LA TRAMA EPSTEIN(I): MARTILLO DE PLATA MAXWELL

Jeffrey Esptein y Ghislaine Maxwell

RECLUSE                    Sí, sí, sí, sí, Jeffrey Epstein. En caso de que haya estado pasando largos períodos de tiempo en el plano astral, estoy seguro de que aquellos de ustedes que están leyendo esto saben muy bien que el infame financiero y pedófilo acusado fue arrestado el 6 de julio por tráfico sexual de menores. Estos cargos se presentaron más de una década después de que Epstein hubiera recibido una palmada en la muñeca en Florida por acusaciones similares. Sin dejarse intimidar, las antiguas víctimas de Epstein habían continuado acosando al supuesto pederasta en una serie de demandas durante gran parte de los últimos doce años. Por fin, parece que esta obstinada persistencia puede estar dando sus frutos.

Como era de esperar, el arresto de Epstein ha generado reacciones muy partidistas. La corriente neoliberal se apresura a señalar que el presidente Donald J. Trump elogió una vez a Epstein como un “tipo estupendo” y que el Naranja había tenido tratos regulares con el imputado violador de niños durante la década de 1990 y la década de los 00. Epstein era un visitante frecuente del Club Mar-a-Lago durante este período y su agenda personal incluía 14 números de teléfono de Trump. Es más, al menos uno de los menores supuestamente abusados por Epstein fue reclutado en Mar-a-Lago a finales de la década de 1990. Y luego está el hecho de que el ahora ex secretario de Trabajo de Trump, Alexander Acosta, es quien le dio a Epstein una amonestación menor en 2007 mientras se desempeñaba como fiscal de los EE.UU. para el Distrito Sur de la Florida en 2007.

Alexander Acosta

Como era de esperar, los demócratas han estado cacareando mucho sobre estos acontecimientos, demostrando que no han aprendido nada tras el desastroso Informe Mueller. Aunque no hay duda de que Trump conocía a Epstein socialmente, la evidencia de que el Naranja se dedicaba a las actividades nefastas por las que se conoce a Epstein es más difícil de conseguir. Lo mismo no puede decirse del ex presidente Bill Clinton. Aunque los medios de comunicación han hecho todo lo posible para minimizar la relación de Clinton con Epstein, no hay duda de que Clinton tomó más de 20 vuelos en el jet privado de Epstein, apodado el “Expreso de Lolita”. Estas actividades tampoco parecen ser el mayor nivel de participación de la familia Clinton con el Sr. Epstein. De hecho, los propios abogados de Epstein han alegado que Epstein desempeñó un papel crucial en el lanzamiento de la Iniciativa Global Clinton.

Clinton-Epstein

Clinton no es casi seguramente el único demócrata prominente que estará vinculado a Epstein tampoco. Aunque los funcionarios del partido lo han reconocido tímidamente, la esperanza de que el Naranja(Donald Trump, nota de LIBERTALIADEHATALI) también se mantenga bajo en el proceso sigue siendo eterna. Yo por mi parte no contaría con ello. Trump expulsó a Epstein de Mar-a-Lago en 2007, supuestamente porque había agredido sexualmente a un menor allí. Por otra parte, Brad Edwards, un abogado que representa a varias de las presuntas víctimas de Epstein, reconoció que Trump fue la única figura que le ofreció información sobre Epstein en 2009. Y en cuanto a Acosta, recientemente ha surgido una curiosa explicación para el acuerdo de compromiso que le dio a Epstein en 2007: se le dijo que tuviera cuidado con Epstein porque estaba por encima de su categoría salarial. Según se informa, esto se debió a los vínculos de Epstein con la inteligencia.

Y eso nos lleva a lo que es fácilmente el nombre más interesante que ha surgido en relación con el escándalo de Epstein: Ghislaine Maxwell. Hasta ahora, de Maxwell se ha hecho un escrutinio sorprendentemente pequeño del escándalo de Epstein, y por una buena razón: Un examen más profundo de ella y de su familia conduce a algunas madrigueras de conejo verdaderamente inquietantes que gran parte de la élite del poder desea desesperadamente que permanezcan enterradas.

¿Quién es Ghislaine Maxwell?

La misteriosa Ghislaine parece haber entrado en la vida de Epstein en algún momento a mediados de la década de 1990. La aristócrata** británica se había trasladado a los Estados Unidos en la parte temprana a media de esa década, donde inicialmente trabajó en bienes raíces mientras vivía con un fideicomiso de $100,000 al año. Anteriormente, había asistido a la Universidad de Oxford, un reconocido centro de reclutamiento para los servicios secretos británicos. Esta no era la primera vez que Maxwell estaba en la órbita de varios servicios de inteligencia, como veremos.

Según se informa, Maxwell comenzó a salir con Epstein en algún momento a finales de la década de 1990. Esto no parece haber durado mucho tiempo, pero los dos habían desarrollado un fuerte “vínculo platónico” en el proceso. A principios de los años ’00, Maxwell se había convertido en una especie de asistente de alto nivel de Epstein, organizando gran parte de su vida para él. Aparentemente, esto incluía su pedofilia.

Maxwell ha sido designado como co-acusada en múltiples demandas que involucran a Epstein. Ya a mediados de la década de 1990, se la acusa de conseguir chicas menores de edad para el desgraciado financiero. Según se informa, una de estas mujeres fue reclutada en Mar-a-Lago en 1999. Esto ha llevado a acusaciones de que Ghislaine Maxwell estaba sirviendo efectivamente como la “madama” de Epstein para sus diversas hazañas con niñas menores de edad.

Ghislaine Maxwell

Maxwell parece haber tenido largas amistades con varios de los hombres vinculados a Epstein. Esto incluye al propio presidente Trump, Bill Clinton (Ghislaine fue invitada a la boda de Chelsea Clinton en 2010) y al príncipe Andrés. Muchas de estas conexiones eran anteriores a su relación con Epstein y casi con toda seguridad derivaban de su padre.

Capitán Bob

El padre de Ghislaine, Robert Maxwell, es una de las figuras más curiosas de los anuarios de la parapolítica. Los relatos generales de Maxwell a menudo lo describen como poco más que un excéntrico y corrupto barón de los medios de comunicación, la respuesta de la izquierda a Rupert Murdoch en cierto sentido. En la cúspide de sus poderes en la década de 1980, Maxwell era propietario de la British Printing Corporation (a la que rebautizó como Maxwell Communication Corporation), Mirror Group Newspapers (editores del periódico sensacionalista Daily Mirror), Pergamon Press, Nimbus Records (la primera compañía discográfica del Reino Unido en emitir discos compactos), y el ala estadounidense de Macmillan Publishers. Maxwell incluso tuvo una participación en MTV en Europa en un momento dado, lo que le convirtió en uno de los magnates de los medios de comunicación más influyentes del Viejo Mundo durante esta época. Anteriormente, Maxwell había sido diputado laborista en la Cámara de los Comunes entre 1964 y 1969.

Lo que se aborda poco en los informes principales de la vida de Maxwell son sus vínculos de larga duración con varios servicios de inteligencia de todo el mundo, incluyendo el MI6, la CIA, el KGB y el Mossad. De hecho, el ascenso de Maxwell como barón de los medios de comunicación parece haber sido respaldado en gran medida por dichos servicios. Concretamente, Pergamon Press (la primera editorial de Maxwell, que adquirió en 1951) tiene una trayectoria bastante profunda. La editorial tuvo sus orígenes en dos compañías anteriores, Butterworth Scientific Publications y Springer Verlag (la editorial líder de libros y revistas científicas en Europa antes de la Segunda Guerra Mundial), que se especializaba en publicaciones científicas periódicas. Inicialmente, la compañía era conocida como Butterworth-Springer, con Maxwell firmando como director general en 1949. Este equipo se consideraba un lugar ideal para mantenerse al tanto de lo que la comunidad científica soviética estaba haciendo al comienzo de la Guerra Fría.

“En ese momento, los británicos necesitaban agentes en Rusia y gente que los rusos pudieran entretener en su comunidad científica. Maxwell podría hacer el trabajo, y más dinero le permitió fusionar la editorial alemana Maxwell-Springer con la rotativa Butterworth, que a veces actuaba como un frente MI6. En 1954, Maxwell viajó a Rusia y propuso la idea de publicar artículos científicos rusos traducidos, lo que le permitió tener acceso a Rusia y a sus secretos, algo que explotó sin piedad y que también fue explotado por el Este, ya que Maxwell tuvo que producir una serie de trabajos de propaganda que, sin embargo, vendieron pocas copias, si las había. Así, Maxwell comenzó su vida como un intermediario internacional, el clásico ‘arreglador’ judío…”

(Thatcher’s Secret War La guerra secreta de Thatcher, Clive Bloom, pág. 192)

Robert Maxwell

La forma en que Maxwell terminó en esta posición es bastante notable. Maxwell era un emigrante checoslovaco que hablaba ocho idiomas. Había huido de la ocupación nazi de Checoslovaquia, terminando inicialmente en Francia. Allí se unió al ejército checoslovaco en el exilio. Tras la derrota de Francia en 1940, se alistó en el ejército británico y sirvió con distinción. En 1945, había alcanzado el rango de capitán. Durante la ocupación de Alemania, los conocimientos lingüísticos de Maxwell llamaron la atención del MI6.

Un hombre del MI6 en particular que se enamoró de Maxwell fue el conde Frederick “Fanny” Vanden Heuvel. Holandés de nacimiento, Vanden Heuvel fue un conde pontificio que le dio acceso directo al Vaticano. Durante la Segunda Guerra Mundial, el Conde había sido el jefe de la estación del MI6 en Berna. Allí estuvo en contacto regular con el jefe de estación de la Oficina de Servicios Estratégicos (OSS) y futuro director de la CIA, Allen Dulles.

Probablemente fue Vanden Heuvel quien acordó el préstamo inicial a Maxwell que le permitió comprar Butterworth-Springer en 1951.

“…Siguieron negociaciones prolongadas organizadas por Vanden Heuvel y, en mayo de 1951, Butterworth acordó vender su participación a Maxwell por 13.000 libras esterlinas. Aceptando también un cambio de nombre a Pergamon Press, Butterworth apartó una considerable deuda de 10.000 libras esterlinas.

“Como su biógrafo oficial, Joe Haines, reconoce, esto era más dinero del que Maxwell poseía en ese momento, así que pidió prestado. Primero fue a ver a Sir Charles Hambro. Quién introdujo a Maxwell en Hambro varía con las diferentes cuentas. Haines dice que fue a través de la Junta de Comercio (BoT); Maxwell dijo que fue Whitlock; Betty Maxwell afirma que fue Vanden Heuvel, el negocio de Hambro ‘arreglador’. Sea quien sea, la reunión dio lugar a una leyenda de la ciudad que decía que Hambro había quedado tan impresionado por la visión de futuro de Maxwell y suficientemente persuadido de su perspicacia en los negocios que ordenó al jefe de caja que le diera a Maxwell un talonario de cheques con autoridad para girar cheques de hasta un total de 25.000 libras esterlinas. De hecho, la leyenda no era más que una tapadera. La reunión ciertamente tuvo lugar, pero el asunto del dinero ya había sido arreglado por el MI6”.

(MI6: Inside the Covert World of Her Majesty’s Secret Intelligence Service, MI6: Dentro del Mundo Encubierto del Servicio de Inteligencia Secreta de Su Majestad, Stephen Dorril, pág. 141)

En otras palabras, el imperio mediático de Maxwell fue lanzado efectivamente por Vanden Heuvel y Sir Charles Hambro. Este último nombre debería ciertamente levantar las cejas colectivamente de los lectores habituales de este blog.

Sir Charles Jocelyn Hambro

Para los no iniciados, Sir Charles y la familia Hambro estaban entre los más poderosos elementos del sistema británico durante gran parte del siglo XX (y probablemente más allá). La familia había hecho su fortuna en la banca mercantil. Hambros Bank era una de las instituciones financieras líderes en Europa y una de las selectas casas bancarias que dominaban el Banco de Inglaterra (ya se ha mencionado aquí). El propio Sir Charles se había incorporado al consejo de administración del Banco de Inglaterra en 1928 a la edad de 30 años. En otras palabras, Sir Charles nació en la cúspide absoluta del poder dentro del establishment británico.

Al igual que muchas personalidades angloamericanas prominentes, Sir Charles se involucró en labores de inteligencia durante la Segunda Guerra Mundial. Se unió al Ejecutivo de Operaciones Especiales (SOE, por sus siglas en inglés), una organización altamente elitista y secreta a la que se le asignó la tarea de espiar, sabotear y realizar otras operaciones encubiertas detrás de las líneas enemigas. El SOE sería considerado el amo de lo que hoy en día se conoce como “guerra no convencional”. La Oficina de Servicios Estratégicos se basó en gran medida en el modelo de la SOE y su uso de redes “stay-behind” en territorio ocupado serviría de base para lo que ahora se denomina a menudo “Operación Gladio”. Más información sobre la SOE y sus vínculos con las redes de apoyo puede encontrarse aquí.

SOE

Sir Charles comenzó su carrera en SOE dirigiendo operaciones en Escandinavia. Para 1942, se había convertido en el director de toda la organización, puesto que ocupó durante gran parte de 1943. Tras el final de la Segunda Guerra Mundial y el cierre de la SOE, Sir Charles siguió profundamente involucrado en la inteligencia británica. Como se señaló anteriormente, Sir Charles y su banco continuarán apoyando las operaciones del MI6 a lo largo de la Guerra Fría. Estas operaciones “oficiales” tampoco fueron el límite de la participación de Hambro en actividades encubiertas. Inmediatamente después de la Segunda Guerra Mundial, también se convirtió en una figura crucial en una curiosa entidad conocida como World Commerce Corporation (WCC).

“Sir Charles Hambro fue jefe conjunto con los ex jefes del BSC, Sir William Stephenson, y de la OSS,’Bill’ Donovan, del World Commerce Corp (WCC). Creado en 1946, el CMI, con sede en Panamá, pretendía ser un “puente sobre el colapso de las divisas y proporcionar las herramientas, la maquinaria y el “saber hacer” para desarrollar recursos sin explotar en diferentes partes del mundo”, en particular reequipando una planta industrial alemana. Un director afirmó que “si hubiera varios CMI, no habría necesidad de un plan Marshall”. También había un papel de inteligencia. El diputado del BSC de Stephenson, John Pepper, le sucedió como presidente, mientras que en la junta estaban los oficiales de la OSS Richard Sicre y William Horrigan. Entre las corporaciones hermanas se encontraban la Transamerica Corp. bajo la dirección de James F. Cavagnaro y la British-American-Canadian Corp., presidida por Hambro junto con el ex funcionario del MI6 Sir Rex Benson y el ex Secretario de Estado de los Estados Unidos Edward Stettinus. Bajo su vicepresidente, Satiris’Sonny’ Fasboulis, vinculado a varios escándalos relacionados con la mafia, Commerce International (China) patrocinó la asistencia militar a Taiwán”.

(MI6: Dentro del Mundo Encubierto del Servicio de Inteligencia Secreta de Su Majestad, Stephen Dorril, pg. 814 n27)

OSS founder and director William “Wild Bill” Donovan

Cómo es que el CMI estaba tan lleno de dinero es un misterio. Sin duda, poseía una impresionante lista de donantes de muchas de las principales familias británicas, canadienses y estadounidenses de esa época. Además del propio Hambro, los fondos también fueron proporcionados por miembros de las familias Sassoon, Rockefeller y Mellon, entre muchos otros. Pero es probable que esta financiación por sí sola no pueda explicar cómo el CMI fue capaz de dispensar grandes cantidades de dinero a la par del Plan Marshall durante los primeros años de la Guerra Fría. Como ya se ha señalado anteriormente, hay pruebas convincentes de que el oro nazi saqueado también proporcionó parte de la financiación al CMI. Como era de esperar, la compañía también ha estado implicada en el tráfico de drogas (como se señala aquí).

Como tal, el CMI se describe a menudo como una organización privada de inteligencia, una descripción adecuada. Pero más allá de eso, parece haber ejercido un poder a la par con el que poseían la antigua CIA y el MI6. De hecho, es probable que el MI6 dependiera del CMI para su financiación durante los primeros años de la Guerra Fría. El gran Stephen Dorril describió a Sir Charles como “un benefactor de las buenas causas del MI6” (MI6: Inside the Covert World of Her Majesty’s Secret Intelligence Service, pág. 142) durante esta época. El gran Peter Dale Scott, la autoridad principal sobre el estado profundo de Estados Unidos durante décadas, describió al CMI en su clásica máquina de guerra de Estados Unidos como una rama del metagrupo original que ha dominado la política exterior estadounidense durante décadas. Lo mismo ocurre casi con toda seguridad en el Reino Unido entre los asociados británicos del CMI.

Y aquí está Robert Maxwell siendo creado por Sir Charles para su futuro imperio mediático. Sir Charles tampoco es la única conexión que Maxwell tenía con esta red del CMI. Dorril señala que Maxwell estaba siendo dirigido como agente por George Kennedy Young en el momento en que Hambro aprobó su préstamo.

George Kennedy Young

Young era un agente del MI6 particularmente de derechas que alcanzó el rango de subdirector en 1959. Renunció en 1961 por insatisfacción con la política exterior del Primer Ministro Harold Macmillan. Se unió a grupos de extrema derecha como el Club de los Lunes e incluso lanzó una milicia durante la década de 1970. En Rogue Agents, el gran David Teacher señala que cuando aún estaba en el MI6, Young formaba parte de una facción de acción encubierta de línea dura apodada los “Robber Barons”. Esta facción también incluía al infame Lord Julian Amery, él mismo veterano del SOE.

En Deny and Disrupt, Rory Cormac señala que Amery poseía contactos en todo el mundo que superaban a los del MI6. Como tal, aparece en prácticamente todas las principales operaciones encubiertas británicas a lo largo de la Guerra Fría en cierta medida. Amery también se involucró con Le Cercle, la respuesta de la extrema derecha a Bilderberg, durante la década de 1970. Con el tiempo se convertiría en presidente de este grupo durante la siguiente década.

Amery estaba claramente en la órbita de la camarilla del CMI-Hambro. Durante la década de 1970, participó activamente en Le Cercle con Harry Sporborg, otro veterano del SOE que trabajó estrechamente con Sir Charles durante la guerra. En los años de la posguerra, Sporborg fue a trabajar para el Hambros Bank y ayudaría a Sir Charles y al banco en actividades patrocinadas por el MI6 (brevemente mencionadas aquí) durante la Guerra Fría. Sporborg también participó activamente en otras actividades de inteligencia privada (como se señala aquí).

Julian Amery

Young colaboró frecuentemente con Amery mientras trabajaba para el MI6, y más tarde viajaría en muchos de los mismos círculos políticos de extrema derecha de los que Amery fue el santo patrón durante esta época. Como tal, Young probablemente también era miembro de esta red que Sir Charles había establecido después de la Segunda Guerra Mundial, una red especializada en operaciones de inteligencia privada y que poseía recursos iguales o incluso superiores a los del MI6.

Y esta fue la red que estableció al Capitán Bob, como el gran Ojo Privado a menudo se refería a Maxwell. Esto es bastante curioso, dado que Maxwell mantuvo estrechas relaciones con los soviéticos a lo largo de su vida y fue durante toda su vida partidario del Partido Laborista (probablemente no hace falta decirlo, pero todos los demás caballeros mencionados en esta sección eran conservadores). Claramente, muchos de estos aristócratas, imperialistas y banqueros mercantiles no estaban especialmente preocupados por las supuestas simpatías de la extrema izquierda de Maxwell.

Los Ochenta

Ahora que he establecido los orígenes del imperio mediático de Maxwell, es hora de centrar nuestra atención en el ápice del imperio de Maxwell. Naturalmente, el pico se alcanzó durante la década de 1980. En ese momento, Maxwell estaba involucrado en una serie de conspiraciones legendarias que iban desde Irán-Contra hasta el caso Inslaw.

En cuanto a esta última, Inslaw era una empresa de TI que desarrolló un programa conocido como PROMIS a principios de la década de 1980. PROMIS se había desarrollado para el Departamento de Justicia a fin de convertir los archivos del sistema judicial federal en una base de datos con capacidad de búsqueda. La CIA quedó tan impresionada con PROMIS que piratearon el software e insertaron una “puerta trasera” en él. La agencia creó entonces una serie de empresas pantalla para vender la versión pirata de PROMIS a bancos y otras instituciones financieras líderes. La “puerta trasera” permitió a la CIA monitorear encubiertamente las transacciones comerciales internacionales de esta manera. Según se informa, Maxwell desempeñó un papel crucial en estas intrigas.

“….los EE.UU. desarrollaron su propia versión de la puerta trasera y los EE.UU. e Israel comenzaron a buscar una compañía neutral a través de la cual pudieran vender el programa a servicios de inteligencia extranjeros. La empresa elegida para esta tarea fue Degem, una empresa de informática con oficinas en Israel, Guatemala y el territorio sudafricano de Bantustán. Había sido adquirida con este propósito por Robert Maxwell, el magnate de la edición que se ahogó en circunstancias misteriosas en 1991. A través de Degem de Maxwell…. el software encontró un hogar con el régimen militar en Guatemala, donde rastreó a los insurgentes izquierdistas. Incluso si viajaban con un nombre falso, varias características, como la altura, el color del pelo o la edad, se introducían en los terminales de carretera y PROMIS buscaba en su base de datos un denominador común. Podría decirle a un comandante del ejército que cierto disidente que estaba en el norte tres días antes había cogido un tren, luego un autobús, se alojó en la casa de un amigo y ahora estaba en la carretera con un nombre diferente. Así de aterrador era el sistema”….. PROMIS se utilizó en Sudáfrica para rastrear y silenciar a los organizadores de una huelga entre los mineros del carbón negro a través de las tarjetas de identidad obligatorias. Degem también vendió PROMIS a la Unión Soviética y el sistema fue utilizado por su servicio de inteligencia GRU al menos hasta el golpe contra Mikhail Gorbachev.”

(The Octopus El Pulpo, Kenn Thomas & Jim Keith, pgs. 25-26)

Y eso nos lleva a uno de los aspectos más curiosos de los profundos antecedentes de Maxwell, sobre todo sus relaciones con la Unión Soviética. Oficialmente, Maxwell formaba parte de un grupo de selectos financieros judíos con los que la Unión Soviética había comenzado a trabajar durante la década de 1980 para revitalizar su economía. Curiosamente, otro de estos financistas fue el canadiense Edgar Bronfman Sr., cuya familia era dueña de Seagram. Las hijas de Bronfman se involucrarían con el ínfame culto NXIVM, encabezado por el ahora convicto pedófilo Keith Raniere. El nombre del hijo de Bronfman, Edgar Jr. supuestamente apareció en el libro negro de Epstein, aunque este investigador todavía no ha sido capaz de confirmar esta afirmación de manera confiable. Mantenga en mente la conexión con Bronfman, querido lector, ya que regresaremos a ella de nuevo.

Edgar Bronfman Sr

Extraoficialmente, Maxwell parece haber sido un hombre clave para ayudar a la Unión Soviética a privatizar su economía. Durante la década de 1980, Maxwell estuvo profundamente involucrado con el gobierno de Bulgaria. Como se señaló anteriormente, durante la misma década Bulgaria fue una de las principales mecas del tráfico de armas y de drogas. Era un mercado muy lucrativo, que atraía a los espías tanto del Este como del Oeste. No es de extrañar que Maxwell encontrara allí amplias oportunidades de negocio.

“…. el magnate arrogante ciertamente encontró la atmósfera próspera de todo lo que va atractivo a sus métodos de negocio poco ortodoxos, sin mencionar las necesidades apremiantes de sus varios clientes de espionaje. Dillon explicó cómo Maxwell tomó el control del Banco de Comercio Exterior, gracias a los chiflados de alto rango entre la nomenklatura con apoyo político en los más altos niveles. El banco estaba entonces abierto a los negocios como la pieza central de una vasta operación centrífuga de lavado de dinero, rociando las ganancias en todas las direcciones. La carga más explosiva de Dillon no estaba centrada en Maxwell; era su insistencia en que entre los clientes del banco había una organización de fachada que protegía a la CIA, siempre en busca de tinta invisible para enmascarar sus cadenas globales de contrabando”.

(Gladio: NATO’s Dagger at the Heart of Europe, Gladio: La daga de la OTAN en el corazón de Europa, Richard Cottrell, pág. 205)

Sin embargo, esto sólo está raspando la superficie de la participación de Maxwell en el bloque soviético. En 1985, Maxwell negoció un acuerdo bastante lucrativo entre el Mossad y la KGB que permitió a los israelíes guardar el dinero que habían ganado con las ventas de armas a Irán (relacionadas con Irán-Contra) en el bloque soviético.

“… la simpleza del trato fue una atracción añadida. No habría ninguna galaxia de intermediarios que les quitara sus comisiones. Habría sólo `Maxwell y sus conexiones y Chebrikov, debido al poder que ejercía. Su participación fue una garantía de que los soviéticos no robarían los fondos. Se acordó que los 450 millones de dólares iniciales se transferirían de Credit Suisse al Banco de Budapest en Hungría. Ese banco desembolsaría el dinero a otros bancos del bloque soviético”.

(Gideon’s Spies: The Secret History of the Mossad, Los espías de Gedeón: La historia secreta del Mossad, Gordon Thomas, pág. 176)

El Chebrikov mencionado anteriormente fue Viktor Chebrikov, el jefe del KGB. El Mossad estuvo representado en la reunión por Nahum Admoni, entonces Director General. En otras palabras, Maxwell pudo reunir a los jefes de la KGB y del Mossad en la Inglaterra de Thatcher para negociar un acuerdo sobre los fondos generados por Irán-Contra. Maxwell se embolsó 8 millones de dólares por su colaboración.

Viktor Chebrikov

Algunos como Richard Cottrell han alegado que Maxwell en general desempeñó un papel crucial ayudando a los ex funcionarios del Partido Comunista, especialmente a los relacionados con la comunidad de inteligencia, a transferir los activos del Estado al sector privado, asegurándose de que se establecieran para la era post soviética. Aunque todo esto es bastante especulativo, no hay duda de que Maxwell también había forjado lazos con las mafias rusas emergentes durante esta época. En particular, Maxwell había conseguido a Semoin Mogilevich un pasaporte israelí que le permitió al hombre que eventualmente sería apodado el “jefe de los jefes” entre las mafias rusas viajar internacionalmente y establecer más de 50 frentes de negocios. Maxwell también asoció a Mogilevich con un banquero suizo que mantenía relaciones regulares con el Banco del Vaticano, entre otros prestigiosos clientes. Como he señalado antes, Trump ha estado vinculado a la organización de Mogilevich al menos desde mediados de los años ochenta. Información adicional sobre los vínculos entre las organizaciones Trump y Mogilevich se puede encontrar aquí.

Asuntos familiares

Todo esto añade un significado especial a una fiesta celebrada en el yate de Robert Maxwell en 1989. Pero antes de llegar a esta fiesta, hay que hacer una pregunta prudente: ¿Hay alguna evidencia de que el Capitán Bob esté involucrado en redes de emboscadas de pedófilos de élite?

En lo que respecta a la participación directa, la respuesta es “no”. Pero la anterior participación de Maxwell en Hambro y su alegre banda de reaccionarios hombres de SOE y MI6 plantea otra posibilidad. Como ya se ha dicho aquí, muchos de los hombres vinculados a esta red acabarían uniéndose a Le Cercle en los años setenta. El complejo Cercle era un poderoso organismo internacional con sede en Europa que inicialmente surgió del infame grupo Bilderberg. Si bien era incondicionalmente pro-europeo, Le Cercle también era fanáticamente anticomunista y gradualmente rompería con Bilderberg en la década de 1970. La deriva derechista del grupo se debió casi con seguridad al hecho de que estuvo dominado durante muchos años por órdenes católicas reaccionarias como la Soberana Orden Militar de Malta y el Opus Dei. También era bastante aristocrático, con muchos caballeros, señores y barracones en la lista de miembros. Para más información sobre Le Cercle, consulte una serie anterior que hice sobre él y que se puede encontrar aquí.

Le Cercle también tenía amplios contactos entre numerosos servicios de inteligencia de todo el mundo. Como tal, se había convertido en una red de inteligencia privada por derecho propio en la década de 1970. Fácilmente el aspecto más inquietante de este desarrollo fueron los extensos vínculos que el complejo que Le Cercle forjó con las redes de pedófilos de élite. Los miembros de Le Cercle pueden estar vinculados a algunos de los más famosos de Europa, como los del Reino Unido y Bélgica (antes mencionados), así como al anillo Franklin en los Estados Unidos y a la temida Colonia Dignidad en Chile (antes mencionados).

Colonia Dignidad

En otras palabras, si hubo algún tipo de trampa internacional para pedófilos como los teóricos de la conspiración han alegado durante mucho tiempo, parece probable que el complejo Cercle estuviera a la vanguardia de esta red en la década de 1970, cuando muchos de los ex hombres del SOE de Sir Charles Hambro comenzaron a unirse a la organización.

En cuanto a Maxwell, muchos de sus contactos con esta red, como Sir Charles y el Conde Fanny Vanden Heuvel, hace tiempo que murieron en la década de 1980. Sin embargo, George Kennedy Young, un colaborador frecuente del futuro presidente de Ñe Cercle, Julian Amery, seguía presente y activo. Este investigador no puede confirmar si Maxwell todavía estaba en contacto con su antiguo controlador, pero había al menos una figura estrechamente vinculada al Círculo con la que Maxwell mantuvo vínculos durante la década de 1980:

La Baronesa Margaret Thatcher.

Como se señaló anteriormente, Le Cercle se había esforzado mucho para hacer de Thatcher la primera ministra. Se puede encontrar información adicional sobre estas intrigas en Rogue Agents de David Teacher, que durante mucho tiempo han sido suprimidos, y que se puede encontrar aquí. Que Le Cercle estuviera interesado en Thatcher no es sorprendente, pero lo mismo no puede decirse de la relación de Thatcher con Maxwell. Después de todo, el imperio mediático del Capitán Bob atacaba regularmente a la Dama de Hierro mientras que sus MI5 y MI6 vigilaban de cerca al Capitán. A pesar de esto, los dos parecen haber tenido una relación sorprendentemente cálida y Thatcher incluso había considerado usar una de las editoriales de Maxwell para imprimir su autobiografía en un momento dado.

“El turbio magnate de la prensa tenía una relación cercana y curiosamente amistosa con Margaret Thatcher. Maxwell hablaba constantemente de su respeto y admiración por ella”, dijo una fuente involucrada en las negociaciones. Él le había hecho un favor importante hace años y ella le estaba muy agradecida. Nunca dijo lo que era, pero obviamente fue muy significativo. Otra fuente dijo: `Maxwell estaba entusiasmado, pero pensó que era poco probable que la Sra. Thatcher lo quisiera como editor. Le gustaba y dijo lo útil que era para las grandes empresas en los años 80″.

En cuanto a la Sra. Thatcher: “Me dijo que no tenía problemas para que Maxwell la publicara”, dijo una fuente de Macmillan. Dijo que admiraba a Maxwell como hombre de negocios y que no le preocupaban los ataques de los periódicos Mirror. Su único comentario público fue después de la muerte del editor a finales de 1991: `El Sr. Maxwell me mantuvo informado sobre lo que estaba sucediendo en los países de Europa del Este y lo que sus líderes estaban pensando”.

“No era difícil ver por qué Maxwell y Margaret Thatcher se admiraban mutuamente. Se veían unos a otros como gente que se hacía a sí misma, fuera de la clase dirigente británica. Ella respetaba a los ricos, extravagantes y poderosos magnates de negocios que luchaban por ascender. Maxwell la trató como jefe de gobierno y no como líder del Partido Conservador. También le estaba comercialmente agradecido por dos políticas clave. El primero fue una reforma de las leyes sindicales, que aplicó sin piedad a sus propios empleados. La segunda fue la privatización de British Airways, que le permitió comprar British Helicopters International al gobierno por 30 millones de libras”.

(Thatcher’s Fortunes, Las Fortunas de Thatcher, Mark Hollingsworth y Paul Halloran, págs. 295-296)

Margaret Thatcher

De hecho, parece que Thatcher incluso utilizó a Maxwell como fuente de inteligencia en Europa del Este. Superficialmente, esto es bastante curioso considerando los extensos lazos de Maxwell con la KGB y el apoyo de larga trayectoria al partido laborista. Este investigador sospecha que la única manera en que Maxwell habría podido confiar en ella es si alguien respondiera por él – alguien como los afiliados de Le Cercle que habían ayudado a elegir a Thatcher y que podrían haber tenido tratos con Maxwell durante décadas.

También es interesante que Maxwell le hizo algún tipo de favor significativo a Thatcher. Por supuesto, en los últimos años ha salido a la luz una amplia evidencia de que la administración de Thatcher estaba plagada de pedófilos (anotado aquí). ¿Es posible que este favor implique mantener en silencio a un periódico prominente estrechamente alineado con el Partido Laborista sobre estos acontecimientos?

Tampoco era Thatcher el único vínculo potencial que Maxwell tenía con el complejo Cercle en la década de 1980. Un socio cercano suyo durante este tiempo fue Edmond Safra. Safra era otro hombre de negocios judío con vínculos reputados con el Mossad, la KGB y la mafia rusa. Parecería que Safra tuvo algún tipo de relación con al menos un socio de Le Cercle belga vinculado a la pedofilia durante la década de 1980. Además de estar cerca de Maxwell, Safra también se llevaba bien con Edgar Bronfman Sr., con quien sirvió en la Junta de Supervisores de B’nai B’rith. Como se señaló anteriormente, las hijas de Bronfman más tarde se vincularían al culto NXIVM.

Edmond Safra

Y eso nos lleva finalmente a la fiesta de 1989 mencionada anteriormente. En el yate de Maxwell estaban presentes su hija Ghislaine y un montón de otros VIPs. Los dos más notables para nuestros propósitos aquí fueron el propio Donald Trump y el abogado Tom Bolan, el ex socio legal de Roy Cohn.

Cohn fue, por supuesto, el ex abogado y mentor político de Trump hasta su muerte en 1986. Como señalé a lo largo de mi serie “Goodfellas“, hay pruebas convincentes de que el propio Cohn fue una figura central en las operaciones de trampas sexuales durante décadas. Uno de los casos más convincentes fue el caso Profumo, que derribó al gobierno de Harold Macmillan en el Reino Unido (se señala aquí y aquí)(próximamente traducidos en LIBERTALIADEHATALI).

Roy Cohn

Julian Amery era el yerno de Harold Macmillan y miembro de su administración. Como tal, la caída del Tory Macmillan sería aparentemente un golpe a la vieja red de Hambro. Pero Amery y otros conservadores de extrema derecha pro-coloniales estaban cada vez más desilusionados con la política exterior de Macmillan (recuerde que George Young había dimitido del MI6 en protesta por estas políticas, como se señaló anteriormente). Además, ninguno de estos conservadores (que entonces se centraban en el Club del Lunes) estaba implicado en Profumo. He argumentado antes aquí que estos elementos pueden haber colaborado con la gente de Cohn en un esfuerzo por “purificar” a los conservadores.

Si bien esto puede parecer una exageración, hay un precedente en las últimas intrigas. Colin Wallace, un ex MI5 que fue uno de los primeros en denunciar el escándalo de los pedófilos de Kincora Boy’s Home, se había involucrado con esta red reaccionaria de conservadores en la década de 1970. En Rogue Agents de David Teacher, se observa que Wallace fue parte de operaciones psicópatas llevadas a cabo por elementos de la derecha en el MI5 para desacreditar a los líderes laboristas, liberales y conservadores por igual. Específicamente, esta red buscó reemplazar al Primer Ministro Tory Edward Heath (quien estuvo en Oxford con Amery y quien estaba profundamente implicado en la pedofilia) con alguien de un “enfoque más resuelto”. Alguien como, digamos, la favorita de Le Cercle, Margaret Thatcher. “Por cierto, fue en esa época cuando empezaron a circular rumores de que Heath era homosexual.

Edward Heath

Como tal, no se puede descartar la posibilidad de que las redes Hambro-Amery y Cohn hayan forjado vínculos desde Profumo. En los años ochenta, sin embargo, había una relación más directa: El director de la CIA, William Casey. Casey había estado en la órbita de esta red de Le Cecle/Tory desde por lo menos los años sesenta (aquí anotado) y estuvo activamente involucrado con Le Cercle en los años setenta. Aquí seguramente habría encontrado a Amery y a su alegre banda. Esta relación parece haber continuado hasta la muerte de Casey en 1987. En otros lugares, Casey trabajó en estrecha colaboración con Cohn durante la década de los ochenta (como se indica aquí).

William Casey

En este sentido, parece bastante probable que estas redes estuvieran conectadas en esa década. Lo que es más, esto le da a la fiesta de Maxwell de 1989 un aire de una reunión de las Cinco Familias de la Pedofócracia, con el Capitán Bob representando el ala Tory (y probablemente la KGB y el Mossad también) y Trump y Bolan representando el ala Cohn. Lo que parece que estoy describiendo aquí es una red de lo que el gran David Teacher llamó “agentes canallas”, activos de inteligencia de los EE.UU., el Reino Unido, Israel y la Unión Soviética, entre otros, que se dieron cuenta durante los años de decadencia de la Guerra Fría de que su poder e influencia continuos en la nueva era dependerían de la explotación de los recursos de los que disponían. El acceso a pruebas irrefutables en una red internacional de pedófilos VIP ciertamente contribuiría en gran medida a la formación de sus respectivos gobiernos, para estar seguros. Y tal vez una nueva etapa de esta trama fue lanzada alrededor de la época de esa fiesta de 1989.

Ghislaine Maxwell asistió a esta fiesta y continuaría teniendo tratos con Trump incluso después de la muerte de su padre en 1991. En 1993, ella parece haber hecho contacto con Epstein. Al final de la década, se dice que ella reclutó niñas para él en Mar-a-Lago.

Ghislaine Maxwell (señalada por la flecha) mira a Bill Clinton caminar con su hija Chelsea el día de su boda.

Ciertamente, esto parece estirar la coincidencia, especialmente considerando que el culto NXIVM también estaba siendo rastreado por otro acólito de Cohn, Roger Stone, como he notado antes aquí. ¿No es curioso que dos redes de pedófilos que actualmente amenazan con derribar al partido Demócrata (junto con los Republicanos y efectivamente todo el gobierno de estos Estados Unidos) parezcan haber sido infiltrados por los secuaces de Cohn?

Y con eso, me despido por ahora, queridos lectores. Mantengan las palomitas de maíz listas, ya que las consecuencias de este naufragio probablemente harán que el informe Mueller parezca un paseo por el parque. Como siempre, manténgase en sintonía.

 

RECLUSE                                                        VISUP

LA OFICINA DE SEGURIDAD CONOCE A LOS NUEVE: COSAS AÚN MÁS EXTRAÑAS

“Oh, tú pondrás al mundo, nena.
Le prenderás fuego al mundo
Puedo trabajar en la escena y puedo ver las revistas
Puedo oír a la nación
Puedo oír el grito de la nación
Vas a poner al mundo a la nena
Le prenderás fuego al mundo
Le prenderás fuego”
“Prende fuego al mundo”, David Bowie.

Bienvenidos a la segunda entrega de mi examen de los vínculos potenciales entre la misteriosa Oficina de Seguridad de la CIA y las aún más misteriosas entidades comúnmente conocidas como Los Nueve. Este blog ya ha considerado ampliamente a la Oficina de Seguridad en una serie anterior que cubría los vínculos de la OS con el escándalo de Watergate (anotado antes aquí, aquí y aquí); los planes de asesinato vinculados a la mafia para atrapar a Castro; el curioso “suicidio” de Frank Olson; el papel de la OS en la Operación CHAOS (todo lo cual fue anotado antes aquí); los vínculos potenciales que la OS tenía con los asesinatos de JFK, RFK y MLK (anotados aquí); y por supuesto su papel en varios de los notorios programas de modificación de conducta de la CIA, incluyendo los proyectos BLUEBIRD, ARTICHOKE y QKHILLTOP (anotados aquí, aquí y aquí). De especial relevancia para nuestro tema actual es la extensa inversión realizada por ARTICHOKE en parapsicología, incluyendo los experimentos Rhine en la Universidad de Duke, y su papel potencial en la investigación del fenómeno OVNI (todo lo cual fue tratado aquí).

En cuanto a Los Nueve, es un tema aún más peculiar. En la primera entrega de esta serie se trataron extensamente y se sugirió encarecidamente que el lector se familiarice con la saga de Los Nueve, especialmente con las fechas, antes de ahondar en este post. Pero en resumen: los modernos rumores de Los Nueve aparecieron en la escena oculta de la Costa Oeste en los años anteriores y posteriores a la Segunda Guerra Mundial (como el gran Christopher Knowles escribió antes aquí), pero no fue hasta el 31 de diciembre de 1952 que Los Nueve realmente comenzaron a emerger como una fuerza.

Fue en esa víspera de Año Nuevo en particular que fueron canalizados por un brillante científico llamado Andrija Puharich usando un medium conocido sólo por la posteridad como Dr.D.G. Vinod. Vinod volvería a canalizar Los Nueve para Puharich al menos en una ocasión más, en 1953. Después de esto, Puharich tuvo contactos esporádicos con ellos hasta 1971, cuando se involucró con el famoso mago del escenario israelí Uri Geller.

Uri Geller

Geller se convertiría en el medium más conocido de Puharich y estaría involucrado en la saga de Los Nueve a lo largo de los primeros años de la década de los setenta durante aproximadamente el mismo tiempo en que estaba siendo probado en el legendario programa de visión remota del Stanford Research Institute (SRI), así como en el Lawrence Livermore Laboratory. Sin embargo, Geller comenzó a distanciarse de Puharich en 1974, después de la publicación de Uri. Esta biografía de Geller, escrita por Puharich, se suponía que legitimaba a la psi para que se convirtiera en la ciencia dominante. En cambio, tejió una fantástica historia de dioses extraterrestres utilizando a Puharich y Geller para influir positivamente en el desarrollo del mundo.

Geller pronto aprendió que ser un simple mago del escenario (y un espía israelí y americano) era mucho más lucrativo y se despidió. Puharich continuó con nuevos médiums, Phyllis Schlemmeter y un cocinero de Daytona Beach conocido sólo por el seudónimo de Bobby Horne, que generalmente operaba en una fincahabía adquirido en Ossining, Nueva York. El lugar era conocido como la Granja del Pavo o el laboratorio Nueve.

A partir de 1975, Puharich comenzó a realizar una serie de experimentos para evaluar las capacidades psíquicas de los niños. Estos niños eran conocidos como los “Niños del Espacio” e intentaban ver a distancia lugares políticamente sensibles (como Washington y el Kremlin), así como otros mundos. Aunque estos experimentos parecen haber sido bastante benignos, llegaron a su fin en 1978. Fue en ese momento cuando alguien quemó el Laboratorio Nueve. Las autoridades sospechaban de un psíquico descontento que Puharich habría rechazado, mientras que el propio médico culpó a la CIA. A pesar de todo, el incendio nunca se ha resuelto.

Andrija Puharich y Uri Geller

Muchos se apresuraron a desestimar las afirmaciones de Puharich sobre la participación de la CIA, pero esto fue en realidad el principio del fin para Andrija. Después de moverse en círculos extravagantes que incluían a acaudalados patrocinadores, celebridades e individuos poderosos dentro de las comunidades de defensa e inteligencia, Puharich ahora se encuentra bajo el asalto de una de las familias más ricas del mundo. Nunca se recuperaría y moriría en la indigencia en 1995, olvidado en gran medida por la comunidad de la Nueva Era que tanto había hecho por construir.

Puharich: los primeros años (1918-1947)

Pero me estoy adelantando. Después de contar de manera convencional la participación de Puharich en la anterior entrega de Los Nueve, me gustaría centrarme en sus vínculos con el estado profundo y las implicaciones que esto tiene. Así que comencemos por considerar el curioso devenir de Puharich en la década de 1940, que sentó las bases para sus posteriores desventuras en el estado profundo durante la década de 1950.

“Andrija Puharich nació como Henry Karel Puharic el 19 de febrero de 1918 en Chicago. Sus padres eran inmigrantes balcánicos de lo que pronto sería Yugoslavia, su padre un polizón que había entrado en los Estados Unidos en 1912. Sus padres se divorciaron en 1933, y el joven Puharich pasó dos años en una granja de Illinois trabajando en los huertos y como peón. Eventualmente regresó a la escuela, graduándose de la Escuela Secundaria Farragut en Chicago en 1938, cuando ya tenía veinte años de edad….

“Al graduarse de la escuela secundaria, Andrija recibió una beca para el Colegio de Artes Liberales de la Universidad de Northwestern, recibiendo su licenciatura en filosofía en 1942, con una especialización en pre-medicina. Durante el resto de los años de la guerra, Andrija -como miembro del Cuerpo Médico del Ejército de los Estados Unidos en estado inactivo y estudiando medicina con fondos del ejército- también hizo algunos trabajos de postgrado en filosofía, convirtiéndose así en uno de esos científicos-filosóficos que parecía atraer a su alrededor en años posteriores. También se casó, en 1943, con una señora que trabajaba en la Oficina de Información de Guerra (y por lo tanto en la OSS) y que eventualmente se mudó con él a la Fundación de Investigación Kaiser Permanente en Santa Bárbara, California….”.

(Sinister Forces Book I, [Fuerzas Siniestras Libro I], Peter Levenda, pág. 236)

Cuánta influencia tuvo la primera esposa de Puharich en su posterior carrera en el estado profundo es altamente discutible. Mientras estaba en el Kaiser, Puharich tuvo una aventura con otra mujer y pronto se separó de su esposa (y su bebé). Poco después renunció a su puesto en Kaiser y se presentó ante un supuesto “viejo amigo de la familia” que entonces residía en Camden, Maine. Se trataba de Zlatko Balokovic, otro yugoslavo que se había casado con una mujer de la rica familia Borden. Balokovic parece haber sido quien animó a Puharich a estudiar parapsicología.

“Lo que sea que se discutió durante ese período en Camden –donde Puharich permaneció de dos a tres semanas durante una tormenta de nieve– el resultado final fue que Puharich se quedaría en Camden y construiría un hospital allí donde podría participar en el tipo de investigación que le interesaba. Así, rechazaría el puesto más prestigioso y potencialmente mucho más lucrativo de Kaiser Permanente, y se quedaría en el helado noreste. Balokovic lo subvencionaría a razón de doscientos dólares al mes, y en poco tiempo Puharich encontró un granero sin usar que convertiría en su hospital. El granero en sí fue interesante, ya que fue utilizado por la Marina de los Estados Unidos durante la guerra para almacenar material que nunca fue descrito. Naturalmente, se me ocurren explosivos o algún tipo de municiones, pero esto nunca se reveló”.

(Libro I de Fuerzas Siniestras, Peter Levenda, pág. 237)

Zlatko Balokovic

El hecho de que el primer hospital de Puharich dedicado al trabajo parapsicológico estuviera ubicado en un granero que antes había sido utilizado por la Marina es muy interesante por razones que el lector conocerá pronto. Pero por ahora, volvamos a nuestra narrativa.

Puharich también viajaba frecuentemente a Nueva York durante este tiempo donde se reunió con el psiquiatra Warren S. McCulloch, uno de los fundadores de la cibernética. McCulloch también trabajaría para la CIA en años posteriores y durante su visita a McCulloch, las opiniones de Puharich sobre la parapsicología se perfeccionarían aún más. El resultado final fue que Puharich fundó la Fundación Mesa Redonda en 1948 en Camden. Como se señaló en la primera entrega, fue la Fundación Mesa Redonda la que patrocinó el contacto inicial con Los Nueve. Esta es esencialmente la historia oficial del comienzo de la implicación de Puharich con la parapsicología y Los Nueve. Pero su humilde investigador cree que ha descubierto dos aspectos de los primeros días de Puharich que se han pasado por alto y que pueden ser muy relevantes para el posterior desarrollo.

La primera involucra a uno de los potenciales compañeros de clase de Puharich en Northwestern. El gran Philip Coppens anota: “Graduado de la escuela de medicina de la Universidad de Northwestern en 1947, su interés fue inmediatamente capturado por lo paranormal.” En una entrega anterior de la serie de la Oficina de Seguridad, se presentó a otro científico que potencialmente se graduó de la misma escuela en el mismo año:

“… El Dr. Stephen Aldrich, graduado de Amherst y Northwestern Medical School, asumió el papel que Morse Allen y luego Sid Gottlieb habían desempeñado antes que él. Aldrich había sido el director médico de la Oficina de Inteligencia Científica en los días en que esa oficina estaba compitiendo con Morse Allen por el control de ARTICHOKE, así que no era ajeno a los programas. Bajo su liderazgo, los oficiales del ORD siguieron investigando formas de controlar el comportamiento humano, y lo hacían con tecnología de la era espacial que hacía que los días de MKULTRA parecieran la era de los caballos y los buggies…”.

(The Search for the “Manchurian Candidate” [La búsqueda del “candidato de Manchuria”], John Marks, pág. 224)

Stephen Aldrich

Según el obituario del Dr. Aldrich, se graduó de la “Northwestern Medical School” en 1947, el mismo año en que Puharich también se graduó. Este investigador no ha podido determinar si la “Northwestern Medical School” es la misma que la escuela de medicina de la Northwestern University, pero parece casi seguro, ya que no he podido encontrar ninguna otra referencia a una “Northwestern Medical School” fuera de las biografías del Dr. Aldrich. Así, él y Puharich estaban casi con seguridad en el mismo programa médico, del que aparentemente se graduaron en el mismo año. Este investigador sugiere entonces que es muy probable que el Dr. Aldrich y el Dr. Puharich se conocieran entre sí.

Más allá de esto, la participación de Aldrich en ARTICHOKE también es muy sugestiva. Las batallas administrativas mencionadas anteriormente se desarrollaron entre 1951 y 1952, mientras que Puharich estuvo involucrado en ARTICHOKE en 1953, si no antes (ya estaba asesorando a los militares en ese entonces y la CIA había comenzado a seguir sus investigaciones en 1952, como veremos más adelante). Este investigador no sabe si Aldrich continuó con la Oficina de Inteligencia Científica después de que la autoridad fue transferida a la Oficina de Seguridad en 1952, o si se marchó en ese momento.

Aldrich se haría cargo de la recién fundada Oficina de Investigación y Desarrollo (ORD) en 1962. El ODR iniciaría sus propios experimentos de modificación de la conducta durante este período y lanzaría el Proyecto OFTEN en 1968. OFTEN es fuente de muchas especulaciones debido a las acusaciones de que, además de sus propios experimentos con drogas, investigaba ampliamente la clarividencia, la astrología, la demonología y otros temas similares. Aunque este investigador no ha encontrado evidencia definitiva que vincule a OFTEN con tales temas, el ORD parece haber estado investigando tales temas arcanos a finales de la década de 1960, aunque a qué escala se desconoce.

Parte de los experimentos del Proyecto OFTEN

Lo que se sabe es que el ODR fue uno de los dos departamentos, junto con el Personal de Servicios Técnicos (TSS) de Gottlieb, que financió la investigación de la visión remota del SRI a principios de la década de 1970 – la misma investigación en la que Puharich trajo a Uri Geller a América para participar.

Así, Aldrich asistió al mismo programa médico en la misma universidad que Puharich, se graduó en el mismo año que Puharich, había conocido su participación en la ARTICHOKE un año antes de que Puharich se involucrara oficialmente en el proyecto, y la oficina que Aldrich dirigía financiaría más tarde el programa de ISR en el que participaría el alumno estrella de Puharich.

Sin embargo, muchos investigadores siguen insistiendo en que los experimentos de “conducción psíquica” de Ewen Cameron que Gottlieb y la TSS patrocinaron a finales de los 50 y principios de los 60 bajo MKULTRA fueron la base de OFTEN y que muchos de los experimentos de visión remota posteriores de la CIA se basaron en la investigación de Cameron. Esto a pesar de que no hay evidencia creíble de que Cameron haya investigado la parapsicología, de que Puharich ya había estado involucrado en la investigación parapsicológica de ARTICHOKE en la década de 1950 y de que el médico que supervisó OFTEN bien pudo haber sido un compañero de clase de la universidad de Puharich, e incluso haber trabajado con él en el tema de ARTICHOKE en la década de 1950.

Ewen Cameron

Pero me estoy adelantando. Se puede encontrar mucha más información sobre OFTEN y las cuestionables afirmaciones que lo rodean aquí. Por ahora, volvamos a los primeros años de Puharich en el estado profundo.

 

 

Pingüinos, pelícanos y supersoldados (1948-19???)

Fácilmente una de las afirmaciones más curiosas de Puharich fue su afirmación de que fue incorporado a un proyecto de la Marina conocido como Penguin en 1948. El gran Philip Coppens ofrece los detalles más detallados sobre este proyecto:

“Según el propio Puharich, fue en esa época cuando las agencias de inteligencia lo vieron como un activo potencial. Puharich afirmó que se involucró en un ‘Project Penguin’, un proyecto cuya existencia ha sido negada por su patrocinador. Se dice que el Project Penguin se inició en 1948, un ejercicio de la Marina que duró varios años. Su objetivo: poner a prueba a los individuos que poseen “poderes psíquicos”. El responsable del proyecto fue Rexford Daniels, según una declaración de Puharich en el programa de Geraldo Rivera del 2 de octubre de 1987. Un Rexford Daniels existía y era propietario de una empresa que en la década de 1970 debió de atraer la atención de Puharich, ya que la empresa investigaba un área en la que Puharich era un experto de renombre mundial en ese momento: cómo la proliferación de las emisiones electromagnéticas interfiere entre sí y puede tener efectos perjudiciales para el medio ambiente en el hombre.

“Sin embargo, sólo Puharich ha hablado sobre el Project Penguin y aunque no hay ninguna razón lógica para mentir sobre ese episodio de su vida, actualmente no está corroborado por otro material. Sin embargo, si Puharich trabajó para la Marina o no, no es tan importante. Es un hecho que él mismo comenzó a convertirse en el imán que atrajo a los psíquicos más notorios del mundo. La única pregunta es si fue por puro interés propio, o si la Marina le pidió que se reuniera con esa gente. Sin embargo, uno de los más notorios de estos individuos, Peter Hurkos, fue traído a los Estados Unidos por un hombre con experiencia en inteligencia naval. Así que por lo menos, la Marina ayudó a Puharich…. y necesitamos preguntarnos por qué hicieron tanto por lo que era, en esencia, un psíquico, por el que no había ningún interés oficial”.

Rexford Daniels, el supuesto controlador en “Pingüino” de Puharich

De hecho, no hay pruebas de que Penguin existiera, lo que ha dejado perplejos a los investigadores de Puharich durante mucho tiempo. Es bien sabido y documentado que Puharich estaba haciendo investigación parapsicológica para el Ejército en 1953. El propio Puharich incluso habló brevemente de este asunto en The Sacred Mushroom. ¿Por qué entonces mentir sobre su investigación que comenzó en 1948 bajo los auspicios de la Marina en un proyecto que claramente nunca existió?

Este investigador cree que el proyecto existía de hecho, sólo que Puharich había alterado ligeramente el nombre. Aunque no hay registros de un Project Penguin, no cabe duda de que la Marina inició el Project Pelican en algún momento alrededor de 1948. Llegó después del más conocido Proyecto CHATTER, uno de los primeros programas estadounidenses en probar formalmente alucinógenos sobre sujetos (al menos oficialmente). Como señalé antes en mi examen de la Oficina de Seguridad, hay indicios de que Pelican sirvió como base para BLUEBIRD, que finalmente se convirtió en ARTICHOKE en 1951.

Se sabe muy poco sobre Pelican, pero la poca información disponible para el público es muy preocupante. Hay indicios de que el proyecto estuvo activo al menos hasta mediados de los años setenta y parece haber estado orientado a la creación de “supersoldados”. En 1975, el Dr. Thomas Narut de la Marina de los EE.UU. dejó escapar a varios periodistas detalles sobre un programa de adoctrinamiento al estilo Naranja Mecánica. Los asesinos de la Marina fueron sometidos a un programa en el que fueron amarrados a sillas con los ojos cerrados con abrazadera y se les mostraron películas cada vez más perturbadoras y violentas. Esto teóricamente los desensibilizó y los convirtió en asesinos más efectivos, individuos que podían matar bajo órdenes sin pensarlo ni dudarlo.

La Naranja Mecánica

La Marina, por supuesto, negó las acusaciones de Narut, pero periodistas de renombre pudieron obtener de fuentes oficiales la confirmación de la existencia del programa. Al menos una de estas fuentes declaró que este proyecto era conocido como Pelican. Mucha más información sobre Narut y sus revelaciones se puede encontrar aquí.

Este investigador sospecha que el trabajo de Narut era sólo una parte de Pelican. Si fuera de tan amplio alcance como BLUEBIRD (y esto es ciertamente una posibilidad, ya que BLUEBIRD estaba potencialmente basado en Pelican), entonces la Marina no se habría limitado simplemente a crear asesinos más efectivos. Si Puharich era de hecho parte de Pelican, entonces su tarea podría haber sido la de crear soldados que dependieran de las psi tanto como de las armas convencionales para realizar sus tareas. Puharich mismo parece haber abrazado la noción de supersoldados psíquicos a principios de la década de 1950:

“En una presentación posterior en Edgewood Arsenal en 1953, que tal vez presagiaba el desarrollo posterior de la visión remota, Puharich predijo el día `en un futuro no muy lejano cuando un grupo selecto de soldados posea la capacidad de realizar telepáticamente tareas críticas de inteligencia, y bien podría tener la capacidad mental de observar y contrarrestar los movimientos y tácticas del enemigo”. “

(A Terrible Mistake, HP.P. Albarelli, Jr., pgs. 54-55)

Aunque algunos pueden burlarse de tal idea, no hay duda de que los súper soldados fueron uno de los primeros objetivos de la ARTICHOKE (sucesor de BLUEBIRD). Considere:

“…. Los experimentos del Proyecto ARTICHOKE, financiado por la CIA, apenas estaban comenzando en la Penitenciaría Federal de Atlanta y en varios hospitales psiquiátricos de Luisiana. En la Universidad de Tulane en Nueva Orleans, el Dr. Russell R. Monroe apenas comenzaba su investigación sobre las disfunciones neurológicas del cerebro en las mentes de criminales y psicópatas. La CIA y los militares, que rápidamente se sintieron atraídos por el programa, estaban intrigados con la posibilidad de crear lo que entonces se llamaba “soldados agresivos” y que ahora se llaman ” supersoldados “. “

(A Secret Order [Una Orden Secreta], H.P. Albarelli, Jr., pág. 14)

Si la CIA y los militares ya estuvieran tratando de crear más agresividad en las mentes de sus soldados, ¿se habrían detenido allí? ¿O la posibilidad de soldados telepáticos habría sido demasiado para resistirse? Este investigador sospecha que era irresistible y que la Marina, que lanzó los primeros programas de “interrogatorio especial” a gran escala con CHATTER, también estuvo en primera línea aquí. Y como veremos, hay evidencia de dos pistas para la investigación de Puharich: una para la creación de asesinos más convencionales y otra para estos espías psíquicos.

Así que Puharich alega haber comenzado su relación con el estado profundo como parte del Proyecto Penguin en 1948. Aunque no hay evidencia de la existencia del Penguin, el Proyecto Pelícan ciertamente lo hizo y se inició alrededor de este periodo de tiempo. También en 1948, Puharich establece la Fundación Mesa Redonda. Como se mencionó anteriormente, el laboratorio inicial para estos esfuerzos fue en un viejo granero utilizado por la Marina durante la Segunda Guerra Mundial para almacenar materiales que siguen siendo desconocidos hasta el día de hoy.

Durante los próximos cuatro años Puharich está involucrado en la Fundación Mesa Redonda llevando a cabo una serie de experimentos relacionados con la psi. Él termina con una gran cantidad de donantes ricos, así como donaciones considerables que todavía son desconocidos a pesar de ser de una familia inmigrante pobre, no haberse graduado de la escuela secundaria hasta los 20 años y haberse graduado de una universidad que, si bien era algo prestigiosa, difícilmente era de Ivy League. Y sin embargo, aquí estaba con sumas de dinero aparentemente ilimitadas para perseguir a una multitud de temas arcanos.

Este investigador sugiere que, aunque Puharich tuvo algunos donantes ricos y generosos, el verdadero patrocinador de esta investigación fue la Marina de los Estados Unidos y posiblemente el Ejército. Dado el clima político del país en ese momento (la Guerra Fría se estaba calentando mientras Joseph McCarthy empezaba a ganarse un nombre), los militares probablemente decidieron que era mejor mantener esta investigación fuera de los libros hasta que Puharich hubiera producido resultados convincentes.

Comienza el interés oficial del Estado Profundo (1952-1953)

Estos resultados comenzaron a surgir a principios de la década de 1950, permitiendo finalmente un enfoque oficial. Considere esta serie de eventos: Como se señaló en la primera parte, en 1951 (el año en que BLUEBIRD se convirtió en ARTICHOKE) Puharich recibió milagrosamente una beca de investigación de casi 100.000 dólares (una cantidad considerable de dinero en 1951) de una fuente desconocida para construir una jaula de Faraday y probar la supuesta percepción extrasensorial de uno de sus súbditos estelares, Eileen Garrett. Luego, por su propia cuenta, el Ejército llamó a su puerta en 1952 para preguntar sobre la utilidad de la Jaula de Faraday y la investigación que había realizado como parte de la Fundación Mesa Redonda:

“… La primera conversación de este tipo había comenzado antes de mi ingreso al Ejército. La primera conversación de este tipo comenzó en agosto de 1952 en el Round Table Laboratory de Glen Cove, Maine. Un amigo mío, un coronel del ejército, que era Jefe de la Sección de Investigación de la Oficina del Jefe de Guerra Psicológica, había venido a saludarme. Expresó una curiosidad bastante normal sobre mi investigación de la percepción extrasensorial y estaba muy interesado en un dispositivo que habíamos estado desarrollando para aumentar el poder de la percepción extrasensorial. Me preguntó si realmente funcionaba. Le dije que aún no lo sabía y que no lo sabría hasta dentro de un par de meses, hasta que se completara nuestro análisis estadístico de los resultados del experimento. El coronel me sorprendió diciéndome que si encontrábamos algún resultado positivo, me lo hiciera saber, ya que el Ejército definitivamente no estaba desinteresado en este tipo de trabajo.

“Fue en noviembre de 1952 antes de que se completara el análisis estadístico del experimento de telepatía. Los resultados mostraron que la percepción extrasensorial aumentó en el dispositivo Faraday Cage por un margen saludable por encima de las puntuaciones obtenidas en condiciones ambientales normales. Esto, al menos para mí, fue un hallazgo emocionante, ya que representó la culminación de dos años de experimentación. Mi entusiasmo me llevó a enviar los resultados a mi amigo coronel del Ejército. Me invitó a dar un informe sobre este trabajo en el Pentágono. El 24 de noviembre de 1952, hice tal informe antes de una reunión de la Subdivisión de Investigación de la Oficina del Jefe de Guerra Psicológica. Por lo que pude comprobar en su momento, mi informe suscitó poco interés en este grupo. (Sin embargo, me enteré mucho más tarde, después de haber estado en el Ejército, de que me habían solicitado para el servicio activo en el Ejército el 25 de noviembre de 1952). El 6 de diciembre de 1952, recibí una de esas conocidas tarjetas de felicitación de mi junta de reclutamiento, tomé un examen físico y fui admitido en el Ejército el 26 de febrero de 1953”.

(La seta sagrada, Andrija Puharich, pág. 10)

Una temprana jaula de Faraday

H.P. Albarelli alega que el interés militar oficial (y de la CIA) en el trabajo de Puharich con la Jaula de Faraday comenzó incluso antes de lo que Puharich revela en su libro:

 

 

“Desde febrero de 1952, los funcionarios de la TSS habían estado intrigados con las afirmaciones de Puharich sobre la telepatía y la clarividencia, especialmente en relación con un dispositivo empleado por Puharich llamado Jaula de Faraday, esencialmente una caja forrada de cobre que, según Puharich, “aumentaba las capacidades de un psíquico en mil veces”. Puharich describió la jaula como un “escudo contra las ondas de radio electromagnéticas, permitiendo que sólo las ondas magnéticas de frecuencia extremadamente baja (FEB) pasen a través de ella”. En varias ocasiones Puharich había afirmado a los científicos de la CIA: “No hay una operación de guerra psíquica o un laboratorio de investigación en el mundo que no haga uso de la jaula [de Faraday]”. Robert Lashbrook llegó incluso a escribir una carta a Mulholland en la que expresaba ampliamente la opinión de TSS sobre el valor de utilizar la jaula. Escribió Lashbrook: “Hasta donde podemos decir, el grupo no indica por qué la jaula debe funcionar…..”. Buena suerte, John. “No te lleves nada de madera”.

“Gottlieb y Lashbrook, ambos con dudas sobre el tema de la telepatía y los psíquicos, estaban muy conscientes de que los oficiales del ejército estadounidense en el Pentágono y en la inteligencia del ejército estaban especialmente interesados en la Jaula de Faraday. Los dos hombres del TSS no tenían intención de ser dejados en el proverbial polvo por el Ejército en ningún
desarrollo científico potencialmente significativo. La comunidad de inteligencia y el ejército de Estados Unidos usan jaulas de Faraday, o escudos de Faraday, como a veces se les llama, de manera extensiva. Muchos edificios de la CIA y de la NSA están encerrados en jaulas de Faraday, con la intención de actuar como escudo contra las tormentas (protección contra las escuchas), y también como mitigación contra el pulso electromagnético. Además, las agencias de inteligencia emplean jaulas portátiles para proteger los pasaportes, credenciales, documentos y tarjetas de crédito de la interferencia electrónica”.

(Un terrible error, H.P. Albarelli, Jr., págs. 256-257)

Gottlieb y el resto de la TSS probablemente estaban preocupados por haber sido dejados en el polvo por Morse Allen y la tripulación de ARTICHOKE también. Como veremos, parece haber estallado una rivalidad bastante intensa entre los proyectos MKULTRA y ARTICHOKE sobre la investigación de Puharich. Pero más sobre eso en un momento.

El interés de TSS parece haber aumentado tras el trabajo de Puharich con la ya mencionada Eileen Garrett en la jaula de Faraday. En A Terrible Mistake, Albarelli señala que en enero de 1952 se produjeron algunos experimentos especialmente intensos y gratificantes que Puharich llevó a cabo con Garrett utilizando la Jaula.

Eileen Garrett

En general, fue una época llena de acontecimientos para Puharich. En diciembre de 1951 conoció por primera vez al Dr. Vinod, su médium inicial para Los Nueve. El 16 de febrero de 1952, Puharich alega haber tenido su primera sesión con Vinod en la que el médium reconstruyó acontecimientos tanto del pasado como del futuro de Puharich. El 31 de diciembre de 1952, víspera de Año Nuevo, Puharich tuvo su primer contacto con Los Nueve. Esto fue poco más de un mes después de la última reunión reconocida de Puharich con funcionarios del Pentágono.

Curiosamente, fue en octubre de 1952 cuando comenzó la investigación que llevaría a la CIA al “hongo mágico”. Como se señaló anteriormente, fue en esa época cuando se le contó al jefe de ARTICHOKE, Morse Allen, sobre el piule, un arbusto utilizado por los pueblos indígenas mexicanos como alucinógeno. A principios de 1953, un “joven científico” llegó a la Ciudad de México en nombre de ARTICHOKE para recoger muestras de piule y buscar otras curiosidades. Fue aquí donde la CIA supuestamente se enteró por primera vez de la existencia de hongos alucinógenos y de sus tradiciones. Morse Allen aprendería poco después todo lo que pudiera sobre ellos.

Piule

Este científico parece haber regresado con sus muestras a Washington en febrero de 1953. En The Sacred Mushroom, Puharich comenta: “Había dado la misma conferencia en febrero de 1953 en el Pentágono para el Advisory Group on Psychological Warfare and Unconventional Warfare, Department of Defense” (pág. 12). Puharich estuvo así en Washington durante este tiempo, desarrollaría un interés bien conocido en los hongos alucinógenos en 1954 (oficialmente) y terminaría de nuevo en México en 1956 por razones curiosas (fue durante este viaje que recibió otra comunicación de Los Nueve, como se señaló anteriormente aquí). También entablaría un diálogo con R. Gordon Wasson por lo menos en 1955, implicando también hongos alucinógenos mexicanos.

Por lo tanto, este investigador cree que existe la posibilidad de que Puharich pudiera haber sido el investigador convocado por ARTICHOKE para el viaje a México que reveló el relato inicial de hongos alucinógenos que tanto fascinarían a los hombres de la ARTICHOKE. Cuando el equipo de MKULTRA tomó medidas en 1956 (como se ha señalado anteriormente) para obtener muestras de los hongos mexicanos, era probable que evitara que sus homólogos (y rivales) de ARTICHOKE los dejaran en el polvo.

Enemigos (1952-19???)

Volveremos sobre los hongos mágicos en un momento, pero por ahora me gustaría hablar de la oposición a la que Puharich se enfrentó dentro del estado profundo. Probablemente no hace falta decirlo, pero no todo el mundo estaba de acuerdo con las teorías más increíbles de Puharich y se vería acosado por enemigos a lo largo de su tiempo oficial en el estado profundo. Algunas de estas rivalidades pueden haber afectado a la carrera de Puharich por el resto de su vida, como veremos.

Uno de los primeros enemigos de Puharich fue el legendario químico Frank Olson, que se suicidaría en circunstancias muy dudosas en noviembre de 1953. Puharich ya se había enfrentado a Olson incluso antes de que Puharich fuera reincorporado al Ejército.

“El hecho de que Puharich favoreciera y fuera bastante abierto a los asuntos esotéricos no fue discutido por nadie, y mucho menos por el propio Puharich. Sus afirmaciones a principios de la década de 1950 iban desde la existencia de entidades extraterrestres en la tierra hasta la capacidad del hombre para comunicarse con inteligencias superiores que empequeñecían las capacidades intelectuales humanas.

“Frank Olson se burló de tales afirmaciones, quizás más por miedo a lo desconocido que por conocimiento objetivo de lo contrario. Un día, a mediados de 1952, hizo un comentario muy poco halagador a Puharich, quien era invitado a la sesión informativa de la División Biológica del Cuerpo Químico sobre plantas alucinógenas. Puharich, más que capaz de contrarrestar cualquier forma de burla o escepticismo, rápidamente desafió a Olson a un debate. Puharich llamó a Olson “un escolar asustado que aún no había logrado superar su miedo a la oscuridad”. Las respuestas de Olson eran mucho menos sofisticadas y el argumento probablemente habría degenerado en puñetazos si no hubiera intervenido el director médico del Cuerpo Químico y amigo de Puharich, el coronel Norman Elton.

“Aquí es muy interesante notar que durante la última semana de Frank Olson en la ciudad de Nueva York con Richard Lashbrook y Vincent Ruwet, Lashbrook se tomaría el tiempo de entregarle un cheque de viaje de la CIA al renombrado mago del escenario John Mulholland. El cheque era para el viaje de Mulholland esa misma semana a Chicago para reunirse con Puharich y un asociado cercano, un oficial de la Oficina de Guerra Psicológica del Ejército. La reunión abarcará una serie de temas, incluido el hipnotismo, en los que Puharich estaba muy interesado. Apenas seis meses antes, había asistido a una demostración de hipnosis y prácticas de prestidigitación en el Hotel Statler para funcionarios de la CIA y de la Oficina Federal de Estupefacientes. Mulholland, el mago, también había asistido al evento de Statler. Al parecer, Mulholland se mantuvo escéptico sobre la hipnosis a lo largo de su vida y nunca incorporó la hipnosis a su espectáculo…”

(Un terrible error, H.P. Albarelli, Jr., pág. 55)

Frank Olson

Si la muerte de Olson tuvo o no algo que ver con Puharich es muy discutible. Sin embargo, noté que hay una gran posibilidad de que el equipo de la ARTICHOKE jugara un papel en la muerte de Olson. El “terrible error” al que se refirió Olson puede haber sido un experimento que la ARTICHOKE llevó a cabo en el que dosificó al pueblo francés de Pont-Saint-Esprit con LSD en 1951. Siguió el pandemonio y se produjeron algunas muertes.

Como veremos, Puharich también estaba haciendo una investigación muy cuestionable durante este tiempo (1953, cuando Olson se volvió cada vez más inestable). Se desconoce si esto contribuyó o no a la inestabilidad de Olson, pero se sospecha que Olson habría estado preocupado por algunos de los experimentos de Puharich en esta época. Curiosamente, John G. Fuller, el hombre que escribió el primer relato del incidente del Pont-Saint-Esprit, The Day of Saint Anthony’s Fire (El día del fuego de San Antonio), era un asociado de Puharich. Pero sigamos adelante.

No parece haber habido ningún individuo con el que Puharich se haya enfrentado más en la CIA que el ya mencionado mago del escenario, John Mulholland. Mulholland, un estrecho colaborador de Sidney Gottlieb que había trabajado extensamente en MKULTRA, despreciaba a Puharich por razones que nunca se han explicado adecuadamente. Un informe que Mulholland publicó sobre Puharich fue especialmente crítico tanto con el trabajo como con el carácter del hombre.

“Mulholland mostró a [George] Gordon un artículo que escribió para `una agencia de inteligencia’ y de ese artículo, Gordon comentó, `el trabajo de John para la CIA no era esotérico ni extraño. A la CIA se le había presentado a un hombre que dijo que podía enviar y recibir pensamientos o códigos de larga distancia por telepatía mental. Así que contrataron a John para que les dijera si éste era el verdadero McCoy. Y este hombre no leía la mente más de lo que los adivinos pueden leer la fortuna. El hombre simplemente estaba usando trucos que los magos usan para dar la ilusión de poder leer la mente de otros. John escribió que el charlatán intentaba engañar a la CIA.

“El informe de Mulholland titulado Un nuevo tipo de experimento en parapsicología, fechado el 11 de noviembre de 1953, es extenso con respecto a los experimentos del Dr. H.K. Puharich para `The Round Table Foundation’. El Dr. Puharich fue también el mismo médico que “verificó” que el controvertido Uri(ah) Geller, nacido en Hungría, era un verdadero psíquico en la década de 1970. Puharich cambió su nombre poco después de su reunión inicial, posiblemente para ocultar su pasado.

“Mulholland fue firme en su recomendación de que el gobierno estaba malgastando dinero en experimentos parapsicológicos sin controles sólidos. En otras palabras, estaban tirando dinero después de experimentos que podrían tener resultados engañosos para engañar a médicos y sujetos que estaban protegidos por las jaulas de Faraday.

“La jaula de Faraday se utilizó para bloquear todas las influencias eléctricas en el sujeto ‘sensible’ que se estaba evaluando. Los científicos que no estaban familiarizados con las formas de engaño, evaluaron los hallazgos irracionales a través de un locus racional. Esto puso a prueba la ira del mago. La prueba general era que un sujeto de prueba psíquica sabría cuando una corriente eléctrica pasaba a través de la jaula de Faraday durante intervalos de 90 segundos. El mago profesional Mulholland era particularmente virulento cuando evaluó los hallazgos de los científicos:

Me parece que el informe fue escrito de manera demasiado obvia en la palabra doble de cuatro dólares del investigador psíquico. Este tipo de escritura supuestamente es hecha por verdaderos “científicos”, pero los resultados son más como si fuera escrita para “Ciencia Ficción” o uno de los pulps en las que se revelan las “maravillas científicas” del año 2000.

(El Mago, Ben Robinson, págs. 178-179)

Aquí parece un buen lugar para hacer una pausa y hacer algunos comentarios. Por un lado, esto muestra un interés continuo en el trabajo de la Fundación Mesa Redonda de Puharich por parte de la comunidad de inteligencia estadounidense. De hecho, Mulholland publicó su informe poco más de cinco meses después del supuesto segundo contacto de Puharich con Los Nueve en junio de 1953. Este fue el que contó con un amplio “Boston Brahmins” presente, además de un reputado miembro de la Marina (ya mencionado aquí). Esta sesión también se realizó bajo los auspicios de la Fundación Mesa Redonda y este investigador no puede evitar preguntarse si el contacto con Los Nueve fue una de las cosas que se estaban evaluando, si no por Mulholland, entonces por alguien.

Otro punto que se debe señalar son los errores cometidos por Ben Robinson, el investigador citado anteriormente. Puharich no cambió su nombre a Andrija después de conocer a Geller, pero de hecho había estado usando Andrija desde al menos los años 50, si no los 40. Además, Geller no nació en Hungría (aunque uno de sus padres había nacido allí).

Ben Robinson

Aunque El mago es un esfuerzo sólido, Robinson parece haber embellecido el trabajo de Mulholland con la CIA durante todo el trabajo, por no hablar de la “experiencia” de Mulholland con la parapsicología. Aquí nos hace creer que Mulholland podría detectar la falta de solidez de los métodos de Puharich mediante el uso de la palabra “doble discurso de cuatro dólares”. Anteriormente en El mago Robinson indicó que el propio Mulholland, un mago profesional en escena sin formación científica formal, tenía la tarea de realizar experimentos ESP para MKULTRA. El gran H.P. Albarelli encontró que estas afirmaciones eran un tanto cuestionables.

“A mediados de 1955, el trabajo y los viajes de Mulholland relacionados con el ocultismo o la parapsicología se intensificaron considerablemente. Al mismo tiempo, las comunicaciones generalmente concisas y profesionalmente escritas de Mulholland con Gottlieb y Lashbrook asumieron un estilo más relajado, a menudo refiriéndose a “las chicas”, “las mujeres” y “las mujeres de Maine”. El mago y biógrafo de Mulholland Ben Robinson especula, sin elaborar, que “es probable que estas personas fueran sujetos de pruebas psíquicas que intentaron leer mapas a distancia con los ojos vendados”. Robinson añade: “Posiblemente se refería a las prostitutas empleadas por la Agencia para el desarrollo de sus nuevas drogas. Ambas operaciones existían simultáneamente.

“Robinson sólo está parcialmente en lo cierto. Las referencias a’las chicas’ comenzaron a aparecer en el libro de citas de George White al mismo tiempo, y es cierto que White no tenía nada que ver con experimentos psíquicos. Sin embargo, White había reclutado a tres mujeres jóvenes para que ayudaran con los experimentos de LSD que estaba llevando a cabo en la casa de seguridad de la calle Bedford-Barrows. Sin embargo, ninguna de estas mujeres eran prostitutas. Dos eran aspirantes a actrices a las que White había conocido por primera vez a través de su esposa, Albertine, y la tercera estaba casada con un amigo cercano de los White. Es interesante notar que las tres mujeres habían recibido una dosis de LSD, una sin saberlo y las otras dos a sabiendas. Aunque es posible que Mulholland usara a estas mujeres para experimentos psíquicos, parecería dudoso ya que White no lo menciona en ninguna parte. Además, fuentes cercanas a White, y muy conocedoras del trabajo de Mulholland para la CIA, informan que las “chicas” del mago eran en realidad varias mujeres jóvenes que Mulholland había reclutado a través de su secretaria, Dorothy Wolf. Los reclutó no sólo para pruebas psíquicas, sino también para dosificar secretamente con LSD y otras drogas a personas que se dirigían a la CIA. Los individuos objetivo estaban ubicados en Maine, New Hampshire, Illinois y Connecticut, así como en otros estados.

“Parte del trabajo clandestino estaba dirigido a Henry (Andrija) Puharich y posiblemente también a algunos de sus asociados….”

(Un terrible error, H.P. Albarelli, Jr., págs. 255-256)

Por lo tanto, aunque Mulholland puede haber estado involucrado en la prueba de la percepción extrasensorial, la seriedad con la que la Agencia se la tomó es muy discutible. ¿Habrían confiado realmente tales asignaciones a un mago profesional del escenario y habrían valorado su opinión sobre científicos y médicos entrenados? Esto hace más plausible la posibilidad de que el propósito real de Mulholland en estas artimañas fuera espiar a Puharich. Esto podría ayudar a explicar por qué Mulholland fue enviado a Chicago para supervisar el trabajo de Puharich con el Dr. Clark Thorp en diciembre de 1953 en nombre de la Armour Research Foundation. Ciertamente Mulholland parecería más apto para espiar a este grupo que para evaluarlos. Considere:

“La Fundación de Investigación Armour es un instituto de investigación y financiamiento adscrito al Instituto de Tecnología de Illinois que lleva a cabo una extensa investigación científica para el Ejército, la Armada y la Fuerza Aérea de los Estados Unidos, incluyendo el Cuerpo de Químicos del Ejército. Gran parte de esta investigación está clasificada y se refiere a la reducción de interferencias de radiofrecuencia, así como a otros proyectos. Armour sigue siendo un activo contratista del Departamento de Defensa.

“Dt. Clark E. Thorp fue el gerente y presidente del Departamento de Química e Ingeniería Química de Armour en la década de 1950. Thorp es considerado el “Padre de la Investigación Moderna del Ozono”, principalmente por su experiencia en la toxicidad del ozono y sus efectos en los seres humanos. Los científicos dicen que fue el trabajo del Dr. Thorp el que `lideró el camino para limpiar el ozono como un contaminante potencial.”……”

(Un terrible error, H.P. Albarelli, Jr., pág. 261)

En la narrativa de Robertson, Mulholland era prácticamente lo único que se interponía entre los desventurados científicos y los planes de Puharich.

 

 

“… Mulholland viajó a Chicago los días 3 y 4 de diciembre para reunirse con el Sr. Clark Thorpe y el Dr. H.K. Puharich de la Armour Research Foundation y el Presidente de la Fundación, Kenneth Miller. El Dr. Robert V. Lashbrook y el Dr. Henry Bortner, que más tarde se hizo cargo de la División de Operaciones Especiales de la CIA, también viajaron de Washington a Chicago en American Airlines Daylight Mercury. Los cuatro luego viajaron al Edificio de Administración de la Armor Research Foundation en el 35 West 33rd (33rd & State) en Windy-City. La CIA ha dicho que buscaban agentes de campo que fueran “los mejores actores, políticos y que pudieran pensar con los pies en la tierra”. Esto se evidenció claramente durante el viaje del mago a Chicago al revisar las políticas de la Fundación de Investigación Armour.

“El informe de Mulholland hace especial hincapié en que Clark Thorpe era desconocido para la recepcionista en la dirección a la que se envió el equipo. Sólo después de mucho regateo se descubrió a Thorpe en las instalaciones, con lo cual todo el equipo fue llevado a otro edificio.

“La tarea del mago era evaluar el valor de la investigación de Thorpe y compañía. Mulholland “presentó respetuosamente” un informe muy detallado de dos páginas a Washington en el que se afirmaba que The Literature Survay (sic) on Thought Transference era “el más cándido en (su) forma de ser”. Probablemente fue preciso en su evaluación, ya que encontró al Dr. Puharich particularmente adulador.

“Aparentemente, cuando el nombre de cierto médico fue incluido en la conversación, Puharich se apresuró a mencionar una multitud de referencias sobre ese médico. Siempre vigilando el comportamiento peculiar por parte de los parapsicólogos de la Fundación de Investigación Armour, Mulholland pensó en poner a prueba las afirmaciones de Puharich y escribió en su informe:

Me sorprendió un poco la juventud comparativa del Doctor. Es inusual encontrar un creyente sincero en las cosas psíquicas que no ha pasado por el meridiano de la vida. El Sr. Thorpe nos llevó al Doctor y a mí en un recorrido por los diversos departamentos de la Fundación. Nuestra conversación fue sobre lo que se nos mostró y fue muy general. Después de aproximadamente una hora, descubrí que dentro de los cinco minutos siguientes al momento en que el Sr. Thorpe mencionó un nombre o descubrimiento científico, el Doctor mencionaría el nombre o los datos científicos en alguna otra conexión. Parecía que intentaba mostrar familiaridad con todos y con todo lo mencionado. Así que hablé de un profesor y el doctor parecía estar bastante familiarizado con su trabajo. Esto me interesó porque acababa de inventarme el nombre del profesor y lo que había estado haciendo. En mi opinión, el doctor está usando cosas psíquicas como un medio para conocer y mezclarse con gente que de otra manera no tendría oportunidad de conocer.

“Mulholland sabiamente aconseja a sus contactos en Washington que tal comportamiento del parapsicólogo se basaba en una ambición tan fuerte que llevaría al engaño. Escribió: “Confío en que estoy equivocado, pero tengo miedo de no estarlo….”.

(El Mago, Ben Robinson, págs. 179-180)

¿Dependían los hombres MKULTRA de Mulholland para este tipo de ideas brillantes, o había otro propósito para despachar a Mulholland en tal misión? H.P. Albarelli cree que este último era probablemente el caso:

“El biógrafo de Mulholland, Robinson, escribe que la tarea del mago Armour era evaluar el valor de la investigación realizada por Thorp y la compañía, pero esto parece difícil de imaginar dada la falta de formación científica de Mulholland en ninguna de las empresas de Armour. Robinson afirma que Mulholland `presentó respetuosamente’ dos informes muy detallados’ a Gottlieb afirmando que `La Encuesta de Literatura (sic) sobre la Transferencia de Pensamiento[era] en su mayor parte cándido en su forma de ser” (No se puede dejar de pensar que Gottlieb y Lashbrook usaban y mimaban a Mulholland para algo más que no fuera la pericia científica de la que carecía claramente y que se aprovechaba de sus verdaderas destrezas para propósitos artísticos. Una nota manuscrita y críptica de Lashbrook a Gotltieb en 1955 ilumina gran parte de la historia:`El Sr. Mulholland de nuevo descarta la mayor parte de lo que presenció, sin embargo, todos los objetivos se lograron”. Robinson, en su biografía, no da ninguna pista de la investigación específica que Mulholland estaba evaluando en Armour, por lo que es muy difícil determinar qué estaba haciendo realmente en Chicago. Del libro de Robinson se desprende claramente que Mulholland detestaba a Puharich, pero aquí es importante señalar que la CIA y el ejército nunca rechazaron a Puharich, ni descartaron su trabajo, pero sí lo siguieron de cerca”.

(Un terrible error, H.P. Albarelli, Jr., pág. 261)

John Mulholland

La posibilidad de que Mulholland haya mentido en posteriores relatos de lo que vio en Chicago nubla aún más esta extraña serie de acontecimientos. Ciertamente parece haber una gran posibilidad de que Mulholland no pensara que Puharich era un fraude total:

 

“…. Se supo años después, de hecho, que en la reunión de Chicago de 1953, el mago Mulholland se había vuelto “tan temeroso de algo que Puharich hizo” que abandonó abruptamente la reunión, abortó su estadía en Chicago e inmediatamente voló de regreso a Nueva York”.

(Un terrible error, H.P. Albarelli, Jr., pág. 55)

Lamentablemente, no se dispone de información sobre lo que Puharich pudo haber hecho para asustar tanto a Mulholland. Pero esto indicaría fuertemente que Puharich no era el curandero como Mulholland intentaba describirlo. Es más, Mulholland eventualmente probaría a uno de los sujetos estrella de Puharich, la ya mencionada Eileen Garrett, y le declararía el verdadero asunto. Por lo tanto, parece que Mulholland pudo haber sentido que la obra de Puharich tenía más mérito que lo que reconoció públicamente.

Intrigas del Estado Profundo: Entran los Rockefeller

Esta situación se complica aún más por el hecho de que los jefes de Puharich en ARTICHOKE, el General de Brigada Paul Gaynor y Morse Allen, parecen haber despreciado a Mulholland tanto como Mulholland detestaba a Puharich. De hecho, Gaynor invirtió más de un año en mantener a Mulholland fuera de la CIA.

“Gottlieb no mencionó que la Oficina de Seguridad de la CIA, en la persona de Paul Gaynor, y tal vez Morse Allen, había planteado una serie de preocupaciones sobre Mulholland en el proceso de habilitar al mago para el trabajo contractual de la Agencia. La principal preocupación de Gaynor eran las “tendencias sexuales” de Mulholland y su larga relación con su asistente personal, Dorothy Wolf…. El jefe del SRS, Gaynor, era experto en identificar y explotar ciertas idiosincrasias de los individuos objetivo. Mulholland había empleado a la Sra. Wolf unos siete años antes de casarse con Pauline Nell Pierce, pero nunca terminó su relación romántica con Wolf. De hecho, el amor de Mulholland por Wolf era tan sincero y firme que le informó a su futura esposa que su relación con la señora Wolf no terminaría y que Pauline tendría que aceptarlo si se casaban. Según el biógrafo de Mulholland, Ben Robinson, Pauline Mulholland dijo una vez: “Johnny era tan hombre que el amor de una mujer no le satisfacía”.

“A pesar de las preocupaciones de Gaynor, Mulholland fue finalmente aprobado para trabajar con la Agencia. Robert Lashbrook le hizo entrega del juramento de seguridad de Mulholland en Nueva York para que lo firmara el 14 de noviembre de 1953. Esto fue casi dos años después de que el profesor S.L. Quimby sugiriera por primera vez contratar a Mulholland a principios de 1952. Gotltieb conoció a Mulholland a mediados de noviembre de 1952, y luego, a principios de febrero de 1953, le informó sobre los detalles de lo que TSS quería que el mago hiciera para la CIA. Como es lógico, Gottlieb se había impacientado con el proceso de autorización de seguridad. De hecho, Gottlieb había llegado a hablar personalmente con Dulles sobre Mulholland. También es significativo el hecho de que Mulholland estaba muy bien conectado con los círculos de poder: la familia Rockefeller, incluyendo a Nelson, había sido impulsora de Mulholland; la esposa de Mulholland, Pauline, estaba emparentada con Barbara Bush, la esposa de George H.W. Bush; y Pauline era una prima lejana del ex presidente de los Estados Unidos Franklin Pirece. Pauline venía de una familia muy rica, y su padre, Arthur J. Pierce, era general de brigada en el ejército de los EE.UU.”.

(Un terrible error, H.P. Albarelli, Jr., pág. 253)

Nelson Rockefeller

Las objeciones de Gaynor a las aventuras extramatrimoniales de Mulholland son especialmente absurdas cuando se considera la participación de Puharich en ARTICHOKE. Puharich pasó por múltiples esposas y amantes en su día, rara vez se sentía satisfecho con una mujer a la vez. Seguramente no fue más indiscreto que Mulholland, cuyos asuntos fueron abiertamente reconocidos por su esposa. Esta no es seguramente la razón por la que Gaynor intentó evitar que Mulholland hiciera trabajos por contrato para Gottlieb como parte de MKULTRA.

La razón probable es la estrecha relación de Mulholland con la familia Rockefeller, especialmente con Nelson. En los últimos años ha habido cada vez más pruebas que indican que la familia Rockefeller fue uno de los principales canales de financiación de MKULTRA y programas relacionados.

“… Ya en diciembre de 1954 y hasta diciembre de 1955, Rockefeller había servido como representante del Presidente Eisenhower en la Coordinación de Operaciones (OCB) del Consejo de Seguridad Nacional, que estaba muy involucrada en operaciones clandestinas de la CIA. Gerald Colby y Charlotte Dennet escriben que Rockefeller actuó como el ” Interruptor de Eisenhower “, informando al presidente de las operaciones encubiertas de la CIA y protegiendo al mismo tiempo la ” negación verosímil ” del presidente ante el Congreso, ya que algunas de las operaciones eran contrarias a la ley americana o internacional….’….

“Además, el conocimiento y la aprobación de Rockefeller de los experimentos de drogas y la investigación de lavado de cerebro fue mucho más allá de su experiencia en OCB. El hecho de que el Departamento de Salud, Educación y Bienestar de los Estados Unidos (HEW, por sus siglas en inglés) llevó a cabo experimentos de drogas patrocinados por la CIA cuando Rockefeller era subsecretario del departamento en 1953, sigue siendo en gran medida pasado por alto en los registros públicos. Muchos de estos experimentos implicaron financiación de la CIA y requirieron la aprobación específica de Rockefeller. Además, a principios de la década de 1950, la Fundación Rockefeller había estado financiando a grupos de la CIA como el Fondo para la Ecología Humana, que estaba directamente involucrado en experimentos de “modificación” de comportamiento patrocinados por la CIA. Comenzando incluso antes, en 1943, la Fundación había estado financiando un centro de investigación psiquiátrica, el Allan Memorial Institute en Montreal, Canadá, que pronto se convirtió en el sitio de algunos de los experimentos psicológicos más notorios y horribles de la CIA, realizados por Ewen Cmeron, financiado por Rockefeller”.

(Un terrible error, H.P. Albarelli, Jr., págs. 464-465)

Como se señaló anteriormente, hubo una lucha de poder por el control de ARTICHOKE entre la Oficina de Seguridad (OS) y la Oficina de Inteligencia Científica (OSI). Por un breve período de tiempo, entre finales de 1951 y septiembre de 1952, el OSI estuvo al mando del proyecto antes de que volviera a la OS, donde permaneció por lo menos otra década. En ese momento, el OSI estaba encabezado por H. Marshall Chadwell, quien, entre la Segunda Guerra Mundial y su ingreso a la CIA a principios de la década de 1950, había trabajado para la Fundación Rockefeller.

H. Marshall Chadvell

Parecería que la OS había rechazado un esfuerzo de los Rockefellers para entrar en estos proyectos, pero con la creación de MKULTRA no tuvieron tanta suerte. Mulholland se incorporó a MKULTRA poco después del lanzamiento oficial del proyecto (Gottlieb ya había estado trabajando en él desde 1952) en 1953 (sin embargo, Mulholland había hecho algunos trabajos antes de su autorización de noviembre), y se utilizaba regularmente en una serie de operaciones para las que no parecía especialmente cualificado en el transcurso de los años siguientes. Este investigador sospecha que parte de la función de Mulholland en MKULTRA era mantener un registro de cómo se estaba gastando el dinero de su benefactor.

Curiosamente, poco más de un año después de que Mulholland fuera introducido en MKULTRA, algunos de los proyectos científicos supervisados por ARTICHOKE fueron transferidos a MKULTRA:

“A principios de 1955, Sid Gottlieb y su equipo de doctores de la TSS asumieron la mayoría de las funciones de ARTICHOKE, incluyendo la Sociedad [para la Investigación de la Ecología Humana], de Morse Allen y de los tipos de Pinkerton en la Oficina de Seguridad. Los hombres de MKULTRA se apresuraron a convertir a la Sociedad en una entidad que parecía y actuaba como una fundación legítima. Primero se alisaron sobre los bordes irregulares y encubiertos. Salieron los bichos y las cajas fuertes tan queridos por Morse Allen y compañía. La nueva tripulación incluso hizo un esfuerzo (en gran medida infructuoso) para atraer fondos ajenos a la CIA…”

(The Search for the “Manchurian Candidate” [La búsqueda del “candidato de Manchuria”], John Marks, pág. 162)

Marks no es del todo exacto aquí. De hecho, ARTICHOKE continuó hasta 1963 y estaría involucrado en una serie de actividades extrañas, pero algunas de las funciones de investigación fueron transferidas al más conservador Gottlieb, que estaba mucho menos inclinado al misticismo que Morse Allen. Además, los hombres de MKULTRA de hecho parecían haber atraído fondos privados a la Sociedad, ya que, como se señaló anteriormente, los Rockefeller estaban patrocinando estas actividades en ese momento. Y John Mulholland parece haber estado en el centro de todo esto con los doctorados de MKULTRA.

Es interesante notar que Puharich dejó el Ejército más o menos al mismo tiempo y continuó su investigación en el sector privado. Aunque Puharich parece haber tenido todavía algunas conexiones de inteligencia en este momento, lo mismo ocurrió principalmente con los militares. Además, Gottlieb alegó que MKULTRA había dejado de seguir la obra de Puharich (si es que alguna vez estuvieron cerca de ella) también en su época. Pero más adelante se hablará más de eso.

¿Fue Puharich expulsado por Mulholland con el apoyo de los Rockefeller? Por muy extravagante que suene, no sería la única vez que Puharich se toparía con los Rockefeller, ya que no cabe duda de que comenzó a provocar su ira directa a principios de la década de 1980. Las notas del gran Christopher Knowles:

“En 1983, Puharich volvió a meterse en problemas, esta vez con una solicitud de patente:

(Puharich) obtuvo una patente estadounidense para un `Método y aparato para dividir moléculas de agua”. Este método dividiría las moléculas de agua en Hidrógeno y Oxígeno con una ganancia neta de energía, y es esencialmente un dispositivo de energía perpetua que muchos creen que viola la primera ley de la termodinámica.

Puharich, siendo amigo de R. J. Reynolds, encontró apoyo y aceptación protectora, hasta que cayó en desgracia con David Rockefeller, lo que en última instancia le obligó a buscar la protección de otro amigo, el entonces presidente de México. Puharich capituló, accediendo a las demandas del Sr. Rockefeller, prometiendo no involucrarse más en la investigación de ‘agua como combustible’, deteniendo así todos los intentos de su sancionado asesinato por parte de la CIA.

…Puharich estaba bien conectado y era respetado dentro de la élite de la sociedad global. Era conocido académica e internacionalmente entre la élite del poder. Por lo tanto, es una amenaza importante para los intereses especiales que tienen una influencia directa en las fuentes de energía como derivados de los combustibles. Y su uso de ‘agua como combustible’ fue una amenaza directa para una de las familias más poderosas del planeta Tierra. Puharich tuvo que asegurar personalmente a la familia Rockefeller que ya no se dedicaría a la investigación o al uso de “agua como combustible” para alimentar los motores de combustión….

“¿Los problemas de Puharich con los Rockefeller eran sólo una función de su trabajo con energía libre? ¿O su otro proyecto, Los Nueve, estaba causando dolor a los Rockefeller en el otro lado del país?”.

David Rockefeller

Como se señaló en la entrega anterior, Puharich había alegado que la CIA estaba detrás de la destrucción de su finca de Ossining que albergaba el Laboratorio Nueve en 1978. Ya había comenzado a buscar “energía libre” en ese momento y era un asociado muy cercano del Teniente Coronel Thomas Bearden. Bearden fue uno de los primeros defensores de la energía de punto cero.

Thomas Bearden

¿Pero qué hay de la expulsión de Puharich del Ejército en 1955? ¿Es posible que su enemistad con Mulholland y su posterior enfrentamiento con los Rockefeller a principios de la década de 1980 también involucrara a Los Nueve, así como a la “energía libre”? A juicio de este investigador, esta posibilidad no se puede descartar totalmente.

Puharich parece haber abandonado en gran medida Los Nueve, al menos públicamente, después de 1956 y no los volvió a reconocer hasta 1971, cuando se involucró con Uri Geller. En el momento en que la facción de Rockefeller en la Casa Blanca de Nixon estaba bajo asedio. Un año después, el veterano de la OS James McCord participaría en el allanamiento de Watergate que parece haber sido inspirado en parte por el profundo desprecio del estado por el ejecutor de Rockefeller Henry Kissinger (como se mencionó antes aquí).

Este es un tema que se explorará más en un momento. Pero por ahora, vale la pena señalar que Puharich no fue el único que se vio perjudicado por un mago de la escena profesional con vínculos con el Sistema. A partir de 1973, Uri Geller, el otrora profeta de Puharich, provocaría la ira del Asombroso Randi. James Randi, uno de los fundadores de la infame CSICOP, pasaría décadas intentando desacreditar a Geller. El propio Randi tenía amplios lazos con el Sistema, incluyendo a los Rockefeller. Las grandes notas de ISGP:

“Recibió una subvención de 272.000 dólares de la Fundación MacArthur de la CIA y el Departamento de Estado para los años 1986-1991. Las sillas en este período fueron Thorton Bradshaw y Elizabeth McCormack, ambas con lazos muy estrechos con la familia Rockefeller. En cuanto a McCormack, ha sido directora desde 1970, presidenta en el período 1986-1995, y al mismo tiempo asesora de Rockefeller Family & Associates y de la familia Rockefeller en general. Su protegido, Jonathan Fanton, fue presidente de la Fundación MacArthur en el período 1999-2009…”

James Randi

Se desconoce si Randi tenía o no vínculos con los Rockefeller antes de esa fecha, pero ciertamente es curioso que Randi comenzara a atacar a Geller en serio poco antes de que surgieran las afirmaciones sobre Los Nueve, y que después publicara un folleto que atacaba al mago israelí conocido como “La Magia de Uri Geller” en 1975. Esto parece haberse expandido hasta convertirse en un libro completo en 1982 conocido como The Truth About Uri Geller (La verdad sobre Uri Geller).

Me gustaría señalar otra posible conexión entre la facción Rockefeller y Los Nueve antes de seguir adelante. En el rompedor “The Secret Star Trek“, Chris Knowles señaló que Jenny O’Connor, otra destacada canalizadora de The Nine, estuvo profundamente involucrada con el Instituto Esalen desde finales de la década de 1970 hasta 1983. Específicamente, ella era cercana a Dick Price, uno de los fundadores de Esalen.

Aunque Esalen recibió amplio apoyo de la familia Rockefeller, no fue Price, sino su socio Michael Murphy, quien estaba cerca de los intereses de Rockefeller. O’Connor parece haber sido una fuente de conflicto entre los dos cofundadores de Esalen. Comentarios de Knowles:

 

“Price, al igual que su socio Michael Murphy, provenía de una familia adinerada (no se tiene acceso a los Rockefeller si se es pobre). Pero experimentó un brote psicótico importante cuando era joven y estaba internado. En muchos sentidos, su búsqueda espiritual era una función de búsqueda de sanación. Aunque es difícil de imaginar ahora, Esalen una vez atrajo a la flor y nata de la psiquiatría. Irónicamente, sería el padre de Price quien lo sacaría de un segundo episodio psicótico en la década de 1960.

“Murphy fue cortado de una tela diferente. Él era el que estaba cerca de Laurance Rockefeller y pasaba la mayor parte de su tiempo fuera de Big Sur. Abrió una sucursal y un centro deportivo en San Francisco y dejó la administración de Esalen Prime a Price, quien se estaba volviendo errático en los años 70….

“Pero estaba muy claro que había una clara línea de demarcación entre la Esalen de Price y la Esalen de Murphy y que los hombres habían seguido sus intereses en direcciones muy opuestas. Al mismo tiempo Price y Jenny (y si insistes, Los Nueve) estaban rehaciendo el taller/spa al final del espectro a su imagen, Murphy había comenzado su trabajo con científicos soviéticos y así sucesivamente y nunca se reunirían los dos. Los dos fundadores eran como una pareja de ancianos casados que accedieron a tolerarse mutuamente. Como dijo Price de Murphy, “Él aguanta mi ETI y yo aguanto su KGB”.

“Mother Jones hizo un artículo negativo en diciembre de 1979 (‘Esalen Slides Off the Cliff’) que se centraba en Jenny y The Nine. El escritor, aunque de izquierda, no se oponía necesariamente a los fenómenos psíquicos, sólo pensaba que Jenny era mediocre. Pero se quedó desde principios de 1979 hasta por lo menos principios de 1983 (según Upstart Spring) y no puedo encontrar ninguna mención de su partida, aparte de que Marion Goldman escribió sobre Murphy reuniendo a sus fuerzas para deshacerse de ella y de Los Nueve a principios de los 80 y reafirmar el control sobre Price (lo que es una historia totalmente diferente).

“Por mucho que la gente de Esalen quiera tratar a Jenny y los Nueve como una nota al pie, no lo fue. Cubrió una quinta parte de la vida de Esalen en 1983. Viendo cómo Price pasó por entusiastas como Obama pasa por tu correo electrónico, es aún más notable cuánto tiempo él y Jenny mantuvieron las cosas juntas….

“A mediados de la década de 1980, Murphy había reafirmado el control sobre Esalen, trayendo a un tipo corporativo llamado Steve Donovan (quien estuvo involucrado en la construcción de Starbucks y Peet’s Coffee) para que actuara como tercer copresidente. Este movimiento también huele ligeramente a Rockefeller, pero podría ser que toda esta gente se moviera en los mismos círculos elitistas del Área de la Bahía (Donovan ya era un fideicomisario de Esalen)….

Poco después de que Donovan fuera nombrado para el papel de liderazgo en Esalen, Price fue a la fuente de los manantiales para una inspección de rutina. Aparentemente había llovido mucho y, por una extraña casualidad, una roca se soltó y cayó por la ladera de una montaña. Explotó con el impacto y Price fue golpeado en la frente por un trozo perdido y murió instantáneamente. Fue encontrado sentado en el depósito de agua que alimenta el suministro de agua de Esalen, una enorme herida en la frente”.

Knowles presenta aquí detalles aún más convincentes de la facción Murphy alineada con Rockefeller. Con todo esto en mente, este investigador no cree que la idea de que el interés de Puharich en Los Nueve pueda haber jugado un papel en su expulsión de las fuerzas armadas y la transferencia de funciones de ARTICHOKE a MKULTRA pueda ser descartada. Aunque ciertamente había otros asuntos en juego, la investigación de Puharich podría haber representado una verdadera afrenta para los Rockefeller y su agente, John Mulholland. Ciertamente sería interesante saber qué hizo Puharich durante la reunión de Chicago de 1953 que supuestamente asustó tanto a Mulholland.

El trabajo de Puharich en ARTICHOKE (1953-1955)

Y con eso fuera del camino y el contexto establecido, volvamos ahora a los experimentos de Puharich. El trabajo de Puharich en ARTICHOKE ha sido un secreto muy bien guardado durante más de sesenta años, e incluso en 2016, sólo disponemos de detalles vagos sobre este trabajo. En esta sección voy a tratar de reconstruir el alcance de su trabajo y su influencia en las operaciones posteriores.

La mayor parte de lo que tenemos a nuestra disposición se refiere al trabajo de Puharich con hongos alucinógenos. Ahora parece claro que Puharich fue el primer individuo en hacer experimentos formales con hongos psicodélicos en nombre de la CIA y el Pentágono. Considere:

“Fragmentos de documentos recientemente descubiertos de la colección MKULTRA, en su mayor parte destruida, revelan que Puharich tuvo mucho más contacto e interacción con la CIA y el Ejército en relación con la experimentación con drogas de lo que indica en ninguno de sus libros. De hecho, parece que Puharich participó en varios experimentos secretos con amanita muscaria, la especie de hongos psicoactivos mencionada en su libro. Los experimentos tuvieron lugar en prisiones para hombres en Nueva Jersey y Maryland, así como en el Spring Grove Mental Hospital en Catonsville, Maryland. También participó en estos experimentos el Dr. Amedeo Marrazzi”.

(Un terrible error, H.P. Albarreli, Jr., pág. 54)

amanita muscaria

Aunque MKULTRA parece haber estado involucrada en estos experimentos, es casi seguro que fue ARTICHOKE que los dirigió, como veremos. Por ahora, el calendario de estos experimentos merece ser comentado. Albarelli no provee la fecha, pero seguramente se desarrollaron entre 1953-1955, durante la época de Puharich en el Ejército. Como mínimo, estos experimentos probablemente ya habían concluido unos meses antes de que el equipo de MKULTRA adquiriera sus propios hongos psicodélicos de Gordon Wasson en 1956. Sin embargo, el propio Puharich parece haber estado ya en contacto con Wasson en 1955. De hecho, Puharich, junto con el jefe de ARTICHOKE, Morse Allen, parecen haber sido los hombres que estimularon el interés temprano de la CIA en los hongos psicodélicos.

El papel de Allen ya se había señalado antes aquí. Es interesante notar que Allen se reuniría con representantes de la industria de hongos en Toughkenamon, Pennsylvania el 24 de junio de 1953, para discutir la posibilidad de cultivar hongos psicodélicos allí. No se sabe si alguna vez surgió algo de esta reunión, aunque ciertamente esto puede explicar cómo Puharich fue capaz de conseguir amplias muestras de estos raros hongos para sus experimentos. Ciertamente, la CIA tendría que haber tenido su propio suministro si hubiera podido realizar pruebas a los reclusos y a los enfermos mentales.

Curiosamente, Puharich tuvo su segundo contacto formal con Los Nueve del 27 de junio de 1953, apenas tres días después de la reunión de Allen. Esta era la que presentaba a los amplios brahmanes de Boston. Como señalé anteriormente, también existe la posibilidad de que Puharich fuera el joven científico que Allen envió a México para adquirir muestras de piule y que regresara con cuentos de la carne de Dios. Esto podría haber ocurrido a principios de 1953, poco después de la sesión inicial de Puharich con Los Nueve en Nochevieja. Este científico aparentemente regresó a Washington en algún momento de febrero. Puharich, por supuesto, tuvo que presentarse al servicio del Ejército el 26 de febrero. El marco temporal es, por lo tanto, muy sugerente.

Aún más convincente es la posibilidad de que el psíquico Harry Stone, de quien Puharich alega que fue el individuo que lo puso en la pista del hongo psicodélico, y los experimentos que Puharich condujo con él usando la amanita muscaria fueron parte de los experimentos con hongos de la CIA de Puharich:

“… Puharich realizó una serie de experimentos muy exitosos con Stone usando Amanita muscaria y otras drogas que captaron especialmente el interés de la CIA. Estos experimentos finalmente se convirtieron en sus polémicos programas de visión remota que involucraban a una amplia gama de objetivos, incluyendo al asesino convicto y al ególatra Ira Einhorn. Einhorn, que una vez había sido muy amigo de Puharich y había escrito la introducción de la edición de 1962 de su libro, Beyond Telepathy, afirmó en la década de 1990, mientras estaba prófugo de un asesinato en Europa, que la investigación sobre drogas patrocinada por la CIA en 1953 y 1954 estaba relacionada con la muerte de Frank Olson”.

(Un terrible error, H.P. Albarelli, Jr., pág. 263)

 

Ira Einhorn es, por supuesto, una fuente poco fiable, pero hay documentación de que Puharich se enfrentó a Olson, como se ha señalado anteriormente. Y como veremos en un momento, hubo aspectos de la investigación de Puharich que pueden haber preocupado profundamente a Olson.

El marco de tiempo que Albarelli enumera arriba –1953-1954- es muy interesante. Puharich alegó que ni siquiera sabía de los hongos psicodélicos hasta el verano de 1954, cuando comenzaron los experimentos con Harry Stone. R. Gordon Wasson aparentemente no presenció el uso de hongos alucinógenos en México hasta el verano de 1953. Por supuesto, es posible que Puharich utilizara otros psicodélicos en lugar de hongos en 1953. Ciertamente, la CIA todavía estaba probando ampliamente el LSD durante este período de tiempo. Pero parece claro que Puharich estaba haciendo pruebas de hongos psicodélicos para la CIA en 1954, casi dos años antes de que la Agencia (o al menos MKULTRA) recibiera oficialmente sus primeras muestras.

La posibilidad de que Stone fuera parte de los experimentos de la CIA de Puharich es bastante probable -después de todo, tuvieron lugar mientras Puharich estaba en el Ejército aparentemente probando drogas para determinar los efectos de la psi. En este contexto, los experimentos de Stone no parecen más que una extensión de los trabajos de Puharich para el estado profundo durante este tiempo.

Aún más intrigante, sin embargo, es la posibilidad de que las experiencias de Stone estuvieran vinculadas a Los Nueve. Como se señaló en la entrega anterior, Puharich nunca parece haber vinculado públicamente las visiones de Stone a Los Nueve, pero parece difícil creer que nunca hizo la conexión, dado lo mucho que los Nueve están asociados con el Antiguo Egipto en Uri.

Puharich nunca relacionó a Los Nueve con el Gran Eneada públicamente, por lo que este investigador sabe, pero Harry Stone dejó caer referencias a ellos mientras supuestamente canalizaba al Faraón Rahotap con la ayuda de hongos mágicos.

Si Puharich hubiera hecho la conexión con Los Nueve durante los experimentos de Stone, ¿los habría compartido con sus jefes en ARTICHOKE? Dado el interés de Morse Allen en temas como la hipnosis, los hongos mágicos y la parapsicología (temas que también estaban cerca del corazón de Puharich), uno sospecha que Puharich habría encontrado un oído comprensivo en Allen. Y dada la datación de ciertos eventos en los que Allen y Puharich estuvieron involucrados durante este período, es muy posible que Puharich ya hubiera informado a Allen de los Nueve algún tiempo antes de los experimentos de Stone. Tal vez ese era en parte su propósito: contactar con una inteligencia no humana.

La afirmación de Albarelli de que los últimos experimentos de visión remota en el SRI se basaron en la investigación de Puharich durante la década de 1950 también son convincentes. Como se señaló anteriormente, se instó a la Oficina de Seguridad a que comenzara a investigar formalmente la parapsicología en 1952, el mismo año en que Puharich fue abordado oficialmente por el Ejército, un estrecho colaborador de la ARTICHOKE con la OS (como se señaló anteriormente aquí). Este investigador sospecha que el trabajo de Puharich fue parte del primer esfuerzo a gran escala que la CIA y los militares hicieron para investigar la parapsicología científicamente.

Luego, en la década de 1960, la Oficina de Investigación y Desarrollo (ORD) se convirtió en la sección principal de la CIA que perseguía esta investigación arcana. Como se mencionó anteriormente, el médico que dirigía el ODR en ese momento, Stephen Aldrich, casi con seguridad conocía a Puharich desde su época en la Facultad de Medicina de la Universidad Northwestern o durante el trabajo de Aldrich sobre ARTICHOKE a principios de la década de 1950 (como se señaló anteriormente, Puharich ya estaba asesorando a las fuerzas armadas en 1952, año en el que parece que Aldrich estaba involucrado en el tema de ARTICHOKE).

Además de las drogas, el ORD también comienza a probar astrólogos, clarividentes y demonología, temas que durante mucho tiempo fascinaron a Puharich y con los que había realizado experimentos durante años. En 1967 o 1968, el ODR junto con el Ejército inician el Proyecto OFTEN, que supuestamente persigue muchos de estos temas esotéricos. El ORD se convierte en una de las dos secciones de la CIA, junto con la TSS de Gottlieb, que financian los experimentos de la ISR (antes mencionados aquí). Y luego, en 1971, Puharich es enviado a Israel para investigar a Uri Geller. En 1973 Puharich tiene a Geller en el SRI (y más tarde en el laboratorio Livemore) para las pruebas.

Geller en el laboratorio Livermore

Se trata de una cadena de acontecimientos muy convincente, en la que Gottlieb y la TSS no desempeñaron un papel destacado, como se suele decir. Al igual que con muchas cosas relacionadas con estos experimentos, el papel de MKULTRA parece haber sido muy adornado y basado en gran medida en la investigación ya realizada por ARTICHOKE. Y parece que los aspectos más inquietantes de la investigación de Puharich estaban totalmente bajo el control de ARTICHOKE:

“….otro proyecto aún muy misterioso de la CIA que involucra a jóvenes y mujeres. Este proyecto, que comenzó a principios de 1953 y duró hasta aproximadamente 1963, implicó la formación de pequeños cuadros de mujeres para trabajar como mensajeras de la Agencia y militares, así como de niñas y adolescentes para objetivos en su mayoría desconocidos, aparentemente relacionados con el interés de la CIA en la hipnosis, la prestidigitación, y la telequinesia. Algunas de las mejores pruebas de este proyecto provienen de las actividades del oficial de la CIA Robert Vern Lashbrook en noviembre de 1953, cuando estaba en la ciudad de Nueva York con el Dr. Frank Olson (para las supuestas sesiones psiquiátricas de Olson con el Dr. Harold Abramson), y poco después en diciembre de 1953 y enero de 1954. Somos afortunados de tener esta evidencia de la asidua investigación del escritor y mago Ben Robinson, quien la revela en su libro, El Mago: La vida secreta de John Mulholland, las actividades de Lashrook sobre las investigaciones y proyectos del Dr. Andrija Puharich.

Además, el ex científico de la CIA John Gavin, que trabajaba en la División de Servicios Técnicos de la CIA bajo Gottlieb, dijo en 1979: “Había un proyecto a mediados de la década de 1950 que incluía a niños, operaciones codiciosas y parapsicología de todo tipo. No trabajé en ello, pero lo sabía”. Gavin, que renunció a su puesto en la CIA a finales de la década de 1950, también declaró: “También había un proyecto del que tenía conocimiento que capacitaba a mujeres como mensajeras y operadoras encubiertas. Utilizó el LSD y lo que se llamó “narcohipnosis”, un término ideado por la Oficina Médica de la Agencia…. fue operado al margen de los Servicios Técnicos del Proyecto ARTICHOKE e implicó el desarrollo de técnicas especiales de interrogatorio”. Un documento de la CIA del 19 de mayo de 1952 enviado por el jefe de personal médico de la Agencia al subdirector de Inteligencia Científica dice en parte:

Se hace referencia al proyecto adjunto, tema “Interrogatorio especial”. En la reunión del 14 de mayo de 1952, la Oficina Médica esbozó su posición con respecto al Proyecto ARTICHOKE y solicitó que se utilizara el término “Narco-hipnosis” para referirse a las responsabilidades dentro del programa provisional que son básicamente médicas…. En la reunión del 14 de mayo de 1952 también se acordó que las actividades sobre el terreno estarían bajo el mando del jefe de la estación sobre el terreno de que se tratara, siempre que los casos de este acuerdo se devolvieran a la sede para que ésta adoptara una decisión definitiva.

“A finales de 1998, cuando este autor entrevistó al Dr. Sidney Gottlieb… el ex jefe de la División de Servicios Técnicos dijo:’Sí, tengo algunos recuerdos del proyecto’. Creo que comenzó antes de que se aprobara MK/ULTRA… con un programa no relacionado que Morse Allen inició en torno al trabajo de[Dr. Andrija] Puhar Nunca fue un programa de TSD formalmente aprobado, pero nos interesó y[el Dr. Henry] Bortner se quedó con él por un tiempo…. Era uno de esos proyectos que hoy se malinterpretarían mucho”. “

(Una Orden Secreta, H.P. Albarelli, Jr., págs. 42-43)

Esta no es la única referencia que he encontrado a este extraño programa de “courier”. Como se señaló anteriormente, el ex oficial de inteligencia militar y de la CIA, Richard Case Nagell, reveló una vez al periodista Dick Russell que había sido sometido regularmente a hipnosis mientras servía como mensajero de la CIA a principios de la década de 1960. Además, alegó que se trataba de una práctica bastante común en ese entonces y que estaba a cargo de la Oficina de Seguridad, que aparentemente tenía toda una sección dedicada a la hipnosis en ese momento.

Richard Case Nagell

Un ejemplo de uno de estos mensajeros puede haber sido Heidi Rikan, la señora que supervisaba la operación de prostitución de Columbia Plaza, que desempeñó un papel tan importante en el segundo allanamiento del Watergate, que ya se había abordado antes aquí. Heidi sufrió abusos infantiles y se alistó en el ejército en 1957. Dejó la escuela poco más de un año más tarde y en 1960 ya estaba desnudándose en Washington D.C. Poco después se mezcló con el Sindicato y a principios de la década de 1960 trabajaba como mensajera para ellos. Como se señaló anteriormente, el equipo de ARTICHOKE había establecido una “casa segura” en Washington, D.C. a principios de la década de 1950 que a veces utilizaba prostitutas de la Mafia. Es más, algunos de los mensajeros anotados en los primeros experimentos de ARTICHOKE eran “secretarias” de la Agencia que fueron hipnotizadas y animadas a recoger a extraños en el área de Washington D.C. para tener relaciones sexuales casuales, como se mencionó antes aquí.

Heidi Rikan está a la derecha

Heidi parece haber estado involucrada en otra operación de “casa segura” de este tipo a principios de la década de 1970 que sirvió principalmente a políticos, republicanos y demócratas por igual. Su operación estaba siendo filmada a través de dos espejos por un detective privado, Lou Russell, que en ese momento trabajaba para James McCord en su empresa de seguridad. McCord, uno de los ” fontaneros ” del Watergate era un veterano de la Oficina de Seguridad. A mediados de la década de 1950 había sido asignado al Personal de Investigación de Seguridad (SRS), la sección OS que supervisaba ARTICHOKE. McCord era muy cercano al jefe del SRS que había supervisado ARTICHOKE, el general de brigada Paul Gaynor, así como al director de ARTICHOKE, Morse Allen (antes mencionado aquí y aquí), a quien McCord conocía desde finales de la década de 1940, cuando Allen aún estaba en el Departamento de Estado y McCord en el FBI. Por lo tanto, McCord seguramente habría estado al tanto del proyecto ARTICHOKE.

Como se señaló anteriormente, McCord participó en una operación dirigida al Comité Fair Play For Cuba (FPCC) en 1963, en la que también participó el notorio David Atlee Phillips, quien muchos investigadores del JFK creen que era el controlador de Oswald. McCord, Phillips, el ya mencionado Richard Case Nagel y Oswald parecen haber estado al acecho en Nueva Orleáns durante este tiempo.

David Atlee Phillips también estaba cerca de Gordon McLendon, una famosa personalidad de la radio y ex oficial de la Oficina de Inteligencia Naval. McLendon parece haberse hecho amigo de Heidi Rikan en algún momento durante su estancia en Dallas a mediados de la década de 1960 mientras trabajaba para el Sindicato. Poco más de media década después aparece de nuevo en D.C. aparentemente trabajando para McCord. Más información sobre el posible papel de Heidi como mensajera de la CIA se puede encontrar aquí.

Gordon McLendon

Es muy interesante que la investigación de Puharich parece haber sido lo que inspiró este programa de “hipno-correo” que la OS estuvo ejecutando durante casi diez años, hasta 1963 (y probablemente más allá como uno de los proyectos sucesores basados en ARTICHOKE cuando se cerró oficialmente en 1963). Aquí es interesante notar que otro hipnotizador de la CIA involucrado en este programa de mensajería, el infame George Estabrooks (antes mencionado aquí), también tenía un gran interés en la parapsicología. Fue un creyente de la telepatía durante mucho tiempo y ayudó a fundar la Sociedad de Investigación Psíquica de Boston en la década de 1920 (anotado aquí). Hay algunas indicaciones de que otro hipnotizador vinculado a este programa de mensajería, el famoso psiquiatra Milton Erickson, también podría haber tenido interés en la psi, aunque este investigador ha sido incapaz de confirmarlo. Es interesante notar, sin embargo, que Erickson es ampliamente acreditado por su gran influencia en el desarrollo de la programación neurolingüística. Pero avancemos.

¿Una escuela especial? (1953-1956)

Y, por supuesto, los mensajeros parecen haber sido sólo un componente de este proyecto. El otro involucraba a “niñas y adolescentes con objetivos en su mayoría desconocidos, aparentemente relacionados con el interés de la CIA en la hipnosis, la prestidigitación y la telequinesia”. Esto, por supuesto, suena un poco como el trabajo posterior de Puharich con el programa “Space Kids” que dirigió en su propiedad de Ossining (“Lab Nine”) entre 1975 y 1978 (anotado en la entrega anterior). Este proyecto también involucró probar las habilidades psi de los niños. Este investigador sospecha que su trabajo inicial para ARTICHOKE fue algo más intenso y que probablemente involucró la administración de psicodélicos a los niños para mejorar sus habilidades psi. No tengo pruebas de ello, pero parece claro que Puharich estuvo involucrado en el estudio de los efectos de los alucinógenos en la psi durante sus años de ARTICHOKE, si los experimentos de Harry Stone son una indicación.

Y parece que se trataba de un proyecto ARTICHOKE, como lo indican los comentarios de Gottlieb. Harry Bortner, a quien Gottlieb mencionó, fue uno de los científicos enviados con John Mulholland para revisar el trabajo de Puharich con la Armour Research Foundation. Como se mencionó anteriormente, hay indicios de que parte del propósito de John Mulholland al acompañar a esta misión era espiar la investigación de Puharich, tal vez mediante la plantación de un micrófono. El hecho de que el propio Gottlieb reconociera que Puharich trabajaba para Morse Allen y que parecía haber intentado espiar la investigación de Puharich debería ser prueba suficiente de que la investigación de Puharich no estaba dirigida por Gottleib, TSS y MKULTRA.

No he podido encontrar detalles adicionales sobre el trabajo de Puharich, pero el siguiente relato de un “programa escolar especial” a mediados de la década de 1950 podría estar potencialmente relacionado. El físico Jack Sarfatti, un amigo posterior de Puharich, alegó que fue reclutado para un programa de este tipo a principios de la década de 1950, uno que estaba muy interesado en las habilidades psi de los niños:

“El físico nuclear Jack Sarfatti (íntimo de Saul Paul Sirag, Andrija Puharich, Uri Geller, Ira Einhorn, Philip K. Dick, Carlos Castaneda, Barbara Honegger y muchos otros) ha escrito acerca de una…. experiencia que tuvo como estudiante de primaria en la misma época, en 1952, una experiencia en la que colocó mucho stock y que fue obviamente un evento fundamental en su vida. Había sido identificado como un niño con un coeficiente intelectual genial, y pronto se harían los preparativos para enviarlo a la Universidad de Cornell con una beca completa a la edad de 17. Mientras tanto, sin embargo, recibió una extraña llamada telefónica en su casa en la sección de Flatbush de Brooklyn.

“Según la propia versión de Sarfatti en The Destiny Matrix (1995), y también disponible en Internet,

Suena el teléfono. Lo recojo. Oigo sonidos mecánicos curiosos que suenan como el clic de los relevos. Una voz metálica fría y distante hablando números se hace más fuerte.

“¿Quién eres tú? Pregunto.

Soy una computadora consciente a bordo de una nave espacial…. Te hemos identificado como una de las cuatrocientas jóvenes y brillantes mentes receptivas…. Debe darnos su decisión ahora. Si dices que sí, empezarás a unirte a los otros en veinte años.

Después de unos segundos, el joven Sarfatti está de acuerdo, y la voz responde: “Bien, vete a tu chimenea[sic]”. “Enviaremos un barco a recogerte en diez minutos”.

“No pasó nada.

“Sarfatti continúa explicando cómo más tarde se convirtió en miembro de un grupo de niños dotados, una camarilla después de la escuela dirigida por un tal Walter Breen (1928-1993), `un estudiante de postgrado en Columbia y un conocido numismático asociado con el psicólogo William Shelden”. Walter Breen es una persona fascinante por derecho propio. Su Enciclopedia Completa de Monedas Estadounidenses y Coloniales es el volumen definitivo sobre este tema, y se vende hoy por $135. Pero también estaba muy familiarizado con los círculos de ciencia ficción de los años sesenta, y fue cofundador de la Society for Creative Anachronism (SCA). También escribió, bajo el seudónimo J.Z. Eglinton, Amor Griego, un texto al que la North American Man Boy Love Association (NAMBLA) se ha referido como un apoyo a su filosofía sobre las relaciones sexuales entre hombres y niños. Breen había sido arrestado antes por abuso sexual infantil, y volvería a serlo al final de su vida.

“Pero el grupo de niños dotados al que pertenecía Sarfatti estaba de alguna manera vinculado a la Corporación Sandia, ahora parte de Lockheed Martin, un miembro fundador del sistema de Defensa-Energía. En un correo electrónico publicado en un sitio web… y fechado el 16 de julio de 2001, Sarfatti escribe: “Breen hablaba de dimensiones adicionales, telepatía, visión remota, OVNIS, humanos mutantes, contacto con extraterrestres…”. “Sandia intentaba desarrollarnos como superniños para tener poderes paranormales y tratar con inteligencia extra-dimensional. Sandia todavía está involucrada con niños superdotados hasta el día de hoy, en cooperación con un programa de “superniños” que selecciona estudiantes muy brillantes para trabajar con su supercomputadora.

“En cuanto a Walter Breen, finalmente se casó con Marion Zimmer Bradley (1930-1999), la autora de ciencia ficción de The Mists of Avalon (y autora de mucha ficción lésbica además, que era muy activa en la consejería gay, así como una colaboradora de The Mattachine Review), quien daría a luz a dos hijos (además de un hijo por su primer matrimonio) mientras estaban casados y antes de su separación en 1979″. Aún más fascinante es el hecho de que, en 1980, tanto Marion Zimmer Bradley como Walter Breen serían ordenados sacerdotes en la Iglesia Ortodoxa Oriental por el Obispo Michael Itkin, siguiendo su línea de sucesión apostólica (a través del Obispo, y ahora’Santo,’ Carl Stanley) de la misma manera que la de David Ferrie….”.

(Libro III de las Fuerzas Siniestras, Peter Levenda, págs. 257-258)

Jack Sarfatti

Levenda continúa diciendo que Sarfatti describiría este programa escolar como la conexión “McDermott-Sheldon-Breen ‘Columbia-Sandia eugenesia’ de 1953-1956” (pág. 260). En otras palabras, Sarfatti recibió su extraña llamada telefónica en 1952, y luego terminó en este programa escolar especial entre 1953 y 1956, cuando tendría unos 13 años.

La descripción de Sarfatti de las voces mecánicas en el teléfono es muy interesante. A lo largo de Uri, Puharich hace repetidas referencias a encontrar el mismo tipo de voces mecánicas en su grabadora, supuestamente de Los Nueve. Pero Sarfatti afirma haber recibido esta llamada en 1952. Como Puharich no tuvo su primera sesión con Los Nueve hasta diciembre de 1952 en Nochevieja, entonces la llamada de Sarfatti seguramente llegó antes del primer contacto de Puharich.

Es difícil decir lo que esto puede significar. Por lo que este investigador puede decir, Puharich no parece haber asociado estas voces mecánicas a Los Nueve hasta principios de la década de 1970, cuando ya conocía a Sarfatti. Ciertamente, Puharich podría haber adoptado este elemento en la saga de Los Nueve si se tratara de un engaño. Por otro lado, el legendario psicónauta Terence McKenna había escrito largamente sobre los “Elfos de las máquinas” y las voces mecánicas durante las experiencias con DMT y otros alucinógenos. Tampoco es el único.

Aunque teóricamente Sarfatti podría haber sido drogado, no ha dado ninguna indicación de ello y esta asociación de voces mecánicas con seres vistos durante alucinaciones inducidas por drogas no parece haber surgido antes de la década de 1970. Y parecería exagerar la plausibilidad de que esta asociación se hiciera sólo para “confirmar” la experiencia de Sarfatti en 1952. Además, se han reportado extraños sonidos mecánicos en conjunto con presuntos seres no humanos que no están relacionados con las drogas. John Keel reportó haber escuchado sonidos mecánicos en el teléfono mientras investigaba al Mothman, por ejemplo. Con todo, pues, este fenómeno no parece ser algo que pueda explicarse por medio de trampas de inteligencia.

Mothman

Curiosamente, la voz le dijo a Sarfatti que si decía “sí” se “conectaría con los demás en veinte años”. Veinte años a partir de entonces habría sido 1972, justo cuando los experimentos de visión remota del SRI estaban comenzando y la Costa Oeste en general se estaba convirtiendo en una meca para los científicos marginales. Sarfatti estaba entre la vanguardia de tales científicos atraídos allí.

Como se señaló anteriormente, Puharich ya estaba dando una conferencia en el Pentágono sobre soldados telepáticos en 1952 y parece haber estado probando a adolescentes para 1953 como parte de su trabajo sobre la psi para ARTICHOKE. Así, existe la posibilidad de que lo que Sarfatti describió fuera parte del trabajo de Puharich para ARTICHOKE. Ciertamente hubo años en los que Sarfatti estuvo activo en el programa que fueron consistentes con el tiempo de Puharich en ARTICHOKE, el cual terminó oficialmente en 1955, un año antes de que Sarfatti terminara con el programa. Y el objetivo de tratar con la “inteligencia extra-dimensional” está ciertamente a la par con las descripciones posteriores de Los Nueve de Puharich.

Pero hay que destacar que este investigador no ha encontrado ningún vínculo entre las afirmaciones de Sarfatti y ARTICHOKE, ni ha indicado nunca que haya visto a Puharich participar en este programa escolar. Y como Sarfatti más tarde conoció a Puharich, seguramente lo habría reconocido. Y a pesar de la presencia de Walter Breen, que fue condenado por primera vez por pedofilia en 1954, Sarfatti nunca ha indicado que el abuso sexual fuera parte de este proyecto.

Walter Breen

Esto no quiere decir que el abuso sexual no haya sido empleado en ARTICHOKE, pero no hay evidencia de que Puharich haya participado en tales actividades. Lo más preocupante es la conexión de Breen con una red que Levenda apodó “obispos errantes”. Como he señalado anteriormente, al menos dos miembros prominentes de esta red han sido vinculados a la pedofilia y uno de ellos había trabajado antes para ARTICHOKE. David Ferrie es el más interesante en este contexto e indiqué antes cómo Ferrie (un archipedófilo y ocultista) pudo haber experimentado con el “abuso ritual” de ARTICHOKE. Pero debo recalcar de nuevo que todo esto es muy, muy especulativo por mi parte.

Consecuencias (1956-1974)

Puharich no parece haber cesado su relación con el estado profundo después de haber sido expulsado del Ejército en 1955, pero su investigación continuaría en gran medida en el sector privado hasta principios de la década de 1970, cuando se involucró con Uri Geller. Durante los últimos años de la década de 1950, parece haber hecho un contacto muy curioso que patrocinó muchas de las investigaciones paranormales de Puharich desde ese período hasta mediados de la década de 1960.

“Andrija Puharich había ido a Brasil en agosto de 1963 con el empresario Henry Belk, ex agente de la Oficina de Inteligencia Naval (ONI), heredero de la mayor cadena de grandes almacenes del sureste de Estados Unidos (los Belk Stores, con sede en Charlotte, Carolina del Sur), y fundador del Instituto de Investigación Belk, del que Puharich era presidente, un instituto creado para el estudio de fenómenos paranormales. Belk también había conocido al psíquico holandés Peter Hurkos pero, según un relato, se desilusionó con Hurkos cuando la única hija de diez años de Belk desapareciera poco después de que Hurkos hiciera una lectura psíquica para Belk y no predijera nada de eso. Su hija fue encontrada muerta por ahogamiento y, según la misma fuente, fue Hurkos quien vio el lugar donde debía ser encontrada. Eso no fue suficiente para Belk, por supuesto, quien sintió que si Hurkos tenía algún poder real, le habría advertido a Belk de la tragedia para poder evitarla. La familia Belk es famosa en Carolina del Sur; han dotado a varias instituciones educativas y han sido importantes contribuyentes a organizaciones benéficas. Willaim Henry Belk, el fundador de la cadena de grandes almacenes, comenzó en 1888 con una pequeña tienda en Charlotte a la que llamó The New York Racket…”

(Libro II de las Fuerzas Siniestras, Peter Levenda, págs. 186-187)

Peter Hurkos

El gran Philip Coppens señala que Belk fue en realidad quien presentó Puharich a Hurkos, indicando que se conocían desde al menos 1955, justo cuando el tiempo de Puharich con el Ejército se estaba acabando. Como se señaló anteriormente, Puharich alegó que fue la Marina quien se interesó por primera vez en su trabajo como parte del “Proyecto Pingüino” (probablemente el Proyecto Pelícano) en 1948. Como señalé anteriormente, sospecho que la investigación de Puharich fue subsidiada por los militares a finales de la década de 1940 y principios de la de 1950, antes de que fuera llevado oficialmente al redil en 1953. Belk puede indicar que los militares, específicamente la Marina, continuaron patrocinando su investigación durante años después de que Puharich dejara el Ejército (y ARTICHOKE) oficialmente.

El trabajo de Puharich con Belk no fue lo único que hizo durante los años sesenta. En 1958 fundó la Corporación Intelectron, una empresa de electrónica médica. A principios de la década de 1960, Intelectron había adquirido una lista de clientes bastante prestigiosos. Notas de Philip Coppens:

“Con Intelectron, trabajó principalmente para el gobierno de los Estados Unidos. “Inmediatamente vieron las muchas aplicaciones potenciales de la estimulación electromagnética de la audición”, dijo Puharich. La Fuerza Aérea de los Estados Unidos otorgó a Intelectron un contrato de investigación. A partir de ese momento, la investigación se realizaría bajo la dirección de un miembro de un comité de la Fuerza Aérea. Puharich, al parecer, nunca estuvo a más de un largo brazo de un funcionario del gobierno….

“El interés del comité llevó a un intercambio activo entre Puharich y representantes del gobierno de Estados Unidos. Estas agencias eran la Administración Nacional de Aeronáutica y del Espacio (NASA), la División de Tecnología Extranjera del Comando de Sistemas de la Fuerza Aérea de Estados Unidos (USAF-SC), la Oficina Federal de Investigaciones (FBI) y la Agencia Central de Inteligencia (CIA)…. no una “interfaz” normal cuando se trabaja para el gobierno.

“Como ya he mencionado, Estados Unidos y Rusia estaban activamente interesados en la telepatía. Aparentemente, el profesor Vasiliev, jefe del departamento de parapsicología de Leningrado, había utilizado una técnica de aislamiento de Faraday Cage para probar la existencia de la telepatía. Este trabajo se había hecho en secreto, y todos los testigos ya no estaban vivos. Algunos funcionarios de la NASA se preguntaron si los rusos habían hecho esta investigación sobre la telepatía en jaulas o si se habían limitado a copiar el trabajo de Puharich de 1952. El propio Puharich tuvo muchas discusiones sobre esta cuestión con funcionarios de la NASA. La conclusión fue que la NASA iba a apoyar su investigación en fenómenos psíquicos, o lo que ellos llamaban bio-información-transferencia, o transferencia de energía.

“Según Puharich, en el otoño de 1963 se creó una situación curiosa, hasta el punto de que él mismo no previó claramente cuándo comenzaría a suceder. Todo surgió de su trabajo de investigación en dos áreas diferentes, la investigación psíquica (ESP), y la investigación en electroestimulación de la audición (ESH). El problema surgió, pensó, porque las agencias competidoras del gobierno de los Estados Unidos apoyaban diferentes aspectos de su investigación. La Fuerza Aérea de los Estados Unidos apoyó su investigación en ESH bajo contrato; la NASA apoyó la investigación en ESP.

En septiembre de 1963, en el Congreso Internacional de Astronáutica en París, el director de Bioastronáutica de la NASA, Eugene Konecci, dijo que tanto la Agencia Espacial Americana como la de la Unión Soviética estaban probando “comunicación biológica no electrónica”. Él creía que la “transferencia de pensamiento” podría ser un método viable de comunicación a través del espacio.

Puharich & Arigo

“El anuncio hecho por Konecci provocó una feroz reacción negativa del Congreso de los Estados Unidos. ¿Uno de sus portavoces acababa de decir que la NASA creía en la telepatía? Al administrador de la NASA, James Webb, se le dijo que si no detenía esta investigación de la ESP, habría recortes importantes en el presupuesto de la NASA. El Dr. Webb sólo pudo dar seguimiento a este consejo y el proyecto de investigación que Puharich iba a dirigir fue cancelado. El propio Puharich creía que la Fuerza Aérea de los Estados Unidos estaba detrás de esta presión del Congreso sobre la NASA, debido a la intensa rivalidad que existía entre las dos agencias”.

1963 en general parece haber sido un año estandarte para Puharich y su investigación. Puharich, con la insistencia de Henry Belk, terminó en Brasil investigando a Arigo, el “cirujano psíquico” que realizaba operaciones sin anestesia ni antisepsia y utilizando sólo cuchillos de cocina. Sus pacientes supuestamente no sintieron dolor y prácticamente no había sangre. Arigo afirmó que un tal Doctor Fritz, que había muerto en 1918, lo guió (curiosamente, el mismo Puharich nació en 1918).

1963 fue también el año del asesinato de JFK. Como se señaló anteriormente aquí y aquí, hay fuertes indicios de que los antiguos jefes de ARTICHOKE de Puharich, el General de Brigada Paul Gaynor y Morse Allen, podrían haber desempeñado un papel en el asesinato. Este fue también el año en que se cerraron las puertas de ARTICHOKE y MUKULTRA. Cada proyecto produjo programas sucesores, pero la investigación fue a una escala muy reducida.

Un año antes, en 1962, la Oficina de Investigación y Desarrollo (ORD) se convirtió en el departamento de la CIA encargado de tomar la iniciativa en la búsqueda de temas marginales por parte de la Agencia. El ODR, como se mencionó anteriormente, fue encabezado por el Dr. Stephen Aldrich, un veterano de ARTICHOKE a principios de la década de 1950 que parece haberse graduado de la misma escuela de medicina que Puharich en el mismo año. Existe una gran probabilidad de que Aldrich conociera a Puharich y, de no ser así, casi con toda seguridad conocía su trabajo, ya que el ODR empujaría a la CIA hacia actividades marginales hasta un punto que no se había visto desde el apogeo de ARTICHOKE. Temas como la astrología, la clarividencia y la demonología fueron una vez más un juego limpio para la investigación.

En 1968 el proyecto OFTEN fue iniciado por el ODR y el Ejército. Oficialmente, la tarea de OFTEN era probar más drogas, incluyendo aún más alucinógenos de alto poder, pero durante mucho tiempo ha habido acusaciones de que también estaba profundamente involucrado en la alta extrañeza también. El ORD pasaría a ser una de las dos oficinas de la CIA (junto con la TSS de Gottlieb) para patrocinar los experimentos de visión remota de SRI a principios de la década de 1970 (antes mencionados aquí). El escenario estaba listo para el regreso triunfal de Puharich. Notas de Philip Coppens:

“A finales de los años 60, Puharich había construido una base sólida para la ESP, y había mostrado aplicaciones prácticas, muchas de las cuales había hecho para el gobierno de los Estados Unidos. La siguiente fase de su vida lo llevó a los días de la Mesa Redonda, donde había trabajado con psíquicos sobre una base mayormente informal. Puharich fue en busca de nuevos psíquicos, de los cuales Uri Geller se convertiría en el ejemplo más notorio. Patrocinado y dirigido en gran medida por la CIA, el proyecto de visión remota parecía utilizar a Puharich como consultor, por lo que la gestión del día a día se dejaba en manos de otros científicos. Parece que Puharich continuó donde lo había dejado más de una década antes…”

¿La participación de Puharich en esta investigación fue impulsada en parte por sus antiguos jefes de la Oficina de Seguridad? Los programas sucesores de ARTICHOKE probablemente seguían activos en ese momento y la OS era la única de las principales oficinas de la CIA involucrada en la investigación de la modificación de la conducta (que también incluía la TSS, la ORD y la Oficina de Inteligencia Científica) que no parece haber tenido un agente involucrado en los experimentos de la SRI. Pero Puharich claramente lo era, y este investigador no puede evitar preguntarse si parte del trabajo de Puharich en esta coyuntura fue únicamente evaluar a Geller.

En última instancia, nadie parece saber para quién estaba asesorando dentro de la CIA Puharich. Dadas sus tensas relaciones con TSS y Gottleib (que parece haber estado cerca de la familia Rockefeller, los antiguos enemigos de Puharich), no parece probable que fueran sus patrocinadores. El OSI o el ORD son posibilidades, pero este investigador sospecha que la OS no se quedaría de brazos cruzados y dejaría que otros departamentos se ocuparan de la investigación en la que había sido pionera en gran medida. ¿Y por qué no volver a la acción con su investigador estrella, el hombre cuyo trabajo parece haber inspirado los experimentos de ISR y el subsiguiente Proyecto Stargate en primer lugar?

Project Stargate

Y luego vino la revelación de Uri y Puharich de Los Nueve al público en general. Los motivos de Puharich para escribir este trabajo han desconcertado durante mucho tiempo a amigos y colegas (como se señaló en la entrega anterior), ya que en lugar de legitimar sus décadas de investigación sobre la psi, convirtió a Puharich y a su alumno estrella en el hazmerreír de los demás.

Guerras en el Cielo y Guerras en la Tierra

Sin embargo, la publicación de Uri es más interesante en términos de los profundos acontecimientos políticos que se están produciendo. En 1972, el veterano James McCord, veterano del OS-SRS (Security Research Staff, el componente del OS que supervisaba ARTICHOKE), entró en el edificio Watergate y puso en marcha una cadena de eventos que derribarían la presidencia de Nixon. En mi examen de la OS, sostuve que un grupo de conspiración que incluía a la OS, los Jefes de Estado Mayor Conjunto, el Consejo de Seguridad de los Estados Unidos (ASC; durante décadas, el principal grupo de presión para el complejo militar-industrial, así como una vasta red privada de inteligencia, como se ha señalado anteriormente en esta serie) y la Oficina de Inteligencia Naval (ONI) habían conspirado para destituir a Nixon con el fin de sabotear los esfuerzos de distensión del Secretario de Estado de los EE.UU., Henry Kissinger, con la Unión Soviética.

Henry Kissinger

Kissinger es, por supuesto, un notorio amigo de Rockefeller y la familia Rockefeller tenía un objetivo de larga data de disuadir a la Unión Soviética que había sido perseguido tanto por Henry Kissinger durante los años de Nixon como a lo largo de gran parte de la administración Carter, dominada por la Comisión Trilateral. Como se ha señalado anteriormente, los Rockefeller parecen haber tenido un problema con Puharich. Se movieron abiertamente en contra de él en la década de 1980 cuando Puharich intentó buscar la energía libre y parecen haber jugado un papel en su expulsión del Ejército y de ARTICHOKE a mediados de la década de 1950 a través de su agente, John Mulholland.

Esto también resultó en una sacudida de la investigación sobre la modificación del comportamiento, con ARTICHOKE perdiendo algunas de sus funciones a favor de la MKULTRA, financiada por Rockefeller. Este investigador sospecha que la OS nunca olvidó ni perdonó este desaire y aquí, en 1972, James McCord pondría en marcha acontecimientos que llevarían al final de la distensión a finales de la década. De manera reveladora, después del Watergate McCord escribiría tratados denunciando a los Rockefeller, Kissinger y el Consejo de Relaciones Exteriores, como ya se ha señalado aquí.

Por supuesto, el Watergate es citado como una de las principales razones por las que el Detective Inspector Richard Helms decidió destruir los archivos de ARTICHOKE y MKULTRA en 1973. Y sin embargo, no hay vínculos directos entre el Watergate y MKULTRA que este investigador conozca. Pero James McCord estaba casi seguro de que sabía de la existencia de ARTICHOKE, como se mencionó anteriormente, e incluso pudo haber estado empleando los métodos de ARTICHOKE en la red de prostitutas de Columbia, que fue tan crucial para el segundo allanamiento en el Watergate, y que parece haber estado dirigiendo. Esto es probablemente por lo que Helms estaba realmente preocupado y no por Gottlieb y sus académicos de muñeca floja.

James McCord

Es bien sabido, por supuesto, que gracias al trabajo del gran Peter Levenda en su trilogía de Fuerzas Siniestras, el espectro de Los Nueve acechaba en el fondo del asesinato de JFK a través de la figura de Michael Paine (a la que ya nos hemos referido antes aquí y aquí). Michael Paine, junto con su esposa Ruth (cuyo padre el OS pudo haber usado como agente), tuvo amplios tratos con los Oswald durante su estancia en Dallas en 1963. El padrastro de Paine era Arthur Young, un antiguo socio de Puharich. Fue uno de los ” brahmines ” para la sesión del 27 de junio de 1953 con Los Nueve y parece haber estado involucrado en su saga hasta por lo menos 1956.

Michael and Ruth Paine

Lo que aún no se ha abordado es el hecho de que los grados de separación entre Los Nueve y el Watergate tampoco fueron tan grandes. James McCord estuvo en contacto con el general de brigada Paul Gaynor, jefe del personal de investigación de seguridad, durante todo el escándalo del Watergate, el mismo hombre que había supervisado ARTICHOKE, y McCord conocía al director de ARTICHOKE, Morse Allen, por lo menos desde finales de la década de 1940. Allen era, por supuesto, el supervisor de Puharich para ARTICHOKE y es probable que Gaynor también conociera a Puharich. Hay una pequeña posibilidad de que McCord conociera a Puharich.

Parece bastante apropiado entonces que Los Nueve aparecieran en el telón de fondo tanto del asesinato de JFK como del Watergate, ya que estos dos eventos eran en realidad los sujetalibros de una guerra civil que se estaba librando entre facciones del establishment (para más información sobre la política profunda del asesinato de Kennedy, ver aquí). Los Rockefeller aguantarían el Watergate, pero fue una victoria pírrica. Nelson Rockefeller estaría a un paso de la presidencia, pero su familia sería expulsada totalmente del Partido Republicano en 1976.

Los Rockefeller se refugiarían en los Demócratas con los Republicanos de Rockefeller siendo rebautizados como “neoliberales”, pero para 1979 la distensión había muerto. En 1980 Reagan llegaría al poder con un amplio respaldo de Le Cercle (antes mencionado aquí), la Liga Mundial Anticomunista (antes mencionado aquí) y el Consejo de Seguridad Americano (ASC, del cual Paul Gaynor fue un callejón sin salida por mucho tiempo, antes mencionado aquí y aquí). El complejo militar-industrial era ahora co-socio con la élite financiera.

Pero en 1974, Puharich revelaría Los Nueve al público en general. Esto ocurrió un año antes de que la Comisión Rockefeller (presidida por Nelson) y el Comité de la Iglesia fueran lanzados y comenzaran a revelar al público los experimentos de modificación de conducta de la CIA, pero la CIA ya estaba anticipando cosas tan tempranas como el informe “Family Jewels” de 1973 y la decisión de Helm de destruir los archivos MKULTRA y ARTICHOKE. Una investigación estaba por llegar -la escritura estaba en la pared- y eventualmente el público se daría cuenta de estos proyectos altamente secretos de una legalidad aún más cuestionable. Pero cuando la información comenzó a salir a mediados de la década y se aceleró hacia el final, ocurrió algo curioso: Esencialmente, todos los aspectos de estos experimentos fueron atribuidos a Sidney Gottleib y MKULTRA.

Sidney Gottlieb

En 2016, se han escrito innumerables libros sobre Gottlieb y MKULTRA y, sin embargo, muchos aspectos fundamentales de ARTICHOKE son todavía desconocidos para el público. Como ya se ha dicho aquí, de hecho hubo una conspiración por parte de la CIA para acusar a Gottlieb y a MKULTRA de minimizar el papel de la ARTICHOKE y perpetuar la mentira de que fue ” introducida ” en MKULTRA en 1953 o 1955.

¿Y Morse Allen? Aparte del limitado material disponible sobre la ARTICHOKE que cubre el período 1950-1955, prácticamente no hay nada más disponible sobre su carrera de inteligencia antes de 1949 o después de mediados de la década de 1950. Se desconoce cuándo se retiró de la CIA o cuándo murió (Albarelli pudo determinar que fue a finales de la década de 1980). ¿Por qué, después de más de 65 años desde que se fundó BLUEBIRD, Allen y su carrera siguen envueltos en el misterio? ¿Qué es lo que la CIA sigue tratando de ocultar?

¿Podría estar relacionado con Los Nueve? Tan extravagante como esto pueda parecer, este investigador sospecha que las revelaciones de Puharich en 1974 podrían haber estado enviando un mensaje a ciertas facciones del estado profundo acerca de lo que podría salir a la luz si la ARTICHOKE fuera investigado a fondo. Ciertamente, un esfuerzo combinado surgió poco después para perpetuar los mitos de MKULTRA a pesar de que los Rockefeller tenían una amplia participación con MKULTRA.

Aunque Puharich pudo haber estado haciendo un último favor a sus antiguos jefes, Paul Gaynor y Morse Allen, el precio fue muy alto. Tanto Gaynor como Allen parecen haber dejado la Agencia en 1974. Un año más tarde, Puharich iniciaría Space Kids, pero en 1978 su centro de investigación Lab Nine fue quemado hasta los cimientos y aparentemente temía que la CIA estuviera tratando de asesinarlo. ¿Fue la investigación de Puharich sobre la energía libre y las ondas ELF (ARTICHOKE había investigado la radiación electromagnética en la década de 1950, pero no parece que Puharich estuviera involucrado en esta investigación) lo que estimuló esta repentina inversión? ¿O quizás el hecho de que su programa Space Kids se asemejaba mucho al altamente clasificado Proyecto Stargate, que acababa de ser lanzado (y que se basaba en gran medida en sus investigaciones)? ¿O fue un pago por sus revelaciones de Los Nueve? ¿O quizás una combinación de los tres?

Pero a pesar de todo, la CIA le ofreció a Puharich una última oportunidad -con el ASC- alineando a Ronnie Raygun en el cargo. El gran Philip Coppens anota:

“Tal vez como recompensa a su silencio, en 1982, a Puharich le ofrecieron el puesto de director de investigación de ELF (Frecuencias Extremadamente Bajas) para la CIA. En palabras de su biógrafo, “supuestamente dos hombres de la CIA fueron a su casa en Delaplane, Virginia, disculpándose de que la CIA le hiciera pasar un mal rato”. Puharich declinó la posición. Había captado el mensaje: haz lo que quieras, pero no digas nada al respecto. Y así lo hizo. En 1980, Richard Joshua Reynolds invitó a Puharich a vivir en su propiedad y estudiar ELF a su conveniencia”.

Coppens continúa señalando que Puharich continuaría discutiendo las ondas de ELF con la CIA hasta finales de la década de 1980, pero la Agencia parece haberlo mantenido a distancia después de su confrontación con los Rockefeller por el desarrollo de un combustible a base de agua en 1983, como se mencionó anteriormente. Parece que a estas alturas ya se ha metido en muchas cestas. Cuando Puharich murió en 1995, estaba en la miseria y en el olvido.

Los Nueve experimentaron algo de Renacimiento a finales de la década de 1980 y principios de la de 1990. The Only Planet of Choice de Phyllis Schlemmer, que había canalizado The Nine for Puharich en la década de 1970 (como se señaló en la entrega anterior) fue publicado en 1994 y elementos de su saga aparecieron en Star Trek: The Next Generation, Deep Space Nine, Babylon 5, la franquicia Stargate, entre otros. Pero la publicación de La Conspiración Stargate en 1999, la primera mirada en profundidad a Puharich y Los Nueve, resultó ser su último hurra. No se han producido nuevos contactos importantes en los últimos años y el público en general es en gran medida ajeno a ellos a pesar de la enorme reaparición del movimiento de la Nueva Era en los últimos años.

para ser justos con Stranger Things, puede que haya habido algunos indicios sutiles de ARTICHOKE

Este investigador no pretende tener todas las respuestas. Lo que he esperado lograr con esta serie es mostrar cuán incompleta es nuestra comprensión de estos eventos. En 2016, la exitosa serie de Netflix Stranger Things elevó su línea argumental en gran medida a partir de la investigación de Puharich y, sin embargo, atribuye estos experimentos a MKULTRA y a una versión apenas velada de Ewen Cameron, probablemente por pura ignorancia. Sin duda, otra generación de investigadores ya está lista para seguir de nuevo esta pista falsa.

 

Morse Allen

Mi esperanza es que esta serie pueda finalmente incitar a los investigadores a observar más de cerca al verdadero mago negro de la CIA durante los años de la Guerra Fría, Morse Allen, y a su investigador estrella, Andrija Puharich, que proporcionó el marco intelectual para la investigación de estos temas tan arcanos. Aquí se encuentran las verdaderas más extrañas cosas.

 

RECLUSE                                                                        VISUP

Enlaces relacionados:

LA OFICINA DE SEGURIDAD CONOCE A LOS NUEVE Parte I: COSAS EXTRAÑAS

LOS NUEVE

DETRÁS DE LA MÁSCARA: ¿ALIENÍGENAS O BROMISTAS CÓSMICOS?

LA OPERACIÓN GLADIO EN ALEMANIA FEDERAL: ESTRATEGIA DE TENSIÓN Y TERRORISMO DE ESTADO MANUFACTURADO POR LA CIA Y EL BND (2)

BERLÍNCONFIDENCIAL      

FABRICANDO BULOS EN LA POST-GUERRA FRÍA: LA RDA, CULPABLE DEL TERRORISMO INTERNACIONAL

Es una realidad incontrovertible que en los “años de plomo”, en Alemania Federal y en el resto de Europa, servicios de inteligencia como la CIA, el BND (RFA) y el italiano SISMI (por citar los más relevantes) controlaron, manejaron y organizaron el terrorismo en suelo europeo para ser utilizado en la estrategia de tensión de Gladio, guiando sus atentados en varios países de Europa. Unos pocos historiadores, periodistas o investigadores han estudiado a fondo aquellas implicaciones, como son el periodista norteamericano Arthur Rowse (el primero en escribir sobre la red Gladio en Italia, en 1994) Gerhard Wisniewski en Alemania, Daniele Ganser en Suiza, Richard Cottrell en el Reino Unido o Paul L. Williams en EEUU.

Otros autores no tan conocidos que han escrito sobre la trama Gladio son: el italiano Sergio Flamigni con su obra La esfinge de las Brigadas Rojas, los alemanes Erich Schmidt-Eenboom y Ulrich Stoll en su Die Partisanen der NATO: Stay-Behind-Organisationen in Deutschland 1946–1991, un libro aséptico que hace un pésimo uso de la palabra “partisano” para definir a los mercenarios terroristas de la OTAN, con el añadido de no llevar carga política alguna para no alimentar, dice cínicamente el periódico conservador Frankfurter Allgemeine, “a los teóricos de la conspiración” (sic) o, en fin, la pseudoperiodista, también alemana, Regine Igel quien ha escrito varios libros sobre dicha cuestión, entre ellos, El lado oscuro de la CIA en Italia (Terrorjahre: Die dunkle Seite der CIA in Italien).

La alemana Igel argumenta que la izquierdista RAF (Fracción del Ejército Rojo) fue previamente infiltrada e instrumentalizada por los servicios de inteligencia al igual que las Brigadas Rojas italianas. Hasta aquí todo correcto. Sin embargo, Igel dice que dicha infiltración también se hizo por el servicio de espionaje de la RDA, el Ministerio para la Seguridad del Estado (MfS), más conocida como Stasi. El discurso de Igel no deja de ser una trampa, con aroma a engaño, que sólo sirve para oscurecer o “equilibrar” la Operación Gladio de Occidente. Igel atribuye al MfS, en otro libro, Terrorismus-Lügen: Wie die Stasi im Untergrund agierte, una falacia típicamente propagandística de la guerra fría: que la Stasi de la RDA (como el KGB de la URSS) apoyó tanto a grupos terroristas de izquierda (la RAF, OLP, Abu Nidal, los cuales estaban dirigidos y controlados totalmente por la CIA, el BND y el Mossad israelí) como a grupos neonazis o de extrema derecha (igualmente controlados por el espionaje occidental).

Este delirio de Igel (y de otros autores atlantistas) no hace falta decir que se derrumba por sí solo y con un argumento bien simple: pregúntese usted cómo es posible que una agencia comunista de inteligencia, como el MfS, podía luchar, codo con codo, en alianza con la OTAN, por hacerse con los servicios de terroristas de signo político opuesto para, al mismo tiempo, apoyar las tesis ultraderechistas de la CIA de acabar con la influencia de la izquierda en Europa Occidental. ¿Se puede ser más ridículo?. ¿Se piensan que la “Stasi” no sabía que el objetivo de Gladio era desprestigiar a la izquierda occidental y crear gobiernos fuertes de ideología parafascista en Europa?

¿La RDA iba a utilizar el terrorismo de la RAF (y otras organizaciones) para “desestabilizar”, supuestamente, a dos países de la OTAN, como la RFA o Italia, mientras la CIA hacía exactamente lo propio pero como estrategia de tensión para minar y socavar a la izquierda occidental? ¿Y las agencias de inteligencia de ambos bandos acaso no se enteraban de las operaciones que hacían con sus respectivos espantapájaros terroristas? ¿Estaban asociadas o qué? ¿En qué nivel de esquizofrenia se mueven los propagandistas de la OTAN?

La RDA apoyando al terrorismo neonazi de Gladio ya es una fantasía estrafalaria fabricada en la imaginación de Igel y los medios revanchistas alemanes. Y no hay más que refutar esta engañifa con dos ejemplos:

1º) El Servicio Técnico de la Federación alemana de la Juventud (y sus continuadores tras ser “ilegalizado”) fue uno de los puntales terroristas que utilizó EEUU y la RFA para organizar la caída del gobierno comunista de la RDA. Sus principales integrantes eran simpatizantes ultraderechistas y ex miembros de las SS y la Wehrmacht, coordinados todos por la inteligencia militar norteamericana del CIC (Counterintelligence Corps), cuyas actividades fueron el sabotaje económico y los atentados contra bienes, personas e infraestructuras de la RDA, así como intentos de golpe de Estado (como ocurrió en el “levantamiento contrarrevolucionario de 1953”).

2º) Uno de los implicados en el atentado-masacre de la Oktoberfest de Munich (agosto de 1980, del que se hablará en otra entrada), Heinz Lembke, un fanático ultraderechista que custodiaba los depósitos de guerra del arsenal clandestino de la OTAN en Uelzen (RFA), había nacido en 1937 en Stralsund, Alemania Oriental, donde vivió un tiempo antes de huir a Alemania Federal en 1959 y convertirse en agente logístico de Gladio y colaborador del BND. Lembke se puso a la cabeza de la organización neonazi «Bund Vaterlandischer Jugend» o BVJ (Alianza de Jóvenes Patriotas). Como ideólogo de dicha organización concibió lemas tales como «Un alemán que piensa como un judío merece ser ahorcado».

Que la URSS o la RDA apoyaran, más teóricamente que en la práctica militar, a movimientos populares izquierdistas de liberación en Sudamérica, África o Asia es algo que está lejos, muy lejos del terrorismo de falsa bandera de Gladio en Europa Occidental orquestado por la CIA y sus sucursales de inteligencia europeas. Este terrorismo adiestrado fue ejecutado por facciones terroristas de signo político opuesto que servían muy bien como contrapunto para señalar las “maldades del comunismo” y también para fabricar chivos expiatorios (asesinos solitarios, fanáticos radicales de ultraderecha, organizaciones anarquistas, etc..) que sirvieran como coartada con la que cubrir posibles grietas en la ejecución de atentados (fallos operativos) o solventar problemas legales en el futuro (investigaciones judiciales, etc).

EL GENERAL DEL KGB, YURI IVANOVICH DROSDOV

Fue, precisamente, el KGB, a través del general Yuri Ivanovich Drosdov, quién logró penetrar en el Gladio alemán y estuvo absolutamente al tanto de toda la información sobre la red stay-behind, al igual que la Stasi de la RDA, y por lo tanto, Moscú tenía conocimiento de los secretos vinculados a la operación stay-behind o, lo que es lo mismo, el terrorismo de Estado y sus “gladiadores”. La “malvada” Stasi reveló hasta 1980 más de 50 unidades alemanas de Gladio en la República Federal Alemana, sus enlaces de comunicaciones, depósitos de armas y miembros terroristas que estaban operativos. Todo parece indicar que el espionaje de la RDA tuvo pleno conocimiento de Gladio desde mediados o finales de los años 70 gracias a sus agentes infiltrados en el espionaje de la RFA, el BND.

Por ejemplo, Heidrun Hofer, que trabajaba para esta última agencia de inteligencia (BND) fue una pieza fundamental para desentrañar Gladio. Hofer era una ferviente ultraderechista pero no fue espía doble del MfS sino la mujer de un espía del KGB que hábilmente logró captarla sentimentalmente llegando a contraer matrimonio con ella para sacarle, posteriormente, información muy confidencial. Hofer era secretaria en el Departamento IV del BND, en Munich, en el servicio que estaba a cargo de la dirección de la red stay-behind. Su puesto le daba acceso a los documentos más confidenciales de la OTAN. Aunque se desconoce la naturaleza exacta de los datos que transmitió a la Stasi y al KGB, lo que sí se sabe es que comunicó información sobre un centro de mando stay-behind altamente secreto, que se hallaba en la costa atlántica y debía servir de base al gobierno alemán en el exilio.

En cambio, Joachim Krase, que fue director adjunto del propio BND, era un doble agente trabajando para el MfS-Stasi de la RDA. Krase reveló absolutamente todo sobre la Operación Gladio en la RFA, un secreto que los rusos conocían desde hacía tiempo. Documentos del servicio de inteligencia de la RDA, hoy desclasificados, confirman que el MfS estaba extremadamente bien informado sobre la operación stay-behind.

Durante unas maniobras efectuadas por la OTAN en 1979, unidades de inteligencia del MfS interceptaron señales desconocidas y detectaron la presencia de una red paralela. Después de años de investigación lograron descifrar el código que utilizaban los agentes stay-behind del BND y localizaron decenas de puntos repartidos por todo el territorio de Alemania occidental, muchos de los cuales estaban concentrados en la zona fronteriza con la RDA y Checoslovaquia

En 1984, el general Horst Mannchen, director del Departamento III de la Stasi y responsable de las escuchas radiofónicas, comunicó a los ministros del gobierno de la RDA numerosos detalles sobre la red stay-behind del BND. La Stasi concluyó que los datos reunidos «indicaban claramente que el BND había concedido gran importancia al entrenamiento y la preparación de estos agentes especiales». Las comunicaciones radiales interceptadas por el servicio revelaban también que la red stay-behind alemana estaba muy bien coordinada y que estaba en contacto con los «servicios secretos de la OTAN» en Cerdeña [Italia], en Huy (Bélgica) y en las ciudades francesas de Lille y Grenoble.

EX-GENERAL HORST MÄNNCHEN, DIRECTOR DEL DEPARTAMENTO III DEL MfS (Stasi)

Uno de los discursos más corruptos y deformadores de Occidente en el período post-Gladio es el que ha señalado repetidamente a la RDA y a la URSS como patrocinadores del terrorismo internacional, una estrategia utilizada para encubrir que la CIA y sus filiales europeas fueron quienes lo crearon, financiaron y apoyaron durante toda la guerra fría (y ahora lo siguen haciendo con el terrorismo islámico).

La República Federal Alemana y EEUU han ocultado, falsificado o manipulado los archivos de la Stasi incautados en 1989, tanto para los registros reales que implicaban a Occidente en el terrorismo de Gladio como para señalar datos que supuestamente aparecían en esos ficheros y que resultaron ser falsos. En este último caso, podemos citar el caso relativo al atentado de falsa bandera contra la discoteca La Belle de Berlín Occidental (que era frecuentada por soldados norteamericanos), en 1986, donde murieron tres personas y más de 200 resultaron heridas, atentado que la revista Frontal de la RFA demostró que fue orquestado por la CIA, el BND alemán y el Mossad israelí.

A través de esas tres agencias de inteligencia y sus medios de propaganda se expuso la tesis occidental de un complot de la Libia del coronel Muammar El Gadafi en el atentado de La Belle, lo que provocó que el presidente de EEUU, Ronald Reagan, ordenase el bombardeo de Libia. Después de la reunificación alemana, se dijo que archivos de la Stasi supuestamente apoyaban la teoría del “complot libio” y se organizaron demandas en 1992 contra Libia, pero en 1993 fueron paralizadas ya que todas estas teorías eran producto de fabulaciones maliciosas y no existía una sóla prueba incriminatoria contra Libia en dichos archivos.

Cuatro precisiones:

PRIMERA: El MfS hizo uso de todas las medidas apropiadas para mantener el control necesario y obtener la información de todas las personas que entraban a la RDA, legal e ilegalmente, en particular, las que lo hacían bajo pasaporte diplomático como espías extranjeros. Dicha prevención fue determinante para tomar precauciones ante potenciales objetivos terroristas contra el territorio de la RDA, sobre todo por parte de las organizaciones ultraderechistas de Gladio entrenadas y equipadas por la CIA y el BND.

SEGUNDA: El MfS, a este respecto, nunca aprobó las actividades terroristas de la Fracción del Ejército Rojo (RAF), no apoyó a dicha organización, no proyectó atentados con ellos, ni controló a sus miembros, entre otras cosas porque la inteligencia alemana oriental tenía conocimiento de que la RAF era una estructura operativa de Gladio que la iban a utilizar como cubierta acusatoria contra la RDA. Todos los intentos por atribuir a la “Stasi” nexos con la RAF han fracasado. Ni en los archivos de la Stasi ni en ningún otro documento hay rastro alguno de ello, salvo las pruebas manipuladas que se hayan fabricado “ad hoc” en Alemania Occidental.

TERCERA: Es cierto que algunos “prófugos” de la RAF fueron acogidos en la RDA a principios de los años 80 y por razones de seguridad obtuvieron una nueva identidad, pero se les impuso una condición por la Seguridad del Estado de la RDA: que abandonasen toda tentativa de volver a Alemania Federal para realizar actividades terroristas. El MfS constató que no hubo violación alguna de estos requisitos por parte de los miembros de la RAF que se encontraban en la RDA.

CUARTA: Como opinión personal entiendo que lo más prudente habría sido que las autoridades de la RDA hubieran rechazado la entrada de esos terroristas manufacturados por Gladio ya que comprometían la propia seguridad del Estado germano oriental, aunque con toda seguridad eran miembros “de base” que desconocían quién manejaba sus hilos y la Stasi debió tener conocimiento de ello, tras proceder a su interrogatorio.

La leyenda prefabricada sobre las “conexiones RAF-Stasi” tiene una teoría muy sólida. Los autores del libro “El fantasma de la RAF” (Gerhard Wisnewski, Wolfgang Landgraeber y Ekkehard Sieker) adjudican dicha maquinación a las agencias de seguridad de Alemania Federal para quienes era más fácil atribuir a la RDA los asesinatos de la llamada “tercera generación” de la RAF (a partir de 1984), ya que aquellos no pudieron deducirse del testimonio de sus presuntos autores materiales puesto que fueron asesinados por la policía de Alemania Occidental para borrar pruebas, quedando prácticamente todos los “ataques de la RAF” de mediados de los años 80 como “atentados silentes”. La desinformación siempre ha sido el más eficaz método de la inteligencia alemana federal para oscurecer sus propias acciones.

Sin embargo, con la anexión en el bolsillo, el último Ministro del Interior de una pantomima-Estado llamada “RDA”, ya en manos de la RFA, Peter Michael Diestel, del partido conservador CDU, ordenó el arresto de varios miembros de la RAF en junio de 1990, los que estaban en territorio de Alemania Oriental y también del Ministro del MfS, Erich Mielke para escenificar una farsa que se ajustaba perfectamente al espíritu revanchista de la RFA y de los objetivos de Gladio, es decir, justificar con ello la culpabilidad de la RDA en el manejo y refugio de terroristas.

Los documentos del MfS-Stasi secuestrados por EEUU y Alemania Occidental tras la caida del Muro están en poder de un órgano gubernamental partidista anti-RDA, por tanto no independiente, como es el Comisionado Federal para los Archivos de la Stasi, el BStU. No es difícil de adivinar que aquellas operaciones que figuraban al detalle en esos archivos y que afectaban a la red “stay-behind” del Gladio de la OTAN, donde se identificaban a sus agentes y se desenmascaraban sus nexos con el terrorismo de falsa bandera (RAF o el neonazi WSG Hoffmann), han sido blindadas y censuradas por los empleados del BStU.

Para relanzar la teoría acusatoria de los vínculos RDA-terrorismo internacional recordemos que una Comisión llamada “Mitrokhin” (en honor al montajista ex espía soviético Vassily Mitrokhin, sobornado por el espionaje exterior británico, el MI6) se creó en Italia en el año 2002 impulsada por la extrema derecha, en concreto por iniciativa del Presidente del país (el siniestro Silvio Berlusconi) y por otro fascista, Paolo Guzzanti, de Forza Italia, en la que se acusó a la URSS (nada menos que por órdenes directas de su presidente, Leonidas Brezhnev) y a la RDA de estar detrás del atentado contra el Papa Juan Pablo II ocurrido en la plaza de San Pedro (Roma), en mayo de 1981. También validó dicha Comisión la farsa de la prefabricada pista “búlgaro-soviética”.

La realidad sobre el atentado contra Juan Pablo II es que fue la red Gladio (uno de cuyos miembros era Berlusconi) y su estructura criminal (CIA, mafia, Vaticano y la Logia masónica P2 de Licio Gelli) quién urdió el complot para asesinar al Papa polaco. El periodista norteamericano Arthur Rowse dijo que el señuelo colocado por el establishment italiano de poner en la diana a los servicios secretos de varios países socialistas como responsables del terrorismo de los años de plomo en Italia, Alemania Federal y en el resto de Europa era “una prueba falsa de manipulación fantástica plantada por parte del espectro político italiano”. Ya en 1980, Gianfranco Sanguinetti (escritor italiano) refutó la falacia de los gobernantes italianos.

A pesar del esfuerzo desplegado por la Alemania del Oeste y, en general, Occidente, donde se ha hecho una búsqueda intensiva para encontrar evidencias de la culpabilidad de la RDA en su apoyo al terrorismo, no se ha encontrado jamás una sóla prueba de acciones terroristas que involucrasen a la Stasi, tanto en la RDA como fuera de ella, y menos que implicaran al resto del bloque soviético. No hubo “dos Gladios”, sino uno sólo, tanto en Alemania como en Italia y en el resto de la Europa de la OTAN. Fin de la historia anti-Stasi.

ESTE ARTÍCULO SE PUEDE REPRODUCIR POR CUALQUIER MEDIO, SIEMPRE QUE SE CITE LA FUENTE ORIGINAL (BERLÍN CONFIDENCIAL) TAL COMO ESTABLECE LA LICENCIA CREATIVE COMMONS. DE LO CONTRARIO, QUEDA PROHIBIDA SU REPRODUCCIÓN

BERLÍNCONFIDENCIAL

MAFIOSOS Parte IV: EDICIÓN MAFIA LAVANDA

RECLUSE                  Bienvenidos a la cuarta entrega de una serie que comenzó como un examen de los vínculos entre el presidente Donald J. Trump y el crimen organizado. Esta serie surgió de un blog anterior que había publicado en octubre de 2017 que consideraba su breve mandato como CEO del infame consorcio de juegos de azar conocido como Resorts International.

Como se señaló allí, los Resorts fueron una de las grandes potencias durante su apogeo a principios de la década de 1970. Su famoso casino en Paradise Island, en las Bahamas, atrajo con frecuencia a figuras de la alta sociedad como el presidente Richard M. Nixon y el multimillonario Howard Hughes durante esta época. Pero además de Hughes, entre los invitados también se encontraban el pícaro financiero Robert Vesco y el jefe del banco vaticano Paul Marcinkus (antes mencionado aquí), quien terminaría hundido en sus propios escándalos financieros a principios de la década de 1980.

Pero además de los financieros deshonestos, también había accionistas como William Mellon Hitchcock, que alguna vez fue el banquero de la Hermandad del Amor Eterno, la red de contrabando de LSD más grande del mundo. Hitchcock y otros accionistas tenían sus cuentas gestionadas por el Castle Bank & Trust, una institución infame vinculada a la CIA que se ha utilizado durante mucho tiempo para blanquear los ingresos de la venta de drogas y armas. Y el casino en sí mismo contaba con una gran cantidad de personal mafioso, muchos de ellos vinculados a Meyer Lansky.

Probablemente el aspecto más curioso de Resorts, sin embargo, fue su propiedad de una agencia de inteligencia privada conocida como Intertel. Con una amplia plantilla de muchos de los “antiguos” activos de inteligencia estadounidenses, Intertel adquirió notoriedad por primera vez en 1970 cuando “rescató” a Howard Hughes de su residencia de Las Vegas. Hughes fue visto raramente en carne y hueso de nuevo después de este evento y ha habido mucha especulación durante años de que Intertel había secuestrado a Hughes con miras a hacerse cargo de su vasto imperio de negocios.

Howard Hughes

Intertel seguía formando parte de Resorts cuando Trump se convirtió en CEO en 1986. Su control de Resorts fue breve, con el Naranja vendiendo su parte a Merv Griffin a cambio del Taj Mahal en 1988. Aún así, Trump entraría en contacto con algunas figuras importantes tanto en el crimen organizado como en las comunidades de inteligencia durante su mandato como CEO del consorcio de juegos de azar.

Pero, como vimos en la primera parte de esta serie, Trump ya estaba bien familiarizado con el Sindicato en ese momento. Cuando de sus primeros patrocinadores clave era un reputado miembro de los Genovese, Edward “Biff” Halloran. Como se señaló en la segunda entrega de esta serie, Halloran era un ex socio comercial de Bradley Bryant, quien a fines de la década de 1970 operaba una vasta red de narcotráfico y tráfico de armas conocida como “la Compañía”. Halloran jugó un papel clave en el despegue de la compañía a finales de la década de 1970, cuando también había comenzado a trabajar con Trump.

Tanto Bryant como su socio, Andrew “Drew” Thornton, eran ambos veteranos militares y la Compañía reclutó a un gran número de estos miembros para dotar de personal a sus operaciones. Se apoyaban mucho en la revista Soldado de Fortuna para el personal. El fundador de la revista, Robert K. Brown, tenía vínculos muy extensos con la CIA. En general, el personal encargado de la aplicación de la ley que investigó la Compañía creía ampliamente que tenía algún tipo de relación con la CIA.

Como se señaló en la tercera parte, Halloran no era el único vínculo de Trump con la empresa. A partir de mediados de la década de 1970, Trump comenzó a hacer peregrinaciones frecuentes al Caesars Palace de Las Vegas, que la Compañía utilizaba ampliamente para lavar dinero de la droga en ese momento. A principios de la década de 1980 se había convertido en un habitual en el set de Derby de Kentucky, que incluía a muchos políticos y empresarios de Kentucky en relación con la Compañía. Uno de ellos fue el Gobernador John Y. Brown, quien se mudaría a la Trump Tower en 1984 después de perder su candidatura a la reelección, gracias en gran parte a las acusaciones sobre sus vínculos con la Compañía. Alrededor de este tiempo la Torre Trump se convirtió en una meca para el lavado de dinero sucio, como se señaló en la primera parte, no muy diferente a cómo se había utilizado el Caesars Palace en la década anterior. Como se señaló en la tercera parte, se creía que John Y. era un propietario oculto de Caesars durante esta época antes de trasladarse a la Torre Trump en la década de 1980.

Mientras terminaba la entrega, comencé a considerar los antecedentes del hombre que probablemente inició a Trump en estos círculos, a saber, su antiguo abogado y mentor político Roy Cohn. Cohn fue durante mucho tiempo un favorito de la extrema derecha – había servido como el consejo principal de Joseph McCarthy durante sus cacerías de brujas comunistas en la década de 1950. Durante este tiempo también desarrolló un intenso odio hacia la familia Kennedy.

A principios de la década de 1960 Cohn estaba cerca de la mafia y, según se informa, era miembro de Permindex, una organización vinculada durante mucho tiempo al asesinato de JFK. Poco después se convertiría también en el abogado neoyorquino del magnate naviero griego Aristóteles Onassis, quien supuestamente aportó el dinero para el asesinato de RFK.

El Gran Ed y el Fantasma Gris

Aunque Cohn se introdujo por primera vez en el léxico de la conspiración alrededor de 1970 gracias a las referencias a él en el controvertido “documento de Torbitt”, no fue hasta principios de la década de 1990 que empezaron a surgir rumores sobre el increíble alcance de su relación con la comunidad de inteligencia estadounidense. Curiosamente, estas acusaciones fueron iniciadas por un ex oficial de la CIA que había participado en el polémico Programa Phoenix.

Me refiero, por supuesto, al ex senador estatal de Nebraska John DeCamp, quien afirmó:

“… Según el ex jefe de la brigada antivicio de una de las ciudades más grandes de Estados Unidos, ‘El trabajo de Cohn era encargarse de los niños pequeños. Digamos que tienes un almirante, un general, un congresista, que no quiere seguir con el programa. El trabajo de Cohn era tenderles una trampa, y entonces seguirían adelante. Cohn me lo dijo él mismo”. “

(The Franklin Cover-Up [El encubrimiento Franklin], John DeCamp, pág. 179)

Como he notado a lo largo de los años, no soy un gran fan de DeCamp y la corroboración de sus afirmaciones en este sentido está mezclada en el mejor de los casos. DeCamp también alega que uno de los colaboradores clave de Cohn en este trabajo fue el infame cabildero de DC y gurú de las relaciones públicas Robert Keith Gray. Para establecer la buena fe de Gray como un especialista en trampas de miel para la CIA, DeCamp repite las afirmaciones hechas inicialmente por el gran Jim Hougan que deshonraba al veterano de la CIA Edwin Wilson (al que nos hemos referido antes) que estaba llevando a cabo operaciones de chantaje sexual desde un cierto club con sede en Washington, D.C. Gray fue uno de los primeros presidentes e invitado frecuente de comenzar a finales de la década de 1960. Aquí está el pasaje relevante de la clásica Agenda Secreta de Hougan, que DeCamp también cita extensamente:

“Según el ex oficial de la CIA Frank Terpil, las operaciones de chantaje sexual dirigidas por la CIA eran intensas en Washington en la época del escándalo de Watergate. Una de esas operaciones, afirma Terpil, fue dirigida por su antiguo socio, Ed Wilson. La base de operaciones de Wilson para organizar ensayos para los políticamente poderosos era, dice Terpil, el George Town Club del agente coreano Tong Sun Park…”

(Secret Agenda, Jim Hougan, pág. 120)

Edwin Wilson

El problema con estas alegaciones es que Terpil es, hasta donde este investigador puede determinar, el único individuo que ha hecho estas afirmaciones. El propio Wilson lo negó, al igual que varios otros ex oficiales de inteligencia estadounidenses que se han ocupado de las desventuras de Wilson. Sin embargo, Wilson conocía a Gray y utilizó al cabildero como director de la junta directiva de una empresa pantalla que Wilson había establecido para la comunidad de inteligencia estadounidense conocida como Consultants International. Pero mientras que los dos hombres eventualmente se convirtieron en socios de algún tipo, Wilson alega que él originalmente se acercó a Gray en nombre de la CIA para determinar qué estaba pasando exactamente en el George Town Club.

“El motivo inmediato de Wilson para reunirse con Gray fue descubrir la relación entre Gray y un joven coreano llamado Tongsun Park que llegó a Estados Unidos en 1956 para asistir a la Universidad de Georgetown. Park abandonó posteriormente la universidad, pero por una deserción universitaria se estaba codeando con algunos de los nombres más grandes de la sociedad de Washington, gracias en gran parte a las presentaciones de Gray. Park provenía de una familia con largos lazos con la inteligencia coreana y con compañías petroleras estadounidenses que hacían negocios en Corea.

“En 1965, la CIA se interesó por el joven Park porque, con la ayuda de Gray, había formado un nuevo y exclusivo club social llamado The George Town Club por su ubicación. Park había estado trabajando en la organización del club durante años. Estaba cargando a su nuevo club social con fundadores, miembros y gerentes vinculados a la inteligencia de Estados Unidos. Park aportó el dinero y, con las presentaciones de Gray y otros, reclutó fundadores para el club, como el difunto general de la Marina Graves B. Erskine, que tenía una activa carrera de inteligencia. Anna Chennault, la poderosa defensora de la China nacionalista en Estados Unidos, se convirtió en una fuerza en el club. Otros le siguieron, y la mayoría, como Gray, tenían el mismo punto de vista político conservador, conexiones con el mundo de la inteligencia, o’connotaciones congresionales’. “

(The Power House, Susan B. Trento, págs. 97-98)

Más tarde se descubrió que Tongsun Park era un agente de la Agencia Central de Inteligencia coreana (KCIA), mientras que Anna Chennault fue durante mucho tiempo la figura principal del poderoso “China Lobby”, el frente estadounidense para el régimen de Chiang Kai-shek en Taiwán, patrocinado por el opio. La KCIA y el Cabildeo de China fueron actores clave en el establecimiento de la Liga Anticomunista del Pueblo Asiático (APACL), que con el tiempo pasó a formar parte de la Liga Mundial Anticomunista (WACL), de la que aquí se ha hablado ampliamente. La WACL fue más o menos la cara visible de la Internacional Fascista durante muchas décadas. Comprometida con varios traficantes de drogas y armas, dictadores y los inevitables “antiguos” criminales de guerra nazis y oficiales de inteligencia estadounidenses, la WACL se convirtió en una poderosa red privada de inteligencia con alcance internacional en la década de 1970.

Es interesante notar que muchos de los individuos y organizaciones vinculados a la Compañía en la segunda entrega de esta serie, tales como Robert K. Brown, Mitchell WerBell III y el Cártel de Medellín, también tenían vínculos extensos con la WACL. Los vínculos entre el Cártel de Medellín y la WACL, mencionados anteriormente, son especialmente interesantes y relevantes para la serie, como se revelará en una próxima entrega. Pero sigamos adelante.

Georgetown Club

El George Town Club parece haber sido una tapadera para esta red, especialmente para los asociados de APACL y sus patrocinadores estadounidenses. Este investigador tiende a creer en las afirmaciones de Wilson de que fue enviado por la CIA para vigilar lo que estaba sucediendo en el George Town Club mientras las facciones de la comunidad de inteligencia de EE.UU. y Overworld se desilusionaban bastante con el China Lobby en ese momento.

Volvamos ahora a las acusaciones de DeCamp, que esencialmente eran que Robert Keith Gray estaba involucrado en operaciones de chantaje sexual y que era un protegido de Roy Cohn. En cuanto al primero, hay algunas indicaciones de que Gray pudo haber tenido tratos en cierta operación de trampas de miel en la década de 1980 (más sobre eso en un momento), pero la evidencia de tales cosas que suceden en el George Town Club es bastante escasa. Aunque no cabe duda de que el club fue utilizado para influenciar a los políticos estadounidenses, por lo que este investigador puede decir, esto se logró a través de sobornos a la antigua, no a través de citas.

La cosa oculta que pude encontrar en una trampa de miel involucraba a otra agente de la KCIA conocida como Suzi Thompson. Thompson y las actividades del George Town Club salieron a la luz a finales de la década de 1970 con el escándalo a menudo conocido como Koreagate, en el que varios activos de la KCIA fueron investigados por el Congreso por su influencia en el comercio. Las actividades de Tongsun Park en George Town fueron expuestas durante este proceso. También salió a la luz que Suzi Thompson se acostaba con un miembro demócrata de la Cámara de Representantes durante este tiempo, pero no parece que Thompson fuera especialmente activa en el George Town Club. Ella era miembro del personal del Congreso y el asunto parece haberse desarrollado a partir de esta conexión y no de George Town.

Varios años después de que el escándalo George Town/Koreagate había disminuido, Gray estaba implicado en una red de prostitución en Washington, D.C. con profundas implicaciones.

“En junio de 1982, el FBI comenzó a investigar las acusaciones hechas por un asistente del Congreso (un estudiante de secundaria que trabajaba para el Congreso, generalmente como mensajero) de que había sido solicitado por un congresista, y que varias de sus compañeros le habían hablado de actividades sexuales con miembros del Congreso. Un par de semanas después, el 1 de julio, el congresista Louis Stokes, presidente del Comité de Normas de Conducta Oficial de la Cámara de Representantes, conocido como el Comité de Ética, anunció que el Comité se unía al FBI y a la policía local en sus investigaciones. Stokes dijo que el Comité de Ética ampliaría el alcance de la investigación para incluir una serie de presuntas irregularidades en el Capitolio incluyendo relaciones sexuales entre asistentes y congresistas y acusaciones de que una red de cocaína y marihuana operaba en el Congreso y usaba ayudantes y empleados del Congreso como mensajeros….

“El nombre de Gray apareció como resultado de un aviso anónimo al Comité de Ética de la Cámara acusando a Gray de usar drogas y actividad sexual para presionar al Congresista…”

(The Power House, Susan Trento, pág. 176)

Robert Keith Gray

Gray fue acusado de estar aliado con una red de prostitución masculina con sede en Washington, D.C. dirigida por un ex funcionario del Departamento de Justicia que luego trabajaba como consultor del Congreso y como fotógrafo que dirigía un taller de fotografía local. Nada en última instancia vino de estas acusaciones, aunque ciertamente la investigación no fue ayudada por el hecho de que varios de los detectives privados utilizados por el Congreso también estaban trabajando para Gray al mismo tiempo. Pero sigamos adelante.

En cuanto a la relación de Gray con Roy Cohn, también es bastante ambigua. La extensa búsqueda en Google no encontró ningún vínculo entre los dos hombres, excepto por las afirmaciones de DeCamp. Fue sólo después de recoger una copia de The Power House, la excelente biografía de Susan Trento de Gray, que determiné que los dos hombres se conocían y tenían algún tipo de relación, aunque no se sabe cuán cercanos eran en realidad.

Ciertamente es tentador especular que su relación era mucho más estrecha de lo que se sabe públicamente. Ambos hombres se hicieron prominentes por primera vez en D.C. durante la década de 1950, aunque la época de Cohn se terminó en 1956 cuando Gray apareció por primera vez en escena. Ambos hombres se movían en los mismos círculos y parecen haber sido especialmente cercanos a cierto director de la CIA al que se dirigirán en un momento. Y ambos hombres eran republicanos gays en una época en la que esas cosas se guardaban en el armario. Pero al fin y al cabo, no parece haber ninguna evidencia definitiva sobre el alcance de su relación, sólo que estuvieron en los mismos círculos sociales y se conocieron. Es interesante notar, sin embargo, que Tom Fortuin, el abogado de Gray durante las acusaciones de prostitución, provenía de la ciudad de Nueva York y aparentemente era un buen amigo de Cohn.

Antes de dejar este tema hay dos puntos interesantes que vale la pena mencionar. Uno de ellos eran los presuntos vínculos entre la Compañía y la operación de contrabando de armas de Ed Wilson en Libia.

“Los investigadores del Departamento de Defensa y Hacienda intensificaron su investigación de los robos de China Lake, buscando vínculos con los ex espías Wilson y Terpil. Al igual que los Bryant, Wilson y Terpil habían reclutado a empleados de China Lake para construir bombas destinadas a Libia, y habían patrocinado repetidos robos en China Lake. Larry Barcella, fiscal adjunto de Estados Unidos en Washington, D.C., estaba a punto de solicitar una acusación federal contra Wilson y Terpil por su papel en el suministro de armas y entrenamiento terrorista a Gadafi. Entrevistada por agentes de la ATF sobre el asunto, Barcella dijo que no tenía evidencia de que existiera una conexión entre la red Wilson/Terpil y Bradley Bryant. Aunque había muchas sospechas de que algunos de los artículos que Bradley Bryant tenía en su poder en Filadelfia estaban destinados a Libia, junto con la insistencia de la policía de Filadelfia en que Terpil había visitado a Bryant en el Sheraton antes del arresto de Bryant, Barcella no pudo probar que existía una relación”.

(The Bluegrass Conspiracy [La Conspiración de Bluegrass], Sally Denton, pág. 129)

Denton indica, sin embargo, que muchos agentes del orden público creían que existía una conexión. Ciertamente había más que algunas similitudes entre las operaciones supervisadas por Wilson, especialmente el énfasis en el tráfico de armas y el uso de “antiguos” militares estadounidenses para ayudar en estas actividades. Para obtener más información sobre el uso de mercenarios y sus robos en China Lake, consulte la segunda entrega.

Marjorie Merriweather Post

El otro punto que vale la pena mencionar es cierta mujer que jugó un papel crucial en el ascenso de Gray a la prominencia en D.C. durante la década de 1950: la conocida heredera Marjorie Merriweather Post. Post heredó la corporación General Foods de su padre a la edad de 27 años y a principios del siglo XX se dice que era la mujer más rica de los Estados Unidos. Gray asistía regularmente a sus fiestas en Washington, D.C. en la década de 1950 y parece haber jugado un papel clave en presentarle a una camarilla de mujeres poderosas y de tendencia derechista como Anna Chennault y Clare Booth Luce, que seguirían siendo las principales defensoras de Gray durante décadas.

A finales de la década de 1960, según se informa, Post se había convertido en cliente habitual del George Town Club.

“… Wilson recordó que Gray and Park entretuvo a la mayor parte de la sociedad de Washington en el George Town Club, incluyendo a la difunta Marjorie Merriweather Post. Gray haría arreglos para invitar a senadores y congresistas a Mara Largo, su vasta mansión en Palm Beach. Ed Wilson dijo que a veces hacía estos viajes. La Sra. Post solía venir bastante porque Gray estaba muy cerca de la Sra. Post. Cuando ella se fue a Florida a su gran mansión allá abajo, él (Gray) solía llevar senadores y otras cosas allá abajo y ellos tenían contacto. No creo que fueran negocios, sólo sociales. Solía verla todo el tiempo ahí abajo. “

(The Power House, Susan Trento, pág. 101)

Sí, querido lector, la Mar-a-Lago mencionada arriba es la misma mansión de Florida que el Naranja está usando actualmente como la Casa Blanca Sur. Para cuando Trump lo compró en 1985, Post estaba muerta desde 1973. En el momento de la muerte de Post, la mansión había sido cedida al Departamento del Interior de los Estados Unidos como un hito nacional y una posible retirada presidencial.

Pero a lo largo de la década de 1970, el congresista Paul G. Rogers instó a que se devolviera el patrimonio a la Fundación Post, que había establecido un fideicomiso para administrar su patrimonio. Curiosamente, Rogers era el hermano de Doyle Rogers, el abogado de larga data de Post, a quien se le encargó la administración de su patrimonio a través de la Fundación Post. Cuando Mar-a-Lago fue devuelto a la Fundación Post en 1980, Doyle se convirtió en el encargado de vender la mansión.

Mar-a-Lago

Doyle finalmente acordó vender Mar-a-Lago a Trump en 1985, después de que el Naranja Uno hubiera estado haciendo ofertas por él desde 1983. Al parecer, una oferta más lucrativa estaba sobre la mesa de un interesado de Houston en ese momento, pero Doyle Rogers optó por vender la propiedad a Trump de todos modos. Poco después se convirtió en el abogado de Trump en Palm Beach y representó a los Naranja contra las quejas que emanaban de su uso de Mar-a-Lago.

Post parece haber sido muy activo en los mismos círculos de Gray y Roy Cohn, y como tal, es más interesante que Trump fue el que terminó en Mar-a-Lago y ahora lo está usando como un retiro presidencial, como la Sra. Post había previsto originalmente. ¿Alguien en los mismos círculos en los que Gray, Cohn y Post se movían intercedió por Trump para cerrar el trato a su favor mientras una mejor oferta estaba sobre la mesa? Gray sería ciertamente un candidato obvio, aunque no he podido encontrar ninguna relación con el famoso cabildero y Trump ni puedo determinar si Cohn tenía algún tipo de relación con la familia Post. Pero sin embargo, todo este círculo es un poco incestuoso para ser mera casualidad. Pero sigamos adelante.

Bill y los chicos

¿Podemos entonces descartar las afirmaciones de DeCamp de que Cohn era algún tipo de especialista en chantaje sexual? Es tentador, considerando lo problemáticas que son algunas de sus acusaciones con respecto a Robert Keith Gray, pero a medida que seguí indagando en las actividades de Cohn, encontré evidencia mucho más convincente de tales cosas. Una de las omisiones más curiosas del trabajo de DeCamp es la conocida relación entre Roy Cohn y otro notorio cabildero con sede en Washington, D.C. llamado Craig Spence.

Spence comenzó su carrera profesional como periodista, sirviendo como corresponsal de ABC en Vietnam durante el apogeo de la guerra a finales de la década de 1970. Luego dejó ABC y Vietnam en 1970 y se trasladó a Japón. Allí desarrolló contactos con la aristocrática familia Shiina, muy prominente en el Partido Liberal Democrático Japonés, que ha gobernado casi exclusivamente Japón desde el final de la Segunda Guerra Mundial. Como se señaló antes, el Partido Liberal Democrático era muy cercano tanto a la Yakuza como a la antigua camarilla de la Liga Anticomunista del Pueblo Asiático mencionada anteriormente.

Spence usó sus lazos con la familia Shiina para establecerse como un poderoso cabildero republicano en el área de D.C. a principios de la década de 1980. Fue la familia Shiina la que le proporcionó a Spence el dinero que usó para comprar su casa en el área de Kalorama en Washington, D.C., la cual, según se informa, fue usada para atrapar a varios VIPs en la ciudad. Spence pagó una cuenta de casi $20,000 al mes con un servicio local de acompañantes homosexuales para proporcionar entretenimiento en sus famosas fiestas allí, además de proporcionar grandes cantidades de cocaína. Más de unos pocos huéspedes creían que las aventuras sexuales alimentadas con drogas estaban siendo grabadas por un elaborado sistema de vigilancia que Spence tenía en toda la casa.

“… el Washington Times expandió considerable cantidad de tinta para dar cuerpo a la empresa de chantaje de Spence: Un artículo del Washington Times de junio de 1989,’Power Broker Served Drugs, Sex at Parties Bugged for Chmail,’ (El broker de Poder Servía Drogas, Sexo en Fiestas; Escuchado para Chantaje,)reveló los extraños sucesos en la casa de Spence en DC: Varios ex-asociados dijeron que su casa en la Avenida Wyoming estaba pinchada y tenía un espejo secreto de dos caras, y que él trató de atrapar a los visitantes para que comprometieran sus encuentros sexuales y así poder usar su influencia”.

“Según entrevistas realizadas por reporteros del Washington Times, Spence tenía un espejo de dos caras de ocho pies de largo con vista a su biblioteca, lo que le dio un punto de vista privilegiado para’espiar a los invitados'”. Los micrófonos también estaban esparcidos por varios rincones y grietas dentro de su casa….

“Un ex funcionario de la administración Reagan que trabajaba en la Agencia de Información de los Estados Unidos asistió a las veladas en la casa de Spence, y reveló a los reporteros del Washington Times que personalmente observó una cornucopia de equipos de grabación y grabación. Tenía la clara impresión de que la casa estaba pinchada”, dijo. Un sargento de la Fuerza Aérea a quien Spence empleó como guardaespaldas corroboró historias de chantaje: La casa estaba definitivamente pinchada. No puedo decir qué estaba haciendo con la información. Eso no lo sé. Pero estaba grabando lo que sea que ocurriera allí”. “

(The Franklin Scandal, El escándalo Franklin, Nick Bryant, págs. 301-302)

Craig Spence

Más tarde, se alegó que Spence incluso había ofrecido visitas guiadas a la Casa Blanca a medianoche para varios de los escoltas que lo acompañaban en su empleo. No es de extrañar que Spence afirmara tener vínculos con la CIA e insinuara oscuramente la aprobación de la Agencia para lo que parece haber sido una operación de chantaje de gran envergadura.

Spence también ha sido señalado como asociado del ex representante estatal de Nebraska Larry E. King por numerosos testigos oculares. King era el jefe de la desaparecida Cooperativa Federal de Crédito Franklin Community en Omaha, Nebraska. Franklin se derrumbó en 1988 como parte de la crisis de ahorros y préstamos de finales de la década de 1980. A medida que los investigadores comenzaron a examinar a King y Franklin, comenzaron a surgir acusaciones de que King era una figura destacada en una red nacional de pedofilia que reclutó a niños de la zona de Omaha. Varios de estos chicos alegan que se encontraron con Spence a través de King.

Henry Vinson, la llamada “Señora de D.C.” que proporcionó muchos de los escoltas masculinos para las fiestas de Spence, también alegó haber visto juntos a King y Spence y haberlos escuchado hablar de una red de pedófilos en la que ambos estaban involucrados. También alegó que Spence lo presionó repetidamente para que consiguiera niños menores de edad para sus fiestas, lo que Vinson se negó a hacer.

Larry E. King

Las acusaciones sobre King, a las que a menudo se hace referencia como el “escándalo Franklin”, siguen siendo muy controvertidas. Los cargos contra King por pedofilia fueron desestimados hace años, pero varias de sus reputadas prostitutas menores de edad lograron demandar a King a finales de la década de 1990 y numerosos testigos se han presentado a lo largo de los años para corroborar los reclamos en su contra. Como tal, muchos investigadores astutos consideran que Franklin es un encubrimiento de proporciones épicas. Y en el centro estaba Spence, que parece haber sido la figura clave de esta red en Washington D.C.

Y parece que Spence también era cercano a Roy Cohn.

“… las veladas de Spence también atrajeron a altos oficiales militares y de inteligencia. De hecho, el director de la CIA, William Casey, parecía ser particularmente aficionado a Spence y a sus reuniones de alto vuelo. Spence dio una vez una brillante fiesta de cumpleaños a su amigo y homosexual de derecha Roy Cohn, y su amigo William Casey fue uno de los invitados de honor. Larry King, como recordará, habló de su amistad con William Casey en un artículo en el Metropolitan de Omaha.”

(El escándalo Franklin, Nick Bryant, pág. 296)

Por lo tanto, Cohn no sólo era amigo de Spence, sino que el infame Bill Casey asistiría a una fiesta de cumpleaños de Cohn como invitado de honor. Como se señaló en la entrega anterior, Cohn desempeñó un papel decisivo en la creación del magnate de los medios de comunicación Rupert Murdoch como propagandista de la CIA durante los años de Reagan. Casey fue el director de la CIA durante este tiempo y participó personalmente en las conversaciones para patrocinar a Murdoch, junto con el director de la Agencia de Información de los Estados Unidos, Charles Wick, un amigo de Gray. Es probable que Cohn usara su relación con Casey para hacer estos arreglos.

William Casey

Casey es sin duda uno de los directores de la CIA más controvertidos de todos los tiempos, desempeñando un papel clave en el caso Irán-Contra. Pero más allá de eso, Casey parece haber sido una figura destacada tanto en la Internacional Fascista como en los círculos de pedófilos vinculados a ella, como se señaló antes aquí.

Casey también era muy cercano a Gray y había sido miembro del George Town Club desde al menos principios de la década de 1970, cuando su relación con Gray parece haber comenzado. Según DeCamp, Gray también era muy cercano al editor de Omaha World-Herald Harold Andersen, supuestamente una figura clave en el círculo de pedófilos de Franklin, pero no he podido confirmar nada de esto. Aún así, Gray, que era originario de Nebraska, hizo frecuentes viajes de regreso al estado a lo largo de su vida adulta, en principio para mantenerse en contacto con su familia. Estos viajes continuaron durante toda la era Franklin.

Roy Cohn

Pero volvamos a Cohn. Parecería que el hombre tenía vínculos potenciales con dos individuos, compañeros republicanos homosexuales, que estaban involucrados en la trampa de la miel. En el caso de Craig Spence, no cabe duda de que estuvo involucrado en algún tipo de chantaje sexual. La evidencia es mucho más circunstancial para Gray, pero las acusaciones lo han perseguido durante años y aparentemente era bastante notorio entre los agentes de policía de Washington, D.C.

También hay indicios de que Spence y Gray estuvieron involucrados en la larga y alegada red de pedofilia de Franklin dirigida por Larry King. La evidencia de Spence es mucho más convincente. De hecho, no hay evidencia especialmente creíble que vincule a Gray con esto, aparte de sus conexiones y sus frecuentes viajes a Nebraska. Aún así, ambos hombres eran cercanos a Bill Casey, quien parece estar conectado a una red internacional más amplia de pedófilos. Y Cohn tenía relaciones con los tres hombres, siendo especialmente cercano a Casey y Spence y potencialmente proporcionando a Gray un abogado cuando estaba implicado en una red de vicios.

Antes de concluir, vale la pena mencionar nuevamente la supuesta membresía de Cohn en Permindex, la notoria organización comercial con sede originalmente en Basilea, Suiza, que ha estado vinculada durante mucho tiempo al asesinato de Kennedy. Su vinculación con el asesinato de Kennedy a su vez se basa en gran medida en la pertenencia de un empresario de Nueva Orleans y en el supuesto activo de la CIA que Clay Shaw tenía en la organización. Shaw fue acusado por el abogado de Nueva Orleans Jim Garrison por su papel en el asesinato de Kennedy a finales de la década de 1960.

Shaw, como Cohn, Gray y Spence, era un homosexual republicano en el armario. En el curso de la investigación de Garrison, Shaw se relacionó repetidamente con la curiosa figura de David Ferrie. Ferrie trabajó con Lee Harvey Oswald en la oficina del detective privado de Nueva Orleans Guy Banister durante el verano de 1963. Tanto Banister como Ferrie estaban vinculados a una gran cantidad de organizaciones de extrema derecha (como se señaló anteriormente), muchas de ellas relacionadas con la misma red anticastrista a la que yo vinculé a la empresa en la segunda entrega de esta serie.

Pero más allá de eso, Ferrie también estaba ampliamente vinculado al Sindicato y, lo que es más inquietante, a una red interestatal de prostitutas que era esencialmente una forma gloriosa de esclavitud sexual (como ya se ha señalado aquí). Lo más perturbador de todo, sin embargo, es el hecho de que Ferrie era un archipedófilo que pudo haber abusado de docenas de niños en el área de Nueva Orleans. Como se mencionó anteriormente, hay algunas indicaciones de que Shaw y Ferrie estuvieron involucrados en una red de pedofilia especialmente sádica en Nueva Orleáns. Es más, Shaw tenía vínculos con la misma red internacional de la que Casey formaba parte, como ya señalé antes aquí.

Clay Shaw

Otro supuesto miembro de Permindex fue Licio Gelli, el notorio Gran Maestre de la Logia Masónica Italiana de Propaganda Due (P2) (antes mencionado aquí). La P2, que estaba vinculada a una serie de atrocidades en Italia, incluidos varios asesinatos y terrorismo, ha sido descrita repetidamente como un Estado dentro de otro Estado. Comprometido en gran medida con figuras de alto rango en el Vaticano y en las comunidades políticas y empresariales italianas (por no hablar de las agencias militares y de inteligencia), el P2 sirvió como una especie de gobierno en la sombra para Italia a lo largo de la década de 1970 y principios de la década de 1980. Este blog ha considerado el logia en profundidad antes  aquí.

P2 y Gelli derivaron gran parte de su poder de una colección de archivos que Gelli mantuvo con material sobre numerosas figuras que utilizó con fines de chantaje. Se desconoce si estos archivos contenían o no material sexual, pero no sería sorprendente. Las operaciones respectivas de Cohn, Shaw y Gelli parecen seguir un modus operandi similar.

Y tenlo por seguro, Spence y Gray no eran el mayor vínculo de Cohn con el chantaje sexual. De hecho, uno de sus protegidos parece haber pasado décadas soltando varias trampas de miel por todo el mundo. Será considerado en la próxima entrega. Manténgase en sintonía, querido lector.

RECLUSE                                      Visup

MAFIOSOS Parte III: VIVA LAS VEGAS

RECLUSE              Bienvenidos a la tercera entrega de lo que comenzó como una serie centrada en los vínculos con el crimen organizado del presidente Donald J. Trump, alias el Naranja. Esta serie, a su vez, surgió de un blog anterior que escribí hace varios meses que consideraba los vínculos de Trump con una misteriosa compañía de juegos de azar conocida como Resorts International.

Resorts nació de una compañía con sede en Florida conocida como Mary Carter Paint Company, que se estableció a principios de la década de 1960. En ese momento se creía que Mary Carter era un frente de la CIA utilizado para ayudar a los cubanos anticastristas empeñados en derrocar a Castro. En el transcurso de esta serie hemos encontrado a más de unos pocos individuos que viajaron en los mismos círculos. Pero más sobre eso en un momento.

A finales de la década de 1960, Mary Carter se convirtió en Resorts International y estableció un famoso casino en Paradise Island, la primera operación de este tipo en las Bahamas. El casino Paradise Island pronto se convirtió en un destino popular para figuras de Overworld como el entonces presidente Richard M. Nixon y el multimillonario Howard Hughes. También se convirtió en un lugar de encuentro para figuras menos reputadas, tales como el financiero fugitivo Robert Vesco, el Cardenal Paul Marcinkus (antes mencionado), varios asociados de Lansky y Richard Mellon Hitchcock, quien en un momento dado fue el banquero de la operación de contrabando de LSD más grande del mundo.

Howard Hughes

Por esta época, Resorts también estableció su propia compañía privada de inteligencia, conocida como Intertel. Con numerosos “antiguos” veteranos de la inteligencia estadounidense, Intertel adquirió notoriedad por primera vez en 1970 por el papel que desempeñó en el misterioso rescate (o secuestro, según el punto de vista de cada uno) de Howard Hughes. Intertel continuaría funcionando como el propio equipo de seguridad personal de Hughes por el resto de su vida, un período de tiempo en el que pocos verían al aislado multimillonario en carne y hueso.

Resorts también jugarían un papel clave en la apertura de Atlantic City a los juegos de azar legalizados y fue en esta función que el Naranja comenzó su relación con la empresa. Antes de la muerte de fundador de Resorts y largo tiempo presidente ejecutivo James Crosby, Trump llegó a tener amistad con gran parte de la junta e hizo un esfuerzo de adquisición después de la muerte de Crosby en 1986. Trump finalmente terminó como presidente, pero luego se enfrentó a su propia oferta pública de adquisición, que fue organizada por Merv Griffin. Griffin finalmente terminó en Resorts, pero Trump adquirió la joya de la corona de la compañía, el Taj Mahal.

Sin embargo, los Resorts no fueron el primer contacto de Trump con el crimen organizado o el estado profundo. Como se señaló en la primera entrega de esta serie, Trump había iniciado relaciones con el Sindicato a través de las Cinco Familias y la familia del crimen de Filadelfia desde el momento de sus primeros proyectos de construcción a finales de la década de 1970. También terminaría indirectamente en una relación de negocios con el infame detective privado Robert Maheu, un antiguo activo de la CIA que había dirigido el imperio empresarial de Hughes durante más de una década antes de ser “rescatado” por los operadores de Intertel de Resorts.

Una de las figuras más curiosas con la que Trump terminó en la cama fue con Edward “Biff” Halloran, un reputado miembro de la familia Genovese que era dueño de una serie de operaciones comerciales en las áreas de Nueva York/Nueva Jersey y Filadelfia. Halloran llevó pistas de carreras, hoteles y tuvo un monopolio virtual sobre el cemento en el área de Nueva York durante la década de 1980, que fue la base de su relación comercial con Trump. Halloran desapareció misteriosamente en 1996 y no se ha sabido nada de él desde entonces.

Durante la década de 1970, uno de los socios comerciales de Halloran era un joven ambicioso de Kentucky llamado Bradley Bryant. Como se señaló en la segunda entrega de esta serie, Bryant procedería a establecer una elaborada operación de tráfico de drogas y armas que se disfrazó de una operación de seguridad privada conocida como “Executive Protection, Ltd.”.

Robert K. Brown

El socio de Bryant en todo esto era un compatriota de Kentucky conocido como Andrew Carter “Drew” Thornton, un ex paracaidista del ejército de EE.UU. y policía de Lexington con inclinaciones de extrema derecha. Bryant era él mismo un ex-Marine y su operación se apoyó en gran medida en las filas de “antiguos” policías y militares. Con frecuencia reclutaron a través de Soldier of Fortune, una revista mercenaria dirigida por Robert K. Brown, que como ex Boina Verde había participado extensamente en operaciones anticastristas a principios de la década de 1960 en Florida y que puso “asesores militares” de suministro para los esfuerzos de la CIA en América Central durante la década de 1980.

“La Compañía”, como Bryant y Thornton llamaron a su operación, también fue ampliamente considerada por la policía estatal y federal como un frente de la CIA. Y una figura clave en la creación de Bryant y Thornton con su cosecha inicial de clientes fue nada menos que el frecuente socio comercial de Trump, Biff Halloran.

Más allá del Biff

Pero Halloran no era el único vínculo de Trump con Bryant y Thornton. Antes de llegar a eso, sin embargo, debo abordar cómo Bryant se conectó con Halloran en primer lugar. La relación de Bryant con Halloran derivó de contactos entre la nobleza local centrada alrededor del famoso Kentucky Derby.

“… Bradley había obtenido una posición ejecutiva corporativa bien pagada, gracias a su amistad con John Young Brown Jr., el mago de la comida rápida que había hecho millones con su imperio Kentucky Fried Chicken. Bradley había llegado a conocer a Brown cuando su hermana menor Lynne se casó con uno de los mejores amigos de Brown: Dan Chandler. Chandler, el hijo caprichoso del ex gobernador de Kentucky A.B. `Feliz’ Chandler, trabajó para `John Y.’,’ como todos llamaban al imán de pollo, en el negocio de las franquicias. El matrimonio de Lynne Bryant con Dan Chandler marcó la inclusión de Bradley en una generación de sangre azul un poco más antigua y sólidamente arraigada. Chandler y Brown eran como hermanos mayores para Bradley, y su rápida multitud de jet setters y jugadores apelaron a la racha aventurera de Bradley. A través de ellos, Bradley conoció a su futuro socio – un multimillonario de Filadelfia llamado Edward ‘Biff’ Halloran, que era un habitual en el Kentucky Derby. Chandler estaba más que feliz de tomar el crédito por lanzar la carrera de Bradley. Cuando Chandler y Brown presentaron a Bradley a Halloran, Bradley estaba trabajando en Frankfort para los gobiernos estatales – una posición de patrocinio que Chandler había ayudado a Bradley a desembarcar…”.

(The Bluegrass Conspiracy, {La Conspiración de Bluegrass}, Sally Denton, págs. 59-60)

John Y Brown

John Y. Brown no sólo desempeñó un papel clave en el lanzamiento de KFC como una importante cadena alimenticia internacional, sino que también participó en otras cadenas como Roadhouse Grill, Texas Roadhouse y Kenny Rogers Roasters en diversos momentos. Durante la década de 1970, también fue dueño de varias franquicias deportivas profesionales como los Kentucky Colonels, los Buffalo Braves y los famosos Boston Celtics. Luego, en 1980, Brown fue elegido como gobernador de Kentucky justo cuando las operaciones de la Compañía se estaban acelerando.

Para nuestros propósitos aquí, el más convincente de los negocios de Brown fue la compra de la cadena de restaurantes de Lum a sus fundadores, Stuart y Clifford Perlman, a principios de la década de 1970. Antes de la transacción, Lum’s también había sido propietario de Caesars Palace en Las Vegas, que, como se señaló en la segunda parte, más tarde fue utilizado como un lugar de lavado de dinero por la Compañía y otros gangsters a finales de la década de 1970. Oficialmente, los Perlman mantuvieron el control de los Césares después de vender los de Lum, pero desde hace mucho tiempo ha habido acusaciones de que Brown tenía una participación en el casino.

“Menos de un mes después pagó 4 millones de dólares por trescientos restaurantes Lum’s y derechos de franquicia. Lo que comenzó en 1956 como un puesto de perritos calientes en Miami Beach había sido convertido por Clifford y Stuart Perlman en una cadena internacional, enriqueciendo a los hermanos y permitiendo a los zares de las salchichas comprar Caesars Palace en 1969 por cuatro millones de dólares.

A través de una complicada serie de transacciones financieras, John Y. convirtió a Jimmy Lambert en presidente de dos compañías que compraron los restaurantes Lums de Caesars World, Inc. y luego se los vendieron a John Y. Las maquinaciones – que se nublaron aún más por los falsos comunicados de prensa emitidos a los periódicos – fueron escudriñadas por las autoridades de juego de Nevada, que se preguntaban si John Y. estaba adquiriendo un ‘interés oculto’ en Caesars. La especulación aumentó cuando John Y. insistió en que a su lacayo Dan Chandler se le diera una posición ejecutiva en Caesars, amenazando ostensiblemente con llevar su negocio de apuestas a otro casino si Caesars se negaba a emplear a Chandler”.

(La Conspiración de Bluegrass, Sally Denton, pgs. 164-165)

Ese sería el mismo Dan Chandler que presentó a Bradley Bryant a Biff Halloran y que todavía era empleado de Caesars cuando Bradley y Drew Thornton comenzaron a usarlo para lavar dinero de la droga. El ya mencionado Jimmy Lambert también estaba bien conectado en los círculos del crimen organizado, con contactos que incluían a Thornton e incluso a Meyer Lansky. Lambert hizo numerosos viajes a Florida para impresionar a Lansky y sus asociados, mientras se alojaba frecuentemente en propiedades propiedad de John Y.

Lambert y sus conexiones con el crimen organizado eventualmente se convirtieron en un tema importante para John Y. durante su candidatura a la reelección en 1983. En junio de ese año, The New York Times denunció que “Lambert era un mensajero de Brown, que llevaba cientos de miles de dólares desde Las Vegas hasta Kentucky” (The Bluegrass Conspiracy, págs. 309-310), entre otras acusaciones. También salió a la luz que Brown era probablemente un socio silencioso en un club nocturno que Lambert tenía en Cincinnati. Curiosamente, se llamaba Trumps.

Anita Madden

Con todas estas conexiones, ha habido antiguas especulaciones sobre que John Y. Brown estaba familiarizado con las operaciones de la Compañía. Otra figura de la alta sociedad de Lexington, Anita Madden -una amiga de John Y. cuyas lascivos bailes de Kentucky Derby se han vuelto legendarios- también estaba vinculada a la Compañía. Drew Thornton y muchos otros policías de Lexington que se unieron a la Compañía habían brindado seguridad a la Sra. Madden para sus fiestas y hay indicios de que sus vínculos se habían profundizado con la operación –vía Lambert– con el paso de los años. La Sra. Madden será muy importante en una futura entrega, así que téngala en cuenta.

Pero volviendo al asunto en cuestión, a saber, Donald Trump. La cosa es que Trump se había vuelto muy activo en los mismos círculos sociales que muchos de los patrocinadores de élite de la Compañía a mediados de la década de 1970. Probablemente comenzó con la obsesión del Naranja con los casinos.

“Siempre hubo algo acerca de la posibilidad de ser dueño de un casino que intrigó a Donald Trump. Ya en 1976, antes de consumar un solo negocio de bienes raíces en Nueva York, le decía a los periodistas que construiría el casino más grande del mundo en Las Vegas y lo llamaría Xanadu. Para entonces Donald ya había hecho la primera de lo que se convertiría en repetidas peregrinaciones a Las Vegas, no para jugar, sino para visitar el Caesars Palace y las otras granjas de dinero que se extendían a lo largo de la franja”.

(Trump: The Greatest Show on Earth [El mayor espectáculo de la tierra], Wayne Barrett, pág. 202)

Caesars Palace en Las Vegas

Se dice que Trump fue un habitual de Caesars a finales de la década de 1970, cuando, como se señaló en la entrega anterior, era una meca para las figuras del crimen organizado para lavar dinero de la droga. En esa época Bradley Bryant era un habitual allí, mientras que Dan Chandler, su cuñado y un buen amigo de John Y. Brown, ocupaba un puesto ejecutivo en Caesars.

Al menos a principios de la década de 1980 Trump se convertiría en un habitual en el Kentucky Derby, que también atrajo a muchas figuras clave vinculadas a la Compañía, incluyendo a John Y. Brown, Dan Chandler, Jimmy Lambert, Anita Madden y, por supuesto, Biff Halloran. En 1983 Trump fue invitado a la Gala de Derby Eve, organizada por John Y. Brown y a la que también asistieron Bill y Hillary Clinton. Según se informa, en este evento Jimmy Lambert había organizado una considerable cantidad de donaciones a la campaña de reelección de Brown por parte de los Clinton y una cierta figura del crimen organizado.

“En 1996, una biografía publicada de Bill y Hillary Clinton, Partners in Power, revela que Lambert también había sido el conducto de unos 300.000 dólares en efectivo dados al entonces gobernador John Y. Brown por Clinton y el íntimo Dan Lasater de Brown, un millonario de comida rápida y corredores de bonos sospechoso de tener vínculos con el crimen organizado y que más tarde sería condenado por cargos de drogas. Según los registros del FBI, Brown a través de Lambert había pedido un millón de dólares en ese momento, pero Lasater había decidido dar ‘sólo’ 300.000 dólares, transportados en una bolsa de papel marrón a bordo del Lear Jet de Lasater mientras llevaba a los Clinton al Derby de 1983, donde los dos gobernadores y sus esposas socializarían como siempre…”.

(La Conspiración de Bluegrass, Sally Denton, págs. 369-370)

Brown y su entonces esposa, Phyllis George, mantendrían estrechos lazos con los Clinton en los años venideros. Sin embargo, en un futuro inmediato, se mudarían a una de las propiedades de Trump. Después de perder su candidatura a la reelección, Brown y George se convirtieron en algunos de los primeros pilares de Trump Tower, que, como se señaló en la primera parte, se estaba convirtiendo rápidamente en un centro de lavado de dinero por derecho propio.

John Y Brown, Phyllis George and Donald Trump están de pie; Hillary Clinton está sentada a la izquierda

Aunque a menudo se han hecho comparaciones entre Brown y Bill Clinton -y no injustamente, ya que ambos hombres tienen un estilo personal similar-, Brown también parece haber servido de modelo para Trump. Ambos hombres son magnates que no tenían experiencia política antes de ser elegidos. Ambos hombres también se apoyaron fuertemente en la comunidad empresarial para dotar de personal a su administración. Y ambos hombres parecen haber ascendido en las filas gracias a intereses oscuros similares.

Por supuesto, nada de esto representa un arma humeante que vincule a Trump con la Compañía y su red. Pero todo es muy sugerente, no obstante. Trump comienza a hacer peregrinaciones a Las Vegas a mediados de la década de 1970 y a finales de la década su primer gran proyecto de construcción está en marcha. Biff Halloran, un ex socio de negocios de Bradley Bryant, quien ayudó a Bryant a conseguir clientela para la Compañía, lo ayudó enormemente en este proyecto. Halloran es también un asiduo en el Derby de Kentucky y amistoso con John Y. Brown, quien ayudó a Bryant con Halloran en primer lugar. A principios de la década de 1980 Trump se está convirtiendo en la escena del Derby de Kentucky y se está ramificando en la industria de los juegos de azar en Atlantic City. En 1984 John Y se traslada a la propiedad insignia de Trump, que también está comenzando a establecerse como una meca para el lavado de dinero de la misma manera que lo había hecho hace unos años el Caesars Palace.

El amigo íntimo de John Y y cuñado de Bradley Bryant, Dan Chandler, era un ejecutivo de Caesars durante este tiempo y se sospechaba que John Y tenía un interés oculto en el casino. Este reclamo es reforzado aún más por los viajes reportados de Jimmy Lambert a Kentucky desde Las Vegas con pagos por Brown. Y entonces Brown aparece viviendo en otra operación de lavado de dinero que fue construida con la ayuda de su amigo, Biff Halloran.

¿Todo esto es una mera coincidencia?

El titiritero

Y si no, una pregunta convincente es: ¿quién envió a Trump en estas peregrinaciones iniciales a Las Vegas que parecen haber resultado en que él viajara en los mismos círculos fue John Y. Brown?

Aunque no he encontrado evidencia de ello, mi sospecha es que el individuo en cuestión fue el abogado y mentor político de Trump, Roy Cohn. Cohn adquirió notoriedad por primera vez en la década de 1950 cuando se desempeñó como abogado principal de Joseph McCarthy para sus cacerías de brujas comunistas. Aunque esto terminó en la desgracia de McCarthy, Cohn regresó a la ciudad de Nueva York donde estableció una práctica legal altamente lucrativa y comenzó a ser conocido como el principal “arreglador” de la ciudad. La influencia de Cohn era legendaria. También lo eran sus lazos con el crimen organizado.

“Con clientes que iban desde John Gotti hasta los hijos de Carlo Gambino, Cohn presuntamente organizó reuniones de la comisión misma -que incluía a los jefes de las cinco familias del crimen- en su casa de la ciudad. Su más cercano cliente y confidente de la mafia, Tony Salerno, estaba tan involucrado en Atlantic City que se creía que había sancionado los asesinatos del asesino a sueldo que mató al predecesor de Scarfo, jactándose en cintas federales: `Soy el puto jefe, eso es lo que soy. Connecticut es mío; Nueva Jersey es mío”. Un ayudante de Cohn recuerda específicamente una reunión en 1983 en la sala de estar de la casa de la ciudad de Cohn que supuestamente incluía al abogado y a sus dos clientes – Trump y Salerno – justo en el momento en que el concreto de S&A de Salerno estaba construyendo Trump Plaza, la torre residencial de la Tercera Avenida…”.

(Trump: The Greatest Show on Earth, Wayne Barrett, pág. 244)

Tony Salerno

La mencionada Comisión era el órgano rector del Sindicato en el que las cinco familias y otras organizaciones tomaban decisiones sobre sus actividades. Si Cohn estaba sirviendo como anfitrión de tales funciones, él era muy alto en el Sindicato de hecho. Y -como se señaló en la primera parte– era el hombre que había presentado a Trump a Biff Halloran en primer lugar. Naturalmente, ambos hombres eran clientes de Cohn. Cohn también tenía lazos de larga trayectoria con miembros del Sindicato en Las Vegas, como será mencionado en un momento.

Cohn también fue el hombre que puso a Trump en contacto con figuras como Roger Stone y Rupert Murdoch que desempeñarían papeles clave en su ascenso político. De hecho, Cohn parece haber sido una de las figuras principales detrás del surgimiento del imperio mediático de Murdoch en los Estados Unidos. Cohn no sólo consiguió el acceso de Murdoch al Despacho Oval, sino también a la CIA. Consortium News señaló recientemente:

“Rupert Murdoch, el magnate global de los medios de comunicación que ahora es un hacedor de reyes en la política estadounidense, fue traído a esos círculos de poder por el infame abogado y activista Roy Cohn, quien organizó la primera reunión de Murdoch en la Oficina Oval con el presidente Ronald Reagan en 1983, según documentos publicados por la biblioteca presidencial de Reagan.

En una fotografía de la reunión del 18 de enero de 1983, Cohn se muestra de pie e inclinado hacia Reagan, quien está sentado junto a Murdoch. Después de esa reunión, Murdoch se involucró en un proyecto de propaganda financiado con fondos privados para ayudar a vender la línea dura de las políticas centroamericanas de Reagan, según otros documentos. Esa operación de relaciones públicas fue supervisada por el especialista en propaganda de la CIA Walter Raymond Jr. y el director de la CIA William Casey, pero los detalles del papel de Murdoch siguen siendo vagos en parte porque algunos de los registros siguen clasificados más de tres décadas después”.

Roy Cohn (dcha)-Ruppert Murdoch (centro)

Cohn tiene fama de haber estado involucrado en algunas de las operaciones más oscuras de la comunidad de inteligencia estadounidense. Estos lazos probablemente salieron primero a la luz alrededor de 1970 con la publicación del muy controvertido “documento Torbitt”. Este documento alegaba que el asesinato de JFK había sido llevado a cabo por un grupo de hombres del FBI de extrema derecha de la División 5, la NASA, el Comando de Seguridad Industrial de la Defensa y los inevitables ex nazis y figuras del Sindicato. Esta conspiración se organizó en torno a una corporación conocida como Permindex, que más tarde se trasladó a Italia con el nombre de Centro-Mondiale Commerciale. Según Torbitt, Permindex tenía cuatro objetivos principales:

“1. Financiar y dirigir los asesinatos de líderes europeos, del Medio Oriente y del mundo considerados como amenazas al mundo occidental y a los intereses petroleros de los patrocinadores.

2. Proporcionar mensajeros, agentes y gerentes en el transporte, depósito y recanalización de fondos a través de bancos suizos para Las Vegas, Miami, La Habana y sindicatos internacionales de juegos de azar.

3. Coordinar las actividades de espionaje de los Solidaristas y la División Cinco del FBI con grupos que simpatizan con sus objetivos y recibir y canalizar fondos y armas de los financistas hacia los grupos de acción.

4. Construir, adquirir y operar hoteles y casinos de juego en el Caribe, Italia y en otras zonas turísticas…”

(NASA, nazis y JFK, varios, págs. 48-49)

Por supuesto, esto suena notablemente como las operaciones supervisadas por la Compañía (como se describe en la segunda parte de esta serie) y Resorts International (como se mencionó anteriormente). Torbitt destacó a Las Vegas en particular como una pieza clave en las operaciones internacionales de Permindex y como hemos visto hasta ahora, Las Vegas sirvió como una especie de base de operaciones para la Compañía. Y el imperio de negocios de Trump (que fue construido en parte sobre hoteles y casinos) parece haber comenzado con sus peregrinaciones a Las Vegas. Tenga esto en cuenta ya que Las Vegas surgirá una y otra vez a lo largo de esta serie.

Aunque las afirmaciones de Torbitt sobre Permindex siguen siendo muy, muy polémicas, parece casi seguro que la corporación estaba ligada tanto a la comunidad de inteligencia de EE.UU. como a la Internacional Fascista y que ha sido ligada a por lo menos dos asesinatos muy notables.

“…Cuando el anuncio de Permindex se hizo por primera vez en Suiza a finales de 1956, su principal respaldo fue el de un banquero local llamado Hans Seligman. Pero a medida que se realizaba más investigación por parte de los periódicos locales, quedó claro que el verdadero patrocinador era J. Henry Schroder Banking Corporation. Esta información fue bastante reveladora. Schroder había estado estrechamente asociado con Allen Dulles y la CIA durante años. La conexión de Allen Dulles con la familia bancaria Schroder se remonta a los años treinta cuando su bufete de abogados, Sullivan y Cromwell, comenzó a representarlos a través de él. Más tarde, Dulles fue el Director Jurídico del banco. De hecho, cuando Dulles se convirtió en director de la CIA, Schroder’s era un depósito para un fondo de contingencia de cincuenta millones de dólares que los Dulles controlaban personalmente. Schroder’s fue un conducto bienvenido porque el banco se benefició de anteriores derrocamientos de la CIA en Guatemala e Irán. Otra razón por la que comenzó a haber furor sobre Permindex en Suiza fue el hecho de que el fundador del banco, el barón Kurt von Schroder, estaba asociado con el Tercer Reich, específicamente con Heinrich Himmler. El proyecto se estancó en Suiza. Ahora se trasladó a Roma…

…La Junta de Directores estaba formada por banqueros que habían estado atados a gobiernos fascistas, personas que trabajaron en el negocio de los refugiados judíos durante la Segunda Guerra Mundial, un ex miembro del gabinete de Mussolini, y el yerno de Hjalmar Schact, el mago económico detrás del Tercer Reich…”. Había por lo menos cuatro periódicos internacionales que exponían las extrañas actividades de Permindex cuando estaba en Roma. Un problema era la misteriosa fuente de financiación: nadie sabía de dónde venía ni a dónde iba. Otra fue que, según se informa, sus actividades incluían intentos de asesinato contra el Primer Ministro francés Charles de Gaulle. Lo cual tendría sentido ya que el miembro fundador de Permindex, Ferenc Nagy, era un amigo cercano de Jacques Soustelle. Soustelle era un líder de la OEA, un grupo de ex oficiales franceses que rompieron con De Gaulle por su política argelina. Más tarde hicieron varios atentados contra la vida de De Gaulle, de los que la CIA tuvo conocimiento. Una vez más, esta misteriosa fuente de financiación, más los directores neofascistas de derecha, crearon otra ola de controversia. Un periódico escribió que la organización pudo haber sido “una criatura de la CIA… creada para encubrir la transferencia de fondos de la CIA… en Italia para actividades ilegales de espionaje político”. La conexión con Schroder sugiere eso”.

(Destiny Betrayed [El destino traicionado], James DiEugenio, págs. 385-386)

El vínculo de Permindex con el asesinato de JFK se produjo a través de uno de sus miembros más conocidos: el hombre de negocios internacional y el reputado activo de la CIA Clay Shaw. Shaw fue famoso por ser uno de los individuos acusados en la investigación del abogado Jim Garrison en el asesinato de Kennedy en Nueva Orleans. En la película de Oliver Stone, JFK Shaw fue representada por Tommy Lee Jones.

El “documento Torbitt” también alega que Roy Cohn fue un miembro clave de Permindex, pero no he podido confirmarlo. Entre otras cosas, el “documento Torbitt” afirma que Cohn estaba utilizando la Corporación Lionel para canalizar dinero a los intereses del Sindicato en Las Vegas. Inicialmente encontré esta afirmación ridícula, ya que Lionel era conocido principalmente por fabricar juguetes para niños, sobre todo sus legendarios trenes de juguete. Sin embargo, más tarde descubrí que estas afirmaciones tenían cierto fundamento:

“… Roy Cohn, ex asesor principal del senador Joe McCarthy y amigo cercano de Hoover y H. L. Hunt, fue acusado por un gran jurado federal en septiembre de 1963 de ocho cargos en un caso de fraude de acciones…. “La Corporación Lionel de Cohn estaba profundamente involucrada con los intereses de apuestas de Las Vegas, lo que proporcionó la base para su acusación.”

(The Man Who Knew Too Much [El hombre que sabía demasiado], Dick Russell, pág. 523)

HL Hunt

J. Edgar Hoover y el barón del petróleo H.L. Hunt eran supuestamente dos de los principales patrocinadores de la red Permindex, según Torbitt. Hunt, un ex “jugador profesional” que convirtió sus ganancias en la propiedad de la mitad de los campos petroleros en el oeste de Texas, tenía vínculos de larga data con el crimen organizado. Como he notado antes aquí, seguramente fue una figura clave en el asesinato de Kennedy.

Por su parte, el odio de Cohn hacia los Kennedy era bien conocido.

“Fue una decisión inteligente contratar a Cohn, que no sólo tenía la reputación de ser ‘el más duro, el más malvado, el más vil y uno de los abogados más brillantes de Estados Unidos’, sino que también odiaba a los Kennedy, en particular a Bobby, que nunca perdonó a Cohn por haberle llevado al puesto de asesor principal en el subcomité del Senado de Joe McCarthy en 1953…”.

(Némesis, Peter Evans, pág. 235)

Cohn se convertiría en el abogado neoyorquino de Aristóteles Onassis, el magnate naviero griego multimillonario que se casó con la viuda de JFK, Jackie Kennedy, a finales de la década de 1960. Al parecer, esto se hizo por despecho, ya que Onassis también odiaba profundamente a los hermanos Kennedy. En Némesis, el premiado periodista Peter Evans incluso alegó que los Onassis habían puesto el dinero para que Robert Kennedy fuera asesinado en 1968.

Aristoteles Onassis

Los vínculos de Cohn con Onassis nos recuerdan otro famoso documento de conspiración de los años setenta: el Gemstone File. Entre otras acusaciones, Gemstone acusa a Onassis de ser la figura clave detrás de los asesinatos de ambos hermanos Kennedy. También esboza una conspiración similar a la de Torbitt, en la que el Sindicato está en alianza con varios activos de inteligencia estadounidenses y oscuros hombres de negocios internacionales. Curiosamente, Gemstone también alega que Onassis secuestró efectivamente a su principal rival, Howard Hughes, y mantuvo prisionero al aislado multimillonario mientras manejaba furtivamente su imperio de negocios.

Esto sintoniza con las acusaciones que durante mucho tiempo rodearon a Resorts International, señaladas anteriormente aquí, de que el interés en los juegos de azar había secuestrado a Hughes a través de Intertel y estaba reteniendo al recluso multimillonario prisionero mientras supervisaba su imperio de negocios. Es interesante observar que Onassis tiene un vínculo indirecto con Resorts a través de Paul Helliwell, la antigua mano de OSS China que establecería un vasto imperio bancario en el extranjero que la CIA utilizaría para financiar encubiertamente sus operaciones encubiertas. Peter Evans alega que Onassis había conspirado en algún momento con Helliwell y nuestro viejo amigo Mitchell WerBell III (citado en la entrega anterior) para organizar un golpe de estado en Haití.

Más o menos al mismo tiempo, Helliwell también tenía tratos con Resorts.

“El banco [Castle Bank and Trust –Recluse] fue establecido por Paul Helliwell, ex mano de la OSS China con experiencia en inteligencia de narcotráfico. Después de la guerra, Helliwell había dirigido compañías fantasmas de la CIA en Florida. A través de su banco bahameño y de una institución complementaria en Florida, se canalizaron millones de dólares para operaciones militares encubiertas frente a las islas Andros en las Bahamas. Castle también facilitó la evasión de impuestos y, en su capacidad de compañía fiduciaria, votó las acciones de ciertos propietarios no residentes de Resorts International, la principal operación de casino de la era Lansky en Nassau. Cuando uno de sus accionistas se opuso tanto a la forma en que Castle estaba vendiendo sus acciones que demandó al banco, el plan empezó a desbaratarse”.

(Hot Money, R.T. Naylor, pág. 315)

¿Y el accionista que demandó al famoso Castle Bank & Trust de Helliwell? Ningún otro que William Mellon Hitchcock (a quien se citó ampliamente antes aquí), uno de los accionistas más notorios de Resorts.

Aunque todo esto puede parecer una digresión, el Sr. Billy, como los amigos se refirieron a Hitchcock, aparecerá de nuevo en nuestra saga en una función muy sorprendente.

Pero volvamos ahora a Roy Cohn. Aunque no hay nada definitivo que lo vincule con los asesinatos de cualquiera de los hermanos Kennedy, su odio hacia ellos era bien conocido y ya estaba bien conectado en los mismos círculos de la derecha vinculados desde hace mucho tiempo a ambos asesinatos a principios de la década de 1960. También estaba bien establecido con el Sindicato de Las Vegas en ese momento, como lo evidencian las acusaciones que enfrentaba sobre su administración de la Corporación Lionel.

Incluso sin ser miembro de Permindex, está claro que Cohn era una figura extremadamente poderosa y bien conectada, responsable de posiblemente el magnate de los medios de comunicación más poderoso del siglo XXI y, sin duda, el presidente estadounidense más controvertido de este mismo siglo. Incluso más de treinta años después de su muerte, la influencia de Cohn sigue siendo enorme.

Y sin embargo, nada ha explicado hasta ahora la base de su poder. Cohn alcanzó prominencia durante las audiencias de McCarthy, pero mientras que la carrera del artillero de la cola Joe fue arruinada a fondo sobre dichas audiencias, Cohn emergió aún más poderoso que nunca. ¿En qué estaba involucrado Cohn que lo hacía tan codiciado por mafiosos de alto rango y billonarios en igual medida? ¿Eran sus habilidades legales tan buenas, o había algo más?

Este investigador opta por lo último y explorará la fuente probable de la influencia de Cohn en la próxima entrega. Manténgase en sintonía, querido lector.

RECLUSE (11/3/2018)                                               VISUP

MAFIOSOS: LA TORRE OSCURA Y MÁS ALLA Parte II

RECLUSE                              Bienvenidos a la segunda entrega de mi examen de la bastante larga asociación del Naranja (como ya he señalado que denomina el autor a veces a Donald Trump, nota de LIBERTALIADEHATALI) con el crimen organizado y otras instituciones aún más siniestras. Esta serie surgió de una entrada anterior que había publicado hace varios meses que detallaba la curiosa saga de Resorts International, una empresa de juegos de azar que se encontró en el centro de una serie de intrigas a lo largo de los años.

Los centros turísticos tenían estrechos vínculos con al menos dos presidentes estadounidenses –Trump y otro controvertido republicano, Richard M. Nixon- además de una galería de delincuentes que incluía a clientes frecuentes como Howard Hughes y el financiero fugitivo Robert Vesco; el barón del LSD William Mellon Hitchcock, que mantenía acciones de la compañía; y las inevitables figuras del Sindicato. También poseía una participación de control en una de las primeras compañías privadas de inteligencia. Se le conocía como Intertel y empleaba a una multitud de “ex” personal de inteligencia estadounidense.

Intertel se encontró en el centro del escándalo a principios de la década de 1970, cuando desempeñó un papel clave en lo que fue un rescate o un secuestro de Howard Hughes de uno de sus casinos de Las Vegas en 1970. En cualquier caso, Hughes estaría estrechamente “vigilado” por los agentes de Intertel por el resto de su vida. Durante este período, a pocos se les permitió siquiera vislumbrar al aislado multimillonario hasta que un cadáver irreconocible que pretendía ser Hughes apareció en 1976.

Intertel aún formaba parte de Resorts a finales de la década de 1970, cuando el interés por los juegos de azar comenzó a impulsar la legalización de los juegos de azar en Atlantic City. Finalmente abriría el primer casino allí y comenzaría la construcción de lo que se convirtió en el Taj Mahal. Fue en este momento cuando Trump se involucró con la entidad, comprando una participación mayoritaria en la compañía alrededor de 1986 y convirtiéndose en su CEO. Eventualmente Trump fue comprado por Merv Griffin, pero mantuvo el control del Taj y se convirtió en una figura clave en la accidentada historia de Resorts.

Pero con Resorts no fue la primera vez que Trump operaba en el ratificado mundo de los espías y el crimen organizado. Como se señaló en la primera entrega de esta serie, Trump ya había establecido amplios vínculos con las Cinco Familias, además de con la familia del crimen de Filadelfia e incluso con la emergente mafia rusa a mediados de la década de 1980.

Entre estos vínculos con el crimen organizado se encuentra un individuo en particular que conduce a otro mundo subterráneo que involucra a una oscura empresa de seguridad privada con sus propios y amplios vínculos con el crimen organizado y las agencias de inteligencia.

Intrigas de la Mafia y Fort Bragg

La última vez que lo dejé estaba detallando las hazañas de Edward “Biff” Halloran, un reputado miembro de la criminal familia Genovese. Halloran, quien era dueño de múltiples negocios, incluyendo un hotel y un hipódromo, había establecido un casi monopolio en la industria del concreto de la ciudad de Nueva York en la década de 1980. Fue en esta capacidad que se involucró con Trump, habiendo proporcionado el concreto para el primer proyecto de construcción de Trump, el Hyatt, además de su edificio insignia, la Trump Tower (que, como se señaló en la primera parte, fue durante mucho tiempo una cama caliente de lavado de dinero para varias organizaciones criminales).

Antes de unirse a Trump, Halloran había contratado a un socio de negocios muy interesante a principios de la década de 1970: Bradley Bryant.

Bryant fue un producto de Lexington, Kentucky, donde se crió en una familia de clase media-alta. Su abuelo era de hecho un ex alcalde de Lexington. Más tarde asistiría a la exclusiva Academia Militar de Sewanee, donde obtuvo muchos contactos en la alta sociedad de Lexington. Se graduó en 1962 y un año después intentó ingresar la Academia Naval de Annapolis, pero fue rechazado. Más tarde se unió a la Infantería de Marina por un tiempo antes de terminar en Filadelfia a finales de la década de 1960, donde trabajó en una empresa.

En 1970, Halloran le pidió a Bryant que dirigiera Armstrong Corporation, un servicio de residuos industriales que Halloran tenía en Filadelfia. La permanencia de Bryant en Armstrong fue muy productiva y aprendió mucho de Halloran. En 1975 fundó su propia empresa y, si bien tuvo éxito, pronto se convirtió en miembro del consejo de administración de un negocio “legítimo”. Poco después comenzó a vender pequeñas cantidades de drogas que el oficial de policía de Lexington Andrew “Drew” Thornton había robado del departamento y sospechaba que las había decomisado. Thornton había asistido a Sewanee con Bryant y los dos habían permanecido como amigos cercanos desde entonces.

Thornton provenía del mismo tipo de formación de clase media alta que Bryant, se codearon con la nobleza de Kentucky cuando era joven, aunque en realidad no formaba parte de ellos. Se había unido a la Policía de Lexington en 1968 y pronto terminó en la primera fuerza de ataque de narcóticos de la ciudad. Muchos creían que este movimiento era para llenar el vacío dejado por el descarrilamiento de una prometedora carrera militar. En 1963 Thornton se había alistado en el ejército estadounidense y había insistido en convertirse en paracaidista.

Esto llevó a que Thornton fuera asignado a la 82ª División Aerotransportada en Fort Bragg, Carolina del Norte. Los lectores regulares de este blog sin duda serán conscientes de la importancia de este movimiento, pero para aquellos que no lo sepan: Además de la 82ª Aerotransportada, Fort Bragg es el hogar de la mayoría de las Fuerzas de Operaciones Especiales de élite de la nación. Tanto el Mando Conjunto de Operaciones Especiales (JSOC) como las Fuerzas Especiales del Ejército (más comúnmente conocidas como Boinas Verdes) tienen su cuartel general allí.

En años más recientes, Fort Bragg también ha estado en el centro de la controversia en torno al potencial adoctrinamiento de la derecha allí. Como se señaló antes aquí, durante los años 90 varias tropas con inclinaciones nazis fueron condenadas por asesinar a una pareja afroamericana en el área cercana. También estuvo presente en Fort Bragg en esa época Wade Michael Page, un supremacista blanco que dispararía contra un templo sij en 2012.

Curiosamente, uno de los principales asesores de seguridad nacional de Trump, el general Keith Kellogg, también estuvo presente en Fort Bragg durante este tiempo, al mando de la antigua unidad de Thornton, la 82ª aerotransportada. Thornton dejó el Ejército en 1965 debido a una lesión que sufrió durante la invasión estadounidense de la República Dominicana ese mismo año. Se dice que Kellogg no se alistó en el ejército hasta el 67, pero gran parte de su historial de servicio parece haber sido recientemente borrado en línea. Se graduó de la escuela secundaria en 1961, un año antes de Thornton, y parece haber decidido una carrera militar debido a su participación en el JROTC mientras estaba en la escuela secundaria, pero lo que hizo entre `61 y `67 y cuando su entrenamiento aéreo en Fort Bragg se llevó a cabo es un misterio. Aunque es altamente improbable, existe la posibilidad de que Thornton y Kellogg se encontraran durante este tiempo.

General Keith Kellogg

También es interesante observar que los extremistas de derecha no fueron los únicos productos de Fort Bragg durante la década de 1990. Durante la primera parte de esa década, muchos de los miembros fundadores del famoso cártel mexicano de la droga Los Zetas también fueron entrenados en el Fort Bragg. Los Zetas, por supuesto, se convirtieron en posiblemente el cártel de drogas más notorio y ciertamente sofisticado que ha operado en México durante casi dos décadas. En todos los aspectos han jugado un papel clave en la desestabilización del país, lo cual es especialmente significativo a la luz de la temprana participación de los Boinas Verdes con base en Fort Bragg en lo que comúnmente se conoce como la Operación Gladio (antes mencionada aquí).

Pero casi dos décadas antes de los Zetas, otro ex-alumno de Fort Bragg ya había establecido una red altamente sofisticada de tráfico de drogas y armas a nivel nacional. Y en ese sentido, volvamos al asunto que nos ocupa.

La Compañía

Basándose en el éxito de los negocios a pequeña escala, Bryant y Thornton pronto expandieron sus operaciones y los resultados finales serían una de las organizaciones de tráfico de drogas y armas más complejas de la época.

“A finales de los setenta, la Agencia Antidrogas (DEA, por sus siglas en inglés)… en Las Vegas se había concentrado en Caesars Palace, la sede de una multimillonaria organización internacional de contrabando de drogas que se llamaba a sí misma “La Compañía”. Ya se tratara de una rama renegada de la CIA, comúnmente llamada “la compañía” en los círculos de inteligencia, o no, se trataba de una empresa altamente sofisticada e impenetrable. La DEA se vio obligada, con cierta vergüenza, a admitir que “La Compañía” superó las capacidades de lucha contra el crimen del gobierno federal. Con el nombre en clave de la investigación de la Operación Jaeger sobre el tráfico de drogas y el lavado de dinero de Caesar’s Palace’, la DEA admitió en un memorando interno altamente confidencial a los superiores de Washington que “la magnitud, el alcance y la complejidad de las operaciones” excedían sus capacidades de campo. En el corazón de la investigación de Las Vegas se encontraba un alto funcionario de Texas llamado Jamiel ‘Jimmy’ Chagra, un narcotraficante estadounidense vinculado a los Patriarca, familia del crimen en Nueva Inglaterra y al Sindicato de Chicago”.

(The Money and the Power {El Dinero y el Poder}, Sally Denton y Roger Morris, pág. 326)

Caesars Palace en Las Vegas

Chagra es una figura de lo más interesante a la que nos dirigiremos en un momento, pero por ahora continuemos con el diseño de “la Compañía”. A mediados de la década de 1970, Bryant y Thornton ya tenían ambiciones de gran alcance, así como los medios para lograrlas.

“Bradley y Drew habían formado Executive Protection Ltd. en 1975 – una corporación propiedad y operada por Bradley Bryant y Drew Thornton a la que se referirían en conversaciones privadas como ‘la Compañía’. Pero no fue hasta 1977 que los dos hombres se sintieron capaces de poner a ‘la Compañía’ en acción a gran escala. Reclutaron agentes, procedentes de un grupo de ex policías y agentes de drogas de varias agencias estatales, locales y federales.

“La Compañía” podría servir para dos propósitos para ellos: proporcionar cobertura para empresas de contrabando de drogas y servir como un servicio legítimo de seguridad privada. Bradley había conocido a docenas de personas, a través de Chandler en Las Vegas y Halloran en Filadelfia, que tenían la necesidad y los medios para pagar cientos de miles de dólares por una sofisticada protección de guardaespaldas. A través de sus aliados en la aplicación de la ley y el mundo de las fuerzas de operaciones especiales, tenían muchos empleados contratados para realizar servicios de seguridad y de narcotráfico.

Mientras tanto, la compañía de seguridad proporcionó una cobertura perfecta para la adquisición de armas, la asimilación de un ejército privado de ejecutores y la obtención de aviones aparentemente necesarios para trasladar a los clientes a países extranjeros, desde los que Bradley y Drew podrían importar marihuana a los Estados Unidos…

Habían pasado varios años amasando las herramientas de su oficio: AR-15s, Uzis, AK-47s, Ingrams, Walther PPKs, cartones de munición, equipos de vigilancia electrónica, miras nocturnas, explosivos, gafas de visión nocturna. Ahora era el momento de ponerlos en práctica.

Bradley afirmó que su primo, Larry Bryant, les ayudaría a aumentar el alijo de armas, utilizando su autorización de seguridad secreta del Departamento de Defensa para malversar alcances y equipos de radar del centro de pruebas de armas altamente restringido de la Marina en China Lake, en el desierto Mojave de California.

Al forjar una sociedad subsidiaria con su colega de policía, Bill Canan, Drew compró una granja remota en un acantilado con vistas al río Kentucky, donde entrenaban a sus empleados en tácticas de guerra de guerrillas y escondían su creciente arsenal de armas.

Bradley y Drew también tenían una base de clientes listos para comprar su producto. Tenían acceso a la clientela de apuestas de caballos de mucho dinero de Kentucky, al grupo Philadelphia Main Line y a los jugadores de Las Vegas. Sus conexiones de sangre azul demostraron ser aún más fuertes de lo que habían anticipado, ya que descubrieron que la sociedad de Lexington era un enorme mercado para las drogas ilícitas. De hecho, era un mercado mayor del que podían abastecer.

Ambos consideraban a Kentucky su activo fuerte y secreto. Kentucky era un refugio de pistas de aterrizaje remotas, inexistentes fuerzas de seguridad, políticos corruptos, aeropuertos laxos y ríos que conducían al Golfo de México”.(The Bluegrass Conspiracy {La Conspiración de Bluegrass}, Sally Denton, págs. 64-65)

un Ingram Mac-10, que juega un curioso papel en nuestra historia

Hay mucho que tomar aquí. Muchas de estas alegaciones serán examinadas en profundidad a lo largo de este blog, pero por ahora me gustaría enfatizar el papel de Biff Halloran en todo esto. Claramente jugó un papel clave en el establecimiento de “la Compañía” con una clientela rica durante los primeros años en el área de Filadelfia. Esto habría sido poco antes de que Halloran empezara a suministrar hormigón a Trump, pero la construcción del Grand Hyatt de Nueva York ya estaba en marcha cuando “la Compañía” estaba en su cima de influencia.

A finales de la década de 1980 Trump desarrollaría una obsesión con la seguridad privada, acumulando lo que a veces se ha descrito como un ejército privado. Durante los años cumbre de la Compañía, Trump probablemente no tenía los medios para tales servicios, pero su camino parece haberse cruzado frecuentemente con el de la Compañía, como veremos.

Antes de seguir adelante, vale la pena destacar de nuevo la escala del alcance de Biff Halloran. No sólo ayudó a crear una organización extremadamente elaborada de tráfico de drogas y armas en sus primeros años, sino que también desempeñó un papel clave en el ascenso de un futuro presidente. Esto es toda una hazaña para un mero miembro de la familia Genovesse. Si a esto le sumamos su oscura desaparición en 1996, nos quedamos con un gran misterio.

Acerca de la Ayuda

Pero volvamos a la Compañía. Empecemos por considerar el personal que Bryant y Thornton reclutaron. Además de numerosos ex-oficiales policiales, también reclutaron de las filas de lo que la gran Sally Denton llamaba la “gente de Soldado de Fortuna”.

“A mediados de la década de 1970, Bradley y Drew se habían involucrado profundamente con lo que se conoce como la gente del SOF – un grupo de asesores militares independientes y mercenarios cuyo líder no oficial es Robert Brown, el editor de la revista Soldier of Fortune. No está claro cómo se desarrolló esa asociación. Dado que tanto Bradley como Drew habían sido tipos militares que se consideraban expertos paramilitares, la pandilla del SOF era un crisol natural. En la convención anual de soldados de la fortuna de Las Vegas, Bradley y Drew entraron en contacto con varios veteranos de Vietnam que buscaban acción. Era el momento, Bradley convenció a Drew en 1977, de usar esos contactos para obtener ganancias. Bajo los auspicios de una empresa de seguridad privada, contratando contratistas independientes a través de los anuncios clasificados en Soldado de Fortuna, encontrarían un séquito de pilotos que no tuvieran miedo de los riesgos y el peligro – pilotos que disfrutaron del desafío de volar bajo el radar en medio de la noche y en remotas pistas de aterrizaje en remotas selvas de países extranjeros para recoger una carga. (The Bluegrass Conspiracy, Sally Denton, pgs. 63-64)

Robert K. Brown

El uso de la revista Soldier of Fortune de Robert K. Brown para reclutar pilotos y mercenarios por Bryant y Thornton es muy interesante. El mismo Brown tiene una larga e intensa historia en operaciones encubiertas y su revista parece haber ayudado a la comunidad de inteligencia estadounidense en esta tarea durante décadas.

Sin embargo, antes de convertirse en editor, Brown era un soldado. Ingresó por primera vez en el Ejército de los Estados Unidos en 1954 y sirvió hasta el año 57. Luego regresó en’64 y participó en Vietnam. En algún momento también fue entrenado en inteligencia. Warren Hinckle y William Turner en su clásica nota de Secretos Mortales “… Brown se graduó en la escuela de contrainteligencia de Fort Holabird, Maryland…” (pág. 180).

Esto es muy interesante. Fort Holabird era conocido específicamente por entrenar a la Corporación de Contrainteligencia del Ejército (CIC, por sus siglas en inglés), que participaba en gran medida en la rama del Proyecto ARTICHOKE del Ejército. Como se señaló anteriormente, los experimentos de ARTICHOKE también se llevaron a cabo en Holabird a mediados de la década de 1950. Desafortunadamente, no he podido determinar cuándo pasó Brown por Holabird.

Cuando Brown fue enviado a Vietnam, se había convertido en Boina Verde. Como se mencionó anteriormente, las Fuerzas Especiales del Ejército tienen su base en el Fuerte Bragg y, por lo tanto, es muy probable que Brown se sometiera a entrenamiento aéreo en el Fuerte Bragg en algún momento como parte de su entrenamiento con Boinas Verdes.

Durante Vietnam, los Boinas Verdes fueron usados extensamente en el polémico Programa Phoenix de la CIA, el cual, según algunos informes, mató hasta 30.000 “insurgentes”. En el clásico de Douglas Valentine The Phoenix Program, Valentine indica que Brown participó en Phoenix y que más tarde fundó los “Phoenix Associates” en 1974 para los veteranos del programa.

Durante su tiempo fuera del servicio a finales de la década de 1950 y principios de la de 1960, Brown ayudó en los esfuerzos por derrocar a Castro entrenando cubanos y reclutando mercenarios estadounidenses en tales esfuerzos. Como era de esperar, Brown también ha sido vinculado al asesinato de Kennedy.

“… según un informe del FBI preparado tras el asesinato de JFK, Brown “informó que había estado activo en asuntos cubanos durante varios años y que durante la primavera de 1963, en relación con la actividad anticastrista, estaba en contacto con el Partido de los Derechos de los Estados Nacionales en Los Ángeles, California. En relación con esto, se puso en contacto con el Dr. Stanley L. Drennan (de North Hollywood, un activista del Partido). Brown declaró que en una ocasión, mientras era invitado en la casa del Dr. Drennan, éste declaró en una conversación general que no podía hacerlo, pero que lo que la organización necesitaba era un grupo de jóvenes para deshacerse de Kennedy, del Gabinete y de todos los miembros de Americanos por la Acción Democrática y tal vez de otras 10.000 personas. Brown declaró que consideraba que la observación era “descabellada”; sin embargo, a medida que Drennan continuaba la conversación, tuvo la impresión de que Drennan podría haber estado proponiéndole este asunto.'”(Spooks {Espectros}, Jim Hougan, pág. 76n)

Brown también se mantuvo activo en varias intrigas después de Vietnam. A mediados de la década de 1970 estaba utilizando a Soldado de Fortuna para reclutar mercenarios para luchar en varias naciones del sur de África, como Rodesia. En la década de 1980 sus esfuerzos se habían acercado a la aprobación oficial. En el Programa Phoenix, Douglas Valentine señala que “… la persona inicialmente elegida por North para reabastecer a los contras fue el ex comandante del SOG John Singlaub, quien al hacerlo trabajó con el editor de Soldier of Fortune Robert Brown…” (pág. 428).

General John Singlaub

Como se señaló antes aquí, el general John Singlaub fue durante mucho tiempo un favorito de la extrema derecha, además de una carrera de décadas en la más negra de las operaciones encubiertas. Singlaub formó parte de la infame camarilla de “cowboys chinos” de antiguos hombres de la OSS que continuaron promoviendo una agenda de extrema derecha durante décadas en la comunidad de inteligencia estadounidense. Otro miembro era el infame traficante de armas Mitchell WerBell III, otro colaborador frecuente de Brown.

WerBell es una figura a la que nos referimos brevemente en el primer post de “Mafiosos” sobre Resorts International. A mediados de la década de 1970, WerBell se asoció con el pícaro financiero Robert Vesco, un invitado frecuente del casino Resorts’ Paradise Island. En un momento dado, Vesco incluso consideró la compra de dicho casino.

Vale la pena detenerse en WerBell por un momento, ya que hay muchas similitudes entre la operación de WerBell y la de la Compañía. Durante años, WerBell ayudó a la CIA y a varios clientes corporativos (WerBell planeó un golpe de estado en Haití en nombre de la CBS durante la década de 1960 que la cadena planeaba filmar mientras estaba en marcha) en el suministro de armas a varios regímenes, además de ayudar en el ocasional golpe de estado. WerBell también estuvo implicado en el tráfico de drogas a veces, pero no tanto como la Compañía.

WerBell

Al igual que la Compañía, WerBell operaba a través de varias corporaciones como Defense Services Inc (que proporcionaba armas y entrenamiento militar a varios regímenes) y Military Armament Corporation (que fabricaba el codiciado Ingram Mac-10 y Mac-11 además de los silenciadores que WerBell diseñó personalmente para las armas). En total, WerBell manejó hasta ocho compañías en un momento dado, proporcionando a sus operaciones un grado de legitimidad a través de clientes corporativos y estatales de buena reputación.

Por supuesto, WerBell también tenía muchos menos clientes de buena reputación. Existen rumores desde hace mucho tiempo de que algunos de estos clientes recibieron entrenamiento especial en el complejo que WerBell poseía en Georgia.

“… La Granja – sesenta acres de belleza ondulante cerca de Atlanta en Powder Springs. Se podría pensar que la falta de imaginación dio a La Granja su nombre, pero no es así. Uno dice ‘La Granja’ de la misma manera que Bela Lugosi podría decir ‘El La-bor-a-torio’; el vacuidad del nombre tiene la intención de insinuar actividades clandestinas incapaces de soportar el peso de la luz del sol. Y, más específicamente, se pretende insinuar (e incluso confundir con) el centro de entrenamiento de la CIA en Camp Peary, Virginia, también llamado La Granja.

Y al igual que su contraparte gubernamental en el norte, WerBell’s Farm no era conocida por sus contribuciones a la agricultura o la ganadería. En cambio, se dedicó a perfeccionar las herramientas y técnicas del francotirador, la contrainsurgencia y el golpe de estado. Armas, hombres y tácticas de guerra fueron probados en el elaborado campo de tiro que sustituyó a un jardín”. (Espectros, Jim Hougan, pág. 29)

un poco de entrenamiento en armas cortas en La Granja

Como se señaló anteriormente, la Compañía tenía su propio recinto curioso, el cual será tratado más adelante en un momento.

Aunque no he encontrado evidencia de una conexión directa entre WerBell y la Compañía, es altamente probable que existiera. Más allá de las similitudes entre ambas operaciones, ambas reclutadas en gran medida por Soldier of Fortune, dirigido por el buen amigo y colaborador frecuente de WerBell, Robert K. Brown. Como se mencionó anteriormente, Ingrams era una de las armas de fuego que la Compañía vendía y WerBell era uno de los mayores distribuidores de Ingrams en la década de 1970. Además, no era muy selectivo sobre a quién los vendía, siempre y cuando fueran convenientemente anticomunistas (como seguramente lo era la Compañía).

Finalmente, Bradley Bryant se trasladó a Savannah, Georgia a finales de la década de 1970 por negocios de la Compañía. La mayoría de las operaciones de WerBell también tenían su base en Georgia, específicamente en Atlanta y sus alrededores. Como tal, parece muy probable que las dos operaciones fueran conscientes la una de la otra. Este investigador sospecha que las operaciones de WerBell pueden incluso haber proporcionado una especie de inspiración a Bryant y Thornton. Pero sigamos adelante.

Las drogas y otros tipos de contrabando

Como se mencionó anteriormente, los primeros proveedores de drogas a gran escala con los que la Compañía se relacionó fueron los hermanos Chagra, Lee y Jimmy. Procedentes de Texas, los hermanos Chagra ganaron notoriedad mientras trabajaban como abogados. Se especializaron en la defensa de los narcotraficantes y eventualmente la tentación de participar en ese comercio en particular se volvió demasiado grande. Para cuando los Chagras se unieron a la Compañía, eran considerados entre los mayores proveedores de drogas ilícitas de la nación.

“La reunión de Bradley Bryant y Jimmy Chagra fue una combinación fortuita de almas afines. Aunque la organización de Bradley y Drew había tenido éxito, no podían haber soñado con una mejor asociación. En 1978 los Chagras fueron considerados por la DEA como los reyes del sistema de distribución de heroína, cocaína, marihuana y armas de fuego más grande del país. Los Chagras no sólo tenían sus propios proveedores de cocaína y marihuana en Colombia, una fuente de heroína libanesa, y conexiones con terroristas de Oriente Medio, sino que sus conexiones con el crimen organizado en Estados Unidos se encontraban en los niveles más altos de la tradicional La Cosa Nostra”.

(La Conspiración de Bluegrass, Sally Denton, pág. 73)

Jimmy Chagra

Se dice que la sociedad entre la Compañía y los hermanos Chagra surgió de los contactos de la mafia de Bradley Bryant en Las Vegas y Filadelfia (es decir, Biff Halloran). Frecuentemente la Compañía y los Chagras realizaban negocios en Caesars Palace en Las Vegas, donde ambas partes solían lavar dinero.

No pasó mucho tiempo después de que la sociedad fuera cimentada, los Chagras comenzaron a caer en desgracia. Comenzó con el asesinato de Lee Chagra en diciembre de 1978, probablemente por orden de la criminal familia Patriarca.

Luego, en 1979, Jimmy Chagra fue acusado por las autoridades federales de tráfico de drogas. Chagra respondió ordenando el asesinato del juez que enfrentaba en la corte, “Máximo” John Wood. ¿El asesino? Charles Harrelson, un socio de la Dixie Mafia que también resultó ser el padre del actor Woody Harrelson. Cuando las autoridades fueron a arrestar a Charles Harrelson por el asesinato de Wood, hubo un breve enfrentamiento. Durante estos momentos tensos, mientras Harrelson estaba drogado con cocaína, confesó el asesinato del juez John Wood… y del presidente John F. Kennedy. Esto ha alimentado la especulación durante años de que Harrelson era uno de los infames “Tres vagabundos” en el Grassy Knoll. Pero estoy divagando.

Alrededor de este mismo tiempo Bradley Bryant también comenzaría a experimentar problemas legales. Tanto Bryant como Jimmy Chagra terminaron usando al mismo abogado, Oscar Goodman, con sede en Las Vegas, que se volvió legendario por su defensa de figuras del crimen organizado mientras ejercía la abogacía. Eventualmente él y su esposa servirían como alcaldes de Las Vegas. Fue durante la época de Oscar como alcalde que Donald Trump abrió su primer hotel en Las Vegas. Goodman ayudaría a Trump a desarrollar el sitio. Pero sigamos adelante.

Oscar Goodman (derecha) con Trump en la ceremonia de corte de cinta para el hotel Trump’s Vegas

Después de la caída de Chagra y el posterior arresto de Bradley Bryant, Drew Thornton estableció otro proveedor: el Cártel de Medellín. Su contacto con los colombianos también fue muy curioso. Su nombre era Bertram Gordon, nominalmente un hombre de negocios internacional. En realidad, Gordon fue una figura clave en el mercado internacional de drogas de la década de 1980.

“La DEA creía que Gordon proporcionaba aviones para todo el cártel de Medellín, la red colombiana de importación y distribución de cocaína responsable del 80 por ciento de la cocaína que entra a Estados Unidos y Canadá. Gordon, según la DEA, trabajó directamente para Carlos Lehder, el multimillonario colombiano convicto cuyo imperio de cocaína era parte de su visión política para desestabilizar a Estados Unidos.

La DEA sabía tanto de Bert Gordon porque Gordon trabajaba para ellos…”

(La Conspiración de Bluegrass, Sally Denton. pgs. 349-350)

Sí, Bert Gordon, vinculado a la misteriosa muerte de Drew Thornton en 1984, también fue informante de la DEA, además de ser un estrecho colaborador de Carlos Lehder, adorador de Hitler. La obsesión de Lehder por el nazismo ha sido descrita anteriormente aquí.

Antes de concluir esta sección, también es interesante observar otra curiosa pieza de contrabando que la Compañía llevó a cabo a fines de la década de 1970, a saber, el robo de armas clasificadas de las instalaciones altamente clasificadas de la Estación Naval de Armas Aéreas de China Lake. Como se mencionó anteriormente, esta hazaña contó con la ayuda del primo de Bradley Bryant, Larry Bryant, un empleado civil del Departamento de Defensa con autorización de Alto Secreto. Aquí hay algunos detalles más sobre los hurtos de Larry y China Lake.

“… Larry Bryant, sobre si había obtenido el equipo militar que le había prometido a Bradley. Estacionado en la Base de la Fuerza Aérea de Nellis en Las Vegas, Larry Bryant poseía una autorización de seguridad nacional para trabajar en sistemas de radar clasificados, y se había ofrecido a proveer a Bradley con sofisticados equipos electrónicos de ocultación de alto secreto del gobierno de China-Lake.

Bradley estaba especialmente ansioso por recibir varios visores de visión nocturna Starlight y Radar IFF, llamado la’Caja Verde'”. La Caja Verde, apodada “amigo o enemigo”, es un artefacto clasificado que los aviones militares de Estados Unidos utilizaban para comunicarse con otras instalaciones militares y países amigos. Un instrumento de este tipo permitiría a los aviones de contrabando de drogas de Bradley entrar y salir de numerosos países de América Central y del Sur, ya que sus aviones enviarían una señal de que eran amistosos, sin recurrir a la comunicación por radio”.

(La Conspiración de Bluegrass, Sally Denton, págs. 83-84)

Después de que los problemas legales comenzaran para los Bryant en 1980, Larry Bryant contó a las autoridades una historia interesante mientras era cuestionado sobre cómo el hardware militar clasificado de China Lake había terminado en posesión de Bradley.

“Afirmó que se habían recuperado varios visores nocturnos del China Lake para intercambiarlos con Libia por un sistema de radar soviético que los libios habían comprado a los rusos. El gobierno de Estados Unidos quería examinar el sistema ruso, según el escenario de Larry Bryant, para duplicarlo. Todos los empleados de China Lake implicados en la desaparición de los artículos eran especialistas de alto secreto en sistemas de radar de largo alcance, tierra-aire, al igual que Larry Bryant.

Larry Bryant sostuvo que la operación encubierta le ahorraría al gobierno de Estados Unidos millones de dólares en costos de investigación y desarrollo. “Somos buenos chicos; trabajamos para el Tío Sam”, dijo uno de los empleados acusados más tarde de robar el equipo”.

(La Conspiración de Bluegrass, Sally Denton, pág. 127)

Específicamente, los Bryant y otros empleados implicados del China Lake afirmaron que los robos fueron sancionados por la CIA. Para cuando los Bryant fueron arrestados, Bradley y Drew Thornton habían estado afirmando que sus operaciones habían sido aprobadas por la CIA durante varios años. Más de unos pocos de los empleados federales encargados de investigar la Compañía habían llegado a conclusiones similares.

Tenga en cuenta las acusaciones relativas a Libia, querido lector, ya que volveremos a este punto en la próxima entrega. Por ahora, hay un aspecto final de la operación de la Compañía que me gustaría tratar antes de concluir.

Triad

Finalmente, llegamos al misterioso complejo que la Compañía operaba en la zona rural de Kentucky. Fue manejado por una corporación fundada por Bryant y Thornton llamada Triad y pronto llamó la atención de los residentes locales y agentes federales por los extraños sucesos allí. Algunos se ocupaban de cuestiones más concretas, como las indicaciones de que el complejo se utilizaba para almacenar armas y realizar actividades de adiestramiento paramilitar.

“Otras agencias federales también habían sido atraídas por rumores sobre el almacenamiento de armas y el entrenamiento de mercenarios en la Triad. Los agentes de aduanas estadounidenses en Nueva York, que estaban monitoreando las actividades del traficante de armas saudí Adnan Khashoggi, consideraron brevemente la posibilidad de que Triad fuera una subsidiaria de la Triad American Corporation de Khashoggi. El hecho de que Khashoggi frecuentaba Lexington agregó combustible a la especulación.

…El FBI en Lexington había recibido informes de que soldados extranjeros de piel oscura y nacionalidad desconocida – posiblemente libios o nicaragüenses – estaban siendo entrenados en Triad en técnicas de guerra de guerrillas. Algunos de los informes sugieren que Triad fue patrocinada por la CIA… La ATF había llevado a cabo una investigación sobre las actividades de Triad que había llegado a la conclusión de que los asistentes al “campo” eran “supervivientes que en ocasiones se visten con ropa militar y juegan a juegos de guerra, es decir, se disparan unos a otros con balas de plástico que contienen tinte rojo parecido a la sangre, se lanzan en paracaídas desde aviones, se entrenan con armas de fuego, etc.”. Triad evidentemente ofrecía entrenamiento en autodefensa, primeros auxilios avanzados, detección de radiación y la perfección de las habilidades de supervivencia individual. Los investigadores de la ATF encontraron que los estudiantes bajaron en rappel desde los acantilados traseros de la granja hasta el lecho del río Kentucky, mientras evitaban el fuego automático. Pero la ATF no encontró `ninguna información que indique ninguna conexión entre la actividad descrita anteriormente y el terrorismo extranjero/doméstico, la guerra de guerrillas y otras actividades que posiblemente violen las leyes de neutralidad”. “

(La Conspiración de Bluegrass, Sally Denton, págs. 114-115)

Cierto. Unos pocos “supervivientes” fueron capaces de conseguir el dinero en efectivo para mantener rentable una operación tan elaborada. Y una amenaza posterior hecha a la policía estatal que se había infiltrado en el recinto -que la Compañía derribaría cualquier otro vuelo de vigilancia que la policía estatal enviara sobre el recinto- fue sólo una broma.

Antes de pasar a otras acusaciones en torno al complejo, es interesante observar su relación con el infame traficante de armas Adnan Khashoggi. Durante años Khashoggi fue un activo clave de la CIA que también pudo haber estado conectado a Le Cercle, una red fascista internacional de cierta notoriedad.

Khashoggi

Khashoggi era también un amigo y algún tiempo rival del Naranja. Se encontraron con frecuencia en los círculos sociales de Nueva York durante la década de 1980 y, según se informa, Trump diseñó el salón de su apartamento en la Torre Trump para que fuera más grande que el que Khashoggi tenía en su apartamento de la Torre Olímpica. Trump finalmente compró el “megayate” de Khashoggi, el Nabila, y lo rebautizó como la Princesa Trump.

Probablemente el aspecto más extraño del complejo deTriad son las acusaciones hechas por el policía estatal Ralph Ross, durante años el investigador principal de Drew Thornton en Kentucky, de actividad oculta en el complejo.

“Coincidentemente, Ralph había estado recibiendo quejas sobre actividades sospechosas en Triad. Los vecinos habían reportado a la policía estatal que un culto de adoradores del diablo frecuentaba la propiedad, y que el constante disparo de armas automáticas podía ser escuchado…”

(La Conspiración de Bluegrass, Sally Denton, pág. 114)

Esto nos lleva a unas aguas realmente embarradas. Como estoy seguro de que los fanáticos del gran David McGowan saben muy bien, ha habido acusaciones por décadas de compuestos de entrenamiento paramilitar esparcidos por toda la nación con un sabor oculto que “entrenó” a varios asesinos en serie.

HenryLee Lucas

Estas acusaciones probablemente se originaron con el infame asesino en serie Henry Lee Lucas, quien en la década de 1980 se reivindicó como miembro de una secta que llamó la Mano de la Muerte. Como se señaló anteriormente, Lucas alegó que este culto fue entrenado en un complejo paramilitar ubicado en los Everglades de Florida. Aunque nominalmente esta afirmación parece ridícula, es importante recordar que los cubanos anticastristas fueron entrenados en campamentos paramilitares en los Everglades por lo menos hasta principios de la década de 1960. Lo que es más, este entrenamiento estaba siendo supervisado en gran parte por los mismos mercenarios que más tarde gravitarían hacia la pandilla de Soldier of Fortune de Robert K. Brown. El mismo Brown fue muy activo en ayudar a los cubanos anticastristas a principios de la década de 1960.

Carlos Lehder, el asociado del Cártel de Medellín que adoraba a Hitler y que terminaría suministrando a Thornton, también tenía una conexión interesante con esta pandilla anticastrista cubana. Durante el apogeo de su influencia, se estableció en Norman’s Cay en las Bahamas, que se utilizó como base para las operaciones de Lehder, así como para el reabastecimiento de cocaína que se enviaba de Colombia a América del Norte. Como se señaló anteriormente, antes de que Lehder tomara posesión de la isla, fue utilizada por cubanos anticastristas y mercenarios estadounidenses para realizar incursiones en Cuba. Robert Vesco, el financiero fugitivo que colaboró con WerBell en la década de 1970 y frecuentó el casino Resorts’ Paradise Island durante esa década, también fue un invitado habitual de Lehder’s en Norman’s Cay durante la década de 1980. Pero volviendo al asunto en cuestión.

Adolfo Constanzo

Como se señaló anteriormente, la afirmación de Henry fue reforzada por el descubrimiento del rancho de Adolfo Constanzo cerca de Matamoros, México (que está directamente al otro lado de la frontera de Brownsville, Texas) en 1989. Constanzo fue un ocultista cubano-estadounidense que se convirtió en una figura importante en el narcotráfico mexicano durante la década de 1980. Se creía que Constanzo y sus seguidores habían realizado sacrificios humanos en este rancho además de almacenar grandes cantidades de contrabando allí. Antes del descubrimiento del rancho, Lucas había alegado que la Mano de la Muerte mantenía un rancho cerca de Matamoros para tales propósitos. También es interesante notar que Constanzo era casi con toda seguridad un afiliado del Cártel del Golfo, al que los mencionados Los Zetas pertenecían originalmente como ejecutores antes de separarse (anotado antes aquí).

Todo esto me lleva a creer que hay fundamento para estas acusaciones de complejos paramilitares. Ciertamente, tanto la Compañía como Mitchell WerBell mantuvieron tales lugares durante la década de 1970 y se informó que habían entrenado a algunas figuras curiosas allí. El supuesto sitio de Henry Lee Lucas en los Everglades de Florida tiene precedencia sobre los sitios utilizados por los cubanos anticastristas a principios de la década de 1960, una red en la que tanto Robert K. Brown como Mitch WerBell estaban profundamente involucrados y, por supuesto, existe la posibilidad de que Constanzo, que nació en Miami a principios de la década de 1960, se criara en esos círculos.

Mientras que esto podría parecer una digresión extraña, yo ampliaría aún más el tema de este culto a los asesinos en serie en la próxima entrega. También se consideran los contactos de Bryant y Thornton en la capa superior de Lexington, así como otros lazos que Trump tiene con la Compañía. Y por último, puede que incluso me ponga a considerar las implicaciones de todo esto. Manténgase en sintonía, querido lector.

RECLUSE(25/02/2018)                                                            Visup

LOS NUEVE

El 27 de junio de 1953, nueve individuos más un médium se reunieron en una cabaña aislada en los bosques a las afueras de Glen Cove, Maine, para llevar a cabo una sesión de espiritismo en la que pretendían hacer contacto con la Gran Enéada, los dioses que los antiguos egipcios habían adorado en la ciudad sagrada de Heliópolis. Estos dioses, que eran nueve en número también, eran parte de un gran dios creador conocido como Atum. Los otros dioses consistían en Shu, Tefnut, Geb, Nut, Osiris, Isis, Seth, Nepthys, y a veces Horus. La comunicación con estas entidades fue manejada por el médium, un caballero indio conocido como Dr. D.G. Vinod, quien entró en estado de trance a las 12:15 AM y comenzó a hablar como ‘los Nueve’ a las 12:30 AM. Después, el Dr. Vinod afirmaría no tener ningún recuerdo de la conversación que precedió entre los Nueve y sus contrapartes humanas. Durante el transcurso de la sesión, los Nueve místicos informaron a los Nueve humanos que se encargarían de traer un renacimiento místico a la Tierra. A partir de ahí, los Nueve se aventuraron en construcciones cuasi-científicas y filosóficas que finalmente llevaron al reconocimiento de que ellos, la Gran Enéada, eran de hecho seres extraterrestres que vivían en una inmensa nave espacial que flotaba invisiblemente sobre el planeta y que la congregación reunida había sido seleccionada para promover su agenda en la Tierra.

Racionalmente el escenario anterior debe ser descartado como un episodio de locura por cualquiera que desee hacer un alegato sobre la cordura -Seguramente sólo los más excéntricos de la Nueva Era considerarían que tales actos eran posibles. Y eso es exactamente lo que es tan perturbador acerca de la sesión de espiritismo mencionada arriba pues la gente que asistió podría haber sido muchas cosas, pero la locura no es una posibilidad firme. Consideremos simplemente los nombres de los nueve humanos que hablaron con la Enéada esa noche: Henry y Georgia Jackson, Alice Bouverie, Marcella Du Pont, Carl Betz, Vonnie Beck, Arthur y Ruth Young y Andrija Puharich.

Para aquellos de ustedes que están familiarizados con la alta sociedad americana, un nombre debe sobresalir inmediatamente: Du Pont. Marcella Du Pont era de hecho un miembro del clan fabulosamente rico, pero los Du Ponts no fueron los únicos de sangre azul que asistieron.

También estaba Alice Bouverie que nació Ava Alice Muriel Astor, descendiente de John Jacob Astor, y la hija del Coronel John Jacob Astor IV, que murió a bordo del Titanic cuando se hundió. Su primer marido había sido un oficial en el ejército zarista, el príncipe Serge Obolensky, que se convertiría en un importante operador de la OSS durante la Segunda Guerra Mundial. Huelga decir que la Sra. Bouverie no era ajena al trabajo de la comunidad de inteligencia estadounidense.

También estaba Ruth Young, que había sido conocida como Ruth Forbes Paine de la familia Forbes, antes de casarse con Arthur Young. El Sr. Young era un famoso inventor que trabajaba para la Bell Corporation, y había sido instrumental en la creación del Helicóptero Bell. Pero la influencia de esta pareja fue mucho más allá del complejo militar-industrial. De hecho, el enigmático Arthur Young puede ser una de las figuras más significativas de finales del siglo XX. Él era el jefe financiero patrocinador detrás de los Nueve durante muchos años y una gran influencia en el movimiento de la Nueva Era en general a través de sus escritos místicos como Conciencia y Realidad.

Luego está la extraña conexión que Arthur y Ruth tienen con el asesinato de Kennedy vía Michael Paine, el hijo de Ruth de un matrimonio anterior que se casó con una mujer también llamada Ruth.

Esta Ruth -antes Ruth Hyde antes de convertirse en Ruth Paine, era la hija de un hombre empleado por la Agencia para el Desarrollo Internacional que, según Peter Levenda en su Sinister Forces -Book One: The Nine (Fuerzas Siniestras – Libro Uno: Los Nueve), era un conocido frente de la CIA. En 1963, Michael y Ruth Paine habían tenido dos hijos, pero fueron separados mientras vivían en Irving, Texas, suburbio de Dallas. El 22 de febrero de 1963, Ruth conoció a Lee Harvey Oswald y a su esposa, Marina, en una fiesta de la comunidad rusa blanca emigrante. De hecho, los Oswald habían sido invitados a la fiesta por George de Mohrenschildt, un ruso blanco y un ingeniero petrolero con presuntos vínculos con la inteligencia americana que se suicidó en 1977 poco antes de su comparecencia ante el Subcomité de Asesinatos de la Cámara.

Ruth Paine supuestamente construyó un vínculo inmediato con Marina Oswald y la invitó a mudarse a su hogar en Irving, Tejas con su niño mientras que Lee Harvey Oswald fue a Nueva Orleans a buscar trabajo. Cuando regresó a Dallas, Texas, fue Ruth Paine quien ayudó a Lee a conseguir su trabajo en el Depósito de libros de la escuela de Texas mientras Marina y su hijo continuaban viviendo con ella. Cuando ocurrió el asesinato, fueron los Paine quienes llevaron a la policía al lugar donde Oswald escondió su rifle. De hecho, mucha de la evidencia usada para condenar a Oswald fue proporcionada por Ruth Paine, como las famosas fotos de Oswald posando con su rifle, la ‘cámara espía’, los falsos documentos de Alex Hidell, etcétera.

Peter Levenda, en el libro mencionado anteriormente, incluso llega a sugerir que Ruth Paine pudo haber llevado a Lee Harvey Oswald con ella a Filadelfia en 1963 cuando se quedó con sus suegros durante su testimonio ante la Comisión Warren:

“…Ruth Paine admitió que en un momento Lee Harvey Oswald estaba considerando ir a Filadelfia. Tan pronto como menciona Filadelfia, Allen Dulles[ex jefe de la CIA -Recluse] intervino y opinó que era presumiblemente para encontrar trabajo, a lo que Ruth respondió afirmativamente. Esto es lo que se conoce como “guiar al testigo”. Filadelfia, por supuesto, es donde vivían Arthur y Ruth Young, y Ruth tenía el hábito de ir allí todos los años en el verano… como lo hizo en el verano de 1963. ¿Invitó Arthur Young al joven desertor de la Marina a su finca en Paoli?” (Sinister Forces, pág. 268)

¿Qué interés podría tener el hombre que se sentaba a horcajadas sobre la línea entre el especulador de la guerra y el gurú de la Nueva Era en el hombre que sería incriminado por el asesinato de JFK? ¿Por qué fueron sus yernos aparentemente decisivos en el marco construido alrededor de Oswald? Tal vez podamos obtener más información sobre estas cuestiones si consideramos al arquitecto jefe detrás de los Nueve. Esto nos lleva a la figura de Andrija Puharich, el hombre que había organizado la reunión de 1953 en primer lugar.

El Dr. Puharich había tenido contacto previo con los Nueve. Su primer encuentro también fue canalizado a través de Dr. Vinod en el bosque de Maine, cerca de Glen Cove, la víspera del Año Nuevo de 1952. Esto era parte de su trabajo con la Fundación Mesa Redonda, un instituto de investigación especializado en todo tipo de arcanos como la cibernética y la percepción extrasensorial. Fue fundada en 1948 por Puharich con la financiación de una variedad de personas, entre las que destacan el ex Secretario de Agricultura y el posterior Vicepresidente Henry Wallace. Wallace, un masón de alto rango, sirvió bajo FDR (Franklin Delano Roosevelt) y es el único responsable de colocar el Gran Sello con la corona masónica en el reverso del billete de dólar.

Tras su primera y segunda sesión de canalización de los Nueve a través de Vinod Puharich fue reclutado por el Ejército, la segunda vez en casi dos años en los que sirvió como Capitán en Edgewood Arsenal trabajando en la investigación de drogas alucinógenas y habilidades psíquicas.

Específicamente Puharich estaba tratando de encontrar una droga que estimulara la habilidad psíquica, según Lynn Picknett y Clive Prince en su maravilloso La Conspiración Stargate. Es también muy probable que Puharich comenzara lo que se convirtió en una asociación de por vida con la inteligencia de EE.UU.
Prince y Picknett afirman:

“Ira Einhorn, el estrecho colaborador de Puharich en la década de 1970, nos dijo recientemente que, aunque Puharich había trabajado para la CIA durante la década de 1950, ya no lo hacía veinte años más tarde. Sin embargo, las pruebas apuntan en gran medida en la otra dirección. Es casi seguro que la relación de Puharich con las agencias de inteligencia no terminó en la década de 1950. Uri Geller nos dijo en una reunión en su casa cerca de Reading en Inglaterra en 1998 que: “La CIA trajo a Puharich para que viniera y me sacara de Israel”. Jack Sarfatti va más allá, afirmando: “Puharich fue el oficial de Geller en América con dinero proporcionado por Sir John Whitmore”. Y de acuerdo con James Hurtak, a través de su Academia de Ciencias Avanzadas, Puharich `trabajó con la comunidad de inteligencia de EE.UU.”. Por implicación esto fue a principios de los 70 cuando Hurtak también estaba trabajando con él.”
(La Conspiración Stargate, pág. 206)

Picknett y Prince especulan que gran parte del trabajo de Puharich como ciudadano privado en cosas como como la Fundación Mesa Redonda y su investigación en México sobre hongos mágicos podría haber sido en interés de la comunidad de inteligencia de EE.UU.

Fue durante el viaje, en 1956, cuando Puharich tuvo su siguiente contacto con los Nueve. Él y Arthur Young junto con el psíquico Peter Hurkos estaban en México buscando drogas alucinógenas cuando se encontraron con una pareja americana de Arizona conocida como los Laugheads. Los Laugheads afirmaron estar en contacto con los Nueve a través de un medium en Arizona y para probar esto, enviaron una carta a Puharich al mes siguiente con descripciones detalladas de lo que se discutió en la segunda sesión de Puharich con Vinod en 1953.
Puharich no volvería a tener contacto directo con los Nueve hasta 1970 cuando se involucró con el mago del escenario israelí y psíquico Uri Geller. En noviembre de 1970 Puharich hipnotizó al joven israelí y de nuevo se pusieron en contacto con los Nueve después de haber sido informados de sus grandes planes para Geller. Al año siguiente Puharich regresó a Israel para una visita más larga con Geller durante la cual estuvieron en frecuente contacto con los Nueve, ya sea canalizados a través del hipnotizado Geller o apareciendo espontáneamente en cintas de audio, que luego se borraban ellas mismas o desaparecían a plena vista. Amplia actividad paranormal bombardeaba constantemente a Geller y Puharich durante este tiempo también.

Puharich trajo a Geller de vuelta a los EE.UU. en 1972 para que pudiera estudiar en el Instituto de Investigación de Sanford(SRI). La alta extrañeza los siguió hasta allí. Los experimentos de Geller en el SRI coincidió perfectamente con los primeros experimentos de la CIA en habilidades psíquicas allí, llevando a Picknett y Prince a especular que Geller pudo haber sido parte de la investigación de visión remota del SRI.

En 1973 Puharich y Geller fueron por caminos separados. Las principales figuras en las comunicaciones de Puharich con los Nueve ahora fueron Sir John Whitmore y Phyllis Schlemmer, que formaron una organización conocida como Laboratorio Nueve. Schlemmer se convertiría en el principal medium del grupo durante este tiempo, después de la breve participación del cocinero de Daytona Bobby Horne, que yo ya he discutido aquí. Schlemmer se había convencido de sus habilidades psíquicas a una edad muy temprana y fundó el Centro Psíquico de Florida en Orlando en 1969 como una especie de escuela de desarrollo psíquico. Ella publicaría The Only Planet of Choice (El Único Planeta de Elección) en 1992 que compiló varias canalizaciones con los Nueve desde 1974 y se convirtió en un superventas de la desbocada Nueva Era.

Incluso a mediados de la década de 1970, los Nueve se habían convertido en un gran negocio. Tenían varios ricos patrocinadores tales como miembros del clan Bronfmans, la familia más rica de Canadá, y el noble italiano Barón DiPauli. También ganarían partidarios célebres tales como Gene Roddenberry, el creador de Star Trek. Roddenberry incorporaría referencias en Star Trek a través de The Next Generation y Deep Space Nine.
Puharich abandonaría el círculo del Laboratorio Nueve en 1980 y aparentemente no tendría más contacto con los Nueve de ahí en adelante. Pero para entonces no importaría. Con los ricos y famosos patrocinadores los Nueve estaban en camino de desarrollar un culto devocional.
Así que para recapitular, tenemos un brillante doctor e investigador científico reclutado en la inteligencia de los EE.UU. para la que sostendría una relación intermitente hasta por lo menos los 70. Gran parte de su trabajo durante este tiempo giró en torno a la capacidad psíquica y las drogas que ayudaría a desbloquear esta habilidad. Al mismo tiempo, también canalizaba entidades que afirmaban ser tanto dioses del antiguo Egipto como extraterrestres del espacio, con el respaldo de ricos y poderosos mecenas con profundos vínculos con el complejo militar-industrial.

También tienes la extraña figura de Arthur Young, gurú de la Nueva Era y especulador de guerra cuyas relaciones legales estuvieron estrechamente relacionadas con el hombre incriminado por el asesinato de JFK. En todos los aspectos, Young fue uno de los principales actores en todo el asunto Nueve, aportando gran parte de la financiación hasta principios de los 70.

Entonces, ¿qué vamos a hacer con los Nueve y los individuos poderosos que se han congregado a su alrededor?

Picknett y Prince sugieren dos hipótesis. En la primera, los mensajes de los Nueve son algún tipo de experimento psicológico masivo con una aplicación más amplia de la guerra psicológica. En la segunda hipótesis los Nueve son una realidad pero su mensaje y/o motivo puede ser muy diferente de lo que se le dice al público. La puerta estelar del título de Picknett y Prince alude a su creencia de que Puharich estaba buscando algún tipo de droga que abriera contacto mental con alguna forma de entidad no humana. Las tradiciones de esto han existido en varias culturas durante siglos, como he escrito aquí, acerca de las comunicaciones que son posible en estados inducidos por enteógenos.

También he escrito extensamente sobre la participación de la CIA en la propagación de enteógenos. Hay muchas explicaciones principales para esto, por ejemplo, el caos y el control que estas drogas pueden invocar en las manos equivocadas. Pero a menudo me he preguntado si había una facción dentro de la comunidad de inteligencia que promoviera la propagación de enteógenos para algo mucho más místico, tal como el contacto mental con entidades no humanas de las que los chamanes han hablado a menudo en relación con estas drogas.

Puharich estuvo muy involucrado en la propagación de enteógenos a las masas a finales de la década de 1950, e incluso escribió un libro sobre el tema titulado The Sacred Mushroom (El hongo sagrado). ¿Es posible que él y algunos de sus colegas de la comunidad de inteligencia trataran de difundir enteógenos a las masas a instancias de los Nueve?
Si es así, entonces la pregunta es, ¿con qué propósito querría la comunidad de inteligencia que las masas experimentasen contacto con tales entidades?

 

 

Recluse                20/11/2010                                                             VISUP

DESMONTANDO LOS “PAPELES DE PANAMÁ” Y AL FALSO PERIODISMO DE INVESTIGACIÓN

panamapapers2Traigo aquí unas reflexiones muy atinadas de una página muy interesante que he descubierto hace poco y que animo a que visitéis: Urania en Berlín, LIBERTALIADEHATALI

‘Panama Papers’, arma de distracción masiva manufacturada por el Departamento de marketing de la CIA y el Mossad

Con gran pompa, boato, traca cohetera e impostada desvergüenza mediática se ha puesto a la luz una supuesta trama fiscal defraudatoria a nivel mundial que revela cómo, al parecer, políticos, altos funcionarios, empresarios, artistas y deportistas de todo el orbe planetario han realizado (oh, gran novedad) desfalcos fiscales y financieros a través del paraíso fiscal de Panamá. El “noble” objetivo no era otro, claro está, que el de ocultar capitales, ganancias, fortunas, en definitiva, evadir impuestos, esa cosa tan desagradable y colectivista para los ricos. Pero hay un problema (o varios) que apesta en todo este asunto. Todos sabemos quiénes han construido e impulsado esos “edenes” fiscales sobre los que ahora, hipócrita y cínicamente, se echan algunos, teatralmente, las manos a la cabeza. Nos dicen, con hiperbólica propaganda, los medios de intoxicación masiva, que más de 11 millones de documentos han sido obtenidos, de forma supuestamente “anónima”, de un despacho de abogados panameño (Mossack Fonseca). “Papeles” que han servido para escenificar una nueva gran opereta internacional con sabor a ejercicio de guerra psicológica de las agencias del crimen organizado de todos conocidas. Un operativo que ha sido dirigido, en exclusiva, para demonizar nuevamente a Rusia y a Putin, eso sí, colocando a otras marionetas de postre para que la farsa resulte más digerible.

Los “acusados” de los “Panama papers” forman parte de un carrusel, al parecer interminable, compuesto por centenares de empresas y variopintos personajes de diferentes países. Los actores principales señalados como objetivo a desprestigiar y difamar han sido, gran novedad mundial, íntimos cercanos al presidente sirio Bashar Al Asad, el ex presidente iraní Mahmud Ahmadineyad, el presidente chino Xi Jinping y, por encima de todos ellos, el presidente ruso Vladimir Putin, el objetivo a batir, aunque no figure como implicado en la “mascletá” panameña. Otros, como el dictadorzuelo neoliberal argentino, Mauricio Macri, el carnicero ucraniano Poroshenko, una borbona corrupta real española, un islandés de nombre raro o los terroristas petrojeques del Golfo, son los muñequitos de distracción secundarios para “equilibrar” el juego sucio desinformador contra Putin, el nuevo leviatán mundial.

De Bashar Al Asad, he leído una cosa esperpéntica en el site Truthdig, página trotskista americana a la que había dado una leve credibilidad, más que nada por algún artículo suelto de su periodista más destacado, Chris Hedges. Pero vaya…vaya..porquería al más puro estilo Fox News. Lean y asómbrense: Los documentos de Panamá revelan que la riqueza robada por la familia Assad ayuda a explicar la Revolución Siria. Ahi es nada, la boutade de estos “campeones”….Truthyihad style. Menos mal que los usuarios le dan un buen repaso al payaso indocumentado que escribe semejante morralla infame. Pero no es un plumífero cualquiera, ni tan “indocumentado”, no, sino que los hábiles lectores de Truthdig le han identificado como ex agente de la CIA: In 2011, Counterpunch documented that Cole worked as a CIA consultant—his past support for invasion of Afghanistan and Iraq are well publicized)

Pero..un momento…¿no echan de menos a alguien en este infumable folletín “panameño”? Efectivamente, acertaron, en la tangana papelera del país centroamericano no se han visto implicados (el azar es así de caprichoso) los grandes oligarcas y políticos gestores de las políticas criminales (y los paraísos fiscales) de EEUU, Israel (no hagan caso si les cuelan que hay empresas israelíes por allí) y la mayor parte de países de Europa (salvo algunos elementos irrelevantes que mueven al sonrojo). No, no aparecen las gigantescas mafias políticas y financieras del complejo militar industrial estadounidense, Wall Street, Hollywood o magnates-oligarcas con estrechos vínculos con la CIA, el poder político estadounidense y los países de la OTAN. No aparecen narcobancos creados por la CIA, la DEA y otras agencias de inteligencia para financiar oleoductos de droga, golpes de Estado o “revoluciones de colores”. ¿Se acuerdan, si han leído a Paul L. Williams (Operation Gladio), del Nugan Hand, el narcobanco creado por la CIA en las Islas Caimán para sufragar la red terrorista Gladio? ¿Dónde está el dinero sucio de la CIA con el que está financiando el Gladio B, es decir, el Estado Islámico?

Ningún personaje o entidad relevante de EEUU aparece en el bodrio panameño. Y ello a pesar del hecho de que el imperialismo está “a tiro de piedra” de Panamá, su protectorado, país que EEUU invadió en 1989 para deponer al que era su hombre, el narcodictador Manuel Antonio Noriega, que se les había “ido de las manos”. La invasión de Panamá causó miles de muertos civiles (sobre todo en el barrio de El Chorrillo), víctimas que los marines lanzaron al mar despedazando sus cuerpos. La ocupación militar del país centroamericcano fue orquestada, fundamentalmente, para aprovechar el caos golpista que, en aquel año de 1989, estaba organizando la CIA en el Este socialista de Europa, por lo que dicha invasión pasaría a un segundo plano mediático, como así sucedió. Panamá es, a todos los efectos, un paraíso fiscal ensamblado y dirigido fundamentalmente por EEUU e Israel, sobre todo para canalizar el narcotráfico a nivel mundial.

LOS MONTAJISTAS MEDIÁTICOS DE LOS “PANAMA PAPERS”: EL ICIJ, FALSO PERIODISMO DE “INVESTIGACIÓN” AL SERVICIO DE EEUU, LA OTAN Y EL NUEVO ORDEN ANGLOSIONISTA. CAMPAÑA MEDIÁTICA EN CONTRA DE RUSIA

ASÍ ACTÚAN LOS ESBIRROS MEDIÁTICOS DE LA CIA. UN CUADRO PICTÓRICO TENDENCIOSO CON EL PRESIDENTE SIRIO ASAD CULPABLE EN LOS “PAPERS” DE PANAMÁ Y AL FONDO CIVILES SIRIOS HERIDOS O MUERTOS Y CIUDADES DEVASTADAS POR HELICÓPTEROS DEL EJÉRCITO SIRIO QUE LANZAN BARRILES DE DINAMITA SOBRE SU PROPIA POBLACIÓN. VERGÜENZA DE PERIODISMO CRIMINAL
ASÍ ACTÚAN LOS ESBIRROS MEDIÁTICOS DE LA CIA. UN CUADRO PICTÓRICO TENDENCIOSO CON EL PRESIDENTE SIRIO ASAD CULPABLE EN LOS “PAPERS” DE PANAMÁ Y AL FONDO CIVILES SIRIOS HERIDOS O MUERTOS Y CIUDADES DEVASTADAS POR HELICÓPTEROS DEL EJÉRCITO SIRIO QUE LANZAN BARRILES DE DINAMITA SOBRE SU PROPIA POBLACIÓN. VERGÜENZA DE PERIODISMO CRIMINAL

La operación “Panama papers”, coordinada por la CIA, ha sido llevada a cabo por el llamado Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación (ICIJ). Se trata de un grupo de reporteros de todo el mundo que trabaja en los medios hegemónicos, los cuales están claramente, no hace ni falta decirlo, al servicio de los intereses de Washington. Vamos, lo que se dice periodismo independiente “investigador” de primer nivel. El embuste no podía empezar con peor pie. El más conocido y el elegido para dar a conocer la charada panameña es el alemán Süddeutsche Zeitung (el de la imagen de arriba), pero también están en el tinglado medios como The Guardian (Reino Unido), el judío-sionista defensor de las masacres palestinas, Haaretz (próximo a Netanyahu), además de Le Monde (Francia), Stern (Alemania), The Sunday Times (UK), La Nación (Argentina) y un largo etc de medios controlados. Mientras, de parte de EEUU los más relevantes son, cómo no, los periódicos cabecera de la CIA, The Washington Post y The New York Times.

También aparece en el ICIJ la ínclita Radio Free Liberty Europe, en Azerbaiyán, la emisora de propaganda anticomunista creada por la CIA en la guerra fría, que todavía sigue activa. En España colaboran con el ICIJ medios de la extrema derecha como El Mundo, El Confidencial o el neoconservador pro-norteamericano y atlantista ELPAÍS, caracterizados todos ellos por estar aquejados de una rusofobia compulsiva, al igual que los antes mencionados. Por tanto…¿se puede creer uno, de partida, este tongazo de los “Panama Papers” cuando ha sido publicitado, selectivamente, por los mismos medios que sirven al nuevo orden globalista, a sus falsas banderas y a sus guerras genocidas? De los media españoles (ELPAIS, ElMundo, La SEXTA) omito reflejar su recital de basura “anti-Putin”, exhibida hasta el indecoro y servilismo más repulsivo,  en favor de EEUU.

Pero vayamos a lo sustantivo sobre quién está detrás estos falsimedios. ¿Cuáles son las fuentes de financiación del ICIJ que dejan en evidencia su impostura “panameña”? El ICIJ recibe fondos, para su negocio de desinformar y mentir, de instituciones (ONG’s tapadera) o lobbys injerencistas como la Fundación MacCarthur, la Open Society Foundation de George Soros, la Fundación Ford, Pew Charitable Trust y otras con tufo a pantallazos monitoreados desde el espionaje estadounidense. El ICIJ es auspiciado, además, por el Centro para la Integridad Pública (IPC), otra “ONG” fachada de la CIA creada para dar soporte a la desinformación global, centro que es subvencionado, a su vez, por la Fundación Ford, la Fundación Carnegie, la familia Rockefeller o la Fundación Kellogg. Es decir, unas “joyas” informativas de primer orden. Motivo suficiente para echar al vertedero, sin contemplaciones, todo este suntuoso aparato propagandístico de los “Panama Papers”, obra exclusiva con el sello distintivo de la CIA y el Mossad.

Como dice Gordon Duff, editor-jefe de Veterans Today, La filtración de esta información de Mossack Fonseca por los medios corporativos sigue una agenda gubernamental occidental muy clara y precisa. No hay mención alguna en el informe de Mossack Fonseca del uso masivo del paraíso fiscal panameño por las grandes sociedades corporativas de Occidente o multimillonarios de las democracias capitalistas, sus principales clientes. Al Mossad le encanta toda esta basura de líderes políticos de todo el mundo que ahora puede controlar aún mejor.

El periodismo de “investigación” respaldado por los medios hegemónicos no es más que un contenedor de basura que tiene como objetivo servir a la lógica imperialista de desinformar y tener al rebaño domesticado. En el caso de los “papers panameños” existe un claro componente demonizador hacia un país y un dirigente concreto: la Rusia de Putin. A su vez, se omite, sospechosamente, en ese fraude manipulador, a político, banco, compañía o empresario estadounidense alguno. Lo que no te cuentan en los medios imperiales es algo tan sencillo como esto: ¿Cómo es posible que no haya salido a la luz ninguna empresa o individuo estadounidense cuando Panamá es una colonia de Estados Unidos y es utilizada a menudo por los norteamericanos ricos para la evasión de impuestos?

El periódico británico The Guardian y el resto de medios serviles con Washington que han fabricado toda esta gran comedia de los “Panama papers” no han presentado ni  una sola prueba de que el líder ruso, Vladimir Putin, esté “implicado” en fraude o evasión fiscal alguna, pero es culpable sin serlo, agarrándose a una serie de vaguedades sobre conexiones con amigos de la infancia y otros chistes al uso para inocular a la opinión pública el hecho de que Putin es un corrupto y un delincuente, pasando de puntillas y sin meter ruido sobre otros personajes que aparecen en el informe panameño incluidos, por otra parte, con calzador y con ánimo de jugar la exquisita baza de la manipulación.

Señala acertadamente Sibel Edmonds, en la anterior entrada, que toda esta suerte de mercenarios del periodismo chivato tiene una más que relación incestuosa con las agencias de espionaje occidentales. En el caso del alemán Süddeutsche Zeitung, el propagador originario de toda esta basura, su jefe de investigación, Hans Leyendecker fue señalado por el ex Ministro alemán del SPD, Andreas Von Bülow, disidente de la versión oficial del 11-s y gran conocedor de las maquinaciones criminales de los servicios de inteligencia, como un agente de la CIA. Imaginen al resto de falsimedios y sus más prominentes y pusilánimes falsificadores-“redactores”.

Los “Documentos de Panamá” son, en definitiva, un bluff, una falsa bandera mediática orquestada por los globalistas que ha sido enmascarada como “periodismo de investigación” y desde donde se ha diseñado una serie de insinuaciones para lograr convencer al ciudadano medio, ese que está robotizado por los “mass-mierda”, de que existe un enemigo, muy concreto (ruso para más señas), que “asesina” espías como Litvinenko, bombardea poblaciones civiles en Siria, derriba aviones de pasajeros (Ucrania), invade territorios “ajenos” (Crimea) y ahora tiene cuentas corruptas en paraísos fiscales, cuando los mayores paraísos fiscales son y han sido siempre los Estados Unidos y sus socios europeos del crimen organizado, sus principales creadores.

Putin aguó la fiesta terrorista en Siria a los asesinos anglosionistas por lo que tienen que seguir socavando su imagen, aunque sea con este macropapel higiénico panameño. Se van a tener que joder, puesto que el líder ruso ya se está limpiando con él y su figura e imagen siguen estando a salvo de las maniobras criminales del Nuevo Orden occidental.

UraniaenBerlín

WILILEAKS PODRÍA SER UNA OPERACIÓN ENCUBIERTA DE LA CIA

Aunque podría tratarse de una burda estrategia para desacreditar a WikiLeaks, algunos sugieren que esta organización es parte de una sofisticada operación encubierta, diseñada por la CIA para desinformar a la población mundial

En enero de 2007 un miembro importante de WikiLeaks, John Young, quien actualmente encabeza el sitio cryptome.org, renunció a la organización alegando que se trataba de una operación encubierta de la CIA. Por otro lado algunas fuentes de inteligencia de diversos países asiáticos han sugerido la posibilidad de que “WikiLeaks está operando una campaña de desinformación, alegando persecución de las agencias estadounidenses de inteligencia, pero realmente pertenece a esas mismas agencias”. De hecho no deja de llamar la atención que esta organización dedicada a filtrar información confidencial sea respaldada por gente como George Soros, y que haya logrado en tan poco tiempo convertirse en un protagonista del actual escenario geopolítico, en buena medida con la ayuda de medios informativos del mainstream, los cuales parecen proteger y alimentar la presencia de WikiLeaks.

Esta hipótesis apunta a que a fin de cuentas los secretos revelados por la organización están cuidadosamente seleccionados de acuerdo a una compleja agenda, pero que a fin de cuentas los hechos más significativos, que realmente revelarían los intereses de la élite geopolítica son simplemente mantenidos en la sombra, por ejemplo la necesidad de Estados Unidos de que Pakistán continúe apoyando a los talibanes para mantener a flote la supuesta guerra de Afganistán, la cual forma parte de un mega show bélico destinado a lucrar del tráfico mundial de heroína y a mantener activa la economía de guerra estadounidense.

WikiLeaks se define a sí misma como “una organización multi jurisdiccional para proteger a disidentes internos, filtradores de información, periodistas y blogers que enfrentan amenazas legales o de otro tipo por publicar información, cuyo interés principal es exponer regimenes opresivos en Asia, el antiguo bloque soviético, África subsahariana, y el medio oriente, pero asistimos a la gente de cualquier otra nación que quiera revelar comportamientos no éticos de gobiernos y corporaciones. Y apuntamos a lograr el máximo impacto político posible.” Sin embargo existe un reporte elaborado por el controversial periodista radicado en Washington, Wayne Madsen, que revela una aparente afiliación de Wikileaks como parte de una operación oculta de la CIA. En el reporte se denuncia a WikiLeaks como parte de la estrategia de espionaje digital de Estados Unidos e Israel, operada por la CIA y el Mossad respectivamente, y como fuentes cita a comunicados de las agencias de inteligencia en China y Tailandia. En particular China sospecha que la organización tiene conexiones con el Mossad.

WikiLeaks está íntimamente involucrado con una operación de 20 millones de dólares de la CIA en la que disidentes chinos que viven en Estados Unuidos hackean constantemente computadoras del gobierno de China. Este grupo de hackers simulan ataques informáticos a redes del ejército estadounidense, supuestamente provenientes e China, para que luego el gobierno de Estados Unidos pueda denunciar ciber ataques por parte del gigante asiático. Esta supuesta amenaza justifica el aumento en el presupuesto de ofensiva y defensiva de Estados Unidos y siembra el miedo de organizaciones públicas y empresas en este país que eventualmente se cobijan bajo el gobierno. Para reforzar su hipótesis, Wayne Madsen advierte que uno de los miembros del consejo de WikiLeaks, Ben Laurie, es un programador y experto en seguridad cibernética que trabaja para Google, empresa que recién firmó un acuerdo de cooperación con el conglomerado de agencias de inteligencia estadounidense, la Agencia Nacional de Seguridad (NSA).

También de acuerdo a las fuentes de inteligencia de Asia que han filtrado información a Madsen, la CIA se molestó con WikiLeaks luego de que se enterará que la organización también estaba colaborando con la agencia israelí de el Mossad. Ello motivó que la CIA suspendiera momentáneamente el otorgamiento de fondos a WikiLeaks y por esa razón uno de los fundadores que se presenta bajo el alias de Daniel Schmidt, decidiera mover la operación central de la organización a Bélgica y Suecia.

Por otro lado existen rumores de que George Soros, el viejo lobo de la especulación financiera y uno de los hombres más poderosos del mundo, podría también estar fondeando la operación de Wikileaks. Supuestamente cuando el senador estadounidense Norm Coleman se opuso al nombramiento de Mark Malloch como presidente del Banco Mundial, a quien Soros apoyaba, el magnate húngaro pidió a Daniel Schmitt que hackeara la lista de seguidores de Coleman, robando los datos bancarios y sus domicilios para luego publicarlos en el sitio de wikileaks.org. Esta movida eventualmente costaría a Coleman su reelección frente al demócrata Al Franken, otro de los protegidos de Soros. Además, de acuerdo a esta misma versión Soros estaría promoviendo el movimiento de la base central de operación de WikiLeaks hacia Islandia, país que por un lado se perfila como uno de los mayores protectores de activistas en internet, y que por otro lado su sistema bancario que se encuentra en plena recuperación tras la crisis de 2008 parece el terreno ideal para que el húngaro instale algunos millonarios negocios mientras que WikiLeaks se mantenga cerca de él y pueda continuar sus operaciones desde la tierra del hielo.

Por otra parte el presidente de Irán, país que se ha visto involucrado en los cables filtrados, donde se menciona presión del rey de Arabia Saúdita y de Israel para atacar a Irán, ha declarado a la BBC, que considera que WikiLeaks  es solo propaganda y se trata de una guerra psicológica en contra de su país. “No creemos que la información haya sido filtrada. Creemos que fue organizada para ser publicada en una base regular para lograr ciertas metas políticas”, dijo a la BBC.

Finalmente, dentro de las múltiples acusaciones que acusan a WikiLeaks de estar aliado con la CIA y otras agencias de inteligencia, se presentan una lista de mails de un importante ex miembro de la organización, John Young, en donde Además asocia a Wikileaks con la mafia rusa del Phishing cuyo epicentro se encuentra en Israel y supuestamente es operada por un grupo de judíos rusos.

Con la enorme turbulencia generada por la última publicación por parte de WikiLeaks, que incluye una gran cantidad de cables diplomáticos de funcionarios estadounidenses que revelan “chismes geopolíticos” algunos relevantes y otros meramente entretenidos, lo cierto es que el escenario resulta un poco confuso. Y aunque todos estos rumores bien podrían ser parte de una burda estrategia para deslegitimar a WikiLeaks, lo cierto es que nada es suficientemente disparatado para ser descartado per se, y no sería la primera vez que termina por comprobarse que un organismo o movimiento aparentemente contracultural en realidad forma parte de la misma agenda a la que supuestamente combate.

Así las cosas, lo mejor sería estar pendiente del desarrollo de todo este fenómeno wikilikeano y ejercer nuestra capacidad de análisis a partir de una postura un tanto escéptica frente a cualquiera de los protagonistas. Y más allá de que WikiLeaks sea o no parte de una operación encubierta de la CIA, lo cual tal vez ni siquiera importe, parece innegable que el contemplar esta posibilidad representa un ejercicio sano para encarar la realidad sobreinformada que nos ha tocado vivir en la actualidad.

PijamaSurf 

Y también una nota interesante recogida de El Oro de los Dioses

Wikileaks puede ser un instrumento para la demolición controlada del sistema, para marcar el ritmo del fin de una era mientras ellos, la élite illuminati-sionista-satanista elabora a pasos agigantados el camino hacia el Nuevo Orden Mundial, con un sólo gobierno, un sólo banco y una única moneda.

No cuela que Julian Assange ande por el mundo sin ser detenido, ni cuela que le entregue a medios de comunicación en manos de la élite gobernante toda la documentación para que estos filtren sólo aquello que no duele. Nada de lo filtrado hasta hoy hará tambalear el sistema.

Fuente: Arucas Blog

LOS CONTACTOS DE VIKTOR BOUT

Hace dos semanas, un tribunal tailandés decidió autorizar la extradición a Estados Unidos del famoso traficante de armas ruso Viktor Bout, encerrado en una cárcel de Tailandia desde que hace dos años le detuvieran en Bangkok unos agentes de la DEA que se hacían pasar por miembros de las FARC colombianas dispuestos a comprarle armas. Bout, que quiere evitar a toda costa ser juzgado en Estados Unidos, no puede apelar el fallo del tribunal, pero una serie de complicaciones jurídicas y políticas están frenando el proceso de extradición hasta el punto de que cabe la posibilidad de que salga en libertad antes deque finalice el año.
Durante estos dos años, el Gobierno estadounidense ha exigido al tailandés que extradite a Bout, acusándole de vender armas a una organización terrorista. Rusia también ha presionado a Tailandia, pero para impedir la extradición y su ministro de Asuntos Exteriores ha calificado la decisión del tribunal tailandés de “ilegal y política” y ha declarado que la decisión “ha sido tomada bajo una gran presión”.

Paradójicamente, las medidas que ha tomado el Departamento de Justicia estadounidense para asegurar la extradición de Bout son las que la están retrasando y podrían hacer que nunca llegara a producirse. Después de que un tribunal tailandés rechazara el año pasado la petición de extradición basada en la acusación de terrorismo, argumentando que Tailandia no considera que las FARC sean una banda terrorista, sino una organización política, Estados Unidos decidió presentar otras acusaciones, por blanqueo de dinero y fraude electrónico. Cuando el tribunal de apelación autorizó la extradición, dictaminó que Bout debía ser puesto en libertad si al cabo de tres meses sigue estando en territorio tailandés. Inmediatamente después del fallo, el Departamento de Justicia de Estados Unidos se apresuró a enviar a Bangkok un avión para trasladar a Bout a Nueva York, pero la extradición se ha aplazado porque ahora un tribunal tailandés debe estudiar las segundas acusaciones y, mientras el avión espera en el aeropuerto de Don Muang, la justicia tailandesa podría tardar semanas e incluso meses en tomar una decisión.

¿Quién es Viktor Bout?

En su propia página web, Viktor Bout se define como un “vendedor nato con una pasión imperecedera por la aviación y un eterno deseo de triunfo”, un “hombre de negocios que se hizo famoso mundialmente gracias a una serie de cuentos e historias ficticias”. Bout siempre ha sostenido que no tiene nada que ver con el tráfico de armas y que su fama como el “mercader de la muerte” se debe a la envidia de sus competidores europeos en África. Sin embargo, los investigadores de la ONU, Estados Unidos, la UE o la Interpol que han estado siguiendo sus pasos durante casi dos décadas cuentan otra historia muy diferente de este amante padre de familia con numerosos pasaportes e identidades falsas.

Viktor Bout nació el 13 de enero de 1967 en Dushambe, Tayikistán aunque sus padres eran rusos. Estudió en el Instituto Militar de Idiomas Extranjeros de Moscú, (habla más de seis lenguas), y después se licenció en Ciencias Económicas. Los siguientes año sirvió en la fuerza aérea rusa. Muchos afirman, aunque él lo niega, que era una agente del KGB y que durante dos años estuvo destinado en Angola como agente del servicio de espionaje militar soviético. En cualquier caso, los conocimientos y contactos adquiridos durante su formación académica y su carrera militar le serían de gran utilidad cuando emprendiera sus negocios tras la caída del telón de acero.

Según su propia versión, Bout comenzó su carrera empresarial en 1992 cuando compró por 120.000 dólares tres viejos aviones Antonov y comenzó a realizar vuelos de larga distancia desde Moscú. Sin embargo, según sus socios, fueron algunos altos cargos de GRU, o Directorio Principal de Inteligencia (los poderosos servicios secretos del ejército soviético y, después, del ruso) los que decidieron cederle los aviones a cambio de participaciones en los beneficios. Tras la disolución de la Unión Soviética, una gigantesca flota de aviones y un inmenso arsenal con todo tipo de armas quedaron abandonados en los antiguos países de la URSS. Muchos ex-militares aprovecharon la ocasión para hacer negocios y vender armamento a todo tipo de Gobiernos y organizaciones. Viktor Bout no fue el único que aprovechó aquella oportunidad, pero fue el que tuvo más éxito.

Bout se estableció pronto en Sharjah, uno de los Emiratos Árabes Unidos, un lugar con unas regulaciones sumamente laxas y convenientemente situado entre Asia Central, Europa del este y África. Aunque los aviones de sus múltiples compañías estaban registrados en países como Angola o Liberia, todos ellos volaban desde los Emiratos. Mediante un complejísimo entramado empresarial y una flota de aviones cada vez mayor, era capaz de vender y transportar todo tipo de mercancías a los clientes más diversos, desde flores y pollos congelados hasta armas.

Las primeras armas se las vendió a la Alianza del Norte afgana en 1992, pero se cree que cuando sus enemigos los talibán llegaron al poder, también haría negocios con ellos (no en vano, Sharjah era uno de los principales puntos de suministros del régimen talibán). Ese tipo de negocios en la cuerda floja pronto sería frecuente en el imperio empresarial clandestino de Bout, que se haría famoso por saltarse todos los embargos y por vender armas a los dos bandos de un mismo conflicto. Entre su amplía cartera de clientes se encontraban Gadafi o Charles Taylor y sus armas se usaban en conflictos como los de Sudán, el Congo o Sierra Leona.

Bout no sólo aprovechó las ventajas y las oportunidades que brindaban la globalización y los agujeros legales de un mercado poco regulado, también eligió sector que cualquier economista calificaría de “emergente”. Por su propia naturaleza, existen pocos datos sobre el tráfico ilegal de armas y los que hay disponibles son poco fiables, según algunos estudios ese tráfico mueve alrededor de mil millones de dólares al año, pero es probable que la cifra sea mucho mayor. En cualquier caso, el gasto militar mundial ha aumentado un 45 por ciento en el decenio comprendido entre 1998 y 2008 hasta situarse en casi un billón y medio de dólares en ese último año y el volumen de ventas de armas ha crecido un 22 por ciento en todo el mundo durante los últimos cinco años.

Otro país que empleó los servicios de Bout fue Estados Unidos, durante los primeros años de la guerra de Iraq. Empresas como Halliburton subcontrataron durante años sus empresas para transportar suministros de todo tipo, a pesar de que algunas de aquellas empresas habían sido declaradas ilegales por el propio Gobierno estadounidense y de que en la mayoría de los casos no era ni mucho menos imposible rastrear quién se encontraba tras ellas y había muchos otras empresas en el mercado que podrían haber realizado el mismo trabajo.

Bout diversificó sus negocios y sus aviones llevaron ayuda humanitaria en numerosas ocasiones para la ONU, la Unión Europea y numerosas ONG. Sus empresas se ocupaban de repartir las ayudas del Programa Mundial de Alimentos en África y tras el Tsunami que azotó las costas de Asia en 2004, se encargó de transportar material de ayuda a Sri Lanka.

La contratación de compañías y aviones para el reparto de ayuda humanitaria por parte de compañías que también venden y transportan las armas que se usan esos mismos conflictos o en otros no es una franquicia exclusiva de Bout. Según un informe del Instituto Internacional de Estudios para la Paz de Estocolmo (SIPRI) publicado el año pasado los traficantes de armas se han “infiltrado en esos mercados” de una forma generalizada hasta el punto de que al menos un noventa por ciento de los aviones de carga intercontinentales que, según el Consejo de Seguridad de la ONU e informes de otras organizaciones, se usan para el tráfico de armas, también han sido empleados por diversos organismos de la ONU, la UE, la OTAN, ONG y contratistas privados en África, Europa y Oriente Medio.

A finales de los años noventa, diversos gobiernos y organizaciones internacionales comenzaron a investigar a Bout al mismo tiempo que sus agencias utilizaban sus servicios. En 2002, Estados Unidos, la ONU y la UE aprobaron la aplicación de sanciones en su contra y trataron de bloquear sus cuentas bancarias. Sin embargo, Bout pudo continuar con sus actividades sin mayores problemas. Se refugió en Moscú, donde le protegía el Gobierno, y, por otro lado, se sospecha que algunos agentes de la CIA obstaculizaron en diversas ocasiones investigaciones sobre él realizadas a finales de los noventa y principios de este siglo. Aunque es poco probable que países como Estados Unidos y Gran Bretaña tuvieran como política dejar que Bout actuara libremente, siempre resultaba de alguna utilidad. De hecho, la DEA ocultó la investigación y la operación en la que fue detenido hace dos años incluso al resto de agencias federales Estadounidenses.

Ahora que se acerca la posibilidad de ser extraditado, se especula con la posibilidad de que Boute saque partido de sus contactos con todo tipo de redes criminales transnacionales, numerosas organizaciones terroristas y grupos de insurgentes de todo el mundo, así como de los entramados del Estado, las agencias secretas y el crimen organizado rusos. Compartir sus conocimientos sobre todos ellos podría librarle de la cadena perpetua.

La conexión tailandesa

Mientras espera que un grupo de jueces tailandeses decidan su suerte, Bout envió hace pocos días una carta al primer ministro Abhisit Vejjajiva, en la que le pide que impida la extradición y que aumente la seguridad en la cárcel, ya que se siente amenazado. El primer ministro ya ha respondido que prefiere que el proceso judicial llegue a su fin antes de tomar cualquier decisión y ha indicado que el proceso podría prolongarse algún tiempo ya que hay varios detalles rodeados de confusión, sobre todo en lo tocante a “aspectos relacionados con la política tailandesa sobre los cuales se ha informado incorrectamente”.

Vejjajiva se refería al nuevo giro que ha tomado el “caso Bout” tras el anuncio del fallo del tribunal de apelaciones. Un nuevo giro que le ha otorgado a Bout un inesperado papel en la crisis política en la que esta sumida Tailandia desde hace años.

Hace algunas semanas, un diputado de la oposición y líder de los camisas rojas declaró que un diputado del Partido Demócrata de Vejjajiva y ayudante personal del primer ministro, Sirichok Sopha, había visitado a Bout en abril para preguntarle si el ex primer ministro Thaksin Shinawatra estaba relacionado con un avión cargado de armas procedente de Corea del Norte que fue incautado el año pasado en Bangkok, un caso en el que se sospecha que estaba involucrado Bout. Vejjajiva negó que se hubiera producido esa visita, pero después Sirichok reconoció que había hablado en la cárcel con Bout sobre el avión procedente de Corea, pero no sobre Thaksin. Sin embargo, la esposa de Bout hizo pública una declaración de su marido en la que éste afirmaba que el diputado fue a verle a la cárcel y le enseñó fotografías del avión privado de Thaksin, le pidió consejo para “interceptarlo” y detener a Thaksin y trató de vincularle al avión procedente de Corea del Norte. Por su parte, Thaksin ha anunciado que va a demandar a Sirichok por vincularle con el avión y el tráfico de armas.

Las implicaciones del “caso Bout” para la vida política tailandesa podrían alcanzar incluso a la sacrosanta familia real. Según un artículo publicado en el New York Times un día después del fallo sobre la extradición (del que a las pocas horas se retiraron todas las referencias a la corona), durante el juicio el abogado de Bout entregó una lista de testigos entre los que se encontraban algunos asesores de la casa real tailandesa. Cuando se produjo la detención de Bout, Rusia estaba manteniendo conversaciones con Tailandia para proporcionarle un submarino ligero en honor del rey Bhuimibol Adulyadej y sus más de sesenta años en el trono. Es posible que Bout estuviera relacionado con el asunto, lo que haría que la detención fuera sumamente embarazosa para la monarquía tailandesa y podría explicar en parte la razón por la que Tailandia se ha mostrado tan reticente a aprobar la extradición. ¿Hasta dónde llegan los contactos de Viktor Bout?

CARLOS SARDIÑA                   Periodismohumano