QUÉ ESPERAR DE LOS EXTRATERRESTRES CUANDO HAGAMOS EL PRIMER CONTACTO

contact1Dada la inmensidad del espacio, sólo puede ser una cuestión de tiempo antes de hacer contacto con extraterrestres inteligentes. Pero, ¿cómo podría una civilización alienígena reaccionar a un encuentro y bienvenida tan monumental, y cómo podemos posiblemente conocer sus intenciones? Esto es lo que podríamos esperar.

Las civilizaciones extraterrestres serán seguramente como los copos de nieve: no hay dos que sean la misma. Cada una será diferente según una serie de factores, incluyendo su modo de existencia, la edad, la historia, la etapa de desarrollo, y el nivel de desarrollo tecnológico. Dicho esto, las civilizaciones avanzadas pueden tener mucho en común ya que se adaptan a retos similares; todos compartimos el mismo universo, después de todo.

Obviamente nunca hemos interactuado con una civilización extraterrestre, así que no tenemos prácticamente datos a compartir. La predicción de las intenciones extraterrestres es, pues, una perspectiva muy precaria -pero sí nos tenemos a nosotros mismos para considerarnos como un modelo potencial, tanto en términos de nuestra situación actual y dónde podríamos estar dirigiéndonos como especie en el futuro. Con esto en mente, he analizado tres escenarios diferentes en mi esfuerzo por predecir cómo las inteligencias extraterrestres (IETs) podrían reaccionar al reunirse con nosotros:
closeencounters-alien_1474
1-El contacto con una especie biológica como la nuestra;
2-El contacto con una especie post-biológica más avanzada que la nuestra; y
3-El contacto con una inteligencia extraterrestre basada en una máquina superinteligente.

Claramente, puede haber otras tipologías extraterrestres por ahí, pero no tiene ningún sentido tratar de predecir lo que podrían ser, especialmente en cuanto a sus intenciones.

Pararse en el mismo paño cosmológico  

Prácticamente no hay manera de que una especie exótica aparezca y se comporte exactamente igual que nosotros, pero eso no significa que no vayamos a compartir ciertas similitudes; en realidad, podemos ser más parecidos de lo que no -especialmente si los dos estamos todavía en la etapa biológica de nuestro desarrollo.

Como el biólogo evolucionista Richard Dawkins señaló en Climbing Mount Improbable, no hay planificación a largo plazo involucrada en la evolución, pero las especies se mueven hacia los picos de su acondicionamiento físico, es decir, que tienden a mejorar en las tareas especializadas con el tiempo (un ejemplo clásico es la tela de araña, que se considera un “diseño” óptimo en la naturaleza). Es más, algunas especies separadas por el tiempo y el espacio han sido conocidas por evolucionar a rasgos sorprendentemente similares, un fenómeno biológico conocido como evolución convergente. No es descabellado suponer, por tanto, que una especie exótica con inteligencia similar a la humana -y los atributos físicos para ejercer esa inteligencia en su entorno- compartirán ciertas cosas en común con los seres humanos, incluidas las tecnologías y los comportamientos heredados.
contact2
En su nuevo libro, The Runes of Evolution, el biólogo evolutivo Conway Morris sostiene que, mientras que el número de posibilidades en la evolución es astronómica, el número que realmente funciona es una fracción infinitesimal menor.

La convergencia es uno de los mejores argumentos para la adaptación darwiniana, pero su gran ubicuidad no ha sido apreciada“, señaló en un artículo reciente de la Universidad de Cambridge. “A menudo, la investigación sobre la convergencia es acompañado por exclamaciones de sorpresa, y la describen como extraña, notable y sorprendente. De hecho, está en todas partes, y es una indicación notable de que la evolución está lejos de ser un proceso aleatorio. Y si los resultados de la evolución son, al menos en términos generales predecibles, entonces lo que se aplica en la Tierra será de aplicación a través de la Vía Láctea, y más allá“.

Morris sostiene que los extraterrestres biológicos probablemente se asemejan a los seres humanos, incluyendo en características como las extremidades, cabezas, cuerpos -y la inteligencia. Y si nuestros niveles de inteligencia son comparables, entonces nuestras psicologías y respuestas emocionales pueden ser similares también.

Los comportamientos heredados

¿Entonces qué comportamientos heredados podríamos compartir en común?

Como especie que desciende de los primates, somos criaturas muy sociales con tendencias jerárquicas definidas. Como Jared Diamond señaló en Guns, Germs and Steel: The Fate of Human Societies, también somos tomadores de riesgo. De hecho, los seres humanos son distintos de entre los primates porque exhibimos tendencias migratorias; nuestros antepasados con ​​frecuencia abandonaron sus entornos “naturales” en busca de los mejores, o cuando iban tras criaturas migratorias como parte de la caza mayor. Este comportamiento de riesgo, junto con nuestra insaciable curiosidad, habilidades lingüísticas y habilidades conceptuales sin precedentes, nos ha permitido innovar y organizarnos a lo largo de los milenios.
contact3
Pero ¿es justo proyectar nuestros atributos primates a los extraterrestres? Si y no. Los extraterrestres biológicos no es probable que sean primates, pero algunos pueden ser muy similares a los primates. Para las especies terrestres, el modo de la evolución de una fase darwinista a una fase post-darwiniana puede seguir patrones similares. Y desde una perspectiva construccionista social, los humanos y los extraterrestres también pueden compartir similitudes en el ámbito socio-político.

Dicho esto, si las especies exóticas evolucionaron a partir de diferentes precursores biológicos, como los animales similares a los peces, insectos, dinosaurios, aves, o algo que no observamos aquí en la Tierra, sus comportamientos probablemente serán muy diferentes, y por lo tanto muy difíciles -pero no necesariamente imposible- de predecir. Pero es justo decir que una especie antisocial excesivamente beligerante, no importa cuán inteligente o físicamente hábil sea, no es probable que avance a una etapa postindustrial capaz de viajar por el espacio.

Si los extraterrestres son biológica y socialmente iguales que nosotros, por lo tanto, pueden compartir muchos de nuestros deseos e inclinaciones, incluyendo nuestro interés por la ciencia, y el encuentro e interacción con la vida extraterrestre. Al mismo tiempo, sin embargo, pueden también compartir nuestro instinto de supervivencia y la experiencia de miedo en la reunión con “el otro”, llevando a la priorización de lo que está en el grupo.

Si debemos hacer el primer contacto con una inteligencia extraterrestre (ETI), tendremos que asegurarnos de que nos encontremos amigablemente. Esperemos que vayan a hacer lo mismo. Pero incluso si estamos dispuestos a reunirnos, un gran desafío estará en la evaluación de los riesgos del intercambio cultural y tecnológico; sólo porque nos reunamos no significa que algo malo podría suceder involuntariamente. Como un ejemplo histórico, la introducción de enfermedades de Eurasia a las Américas durante la época de colonización es un poderoso recordatorio de lo que puede suceder cuando civilizaciones dispares y anteriormente aisladas se reunen.

Como ha dicho Stephen Hawking, “si los extraterrestres nos visitan, el resultado sería tanto como cuando Colón desembarcó en América, que no resultó bien para los nativos americanos. Sólo tenemos que mirarnos a nosotros mismos para ver cómo la vida inteligente podría convertirse en algo que no querríamos conocer”.
contac4
El fallecido Carl Sagan tenía una opinión diferente, argumentando que es inapropiado hacer analogías históricas cuando se habla de las intenciones alienígenas. En un contacto optimista, dijo que era poco probable que vayamos a enfrentar “la barbarie colonial” de IETs avanzadas. Según Sagan, civilizaciones alienígenas que vivieron lo suficiente para colonizar una buena parte de la galaxia serían menos propensas a participar en un imperialismo agresivo. También pensaba que cualquier extraterrestre “pendenciero” serían anulado por una especie más potente. Lo que es más, no creo que IETs tecnológicamente avanzadas tendrían nada que temer de nosotros, así que no tenemos por qué temerles.

Encuentros cercanos del tipo máquina

La búsqueda de señales de radio y mensajes láser puede llevarnos a descubrir una especie exótica como la nuestra. Pero si una nave espacial extraterrestre apareciera de repente en la puerta, es muy poco probable que saliera algo biológico. Lo más probable es que una especie de máquina estaría allí para saludarnos.
contact7
Como el historiador jefe de la NASA, Steven J. Dick ha señalado, la forma dominante de la vida en el cosmos es probablemente post-biológica. Civilizaciones alienígenas avanzadas, ya sea a través de su propia evolución trans biológica o a través del aumento de su progenie artificial inteligente, son más propensos a estar basados en la máquina que en la carne. Nosotros mismos podríamos estar yendo en esta dirección, como lo demuestran los avances actuales y pendientes en la genética, la cibernética, la nanotecnología molecular, la ciencia cognitiva y la tecnología de la información.

Como Dick señaló en su ponencia, “The Postbiological Universe”:
Debido a los límites de la biología y de los cerebros de carne y hueso… la evolución cultural eventualmente resultará en métodos para mejorar la inteligencia más allá de los límites biológicos. Si el fuerte concepto de Inteligencia Artificial es correcto, es decir, si es posible construir IA con más inteligencia que los productos biológicos, la inteligencia postbiológica puede tomar la forma de la IA. Se ha argumentado que los humanos sí pueden convertirse postbiológicos en este sentido dentro de unas pocas generaciones.

Esta línea de argumentación llevó a Dick a postular el Principio de Inteligencia:
El mantenimiento, la mejora y la perpetuación del conocimiento y la inteligencia es la fuerza motriz fundamental de la evolución cultural, y en la medida en que la inteligencia pueda ser mejorada, será mejorada.

Suena como una declaración de una agradable misión -una común a todas las civilizaciones a medida que evolucionan y se adaptan a las condiciones cambiantes en el tiempo. Dados similares paisajes adaptativos -como tratar de desarrollar una estable y óptima Civilización Tipo II Kardashev o vivir en tándem con una superinteligencia artificial- las IETs pueden evolucionar hacia un modo común de existencia. Sin embargo, las presiones adaptacionistas extremas, incluyendo y especialmente la mitigación de los riesgos existenciales, pueden limitar la vida post-biológica de manera muy estrecha. Si este fuera el caso, es posible que finalmente seamos capaces de predecir la naturaleza de esta modalidad. Tal ejercicio podría servir al doble propósito de modelar a nuestros seres futuros y a las características potenciales y tendencias de las civilizaciones extraterrestres.

Una megaestructura similar a una esfera Dyson
Una megaestructura similar a una esfera Dyson

Huelga decir que los extraterrestres post-biológicos, como cyborgs o civilizaciones compuestas por mentes subidas, tendrían un conjunto diferente de prioridades de lo que estamos acostumbrados. Estas IETs pueden estar contenidas para construir sus Esferas de Dyson y vivir sus vidas virtuales alimentados por masivos Cerebros Matrioshka. Si este es el caso, es posible que no tengan ningún deseo de hacer contacto con seres biológicos como nosotros. Es difícil saber si estarían dispuestos a hacer contacto con civilizaciones similares a las suyas, aunque lo más probable es que querrían cuidarse a sí mismos. Una especie de xenofobia intergaláctica puede explicar El Gran Silencio y la Paradoja de Fermi; la escasez de olas colonizadoras de IETs parece sugerir que todo el mundo prefiere quedarse en casa, lejos de las miradas indiscretas.

Al mismo tiempo, si las inteligencias de las máquinas gobiernan el cosmos (ya sea localmente o a través de la inmensidad del espacio), entonces podemos ejecutar lo que se conoce como el problema de la inconmensurabilidad. Por el momento, las diferencias entre las mentes humanas y las mentes de la máquina es tan grande que la comunicación es imposible. En pocas palabras, la predicción de las intenciones y comportamientos de la inteligencia post-biológica es prácticamente imposible.

Cuidado con la Skynet extraterrestre

Como señaló Dick, el cosmos puede estar salpicado de superinteligencia artificial (SIA) -máquinas que sucedan o suplanten a sus antepasados ​​biológicos.
contact8
La predicción de los comportamientos y las intenciones de las SIAs es un enigma que actualmente enfrentan los teóricos de la IA que se preocupan por la posibilidad de que la mente de las máquinas se salgan fuera de control. Pero también es algo por lo que los astrobiólogos y científicos de SETI deben preocuparse.

¿Qué podría hacer una superinteligencia extraterrestre basada en la máquina consigo misma? Es alarmante, puede adoptar una serie de “objetivos instrumentales” para asegurar su existencia continua. Si este es el caso, es posible que desee alejarse de ellos (y por “alejarse” me refiero a mantener un perfil bajo cósmico). El filósofo de la Universidad de Oxford Nick Bostrom explica lo que entiende por objetivos instrumentales:
Varios valores instrumentales pueden ser identificados que son convergentes en el sentido de que su consecución aumentaría las posibilidades de que el objetivo del agente que se está realizado para una amplia gama de objetivos finales y una amplia gama de situaciones, lo que implica que estos valores instrumentales son susceptibles de ser perseguidos por un amplio espectro de agentes inteligentes situados.

En otras palabras, mientras que una superinteligencia artificial extraterrestre puede tener un conjunto de metas principales, ellas serán, en palabras de Bostrom, las de “perseguir objetivos intermedios similares porque tienen razones instrumentales para hacerlo.” Él llama a esto la Tesis de la Convergencia Instrumental.

El físico y teórico de la IA Steve Omohundro ha tomado la punta en tratar de predecir lo que podrían ser estos sub-objetivos. Su lista de unidades incluyen la auto-preservación, auto-protección, función de utilidad o integridad de meta-contenido (es decir, garantizar que no se desvía de sus objetivos o valores predeterminados), auto-mejora y adquisición de recursos. En consecuencia, las inteligencias alienígenas basadas ​​en máquinas avanzadas pueden ser extraordinariamente peligrosas para los forasteros.

En el lado positivo, sin embargo, una super-poderosa inteligencia de la máquina puede haber adoptado un objetivo principal, o la función de utilidad, que le obliga a eliminar tanto el sufrimiento de la galaxia como le sea posible. O para crear tantas experiencias individuales significativas como sea posible, es decir, mediante la conversión de toda la materia utilizable en computronium. Piense en ello como la aplicación pan-galáctica de la ética utilitarista. Si ese es el caso, ciertamente debemos esperar a reunirnos con ellos algún día. Asumiendo, por supuesto, que no nos destruyamos en el proceso.

GEORGE DVORSKY

Fuente original: io9

Modificado por orbitaceromendoza

Anuncios

LAS DIAPOSITIVAS DE ROSWELL Y LA “GENTE HORMIGA”

antpeopleLa semana pasada, revelé aquí que allá por 2012, me dieron unos exhaustivos archivos, notas y correspondencia de la fallecida ufóloga Kathy Kasten. También señalé que, como los archivos de Kathy muestran, gran parte de su investigación se centró en el estudio de las afirmaciones de una de las personas que fue contratado para estudiar los cuerpos misteriosos según los informes que se encuentran fuera de Roswell, Nuevo México, en julio de 1947, y que fue William Randolph Lovelace II, un hombre con un prestigioso historial y que trabajó tanto con la NASA como con los militares estadounidenses.

Pero heredé algo más de esos fascinantes archivos: repetidas referencias a las leyendas de la “gente hormiga” (específicamente relacionadas con los curiosos cadáveres encontrados en el Rancho Foster, en el condado de Lincoln). Si no estás enterado de la controversia, es probable que digas: “¿Eh? ¿Gente hormiga? Bueno, deja que te explique.

La historia de la “Gente Hormiga” es parte integral de la leyenda, historia y mitología de los indios hopi del norte de Arizona. La sabiduría tradicional hopi habla de cómo, en tiempos muy, muy antiguos, la Tierra sufrió una serie de cataclismos terribles (o ciclos) que se manifestaron en las formas de Edades de Hielo, inundaciones masivas, y posiblemente incluso desastrosas inclinaciones polares.

Así es la historia, los hopi bien podrían haber sido exterminados cuando el mundo estaba en proceso de enorme cambio, si no fuera por la ayuda prestada por una raza de misteriosos y diminutos seres humanoides. Dijeron que viven bajo tierra, en ciertas partes del suroeste de Estados Unidos. Eran, por supuesto, la “Gente Hormiga”.
cavernous
Según las leyendas, en su mayor parte la “Gente Hormiga” se mantuvo lejos de la raza humana, que en gran parte fue inconsciente de la existencia del extraño mundo bajo las profundidades. Sin embargo, en ocasiones la “Gente Hormiga” saldría a la superficie, y también de vez en cuando, ofrecían su ayuda. Así, poco a poco, la “Gente Hormiga” llegó a ser conocida y las leyendas comenzaron debidamente.

Es importante señalar que no fueron llamados la “Gente Hormiga” sólo porque vivieran bajo tierra, en extensos y profundos túneles sinuosos. No. También era porque a pesar de ser humanoides, se parecían de alguna forma a las hormigas, sobre todo por sus rostros y sus delgadas extremidades.  Por supuesto, uno no tiene que ser un genio para saber que algunos de los llamados “grises” de las abducciones alienígenas superficialmente parecen similares a insectos. Probablemente ya supones a dónde voy con todo esto.

Vamos a retroceder: gracias a una serie de fuentes “interesantes”, Kathy Kasten fue tras la pista de la conexión entre William Randolph Lovelace y los cuerpos de Roswell. En algún momento de su investigación (y, por lo que yo puedo decir, no fue antes de 2002) las fuentes de Kathy le proporcionaron datos que le llevaron a centrar gran parte de su trabajo en las leyendas de la “Gente Hormiga”, en concreta relación con la posibilidad  de que mientras Roswell bien podría haber sido un evento que involucrara entidades no humanas, pudieran no ser necesariamente extraterrestres.

En ese sentido, lo que Lovelace y otros pudieron haber descubierto no fueron extraterrestres de un mundo lejano, sino una raza de entidades antiguas de aquí,  de la Tierra, aunque vivían casi exclusivamente bajo tierra, en deliberado sigilo. Fuera de sus excursiones secretas y breves a la superficie. Y, posiblemente, incluso a los cielos, utilizando algo parecido a algún robusto dirigible artesanal, uno de los cuales podría haber estallado y esparcido un extraño material similar al papel de aluminio y una serie de entidades enanas muertas en el suelo del desierto, y que se fueron rápidamente recuperadas de unas conmocionadas fuerzas militares estadounidenses. Así nació la duradera leyenda del “ovni estrellado” de Roswell.
ufo03-570x325
Puede sonar como el argumento perfecto para la nueva y próxima serie de Expendiente X. Pero, vale la pena señalar que se trata de un escenario que ha surgido en varias ocasiones anteriores. En 2010, Anomalist Books publicó el último libro del fallecido Mac Tonnies:The Cryptoterrestrials (Los Criptoterrestres). Altamente polémico e incitador a la reflexión a partes iguales, el libro se centró en la idea de que los ovnis no son productos de razas alienígenas, sino de un muy antiguo pueblo terrestre que habita bajo tierra y que se hace pasar por extraterrestres para camuflar su verdadera identidad.

Tönnies especuló que los criptoterrestres probabeblemente son muy pobres, pero utilizan el subterfugio, la tecnología del estilo de holograma, y ​​organizaron encuentros que a nosotros nos pareciera otra cosa. Incluso teorizó también que podrían haber hecho uso de naves similares a enormes globos. Y en este mismo caso, de los criptoterrestres utilizando globos en misiones encubiertas, Tönnies dijo:

“El aparato que se estrelló cerca de Roswell en el verano de 1947, lo que fuera, contó con propiedades al menos superficialmente como las filas de globos de gran altitud en últimamente citados como explicación por la Fuerza Aérea. Los desacreditadores, por supuesto, se ha aferrado a la falta de alguna forma reveladora  de componentes de ‘alta tecnología’ se encuentran entre los restos para descartar la posibilidad de que el accidente fuera otra cosa que un caso de identificación errónea; ni siquiera el mayor Jesse Marcel, el oficial de inteligencia que abogaba por un origen extraterrestre del inusual aluminio y vigas estructurales, mencionó nada remotamente parecido a un motor o  generador de energía”.

Mac continuó destacando que los criptoterrestres podrían no ser tan científica y tecnológicamente avanzados como ellos preferirían que nosotros pensáramos: “La hipótesis criptoterrestre ofrece una alternativa especulativa: tal vez el artefacto de Roswell no fuera de alta tecnología. En efecto, podría haber sido un dispositivo de vigilancia a bordo de globos derribado por una tormenta, pero eso no conduce lógicamente a decir que era uno de los nuestros”.

Como también señaló: “Al producirse un hallazgo tan preocupante, el secretismo de la Fuerza Aérea comienza a tener sentido “.

Sólo tal vez, los criptoterrestres de Tönnies y la “Gente Hormiga” de los hopi que Kathy Kasten perseguía eran/son uno y lo mismo. Y luego está la historia de Walter Bosley. Antiguo miembro de la Oficina de Investigaciones Especiales de la Fuerza Aérea, Bosley ha revelado una historia interesante y notable que le contó su propio padre, también de la USAF, y que trabajó en temas relacionados con el programa espacial de los Estados Unidos.

De acuerdo con la historia relatada por Walter, sí, un evento muy importante y altamente anómalo se produjo a algunos kilómetros de la ciudad de Roswell, Nuevo México. No sólo el accidente no tenía nada que ver con extraterrestres, dijo el padre de Walter, sino que tampoco tenía nada que ver con nosotros.

WBOSLEY
En una sesión informativa en la base de Wright-Patterson, al padre de Walter le dijeron, en esencia, lo mismo sobre lo que Mac Tonnies teorizó, a saber, que Roswell representaba el accidente de un artefacto pilotado por antiguos humanoides que vivían dentro de la Tierra, en profundas y ocultas moradas cavernosas. Sólo de vez en cuando aparecían en la superficie, por lo general siendo muy cautelosos para enmascarar su presencia, es decir, hasta que uno de sus bastante simples aparatos se estrelló a las afueras de Roswell y les mostró como lo que son.

Y, por último, todo esto me lleva a la cuestión de lo que, sin duda, ha sido el tema más controvertido en la ufología de los últimos dieciocho meses más o menos: las llamadas “diapositivas de Roswell”. Ahora bien, yo no sé lo que las diapositivas muestran: un alienígena, una momia, un humano deformado, o un muñeco. Pero, una cosa que me intriga es la cara del humanoide. Échale un vistazo, a la luz de todo lo anterior. Tiene un aspecto como de hormiga y un cuerpo largo y delgado.

Haciendo de abogado del diablo, me pregunto: ¿el secreto que rodea a Roswell realmente proviene del descubrimiento por parte de los militares estadounidenses de extraterrestres muertos, allá por 1947? ¿O podría ser que existe el secreto debido a algo aún más controvertido y, en muchos sentidos, francamente escalofriante? Es decir, que algo antiguo, no humano y muy inteligente se esconde por debajo de nosotros, y, en julio de 1947, su fachada fue finalmente desvelada?

NICK REDFERN

¿ESTAMOS ENVIANDO LOS MENSAJES ADECUADOS A LOS EXTRATERRESTRES?

Fue en el siglo XX cuando la humanidad empezó a transmitir concienzudamente al espacio.
Fue en el siglo XX cuando la humanidad empezó a transmitir concienzudamente al espacio.

Tras décadas enviando sonidos e imágenes al espacio todavía no hemos obtenido respuesta. ¿Estamos haciendo algo mal?

La artista Carrie Paterson lleva mucho tiempo soñando con mandar mensajes más allá de nuestro planeta y su idea es darle a estos una nueva dimensión: la del olor. Si les hiciésemos llegar fórmulas de distintos componentes químicos aromáticos, dice Paterson, los extraterrestres podrían reconstruir ciertos elementos que les permitirían definir la vida en la Tierra: el olor de las heces o de la sangre de animales, esencias de flores o frutas, o el olor de la gasolina, por ejemplo.De esta manera, la vida inteligente en otros planetas que tenga la capacidad de ver o escuchar como nosotros podría explorar el género humano a través de sus olores, uno de los más primitivos y ubicuos de todos los sentidos. La idea de Paterson es la última de una serie de intentos de hallar vida inteligente fuera de nuestro Sistema Solar.

Hace cuarenta años, el radiotelescopio Arecibo en Puerto Rico envió un mensaje al espacio, y desde la invención de la televisión y la radio, se podría decir que esta clase de envíos al espacio ha sido constante. Sin embargo, en años recientes astrónomos, artistas, lingüistas y antropólogos se han ido poniendo de acuerdo en que crear mensajes comprensibles para alienígenas es más complicado de lo que parecía. Hace pocos días, Paterson y otros especialistas en el tema se reunieron en una conferencia sobre comunicación en el Cosmos, organizada por el SETI, el programa de búsqueda de vida inteligente más allá de la Tierra.

¿Error de traducción?

Han pasado 40 años desde que el radiotelescopio Arecibo en Puerto Rico envió un mensaje al espacio.
Han pasado 40 años desde que el radiotelescopio Arecibo en Puerto Rico envió un mensaje al espacio.

Siempre hemos querido enviar mensajes sobre la humanidad más allá de nuestro planeta. Según Albert Harrison, psicólogo espacial, los primeros intentos serios para contactar con vida fuera de la Tierra ocurrieron hace dos siglos. En el siglo XIX el matemático Carl Gauss propuso cortar árboles en hileras en un bosque y rellenar el espacio con trigo, cuenta Harrison en uno de sus libros. “El contraste entre los colores formaría un triángulo gigante y tres cuadrados conocido como la figura de Pitágoras, que podría ser vista desde la Luna o Marte”, asegura Harrison.

Este mensaje fue llevado a las estrellas por la nave Pioneer.
Este mensaje fue llevado a las estrellas por la nave Pioneer.

Pero fue en el siglo XX cuando la humanidad empezó a transmitir concienzudamente al espacio. El mensaje enviado por el telescopio Arecibo, que estaba formado por 1.679 bits digitales, nos parecería simpático hoy, y se vería como una versión vieja de un videojuego. Y aun así es posible que este tipo de mensajes resulten ser incomprensibles para los alienígenas.

Tecnología anticuada

Para ser escuchados, los discos de oro a bordo del Voyager necesitan que alguien entienda cómo usar un reproductor de discos.
Para ser escuchados, los discos de oro a bordo del Voyager necesitan que alguien entienda cómo usar un reproductor de discos.

El requerimiento básico para entender el mensaje enviado por la sonda Voyager hace 35 años es un reproductor de discos. Extraterrestres que los puedan reproducir a 16 y 2/3 revoluciones por minuto oirán saludos en 55 idiomas. ¿Pero cuánta gente en la Tierra tiene hoy día reproductores de discos? ¿Qué pasaría si los alienígenas con los que nos intentamos comunicar fuesen muy distintos a nosotros, tanto física como mentalmente? Supongamos que un humano que pueda hablar en alienígena quiere explicar a alguien que no es de nuestro planeta el concepto de la reproducción sexual: ¿tendría alguna posibilidad de ser comprendido?, se preguntan los expertos. Aparentemente, compartir un mismo contexto es esencial para la comprensión.

¿Listos para una respuesta?

Los alienígenas de Independence Day no vinieron en son de paz
Los alienígenas de Independence Day no vinieron en son de paz

Aunque hayamos estado enviando mensajes no hemos preparado al planeta para lo que pudiese pasar si obtuviésemos respuesta: el primer contacto causaría probablemente pánico. Podríamos pensar que la respuesta se debe a un deseo de dominación galáctica, o peor, que son pacíficos cuando en realidad no lo son. Si tenemos en cuenta lo fácil que es tener un malentendido en una comunicación con un humano a través de un email, entonces podemos darnos una idea de la dimensión de un malentendido interestelar. Y aunque la respuesta llegue tal como esperábamos, los choques culturales son siempre posibles.

Mensaje atemporal

Entonces, ¿cuál es la mejor manera de comunicarse? Eso todavía está por verse. A lo mejor es a través del olor, o de otras técnicas que todavía no hemos descubierto.

Claramente, crear un mensaje que sea atemporal, que no esté culturalmente condicionado y que sea universalmente comprensible es una verdadera hazaña. Pero para empezar, ser honestos sobre quiénes somos es importante si lo que queremos es establecer un diálogo con extraterrestres que dure siglos, dice Douglas Vakoch, director de composición de mensajes interestelares en el SETI. “No intentemos ocultar nuestros defectos”, pide Vakoch. “El mensaje que mandemos a otro mundo tiene que ser claro: somos una civilización joven, en nuestra adolescencia tecnológica. Tenemos muchos problemas aquí en la Tierra y ni siquiera estamos seguros de si estaremos aquí cuando llegue la respuesta”. “Pero, a pesar de todo, también tenemos esperanza: especialmente en nosotros mismos”.
Al final, lo que importa, dice Paterson, es que reparen en quién envió el mensaje, en aquellos que quieren decir “aquí hay algunas cosas importantes, nuestro ADN, matemáticas y física. Y aquí está también nuestro deseo de decir: soy como tú, pero también diferente”.

TRACEY LOGAN
BBC Future

ROSWELL: EL ESCENARIO “INDIANA JONES”

jones_storage-585x306Si criaturas de otro mundo realmente se estrellaron en la tierra en julio de 1947 (por supuesto estoy hablando de la historia de Roswell), entonces ¿por qué la evidencia material nunca ha aflorado a la superficie? Dejando esa importante cuestión a un lado, Roswell, como suceso, es un asunto de récord. Después de todo, el caso ha sido objeto de numerosos libros de no-ficción, y ha aparecido en una serie casi interminable de series de televisión, documentales, películas y novelas. La controversia también ha sido objeto de dos investigaciones de la Fuerza Aérea de los EE.UU. y un informe de la Oficina de Contabilidad Gubernamental.

Independientemente de lo que realmente sucediera hace tantos años en ese famoso, -ahora-, remoto rancho, Roswell es la piedra angular de la ufología; no hay duda de ello. De hecho, Roswell es a la ufología lo que “la película de Patterson” de 1967 es a la investigación del Bigfoot, y lo que la desaparición del vuelo 19 en 1945 es para aquellos que creen en la existencia del Triángulo de las Bermudas.

En un artículo anterior aquí en Mysterious Universe, ofrecí mi opinión personal sobre que el gobierno de EE.UU. (y utilizo esas palabras, -“el gobierno de los EE.UU.” -, como un término comodín para la Fuerza Aérea de los EE.UU., la comunidad de inteligencia, y los funcionarios electos) no está del
todo al tanto de los hechos que rodearon a Roswell.

crashed_craft-570x297Mucho más probable, como yo lo veo, es que los secretos de Roswell sean mantenidos por una especie de “agencia en la sombra”. Es decir un grupo que es (a) responsable ante nadie; (B) no se conoce su existencia oficialmente; y (c), está financiado de una manera profundamente clandestina.

Pero, hay otro lado de todo esto.

Una cosa es tener un grupo secreto que supervise el caso Roswell. Es, sin embargo, otro tema muy distinto para este grupo haber ocultado con éxito todos los pedazos de los restos, cada página de cada documento jamás elaborado sobre el evento, y cada foto altamente confidencial. Y todo sin cometer un solo error (¡ni uno sólo!), hasta el punto que absolutamente nada, -ni siquiera la más mínima chatarra- ha aparecido en siete décadas.

¿Cómo es posible tal cosa?

Seamos realistas, escuchamos numerosas historias de escombros extraterrestres hallados en el Rancho Foster, el condado de Lincoln, Nuevo México, que luego (antes o después) se convierten en “ingeniería inversa“, tal vez en el Área 51 o en otro lugar. Se nos dice que la tecnología y los materiales de Roswell jugaron papeles importantes en el desarrollo de todo, desde gafas de visión nocturna hasta circuitos integrados, y desde el láser hasta la fibra óptica.

Si las historias fueran verdaderas (aunque sólo algunas de ellas), entonces tales programas habrían requerido el trabajo dedicado y secreto de un sinnúmero de personas y numerosas empresas e industrias. Y con tantos científicos y personal involucrados, -en combinación con las toneladas de papeleo de dichos estudios e investigaciones que seguramente se habrían generado desde 1947-, ¿sería demasiado esperar que ni siquiera una pista hubiera aparecido?

Ya que claramente no tenemos esa pista desde la que buscar después (si la tuviéramos, ¡difícilmente estarías leyendo estas palabras ahora mismo!), los escépticos concluyen que se debe a que no existe. Hay, sin embargo, otro ángulo que necesita ser tratado. Es un ángulo al que pocas personas dan mucha importancia.

¿Y si los extraterrestres se estrellaron en Nuevo México en 1947, pero muy poco (si es que algo) se ha avanzado en el estudio y la comprensión de la tecnología alienígena? Más sobre el quid de la cuestión: ¿y si la evidencia recuperada apenas ha sido investigada en lo más mínimo? Dando un paso más allá, ¿y si el material es tan desconcertante y apropiadamente extraterrestre que termina siendo escondido? Y eso es todo. Tal escenario puede sonar extraño, pero tengan paciencia conmigo.

Considere la posibilidad de que todas las historias de “ingeniería inversa” fueran falsas y fueran diseñados, -al calor la guerra fría-, para poner nerviosos y confundir a los soviéticos (como he comentado en un artículo anterior)? ¿Y si la realidad es que no se ha avanzado nada en lo que respecta al examen de los materiales de Roswell?

Esto nos lleva a otra cuestión: las escenas finales de la película de 1981, En Busca del Arca Perdida. Son tan memorables y potentes como el final de la película de 1968 El planeta de los simios. Como sabemos, el Arca de la Alianza se encuentra ahora en las manos del gobierno de EE.UU., todo gracias a Indiana Jones (interpretado por Harrison Ford). En lugar de estudiar el Arca, sin embargo, el gobierno hace algo más con el misterioso e invalorable artefacto: el Arca se oculta en un gran almacén, para siempre. Un caso apartado de la vista y de la mente.

Ahora, dicho esto, regreso Roswell. A pesar de lo que se ha dicho acerca de un OVNI estrellado en Nuevo México en 1947, el hecho es que -en su mayor parte-, en realidad tenemos muy pocas historias creíbles de un ovni que se hallara en el Rancho Foster. Lo que tenemos, sobre todo, son informes de un enorme campo de escombros y un número variable cuerpos de origen no humano.

Considere la posibilidad de que esto es todo lo que nuestro teórico grupo  que supervisa el caso Roswell tiene en su poder. Ni “generador eléctrico”, ni “motor”, ni “cabina de vuelo”, y tampoco “depósito de combustible”. Sólo un montón del desconcertante y así llamado “metal con memoria”*. Al igual que los cuerpos, -ya fuera en bastante buen estado o pulverizados y destrozadas-, ¿y si los estudios han ido muy poco más allá de la conclusión de que no son de aquí? Pero, ¿cómo es siquiera posible para nosotros no haber hecho ningún progreso desde el año 1947? Muy fácil, así es como.

Imagínese el envío de un coche actual atrás en el tiempo, 300 años, y depositarlo donde está seguro que sea encontrado. Las mentes más brillantes de la época, muy probablemente, llegarían a la conclusión de que fue diseñado para el transporte de personas de un lugar a otro. Si la llave de encendido funciona, el motor luego retumbó, y el volante giró, habría posibilidades de que esas mentes brillantes pudieran realmente ser capaces de conducir el coche, -después de un poco de práctica, por supuesto.

¿Pero qué sucede cuando el coche se queda sin combustible? Si la gente de ese período no puede reproducir el combustible que el coche necesita, -ya sea diesel o gasolina sin plomo-, se quedarán con una carcasa que ofrece un gran potencial, pero que es tan bueno como muerto e inútil. Y eso hace que me pregunte si algo similar ha sucedido con respecto a Roswell. Si, por supuesto, la respuesta fuera por la senda alienígena y no por otra más pegada a la tierra.

Si todo lo que nuestro teórico grupo  secreto tiene en su poder, es una enorme masa de “metal memoria” y un montón de cadáveres (y nada más), entonces es fácil de entender cómo en realidad se podría haber hecho muy poco progreso. Y sobre todo si (en la misma forma que el combustible sin plomo no podría ser duplicado con éxito hace 300 años) aún no hemos desarrollado los medios adecuados para comprender y utilizar la tecnología.

¿El posible resultado? Los cadáveres y los restos se almacenan en algún lugar (al estilo En Busca del Arca Perdida), quizás incluso apenas estudiados, hasta el momento en que nuestra tecnología permita que un escrutinio significativo pueda llevarse a cabo.

Los escépticos, sin duda, señalan con acierto que, con las miles de personas que, hipotéticamente, trabajaran en el análisis del ovni estrellado y su tripulación, la verdad ya debería haber salido a la superficie, ya fuera por las acciones de un personaje tipo Snowden Edward o por accidente, -esto último quizás más probable, debido a la compleja logística de tratar de controlar y contener tantos programas y proyectos relacionados entre sí.

Los creyentes contrarrestan esta postura al hacer comparaciones con el Proyecto Manhattan que condujo al desarrollo y despliegue de la bomba atómica. Fue un proyecto en el que un gran número de personas trabajó, pero se mantuvo en secreto durante años. Sí, se hizo. Pero no durante casi setenta años, que es donde, en la actualidad, ya casi hemos llegado con Roswell.

area51-570x320Debo enfatizar que no soy escéptico, -en lo más mínimo-, de la idea de que algo  significativo ocurrió en julio de 1947. Es evidente que pasó. Soy, sin embargo, muy escéptico de la idea de la supuesta “ingenería inversa ovni” aquí, allá y en todas partes, y con las afirmaciones de numerosos programas establecidos para replicar fuera de Roswell la tecnología alienígena encontrada. Las evidencias, por ahora, no han salido a la superficie.

Y, en mi opinión, si murieron extraterrestres en Nuevo México hace casi setenta años, entonces el escenario “Indiana Jones/En Busca del Arca Perdida” puede ser el correcto, -tan increíble e improbable como pueda parecer a muchos.

El muro de silencio que nos ha impedido conocer la verdad de Roswell no ha sido derribado. Un caso tan fuerte que apenas se ha podido hacer mella. Eso no puede ser (como muchos investigadores de ovnis creen) debido a la alta eficiencia o increíble seguridad que rodea todos los aspectos de lo que equivale a un gigantesco programa que involucra a los militares, el gobierno, la comunidad de inteligencia, quién sabe cuantas industrias, empresas privadas y demás.

Los secretos de Roswell podrían permanecer tan éxitosamente ocultos porque nadie, -en absoluto-, está haciendo nada con los restos, o con los cuerpos, más allá de mantener todo bajo llave a puerta cerrada, hasta el momento que nuestra tecnología “se ponga al día” y finalmente podamos empezar a entenderlos.

Sin duda, la forma más fácil de ocultar algo que se percibe como muy preocupante, y tal vez incluso siniestro, -durante casi setenta años, y de la GAO(Oficina de Contabilidad Gubernamental), la Fuerza Aérea, los medios de comunicación y la comunidad de investigación OVNI-, es esconderlo del todo y no hacer absolutamente nada con él.

NICK REDFERN

DEMONIOS, DJINNS Y OVNIS

djinn-featureEn un nuevo artículo publicado en Mysterious Universe titulado ¿Posee la CIA una joya infestada por un djinn?  Jesse Woldman señala: “En una página que encontré se anunciaba un anillo de segunda mano, por alrededor de 500 dólares. Lo que me pareció particularmente interesante fue su descripción. Se alegó que el anillo había sido usado por “una exitosa agente de la CIA” que había utilizado el djinn contenido en el interior para ser promovida de forma rápida dentro de su departamento y disfrutar de muchas experiencias positivas, tanto en su vida personal como profesional.”

Para aquellos que no están familiarizados con los djinns, son antiguas criaturas sobrenaturales que, de acuerdo con el Corán, están hechos de “fuego sin humo”, y son por lo general hostiles, manipuladores, e incluso mortales.

djinn-watchersWoldman también apunta en su historia del anillo de segunda mano de la CIA: “… este extravagante artículo me recordó los rumores que había oído anteriormente sobre cómo el gobierno de los EE.UU. de hecho mantenía relaciones con djinns y otras entidades, en un esfuerzo por tratar de emplear estos poderes poco comprendidos para conseguir objetivos militares “.

Esto es intrigante, ya que encaja muy de cerca con mi propia investigación sobre cómo dichas entidades potencialmente muy peligrosas han sido objeto de interés oficial, de alto secreto.

En 2009 me reuní con un cierto anciano Dr. Mandor, que me había invitado a su ruinosa casa. Infinitamente paranoico y profundamente inquietante, Mandor aparentemente había estado al frente de un proyecto cuasi-oficial encargado, a principios de 1980, de la determinación de la verdad detrás del fenómeno de “abducción alienígena”. Decir que Mandor estaba obsesionado con el mundo y la tradición de los djinns no es un eufemismo.

Mandor, -quien creía que los llamados “grises” del fenómeno OVNI eran literalmente djinns-, también estaba obsesionado con tratar de evocar y dominar a un djinn, sin duda un objetivo de proporciones definitivamente descabelladas. Conté la historia del médico espeluznante en mi libro de 2010, Eventos Finales. Pero Mandor aparentemente no era el único miembro de este proyecto que tenía un deseo apremiante de convocar a las entidades sobrenaturales empeñadas en atormentar a la raza humana.
aliens-humanoid-570x570
El proyecto fue dirigido por un grupo apodado la Elite Collins (su verdadero nombre todavía se me escapa). Fui introducido en su mundo misterioso y oscuro por un sacerdote anglicano (quien también es un ex-director estatal de la MUFON), llamado Ray Boeche.

En enero de 2007 entrevisté a Boeche sobre este mismo tema de integrantes de estamentos oficiales que tratan de evocar, e incluso  controlar, entidades peligrosas y malévolas para beneficio militar. Como Ray me reveló, a finales de 1991 se reunió con dos miembros del grupo, -ambos físicos del Departamento de Defensa de EE.UU.-, que le contaron una  fascinante pero peligrosa historia.

En las propias palabras de Ray…

“Me pareció interesante porque ellos me habían contactado en el trabajo; y no tengo ni idea de cómo me siguieron hasta allí. Pero ellos querían saber si podríamos reunirnos y almorzar para hablar de algo importante. Me reuní con ellos por un breve período de tiempo en esa primera reunión, y entonces dijeron: ‘Nos gustaría reunirnos y tener una conversación más larga’. La organicé por fin y fue una discusión bastante larga, probablemente tres horas y media. Y así es como ocurrió todo.

Después de dos reuniones, cuando tuve la oportunidad de comprobar que los hombres tenían los cargos que pretendían mantener, y aparentemente eran quienes decían ser, yo estaba intrigado y emocionado ante la posibilidad de haber tropezado con un área más o menos intacta que podría ser investigada. Pero también estaba cauteloso en términos de ‘¿por qué yo?'”

Y así fue que Boeche se sumió de lleno en un mundo extraño y surrealista de proyectos clasificados del Departamento de Defensa, reuniones secretas y  seguimiento de diálogos con fuentes del estilo Garganta Profunda, e historias de encuentros muy inquietantes con lo que le describieron como ENH o entidades no humanas, que muchos dentro de la comunidad de investigación OVNI creen son alienígenas, pero que algunos elementos del Departamento de Defensa creen que son nada menos que los esbirros engañosos de Satanás: los demonios.
demon-570x471
“No tenía forma de saber antes de nuestra reunión cara a cara si había alguna legitimidad en esto en absoluto”, Ray me explicó. “No se me dio ninguna información en absoluto antes de nuestra reunión; sólo la indicación de que estaban involucrados en áreas de investigación que encontraría interesantes, y que tenían algunas preocupaciones que deseaban tratar conmigo.”

Y ahí es donde todo se volvió decididamente oscuro y siniestro, como Ray me dijo…

“Ellos llegaron a creer que las ENHs no eran extraterrestres en absoluto; ellos creían que eran una especie de entidades demoníacas. Y eso sin tener en cuenta cuan benevolentes o beneficiosos parecían esas entidades con algunos de los contactados, siempre terminaron siendo contaminados, -a falta de un término mejor-, con algo que a la larga resultó ser malo. No había en última instancia nada positivo de la interacción con las ENHs.”

Ray continuó: “Ellos sintieron que realmente caía más en la categoría de un vasto engaño espiritual en lugar de ovnis y extraterrestres. En el transcurso de toda la discusión, quedó claro que ellos realmente veían esto como de un origen demoníaco que estaba allí simplemente para tratar de confundir la cuestión en términos de quiénes eran, lo que querían, y lo era la fuente de la verdad última.”

Como Ray también señaló: “Si extrapolamos a partir de su postura que estos son demonios en el sentido bíblico de la palabra, entonces, lo que estarían haciendo aquí sería intentar crear un engaño espiritual para embaucar a tanta gente como sea posible.”

Y en cuanto a cómo los elementos del Departamento de Defensa estaban involucrados con las ENHs en alguna forma de contacto, a Boeche le contaron una historia verdaderamente extraña y alarmante:

“Por lo que me dijeron, parecía que alguien había invocado algo y abrió una puerta para permitir que estas cosas entraran. Eso es ciertamente la impresión que me dieron. Nunca he sido capaz de conseguir un punto exacto de origen de este tipo de experimentos, o de su participación, y cuando empezó. Pero tuve la impresión de que a causa de lo que sabían y la información que presentaban, que habían participado por lo menos durante varios años, o incluso que el proyecto había durado mucho más tiempo.”

Ray también me dijo que los involucrados en el proyecto detectaron una nube oscura que se cernía encima. No estaban equivocados: hubo muertes asociadas con el programa, las ENHs demostraron ser altamente engañosas y manipuladoras, y nada bueno salió de tales arriesgados escarceos.

Y mucho se puede decir de los djinns: abrir una puerta y permitir que una criatura así se introduzca en la vida de uno es como si estuvieras pidiendo jaleo a gritos.

La historia de Jesse Woldman del anillo de segunda mano de la CIA, la saga del Dr. Mandor, y el increíble relato de Ray Boeche, -en relación con el Pentágono y esas entidades no humanas conocidas como ENHs-, sugieren colectivamente una cosa: que segmentos oficiales de hecho han realizado en secreto todo lo posible para relacionarse, de manera fáustica, con criaturas de algún reino (o reinos) de la existencia difícilmente perceptible.

Algunos pueden llamarles demonios; otros pueden referirse a ellos como djinns. Pero, con independencia del nombre, parecen inquietantemente similares, por no decir casi idénticos. Que estas entidades nos tienen claramente un odio incontenible, por lo que sugiere que cualquier interacción entre “nosotros y ellos” debe ser evitada a toda costa.

Esperemos que, por el bien de todos, los círculos oficiales hayan aprendido la lección. Pero, de cualquier manera, lo dudo.

Como la experta en djinns Rosemary Ellen Guiley señala: “Si temes alguna cosa en tu vida, teme al djinn.”

NICK REDFERN

Artículos relacionados:

PLATILLOS DE SATÁN

DEMONIOS, ALMAS, MATRIX Y EL PENTÁGONO

ALIMENTANDO EL FENÓMENO OVNI

https://www.facebook.com/pages/Libertaliadehatali/1429189887330556

libertalia1

¿CÓMO CAMBIARÍA LA HUMANIDAD SI SUPIÉRAMOS QUE LOS ALIENÍGENAS EXISTEN?

IOAún tenemos que descubrir alguna señal de una civilización extraterrestre, una posibilidad que literalmente podría cambiar de la noche a la mañana. Si esto ocurriera, nuestro sentido de nosotros mismos y de nuestro lugar en el cosmos sería perturbado para siempre. Incluso podría cambiar el curso de la historia humana. ¿O no?

La semana pasada(*publicado originalmente el 14/2/14, n. T.), Seth Shostak, de SETI, afirmó que detectaremos una civilización alienígena en 2040. Personalmente, no creo que esto vaya a suceder (por razones que puedo esclarecer en un futuro post – pero la Paradoja de Fermi indudablemente es un factor,así  como el problema de la recepción de señales de radio coherentes a través de distancias estelares). Pero me hizo preguntarme: ¿Cómo, en todo caso, cambiaría la trayectoria del desarrollo de una civilización si tuviera definitiva prueba de que extraterrestres inteligentes (ETI) fueran reales?

Encontrar a un mundo parecido al nuestro

Mientras pensaba en esto, asumí un escenario con tres elementos básicos.

En primer lugar, que la humanidad tendría este descubrimiento histórico dentro de los próximos años. En segundo lugar, que nosotros de hecho no hemos contactado con otra civilización (sólo la recepción, por ejemplo, de una transmisión de radio – algo así como una señal de Lucy que nos de pistas de su existencia). Y en tercer lugar, que la ETI en cuestión estaría más o menos al mismo nivel de desarrollo tecnológico que nosotros (por lo que no estarían mucho más avanzados que nosotros; sin embargo, si la señal proviniera de una distancia extrema, como cientos o miles de años luz de distancia, estos extraterrestres probablemente serían muy avanzados. O podrían haber desaparecido del todo, víctimas de su propia autodestrucción).

Lancé esta pregunta a mi amigo y colega Milan Cirkovic. Él es un investigador asociado en el Observatorio Astronómico de Belgrado y un destacado experto en SETI.

“Bueno, esa es una pregunta muy práctica, ¿no?” , respondió. “Debido a que la gente ha estado esperando algo así desde 1960 cuando se puso en marcha SETI, -en realidad no han estado esperando encontrar supercivilizaciones de mil millones de años de edad ni sólo algunas estúpidas bacterias.”

De hecho, la filosofía subyacente de SETI en el transcurso de sus 50 años de historia ha sido que probablemente vamos a detectar una civilización más o menos igual a la nuestra,- para bien o para mal. Y sin duda, en retrospectiva, se comenzó a buscar “para mal” cuando se desvanecieron las esperanzas de un éxito temprano. Frank Drake y sus colegas pensaron que encontrarían señales de ETI con bastante rapidez, pero resultó no ser el caso (aunque el eco de Drake todavía se puede escuchar en el injustificado optimismo de contacto de Seth Shostak.

“Enormes Implicaciones”

“Algunas personas argumentaron que una simple señal no significaría mucho para la humanidad”, añadió Cirkovic, “pero creo que Carl Sagan, como de costumbre, tuvo una buena respuesta a esto.”

En concreto, Sagan dijo que la comprensión misma de que no somos los únicos en el universo tendría enormes implicaciones para todos aquellos campos en los que el antropocentrismo reina.

“Lo que quiere decir, supongo, la mitad de todas las ciencias y cerca del 99% del otro discurso, no científico”, dijo Cirkovic.

Sagan también creía que la detección de una señal podría reavivar el entusiasmo por el espacio en general, tanto en términos de investigación y, finalmente, la colonización del espacio.

“Este último punto era bastante clarividente, en realidad, porque en el momento en que dijo esto no había mucho entusiasmo al respecto y era mucho menos visible y evidente de lo que es hoy”, agregó.

Sin duda esto probablemente generaría una tremenda excitación y entusiasmo por la exploración espacial. Además de expandirnos en el espacio, se añadiría un impulso para llegar a su encuentro.

Al mismo tiempo, sin embargo, algunos de los presentes en la Tierra podrían contra-argumentar que debemos permanecer en casa y ocultarnos de civilizaciones potencialmente peligrosas (ah, pero ¿y si todo el mundo hiciera esto? ). Irónicamente, algunos incluso podrían argüir que deberíamos reforzar de manera significativa nuestras tecnología militares y espaciales para afrontar las potenciales amenazas alienígenas.

Trayectorias de desarrollo

En respuesta a mi pregunta sobre la detección de la ETI que afecta a la trayectoria de desarrollo de las civilizaciones, Cirkovic respondió que los dos puntos de Sagan se pueden generalizar a cualquier civilización en sus primeras etapas de desarrollo.

Él cree que la superación de los prejuicios de especie, junto con un interés constante e interacción con el medio cósmico, debe ser deseable para cualquier actor (incluso lejanamente) racional en cualquier lugar. Pero Cirkovic dice que puede haber excepciones, -como las especies que surgen de ambientes radicalmente diferentes, por ejemplo, las atmósferas de planetas jovianos. Tales especies probablemente tendrían una falta de interés en el espacio circundante, que sería invisible para ellos prácticamente el 99% del tiempo.

Así que si Sagan está en lo cierto, la detección de una civilización alienígena en este momento de nuestra historia probablemente sería una buena cosa. Además de fomentar la ciencia y el desarrollo tecnológico, nos motivaría para explorar y colonizar el espacio. Y quién sabe, incluso podría instigar cambios culturales y políticos significativos (incluyendo la aparición de partidos políticos, tanto en apoyo y en contra de todo esto). Incluso podría dar lugar a nuevas religiones, o eliminarlas por completo.

Otra posibilidad es que nada cambiara. La vida en la Tierra seguiría como de costumbre, la gente trabajando para pagar sus cuentas y mantener un techo sobre sus cabezas. Podría haber una especie de desapego a todo el asunto, lo que conduce a una cierta incertidumbre.

Sin embargo, al mismo tiempo, podría dar lugar a la histeria y paranoia. Lo que es peor, y en una retorcida ironía, la detección de una civilización igual a la nuestra (o cualquier tipo de vida menos avanzada que la nuestra, para el caso) podría utilizarse para alimentar la Hipótesis del Gran Filtro de la Paradoja de Fermi. Según Nick Bostrom de Oxford, esto sería un fuerte indicio de que nos espera la destrucción en el (probablemente) cercano futuro, -un filtro que afecta a todas las civilizaciones en nuestro nivel tecnológico actual(o similar). La razón, dice Bostrom, es que, en ausencia de un Gran Filtro, la galaxia debería estar colmada de super-avanzadas ETI en este instante. Lo cual es claramente incierto.

Uff. La estúpida Paradoja de Fermi siempre interponiéndose en el camino de nuestros planes futuros.

GEORGE DVORSKY (14/2/2014) [Traducido por JUAN PEDRO MOSCARDÓ para LIBERTALIADEHATALI]

LA REVELACIÓN OVNI: LA PERSPECTIVA DEL MÁS ALLÁ

aliens-wall-585x306El fin de semana del 7 al 9 de febrero hablé en la Expo Vida Consciente en Los Angeles sobre el tema de mi libro, The Pyramids and the Pentagon(Las Pirámides y el Pentágono). También participé en dos sesiones de preguntas y respuestas. La primera fue sobre el tema “antiguos astronautas”, mientras que la segunda se centró en el polémico asunto de “la divulgación OVNI.” Y es esto último sobre lo que voy a tratar ahora.

Fue un animado debate de dos horas de duración el público y los participantes como Mike Bara, Linda Moulton Howe, el dr. Bob Wood, Steve Bassett, Robert Salas y yo (Bryce Zabel no pudo asistir). He dejado muy claros mis puntos de vista sobre todo el tema de la revelación en muchas ocasiones (como demuestra este enlace).

Yo no dudo del entusiasmo, o la dedicación, de muchos de los que están en el movimiento de revelación. Pero hay un tema que muchas veces es apartado a un segundo plano cuando la divulgación ovni se discute en un foro público. En realidad, a veces, no sólo se queda relegado a un segundo plano. Más bien, simplemente no se aprecia ni se menciona en absoluto. Y en un momento te diré lo que es.

Sin embargo, es importante tener en cuenta que muchas de las personas con las que he hablado sobre el tema de la revelación, tienen un enfoque sorprendentemene simple de lo que podrían escondernos y sobre lo que la revelación significa.

Por lo general, las grandes figuras de la divulgación creen que (a) el fenómeno OVNI tiene un definitivo origen extraterrestre; (b) las autoridades están en posesión de un número desconocido de naves espaciales extraterrestres estrelladas y recuperadas, así como  cuerpos alienígenas; (c) hay programas altamente secretos en curso para comprender y desarrollar ingeniería inversa con la tecnología recuperada; y (d) si esa misma tecnología es un día revelada al público, transformará nuestro mundo (para mejor) en forma casi inimaginable.

Hemos escuchado todas las historias de los cuerpos de alienígenas muertos almacenados en profundos búnkeres subterráneos, del extrañomemory metal* hallado a las afueras de Roswell, Nuevo México en julio de 1947; y de los supuestos intentos de duplicar muy avanzada tecnología alienígena en el Área 51. Ninguno de nosotros sabe realmente si las historias reflejan la verdad, verdades a medias, desinformación, o alguna confusa mezcla de las tres.

Lo que sé, sin embargo, es que para muchos de esos investigadores de ovnis que presionan en la actualidad para la revelación, esos son los premios que se han encontrado y luego, con suerte, revelados al mundo en general. Pero hay un problema: mucha de la gente de la revelación supone que el gran secreto que se nos oculta, (¡si existe un secreto tan grande, por supuesto!) , es uno de tipo “tuercas y tornillos”: los alienígenas nos han visitado en secreto, se estrellaron, y estamos tratando de perfeccionar su ciencia para nuestros propios propósitos y agendas.

Lo que rara vez se discute en los debates del tipo revelación es algo que específicamente traje para este certamen, a saber, los aspectos extraños y muy a menudo ignorados o subestimados del fenómeno OVNI. Estas son las cuestiones que, sin duda, podrían ofrecer muchas mayores razones de por qué “la verdad” (sea lo que sea) no ha sido revelada. Todo tiene que ver con nada menos que con el más allá.

Ya en 1988 se publicó el libro de Whitley Strieber, Transformation. Siguió a su tremendamente exitoso superventas del año anterior, Communion. En Transformation, Strieber relata la historia de como sus visitantes sobrenaturales le alertaron que no debía seguir comiendo dulces azucarados. Cuando Strieber cuestionó la razón le dijeron: “Te lo mostraremos”.

De una manera muy extraña e incluso misteriosa, sólo unos días más tarde, Strieber sabe de una mujer australiana que va a morir a causa de los efectos de la diabetes, y que tuvo un encuentro de dormitorio con un grupo de extraños y pequeños hombres. Ella murió poco después,  pero no antes de experimentar una extraña imaginería del más allá. La implicación es que cuando Strieber preguntó por qué no debería comer dulces, la respuesta le llegó de forma gráfica y por medio de una (literalmente) advertencia mortal relacionada con la diabetes.

Menciono esto porque hay alguien en quien confío incondicionalmente que también tuvo experiencias de ovnis en la década de 1980, y que también llegó a ser afectado por la diabetes, y asimismo tuvo una experiencia escalofriante similar a la de Strieber. Recomiendo que leas Transformation cuidadosamente si aún no lo has hecho (o puedes encontrar un resumen de la historia de la diabetes aquí).

Además, temas similares entrelazan su camino en todo el fenómeno OVNI. Y si no eres consciente de esas conexiones, estás claramente: (a) haciendo caso omiso de ellas; o (b) buscas en los lugares equivocados las respuestas al enigma OVNI. Strieber profundiza en estas cuestiones una y otra vez, sobre todo en relación con la manipulación y el “reciclaje” de las almas, y la probabilidad de que las criaturas que se conocen popularmente como los “grises” tengan la capacidad de maniobrar entre el mundo de la vida y el dominio de los muertos, y casi tan fácilmente como caminamos en tierra y nadamos en el agua.

Hay casos en que los Grises han profetizado muertes, donde los “abducidos por extraterrestres” han sido objeto de experiencias fuera del cuerpo, y donde las personas blanco de los Grises tienen, en estados claramente alterados, encuentros con amigos y parientes muertos.

Ahora, el escéptico y el desacreditador probablemente diría que todo esto se debe a una combinación de pensamientos propensos a la fantasía, ilusiones, mentiras y sueños gráficos. Yo, sin embargo, estoy en total desacuerdo. He estudiado muchos casos que sugieren que mientras que los grises son definitivamente “extraños” (en el sentido de que son no-humanos),  casi con toda seguridad no son extraterrestres. En este momento pueden ser algo completamente más allá de nuestra comprensión.

Como mi libro Final Events(Eventos Finales) señaló,  sin duda alguna hay elementos secretos del gobierno, las fuerzas armadas y los servicios de inteligencia que tienen conciencia significativa de este enlace OVNI/más allá, -incluso si no lo entienden correctamente-, y han puesto su propias interpretaciones sobre el mismo, sobre la base de sus creencias preconcebidas relativas a los conceptos de cielo e infierno.

¿Y qué tiene todo esto que ver con el movimiento de revelación OVNI? Bueno, te lo diré.

Si todo se redujera a una situación en la que tal o cual gobierno, o tal o cual agencia, estuvieran simplemente escondiendo algunos ovnis estrellados, una docena más o menos de cadáveres cuidadosamente conservados hallados en el desierto hace décadas, y algunos ejemplos de  tecnología recuperada que hemos tratado de entender y duplicar, entonces yo realmente creo que ya podrían haberse contado los hechos, o al menos algunos de ellos. Por supuesto, esa es mi opinión y nada más, pero yo aún creo que es un escenario viable, todo lo cual me lleva a mi último punto.

¿Por qué sospecho que la revelación no ha llegado todavía, y por qué siento que podría no llegar nunca?Porque los que ocupan posiciones de poder e influencia saben que las entidades detrás del fenómeno OVNI no son sólo mucho más avanzadas que nosotros. No son simplemente las versiones intergalácticas de los astronautas de la NASA. Al estudiar cuidadosamente el enigma ovni a un nivel de alto secreto, alguien ha dado con … otra cosa … los vínculos entre lo que podría denominarse colectivamente “los alienígenas y la otra vida.”

Y creo que los que conocen esto no tienen idea de cómo decirle a la población que tenemos en nuestro medio entidades que aún no comprendemos bien, de origen e intenciones desconocidas que (a) tienen la capacidad para manipularnos a niveles profundamente personales, y (b ) tienen conexiones con, (y la comprensión de), el alma humana o fuerza vital (puedes elegir personalmente el término para denominarlo).

Sospecho que si este aspecto del fenómeno OVNI es difícil de definir, un día, desvelado a nosotros, -como especie, y como un todo-, los efectos del cambio de paradigma y la realidad sobre nuestras percepciones de lo que la vida, la muerte y lo que venga después, en verdad nos sacudirán radicalmente hasta el punto en que no estoy seguro de que vayamos a sobrevivir psicológicamente intactos, -o siquiera semi-intactos-, a este tipo de revelación psicológica.

Si el movimiento de divulgación continúa presionando, empujando y tocando puertas, tal vez, -y en contra de todas las probabilidades-, en realidad logren su objetivo y los secretos saldrán a borbotones. Pero esos secretos podrían no ser lo que muchas de las caras conocidas del movimiento están esperando…..

NICK REDFERN   (Traducido por JUAN PEDRO MOSCARDÓ para LIBERTALIADEHATALI)

* Bill Brazel, otro de los hijos del ranchero habló en una ocasión de los restos cuando se refirió a ellos como: “algo parecido al papel de estaño, sólo que no se rompía. Uno podía arrugarlo y doblarlo e inmediatamente recuperaba su forma original. Era flexible, pero no se podía plegar o doblar como el metal común. Casi como un plástico, pero definitivamente metálico. Mi padre dijo una vez que los militares le dijeron que no era algo hecho por nosotros. Había también un material filiforme: parecía seda, pero no lo era. Era un material muy fuerte sin hebras o fibras, como tendría la seda. Era más como un alambre, una sustancia de una sola pieza. Y había unas partículas semejantes a la madera, como la madera balsa por su peso, pero de color un poco más oscuro y mucho más duro. No pesaba nada y no se podía rayar con la uña. Todo lo que yo tenía era unos pedacitos. No había escrituras o marcas en los fragmentos que yo tenía, pero mi padre dijo que había figuras en algunos de los fragmentos que él encontró. Muchas veces se refería también a los petroglifos que los antiguos indios dibujaron en las rocas de esta región como a figuras y creo que las comparaba con ellos”. (Recogido de Roswell:La Conjura del Silencio, de la página web de José Antonio Caravaca, Esos Misteriosos Objetos Celestes y Sus Tripulantes)

Artículos Relacionados:

ALIMENTANDO EL FENÓMENO OVNI
PLATILLOS DE SATÁN
PLATILLOS DE MANIPULACIÓN
OVNIS: LO QUE EL GOBIERNO NO SABE

6 RAZONES POR LAS QUE LOS ALIENÍGENAS NO NECESITAN ASTRONAVES

life-in-space_1-640x419Cuando pensamos en los extraterrestres, pensamos en naves espaciales. De hecho, incluso es difícil evocar imágenes de alienígenas fuera del contexto de sus naves espaciales monumentales viajando a través del sistema solar, o sus platillos volantes planeando sobre el césped de la Casa Blanca. Pero podría ser que los extraterrestres no necesitaran de uno de los más repetidos elementos de toda la ciencia ficción.

Nuevas pruebas y conjeturas xenoarqueológicas[La xenoarqueología es una hipotética clase de arqueología que existe principalmente en obras de ciencia ficción. Su ámbito se refiere al estudio de restos para reconstruir e intrepretar los modo de vida pasados de una civilización alienígena. Evidentemente no es practicada por los arqueólogos debido a la falta de materiales para el estudio de la disciplina. LIBERTALIADEHATALI] están empezando a sugerir que la forma en la que visualizamos los viajes alienígenas puede ser un error. Aunque, eso sí, siempre en algún lugar del universo habrá otra civilización que viaje por el cosmos mediante naves espaciales, se cree cada vez más que si las civilizaciones alienígenas verdaderamente avanzadas que rondan y alimentan nuestra imaginación podrían no tener necesidad de naves espaciales de ningún tipo. Aquí hay 6 razones de peso:

LA VIDA ALIENÍGENA VIAJA EN ASTEROIDES

asteroidHay una teoría predominante entre algunos cosmólogos que afirma que la vida humana, -de hecho, toda la vida en la Tierra-, se originó debido a un asteroide que golpeó al planeta al principio de su historia, transportandola [la vida] de otro lugar del universo. Conocida como la panspermia , y a veces como exogénesis, la hipótesis sugiere que los componentes orgánicos de la vida se han extendido a lo largo de la mayor parte del universo a través de los asteroides, meteoroides, y planetoides. La panspermia ha ganado fuerza en los últimos años después de que la NASA anunciara el descubrimiento de que los aminoácidos necesarios para la vida probablemente se originaran a partir de los meteoritos.

También existe la idea de que las civilizaciones de alienígenas en realidad viven dentro de los asteroides gigantes. Esta idea fue explorada muy brillantemente en la novela de Greg Bear, Eon.

LOS EXTRATERRESTRES USAN ROBOTS EXPLORADORES

Vulture_droid_deployment_pod21-1024x652La premisa aquí es: ¿por qué enviar una astronave por cien años cuando se puede tener exploradores robóticos que lo hagan? Una civilización extraterrestre lo suficientemente avanzada es probable que haya producido una potente inteligencia artificial y sería capaz de equipar a los drones satélites con sistemas informáticos cibernéticos extremadamente inteligentes que podrían rastrear el cosmos en busca de señales de vida. Cuando la descubrieran, informarían rápidamente con infografía y presentaciones estilo powerpoint.

Ahora, técnicamente, se puede pensar en estos exploradores como naves espaciales, pero en lugar de ser pilotadas por los alienígenas mismos, están bajo el mando de la poderosa tecnología (extraterrestre). Una muy buena razón para no tener que viajar cientos de miles de años luz.

LOS ALIENÍGENAS VIAJAN/SE COMUNICAN MEDIANTE PODERES PSÍQUICOS

starwars5_3086-1024x431A menudo pensamos en civilizaciones extraterrestres avanzadas como maestros de la tecnología, los dioses post-singularidad que blanden brillantes espadas de tal tecnología que apenas podemos imaginar. Pero ¿y si el universo contiene especies extraterrestres que han avanzado a través de la evolución biológica para adquirir poderes telepáticos más allá de nuestros sueños más salvajes?

Naturalmente en términos humanos es dudosa la noción de percepción extrasensorial, pero la evolución de una especie alienígena en una galaxia muy, muy lejana podría haberse desarrollado completamente diferente que la vida en la Tierra, produciendo poderes extrasensoriales que serían, literalmente, inimaginables. Estos seres podrían ser capaces de proyectar sus pensamientos hacia el exterior en el universo, viajando a través de la conciencia a otros sistemas estelares. De manera similar, podrían ser capaces de comunicarse a través de las vastas distancias del espacio usando nada más que pensamiento.

¿Quién sabe? Tal vez las voces en nuestras cabezas sean filosofías extraterrestes haciendo autostop a través de las estrellas.

LOS ALIENÍGENAS SON BIOFORMAS EXTREMAS

No necesitan naves espaciales ya sea porque viven o pueden volar directamente a través del éter del espacio. Ha habido muchos nombres propuestos para tales criaturas increíbles: zenoides, animales espaciales, aeroformas, ovnis orgánicos, etéreos, bioformas.

La premisa básica es que así como ciertas especies de la Tierra pueden vivir en ambientes extremadamente hostiles, tales como volcanes o glaciares, también lo podrían hacer los alienígenas. Un fisiología extraterrestre drásticamente diferente puede haber evolucionado de tal manera que pudiera soportar el vacío del espacio y, de hecho, lo prefiere. Imagine las posibilidades aquí: especies orgánicas sensibles surcando el espacio ….

LOS ALIENÍGENAS SON INFORMACIÓN

Como exploró Stanley Kubrick en 2001: Una odisea del espacio, los extraterrestres podrían muy bien existir como formas de energía en estado puro que se comunicarían a través de impulsos de información cósmicos o quizás incluso elementos de materia oscura. No hay ninguna razón para pensar que en las vastas e increíbles profundidades del cosmos no haya alguna forma de cómputador biológico avanzado. Esto haría posible la existencia de formas de energía inteligentes que se desplazaran den la misma forma que un pulso electromagnético.

Otro ejemplo de esto en ficción es Solaris, de Stanislaw Lem. Incluye un planeta oceánico entera que es una conciencia alienígena gigante.

LOS ALIENÍGENAS CREAN SIMULACIONES

matrix-simulation-theoryLa teoría de la simulación de Nick Bostrom propone que debido a la probabilidad de que una especie extraterrestre experimente una singularidad tecnológica y cree simulaciones avanzadas, no sólo es posible sino probable que estemos viviendo en una simulación. Todo nuestro universo ha sido metódicamente programado, quark por quark, por extraterrestres divinos que quieren saber cómo mentes y civilizaciones artificiales podrían desarrollarse, interactuar, florecer, y desmoronarse.

Estos simuladores alienígenas no tendrían ningún motivo para viajar en naves espaciales, ya que son, literalmente, los maestros supremos de nuestro universo. Por supuesto, lo que hacen fuera de la simulación en su universo, -el universo real-, nadie lo sabe. Tal vez ellos están viviendo también en una simulación…

 THE GHOST DIARIES (9/2/2013) [Traducido por JUAN PEDRO MOSCARDÓ para LIBERTALIADEHATALI]

Artículos relacionados:

ONCE DE LAS MÁS EXTRAÑAS SOLUCIONES A LA PARADOJA DE FERMI

DENTRO DE LA MATRIX: INTELIGENCIA ARTIFICIAL, LA HUMANIDAD FUTURA Y EL ENIGMA OVNI

LA VERDADERA NATURALEZA DE LOS OVNIS

libertalia1

¿SE ENFRENTARON CAZAS IRANÍES A OVNIS?

350px-Iran_Air_Force_Grumman_F-14A_Tomcat_SharifiComo si la conexión Irán-Ovni (¿el eje de lo extraterrestre?) no pudiera ser ya extraña, ahora parece que las Fuerza Aérea de Irán intentó derribar una nave que no parecía muy terrestre.
Antes de ir más allá, lo que sigue no viene de una página de conspiraciones. Pertenece a un artículo aparecido en octubre pasado en Combat Aircraft Monthly, una revista de aviación militar en la que participan algunos autores muy respetados. El artículo sobre los cazas Tomcat F-14 de Babak Taghvaee, quién ha escrito extensamente sobre la Fuerza Aérea Iraní, relata como Irán intentó interceptar lo que creía que eran drones espía estadounidenses sobrevolando sus instalaciones nucleares.

Lo que es interesante en el artículo de Taghvaee es como Irán describe a los intrusos, que los iraníes denominan “objetos luminosos” en la creencia de que emitían luz para permitir la fotografía nocturna:

“De acuerdo a fuentes iraníes, los drones espía de la CIA mostraban increíbles características de vuelo, incluyendo capacidad de volar más allá de la atmósfera, logrando una velocidad de crucero máxima de Mach 10, y una velocidad mínima de cero, con la capacidad de flotar sobre el objetivo. Finalmente, esos drones usaron poderosas contramedidas electrónicas que pudieron atascar los radares enemigos usando muy altos niveles de energía magnética, afectando a los sistemas de navegación.”

En una interceptación sobre la instalación nuclear de Arak en noviembre de 2004, un Tomcat F-14 iraní intentó centrar su radar sobre un  objeto luminoso, sólo para que el haz del radar fuera interrumpido. “El piloto describió el objeto como esférico, con algo así como un postquemador verde, creando una considerable cantidad de turbulencia detrás,” según el artículo. El intruso incrementó luego su velocidad y “despareció como un meteoro”.

La historia se tornó mortífera en enero de 2012, cuando un F-14 hizo una salida para interceptar un intruso que volaba hacia la central nuclear de Busher. Segundos después del despegue, el F-14 explotó, muriendo los dos tripulantes. No se determinó la causa de la tragedia.

Esta no es la primera vez que los cazas iraníes se enzarzaban con supuestos ovnis: en 1976, durante el reinado del Shah antes de la Revolución Islámica, Phantoms F-4 intentaron interceptar sucesivamente sin éxito a brillantes y rápidos objetos, sólo para comprobar que alguna fuerza desconocida entorpecía sus instrumentos. Hay que observar que en ninguna parte del artículo de Taghvaee las autoridades iraníes describen los objetos luminosos de 2004 y 2012 como ovnis (de hecho la única vez que la palabra “ovni” se usa es un único encabezado secundario). Es posible que las interferencias podrían haber afectado a un radar de los años 70 del F-14 iraní en el caso de 2004, mientras que una envejecida aeronave y afectada por el embargo occidental podría haber explotado en 2012 por otras razones más allá de una acción extraterrestre.

X-43
X-43

En ese caso, una cuestión sobrevuela, que clase de aeronave vuela a Mach 10? Eso es diez veces la velocidad del sonido, 7612 millas por hora (el legendario espía SR-71 Blackbird volaba cerca de Mach 3, o 2283 millas por hora). Un candidato obvio es el avión hipersónico experimental de la NASA, el X-43, que voló en 2004 en Mach 9.68.

x-51
x-51

Ese programá terminó, y fue brevemente recuperado como el Air Force X-51 Waverider, que volón en Mach 5 cerca de cuatro minutos el pasado mayo antes de precipitarse al Pacífico.

AURORA
AURORA

Pero esos proyectos parecen más misiles experimentales que aeronaves que puedan ser tripuladas o no algún día. Si los “objetos luminosos” descritos por Irán realmente vuelan en Mach 10, perturban radares y se alejan de los cazas interceptores, entonces esto sugiere una aeronave hipérsonica lo bastante sólida y fiable para confiarle delicadas misiones de reconocimiento. ¿Tal vez el semimítico Aurora?

Sin muchas más evidencias, tales como una nave estrellada o un piloto extraterrestre, no me inclino a pensar que los ovnis necesiten controlar los sitios nucleares iraníes. Lo más seguro es que los militares iraníes, quizás debido a un sincero error, exageraron la actuación de los intrusos. Pero si no es así, y los Estados Unidos eran capaces de desplegar una nave de reconocimiento en Mach 10 hace una década, aquí está entonces el gran misterio: ¿Porqué está gastando un billón de dolares en desarrollar el problemático F-35 Joint Strike Fighter que no puede llegar ni siquiera a volar en Mach 2?

Quizá los alienígenas podrían explicar eso.

MICHAEL PECK 

libertalia1

ROSWELL: REALIDADES MULTIPLES Y HOMBRES DE NEGRO

MIB-at-the-doorSi sólo hay una cosa que podemos decir con certeza acerca de los famosos hechos que se produjeron en las cercanías de Roswell, Nuevo México, en el verano de 1947, es que existen múltiples teorías sobre lo que pasó. Y nadie puede ofrecer ninguna evidencia real y fuerte que definitivamente fije las cosas de un modo u otro. Por supuesto, la ovnilogía siempre ha sido así. Pero Roswell parece tipificar ese aspecto del fenómeno OVNI como ningún otro caso.

Los muchos y variados escenarios implican un OVNI estrellado, un globo meteorológico caído, un globo Mogul utilizado en la detección de las pruebas de la bomba atómica soviética, un experimento sobre globos aerostáticos y japoneses, algún tipo de percance atómico, una artimaña Soviética involucrando niños mutados, maniquíes de pruebas, un experimento de ala volante, una nave pilotada por viajeros del tiempo de nuestro futuro, un vehículo creado por una antigua raza terrestre que vive bajo tierra en grandes cavernas, e incluso un demoníaco engaño, al estilo Caballo de Troya.

Pero de una cosa podemos estar seguros: claramente todos los escenarios anteriores no puede ser correctos. Pero, espera unos minutos. Quizás puedan ser todos correctos, después de todo. Bienvenido al mundo complejo de múltiples líneas de tiempo, realidades alternativas, y multi-dimensiones.

Ahora, antes de que alguien diga que yo lo hago, no estoy diciendo, -en absoluto-, que lo que estoy a punto de exponer explica definitivamente Roswell, sólo que es algo sobre lo que vale la pena meditar y especular, eso es todo. No hay malo con teorizar incontroladamente. Y si tienes un problema con las teorías salvajes, díselo a quién realmente te importe, no a mí.

Considera esto: lo que hace Roswell tan confuso es que muchas de las teorías en realidad tienen grados de credibilidad asociadas a ellas. Los comentarios originales de Mack Brazel (que encontró el enorme campo de restos enorme en el Rancho Foster, del condado de Lincoln, Nuevo México) no parecen sugerir algo así como que cayera un globo meteorológico. Y cuando uno hace una lectura cuidadosa del “Informe globo Mogul” de la Fuerza Aérea de 1994 algunos, -pero ciertamente no todos-, de los datos alimentan el escenario Mogul.

Por otro lado, el llamado “metal memoria” esparcido por todo el rancho no concuerda en lo más mínimo con los desechos de un globo. Efectivamente, sugiere que algo sobrenatural estuvo entre nosotros.
roswell_alien-570x357
Luego está la cuestión de los cuerpos. Vamos a empezar con el escenario de los maniquíes de pruebas. Aunque muchos investigadores de Roswell descartan su testimonio, tanto Gerald Anderson y Jim Ragsdale describieron haber visto cuerpos como muñecos de pruebas. En cuanto a la teoría japonesa, Melvin Brown, -un testigo de los cuerpos extraños-, le dijo a su familia que los cuerpos que vio podrían haber “pasado por chinos”.  Tenemos otros que afirman que diminutos extraterrestres como griseso fueron recuperados en el rancho. Otros hablan de extraterrestres de aspecto mucho más humano, de alrededor de un metro y medio de altura.

En cuanto al propio lugar del accidente, se habla de un campo de restos y nada más. Otros, sin embargo, afirman tajantemente que un platillo volante se encontró en algún lugar de la zona. ¿O era un platillo medio intacto? Algunos dicen que no: en su lugar, se trataba de una cápsula de escape, o un avión Horten alemán, o una bomba atómica caída por error pero por fortuna, sin estallar.

¿Cómo es posible que tanta gente pueda tener tantas versiones contradictorias de lo que vieron, sabían o habían escuchado? La respuesta más obvia es que múltiples escenarios y líneas argumentales se han creado oficialmente en los últimos años para crear deliberadamente confusión sobre lo que en realidad sucedió, y que podría ser muy bien ser el quid de la cuestión y nada más.

Pero, vamos a darnos el gusto por un instante con la teoría de múltiples líneas de tiempo y múltiples realidades. Para ello, tenemos que confrontar las provocativas palabras , -que llevan a reflexionar-, de un amigo mío, Joshua P. Warren.

RMIB-570x623Hace unos años entrevisté a Josh para mi libro The Real Men in Black (Los verdaderos Hombres de Negro) sobre la teoría de que los Hombres de Negro (HdN) pudieran ser viajeros del tiempo y, -lo más-, manipuladores del tiempo. Josh tenía mucho que decir sobre este tema, mucho de la cual giraba en torno a cierta famosa fotografía, que nadie puede encontrar.

Durante el transcurso de la entrevista, Josh discutió la extraña historia de lo que se ha conocido como The Photograph Thunderbird (La fotografía del Pájaro del Trueno). Ciertamente la historia es muy extraña: de regreso a la década de 1960, una fotografía, que dice datada a finales de 1800, apareció en las páginas de una revista de noticias del día, -posiblemente True, Saga, o Argosy-, y muestra los restos de un gigantesco pájaro monstruoso, clavado en las puertas de un establo en algún lugar de la Norteamérica rural. La ubicación exacta continúa siendo materia de debate, al igual que la imagen en sí.

Numerosos autores e investigadores de toda clase de anomalías afirman con absoluta e inquebrantable certeza, que vieron personalmente la foto de incalculable valor cuando se publicó. Sin embargo, el gran problema hoy en día, es que a pesar del hecho de que las páginas de todas las revistas citadas arriba, y muchas otras más, han sido cuidadosa y diligentemente rastreadas, -incluso hasta un punto cercano a la obsesión-, la imagen no se puede encontrar absolutamente en ningún lugar.

Es casi como si nunca hubiera existido la primera vez. Y, de una manera curiosa, tal vez no lo hizo. O bien, si las teorías de Joshua P. Warren son correctas, tal vez lo hizo … pero sólo por un tiempo .

¿Cómo podemos explicar una situación tan extraña? Una fotografía concreta no puede simplemente desaparecer de cada publicación en la que alguna vez apareció. ¿Puede hacerlo?  Tal vez, si seguimos a Josh, sin duda puede: “me da la impresión,” me dijo, “que podría haber una línea de tiempo de desplazamiento que estamos pasando sobre la base del día a día. Un día los ovnis podrían ser reales, y al siguiente no lo son. El próximo día el Bigfoot está corriendo alrededor de tu patio trasero, y al día siguiente no existe”.

Josh continuó: “Un día la foto Thunderbird está en una revista, y luego, cuando la línea de tiempo se juega con el nuevo, que ya no es en la revista. Y puede ser que, día a día, hora a hora, o incluso minuto a minuto, pequeños cambios en la línea de tiempo se están haciendo por estas entidades o seres, volviendo y jugando constantemente con el pasado y el futuro. Así, cosas que recordamos en el pasado, como la foto Thunderbird, de repente ya no existen en el presente.”

Y tal vez eso es lo que ha ocurrido con Roswell. Pero, tal vez, no sólo hay múltiples líneas de tiempo, sino múltiples realidades también, que ya están maduras para una equivalente manipulación por algo parecido a los HdN. Tal vez, en una de esas realidades, los alienígenas encontraron la muerte en Roswell. En otra realidad, los criptoterrestres de Mac Tonnies cayeron sobre el Rancho Foster. En una tercera, todo fue debido a los japoneses. Y, en un cuarto mundo, maniquíes de pruebas fueron la causa desde el principio. Y así sucesivamente. Y así sucesivamente. Y así sucesivamente.

Pero, tal vez los Hombres de Negro, -personajes definitivamente manipuladores en el mejor de los casos-, navegaron esas mismas realidades y líneas de tiempo y pusieron todo en un estado “flujo unificado”. El resultado: las muchas realidades alternativas han llegado a fusionarse en una solas, creando así el escenario donde, en la actualidad, Roswell es una mezcla de recuerdos a cargo de la intromisión caótica con el orden natural, y una combinación de los diferentes escenarios que se originan dentro de las distintas realidades que se han diseminado a través a nuestro mundo.
bender_MIB
Tal vez eso explica también por qué hay tantas teorías contradictorias sobre quién era Jack el Destripador: un médico, un miembro de la familia real británica, un masón, un actor, e incluso ¡una matrona! Tal vez Jack fue todo esto. Sólo depende de que realidad llama a casa. Esto es, hasta que aparecen los HdN y hacen sus extraños trabajos y tejemanejes. Lo mismo podría aplicarse también al asesinato de JFK de noviembre de 1963. ¿Fueron los cubanos? ¿Los rusos? ¿La CIA? ¿Lee Harvey Oswald? ¿La mafia? La respuesta puede ser muy bien: ¡Sí, lo fue!

Si existen múltiples realidades y múltiples Tierras, quizás Roswell, Jack el Destripador y el asesinato de Kennedy para la gente de esos mundos son exactamente como lo que son para nosotros: una masa confusa (y desordenada) de teorías que parecen tener todas cierto grado de validez, algo que debería ser imposible. Pero que en realidad puede que no sea tan imposible después de todo, si alguien ha decidido fastidiar lo que transcurres por la el tiempo y la realidad.

Pero, ¿por qué los Hombres de Negro, o algo como ellos, participan en tal manipulación? Puede ser muy simple: lo hacen porque pueden y les divierte joder a la raza humana.

NICK REDFERN      (Traducido por JUAN PEDRO MOSCARDÓ para LIBERTALIADEHATALI)

Artículo relacionado:

¿CÓMO SABEMOS QUE LOS VIAJEROS DEL TIEMPO NO ESTÁN CONSTANTEMENTE CAMBIANDO EL PASADO?

libertalia1