HISTORIAS ATERRADORAS DE LA “GENTE SOMBRA” (QUE RECORDARÁS)

GS7Cuando intentas incorporarte o despertarte de lo que crees que es una pesadilla, apenas alcanzas a entreverlas. De repente observas oscuras figuras, -más oscuras que las tinieblas-, en pie a tu lado, mirando fijamente a tus ojos. Los denominados “gente sombra” se supone que son criaturas humanoides a menudo asociados con un espíritu o entidad. La mayoría de ellos parecen ser de sexo masculino y algunas personas incluso han afirmado verles con sombreros y largos abrigos. Rara vez se comunican y parecen extrañamente interesados en los seres humanos.

No hay realmente ninguna explicación para ellos o la razón de su visita. Incluso parecen compartir las mismas características que el “síndrome de la Noche Bruja“, tales como los terrores nocturnos, parálisis e incluso la sensación de asfixia. Algunas personas creen que la gente sombra viene de otro mundo y otros piensan que podrían ser entidades demoníacas. No importa cuál sea el caso,  la gente sombra seguirá materializándose en todo el mundo y puede que nunca sepamos la razón de su existencia.

A continuación se presentan algunas experiencias que he recogido de la red, de personas que afirman haber sido visitadas por estos observadores de dormitorios:

1. “Ven conmigo”

GS8Una noche desperté paralizado. Miré hacia la ventana, mis ojos era lo único que yo podía mover. Sentado en la ventana había una forma oscura de hombre que me observaba. Dentro de mi cabeza, podía oír una voz débil diciendo “ven conmigo”. Sentía que me estaba muriendo poco a poco o lo que pensaba era la experiencia de muerte. Mi respiración se detuvo, y noté como mi corazón latía más y más lento. Estaba aterrorizado y con toda mi energía, forcé a mi cuerpo a incorporarme. En el momento en que me senté en la cama la aparición desapareció. Yo estaba completamente agotado. Me di cuenta de que el reloj marcaba las 3:15 . Esto ocurrió un par de noches durante ese mes. La última vez, casi me dio el impulso de seguirlo. La sensación de muerte era de miedo al principio, pero fue emocionante al mismo tiempo. Algo así como la primera colina en una montaña rusa. Hace un par de años desde ese primer encuentro, y he estado moviéndome de un lugar a otro con la esperanza de evitar el contacto con este ser. Parece que siempre me encontrará pasados unos meses, no importa donde vaya. A veces quiero estar solo, pero este ser y las otras cosas que me rondan siempre están cerca. Ellos no entienden lo cansado que puedo estar a veces. – JL

2. Sin ojos

gs3Tendría diez u once años cuando fui a esta casa. Era de día y el edificio estaba bien iluminado. Miré en unas pocas habitaciones y nada fuera de lo normal hasta que fui a un pasillo y allí estaba, de repente en el otro extremo de la sala, mirándome, a pesar de que no tenía ojos. La sombra y yo nos miramos el uno al otro durante algún tiempo, y no me pareció que era real hasta que empezó a caminar hacia mí lentamente. Me di la vuelta y él había recorrido alrededor de siete metros en una fracción de segundo. Finalmente salí de la casa y miré de nuevo. Se había detenido en la puerta, casi como si fuera incapaz de salir de la casa, entonces él simplemente se dio la vuelta y regresó a donde estaba. – Courtney

 3. Una presencia en la casa

gs1Unos meses antes de la muerte de mi madre, ella y mi hermana estaban discutiendo sobre sucesos extraños acaecidos en nuestra antigua casa. Mi madre dijo que había visto varias veces una forma oscura en el armario de su habitación. Según ella este ser llevaba un hábito con capucha.

Mi hermana se sorprendió por la descripción de mi madre porque recordó a una sombra que se colocaba sobre su cuna y la empujaba con un dedo huesudo. Me llamaron y me preguntaron si yo había tenido alguna visión similar en la casa y les conté sobre un ser sombrío que constantemente se colocaba a los pies de mi cama, dejándome con un miedo a la noche tan fuerte que no dormía sin cubrirme la cabeza tapándome los ojos. Pero todavía puedo recordar la sensación de que esa cosa estaba ahí y la seguridad de que si miraba por encima de mi sábana le vería allí de pie.

Mi hermano también nos contó sobre el pequeño hombre que salía del armario casi todas las noches y permanecía en su habitación. Esta sombra era más visible y mi hermano pudo ver que llevaba una especie de extraña boina.

(…) Todavía se me pone la piel de gallina cuando hablo de ello. – Katbowl

4. Poltergeist

GS00La noche antes de mi experiencia, yo había sido el objetivo de una actividad poltergeist. Y no me refiero a la clase traviesa de poltergeist, la presencia de mi habitación era francamente maligna. Esa es otra historia, pero creo que los acontecimientos estaban relacionados. La noche que tuve mi experiencia, salí al baño (esto alrededor de la 1 o las 2 de la noche). Cuando entré en la cocina (el baño está conectado a la cocina en mi casa), todavía estaba nervioso a causa de la noche anterior. Por lo tanto, encendí todas las luces en mi camino al baño. Cuando entré en la cocina y alcancé la luz, una sombra brotó del fregadero. Me dije que era sólo mi imaginación hasta que se dio la vuelta y se dirigió hacia mí. Había ojos rojos brillantes mirándome desde la zona donde debía estar la cara.

La sensación que tuve fue una presencia definida del mal (al igual que la noche anterior). Grité y salí corriendo de la habitación, y luego pasé el resto de la noche en la habitación de mis padres en el suelo (no me da vergüenza admitirlo, aun cuando tenía veinte años en ese momento). – KJM

5. El niño sombra

gs5Probablemente fue hace diez años atrás, en 1999, no recuerdo el mes, cuando estaba viviendo en una casa móvil de alquiler en Pleasanton al sur de San Antonio, Texas. Mi ex-novia y yo vimos a un niño sombra. Era temprano en la mañana, alrededor de las 3:30 o 4:15,  mi ex y yo estábamos en la sala de estar durmiendo en el suelo. De repente me desperté; abrí los ojos y frente a mí había una sombra que parecía un niño pequeño, de un negro oscuro que no se puede describir. No parecía que llevara ropa, sino sólo pura negrura. Estuvo frente a mí por unos pocos segundos hasta que echó a correr a mi derecha y hacia abajo por el pasillo. La luz del pasillo estaba encendida en ese momento y pude ver la sombra con mucha claridad. Cuando huyó todo lo que pude oír eran sus pasos corriendo. El ruido sonaba como pies corriendo por un suelo de madera, pero lo raro era que había una alfombra con una cubierta de plástico de vinilo, para no ensuciarla.

En ese momento, yo estaba tan asustado que cuando lo vi no me moví. Otra cosa rara de la experiencia fue que mi ex se había despertado al mismo tiempo. Cuando huyó, todo lo que oí fue: “¿viste eso?”. Supe que no era el único que lo había visto y que no era sólo mi imaginación. Después de eso, los dos nos quedamos despiertos tratando de comprender lo que acababa de suceder. Mi ex me diría siempre que escuchó un ruido como de arañar procedente del exterior pero yo no le creí. Pero esto había conseguido mi atención. Nunca he experimentado otro encuentro con la sombra. Un par de meses más tarde nos trasladamos. -Francisco

Sígueme en las redes sociales. Mientras tanto recuerda…..¡dulces gritos!!

ANA OLVERA

Fuentes originales: www.paranormal.about.com y www.shadowpeople.com

Ana Olvera en Twitter: https://twitter.com/Raging_Rain
Facebook: www.facebook.com/Screaming-for-Horror-1547805215472062/ Facebook: www.facebook.com/Horror-Movie-Maniacs-1420341231516521/

Visto y traducido de: Ghostdiaries

EL AUGE DE LOS VAMPIROS ENERGÉTICOS

Depositphotos_7707958_s-570x379En los últimos siete u ocho meses, me he dado cuenta de la evolución progresiva de algo muy extraño; algo profundamente extraño, y algo francamente perturbador. ¿Y qué podría ser? Bueno, vamos a echar un vistazo. Primero tengo que explicar una cosa antes de que lleguemos al fondo de la cuestión. Como alguien que escribe un montón de libros y artículos, y regularmente participa en programas de radio, es bastante comprensible que yo termino siendo el receptor de una gran cantidad de testimonios del tipo de alta extrañeza.

Por lo general, debido a que la gente tiene conocimiento de la clase de cosas que me interesan, suelo recibir informes de casos sobre cuestiones específicas que me intrigan. Esto es, asuntos relativos a cosas como la criptozoología, y también a ciertos aspectos del fenómeno OVNI, como  los contactados o el misterio de los Hombres de Negro(HdN). Es también por eso que raras veces recibo informes de fantasmas y casas encantadas, porque son temas que en realidad no me interesan.

Todo lo cual me lleva de nuevo a la cuestión de lo que ha estado pasando durante los últimos siete u ocho meses. Ha habido un claro aumento en el número de informes que he recibido de lo que sólo puedo denominar como entidades paranormales depredadoras. Quiero decir algunas de las criaturas más extrañas del tipo HdN, la infame Gente Sombra, así como una subcategoría dentro de éstos   conocido como el Hombre del Sombrero. Personalmente, tengo mis sospechas de que todos ellos son parte de un misterio mucho mayor, combinado y dividido. Eso, sin embargo, es una historia para otro día.

imagesPero, aquí hay algo que es a la vez fascinante e inquietante. No sólo me ha llegad una gran cantidad de informes sobre tales criaturas espeluznantes en los últimos meses, sino que en muchos de los casos los testigos los describen como siendo consumidos por estas misteriosas entidades, en situaciones semejantes al  vampirismo. Pero no me refiero a que la gente haya sido desangrada por monstruos de rostro pálido, capa, colmillos y miedo al ajo. No, es peor que eso.

Literalmente tengo docenas de casos que se remontan al verano pasado, donde gente, -en su mayor parte, pero no exclusivamente-,  de los Estados Unidos me han informado de los encuentros con ese grupo antes mencionado(el Pueblo Sombra, el Hombre del Sombrero, y los HdN), y donde los testigos se han sentido, como una persona me dijo, “psíquicamente drenado” por la entidad que encontraron.

He escuchado otras referencias a esto ,-en este caso, al Hombre del Sombrero-, como “se ha llevado mi energía”. Otros utilizan términos como “paliza” (como un diabético que ha perdido una comida podría explicar),  “fatiga incesante” y “alimentarse de mi alma”.

Todos estos variados informes registrados tienen algo muy significativo que les une a todos. Los testigos creen que las cosas sobrenaturales que encontraron (por lo general, mientras estaban en la cama, y ​​durante las primeras horas de la mañana) estuvieron alimentándose de ellos. Como ya he dicho, no como un típico vampiro tradicional. Sino, tal vez, por lo que podríamos denominador un vampiro succionador de energía.

Es un vampiro que parece no desarrollarse por una buena cantidad de la sustancia roja, sino en nuestra propia fuerza vital, en nuestra esencia, en lo que hace que todos y cada uno de nosotros sea único. Por supuesto, si eso es exactamente lo que está sucediendo entonces se podrían plantear importantes preguntas: ¿Qué parte de nuestra energía, aparentemente no física, puede ser digerida? ¿Cómo puede ser transforomada a una forma de “combustible” para estas entidades? Las respuestas simplemente no las conocemos.

Por supuesto, uno puede encontrar ejemplos de este tipo de comportamiento parasitario en todo el mundo de lo sobrenatural. Sucedió a principios de 1950 con Albert Bender, cuya salud física fue duramente golpeada por ataques de agotamiento, jaquecas y náuseas cuando tuvo la compañía de los HdN. Los casos de ataques psíquicos, -ya sea por demonios, como íncubos y súcubos, entre muchos otros-, también muestran tales efectos en las personas, y lo han hecho durante siglos e incluso más tiempo.

Pero, eso no es el fondo. Lo que estoy señalando es que, -a partir de los informes que estoy recibiendo, y por razones desconocidas-, este tema de “alimentación” sobre la población ha experimentado un auge espectacular en el último año. ¿Es esto indicativo de algo en el horizonte? ¿Está el mundo de lo sobrenatural “subiendo la apuesta” por razones que no puedo entender? ¿Hay otros investigadores recibiendo más y más informes de este tipo de “succión energética” de la misma manera que yo?

Si los hay y están leyendo esto, sin duda me lo harán saber.
Algo se está alimentando de nosotros, y está cada vez más y más hambriento…..

NICK REDFERN

CUIDADO CON EL HOMBRE DEL SOMBRERO

b012dad2a89042c89157f58ed5494d66Hace un par de noches terminé de leer el nuevo libro de Heidi Hollis, The Hat Man: The True Story of Evil Encounters (El Hombre del Sombrero:  La Verdadera Historia de los Encuentros Maléficos). Este es un libro fascinante que merece ser leído por estudiosos de diversas áreas de investigación, como los ovnis, fantasmas, abducciones alienígenas, demonología, otros reinos de la existencia, el más allá, y mucho más,  incluyendo también a los Hombres de Negro, tema este último sobre el que volveré más adelante.

Conocí a Heidi em 2005, cuando participamos en una filmación de una semana para un programa de televisión que nunca salió al aire, sobre el asunto Roswell de 1947. También sé que Heidi es una hábil escritora e investigadora, y alguien que sabe cómo agarrar la atención de sus lectores y escribir de una manera que es a la vez informativa y entretenida. Y, dicho esto, voy sobre el último lanzamiento de Heidi.

El Hombre del Sombrero es un libro que es tan esclarecedor como inquietante. A través de sus 240 páginas se habla del ascenso,  desarrollo y difusión del espeluznante fenómeno del título del libro. Y Heidi, – como resultado de su investigación, escritos, programas de radio, y la voluntad de ayudar a la gente-, se ha convertido en el innegable punto focal  sobre las informaciones del Hombre del Sombrero.

Todo esto nos lleva a la pregunta más importante de todas: ¿quién, o qué, es el Hombre del Sombrero? Bueno, eso es una muy buena pregunta. En pocas palabras, un número incalculable de personas, que se remonta a un período indeterminado de tiempo, han informado de encuentros con lo que es claramente una entidad malévola con intenciones que no son buenas en absoluto.

En algunas ocasiones el Hombre del Sombrero aparece en una forma oscura (no muy diferente de los infames Gente Sombra, -con quiénes el Hombre del Sombrero está casi seguro relacionado, aunque no sepamos por qué-). En muchas ocasiones, sin embargo, el Hombre del Sombrero aparece en una forma humana normal, con una barba negra y un traje negro y  con un largo abrigo o manto casi siempre negro, también.
cover
Lo más notable de esta escalofriante figura es, por supuesto, su sombrero. A veces, es un sombrero de fieltro (fedora, estilo Indiana Jones, LdH), otras veces es un viejo sombrero de copa. De vez en cuando, es más como un sombrero vaquero. Pero, independientemente de la clase, siempre está presente el sombrero.

Muchos de los encuentros ocurren mientras la víctima se encuentra en un estado alterado distinto, como en el sueño. Relatos de pesadilla de terribles visitas, en las primeras horas de la mañana, del Hombre del Sombrero abundan en las páginas del libro de Heidi. Ninguna de ellos es positiva. Todas son negativas. El Hombre del Sombrero parece atraer o provocar (tal vez, incluso, ambas) la mala suerte, la desgracia, la mala salud, e incluso la muerte. El robo del alma también puede ser una de las horrorosas secuelas de este personaje.

Lo que hace que el hombre del sombrero sea tan difícil de identificar, -en términos de lo que es y lo que representa-, es que él aparece en numerosas situaciones. Los que han incursionado con tableros Ouija han recibido visitas ominosas. Como los abducidos por extraterrestres que han avistado al Hombre del Sombrero en relación con los denominado extraterrestres del tipo “Grises” y “Mantis”. Personas cuyas vidas han cambiado para mal han sido acosadas por el Hombre del Sombrero.

Aún más inquietante, el Hombre del Sombrero parece ser atraído por ciertas familias, -varias generaciones reportan avistamientos de esta cosa taimada y sombría. Y si eso no fuera suficiente, Heidi cuenta cómo el Hombre del Sombrero se entrometió en su propia vida: amigos y familiares denunciaron extrañas  experiencias del estilo Hombre del Sombrero. Al avanzar la investigación de Heidi, también lo hizo lo que parecía ser una conciencia extraordinaria por parte del Hombre del Sombrero que Heidi estaba rastreando.

Esto es algo que he experimentado personalmente en varias ocasiones: cuando buscamos estas entidades algo aparece para alertarlos de lo que estamos haciendo. Heidi también observa cómo unos cuantos testigos del Hombre del Sombrero han tenido sueños proféticos, y pesadillas de un futuro oscuro y apocalíptico que implican una guerra nuclear.

Vuelvo ahora a los Hombres de Negro, que mencioné al principio de este artículo. De la misma manera que Heidi obtiene una gran cantidad de informes sobre el Hombre del Sombrero, así yo conseguí muchos sobre los Hombres de Negro, habiendo escrito un par de libros sobre el tema y numerosos artículos. Heidi toca el misterio HdN en su libro,  lo cual no es sorprendente, dado que los HdN y el Hombre del Sombrero hombre son muy parecidos.

Pero hay algo más: tengo registrados varios casos donde algunas personas recibieron visitas de HdN después de usar el tablero de la Ouija, al igual que Heidi con respecto al Hombre del Sombrero. Tengo informes de personas que han vinculado brotes de enfermedad con los HdN, que es también un aspecto controvertido del Hombre del Sombrero.

Y no nos olvidemos, cuando, -casi sin ayuda-, a principios de 1950 Albert Bender marcó el comienzo del fenómeno de los Hombres de Negro, los HdN no eran otra cosa que agentes del gobierno. Ellos se aparecieron en su dormitorio, a altas horas de la noche, en medio de un hedor insoportable a azufre. Tenían unos ojos brillantes que rezumaban amenaza. Por si fuera poco, la salud de Bender fue afectada dramáticamente (en el mal sentido, he de destacar) por sus nocturnos visitantes con sombrero.

¿Si creo que el Hombre del Sombrero y los Hombres de Negro son a la vez parte de algo más grande y más interconectado? Sí, yo ciertamente lo creo.

shadowman-300x216Heidi no especula mucho sobre todo esto: ella es de la firme opinión de que el Hombre del Sombrero es, literalmente, una entidad diabólica. Como cristiana, Heidi cree que el Hombre del Sombrero es un siervo del diablo, algo que está jugando un papel importante en la batalla entre el bien y el mal, y por las almas de la raza humana.

Otros pueden tener opiniones diferentes. El hecho importante, sin embargo, es que el Hombre del Sombrero está siendo visto. Y está siendo visto más y más. Algo está pasando. Algo extraño está ahí fuera. Algo que nos quiere. Algo que se burla e incluso nos manipula. Su nombre es el Hombre del Sombrero. E indudablemente deberías leer el libro de Heidi sobreen esta cosa de mal fario.

NICK REDFERN

CUANDO LOS SERES DE LAS SOMBRAS ATACAN

shadow1Lo primero que cruzó la mente del entonces niño de cinco años Steven Paynter fue que algo se había roto en Bury, Greater Manchester, Inglaterra. “Alrededor de 1986, mi madre me llevó a la casa de su amiga”, -dijo-, “pensé que le habían robado porque su cocina, -toda la cocina-, estaba cubierta totalmente por grandes huellas negras de manos. Casi como un animal.”

No dijo nada de las huellas negras, no hasta años más tarde. “Mencioné el incidente a mi madre, lo que vi. Ella me miró y me dijo ‘nada en la pared, Stephen'” Él no sabía como podría ser eso. Las huellas estaban allí y la amiga de su madre dijo que vio sombras y la imagen de oscuros rostros sobre las paredes. Pero su madre seguía afirmando que no vio nada en las paredes.

Desde ese instante las imágenes oscuras han seguido a Paynter. Las huellas como de animales que vio a los cinco años se han convertido en entidades. “He visto un gran gato negro de ojos rojos, siempre en mi puerta”, dijo. “El Hombre del Sombrero siempre anda por ahí, y la típica gente de la sombra igual que nuestras sombras en un día soleado.”

Esa “típica” gente de la sombra ha llegado a ser habitual para Paynter; incluso les ha dado un apodo, “Joeys”. Él ve a menudo a esos “Joeys” en sus sueños, y sus sueños son violentos.

“Tras cada encuentro con esos seres, me siento muy lento y soy capaz de ver mi cuerpo en la cama. Siempre que soy perseguido, me cierran las puertas e intentan arañarme o hacer contacto físico conmigo.”

Los médicos le han dicho que esas pesadillas están causadas por un desorden del sueño, pero él no está de acuerdo. Cuando las entidades aparecen, en la habitación suena como un zumbido elétrico y Paynter sabe que hay algo allí.

“Es como una experiencia fuera del cuerpo. Puedo verme en la cama”. A los dieciséis años, soñó que era perseguido por el jardín, en la casa y hasta dentro de su cama. “Desperté pero no podía moverme. Sentía como si acabara de correr la marathon de Londres. Tenía un calambre en mi pierna izquierda.”

shadow2Más recientemente se descubrió marcas físicas. “Me desperté como si hubiera estado activo toda la noche. Los músculos tensos, doloridos e incluso los dedos lastimados. En dos ocasiones he tenido pequeños arañazos en el lado derecho siempre después de un encuentro.” Durante esos encuentros, sus “Joeys” son los únicos que se aproximan, el Hombre del Sombrero tan sólo permanece en la escena, mirando.

Sin embargo, ninguno de tales encuentros tendría parangón con lo que Paynter llama “el ataque”.

“Fue hace unos tres años, yo fui a la cama normalmente y noté mi usual zumbido que precede al ataque, y caí dormido”. Lo siguiente que supo es permanecía en pie al lado de la cama contemplando su cuerpo descansando junto a su novia de entonces. “Supe instantáneamente lo que iba a pasar e intenté despertar. Entré en pánico porque nunca me había visto así y pensé que estaba moribundo.”

El sueño de Paynter continuó y vio tres entidades sombrías en la habitación, dos “Joeys” y el Hombre del Sombrero. “Yo estaba más confundido y aterrorizado que nunca.”  Una de las entidades arremetió contra Paynter, la otra alcanzó a arañarle. Como es usual en el estado de sueño, los movimientos de Paynter eran lentos, como si estuviera bajo el agua, pero Paynter, instructor de jujitsu, luchó contra esas entidades a pesar de todo.

“Nunca lo había hecho antes pero fui a por ellos y no opusieron resistencia.” Paynter luchó contra la gente de las sombras lanzando bastantes puñetazos y se retiraron tras el Hombre del Sombrero. “Después me giré y vi por primera vez una línea, una línea plateada como una cuerda casi desde mi espalda, entonces desperté empapado y mi corazón iba muy deprisa.” Todavía podía sentir la presencia de los seres de las sombras pero ya no podía verlos.

Los dedos de Paynter estaban doloridos por el ataque. Cuando miró su rostro en el espejo, su lado izquierdo reflejaba la marca de un arañazo.

Tras el ataque, los encuentros, que ocurren cada dos semanas, cambiaron. “Después de la lucha, ahora todos ellos me rodean. Es lo que tu o yo haríamos ante algo que no hubiéramos visto antes.”

Paynter no puede aceptar el hecho de que esos encuentros no sean reales. “Yo me digo que es mi cerebro. La ciencia me dice que hay algún defecto en mi, pero mi corazón me dice que no y no se que demonios es. Tengo 31 años y se que estoy bloqueado por esto, pero me gustaría una respuesta.”

Recientemente recibió una. Cuando charlaba con una exnovia con la que aún está muy unido, ella le dijo que esos encuentros no estaban sólo en su cabeza. “Hace unos años yo estaba muy enfermo en el hospital por una infección bacteriana. Ella me dijo algo que nunca había mencionado antes, así que era la primera vez que yo lo oía.”

La noche antes de que ella llevara a Paynter al hospital, el yacía en cama sudando por la fiebre. Paynter comenzó a respirar pesadamente y ella se inclinó para despertarle, pero cuando lo hizo vio algo que no esperaba. “Ella vio por el rabillo del ojo a un gran hombre, una sombra iluminada por las luces de la calle.” Ella parpadeó pero la sombra del hombre continuaba allí. Volvió a parpadear y se fue.

Paynter se despertó y dijo, “¿Él te ha asustado? ¡Ni aún enfermo pueden parar! Debido a la fiebre alta Paynter no recuerda esa noche, pero ese incidente convenció a su novia de que las historias de los ataques de los hombres de las sombras eran reales. “Después de eso nunca creí lo que el doctor te dijo,” le aseguró ella. Y partir de entonces la chica siempre dejaba la luz encendida.

JASON OFFUTT

Artículo relacionado:

LOS ACECHADORES DE LAS SOMBRAS