OMS: ACUSAN DE CORRUPCIÓN AL “PAPA” DE LA GRIPE A

Lo llaman «Dr. Flu» (Doctor Gripe). El profesor Albert Osterhaus es el principal consejero de la Organización Mundial de la Salud (OMS) ante la pandemia de gripe H1N1. Venía prediciendo desde hace años la inminencia de una pandemia global y lo que hoy sucede parece estar dándole la razón. Pero el escándalo que ha estallado en los Países Bajos y que está siendo tema de debate en el parlamento ha puesto de relieve los vínculos personales del profesor Osterhaus con los laboratorios que fabrican las vacunas que él mismo prescribe en sus recomendaciones a la OMS.
F. William Engdhal nos relata cómo un experto poco escrupuloso ha logrado manipular la opinión pública internacional, sobredimensionando el impacto de la gripe H1N1 y enriqueciendo así a los laboratorios que le pagan a él.

Durante el transcurso de este año, el parlamento de los Países Bajos [1] abrigaba sospechas sobre el famoso Dr. Osterhaus y había abierto una investigación por conflicto de intereses y malversación. Fuera de los Países Bajos y de la prensa de esa nación, sólo unas pocas líneas publicadas en la respetada revista británica Science mencionaron la sensacional investigación sobre los negocios del Dr. Osterhaus.

No se cuestionaban ni las referencias de Osterhaus ni sus conocimientos en su especialidad. Lo que se pone en tela de juicio, como señala en un simple despacho la revista Science, es la independencia de su juicio personal en lo tocante a la pandemia de gripe A. Refiriéndose al Dr. Osterhaus, la revista Science publicaba las siguientes líneas en su edición del 16 de octubre de 2009:

«En los Países Bajos, durante los 6 últimos meses, era difícil encender la televisión sin ver aparecer al célebre cazador de virus Albert Osterhaus y oírlo hablar de la pandemia de gripe A. Por lo menos, eso es lo que se creía. Osterhaus era el Señor Gripe, el director de un laboratorio internacionalmente conocido en el Centro Médico de la Universidad Erasmo de Rótterdam. Pero su reputación decayó rápidamente la semana pasada luego de la mención de una serie de sospechas sobre su deseo de incentivar el temor sobre una pandemia para favorecer los intereses de su propio laboratorio en la elaboración de nuevas vacunas. En el momento en que Science entraba en prensa, la Segunda Cámara del Parlamento de los Países Bajos anunciaba también que el tema será objeto de un debate urgente.» [2]

El 3 de noviembre de 2009, sin salir completamente indemne, Osterhaus había logrado evitar daños. En el sitio web de la revista Science, uno de los blogs reportaba: «La Segunda Cámara del Parlamento de los Países Bajos rechazó hoy una moción que exigía que el gobierno rompa todo vínculo con el virólogo Albert Osterhaus del Centro Médico de la Universidad Erasmo de Rótterdam, quien está siendo objeto de acusaciones por conflicto de intereses como consejero gubernamental. Por su parte, el ministro de Salud Ab Klink anunciaba al mismo tiempo una ley [3] para la transparencia del financiamiento de la investigación, que obligará a los científicos a revelar los vínculos financieros que mantienen con empresas privadas» [4].

En un comunicado difundido a través del sitio del ministerio de Salud en Internet, el ministro Klink, de quien se sabe que es un amigo personal de Osterhaus [5], afirmaba posteriormente que éste último no era más que uno de los muchos consejeros del ministerio para las cuestiones relacionadas con las vacunas contra la gripe A H1N1. El ministro afirmó también estar «al corriente» de los intereses financieros de Osterhaus [6] que, según el propio ministro, no tienen esconden nada de extraordinario, simplemente el progreso de la ciencia y de la salud pública. Por lo menos, eso es lo que se creía.

Un análisis más profundo del expediente Osterhaus deja entrever que ese virólogo neerlandés de fama internacional pudiera ser el eje de una estafa de varios miles de millones de dólares montada alrededor del riesgo de una pandemia. Se trataría de un fraudulento sistema en el que vacunas no sometidas a los necesarios procesos de ensayo estarían siendo utilizadas en seres humanos, lo cual conlleva el riesgo –cosa que ya ha sucedido– de provocar serias secuelas, como graves parálisis e incluso la muerte.

La superchería de las heces de pájaro

Albert Osterhaus no es un individuo cualquiera. Se trata de un científico que ha desempeñado un papel en todas las grandes olas de pánico que se han desatado debido a la aparición de virus, desde las misteriosas muertes imputadas al SRAS (Síndrome Respiratorio Agudo Severo) en Hong Kong, donde la actual directora general de la OMS Margaret Chan promovió su carrera como responsable de la salud pública a nivel local.

Según su biografía oficial en la Comisión Europea, en abril de 2003, en pleno apogeo del pánico provocado por el SRAS, Osterhaus fue contratado para participar en las investigaciones sobre los casos de infecciones respiratorias que en aquel momento se hacían cada vez más frecuentes en Hong Kong. En el informe de la Unión Europea se puede leer lo siguiente: «demostró nuevamente su talento para reaccionar rápidamente ante graves situaciones. En 3 semanas probó que esta enfermedad es provocada por un coronavirus recientemente descubierto que contamina las civetas, los murciélagos y otros animales carnívoros» [7].

Posteriormente, cuando se dejó de hablar de los casos de SRAS, Osterhaus se dedicó a otra cosa y se dio a la tarea de dar envergadura mediática a los peligros de lo que él llamaba la gripe aviar H5N1. En 1997, ya había hecho sonar la alarma después de la muerte, en Hong Kong, de un niño de 3 años sobre el que Osterhaus sabía que había estado en contacto con pájaros. Osterhaus desarrolló su labor de cabildeo en los Países Bajos y a través de Europa afirmando que una nueva mutación letal de la gripe se había transmitido a los humanos y que había que tomar medidas drásticas. Afirmaba además que él era el primer científico del mundo en haber demostrado que el virus H5N1 podía contaminar a los humanos [8].

Refiriéndose al peligro que representaba la gripe aviar, Osterhaus declaraba en una entrevista que transmitió la BBC en octubre de 2005: «si el virus lograra efectivamente mutar de forma tal que se transmitiese entre los humanos estaríamos en una situación completamente diferente. Pudiéramos encontrarnos ante un principio de pandemia». Y agregaba: «existe un verdadero riesgo de que los pájaros diseminen el virus por toda Europa. Es un riesgo real que, sin embargo, nadie ha podido evaluar hasta ahora, porque no hemos realizado los experimentos» [9].

El virus nunca llegó a mutar, pero Osterhaus estaba dispuesto a «realizar experimentos» que seguramente reportarían generosas gratificaciones. Para sostener su alarmante escenario de pandemia tratando de conferirle cierta legitimidad científica, Osterhaus y sus ayudantes de Rótterdam empezaron a recoger y congelar muestras de heces de pájaros. Osterhaus afirmó que, según los periodos del año, hasta un 30% de todos los pájaros de Europa eran portadores del mortal virus de la gripe aviar H5N1. Afirmó también que las personas en contacto con gallinas y pollos estaban por lo tanto expuestas al virus.

Osterhaus comunicó todo eso a los periodistas, que tomaron nota de su mensaje alarmista. Se alertó a los políticos. Ante la prensa Osterhaus emitió la hipótesis de que, después de haber provocado varias muertes entre los antípodas asiáticos, el virus, que él había etiquetado como H5N1, se propagaría hacia Europa, posiblemente en las plumas o en las entrañas de pájaros mortalmente infectados. Osterhaus sostenía la tesis de los pájaros migratorios capaces de traer al oeste el nuevo virus mortal, hasta regiones tan lejanas [de Asia] como Ucrania y la isla de Rügen [10]. Para ello no tenía más que fingir que no sabía que los pájaros no emigran del este hacia el oeste sino del norte hacia el sur.

La campaña alarmista de Osterhaus alrededor de la gripe aviar despegó realmente en 2003, a raíz del fallecimiento de un veterinario neerlandés que había estado enfermo. Osterhaus anunció que el fallecimiento había sido provocado por el virus H5N1. Convenció al parlamento neerlandés para que exigiera el sacrificio de millones de pollos. Pero no se produjo ningún otro deceso provocado por una infección similar a la que él había atribuido al H5N1. Para Osterhaus, esto último demostraba la eficacia de la campaña de sacrificios masivos preventivos. [11]

Para Osterhaus, las deyecciones de los pájaros propagaban el virus al caer sobre la población y sobre los demás pájaros en tierra. Sostenía firmemente su convicción de que aquellas deyecciones eran el vector que propagaba el mortal brote del virus H5N1 desde Asia.

La creciente acumulación de muestras congeladas de deyecciones aviarias que Osterhaus y sus asociados habían reunido y conservado en su instituto presentaba, sin embargo, un problema. Ni una sola de aquellas muestras permitió confirmar la presencia del virus H5N1. En 2006, en ocasión del congreso de la OIE (Oficina Internacional de Epizootias), actualmente denominada Organización Mundial de Sanidad Animal, Osterhaus y sus colegas de la Universidad Erasmo de Rótterdam no tuvieron más remedio que admitir que al analizar las 100 000 muestras de materias fecales que tan cuidadosamente habían recogido, no habían encontrado la menor huella del virus H5N1. [12]

En 2008, en Verona, durante la conferencia de la OMS sobre el tema «La gripe aviar y la interfase hombre-animal», Osterhaus hacía uso de la palabra ante sus colegas de la comunidad científica, sin dudas menos cautivados que el público no científico por sus incitaciones a la emotividad.
Admitía entonces que: «en el actual estado del conocimiento, nada permite formular una alerta contra el virus H5N1, ni afirmar que éste pueda provocar una pandemia.» [13] En aquel momento, sin embargo, su mirada apuntaba ya con insistencia hacia otras posibilidades de hacer coincidir su propio trabajo sobre las vacunas con nuevas posibilidades de crisis pandémica.

Gripe A y corrupción en la OMS

Al comprobar que la gripe aviar no provocaba ninguna oleada de muertes –y después que las compañías Roche, que produce el Tamiflu, y GlaxoSmithKline, que produce el Relenza, habían registrado ganancias ascendientes a miles de millones de dólares cuando los gobiernos decidieron almacenar reservas de vacunas antivirales cuya eficacia es objeto de polémica–, Osterhaus y los demás consejeros de la OMS volvieron la mirada hacia campos más fértiles.

En abril de 2009 pareció que su búsqueda fructificaba cuando en La Gloria, un pueblecito del Estado mexicano de Veracruz, se diagnosticó un caso de un niño portador de la gripe por entonces llamada «porcina» o H1N1. Con un apresuramiento totalmente fuera de lugar, el aparato propagandístico de la Organización Mundial de la Salud arrancó a toda máquina con las declaraciones de su directora general, la Dra. Margaret Chan, sobre la posible amenaza de una pandemia mundial.

La señora Chan mencionó el término «urgencia de salud pública de carácter internacional» [14]. Posteriormente, otros casos declarados en La Gloria fueron presentados en un sitio médico de Internet como un «extraño» brote de infecciones pulmonares y respiratorios agudos, que evolucionan convirtiéndose en bronconeumonía en algunos casos de niños. Un habitante de La Gloria describía los síntomas: «fiebre, tos severa y secreciones nasalesl muy abundantes» [15].

Pero esos síntomas no carecen de sentido en el contexto medioambiental de La Gloria, una de las zonas de mayor concentración de cría intensiva de puercos a nivel mundial, cuyos criaderos pertenecen principalmente al grupo estadounidense Smithfield. Hacía meses que la población local venía organizando manifestaciones ante la sede mexicana del grupo Smithfield como protesta por las graves afecciones respiratorias provocadas por los estercoleros. Esta causa plausible de las diversas enfermedades diagnosticadas en La Gloria no pareció despertar el interés de Osterhaus ni de los demás consejeros de la OMS. Aparecía al fin la tan esperada pandemia, aquella que el propio Osterhaus venía prediciendo desde el año 2003, cuando participó en las investigaciones sobre el SRAS en la provincia china de Guandgong.

El 11 de junio de 2009 Margaret Chan anunciaba que la propagación del virus de la gripe H1N1 había alcanzado el nivel 6 de «urgencia pandémica». Curiosamente la señora Chan precisaba en ese mismo anuncio que «según las informaciones disponibles hasta el día de hoy, una aplastante mayoría de pacientes presenta síntomas benignos; su restablecimiento es rápido y completo, en la mayoría de los casos sin recurrir a ningún tratamiento médico». Y agregaba después: «A nivel mundial, la cantidad de fallecimientos es poco importante, no esperamos un incremento brusco y espectacular de la cantidad de casos graves o mortales».

Posteriormente se supo que la señora Chan había actuado así como consecuencia de enfebrecidos debates en el seno de la OMS, siguiendo los consejos del Grupo Estratégico de Consulta de la OMS (SAGE, siglas correspondientes a Strategic Advisory Group of Experts). Uno de los miembros del SAGE, en aquel entonces y aún en este momento, es nuestro «Señor Gripe», el doctor Albert Osterhaus.

Osterhaus no sólo ocupaba una posición estratégica para recomendar a la OMS que declarara la «urgencia pandémica» y para incitar al pánico sino que era además el presidente de una organización que se encuentra en la primera línea en lo tocante a ese tema. Se trata del Grupo Europeo de Trabajo Científico sobre la Gripe (ESWI, siglas correspondientes a European Scientific Working group on Influenza), que se define como un «grupo multidisciplinario de líderes de opinión sobre la gripe, cuyo objetivo es luchar contra las repercusiones de una epidemia o de una pandemia gripales». Como sus propios miembros lo explican, el ESWI es –bajo la dirección de Osterhaus– el eje central «entre la OMS en Ginebra, el Instituto Robert Koch en Berlín y la Universidad de Connecticut en Estados Unidos».

Lo más significativo en cuanto al ESWI es que su trabajo está enteramente financiado por los mismos laboratorios farmacéuticos que ganan miles de millones gracias a la urgencia pandémica, mientras que los anuncios que hizo la OMS obligan a los gobiernos del mundo entero a comprar y almacenar vacunas. El ESWI recibe financiamiento proveniente de los fabricantes y distribuidores de vacunas contra el H1N1, como Baxter Vaccins, MedImmune, GlaxoSmithKline, Sanofi Pasteur y otros, entre los que se encuentran Novartis, que produce la vacuna, y el distribuidor del Tamiflu, Hofmann-La Roche.

Para mantener esa ventaja, Albert Osterhaus, el virólogo más importante del mundo, consejero oficial de los gobiernos británico y neerlandés sobre el virus H1N1 y jefe del Departamento de Virología del Centro Medico de la Universidad Erasmo de Rótterdam, formaba parte de la élite de la OMS reunida en el grupo SAGE al mismo tiempo que presidía el ESWI, apadrinado por la industria farmacéutica. A su vez, el ESWI recomendó medidas extraordinarias para vacunar al mundo entero, considerando como elevado el riesgo de una nueva pandemia que, según decían con insistencia, podía ser comparable a la aterradora pandemia de gripe española de 1918.

El banco JP Morgan, presente en Wall Street, estimaba que, principalmente gracias a la alerta de pandemia declarada por la OMS, los grandes industriales farmacéuticos, que también financiaban el trabajo del ESWI de Osterhaus, podían acumular entre 7 500 millones y 10 000 millones de dólares de ganancias [16].

El doctor Frederick Hayden es a la vez miembro del SAGE, en la OMS, y del Wellcome Trust, en Londres. Es además uno de los amigos más allegados de Osterhaus. Por concepto de servicios «de consulta», Hayden recibe además fondos provenientes de Roche y de GlaxoSmithKline, entre otros gigantes farmacéuticos que participan en la fabricación de productos vinculados a la crisis del H1N1.

Otro científico británico, el profesor David Salisbury, quien depende del ministerio británico de Salud, se encuentra a la cabeza del SAGE en la OMS y dirige, además, el Grupo de Consulta sobre el H1N1 en la OMS. Salisbury es también un ferviente defensor de la industria farmacéutica. En el Reino Unido, el grupo de defensa de la salud One Clic lo acusó de silenciar la comprobada relación entre las vacunas y el crecimiento del autismo entre los niños, así como la relación entre la vacuna Gardasil y diferentes casos de parálisis e incluso de decesos [17].

El 28 de septiembre de 2009, el propio Salisbury declaraba: «la comunidad científica está de acuerdo sobre la ausencia de riesgo en cuanto a la inoculación del Thimerosal (o Thiomersal)». Esta vacuna, utilizada en Gran Bretaña contra el H1N1, es fabricada principalmente por GlaxoSmithKlilne. Contiene Thimerosal, un conservante a base de mercurio. En 1999, como toda una serie de exámenes cada vez más numerosos mostraban que el Thimerosal presente en las vacunas podía ser la causa de casos de autismo entre los niños en Estados Unidos, la American Academy of Pediatrics (Academia Americana de Pediatría) y el Public Health Service (Buró de Salud Pública) exigieron que [el Thimerosal] fuera retirado de la composición de las vacunas [18].

Otro miembro de la OMS que también mantiene estrechos vínculos financieros con los fabricantes de vacunas que se benefician con las recomendaciones del SAGE es el doctor Arnold Monto, consultante remunerado por los fabricantes de MedImmune, Glaxo y ViroPharma. Peor aún, en las reuniones de científicos «independientes» que organiza el SAGE participan «observadores», entre los que se encuentran –por increíble que pueda parecer– los mismos productores de vacunas, GlaxoSmithKline, Novartis, Baxter y compañía. Se impone entonces la siguiente interrogante: Si se supone que el SAGE se compone de los mejores expertos de la gripe del mundo entero, ¿por qué invitan a los fabricantes de vacunas a participar en sus reuniones?

Durante el último decenio la OMS creaba las llamadas «alianzas entre los sectores público y privado» con el objetivo de incrementar los fondos a su disposición. Pero en vez de recibir fondos provenientes sólo de los gobiernos de los países miembros de la ONU, como estaba previsto al principio, la OMS recibe actualmente de las empresas privadas cerca del doble del presupuesto que habitualmente le otorga la ONU en forma de becas y de ayudas financieras.

¿De cuáles empresas privadas provienen esos fondos? De los mismos fabricantes de vacunas que se benefician con decisiones oficiales como la adoptada en junio de 2009 sobre la urgencia pandémica de la gripe H1N1. Al igual que los benefactores de la OMS, los grandes laboratorios tienen sus entradas en Ginebra con derecho a un tratamiento de «puertas abiertas y alfombra roja» [19].

En una entrevista concedida al semanario alemán Der Spiegel, un miembro de la Cochrane Collaboration, una organización de científicos independientes que evalúan todos los estudios realizados sobre la gripe, el epidemiólogo Tom Jefferson, señalaba las consecuencias de la privatización de la OMS y de la comercialización de la salud.
«T. Jefferson:[…] una de las características más sorprendentes de esta gripe y de toda la telenovela a la que ha dado lugar es que, año tras año, hay gente que emite previsiones cada vez más pesimistas. Ninguna se ha cumplido hasta ahora y esas personas siguen repitiendo sus predicciones. Por ejemplo, ¿qué pasó con la gripe aviar que iba a matarnos a todos? Nada. Pero eso no impide que esa gente siga haciendo sus predicciones. A veces parece que hay toda una industria que tiene la esperanza de [ver surgir] una pandemia.

Der Spiegel: ¿De quién habla usted? ¿De la OMS?

T. J: La OMS y los responsables de la salud pública, los virólogos y los laboratorios farmacéuticos. Ellos han construido todo un sistema alrededor de la inminencia de la pandemia. ¡Hay mucho dinero en juego, así como redes de influencia, carreras e instituciones enteras! Bastó con una mutación de uno de los virus de la gripe para que viéramos todo la máquina ponerse en marcha.» [20]

Cuando se le preguntó si la OMS había declarado la urgencia pandémica de forma deliberada con el propósito de crear un inmenso mercado para las vacunas y los medicamentos contra el H1N1, Jefferson respondió: «¿No le sorprende a usted que la OMS haya modificado su definición de la pandemia? La antigua definición hablaba de un virus nuevo, de rápida propagación, para el que no existe inmunidad, y que provoca una alta tasa de enfermos y de muertes. Hoy en día esas dos últimos parámetros sobre las tasas de infección han sido suprimidos y fue así como la gripe A entró en la categoría de las pandemias.» [21]

Muy juiciosamente, la OMS publicaba en abril de 2009 la nueva definición de la pandemia, justo a tiempo para permitir a la propia OMS, siguiendo los consejos provenientes, entre otros, del SAGE, del «Señor Gripe» (alias Albert Osterhaus) y de David Salisbury, calificar de urgencia pandémica varios casos benignos de gripe, rebautizada como gripe A H1N1. [22]

El 8 de diciembre de 2009, en nota al pie de página de un artículo sobre el carácter grave o benigno de la «pandemia mundial» de H1N1, el Washington Post mencionaba que: «al alcanzar su apogeo en Estados Unidos la segunda ola de infección del H1N1, los principales epidemiólogos prevén que esta pandemia pudiera ser una de las más benignas [que se han producido] desde que la medicina moderna viene documentando las epidemias de gripe.» [23]

Igor Barinov, diputado ruso y presidente del Comité de Salud de la Duma [Parlamento ruso. NdlR.], exigió a los representantes rusos ante la OMS acreditados en Ginebra que gestionen una investigación oficial sobre los numerosos indicios de la corrupción masivamente aceptada por la OMS y proveniente de la industria farmacéutica. «Se han hecho graves acusaciones de corrupción contra la OMS», afirmaba Barinov, quien agregó que: «Debe organizarse una comisión internacional de investigación lo antes posible» [24].

 F. WILLIAN ENGDAHL
 Red Voltaire

 Traducido al español por la Red Voltaire a partir de la versión francesa de Nathalie Krieg para Voltairenet.

——————————————————————————–

[1] NDT: Tweede Kamer der Staten-Generaal (Segunda Cámara de los Estados Generales de los Países Bajos, corresponde a la cámara baja).

[2] Artículo en inglés, Martin Enserink, in “Holland, the Public Face of Flu Takes a Hit” («Holanda, el rostro público de la gripe sufre un golpe»), Science, 16 de octubre de 2009, Vol. 326, n° 5951, pp. 350–351 ; DOI: 10.1126/science.326_350b.

[3] NDT: «Sunshine Act», referencia a la denominación estadounidense de las leyes vinculadas a la libertad de información.

[4] Artículo en inglés, Science, 3 de noviembre de 2009, “Roundup 11/3 The Brink Edition”.

[5] Artículo en neerlandés, “De Farma maffia Deel 1 Osterhaus BV”, 28 de noviembre de 2009.

[6] Artículo en neerlandés, Ministerie van Volksgezondheid, Welzijn en Sport, “Financiële belangen Osterhaus waren bekend Nieuwsbericht”, 30 de septiembre de 2009.

[7] Albert Osterhaus, Comisión Europea, «Recherche».

[8] Ibid.

[9] Artículo en inglés, Jane Corbin, Interview with Dr Albert Osterhaus («Entrevista con el doctor Albert Osterhaus»), BBC Panorama, 4 de octubre de 2005.

[10] Artículo en alemán, Karin Steinberger, “Vogelgrippe: Der Mann mit der Vogelperspektive”, Süddeutsche Zeitung, 20 de octubre de 2005.

[11] Ibid.

[12] Artículo en alemán, “Schweinegrippe—Geldgieriger Psychopath Auslöser der Pandemie?”, Polskaweb News.

[13] Artículo en inglés, Ab Osterhaus, “External factors influencing H5N1 mutation/reassortment events with pandemic potential” («Factores externos con fuerte potencial pandémico que entran en juego en los casos de mutación y de redistribución del virus H1N1 »), OIE, 7-9 de octubre de 2008, Verona, Italia. Vínculo para bajar el artículo.

[14] Artículo en inglés, Health Advisory, Swine Flu Overview, abril de 2009.

[15] Artículo en inglés, Biosurveillance, Swine Flu in Mexico- Timeline of Events, 24 de abril de 2009.

[16] Citado en el artículo en neerlandés de Louise Voller y Kristian Villesen, “Stærk lobbyisme bag WHO-beslutning om massevaccination”, Information, Copenhagen, 15 de novoembre de 2009.

[17] Artículo en inglés, Jane Bryant, et al, “The One Click Group Response: Prof. David Salisbury Threatens Legal Action” («El profesor David Salisbury responde al grupo One Click ante amenaza de acción judicial»), 4 de marzo de 2009. Vínculo para bajar el artículo.

[18] Profesor David Salisbury citado en el artículo en inglés “Swine flu vaccine to contain axed additive” («La vacuna antigripe contiene un aditivvo retirado del mercado»), London Evening Standard y Gulf News, 28 de septiembre de 2009.

[19] Artículo en alemán, Bert Ehgartner, “Schwindel mit der Schweinegrippe Ist die Aufregung ein Coup der Pharmaindustrie?”

[20] Tom Jefferson, Entrevista con el epistemólogo Tom Jefferson: «C’est toute une industrie qui espère une pandémie de grippe», Der Spiegel, 21 de julio de 2009.

[21] Ibid.

[22] Artículo en neerlandés, Louise Voller, Kristian Villesen, “Mystisk ændring af WHO’s definition af en pandemi”, Copenhagen Information, 15 de noviembre de 2009.

[23] Artículo en inglés, Rob Stein, “Flu Pandemic Could Be Mild” («La pandemia de gripe puede resultar moderada»), Washington Post, 8 de diciembre de 2009.

[24] Artículo en neerlandés “Russland fordert internationale Untersuchung”, Polskanet, 5 de diciembre de 2009.

Anuncios

ÍNFIMA MORTALIDAD DE UNA “PANDEMIA” INVENTADA

Te mintieron: 0,026% es la ridícula tasa de mortalidad de la falsa pandemia de la gripe A

Entre desinformación varia y casos no confirmados, la Gripe A ganó (a fuerza de repetición en los medios) estatus de pandemia. La OMS calificó como pandemia a la gripe A de manera irresponsable: un estudio de científicos británicos develó que sólo el 0,026% de los infectados murió a causa de la enfermedad. El miedo vertido por los medios durante meses sólo sirvió a los intereses de los laboratorios.

 Aparentemente la temida Gripe A, al igual que la gripe aviar, el mal de la vaca loca y otras enfermedades modernas generadas en laboratorios, no daba razones para ser tan temida.

Un grupo de científicos británicos realizó un estudio sobre los casos de muerte a causa del virus H1N1 por primera vez desde que la gripe A fue declarada pandemia: 26 muertes por cada 100.000 casos, lo que supone una tasa de mortandad del 0,026%.

El estudio se hace eco de una investigación estadounidense hecha pública el lunes, que concluyó que la pandemia del H1N1 tenía una tasa de mortandad del 0,048%, es decir 1 muerte por cada 2.000 casos, siendo sólo un poco más grave que una temporada de gripe promedio.

‘La primera gripe pandémica del siglo XXI es considerablemente menos letal de lo que se temía de antemano’, escribió el responsable de Sanidad de Inglaterra, Liam Donaldson, en el estudio llevado a cabo por su equipo en la Agencia de Protección de Salud del Gobierno.

Los investigadores recordaron las tasas de mortalidad de tres pandemias de gripe registradas en el siglo XX: la de la gripe española de 1918 fue de un 2 a un 3%; y las de 1957 a 1958 y de 1967 a 1968 tuvieron tasas cercanas al 0,2%.

Donaldson dijo que las mejoras en nutrición, vivienda y cuidados de salud podrían explicar algunas de las aparentes disminuciones en casos de tasas de mortandad de una pandemia a otra.

‘Desde la pandemia más reciente ha habido grandes avances en la medicina de cuidados intensivos’, agregó, y muchos más podrían haber muerto sin servicios de atención cruciales como máquinas de ventilación para pacientes con problemas para respirar.

El estudio podría disipar los temores entre los responsables sanitarios y políticos de que una gripe pandémica podría matar a millones de personas en todo el mundo, empujando a las economías a la recesión. También podría fomentar las sospechas de que los responsables de salud y la industria farmacéutica exageraron la amenaza presentada por la H1N1.

La gripe A ha matado a 10.074 personas en todo el mundo desde que fue declarada pandémica en junio, según el Centro Europeo para la Prevención y Control de Enfermedades. Expertos dicen que la gripe estacional puede matar hasta a 40.000 personas al año sólo en Europa.

De este modo, de más está decir que el alarmismo generado por los medios de comunicación y los grandes consorcios médicos y farmacéuticos (beneficiados con un “shotazo” de ingresos en medio de la crisis económica mundial) sólo sirvió a sus propios intereses sembrando el miedo en la población y coartando, una vez más, sus libertades.

 Urgente 24

FALSA PANDEMIA: MUERE MÁS GENTE EN SUECIA POR LA VACUNA QUE EN MOZAMBIQUE POR LA ENFERMEDAD

Cinco casos de muertes relacionadas con la vacuna contra la Gripe A en Suiza se suman a los 5 ya denunciados en Suecia. Los especialistas de la industria farmacéutica tratan de excluir a las vacunas de las razones de las muertes. Entretanto, ya son más las muertes relacionadas con la vacuna que las que se detectan en cada uno de buena parte de los países el mundo (solo dos países superaron los mil muertos por esta falsa pandemia, USA y Brasil).

En 55 países se detectaron menos de 5 muertes por la falsa pandemia de Gripe A, lo que representaría una estadística de mortalidad por la enfermedad menor a la que por la vacuna  tienen Suiza o Suecia.

Entre estos 55 países, según los informes publicados en los populares informes de  Wikipedia, se encuentran Madagascar, Mozambique, Laos y Líbano, países subdesarrollados que cuentan con un sistema de salud que se encuentra muy lejos de aspirar siquiera a lo que son los de los países europeos mencionados.

Así, dos importantes países europeos están teniendo complicaciones por la inoculación compulsiva de una vacuna que no fue lo suficientemente testeada y que se inocula aún después de las reiteradas denuncias en su contra (bioterrorismo, contaminación, etc).

Cinco de los siete casos mortales de la gripe A que se han registrado en Suiza se han producido después de la vacunación, según los datos difundidos hoy por Swissmedic, el organismo helvético regulador de medicamentos.

En cuatro de los casos, la vacuna empleada fue Pandemrix (fabricada por la empresa farmacéutica GlaxoSmithKline), mientras que no se conoce cuál fue la vacuna del quinto caso.

Todos los pacientes eran mayores de edad y en cuatro de los casos sufrían enfermedades crónicas graves “y se ha podido excluir una relación con la vacuna”, señaló Swissmedic.

El último caso se está analizando todavía.

También se ha registrado el fallecimiento de dos fetos en el útero materno después de ser vacunadas la madres con Focetria, fabricada por la empresa Novartis.

En un caso se atribuye la muerte fetal a “factores de riesgo ya existentes”, mientras que el segundo caso sigue en estudio.

En total, desde que comenzó la vacunación a finales de noviembre, se han detectado 197 episodios de efectos secundarios de la vacuna contra la gripe A.

La inmensa mayoría de esos casos (169) fueron con Pandemrix, 25 con Focetria, y 3 con Celtura, otra vacuna fabricada por Novartis, ésta con coadyuvante.

El portavoz de Swissmedic, Joachim Gross, explicó que estos datos no indican que Pandemrix sea la vacuna que conlleva más riesgo sino que es la más utilizada.

Entre los efectos secundarios, en 44 de los casos se dio “una reacción grave y conocida”, es decir, un efecto que estaba previsto en el prospecto del medicamento, en su mayor parte reacciones alérgicas con o sin hipotensión, fiebre, escalofríos o picores.

En otros 28 casos hubo “efectos secundarios con reacción grave y desconocida”, entre ellas cinco pérdidas de conciencia transitorias tras la vacunación, y un caso de convulsiones.

Los 5 casos en Suecia

Los medios de comunicación en Suecia están teniendo mucha dificultad en mantener la propaganda a favor de la vacuna contra la gripe A, ya que más y más personas cuestionan las razones de la vacunación masiva.

Ahora las autoridades dicen que “si el 80% de la población  no se vacuna, nos arriesgamos a tener 100 muertes por la gripe porcina”. La mayoría de los suecos saben que en una temporada normal de gripe hay muertes por complicaciones, así que las proporciones de la propaganda de los medios de comunicación y el gobierno han causado una creciente revuelta contra los intentos masivos de asustar a la gente para ponerse la vacuna envenenada.

Hoy, Svenska Dagbladet reporta que hay sobre 350 casos de efectos secundarios por la vacuna de la falsa pandemia de la gripe porcina. Pareciera que se ha hecho claro que esta vacuna contiene una mezcla de substancias potencialmente más peligrosa otras vacunas.

El numero de muertes oficiales por reacciones mortales a la vacuna de la gripe porcina es ahora de 5 (solo en Suecia). Y esto es solo para los que han tenido reacciones fuertes inmediatas, ya que los efectos a largo plazo no son nunca investigados. Si alguien muere 2 semanas después de haber sido inyectado, no se consideraría su muerte como relacionada con la vacuna.

Los severos problemas de salud que pueden aparecer años después serán muy difíciles de ligar con la inyección del medicamento.

Aun con estas 5 reacciones mortales inmediatamente ocurridas después de haber sido vacunadas, las respuestas gubernamentales son lo que se esperaban: “Ninguna de estas muertes han sido confirmadas como ligadas a la vacuna”.

Mas muertos por el remedio que por la enfermedad

Gaza ha registrado sus dos primeras víctimas mortales por la gripe A, con lo que son ya once los fallecidos por el virus en los territorios palestinos, informó hoy el Ministerio de Sanidad del Gobierno de Hamás en la franja. Así, el número de muertos por la gripe en una zona como Gaza no llega ni a la mitad de los muertos por la vacuna en Suecia.

Hasan Jalaf, director general de ese Ministerio, explicó que las muertes se produjeron en el hospital Shifa, en Gaza capital y donde se encuentra ingresados en estado estable otros tres contagiados.

Las dos primeras víctimas en Gaza, donde el bloqueo israelí al paso de personas y bienes había servido hasta ahora como escudo frente al contagio, padecían insuficiencia renal, una grave infección bacteriana y carecían de las defensas necesarias para resistir a la enfermedad, precisó Jalaf.

Estas muertes elevan a once número de fallecidos por gripe A en los territorios palestinos, donde se han detectado unos 1.200 casos desde que se confirmó el primer paciente en julio pasado.

A raíz del anuncio, el Ministerio de Sanidad de la Autoridad Nacional Palestina (ANP), con sede en la ciudad cisjordana de Ramala, ha decidido enviar inmediatamente a Gaza 2.000 vacunas.

 Urgente 24

LOS CHIPS SE INTRODUCIRÁN EN LOS MEDICAMENTOS

Verdad conspiranoica: Los chips se publicitan por TV y se introducirán en los medicamentos

Las versiones conspiranoicas y aquello que pocos creían como posible, ya está sucediendo: el plan para insertar microchips subcutáneos para establecer un control sobre la población está en marcha. Con la excusa de contar con un control sobre la expansión de la falsa pandemia de la gripe A, empresas que desarrollan microchips ya ofrecen (hasta por TV) productos para recordar a los pacientes tomar su medicación, para guardar sus datos o para comunicarse con las fuerzas de seguridad en caso de ser necesario. El temido NWO sigue firme en su avance.

La advertencia de que en un futuro un grupo elitista trataría de imponer un sistema de control de población a través de microchips subcutáneos, fue desestimada durante años a pesar de las reiteradas denuncias en manos de los teóricos de la conspiración.

La denuncia sostiene que una empresa dedicada a la fabricación de microchips con sistema de telecomunicaciones RFID (Verichip) estaría interesada en comercializar a nivel global sus productos, estableciendo una red de control sobre aquellos que tuvieran implantado el chip bajo la piel. Las denuncias señalan a la familia Rockefeller como parte de la conspiración.

Estas versiones, que tiempo atrás parecían cosa de locos o, como mínimo, de ciencia ficción, ya no lo son tanto. De hecho, el plan está en marcha y ya existen cada vez más noticias acerca de nuevas empresas interesadas en la implantación de estos chips.

Para su implementación, las elites necesitan una excusa y la falsa pandemia de la Gripe A parece encajar perfecto en ese rol, sobre todo si se toman en cuenta las últimas noticias publicadas sobre el tema en medios importantes.

Segun el Financial Times (también reproducida por The Telegraph), el grupo farmacéutico suizo Novartis anunció que ha desarrollado un sistema por el que se implanta un chip en el hombro de un paciente que se comunica con receptores existentes en cada píldora. El grupo está probando una tecnología que introduce un minúsculo microchip en cada pastilla de determinados medicamentos. El chip se ingiere y envía un recordatorio a los pacientes por mensaje de texto si no siguen las prescripciones de sus médicos. Eventualmente, el mensaje puede ser enviado a un doctor o a cualquiera que esté habilitado para recibir los mensajes del chip.

Joe Jiménez, jefe de productos farmacéuticos de Novartis, dijo que las pruebas utilizando este sistema (que transmite desde el chip de la píldora a un receptor en el hombro) en 20 pacientes utilizando Diovan, un fármaco para reducir la presión arterial, había impulsado el “cumplimiento” con las prescripciones del 30% al 80% después de seis meses.

Las razones de Novartis están centradas en la idea de que quieren que los pacientes no discontinuen los tratamientos.

Así, los dispositivos con tecnología RFID comienzan a tomar valor, sobre todo luego de la campaña informativa de psicosis por la más temida que ofensiva Gripe A. Según el sitio web de tecnología, Network Computing, esta tecnología podría ayudar a contener la falsa pandemia.

Segun Andrew Tay, Presidente de APAC, Zebra Technologies, “los hospitales pueden utilizar la tecnología RFID para rastrear pacientes, y contener efectivamente la propagación de la enfermedad. Incluso se podría averiguar quién ha estado en contacto con la persona infectada. Usando esta información, usted puede rastrear la fuente de donde la enfermedad se ha originado. Una vez que la fuente ha sido identificada, los administradores de salud pueden desplazarse a la cuarentena en el paciente y la ubicación “.

Simples etiquetas RFID pueden utilizarse en las pulseras de los pacientes y sus movimientos pueden ser seguidos a través de las salas. Posteriormente se puede analizar el registro de todas las interacciones del paciente y tomar inmediatamente medidas de precaución, en caso de que un paciente haya interactuado con una persona infectada. Teniendo en cuenta el número de visitantes a un hospital sobre una base diaria, esta información puede ayudar a prevenir el estallido real de la pandemia.
 
En cierto modo, es irónico que la misma tecnología que anteriormente se resistió por ser intruso ha cerrado el círculo y RFID sea ahora considerado una especie de salvavidas.

En este marco, las acciones de VeriChip subieron luego de conocerse la noticia de que la empresa patentó dos sistemas para introducir nanochips habilitados para reconocer el virus de la Gripe A. Así, VeriChip podría meter sus productos en las vacunas contra la nueva gripe.

Según publicó Reuters, VeriChip seleccionó a  Raytheon Microelectronics España para la fabricación de sus productos.

VeriChip ya ha lanzado su campaña publicitaria apuntada a las masas en USA: “El microchip de Health Link almacena un único número de identificación de 16 dígitos y se inyecta justo debajo de la piel en la parte trasera del brazo derecho. Cuando un miembro de Health Link (paciente) se presenta en un departamento de emergencias inconsciente, confuso o no puede hablar, el personal médico de emergencias  usa el scanner Health Link para obtener el número de identificación del paciente y acceder así a su historial médico”.

www.urgente24.com

¿UN CHIP EN LA VACUNA DE LA GRIPE A?

chip_45x20_01Conspiranoia pura: Cobra fuerza la idea de que la “pandemia” Gripe A es para justificar la implantación de chips en la población

Las teorías de la conspiración están a tope con la noticia de que la empresa Verichip ha elevado el valor de sus acciones con la publicación de una patente de un chip que detecta al virus de la gripe A en la sangre. La idea de que se use una vacuna para instalar nanochips de control de la población gana fuerza con celeridad y la alarma se expande en Internet.

CIUDAD DE BUENOS AIRES (Urgente24) – Las diferentes teorías conspirativas surgidas sobre todo luego del atentado a las Torres Gemelas el 11 de septiembre del 2001 y acentuadas fuertemente luego de la explosión de la crisis económica mundial en el 2008 en muchas ocasiones parecen dar en el clavo con respecto a sus augurios.

Según estas teorías, las intenciones de las elites dominantes se encuentran en instalar un chip en cada persona para poder establecer el control sobre ellas antes de establecer un único gobierno mundial. Una denuncia del cineasta Aaron Russo que data del 2007 asegura que la implantación del chip está programada por la familia Rockefeller desde hace años. Aunque Russo murió en 2007 de un fulminante cáncer de vejiga, los teóricos de la conspiración tomaron sus dichos y los adaptaron a su discurso.

Según estos teóricos, la psicosis generada por la Gripe A (que, a pesar de las declaraciones de la OMS dista mucho de ser una pandemia) es en realidad una forma de implantar miedo en la población mundial para someterla a una vacunación obligatoria. Y en este punto es donde entraría el chip, creado en base a los últimos adelantos de la nanotecnología.

Numerosos medios alternativos de internet se han hecho eco de una noticia publicada por Reuters, en la que se asegura que Verichip, la empresa señalada como responsable de fabricar estos chips para establecer el control de la población, ha elevado el valor de sus acciones en un 186% por haber patentado un sistema para detectar mediante la gripe A mediante sus dispositivos.

Así da cuenta el Wise Up Journal, una web irlandesa que se dedica a denunciar la implantación del siempre mencionado Nuevo orden Mundial.

El informe de Reuters más abajo dice cómo el pasado lunes las acciones de la empresa VeriChip vieron elevada su cotización en un 186% debido a la patente del mini-microchip detector de pandemias de la gripe porcina para el propósito de la implantación en humanos, que supone un adelanto espectacular respecto al microchip actual, en miles de personas, desde niños a mayores. Si tienes conocimiento de dispositivos tecnológicos, Reuters te informa un poco más acerca del dispositivo de VeriChip (realmente Reuters promociona las acciones de la corporación):

“Las acciones de Verichip se elevan después de licencia de patente del H1N1″

“(Reuters) – Las acciones de VeriChip Corp (CHIP.O) se triplicaron después de que la compañía anunciara que había recibido la licencia exclusiva de dos patentes, que ayudarán a desarrollar sistemas de detección de virus implantables en humanos. Las patentes en poder de  un socio de VeriChip, Receptors LLC, son biosensores que pueden detectar el H1N1 y otros vírus y amenazas biológicas tales como el Staphylococcus aureus, resistentes a la meticilina.

La tecnología se combinará con los dispositivos implantables de radio frecuencia para desarrollar sistemas de detección de virus.

El sistema de detección ofrecerá niveles múltiples de identificación, el primero identificará el agente o no virus, el segundo nivel clasificará el virus y alertará al usuario de la presencia de virus de pandemia y el tercero identificará el patógeno de forma precisa, según ha dicho Verichip en un informe publicado el 7 de Mayo de 2009.

Cada año el virus de la gripe mata a muchas personas que ya están seriamente enfermas. El virus de la gripe H1N1 es muy suave pero qué afortunados los de VeriChip y las corporaciones asociadas en biotecnología que los medios han aumentado la alarma social. Hace unos meses se elevó la fase 6 de pandemias por parte de una organización de no electos, la OMS. Ciertamente todo este miedo ayudará a promover la tecnología VeriChip.

Muy pronto podría haber algunos lacayos gubernamentales tan estúpidos como para pedir algunos. de estos chips. Es la tecnología ideal  para estados de preocupación-vigilancia-obsesión-de pandemias del siglo 21 con el dinero de los contribuyentes para gastar.

Miles de millones

Ya se han empleado miles de millones  en vacunas desarrolladas con precipitación para una gripe suave y más dinero empleado en planes para asegurar que una vacuna se administra a cada niño, mujer y hombre. Todo esto durante una recesión/depresión global cuando los gobiernos hacen recortes de presupuesto, excepto por supuesto para los planes de rescate de los bancos en bancarrota. Si los planes para la vacunación en masa continúan y no ocurre nada que entierre el escándalo bancario, y el miedo a la gripe porcina se debilita, en el 2010 los gobiernos van a tener un montón de gente sana enfadada con la que tratar por haber tirado su dinero en bancos corruptos en bancarrota.

Exactamente ¿qué demonios es el nuevo chip marcador desarrollado por Digital Angel de Verichip?

La propagación de una pandemina con estos chips puede ser sólo remotamente detectada si una gran cantidad de población lo tiene.

Del informe de Verichip (arriba enlazado) y otros documentos de desarrollo sabemos que el chip contiene un “sistema sensible a glucosa” que está alojado en una “membraana biocompatible” con un dispositivo de Identificación de Frecuencias de Radio que el WiFi puede ciertamente leer; por el mismo sistema los móviles pueden ser vigilados. Este “componente sensible bioestable” está incorporado en un transductor de señal de escala milimétrico”.

La gente que todavía utiliza los discos blandos de 250 K de los años 90 va a tener un poco dificil comprender la tecnología que se está introduciendo en el ámbito público. Hace seis años Hitachi introdujo el chip RFID con una antena incorporada, de sólo medio milímetro, llamado el µ-Chip que va ahora pegado a los productos que compras en la tienda. El artículo del site de Hitachi de 2003 decía que “le caracteriza una antena interna que permite a los chips emplear energía de las ondas eléctricas circundantes para transmitir sin cables”. “El chip opera enteramente de forma autónoma”.

La vacunación y las pruebas de seguimiento de ID han llegado este año. El Boston Globe en Noviembre de 2008 informaba; Los portadores de alguna enfermedad en Boston están embarcados en un nuevo experimento, un de los primeros en el país, que tiene como objeto crear finalmente un registro municipal de todos los que han recibido la vacunación de la gripe”. “Hacer un seguimiento de la memoria de la vacuna, y qué pacientes las están recibiendo”. El Dr. Alfred De Maria, un doctor  importante en el Departamento de Salud Pública de  Massachusets dijo “si estás haciendo seguimiento clínico múltiple en tiempo real, puedes observar mejor dónde una medida es mejor, o peor y después enfocarte en soluciones”. Cuando la gente llega para vacunarse, recibirá  un brazalete identificador y la información será introducida en una base de datos de seguimiento. Habrá bases de datos también de quien recibió la vacuna y si la recibió en el brazo derecho o izquierdo y la hora.

La inyección en masa de dispositivos Verichip bajo nuestra piel es la única forma en que el dispositivo pueda detectar la expansión de la pandemia. Un arriesgado y loco avance para el futuro cercano, quizás, pero estarías sorprendido viendo cúantas personas aceptarían ya medidas ilógicas cuando son presas del miedo a la enfermedad. Hasta que exista la confirmación de que estos chips estarán en explotacion nos intentarán convencer de que tendremos que enfocarnos al uso ilógico de la vacuna para una gripe suave. Hay ingredientes peligrosos confirmados en las vacunas y la irracional confianza de los gobiernos en ellas puede ser observada cuando les ofrecen inmunidad legal a los fabricantes y empleados públicos que implementan este esquema de medidas.

http://www.urgente24.com/

LAS VACUNAS SON MÁS LETALES QUE LA GRIPE PORCINA

Las vacunaciones masivas son una receta para el desastre

Este informe fue sometido a Sir Liam Donaldson, Director Médico del Reino Unido, y a la Administración de Alimentos y Fármacos (FDA) de EE.UU.

En abril de 2009 tuvo lugar un brote de fiebre porcina en México y en EE.UU., el cual se propagó rápidamente por el mundo por transmisión entre seres humanos. A juzgar por los primeros datos publicados en mayo, el nuevo tipo A H1N1 del virus de la gripe es diferente de cualquiera los aislados hasta la fecha [1, 2].

Se trata de una heteróclita combinación de secuencias de cepas de virus de las gripes aviar, humana y porcina de Norteamérica y Eurasia. Un destacado virólogo de Canberra (Australia) declaró a los medios que el virus podría haber sido creado en un laboratorio y liberado por accidente [3]. Algunos analistas incluso sugieren, sin pruebas al apoyo, que fue creado intencionalmente como arma biológica [4], mientras otros culpan a la intensiva industria ganadera y al extendido tráfico de mascotas a través de grandes distancias, que ofrece numerosas oportunidades para la generación de recombinantes exóticos [5].

Pero lo que más preocupa a la ciudadanía son los programas de vacunación masiva que los gobiernos están preparando para combatir la incipiente pandemia, los cuales podrían ser peores que la propia pandemia.

Un grupo de control se opone a una vacuna de vía rápida para escolares

El gobierno de EE.UU. se propone vacunar a todos los niños en septiembre, cuando se inicie el nuevo año escolar, y el grupo de control National Vaccine Information Center (NVIC) ha hecho un llamamiento al gobierno de Obama y a todos los gobernadores de los Estados para que ofrezcan pruebas de que esa decisión es “necesaria y segura” [6] y ha exigido “sólidos mecanismos de escrutinio, registro, supervisión y notificación de la seguridad de la vacuna, así como de compensación económica por las posibles lesiones debidas a ésta”.

Poco después del brote de gripe porcina, en abril, los Departamentos de Salud y de Seguridad Interior de EE.UU. declararon el estado de emergencia nacional en salud pública. Se cerraron algunas escuelas, hubo personas a las que se las puso en cuarentena y las compañías farmacéuticas recibieron contratos por valor de 7.000 millones de dólares para que fabricasen vacunas que son objeto de un tratamiento urgente por parte de la Administración de Alimentos y Fármacos (FDA) [7], lo cual significa que sólo se ensayarán durante unas pocas semanas en varios centenares de niños y adultos voluntarios, antes de administrarlas a todos los escolares en el otoño.

Además, según la legislación federal aprobada por el Congreso desde 2001, una Autorización de Uso de Emergencia permite que las compañías farmacéuticas, los facultativos sanitarios y cualquiera que administre vacunas experimentales a estadounidenses durante un estado de emergencia en salud pública, estén protegidos contra cualquier posible denuncia si hay personas lesionadas. La Secretaria de Salud y Servicios Humanos de EE.UU., Kathleen Sebelius, ha otorgado a los fabricantes de vacunas total inmunidad ante la ley contra cualquier proceso penal que pueda resultar de la administración de nuevas vacunas de la gripe porcina Y algunos Estados incluso han declarado la vacunación legalmente obligatoria.

NVIC pregunta si los Estados están preparados para cumplir con las provisiones de seguridad de las vacunas de la Ley Nacional de Lesión Infantil por vacunas de 1986, que incluyen: 1) Dar a los padres información escrita sobre los beneficios y riesgos de la vacuna antes de que los niños sean vacunados; 2) Mantener un registro de las vacunas que reciben los niños, incluidos el nombre del fabricante y el número de lote; 3) Registrar las vacunas administradas en la historia clínica del niño y 4) Dejar constancia en la historia clínica del niño de los problemas graves de salud que se desarrollen después de la vacunación y comunicar de inmediato al Sistema federal de Informes sobre Acontecimientos Adversos por Vacunación.

NVIC también quiere saber si los Estados están preparados para compensar económicamente a los niños lesionados por las vacunas de la gripe porcina, si los padres recibirán una “información completa y fidedigna sobre los riesgos de la vacuna de la gripe porcina” y si tienen derecho a “negarse” a la vacunación.

Barbara Loe Fisher, cofundadora y presidente de NVIC, ha declarado [6]: “Los padres y los legisladores deberían preguntarse ahora mismo: ¿Por qué son los niños los primeros en recibir vacunas experimentales de la gripe porcina? ¿Están equipadas las escuelas para obtener el consentimiento informado con la firma de los padres antes de la vacunación, mantener registros exactos de cada vacunación y seleccionar biológicamente a niños que corran un riesgo elevado de sufrir reacciones a la vacuna? ¿Sabrán los que administren esas vacunas cómo supervisar posteriormente a los niños y registrar, comunicar y tratar los problemas graves de salud que surjan? y ¿tendrán los Estados los recursos económicos para compensar a los niños que sean lesionados?

La OMS y la fiebre de vacunación masiva

La orden de vacunación masiva proviene de la Organización Mundial de la Salud (OMS) [8]. A principios de julio de 2009, un grupo de expertos en vacunación concluyó que la pandemia es incontenible y Marie-Paul Kieny, directora de la OMS para la investigación de vacunas, dijo que todas las naciones necesitan acceso a éstas y que ya en septiembre debería haber una vacuna disponible.

Los críticos señalan que los “expertos en vacunación” están controlados por los fabricantes de vacunas, los cuales se beneficiarán con los enormemente lucrativos contratos de vacunas y fármacos antivíricos adjudicados por los gobiernos. Pero el argumento decisivo contra las vacunaciones masivas es que las vacunas inyectables de la gripe simplemente no funcionan y son peligrosas [9].

Las vacunas inyectables de la gripe son ineficaces y aumentan los riesgos de asma

Hay razones ampliamente conocidas de por qué las vacunas para la gripe no darán resultado, como ya se indicó sobre las tan pregonadas vacunas contra la “pandemia de la gripe aviar” que aún está por aparecer [10] (How to Stop Bird Flu Instead, SiS 35). El virus de la gripe cambia rápidamente –incluso sin la ayuda de la ingeniería genética en el laboratorio y especialmente con la ayuda de la industria ganadera intensiva–, mientras que las vacunas apuntan a cepas específicas. Además, la vacunación contra la gripe no ofrece una protección permanente y debe repetirse todos los años; las vacunas son difíciles de producir de forma masiva y algunas variedades no crecen de ninguna manera bajo condiciones de laboratorio.

Numerosos estudios han documentado que las vacunas inyectables de la gripe ofrecen poca o ninguna protección contra la infección y la enfermedad y no hay motivos para creer que las vacunas contra la gripe porcina vayan a ser diferentes.

Una revisión de 51 estudios distintos con más de 294.000 niños estableció que, a partir de los 2 años de edad, las vacunas a base de virus atenuados de la gripe administradas mediante atomizadores nasales impidieron un 82 % de los casos de enfermedad, mientras que las vacunas inyectables fabricadas a base de virus inactivados sólo impidieron un 59 %. La prevención del “síndrome pseudogripal”, causado por otros tipos de virus, fue de sólo un 33 % y un 36 %, respectivamente. En niños menores de 2 años de edad, la eficacia de la vacuna inactivada fue similar a la del placebo. No fue posible analizar la seguridad de las vacunas de los estudios debido a la ausencia de información y a la falta de estandarización de la poca información disponible [11]. Un informe publicado en 2008 estableció que las vacunas de la gripe en niños pequeños no afectaron la cantidad de visitas médicas y hospitalarias debidas a la gripe [12].

Por otra parte, un estudio de 800 niños con asma estableció que aquellos que reciben una vacuna gripal corrieron un riesgo significativamente mayor de visitas al médico y a la sala de urgencias relacionadas con el asma [13]; los cocientes de probabilidad fueron de 3,4 y de 1,9, respectivamente. Esto lo confirmó un informe publicado en 2009, según el cual los niños con asma que recibieron FluMist corrieron un riesgo tres veces mayor de hospitalización [14].

Las vacunas gripales son igualmente inútiles en los adultos, incluidos los ancianos, pues ofrecen poca o ninguna protección contra la infección o enfermedades como la neumonía (véase la nota [9]).

Potenciadores tóxicos en vacunas gripales

Las vacunas pueden ser peligrosas por sí mismas, en especial las fabricadas con virus vivos, atenuados o las nuevas vacunas recombinantes de ácido nucleico [10]; tienen el potencial de generar virus virulentos mediante recombinación y los ácidos nucleicos recombinantes podrían provocar enfermedades autoinmunes.

Otra fuente importante de toxicidad en el caso de las vacunas gripales son los potenciadores, que son sustancias añadidas para mejorar la inmunogenicidad de las vacunas. Existe una amplia literatura médica relativa a las toxicidades de los potenciadores. La mayoría de las vacunas gripales contienen concentraciones peligrosas de mercurio bajo forma de tiomersal, un conservante letal 50 veces más tóxico que el propio mercurio [9]. En dosis suficientemente elevadas, puede causar disfunciones inmunitarias, sensoriales, neurológicas, motoras y conductuales a largo plazo. También se asocian con el envenenamiento por mercurio el autismo, el déficit de atención, la esclerosis múltiple y las deficiencias del lenguaje y de la articulación del habla. El Instituto de Medicina ha advertido que lactantes, niños y mujeres embarazadas no deberían recibir inyecciones que contengan tiomersal, pero la mayoría de las vacunas gripales contienen 25 microgramos.

Otro potenciador habitual es el alumbre o hidróxido de aluminio, que puede causar alergia a la vacuna, anafilaxia y fibromialgia macrofágica, un síndrome de inflamación crónica. En los gatos, el alumbre también provoca fibrosarcomas en el lugar de la inyección [15]. Los numerosos potenciadores aparecidos en fechas recientes no son mejores: podrían ser incluso peores. Según un estudio aparecido en una publicación dedicada a la ciencia y al negocio farmacéutico [15], la mayoría de los nuevos potenciadores, incluidos el MF59, el ISCOMS, el QS21, el AS02, y el AS04, tienen “una reactogenia y una toxicidad sistémica local sustancialmente superiores a las del alumbre”.

Situación actual de las vacunas de la gripe porcina

Cinco compañías diferentes han sido contratadas para producir vacunas a escala mundial: Baxter International, GlaxoSmithKline, Novartis y Sanofi-Aventis y AstroZeneca [16]. Con problemas para producir en grandes cantidades, tienen la firme intención de lograr que dosis inferiores de vacuna alcancen para más con una gama de nuevos potenciadores [17], y ello con la aprobación de la OMS (véase más adelante). Las vacunas para la gripe se han producido tradicionalmente con virus no virulentos de la gripe (atenuados o debilitados). Para ser eficaces, los genes del virus no virulento utilizado deben corresponder a los de la cepa vírica que se propaga en la población. La activación del sistema inmunitario por exposición a la forma no patógena de la cepa patogénica en circulación da lugar a la producción de anticuerpos que confieren protección contra la cepa patógena. La producción del virus no virulento implica en primer lugar la identificación y, luego, la reproducción de los subtipos de dos de las proteínas de superficie del virus, la hemaglutinina (H) y la neuraminidasa (N), que determinan la virulencia de la cepa y la capacidad de propagarse y que también son las proteínas destinatarias de la producción de vacunas.

Virus de la gripe

Hay tres tipos de virus de la gripe: A, B y C. El virus de la gripe tipo A es el principal causante de enfermedades en aves y mamíferos. Su genoma consiste en 8 segmentos codificantes ARN para 11 proteínas y los virus se clasifican según su subtipo sobre la base de dos glucoproteínas de superficie principales (proteínas con complejas cadenas laterales de carbohidratos): hemaglutinina (H) y neuraminidasa (N) [18]. El genoma segmentado capacita al virus para “reagrupar” segmentos, así como para recombinarlos dentro de segmentos, aumentado así considerablemente la tasa de evolución y de generación de nuevas cepas. El reagrupamiento se aprovecha también ampliamente en el laboratorio en el proceso de creación de cepas de vacunas. Hasta la fecha, los subtipos 16H y 9N en numerosas combinaciones se han detectado en aves silvestres [19].

En primer lugar se fabrican los virus que sirven de semilla como material de partida para la producción a gran escala de virus vivos no virulentos de la gripe. Los virus que sirven de semilla han sido aprobados por la OMS y la FDA de EE.UU. El método habitual de producción del virus que sirve de semilla es el reagrupamiento. En huevos de pollo fertilizados se inyecta una cepa estándar no patógena de gripe de la cual se sabe que crece bien en dicho medio, así como la cepa portadora de los genes que expresan los subtipos de las proteínas H y N de la vacuna deseada. Los dos virus se multiplican y sus ocho segmentos de genoma se reagrupan, con 256 combinaciones posibles. Los virus recombinantes así obtenidos se seleccionan entonces a la búsqueda del virus deseado, con seis segmentos de genoma que permiten que la cepa estándar se desarrolle fácilmente en los huevos, más los genes H y N de la cepa que está circulando. El virus que sirve de semilla se inyecta luego en millones de huevos para la producción masiva de la vacuna. Este método convencional de producción de una reserva de semillas tarda entre uno y dos meses en completarse [20].

Es posible que los sistemas de cultivos celulares reemplacen eventualmente a los huevos de pollo. Baxter International solicitó una patente para un proceso que utiliza el cultivo celular para producir cantidades de virus infeccioso, que se recolectan, se inactivan con formaldehído y luz ultravioleta y, luego, con detergente [21]. Baxter ha producido vacunas de virus H5N1 completo en una estirpe celular Vero, derivada del riñón de mono verde africano, y ha realizado ensayos clínicos de fases 1 y 2 con y sin hidróxido de aluminio como potenciador [22, 23]. El principal resultado fue que el potenciador tóxico no aumentó los anticuerpos neutralizadores contra la cepa de la vacuna. Baxter ha accedido a entregar la vacuna contra el H1N1 a finales de julio o principios de agosto de 2009, pero todavía no ha revelado públicamente los detalles de la producción de esa vacuna [16].

En diciembre, una sucursal de Baxter en Austria envió una vacuna de la gripe humana contaminada con el mortífero virus aviar vivo H5N1 a 18 países, entre ellos la República Checa, donde ensayos clínicos mostraron que produjo la muerte de hurones inoculados [24]. Los periódicos checos se preguntaron si Baxter pretendía deliberadamente iniciar una pandemia.

Novartis, otro gigante de la industria farmacéutica, anunció el 13 de junio que también ha producido una vacuna para la gripe porcina con una tecnología basada en células y en el potenciador registrado MF59®. El potenciador MF59® tiene una base oleosa y contiene Tween80, Span85 y escualeno [25]. En estudios realizados en ratas con potenciadores de base oleosa, los animales quedaron discapacitados y paralizados. El escualeno produjo graves síntomas de artritis en ratas y los estudios en seres humanos que recibieron entre 10 y 20 ppb (partes por mil millones) de escualeno mostraron un grave impacto sobre el sistema inmunitario y el desarrollo de trastornos autoinmunes [26].

Novartis fue noticia en 2008 debido a un ensayo clínico de una vacuna H5N1 en Polonia. El ensayo fue llevado a cabo por enfermeras y médicos locales que administraron la vacuna a 350 indigentes, de los cuales 21 fallecieron. Los médicos y enfermeras participantes fueron llevados ante la justicia por la policía polaca [27, 28]. Novartis afirmó que las muertes no estaban relacionadas con la vacuna H5N1 [29], la cual había sido “administrada a otras 3.500 personas sin ningún fallecimiento”.

GlaxoSmithKline fabricará su vacuna con antígenos de la recientemente aislada cepa de la gripe; también contendrá su propio sistema registrado de potenciador AS03, que fue aprobado en la Unión Europea en 2008 junto con su vacuna para la gripe aviar H5N1. Según el Informe de Evaluación Pública Europeo [30], el potenciador AS03 se compone de escualeno (10,68 miligramos), DL-α-tocoferol (11,86 miligramos) y polisorbato 80 (4,85 miligramos). La vacuna H5N1 también contiene 5 microgramos de tiomersal, así como polisorbato 80, octoxinol 10 y varias sales inorgánicas. La compañía promociona enérgicamente varios sistemas de potenciadores como su “ventaja en los potenciadores” que reduce la dosis de las vacunas [31].

Un reciente estudio de la OMS de los principales productores de vacunas concluyó que el mejor escenario es la producción potencial de 4.900 millones de dosis de vacuna H1N1 al año, asumiendo entre otros factores que cada fabricante seleccione la formulación de dosis más bajas (que incluirán potenciadores tóxicos) y que la producción tenga lugar a máxima capacidad. La doctora Margaret Chan, directora general de la OMS, y el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, se reunieron el 19 de mayo con altos funcionarios de los fabricantes de vacunas y les pidieron que reservaran parte de su capacidad de producción para países pobres que, de otra manera, tendrían poco o ningún acceso a la vacuna en caso de pandemia [32].

La última vacunación masiva en EE.UU. fue un desastre. En 1976, se descubrieron casos de gripe porcina en soldados en Fort Dix (Nueva Jersey) y uno de ellos murió, probablemente a causa de agotamiento físico más que por la infección [7]. Esto condujo al lanzamiento de una vacunación masiva de 40 millones contra una pandemia que nunca tuvo lugar. Hubo miles de demandas por lesiones. Por lo menos 25 personas murieron y 500 desarrollaron el síndrome de parálisis de Guillain-Barré [33, 34].

Los síndromes de la gripe porcina son en su mayoría leves

El 22 de julio de 2009, los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) enumeraron un total de 40.617 casos en EE.UU., con 319 muertes, lo cual da lugar a un cociente de fallecimientos/caso del 0,8% [35]; pero la tasa real de muertes –entre todos los casos de infección, si se incluyen los leves, que no se comunican– es probablemente mucho más baja. Los expertos estiman que se suele comunicar sólo 1 caso de cada 20 [36].

El Reino Unido es el país europeo más afectado y la pandemia ha estado a diario en los titulares del mes de julio. El 23 de julio se difundió un nuevo número de ayuda telefónica para que la gente pudiese recibir información y tamiflú sin ver a un médico. En esa semana hubo un aumento récord de los casos hasta 100.000 y un total de 30 muertes hasta la fecha [37], lo cual da un cociente de muertes/caso del 0,03%, que da una idea más exacta de la tasa real de fallecimientos.

Sir Liam Donaldson, director médico del Reino Unido, ha ordenado al NHS [servicio de salud] que se prepare para un total de 65.000 muertes, con un pico de 350 por día [38]. Hasta ahora no se ha implantado un plan de vacunación masiva, pero el gobierno del Reino Unido tiene pedidos anticipados de 195 millones de dosis de vacuna a GlaxoSmithKline (GSK).

La vacuna que GSK está desarrollando será ensayada en una cantidad limitada de personas, ya que según informaciones [39] la compañía farmacéutica británica “sopesa el peligro de pandemia frente a los riesgos de una vacuna insegura”. El profesor Hugh Pennington, un microbiólogo jubilado de la Universidad de Aberdeen (Escocia), ha calificado esto de “peligroso”: “Al limitar los ensayos clínicos, Glaxo eleva el peligro de que la dosis de vacuna no sea adecuadamente calibrada, lo cual podría conducir a vacunas que no protejan a la gente contra el virus o a que, en el peor de los casos, sean inseguras”, dijo.

Pennington añadió que la capacidad de la vacuna de activar las defensas del organismo es fundamental y requiere ensayos para determinar la mejor dosis y, si se requiere, un potenciador que incremente la inmunidad (como se sabe, GSK está definitivamente promocionando su nueva gama de potenciadores tóxicos). También se refirió al incidente de Fort Dix en 1976 (véase más arriba).

Francia ha hecho pedidos de vacunas a Sanofi, GSK y Novartis, pero no ve motivos para solicitar a los fabricantes que reduzcan o se salten los ensayos clínicos [16]. Sanofi-Aventis, el fabricante de medicamentos francés que desarrolla su propia vacuna para la gripe porcina, comenzará a ensayar el producto a principios de agosto y estima que necesitará hasta dos meses y medio de ensayos antes de tener una vacuna que sea “tanto segura como protectora”; según Albert García, quien hablaba en nombre de la unidad de vacunas de la compañía, “la vacuna estará lista en noviembre o diciembre.”

Baxter, sin embargo, producirá una vacuna a principios de agosto para pruebas clínicas.

Glaxo también ha señalado que está desarrollando una mascarilla facial cubierta con antivirus para impedir la infección y que está acelerando la producción de su medicamento Relenza para pacientes que ya sufren de gripe porcina.

Hay formas evidentemente más seguras y eficaces de combatir la pandemia que las vacunaciones masivas: lavarse a menudo las manos, estornudar en un pañuelo de papel que pueda desecharse con seguridad, evitar reuniones innecesarias y retardar el inicio del curso escolar –todas ellas recomendadas por gobiernos– y, podríamos añadir, comer saludablemente, hacer ejercicio y tomar suficiente vitamina D para aumentar la propia inmunidad natural [10].

Bibliografía

1. New details on virus’s promiscuous past”, Jon Cohen, Science 2009, 324, 1127.

2. Garten RJ, Davis CT,Tussell CA et al. Antigenic and genetic charaatcteristics of swine-origin 2009 A (H1N1) influenza viruses circulating in humans. Science 2009, 325, 197-201.

3. Virologist to make his case for lab origin of swine flu”, Peter Duveen, Opednews.com, 4 July 2009, http://www.opednews.com/articles/Virologist-to-make-his-cas-by-Peter-Duveen-090630-103.html

4. Is swine flu a biological weapon?”, Paul Joseph Watson, PrisonPlanet.com 27 April 2009, http://www.prisonplanet.com/is-swine-flu-a-biological-weapon.htm

5. CDC confirms ties to virus first discovered in U.S. pig factories” Michael Greger, 3 May 2009, http://www.hsus.org/farm/news/ournews/swine_flu_virus_origin_1998_042909.html

6. “Swine flu vaccine should not be given to children in schools”, Barbara Loe Fisher, National Vaccine Information Center, 22 July 2009, http://www.nvic.org/NVIC-Vaccine-News/July-2009/Swine-Flu-Vaccine-Should-Not-Be-Given-to-Children.aspx

7. “Now legal immunity for swine flu vaccine makers” F, William Engdahl, Global Research 20 July 2009, http://www.globalresearch.ca/index.php?context=va&aid=14453

8. Swine flu pandemic now ‘unstoppable’: WHO official”, Agence France-Presse 13 July 2009, Calgary Herald, http://www.calgaryherald.com/Swine+pandemic+unstoppable+official/1788693/story.html

9. What are the dangers of mandatory swine flu vaccination? Dr. Mercola, June 2009, http://blogs.mercola.com/sites/vitalvotes/archive/2009/07/15/What-are-the-Dangers-of-MandatoryMandatory-Swine-Flu-Vaccination.aspx

10. Ho MW. How to stop bir flu instead of the vaccine-antiviral model. Science in Society 35. 40-42, 2007.

11. Jefferson T, Rivett A, Harnden A, DiPietrantoni C, and Demicheli V. Vaccines for preventing influenza in healthy children (Review). Cochrane Database Systematic Review 23 April 2009, http://mrw.interscience.wiley.com/cochrane/clsysrev/articles/CD004879/pdf_fs.html

12. Szilagyi PG, Fairbrother G, Griffin MR et al. Influenza vaccine effectiveness among children 6 to 59 months of age during 2 influenza seasons: a case-cohort study. Arch Pediatr Adolesc Med 2008, 162, 943-51. http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/18838647

13. Christy C, Aligne C, Auinger P, Pulcino T and Weitzman M. Effectiveness of influenza vaccine for the prevention of asthma exacerbations. Arch. Dis Child 2004, 89, 734-5, http://www.pubmedcentral.nih.gov/articlerender.fcgi?tool=pubmed&pubmedid=15269071

14. Flu vaccination may triple risk for flu-related hospitalization in children with asthma, 25 May 2009, http://www.medscape.com/viewarticle/703235

15. Petrovsky N, Heinzel S, Honda Y, Lyons AB. New-age vaccine adjuvants, friend or foe? BioPharm International 2 August 2007, http://biopharminternational.findpharma.com/biopharm/article/articleDetail.jsp?id=444996&sk=&date=&pageID=5

16. “Update: 1-Baxter can take no more H1N1 flu vaccine orders”, Bill Berkerto, 16 July 2009, Reuters. http://www.reuters.com/article/marketsnews/idINN1644290820090716?rpc=33

17. H1N1 ‘swine flu’ vaccine, postnote, May 2009, number 331, http://www.parliament.uk/documents/upload/postpn331.pdf

18. Avian Influenza (Bird Flu) CDC, 18 November 2005, http://www.cdc.gov/flu/avian/gen-info/flu-viruses.htm

19. Olsen B, Munster VJ, Wallensten A, Waldenstrom J, Osterhaus ADME and Fouchier RAM. Global patterns of influenza A virus in wild birds. Science 2006, 312, 384-8.

20. Hood E. Environews Innovations 2006 Environmental Health Perpectives 114,A108-111.

21. Kistner,O,Tauer,C, Barrett,N. Mundt,W. Method for Producing Viral Vaccines 2009 Patent application US2009/0060950A1

22. Ehrlich HJ, Müller M, Oh HM, Tambyah PA, Joukhadar C, Montomoli E, Fisher D, Berezuk G, Fritsch S, Löw-Baselli A, Vartian N, Bobrovsky R, Pavlova BG, Pöllabauer EM, Kistner O, Barrett PN; Baxter H5N1 Pandemic Influenza Vaccine Clinical Study Team. A clinical trial of a whole-virus H5N1 vaccine derived from cell culture. N Engl J Med. 2008 Jun 12;358(24):2573-84.

23. Ketel.W,Dekker,C,Mink,C,Campbell,J,Edwards,K,Patel,S,Ho,D,Talbot,H,Guo,K,Noah,D,Hill,H.Safety and immunogenicity of inactivated, Vero cell culture-derived whole virus influenza A/H5N1 vaccine given alone or with aluminum hydroxide adjuvant in healthy adults Vaccine 2009 in press doi:10.1016/j.vaccine.2009.03.015

24. “Bird flu mix-up could have spelled disaster”, NewScientist 6 March 2009, http://www.newscientist.com/article/mg20126983.400

25. Kenney RT and Edelman R. Survey of human-use adjuvants. Expert Review of Vaccines April 2003; 2(2):167-88, http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/12899569?ordinalpos=5&itool=EntrezSystem2.PEntrez.Pubmed.Pubmed_ResultsPanel.Pubmed_DefaultReportPanel.Pubmed_RVDocSum

26. “Vaccines may be linked to Gulf War Syndrome”, Chiroweb.com, June 12, 2000, http://www.chiroweb.com/mpacms/dc/article.php?id=31730

27. “Homeless people die after bird flu vaccine trial in Poland”, Mathew Day, Telegraph, 2 July 2008, http://www.telegraph.co.uk/news/worldnews/europe/poland/2235676/Homeless-people-die-after-bird-flu-vaccine-trial-in-Poland.html

28. “Homeless people die after trials of bird-flu vaccine”, 10 July 2008, Pharmaceutical Portal for Poland, http://www.pharmapoland.com/next.php?id=62409

29. “Polish industry not dented by deaths”, Emma Dorey, Entrepreneur, 21 July 2008, http://www.entrepreneur.com/tradejournals/article/181991358.html

30. Pandermrix = European Public Assessment Report [EMEA] 27 September 2009, http://www.emea.europa.eu/humandocs/Humans/EPAR/pandemrix/pandemrix.htm

31. Vaccine adjuvant system technology background information. GlaxoSmithKline, accessed 25 July 2009, http://www.gsk.com/media/flu/flu-adjuvant.pdf

32. Collin N, de Radiguès X, Kieny MP; the World Health Organization H1N1 Vaccine Task Force.New influenza A(H1N1) vaccine: How ready are we for large-scale production? Vaccine. 2009 Jun 26 in press doi:10.1016/j.vaccine.2009.06.034

33. 1976 swine flu outbreak, Wikipedia, 22 July 2009, http://en.wikipedia.org/wiki/1976_swine_flu_outbreak

34. Haber P, Sejvar J, Mikaeloff Y and DeStefano F. Vaccine and Guilaain-Barre syndrome. Drug Saf 2009, 32, 309-23.

35. 2009 flu pandemic in the United States”, Wikipdeia, 22 July 2009, http://en.wikipedia.org/wiki/2009_flu_pandemic_in_the_United_States

36. 2009 flu pandemic, Wikipedia, http://en.wikipedia.org/wiki/2009_flu_pandemic

37. “Swine flu website overwhelmed by demand as new cases double in a week”, Owen Bowcott and Severin Carrell, The Guardian, 23 July 2009, http://www.guardian.co.uk/world/2009/jul/23/swine-flu-website-overwhelmed

38. “Swine flu: medical chief orders NHS to prepare for 65 000 deaths – with a toll of as many as 350 a day”, Daniel Martin, The Daily Mail, 17 July 2009, T, http://www.dailymail.co.uk/news/article-1200012/Swine-flu-Every-child-16-vaccinated–when.html

39. “Glaxo to limit tests of flu vaccine, citing urgency”, Jason Gale and Trista Kelley, Bloomberg Press, 22 July 2009, http://www.bloomberg.com/apps/news?pid=20601102&sid=apkg_4J.PCEw

© Copyright Mae-Wan Ho, Institute of Science in Society, 2009

Mae-Wan Ho es una genetista británica conocida por su oposición a la ingeniería genética. Joe Cumming es profesor emérito de Genética del Departamento de Biología de la Universidad Western Ontario (Canadá). Ambos pertenecen al Institute of Science in Society.

Fuente:http://www.globalresearch.ca/index.php?context=va&aid=14869

Dr. Mae-Wan Ho y Prof. Joe Cummins
Global Research
Traducido para Rebelión por Germán Leyens. Revisado por MT.

 

GENERAL RUSO DICE QUE VIRUS AH1N1 FUE CREADO ADREDE PARA REDUCIR LA POBLACIÓN GLOBAL

121710034El coronel general Leonid Ivashov, conocido experto ruso en cuestiones geopolíticas, sostiene que el virus AH1N1 fue creado artificialmente para disminuir la población global.

“El hincapié en el problema nuclear no es más que un intento de desviar la atención pública desde las epidemias que constituyen la mayor amenaza”, declaró Ivashov en una entrevista con RIA Novosti.

Todas las epidemias contemporáneas, a su juicio, salieron de laboratorios. “Así, los médicos castrenses tienen una fórmula de  la neumonía atípica, a partir de la cual generaron sus virus”, manifestó el general al agregar que “la gripe aviar también es de origen artificial”.

“El servicio de Inteligencia estadounidense estima que tres mil millones de personas van a sobrar para 2015, es decir, viviremos en un mundo superpoblado. La llamada movilización de diversos virus capaces de causar muertes en masa es una estrategia global encaminada a reducir la población de la Tierra”, dijo Ivashov, quien fue en el pasado jefe de Cooperación Internacional en el Ministerio ruso de Defensa.

LA INDUSTRIA FARMACÉUTICA Y EL DESARROLLO DE ARMAS BIOLÓGICAS PODRÍAN LLEVARNOS A UNA PANDEMIA

El caso del accidente de Baxter que reportó tímidamente la prensa en febrero de este año, había que tomarlo más en serio. Es claro que no se puede comprobar que ese haya sido el origen de la actual epidemia de la llamada “gripe porcina” (A/H1N1), son muchas las hipótesis, pero la gravedad del caso de Baxter es independiente de que esté o no involucrado en el brote actual. Baxter International Inc, una de las empresas que actualmente trabaja en la creación de la vacuna contra la actual influenza (A/H1N1), admitió el accidente que la Organización Mundial de la Salud (OMS) investiga desde febrero. Baxter, en proceso de desarrollo de una vacuna contra la gripe aviar, envió muestras con materiales contaminados de una mezcla de dos virus de influenza (H3N2 y H5N1) desde Austria a por lo menos tres países: Republica Checa, Eslovenia y Alemania. Otras fuentes indican que la muestra fue enviada a 18 países. En dicho proceso se produjo un incidente de contaminación que ha sido investigado en esos países y sobre el cual no hemos tenido mayor información. En su momento, expertos en el asunto indicaron la gravedad del accidente y manifestaron que este tipo errores podrían terminar en una pandemia. El caso fue reportado por la Agencia Canadiense de Noticias (The Canadian Press). Hoy, por fortuna, el científico australiano Adrian Gibbs nos recuerda esta noticia ya olvidada; y por fin, es digna de estudio de la prensa internacional. Otro caso que se recuerda con las afirmaciones de Gibbs es el de las acusaciones de Siti Fadilah Supari, Ministra de Salud de Indonesia, en febrero de 2008 en medio de la batalla de las farmacéuticas y la OMS para conseguir muestras del virus aviar. El gobierno de Indonesia, el país que más ha sufrido por la gripe aviar, se mostró renuente a entregar las muestras a la OMS temeroso del interés monetario de las farmacéuticas. Pero además la Ministra acusó a Estados Unidos de tratar de usar el material del virus de la gripe aviar para el desarrollo de armas biológicas. El caso fue reportado por el diario The Guadian de Inglaterra. La ABC de Australia (Australian Broadcasting Corporation), que también cubrió la noticia, reportó además que Supari había acusado a Australia de robar la cepa H5N1 de la gripe aviar para el desarrollo de vacunas. Todas estas revelaciones son parte del libro que escribió la Doctora Supari ( It’s Time for the World to Change. In the spirit of dignity, equity and transparency. The Divine Hand Behind Avian Influenza ), en el cual describe su lucha contra la OMS y los intereses de la industria farmacéutica que tratan con indignidad y falta de transparencia a los países subdesarrollados, afectando la soberanía y los derechos de los pueblos a privilegiar la salud sobre las ganancias económicas de los países industrializados. El presidente de Indonesia, Susilo Bambang Yudhoyono, quien había antes validado el libro, le pidió a su ministra recoger las copias del libro después de ponderar el riesgo de una crisis diplomática con los EEUU. Después de todo el escándalo, Indonesia cedió con la comunidad internacional y envió 12 muestras del virus a la OMS.

Diego Porras          Recogido de Rebelion

LA FABRICACIÓN DE PANDEMIAS

5_gripe_porcina_4Cómo y para qué se fabricó la gripe porcina: El rol del Pentágono y los laboratorios

Con la aparición cíclica de pandemias detonadas por la inseminación de virus patógenos en poblaciones civiles, se genera una campaña simultánea de “terror mediático” (con pánico e incertidumbre social) ejecutada por las grandes cadenas informativas internacionales, la que activa a su vez  una demanda comercial masiva de recursos y medicamentos para enfrentar la emergencia sanitaria, que moviliza  paralelamente un multimillonario negocio capitalista a escala global. En esa línea funcional (verificable y comprobable) se inscribe la aparición de la gripe porcina que ya circula por los cinco continentes del planeta.

 A la feroz manipulación mediática global con el “terror pandémico” de la fiebre porcina se agregan cada vez más, preguntas e hipótesis sobre el origen y posible utilización económica o política del virus patógeno, que van desde la lógica y el sentido común hasta teorías conspirativas de la más variada especie y procedencia.

Se habla, incluso, de distintas operaciones de “aprovechamiento” político y militar del virus cuyos objetivos van desde una “cortina de humo” para distraer la atención de la crisis global, hasta una estrategia  para crear un “11-S biológico” que justifique nuevas invasiones y “guerras antiterroristas”, un plan capitalista “malthusiano” para reducir la población pobre “sobrante”, o una maniobra comercial de los grandes laboratorios para generar demanda masiva de medicamentos y vacunas preventivas.

¿Que hay de verdad o de mentira en estas versiones?

En principio, y sobre la base de nuestras propias investigaciones, podemos concluir que todas las versiones (incluso las que el sistema llama “conspirativas” para descalificarlas) tienen una parte de verdad sobre el origen y el desarrollo de este fenómeno que ha copado las pantallas y los titulares de las grandes cadenas mediáticas internacionales. 

De acuerdo con nuestra propia investigación, el actual proceso “pandémico” (en gestación) con la gripe porcina tiene vinculación con otros procesos donde los virus “recombinados” genéticamente en laboratorios fueron programados con la finalidad de lanzarlos  eventualmente contra poblaciones humanas para generar terror, confusión e incertidumbre.

Si bien hay hipótesis válidas que sostienen que la aparición de los virus patógenos (que ya han causado millones de muertos en el siglo pasado y en el presente)  como la fiebre española en 1918, la gripe Aviar o la gripe porcina, responden a causas emergentes de “contaminación industrial”, también existe una fundada cantidad de investigaciones y de denuncias científicas que prueban que los virus son originalmente programados mediante manipulación genética en laboratorios militares. 
Hay un cúmulo de trabajos investigativos (esparcidos en la red y silenciados por la prensa del sistema) que demuestran que los virus inicialmente son utilizados para operaciones de exterminio en masa con la finalidad de control y de manipulación social de las poblaciones.

¿Pero con qué finalidad se realizan esas operaciones?

En primer lugar hay que precisar que las pandemias inducidas por manipulación genética responden a operaciones de control político y social ejecutadas por medio de agentes químicos o biológicos.

Como génesis funcional, el sistema capitalista imperial necesita dominar y controlar países y sociedades (por vía militar, política y social) para poder seguir generando rentabilidad y concentración de riqueza en pocas manos.

La guerra biológica o la guerra química , son parte indivisible de las guerra militar para controlar países y poblaciones. Todas a su vez, se sintetizan en la guerra psicológica  para controlar y dominar la mente humana con fines del control político y social sin el uso de las armas (Guerra de Cuarta Generación).

La guerra biológica por medio de agentes genéticos orientados al exterminio masivo de poblaciones es un soporte activo de la guerra militar y de la guerra psicológica. Cuando está al servicio de la guerra psicológica, la guerra biológica se convierte en bioterrorismo, y cuando sirve a la guerra militar se convierte en operación de exterminio con uso de agentes biológicos.

Esta tesis es la que sostiene la teoría de que la creación y diseminación de los virus patógenos en poblaciones humanas respondieron inicialmente a objetivos militares. O sea que, y bajo el argumento de “defensa de la seguridad nacional”, la manipulación genética y los programas de “recombinación” de virus fueron (y son realizadas) en laboratorios militares.

Las “guerras silenciosas” de exterminio poblacional por medio de agentes biológicos o químicos se originan dentro de los planes y estrategias del Pentágono para preservar la seguridad de EEUU, la potencia regente y dominante del sistema capitalista a escala global.

Y como vivimos dentro de un sistema capitalista centralizado por potencias hegemónicas (EEUU y las naciones centrales de Europa),  los programas de exterminio en masa con epidemias salen originalmente de los laboratorios militares del Pentágono y de los sectores de biodefensa europeos, principalmente Gran Bretaña.

Bajo el argumento de “prevenir ataques enemigos” con armas químicas o biológicas, el Pentágono ha diseñado -desde el siglo pasado hasta aquí- diferenttes programas de investigación y experimentación con virus inyectados primero en organismos animales, y luego lanzados contra organismos humanos.

Los experimentos del Pentágono y de los NIH-National Institutes of Health (Institutos Nacionales de la Salud, de EEUU) con restos congelados del virusde la gripe española de 1918 vienen siendo denunciados en diversos informes científicos.

Rima E. Laibow, doctor en medicina, jefe de la Natural Solutions Foundation, un observatorio ciudadano que vigila la industria farmacéutica, afirma: “Nuestra mejor estimación de inteligencia es que la Gripe Aviar pandémica ya ha sido creada mediante ingeniería genética en los Estados Unidos, fusionando el genoma mortal de la Pandemia de 1918, mal llamada ‘gripe española’, con el ADN del virus inofensivo H5N1 en un medio de crecimiento de células del riñón humanas, según los Institutos Nacionales de la Salud y el fabricante de la vacuna. Algunos virólogos creen que esto aseguraría que el virus mutante artificial reconoce las células humanas y sabe invadirlas”.

“El genoma de la pandemia de 1918, la llamada “gripe española”, fue resucitado recientemente a propósito por el gobierno de los Estados Unidos a partir de un cadáver congelado que murió de la gripe en 1918 en Alaska. A causa de aquella resurrección, tanto la Gripe Aviar como su “vacuna” son ahora una amenaza significativa contra la salud pública”, señala en un artículo el prestigioso analista  F. William Engdahl.

“El mismo Don Rumsfeld (ex secretario de Defensa de George W Bush)  llegó a presidente y accionista principal la empresa farmacéutica de California Gilead Sciences Inc., que desarrolló y patentó el Tamiflu en 1996, primero como una medicina para el SIDA, más tarde como una vacuna para la Gripe Aviar H5N1”, afirma

Pero si bien las pandemias tienen su origen en la manipulación genética militar orientada a construir armas biológicas para ser utilizadas con fines bélicos o de control social, fueron utilizadas luego para generar demandas masivas a la industria de la salud controlada por los grandes laboratorios de Europa y EEUU.

Aunque parezca macabro, todo lo que genera y organiza el sistema capitalista a escala global (a nivel militar, científico, político o social) se orienta generar condiciones de dominio y de control para extraer rentabilidad comercial.

B) El negocio capitalista con las pandemias

En este escenario dialéctico, se utilizan indistintamente desde conquistas militares, sometimiento de gobiernos civiles hasta pandemias, para el apoderamiento de mercados y comercialización de productos.

Y hay una prueba irrefutable: El costo y el impacto económico de la gripe porcina extendida como pandemia  podría derivar en un descomunal macro negocio capitalista financiero con el salvataje de los países afectados que ya se vislumbra con el caso de México.

Todo lo que se destruye hay que “reconstruir”, y todo lo que enferma hay que “curar”,  es la máxima que sigue siempre el sistema capitalista para arrancar rentabilidad tanto de las crisis económicas, como de las catástrofes, las epidemias y las guerras. “Si no hay guerra hay que inventarla para hacer negocios”, es la máxima histórica de Rothschild, líder emblemático del sionismo financiero.

Ese axioma se extiende, por añadidura, a las pandemias donde -detrás del rostro humanitario de la “ayuda”- se monta un implacable negocio que sirve para reactivar ciclos parciales de la economía y la rentabilidad capitalista.

Las catástrofes y las pandemias -vale aclararlo- no solamente tienen un efecto en la salud, sino que además impactan en la economía por medio de los recursos financieros que se utilizan para erradicarla o del impacto que producen en todo el sistema económico.

Una crisis pandémica, una crisis económica o una guerra movilizan multimillonarios recursos financieros para enfrentarla.

La producción de vacunas y medicamentos para emergencias pandémicas es una empresa capitalista global en la que participan los gobiernos y las corporaciones privadas,  en operaciones coordinadas por la OMS.

La directora de investigación para vacunas de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Marie Paule Kieny, informó el viernes que en unas pocas semanas la industria farmacéutica dejará de producir vacunas contra la gripe estacional y se abocará a la producción de vacunas del nuevo virus A H1N1.

Además, desde la alarma creada hace unos años por una posible pandemia de gripe aviar, se establecieron planes de contingencia a nivel mundial  y se construyeron instalaciones para la producción masiva de medicamentos.

Warren Buffet ,el segundo hombre más rico del mundo, informó el lunes 4, que su conglomerado financiero, Berkshire, que genera casi la mitad de sus negocios en el área de seguros, consideraría ofrecer pólizas de seguro contra una potencial pandemia de gripe si se le paga lo suficiente.

“Podrían conseguir que redactemos una póliza sobre la potencial pandemia actual”, dijo Buffett, aunque “puede que no les guste” la tarifa de Berkshire. “Se necesita a alguien con un verdadero sentido de las probabilidades” para redactar pólizas de esa naturaleza, declaró el emblemático gurú del lobby sionista neoyorquino.

“La pandemia de la gripe porcina constituye una mina de oro corporativa para el grupo de empresas de biotecnología. La UE ya ha dado luz verde para trabajar con la gran empresa farmacéutica para desarrollar una vacuna contra la gripe porcina”, señala por su parte  en un artículo publicado en Rebelión el profesor Michel Chossudovsky.

“Dado que la propagación de la gripe porcina parece ser mayor que la del SARS, las consecuencias económicas también lo serán. Las acciones de aerolíneas, hoteles y touroperadores han perdido más que lo que han ganado las de los fabricantes de medicamentos antivirales como Roche y GlaxoSmithKline”, señala en su edición de este lunes el Financial Times, emblemático vocero periodístico del sionismo financiero europeo.

El informativo Pacífica -elaborado por el colectivo periodístico con base en California Pueblos Sin Fronteras,- entrevistó a distintos expertos en Estados Unidos y México, quienes alertan sobre la elaboración de armas químicas en los laboratorios del Pentágono y los millonarios beneficios para las transnacionales farmacéuticas.

En este caso, para los laboratorios Gilead Sciences Inc. dirigidos por Donald Rumsfeld, que tienen los derechos sobre el fármaco “Tamiflu”, que se está vendiendo como remedio para la gripe y que ya hizo una recaudación multimillonaria con la gripe aviar.

Según un artículo firmado por la investigadora Silvia Ribeiro en La Jornada de México, “Con la epidemia, son también las trasnacionales las que más lucran: las empresas biotecnológicas y farmacéuticas que monopolizan las vacunas y los antivirales.

La pandemia con la gripe porcina (el producto) genera demanda masiva de medicamentos y vacunas preventivas, y genera simultáneamente una demanda masiva de recursos infraestructurales,  tecnológicos y financieros para asistir las poblaciones afectadas escala global (la comercialización).

Esos recursos (dinero, financiación, medicamentos, alimentos, reconstrucción de infraestructura, etc.) son provistos y financiados con fondos públicos y garantía de los gobiernos, pero quienes hacen el negocio son las grandes corporaciones bancarias, alimentarias, tecnológicas y los laboratorios que intervienen en las operaciones.

Las mismas corporaciones y bancos trasnacionales de los llamados “complejos militares industriales” que lucran con las guerras y las “reconstrucciones” también reciclan rentabilidad comercial con las catástrofes y las pandemias donde -en su carácter de “contratistas” con el Estado- se convierten en proveedores de los recursos de la ayuda.

Esta es la mejor prueba de que las epidemias con virus mutantes (originalmente programadas con fines militares), derivan primero en un negocio  de los laboratorios (que venden las vacuna preventivas y los medicamentos terapéuticos), y luego se convierten en un  macro negocio capitalista en gran escala.

C) Los procesos encadenados con la gripe porcina

De acuerdo con nuestras investigaciones y análisis comparativos de distintos informes y trabajos científicos que abordan el tema, el virus de la gripe porcina (así como otras pandemias)  fue diseñado, experimentado y difundido, siguiendo los siguientes patrones en orden secuencial:

1) Fabricación del virus patógeno (mediante experimentos militares secretos realizados bajo el argumento de la “seguridad nacional”) – Pentágono y complejos de la Defensa nacional de USA y Europa.

2) Fabricación de la pandemia (inoculación del virus en poblaciones mediante operaciones secretas) – CIA y estructuras de inteligencia estadounidenses y europeas.

2) Fabricación (en curso) de la vacuna preventiva (con utilización de información secreta militar filtrada) – Grandes laboratorios con lobbies de influencia en la Casa Blanca y el Pentágono.

3) Fabricación del “terror” para generar demanda comercial de la vacuna (mediante campañas psicológicas mediáticas) -Grandes cadenas mediáticas de Europa y EEUU.

5) Fabricación del proceso de comercialización (Mediante el Estado y las empresas privadas) – Estados / empresas privadas / OMS.

E) Los actores económicos

En el proceso de aprovechamiento (económico-financiero) de las pandemias intervienen cuatro actores principales:

Los Estados (que emprenden planes de emergencia sanitaria para erradicar la pandemia), los grandes laboratorios que hegemonizan el negocio de la salud, las grandes  corporaciones empresariales que intervienen en la provisión de recursos infraestructurales, y las organizaciones mundiales de la salud encabezadas por la OMS.

Generada la pandemia (y como está sucediendo)  los Estados traccionan fondos públicos orientados a los planes de contingencia sanitarios.

Ante la demanda masiva, los grandes laboratorios comienzan la experimentación, fabricación y ventas en gran escala de vacunas preventivas y de todo el espectro de medicamentos asociados con las campañas sanitarias.

Las grandes corporaciones empresariales reciben a su vez demandas masivas de servicios, productos o tecnología, destinados a los planes de infraestructura de emergencia sanitaria a escala global.

Las organizaciones mundiales de la salud (con la OMS a la cabeza) inician, por su parte, un proceso de demanda de vacunas y medicamentos, así como de infraestructura, destinado a la implementación de planes de emergencia sanitaria en los países más pobres del planeta.

Si bien todavía no tiene números, este proceso de comercialización con la pandemia de gripe porcina (o de otras que pudieran surgir por mutación de virus) moviliza un multimillonario negocio capitalista “diversificado” a escala global alimentado con fondos públicos extraídos de los impuestos aportados por toda la sociedad.

Resumiendo el proceso:

Los virus patógenos se recombinan y experimentan en biolaboratorios militares, y luego (mediante sus lobbies en la Casa Blanca y el Pentágono) los grandes laboratorios acceden a las fórmulas y fabrican vacunas preventivas y medicamentos.

Luego, con la aparición de la pandemia detonada por la inseminación del virus en poblaciones civiles, y con una campaña simultánea de “terror mediático” (con pánico e incertidumbre social) ejecutado por las grandes cadenas mediáticas, se genera una demanda comercial masiva que activa a su vez un macro negocio capitalista a escala global.

Ese es el objetivo (emergente) central de los exterminios masivos programados con los virus patógenos, incluida la gripe porcina.

Manuel Freytas es periodista, investigador y analista, especialista en inteligencia y comunicación estratégica. 

Recogido de IAR Noticias

LA GRIPE PORCINA, ¿BENEFICIA AL TAMIFLU DE DONALD RUMSFELD?

El medicamento llamado Tamiflu, desarrollado por un laboratorio que manejó Donald Rumsfeld, ex ministro de Defensa de Bush, obtendrá grandes ganancias con la actual epidemia de influencia porcina, según informes de la prensa independiente, distinta a los grandes medios que manipulan a la opinión pública mundial.

El Tamiflu, inventado por Gilead Sciences Inc. y recomendado incluso por la Organización Mundial de la Salud (OMS), sería hasta ahora uno de los pocos tratamientos eficaces para curar la gripe causada por el virus mutado H1N1, causante de los brotes de la llamada influenza porcina en México y EEUU. Rumsfeld fue presidente de Gilead desde el 3 de diciembre de 1997 hasta hacerse cargo del Pentágono, en 2001, pero conserva su paquete accionario.

Posteriormente, Gilead vendió los derechos sobre el Tamiflu a laboratorios Roche, cuyas acciones se vieron beneficiadas en la bolsa durante la epidemia de gripe aviar. El medicamento se fabrica a partir del anís desde que fue inventado a principios de los años 90, cuando surgió la enfermedad que devastó los gallineros del Asia en 2005-2006, y causó gran mortandad en seres humanos cuando Rumsfeld era el jefe del Pentágono, cuya “misión también consiste en promover experimentaciones bacteriológicas con fines militares.

El virus de la gripe aviar fue manipulado genéticamente para que se transmitiera a los seres humanos en los laboratorios farmo-terroristas del ejército de EEUU en Fort Dix, New Jersey, en 1976, causando entonces la muerte de varios soldados. Existe la justificada sospecha de de que esta nueva versión H1N1 tenga una procedencia similar.

La pregunta es si alguien como Rumsfeld o sus socios habrán metido mano en la difusión de este virus genéticamente modificado, porque hasta el momento ningún cerdo ha aparecido enfermo en ningún lugar del mundo. En resguardo de la inocencia porcina respecto a la epidemia de gripe homónima, en Europa propusieron que mejor se le llame “nueva influenza” para disociarla del cuadrúpedo, cuya carne ahora pocos quieren ingerir.

La mutación del virus H1N1 bien pudo haber sido también fabricada en un laboratorio. Se trata de una “forma nunca antes vista de la gripe que combina virus de cerdo, de aves y seres humanos”, en una mezcla intercontinental de virus de Norteamérica, Europa y Asia, comentaron a Associated Press funcionarios del CDC, sigla en inglés del Centro para el Control y Prevención de Enfermedades de EEUU. En definitiva, el virus no ataca a los cerdos sino a los humanos.

Todos los países del mundo están ahora comprando grandes cantidades de Tamiflu, cuyo principal consumidor ha sido las el Pentágono, que se lo da a las tropas de EEUU para su uso obligado desde que Rumsfeld fue el jefe del Pentágono. Desde entonces, las ganancias de Roche y Gilead Sciences Inc. aumentaron en varios miles de millones de dolares. El precio normal del Tamiflu pasa de 40 dólares.

No sería la primera vez que en EEUU experimentan con seres humanos, sea con fines militares, de negocios o por su ideología de “lucha permanente por la libertad”. Incluso, Washington ha hecho experimentaciones criminales con su propios conciudadanos, por ejemplo en 1945, cuando 73 escolares de una escuela pública de Massachusetts recibieron cucharadas de isótopos radioactivos junto con la avena con leche que les daban en el desayuno de cada mañana. En esos años la ciencia militar estadounidense conocía el poder destructivo de la energía atómica pero sabía poco sobre el efecto radioactivo en seres humanos.

Desde los años 40 hasta la década de los ’90, Estados Unidos experimentó armas químicas y bacteriológicas con habitantes de su propio país en diferentes ciudades, desde San Francisco a Nueva York. Los jueces rechazaron en los años 80 y 90 las demandas de reparación de las víctimas y de los familiares de quienes fallecieron invocando la doctrina de “la inmunidad del gobierno”.

 En 1994, el entonces presidente William Clinton ofreció “disculpas sinceras”, asegurando que una “nueva generación de líderes dotados de ética” no repetiría esas prácticas, formulando cuestionamientos dentológicos que otros tildaron de simple “traición”. Hoy podrían existir nuevos abusos secretos, inspirados por la industria farmacéutica y personajes de la catadura de Rumsfeld, capaces de cualquier crimen con tal de hacer de la “lucha contra el terrorismo” otro negocio tan lucrativo como las guerras mismas.

La epidemia ha levantado una cortina de hierro para que la gente se olvidé de los grandes problemas que azotan a la humanidad, manipulada por los grandes medios de comunicación, quienes dejaron de lado las noticias sobre la profundidad de la crisis financiera en EEUU, la ineficacia de la política de “salvataje” de los grandes bancos la crisis moral que enfrenta Obama respecto al castigo o la impunidad para los torturados de traje y corbata del Pentágono, la profunda crisis mexicana Estado-narcotráfico, que afecta directamente a la gobernabilidad del país.

Las muertes atribuidas al nuevo virus todavía están por debajo de tasas normales de defunción provocadas ordinariamente en el mundo por los resfriados y la influenza común corriente. La Organización Mundial de la Salud eleva la gravedad de la epidemia en la escala de 1 a 6, situándole en 5, pero ¿por qué pide –al mismo tiempo– que no se suspendan los viajes? En cambio Cuba, un país que ha demostrado saber bastante de medicina, cerró su frontera aérea con México. ¿Por qué? ¿Cuál es la verdadera dimensión y origen de esta epidemia inflada permanentemente de manera alarmista por los grandes medios de todos los países.

Ernesto Carmona     ArgenPress
Recogido de Rebelión