el poder de la videncia elevada y el don de la adivinación. Éstas son capacidades que vienen a ser encarnadas, o personificadas, si usted prefiere, en la figura de Odín. Las capacidades que Odin posee son paranormales, y por ende “divinas”, tanto en el sentido de estar más allá de la norma humana, como en el sentido de parecerse a facultades que podemos imaginar que los seres sobrehumanos tienen. Pero ellas son capacidades intra-psíquicas, totalmente dentro de nuestro ámbito de evolución.

     O considere al dios de la Naturaleza, Osiris, que era central en la religión egipcia. Él representaba los procesos de muerte y regeneración en la Naturaleza, a nivel celular (de aquí un “dios del grano”), equiparados por otros procesos en la psique humana. Como un “dios de la muerte y resurrección”, Osiris no está totalmente más allá de la realidad humana. Los psico-dioses son interactivos dentro del ámbito de nuestra experiencia mental y sensorial. Ellos son, en cierto modo, extensiones y reflejos de nosotros y de otras criaturas sensibles.

     La mitología nórdica describe el conflicto celestial entre dos generaciones de “dioses”, los Vanir y los Aesir. Los Aesir representan una clase de “dioses” de una estatura sobrehumana, cósmica. Ellos no son psico-deidades, sino cosmo-deidades, poderes divinos que impregnan el cosmos en general. Ellos producen y sustentan los mundos manifiestos, sin manifestarse ellos mismos. Por supuesto, ellos también pueden alcanzar la psique humana, y entrar en nuestra conciencia. ¡Ellos pueden ir dondequiera que deseen!. Los gnósticos enseñaban que los dioses cósmicos auténticos, las divinidades plerómicas o Eones, no nos invaden ni nos agobian. Ellos tienen magníficas limitaciones. Ellos no asumen la forma humana. Ellos no son de este mundo, pero tampoco son completamente inaccesibles para este mundo.

     Las cosmo-deidades son las fuerzas fundacionales y formadoras de los mundos manifiestos, mientras que las psico-deidades representan nuestras capacidades para experimentar todo lo que es manifestado. En el lenguaje gnóstico, las cosmo-deidades son los Eones, los dioses plerómicos o Generadores, como me gusta llamarlos. Pleroma significa “abundancia, plenitud”. En términos astronómicos, el pleroma de los Eones es el núcleo galáctico, o centro. Los episodios inaugurales del Mito de Gaia (Gaia Mythos) representan un intento de describir la naturaleza y la actividad de los Eones. (Uso un poema en prosa para este propósito, con todo lo imperfecto que pueda ser, porque una descripción literal sería inapropiada).

     Entre estas dos clases de “dioses” hay un tercer grupo, una clase ambigua de entidades que son en parte psíquicas y en parte cósmicas. Ellas son llamadas los engañadores (tricksters) en los estudios antropológicos y en mitología comparada. El saber indígena de las Américas está lleno de engañadores que interactúan con los pueblos nativos, por lo general de una manera traviesa. Hay una amplia gama de entidades engañadoras que no hacen daño y no abrigan ninguna intención de engañar. Su engaño es pura diversión, o puede ser a menudo una manera de instruír a los humanos en la supervivencia, la adaptación, e incluso en el auto-conocimiento. Muchos engañadores toman la forma de animales tales como el conejo, el zorro, el cuervo, el coyote, etcétera. Estas entidades cambiadoras de forma pertenecen al hábitat planetario tanto como nosotros. Ellos son poderes psíquicos y animistas de este mundo, cercanos a los “poderes animales” reconocidos por todos los pueblos indígenas como aliados de la especie humana. Las hadas y los “pequeños seres” del folklore celta pertenecen a esta clase.

     La sabiduría indígena enseña que no podemos saber cabalmente lo que significa ser un humano a menos que tengamos la humildad para aprender de seres no-humanos. Las entidades engañadoras también incluyen a los espíritus de varias especies de plantas psicoactivas, hongos y setas. Los niños u honguitos, los “pequeños” de Maria Sabinas, por ejemplo. O los trolls vistos en experiencias con DMT (Dimetiltriptamina), relatadas por Terence McKenna y otros.

     Hay, sin embargo, una variedad particular de entidades del tipo trickster que se comporta de una manera diferente. Deliberadamente se presenta a sí misma como un cosmo-dios, poseedora de un status divino. Esta entidad nos engaña simulando ser otra que la que es. La mayoría de los engañadores no actúa de esta manera, como puede verse al estudiar el saber indígena. Ellos pueden ser cambiadores de forma, ellos pueden urdir grandes cuentos y realizar toda clase de astutas ilusiones, pero no simulan ser dioses cósmicos. Aquellos que se presentan a sí mismos como cosmo-dioses, como nuestros creadores, etcétera, pueden ser llamados “dioses engañadores”. ¡Pero éste es un término engañoso!. Podemos llamarlos dioses-engañadores, no porque ellos sean verdaderos dioses, sino porque ellos pueden ser confundidos con los verdaderos dioses.

     Estos engañadores no pueden ser comparados con el tipo animista del trickster, ni son ellos psico-dioses. Ellos pueden ser identificados por su tácticas engañosas, por su tentativa para ser tomados por dioses cósmicos genuinos. En resumen, ellos son simuladores, impostores, que procuran imitar a los cosmo-dioses. Propongo que ellos sean llamados pseudo-dioses. Tales son los Arcontes descritos en las escrituras gnósticas.

El Demiurgo y Sophia

     La deidad impostora extrema es Yahvé, el dios-padre de la Biblia. Esta entidad es el señor de los Arcontes, o el Arconte principal (protarchon). Yahvé es un dios-engañador que simula ser un Eón, un Generador. Cuando los gnósticos explicaban esta diferencia, ellos fueron violentamente resistidos y, en algunos casos, asesinados por los devotos de este pseudo-dios. Mucha violencia se ha aplicado en este planeta para proteger al bíblico pseudo-dios de ser denunciado como tal. En efecto, la agenda de Yahvé anima y respalda esta violencia, como cualquier persona sana puede verlo al leer unas pocas páginas del Antiguo Testamento. El pseudo-dios tiene que proteger su identidad y mantener su engaño. Para hacer aquello, persuade a sus devotos humanos a luchar en su nombre. Este particular dios-engañador es muy celoso y malévolo. Esto explica por qué las tres religiones dominantes, cuyos seguidores toman al pseudo-dios por el creador supremo, están conformadas por una agenda de violencia, agresión y dominación. Vivimos en un planeta donde millones de habitantes están atrapados en el engañoso hechizo de un pseudo-dios. Ésta fue la advertencia gnóstica a la Humanidad.

     Algunos escritores sobre Ovnilogía bíblica —ver las Nueve Teorías del Contacto Extraterrestre, de las que hablé en la entrevista con Noory— han señalado que Yahvé actúa como un psicótico asesino. Christian O’Brien (El Genio de unos Pocos) es particularmente astuto en su perfil psicológico del dios-padre bíblico, y A. D. Horn (Los Orígenes Extraterrestres de la Humanidad) afirma rotundamente que “Yahvé es un lagartoide”, es decir, un reptiliano predador. Horn no cita fuentes gnósticas, pero esto es exactamente lo que usted encontrará en los códices de Nag Hammadi (NHC). El Apocryphon de Juan (NHC II, 1) y otros textos cosmológicos usan el término “drakónico” para Yahvé, o el Demiurgo, como también es llamado este pseudo-dios. El nombre dado a esta entidad en los Misterios era Yaldabaoth. Una traducción aproximada de este nombre sería “el criador de la colmena, o de la horda”.

     Ahora, hay que hacer una importante distinción: no puedo decir si hay malévolos dioses-engañadores en todas partes del cosmos, que se manifiestan en varios mundos. Las enseñanzas gnósticas que han sobrevivido no cubren este rango de fenómenos. La cosmología gnóstica es específica de las condiciones de nuestro Sistema Solar y de la vida en la Tierra. Los videntes de los antiguos Misterios paganos observaron que las entidades arcónticas están presentes en el Sistema Solar, pero ellas no son originarias de la Tierra como nosotros. Ellas son literalmente una especie extraterrestre y no-terráquea. Como tales, sólo son capaces de revolotear en la atmósfera de la Tierra de manera errática, haciendo breves incursiones, y luego volviendo a revolotear otra vez. Para que ellos pudieran permanecer en la tierra, tendrían que ser establecidas condiciones especiales, como cuando los humanos establecen un puesto de avanzada en la Luna, o en las profundidades del océano. Los engañadores Arcontes no pueden vivir en la biósfera, tal como nosotros no podemos vivir en los otros planetas del Sistema Solar como Marte, Júpiter y Neptuno.

     Los gnósticos enseñaban que la Tierra no pertenece al Sistema Solar, sino que simplemente está atrapada en él. Como la teoría Gaia de Lovelock y Margulis afirma, la Tierra se diferencia del resto de los planetas por el extraño equilibrio de su atmósfera, proveyendo no sólo un espacio para que formas de vida lo habiten, sino también un medio interactivo en el cual la vida puede evolucionar, adaptarse e innovar. Tal es el milagro de la vida en la Tierra, incluyendo a la especie humana como parte de un experimento abierto supervisado por los dioses cósmicos, los Eones.

     La Tierra es un caso especial (como la teoría Gaia afirma), porque es la encarnación de un cosmo-dios, el Eón Sophia, cuyo nombre significa “Sabiduría”. En este planeta vemos a la sabiduría encarnada, viviente, desarrollándose, sensitiva, y somos parte de ella. Sophia es uno de los cosmo-dioses de la galaxia que habitamos. Ella surgió del centro de la galaxia, el pleroma, para llegar a sumergirse en un cuerpo planetario. Esta situación es única en nuestro mundo. Mitológicamente, esto es llamado la Caída de Sophia. Para nosotros, Sophia es el Eón o cosmo-dios que está directa y sensorialmente presente. Vivimos en su piel. Nuestra madre cósmica es el Eón Sophia, que ahora llamamos Gaia.

     Pero Sophia es también la madre de los Arcontes, los engañadores pseudo-dioses que quieren que nosotros los tomemos por Eones. La mitología gnóstica (extensamente descrita en este sitio y en mi próximo libro, títulado Not in His Image [No a Su Imagen]) enseñaba que antes de que Sophia se metamorfoseara en la Tierra, ella produjo una especie de salpicadura en los reinos de la materia elemental (espuma cuántica), resultando una extraña especie hecha de elementos inorgánicos (basados en el silicio): los Arcontes. Estas entidades se pusieron a formar un mundo para ellas, el sistema planetario exclusivo de la Tierra, que es el cuerpo de Sophia, y que fue formado algo más tarde. Los Arcontes son llamados así a partir del griego archai = “previo, anterior”, porque ellos y su mundo fueron formados antes de que Sophia se transformara en la Tierra.

     Todo esto es un cuadro muy grande, por supuesto. No espero que nadie lo digiera en un solo trozo. Pero es notable que los videntes de los Misterios antiguos fueran capaces de establecer esta hipótesis. Tómela o déjela, créala o no. Personalmente, creo que este marco hipotético es digno de confianza y puede ser probado frente a las evidencias. Explica el origen de los extraterrestres arcónticos, tanto los del tipo reptiliano como los embrionarios o neonatos (los Grises cabezones de ojos saltones), como ninguna otra teoría puede hacerlo. El valor de la hipótesis gnóstica del Demiurgo y su horda es que nos da un marco para discernir varios tipos de entidades no-humanas, y detectar un tipo predador de dios-engañador. No insistiré en que éstos sean los únicos ETs predadores en nuestra galaxia —sé que hay narraciones de muchos tipos—, pero el hecho brutal es que ya un solo tipo es suficiente para poner en peligro nuestra evolución. Siguiendo las enseñanzas gnósticas, creo que los Arcontes son la amenaza más inmediata e íntima para la Humanidad.

La Locura de Dios

     Ahora, sólo unas pocas palabras más sobre la cosmología gnóstica, y luego volveré a la pregunta que me llevó a escribir este breve ensayo.

     A menudo digo que los videntes gnósticos de los Misterios eran expertos en habilidades paranormales, tales como la ensoñación lúcida, la visión remota, la clariaudiencia y la clarividencia. Si esto es correcto, ellos habrían sido capaces de observar a los pseudo-dioses Arcontes y discernir su modus operandi. En efecto, casi un quinto de los códices de Nag Hammadi tiene que ver con los orígenes, motivos, tácticas y acciones de los Arcontes. Lo que aquellos videntes fueron capaces de determinar acerca de los predadores dioses-engañadores puede ser crucial para la supervivencia humana. Quiero enfatizar un aspecto de su diagnóstico acerca de la intrusión alienígena: Yaldabaoth no sólo finge ser el supremo dios creador, sino que él cree falsamente que lo es. ¡El jefe Arconte sufre de un complejo de Dios!. Él no sólo está tratando de engañarnos, sino que él está engañado. El pseudo-dios es delirante, y su delirio infecta a todos aquellos que lo siguen. Tal es el estremecedor mensaje de los antiguos Misterios.

     La aseveración gnóstica de la locura de Dios debe ser uno de los conceptos más sorprendentes en la experiencia humana. Pero no está aislado, ni es completamente sui generis. En La Locura del Ego presento un paralelo budista con el Demiurgo de los gnósticos. Analice aquella hipótesis y vea si no es un equivalente exacto del mito gnóstico del Demiurgo. Ambas narrativas declaran que el pseudo-dios se considera a sí mismo como el creador del universo entero. Esto, por supuesto, es exactamente lo que Yahvé también hace. Los creyentes de las religiones dominantes que consideran a esta entidad ilusoria como su Ser Supremo son ellos mismos delirantes. En su fe ciega, millones de personas están atrapados en la red de la locura de un dios impostor e involucrados en la violencia y la agresión de los Arcontes.

     El Demiurgo es una deidad impostora que trabaja contra la Humanidad. Yaldabaoth está entre la Humanidad y los Eones del centro galáctico, pretendiendo ser uno de ellos. La horda de los Arcontes, que funciona con una mentalidad de colmena, trata de entrometerse entre la Humanidad y el Eón Sophia, encarnado en la Tierra. Así ellos trabajan contra nuestra sabiduría innata, tan estrechamente relacionada con la inteligencia de Gaia, en un vano intento de desviarnos de aquella conexión. Éste es el diagnóstico de los videntes de los Misterios.

Doble Engaño

     Finalmente, para concluír, me gustaría volver a la llamada en directo hecha durante la entrevista con Geroge Noory. ¿Es posible —preguntó él— discernir a los Arcontes-Extraterrestres en otros mitos alrededor del mundo?. Está claro que los sumerios Annunaki y los Arcontes de los gnósticos son idénticos a los modernos extraterrestres, pero de ningún modo resulta fácil revisar el abultado material de mitos y folklore y desmalezar cada referencia a las pseudo-deidades. No he hecho aquello, ni completa ni exhaustivamente, pero he hecho varias tentativas para ello. Me gustaría dar cuenta de mis investigaciones en otro artículo en este sitio.

     Mientras tanto, hay otro factor crucial más en el diagnóstico. Concierne al doble engaño del fenómeno de los Extraterrestres: el fenómeno mismo nos engaña para ver cómo funciona. Desde que he introducido la teoría Arconte-Extraterrestre en este sitio, ha sido aún más emocionante hablar acerca de cómo los dioses descritos en los mitos antiguos fueron realmente extraterrestres o “antiguos astronautas”. Estoy seguro de que considerar como factores a los Arcontes en esta discusión puede ser muy instructivo. Al mismo tiempo, la introducción de la contra-Inteligencia gnóstica en la intrusión alienígena lleva la discusión a un nivel distinto. Ahora tenemos que hacernos más sofisticados en nuestra comprensión del factor alienígena.

     Cuando hoy consideramos a los dioses descritos en tiempos antiguos como extraterrestres arcónticos, tendemos a pensar que hemos finalmente comprendido quiénes son los dioses. Esto no es correcto: en realidad, hemos llegado a ver quiénes los dioses NO son. Haciendo la identificación Annunaki = Extraterrestres, por ejemplo, obtenemos una visión de las entidades que simulan ser dioses. En el registro cuneiforme sumerio, que son transcripciones de materiales canalizados, los Annunaki afirman ser nuestros creadores. Pero el hecho de que algo fuera escrito en tabletas de arcilla hace 2.800 años ¿significa que es verdadero?. Por supuesto que no. El registro cuneiforme sumerio presenta la afirmación de que los Annunaki son los dioses creadores superiores, no la prueba de que ellos lo sean.

     Las tablillas cuneiformes no constituyen una evidencia de hechos; ellas son pruebas de una historia presentada como un hecho.

     Aquí estamos próximos a ver el doble engaño. Habiendo determinado que los antiguos dioses eran realmente extraterrestres (ETs), dejamos de preguntar: ¿Y qué hay acerca de los dioses que no son Extraterrestres?. La naturaleza de la farsa ET es, primero, que nos engaña acerca de los dioses, y luego, cuando captamos el engaño, nos aparta de mirar más allá hacia los verdaderos dioses, las divinidades del cosmos viviente. Habiendo hecho la conexión ET-dios, debemos avanzar otro paso hacia un conocimiento más sofisticado. Lo sano, entonces, sería preguntar: Si los Arcontes-ETs fueron incorrectamente considerados como dioses, ¿quiénes son los dioses genuinos?. Sería un grueso error asumir que hemos comprendido la naturaleza de los dioses simplemente estableciendo un vínculo entre los ETs y la mitología antigua.

    Debido al doble engaño del fenómeno ET, tendemos a asumir que los “antiguos astronautas”, que simularon ser dioses y fueron tomados como tales, deben ser los únicos dioses.

    Con el diagnóstico de los Arcontes, estamos sólo a punto de descubrir a los verdaderos Dioses. Éste es un cambio trascendental.

     Según los gnósticos, los “verdaderos dioses” son los Eones del Pleroma. Y uno de éstos es Sophia, la diosa de la sabiduría, que se metamorfoseó en el planeta Tierra. Hoy la llamamos Gaia. Ella es la base de la vida y la conciencia para la especie humana y toda la vida sensitiva, incluída la vida molecular. Tal es la antigua enseñanza pagana preservada por los guardianes de los Misterios. Hoy estamos en el umbral de resucitar y volver a vivir aquella enseñanza.

     El truco consiste en dejar atrás a los engañadores extraterrestres a cambio de la verdadera magia de la vida en esta Tierra.–

JOHN L. LASH

Fuente: La Integral del Kaos

GUARDIANES DE LA MATRIX: ¿PROGRAMAN NUESTRA REALIDAD INTELIGENCIAS EXTRATERRESTRES?

La posibilidad real de que seres más evolucionados que nosotros puedan haber creado ambientes de realidad virtual holográficos completamente inmersivos, nos hace reflexionar sobre quiénes podrían ser estos seres y cómo escapar de este simulacro en el que tal vez vivamos

Uno de los nuevos mitos en la era de la información es la Matrix. Más allá de la película que le da nombre a este sistema de realidad, la noción e intuición de que vivimos en una simulación o en un sistema de control similar a una prisión energética, cuyos barrotes a veces son invisibles o son programas en nuestra mente, no nace, ciertamente con la película de los hermanos Wachowski. Es resonante precisamente con una matriz de arquetipos que podemos trazar hasta la Cueva de Platón, el Maia o Samsara de la India y, en su más evidente acepción, en el gnosticismo, con su sistema de Arcones, o controladores planetarios.

También, como brillantemente reconecta Christopher Knowles, Matrix es un largo sendero que atraviesa –necesitando manifestar esta metáfora del control- la cultura popular en las últims décadas. Como si fuera una sofisticación del Nuevo Orden Mundial, de la distopia orwelliana de 1984, que también encarna en Alphaville (donde la inteligencia artificial ha hecho zombies de los hombres), este meme encuentra en la ciencia ficción su mejor expresión. Antecedentes como el episodio piloto de Star Trek, The Cage, donde tres individuos  (los eternos ágentes/aliens/ángeles/arcones/) alteran la percepción de unos sujetos que están en una prisión, de forma similar a como las máquinas alteran la percepción de los hombres en The Matrix, mientras están siendo usados como baterías. Dark City, Ghost in the Shell, Neuromancer, VALIS,  también prefiguran a The Matrix –que encuentra su sustento filosófico en Cultura y Simulacro de Jean Baudrillard y que indirectamente tiene un paralelismo con el mundo del tonal de Carlos Castaneda, que a su vez es análogo al Mundo de la Representación de Schopenhauer y en la física cuántica al mundo del Orden Explicado de David Bohm.
Ahora bien estas obras de ficción y filosofía son generalmente pensadas como alegorías, justamente como la alegoría de la cueva de Platón, en la que se representa al hombre como viendo solamente la sombra ilusoria del verdadero y luminoso mundo de las ideas.  Sin embargo, existe la posibilidad de que el mito y le metáfora oculten y codifiquen un conocimiento más profundo que la realidad que percibimos cotidianamente, justamente un vislumbre de lo que existe afuera de la Matrix (a la cual usaremos como sinónimo de un sistema de control de percepción a través de la simulación), la luz afuera de la cueva, el código fuente del cual está realidad es una representación.

En The Matrix, el protagonista, Neo, tiene varios de estos vislumbres que son momentos de consciencia-despertar (guíado por el dios hacker de los sueños (Morfeo-Juan el Bautista) y la Trinidad gnóstica) que vive dentro de la Matrix, a través de loops,  sincronías y fallas en el sistema: glitches (que básicamente revelan que habitamos una simulación de la misma forma que un sueño lúcido revela que estamos soñando). Christopher Knowles dice:

“Los avistamientos de OVNIs son una especie de glitches en nuestra matriz de realidad, sólo que nuestros Agentes han entrenado a las personas a la mayoría de las personas a ignorarlos (o programan a individuos inseguros a que hagan su trabajo por ellos).
“Como en la franquicia de Terminator, The Matrix está esencialmente usando robots como reemplazos de extraterrestres… en las que los Agentes son justamente los hombre de negro del folclor de la ufología y es toda la raza humana la que ha sido abducida”.

¿Hemos sido todos abducidos? Según la ufología los hombres de negro operan como una especie de misteriosos agentes de inteligencia que se aseguran de que cuando algo sucede que puede comprometer la integridad del programa virtual o que alguien trata de hackearlo, como el avistamiento de un OVNI o el encuentro con un alien, esto no ocurre. Esto muchas veces significa borrar la memoria de la persona que podría comprometer la Matrix o amenazarla de tal forma que en la práctica sea lo mismo.  Es interesante notar que la filosofía gnóstica, que convergue en Platón, dice que saber es recordar, y también que nacer es en buena medida olvidar el mundo de las ideas, el mundo más allá de la Matrix. “En los planetas olvidamos, en las estrellas recordamos”, dice el gnsoticismo.  Es decir, la Matrix es el olvido.

“Leí que los gnósticos creen que cuando nacemos se nos obliga a olvidar de dónde venimos de forma que podamos lidiar con el trauma de llegar a esta vida. Creo que esto es fascinante. Es como un río de olvido”, escribió Tom Yorke sobre el disco de Radiohead “Amensiac”.

¿Pero que es lo que olvidamos? ¿Quiénes nos hacen olvidar? ¿Y para qué nos hacen olvidar?  Una posibilidad desde la ontología cibernética es que lo que olvidamos es nuestro propio código, olvidamos cómo programarlo y que podemos programarlo. Olvidamos como activar la serpiente alada del árbol de paraíso, nuestro ADN que adentro contiene las llaves del Gran Arquitecto de la Matrix.

“En la medida en que muchos de nosotros evolucionamos a una vida virtual, experimentaremos cosas que aquellos afuera nunca entenderán. Y si podemos concebir de un embiente virtual inmersivo (aunque no podamos crear uno del todo), no es difícil imaginar una raza con miles de años de ventaja (ni siquiera un parpadeo en noche cósmica del tiempo) que pueda transmitir estos ambientes a través de individuos aletaorios a través de medios interestelares”, dice Knowles en su blog Secret Sun.

Aquí entramos a esa velada dimensión del diseño de realidad, en la cual se nos presenta el reto de ver lo que esta afuera del castillo sin tener propiamente una ventana. Si bien se puede argumentar que no existe un diseño de realidad, que nuestra limitada percepción es un subproducto de la evolución natural, para algunos una examinación cuidadosa de las comisuras de la llamada realidad revela que esta exhíbe una especie de programación que sustenta en tenues líneas nuestra percepción de la misma, una especie de candado. Y que podríamos percibirla de una forma muy distinta; las sinconicidades, los fractales, la visiones psicodélicas y del tejido energético, revelan que lo que vemos es  una proyección superficial de un mundo más profundo y hermoso -el vacío radiante, Sunyata, la Totalidad Impliacda, la energía del punto cero-  al que podemos acceder dejándonos caer, como Neo, a través de la madriguera (vórtice) del conejo.

“El misterio no es lo que percibimos, es lo que nos hace percibir”, escribió Carlos Castaneda en voz de Don Juan Matus.  ¿Quiénes son los guardianes de nuestra percepción, los guardianes de la Matrix?

Según Jason Martell, los Annunaki, los dioses babilónicos que Zecharia Sitchin ha identificado como los antiguos astronautas creadores de la humanidad, tenían una clase sirviente llamada los Igigi, quienes bien podrían ser equivalentes a los llamados extraterrestres grises de la ufología, protagonistas de los casos de abudcción e imagen prototípica del moderno extraterrestre. Estas creaturas han sido descritas como androides biológicos. ¿Tienen algo que ver con los llamados seres inorgánicos que enfrentaba Carlos Castaneda como guardianes de las dimensiones de conocimiento nagual?
 

“Es asombroso encontrar vívidas descripciones de extraterrestres  predatorios en textos que datan del siglo 4, pero las revelaciones de la Gnosis no son nada sino asombrosas. Algunos reportes de “Avistamientos de OVNIs”  sí existen, pero el material gnóstico de los Arcones no sólo presenta reportes. Explica sus orígenes en el orden cósmico, su naturaleza (inorgánica, imitativa, sin intencionalidad) su apariencia, sus tácticas y su actitud en torno a la humanidad y más.  Una solución más clara y coherente del “fenómeno” (el enigma OVNI ET) difícilmente podría imaginarse”, escribe John Lamb Lash, del sitio Metahistory.com

“El material de Nag Hammadi contiene reportes de experiencias visionarias de iniciados, incluyendo encuentros de primera mano con seres inorgánicos llamados Arcones. La enseñanza gnóstica explica que estas entidades surgieron en la primera etapa de formación del sistema solar, antes de que se formara la Tierra”…

Knowles apunta a que uno de los primeros episodios de Star Trek, se llamó “Return of the Archons”, en el que la inteligencia artificial actuaba de forma similar a los Agentes, manteniendo a las personas en línea con la realidad simulada. Acaso también similar a la entidad cibernética VALIS de Phillip K. Dick que proyectaba una realidad holográfica llamada la Prisión de Hierro Negro, por encima de la realidad gnóstica original.

El investigador francés Jacques Vallee, de forma similar, dice en su libro “Messangers of Decpetion” que los extraterrestres (o cyborgs) provienen del sistema planetario local y que el fenómeno es “un sistema de control espiritual” que se comporta como “un proceso de condicionamiento”. De igual forma los gnósticos dicen que los Arcones pueden afectar nuestras mentes con técnicas subliminales de condicionamiento.
¿Pero para qué afectar nuestra mente para que creamos y vivamos en esta matriz de realidad? Quizás porque, como en la película, de esta forma somos cultivados como una forma estable de alimento, quizás un alimento psíquico o energético. Una version apuntaba a que los Annunaki crearon o alteraron genéticamente al hombre para obtener oro fácilmente de nuestro planeta. Quizás esto es una metáfora, el oro que obtienen es nustro oro, nuestra energía, o detienen nuestra alquimia: la transmutación de nuestro cuerpo en oro y el estableciemiento de esta forma de un nuevo sistema en el planeta que no les permitiría gobernarnos y esclavizarnos metafísicamente.

Charles Fort escribió:

“Yo diría que pertenecemos a algo: Que una vez este planeta era tierra de nadie,  que otros mundos exploraron y colonizaron aquí, y pelearon entre sí por la posesión, pero que ahora pertenece a algo: Ese algo es dueño de la Tierra –y todos los demás están advertidos”.

Esta es la oscura visión de la humanidad como ganado, críada para alimentar a una inteligencia superior que dentro de su propia alberca virtual es invisible. Y, sin embargo, esto no necesariamente es tan devastador e inconsolable. Quizás la Matrix es un experimento, no solamente el atroz experimento de una entidad o un grupo de entidades vampíricas que se alimentan de nosotros, tal vez el experimento del universo mismo o de una entidad que se transparenta en su propia matriz de realidad y que permite, es más, que motiva, a que observemos su diseño y salgamos de este constructo para seguir jugando a la creación, con su divina fricción entre las fuerzas primordiales. Porque si descubrimos que esta realidad es un simulacro, que la realidad puede ser simulada, puede ser programada, nos convertiremos en él, en esa realización seremos también el Arquitecto y esto es quizás parte del plan o, de otra forma, lo que debemos hackear.

Chistopher Knowles en su serie “Astrognostics”, en la cual hemos basado este artículo, recalca que Keanu Reeves, (lider de la banda DogStar en referencia a Sirio) “Neo”, el hombre que sale de la Matrix, es también Ki-Anu:

“Ki es la diosa sumeria de la Tierra. En la mitología sumeria, ella es la hija de Nammu, diosa del mar primordial… ella es la esposa/hermana de Anu, dios del cielo, y  madre de los Annunaki, incluyendo a Enlil, dios del aire. Ki eventualmente fue suplantada por Ninhursag, como la diosa madre. Su nombre significa “tierra”.
Estos bits sincromísticos pueden ser o no ser casualidades, pero si nos dejamos ir, podemos ver que Kianu-Neo representa la alqumia del hombre divino con la mujer divina, la unión entre el sol y la tierra, quizás una especie de puente clave a través del cual el nuevo hombre puede despertar del control ancestral hacia la nueva era en que encuentra el paraíso –el Logos de Sophia- detrás de las barras de bits de la Matrix.

PijamaSurf

RICHARD DAWKINS ACEPTA LA POSIBILIDAD DE INTERVENCIÓN EXTRATERRESTRE EN LA VIDA EN LA TIERRA

El darwinista Richard Dawkins acepta que la vida pudo haber sido sembrada por una civilización extraterrestre

El periodista Ben Stein le pregunta al biólogo evolucionista más famosos del mundo sobre la posibilidad de que el diseño inteligente pueda ser la solución a algunas de las preguntas de la genética. Dawkins responde

“Podría ser que en algún momento pasado en algún lugar del universo una civilización haya evolucionado probablemente de alguna forma darwiniana a un alto nivel de tecnología y diseñado una forma de vida que sembraron tal vez en este planeta. Ahora, esto es una posibilidad intrigante y supongo que es posible que encuentres evidencia de esto si ves los detalles de la bioquímica o de la biología molecular, podrías encontrar una firma de algún tipo de diseñador… Y ese diseñador bien podría ser una inteligencia superior de otro lugar del universo, pero esa inteligencia superior tendría que haber venido de un modo explicable, no podría haber surgido espontáneamente…”, dice Richard Dawkins.
Richard Dawkins es famoso por oponerse al teísmo y al creacionismo, y aunque evidentemente con estas palabras no quiere decir que acepta la creación o la existencia de dios, ciertamente  saltarán para muchos como algo inesperado, ya que va de la mano de la teoría de los Antiguos Astronautas, expuesta por Zecharia Sitchin, popular autor de la ufología, que señala que la humanidad fue creada genéticamente por una raza extraterrestre, los Annunaki. Dawkins, solo habla de la probabilidad y se refiere a la vida en sí misma, no al hombre, pero contempla con inusitada apertura, en su caso, la posibilidad de que la vida en nuestro planeta no sea el resultado de la combinación azarosa de elementos, sino la inseminación inteligente, el proyecto de seres más avanzados evolutivamente. No dioses per se, pero sí se podría discutir si son nuestros co-creadores o no, en dado caso de que seamos el proyecto de biología de una civilización distante.

El físico Francis Crick, quien descubriera la hélice del ADN (después de un viaje de LSD), creía seriamente en la posibilidad de que el origen de la vida en nuestro planeta haya sido la Panspermia, la inseminación  por parte de una bacteria que haya viajado posiblemente en un meteorito. Esta teoría no necesariamente suscribe a la del diseño inteligente, o de la exogénesis, pero podría aceptar esa posibilidad, como el mismo Crick señaló en una conversación con el escritor Michael Drosnin:

“¿Es posible que nuestro ADN provenga de otro planeta?”, le dije a Crick en el Instituto Salk.

” Yo publiqué esa teoría hace 25 años”, dijo el premio nobel Francis Crick. “La llame Panspermia Dirigida”.

“¿Crees que la vida arribó en un meteoro o en  un cometa?”, le pregunté.

“No,” dijo Crick. “Cualquier cosa viviente se habría muerto en un viaje tan accidental a lo largo del espacio”.

“¿Estás diciendo que nuestro ADN llegó aquí en un vehículo?”, le pregunte.

“Es la única posibilidad,” dijo Crick.

Esto es justamente lo que sucede en la película “Mission to Mars”, una de las pocas películas en las cuales la NASA ha cooperado directamente.
 
PijamaSurf

CONSPIRACIÓN STARGATE: PORTAL A LAS ESTRELLAS EN EL GOLFO DE ADÉN

¿Existe un portal dimensional en el Golfo de Adén? O se trata de otro efecto delirante de las teorías de la conspiración que han llegado a su masa crítica en la red.

Barcos militares de Estados Unidos, China, Japón e Irán y otros países se estacionan en el Golfo de Adén en Yemen para vigilar a los piratas somalíes que han infundido caos por esta vía maritima.

Hillary Clinton el pasado 5 de enero llamó a Yemen una “amenaza” global donde opera la red terrorista Al Qaeda.

Esto al menos es verdad. Y extraña que sea un esfuerzo conjunto entre Irán y Estados Unidos y que China y Japón haya llevado sus buques navales tan lejos de su territorio cuando no suelen hacerlo así.

Pero ahora viene lo interesante, entre la ciencia ficción y la conspiración planetaria pan de cada día. Ha brotado en Internet el meme de que en realidad en el Golfo de Adén se encuentra un Stargate (un portal dimensional por el que pueden entrar seres extraterrestres multdimensionales aprovechando una configuración geométrica energética).

Se dice que en realidad el Golfo de Adén es la entrada al Jardín de Edén el cual algunos ubican en Yemen, siendo equivalente al Stargate, el cual se habría abierto desde el 5 de enero, permitiendo la entrada de entidades extaterrestres.

Esto principalmente debido a la entrevista de Aaron McCollum, un ex militar supuestamente del Projecto Talent, parte del programa de control mental MK Ultra y otros Black Ops, como el novedoso Seagate.
En la entrevista realizada por Project Camelot, Mcollum revela que tiene información privilegiada que asegura que se generaran eventos de bandera falsa para escalar la intervención militar en Yemen. Señala, entre recuerdos que le han venido justo a tiempo para informar al planeta, que no sabe si los extraterrestres que han abierto el portal son “buenos” o “malos”, pero que sabe que existen programas militares en bases submarinas donde los extraterrestres malignos (grises o reptilianos) tienen el control de las operaciones.

Otro blog habla de un reporte del Ministerio Ruso del Interior en el que dice que las potencias están unidas en el Golfo de Adén para evitar que la humanidad sea conquistada de nuevo por la raza de extaterrestres reptilianos conocida en la biblia como Nefilim.

Por supuesto la Federación Galáctica con su omnipresencia en Internet ha salido al quite y se ha adjudicado la apertura del Stargate, el cual señala precipitará una era de paz donde los soldados se verán repelidos por las armas. Según esta Federación, y el sitio lightworkers.com, su comandante Ashtar se ha encargado de abrir el portal con la activación de la Luna Azul y los tetraedros de diamante al interior de la Tierra, para de esta forma permitir la entrada de esta energía como era en la antigüedad.
Por otra parte existe alerta de que todo esto se trata de un caso más de desinformación. En la era del internet los secretos se mantienen menos ocultándolos que sobreventilándolos entre miles de capas confusas de información, creando un laberinto que sólo verdaderamente pocas personas pueden desentrañar.

Hay quienes señalan que el supuesto Stargate del Golfo de Adén es un distractor del verdadero Stargate en Haiti, y que el terremoto creado por HAARP fue para tomar control de estre portal, y que “Project CameROT” es un agente de desinformación.  (¿Por cierto no se suponía que el Stargate estaba en Irak, que por eso fue la Guerra, o tal vez existen varios?) Entre este bestiario cósmico que es el Internet conspiratorio, el sitio Reverse Speaking sostiene que Aaron McCullom ha sido programado con memorias falsas por los reptilianos (Annunaki) para dar a conocer esta información, esto después de analizar su entrevista con el audio corriendo al revés.

Difícil saber lo que esta sucediendo, por una parte un análisis neurolingüístico (checar como mira hacia los lados y hacia abajo cuando intenta recordar algo) del video de Project Camelot muestra que McCullom o está mintiendo o esta sumamente nervioso, algo que podrían objetar algunos diciendo que es parte de su programación. Por otra parte la entrevistadora de Camelot, además de ser totalmente irritante, siempre me ha parecido sospechosa, aunque entrevistan a sujetos interesantes.

Hay quienes dicen que todo esto es un enorme hoax, un engaño masivo, para preparar al mundo para la llegada de un cristo holográfico (¿extraterrestre?) generado por el Proyecto Blue Beam implementando el nuevo orden mundial  u otra agenda oculta.

Otros que dicen que los extraterrestres buenos, malos y de intenciones intermedias, se están disputando el planeta, su participación y el papel de los humanos: seremos esclavizados del todo (más todavía) o elevados hacia una nueva dimensión de evolución espiritual.

No, no podríamos decir, la información apunta a todos lados, con la intuición podemos decir que algo sí está pasando, que probablemente sí existe una elite en el poder que mueve el escenario geopolítico como una superficie que apenas refleja los movimientos de un ajedrez profundo y nos lleva hacia un momento definitivo en la historia de la humanidad. ¿Pero existe un contrapeso, una organización que lucha contra ellos? Sean extraterrestres o humanos o miembros  tránsfugas o hasta la misma energía de la Tierra y de la Galaxia. No lo sabemos, tal vez pronto lo sabremos. O tal vez la trama es demasiado arcana, cómo diría Einstein: es un misterio que el universo pueda ser conocido. Tal vez no necesariamente conoceremos lo que sucede al interior de la mente del universo. Tal vez cada quien vivirá una realidad distinta, dependiendo de lo que crea.

Mientras tanto sólo queda dudar de todo y divertirse con estas historias de política interdimensional, de portales a las estrellas, de conspiraciones mundiales… las cuales tienen la ventaja de ser más entretenidas que las noticias comunes y corrientes, y mientras exista una dimensión poética para interpretarlas y no se caiga en la enajenación: alimentemos nuestra imaginación con los nuevos mitos y tal vez nuestra versión favorita se convierta en verdad. Y mientras tanto que  los reptilianos me devuelvan mis facultades psiónicas para saber la verdad.

PijamaSurf

EL LADO OSCURO DE LAS ABDUCCIONES

EL LADO OSCURO DE LAS ABDUCCIONES: LAS ARMAS PSICOELECTRÓNICAS. RAZAS AL SERVICIO DE LA DoD. EXPERIMENTOS GENÉTICOS. LA RAZA DE LOS “ILLOJIM”

La película “The fourth Kind” (La cuarta fase), supone un atrevido intento de mostrar al público científico, los resultados de la investigación de la Dra. Abigail Tyler, sobre la casuística de un tipo especial de “abducciones” que difieren del patrón clásico hasta ahora investigado por la Psiquiatría y la Psicología.

Hemos visto y analizado la película varias veces. Cada detalle documentado, la veracidad comprobada de los testimonios, documentos gráficos y testigos. Incluso hemos entrado en contacto con su productor. Destacamos el factor “miedo” como patrón que tutela un desesperado intento por mostrar una realidad desconcertante que se aparta de la  (hasta ahora) “lógica” de los estudios sobre abducciones.

La sorprendente alusión a los “Illojim”, que en Sumerio son los “Annunaki”, la exactitud de los textos, transcripciones y eventos, es escalofriante.

El problema reside en el cambio de perspectiva de la lógica de las “abducciones”. que expone la película.

Tras analizar detenidamente ésta, nos enfrentamos sin duda a una manipulación colectiva, en la que se nos pretende vestir de amenaza extraterrestre, una tecnología terrestre, experimentada en Alaska, al amparo del proyecto MKULTRA, tal y como exponen Sheilla Ostrandery Lynn Schroeder(Pags 299 a 302 de Super Memory. 1999.

Por su parte, el Dr. Nick Begich, detalla textualmente:

In 1994, a report concerning to MKULTRA was iussed containing ELF waves forRemote Controlled People, since the 1970’s. (Controlling The human Mind 2006, pag. 50).

Más de 3000 intervenciones de la CIA en diversos pueblos de ALASKA, y más de 156 subproyectos, hn sido abiertos desde la década de los 80, respecto a expedientes de implantación de recuerdos procedentes de pseudoabducciones, en diversos pueblos de ALASKA, próximos a las instalaciones de HAARP.

Siguiendo con el análisis de a película, nos llama la atención, que justo la patente  de Yuri Kageyama, 2006, ÉPI6033 A remote Control for Humans. HeadSet, puede implantar  recuerdos, memorias e incluso vivencias traumáticas, simulando abducciones, que fluyen a la consciencia bajo hipnosis o generando pulsos electromagnéticos de recuperación.

De hecho, el Laboratorio de Investigación de la Fuerza Aerea USA, (AFRL) Ha tenido abierto un proceso de contratación administrativa (Request for Proposals) (RFP), hasta septiembre de 2009,  con el objeto de contratar citamos literalmente, la convocatoria y el objeto: “Ultimate goal is to provide supportive models that will facilitate the inducement of desired behavioral effects in individual and groups through the use of nonlethal weapons. Contract BAA 05-05 HE.

Adicionalmente, el programa DARPA (Programa de Investigación de Proyectos de Defensa Avanzada), celebró una conferencia en Noviembre de 2000, para exponer los avances realizados en la Universidad de Arizona, en el marco de los Bioefectos psicoelectrónicos de las Armas de Última Generación. Kickoff Meeting , Washington D.C Noviembre 2000.

El 13 de Octubre de 2003,  “New Scientist”, publica un estudio de la mano de Duncan Graham-Rowe denominado: “Monkey’s Brain Signal Control Third Arm”. En dicho experimento, los primates tras un proceso de implante cerebral, recibían instrucciones por impulsos de resonancia, que les hacía actuar como robots, ejecutando instrucciones informáticas en un PC, tras inducirles pensamientos.

Recientemente, en 2005, con los avances en nanotecnología y microcircuitos, se desarrolla un sistema portátil de nanodiscos portátiles implantbles en el cerebro. Este programa, se denominó  Multichannel Brain Signal Amplifying and Digitizing System,  dirigido por el Texas Space Center, USA-NASA. (Tech Briefs, 2005. (First Brain  Prosthesis Revealed, By Duncan Graham-Rowe.

Adicionalmente, y sin agotar la materia que como verán es muy extensa, el Dr. Elwood Norris, ganó el premio Lemelson del MIT, por su invento en 2005, del Sistema silencioso de producción de Ruido en el Cerebro en 2005, que producía el efecto de inducir voces dentro de la cabeza  por encima de 50 veces el umbral soportable del dolor humano que posteriormente, fue desarrollado por Defensa como LRAD (Long Range Acoustic Device).

Así mismo Sony, en Abril de 2005, anuncia otro invento:  Un dispositivo de pulosos de ultrasonido, capaz de modificar,, sensaciones, pensamientos e incluso, hacer ver u oir a las personas. Obviamente, en palabras de Jenny Hogan, Revista New Scientist, pasa a formar parte del programa militar.

Volviendo al tema de las abducciones desde una perspectiva absolutamente lógic, sabemos que el patrón de éstas difiere sustancialmente de lo expuesto en la película “The fourth kind”, en la medida que éstas son:

1º.-No son experiencias en grupo, ni con patrones locales colectivos de implantación masiva en muchos individuos del mismo recuerdo. Son casos diferentes, con patrones comunes, pero no obedecen a un mismo implante de recuerdos. La “Lechuza” como recuerdo implantado, se parece más a la línea de inducción artificial de implantación de recuerdos que al fenómeno de las abducciones.

2º.-Los abducidos, no conservan recuerdos desagradables tras la hipnosis, simplemente, recuerdos extraños, que escapan de su lógica, y el miedo no lo es al evento, sino más bien al rechazo social que experimentan, tras contar su experiencia.

3º.-Las abducciones reportadas, analizadas y estudiadas, se refieren a diversas razas, pero de forma mayoritaria, a los grises altos (Tall Greys) y en menor medida a otras especies que adoptan la apariencia humana, utilizando la persuasión.

4º.-Para un estudio en profundidad sobre las abducciones, (Encuentros de la Cuarta Fase o del cuarto tipo, ) recomendamos la siguiente bibliografía:

Twemlow, Stuart W.; “Misidentified Flying Objects? An Integrated Psychodynamic Perspective on Near-Death Experiences and UFO Abductions,” Journal of Near-Death Studies, 12:205, 1994. As abstracted in: Exceptional Human Experience, 14:261, 1996. Address of the latter: 414 Rockledge Road, New Bern, NC 28562.)

[(….) ver fuente original para el resto de la bibliografía]

Respecto a las abducciones de NOME, sabemos que “The fourth Kind” es un intento más de NASA para desinformar. Una verdad a medias o una gran mentira sacada de contexto. Las Abducciones nada tienen que ver con lo que viene sucediendo en ALASKA-HAARP-MKULTRA-DARPA, etc..

Por cierto la Dra Abigail Tyler, simplemente, nunca existió.

StarViewerTeam Internacional 2010.

http://starviewer.wordpress.com/2010/02/09/