EL AUGE DE LOS VAMPIROS ENERGÉTICOS

Depositphotos_7707958_s-570x379En los últimos siete u ocho meses, me he dado cuenta de la evolución progresiva de algo muy extraño; algo profundamente extraño, y algo francamente perturbador. ¿Y qué podría ser? Bueno, vamos a echar un vistazo. Primero tengo que explicar una cosa antes de que lleguemos al fondo de la cuestión. Como alguien que escribe un montón de libros y artículos, y regularmente participa en programas de radio, es bastante comprensible que yo termino siendo el receptor de una gran cantidad de testimonios del tipo de alta extrañeza.

Por lo general, debido a que la gente tiene conocimiento de la clase de cosas que me interesan, suelo recibir informes de casos sobre cuestiones específicas que me intrigan. Esto es, asuntos relativos a cosas como la criptozoología, y también a ciertos aspectos del fenómeno OVNI, como  los contactados o el misterio de los Hombres de Negro(HdN). Es también por eso que raras veces recibo informes de fantasmas y casas encantadas, porque son temas que en realidad no me interesan.

Todo lo cual me lleva de nuevo a la cuestión de lo que ha estado pasando durante los últimos siete u ocho meses. Ha habido un claro aumento en el número de informes que he recibido de lo que sólo puedo denominar como entidades paranormales depredadoras. Quiero decir algunas de las criaturas más extrañas del tipo HdN, la infame Gente Sombra, así como una subcategoría dentro de éstos   conocido como el Hombre del Sombrero. Personalmente, tengo mis sospechas de que todos ellos son parte de un misterio mucho mayor, combinado y dividido. Eso, sin embargo, es una historia para otro día.

imagesPero, aquí hay algo que es a la vez fascinante e inquietante. No sólo me ha llegad una gran cantidad de informes sobre tales criaturas espeluznantes en los últimos meses, sino que en muchos de los casos los testigos los describen como siendo consumidos por estas misteriosas entidades, en situaciones semejantes al  vampirismo. Pero no me refiero a que la gente haya sido desangrada por monstruos de rostro pálido, capa, colmillos y miedo al ajo. No, es peor que eso.

Literalmente tengo docenas de casos que se remontan al verano pasado, donde gente, -en su mayor parte, pero no exclusivamente-,  de los Estados Unidos me han informado de los encuentros con ese grupo antes mencionado(el Pueblo Sombra, el Hombre del Sombrero, y los HdN), y donde los testigos se han sentido, como una persona me dijo, “psíquicamente drenado” por la entidad que encontraron.

He escuchado otras referencias a esto ,-en este caso, al Hombre del Sombrero-, como “se ha llevado mi energía”. Otros utilizan términos como “paliza” (como un diabético que ha perdido una comida podría explicar),  “fatiga incesante” y “alimentarse de mi alma”.

Todos estos variados informes registrados tienen algo muy significativo que les une a todos. Los testigos creen que las cosas sobrenaturales que encontraron (por lo general, mientras estaban en la cama, y ​​durante las primeras horas de la mañana) estuvieron alimentándose de ellos. Como ya he dicho, no como un típico vampiro tradicional. Sino, tal vez, por lo que podríamos denominador un vampiro succionador de energía.

Es un vampiro que parece no desarrollarse por una buena cantidad de la sustancia roja, sino en nuestra propia fuerza vital, en nuestra esencia, en lo que hace que todos y cada uno de nosotros sea único. Por supuesto, si eso es exactamente lo que está sucediendo entonces se podrían plantear importantes preguntas: ¿Qué parte de nuestra energía, aparentemente no física, puede ser digerida? ¿Cómo puede ser transforomada a una forma de “combustible” para estas entidades? Las respuestas simplemente no las conocemos.

Por supuesto, uno puede encontrar ejemplos de este tipo de comportamiento parasitario en todo el mundo de lo sobrenatural. Sucedió a principios de 1950 con Albert Bender, cuya salud física fue duramente golpeada por ataques de agotamiento, jaquecas y náuseas cuando tuvo la compañía de los HdN. Los casos de ataques psíquicos, -ya sea por demonios, como íncubos y súcubos, entre muchos otros-, también muestran tales efectos en las personas, y lo han hecho durante siglos e incluso más tiempo.

Pero, eso no es el fondo. Lo que estoy señalando es que, -a partir de los informes que estoy recibiendo, y por razones desconocidas-, este tema de “alimentación” sobre la población ha experimentado un auge espectacular en el último año. ¿Es esto indicativo de algo en el horizonte? ¿Está el mundo de lo sobrenatural “subiendo la apuesta” por razones que no puedo entender? ¿Hay otros investigadores recibiendo más y más informes de este tipo de “succión energética” de la misma manera que yo?

Si los hay y están leyendo esto, sin duda me lo harán saber.
Algo se está alimentando de nosotros, y está cada vez más y más hambriento…..

NICK REDFERN

LOS ACECHADORES DE LAS SOMBRAS

Se narran por todo el mundo historias de Sombras andantes. Algunas de ellas deambulan unos momentos por nuestras vidas; otros permanecen durante años. Casi nunca los testigos pueden ofrecernos los rasgos de esos “más oscuros que la noche”, entidades con forma humana y en ocasiones unos llameantes ojos rojos. Los seres de la Sombra a menudo aparecen vestidos como un monje medieval, llevando un sombrero (a lo Indiana Jones), o calvos y asexuados. Esas entidades pueden simplemente atravesar nuestra habitación en la noche para  nunca ser vistos de nuevo, mientras otros acechan en el umbral, simplemente mirando, día tras día. Aun otros parecen comportarse como succionadores de la energía provocada por el miedo que suscitan.

¿Qué son? Yo he estudiado el fenómeno de los seres de la Sombra desde hace una década, y he llegado a la conclusión de que el término “seres de la Sombra” es un cajón de sastre para entidades que exhiben ciertas características -pero sus orígenes pueden ser muy diferentes. A través de la investigación y la experiencia personal, he categorizado  a esas criaturas por su comportamiento.

Sombras Benévolas: Parece viajar brevemente a través de la vida de una persona. Yo vi a esas entidades de niño. Parecían caminar con un propósito por mi habitación, nunca me prestaron atención y jamás se apartaron de su camino. Nunca sentí un gran temor, sólo el de ver un intruso, una oscura figura humana,  pasear por mi habitación.

Sombras Negativas: Aunque esos Seres de las Sombras tienden simplemente a acechar, se asocian a un sentimiento de terror sobrenatural.

Sombras de Ojos Rojos: También son negativas, y miran fijamente con llameantes ojos rojos. Las víctimas a menudo dicen que sienten que se alimentan de su terror.

Sombras encapuchadas: Vestido como un antiguo monje, las personas que los encuentran relatan que muestra una profunda furia  hirviente tras su negra capucha.

El hombre del sombrero: Es la entidad más curiosa. Vestido con un fedora,- sombrero tipo Indiana Jones-, a veces con un antiguo traje de negocios, el hombre del sombrero se aparece a gente a lo largo del planeta.

Los seres de las sombras  pueden ser entidades demoníacas, fantasmas, viajeros interdimensionales, u otros moradores del oscuro reino que nosotros denominamos Lo Desconocido. A pesar de su etiqueta, los seres de las sombras podrían ser más de un sólo tipo de ser. Brad Steiger, autor de “Shadow World”, ha estudiado lo paranormal durante más de 50 años y está de acuerdo, hay muchas explicaciones para los seres de la Sombra. “Yo diría que los testigos están viendo todo el más allá y les da el nombre de seres de la Sombra.”

CIENCIA

Muchos de los encuentros que he recogido de los Seres de la Sombra durante varios años son fácilmente explicables. El testigo despierta para encontrarse con una oscura figura humana en él pórtico de su habitación o inclinado sobre su cama, mirando. Una fuerte sujección de su pecho como el peso de una persona sobre ellos. No pueden respirar. De pronto la asfixia se alivia, y la sombra se ha ido. Este tipo de encuentro es común y la psicología le ha dado un nombre, la parálisis del sueño.

April Haberyan, una profesora de psicología de la Northwest Missouri State University, dijo que muchos de estos encuentros son probablemente productos de sueños. Cuando las personas duermen y entran en fase REM, “es muy común para ellos ver cosas” dice Haberyan. El miedo, la parálisis, y las entidades son normales. “Hay hormonas en el sueño REM que paralizan la mayoría de los grupos de músculos y se llama sueño paradójico”, ella dice,” aunque esto sucede durante la fase REM, ellos no permanecen dormidos y las hormonas están aún en sus cuerpos.
Puede durar ocho minutos y sienten presión en su pecho y pueden ver gente” Cuando el testigo se despierta totalmente, la Sombra se ha ido y todo lo que deja es terror.

Otros encuentros con la Sombra, -así como también fantamas, ovnis, Bigfoot-, pueden ser atribuidos al mismo truco de luces y sombras que nos permite ver rostros en nubes y alfombras. Esos avistamientos pueden ser también debidos a estimulación eléctrica de ciertas partes del cerebro o drogas. El químico Rick Toomey dice que todo lo que altera el balance químico dle cerebro provoca toda serie de problemas “Toda la sensación está en el sistema nervioso y todo es química” dice “si cada neurotransmisor es química, tu puedes causar estragos con eso”.

Sin embargo, muchos encuentros con la Sombra en plenitud de la conciencia y a la luz del día, refuta las lógicas respuestas científicas y deja algo inquietante.

EL MUNDO RELIGIOSO

Aunque muchos informes de encuentros con las Sombras implican a entidades que simplemente aparecen y desaparecen, muchos otros no son tan inocentes. Negativas sombras, de ojos rojos y encapuchados, todas traen un sentimiento de horror cuando aparecen en la vida de alguien. Esas criaturas son conocidas por diferentes nombres, demonios, jinn, sombras oscuras, sgili, pero su naturaleza es la misma.
El obispo James Long, pastor de St. Christopher Old Catholic Church en Louisville, Kentucky, ha estudiado demonología durante años y conoce a la Sombra bien, -para el son algo diabólico. “La Sombras deben ser tomadas seriamente y pueden ser bastante peligrosos”, dice. “cuando un espíritu humano intenta manifestarse por si mismo, su forma es negra o de otra manera conocida como Sombra. Su energía intenta manifestarse por sí misma así que puede aparecer para tener las características físicas que tenía cuando vivía en la tierra.” Esas entidades pueden moverse, comunicarse, y atacar, chupando energía de su víctima humana. “Ciertamente las sombras que atacan son demoníacas por naturaleza y deberían evitarse siempre”, Long dice, “Aconsejaría seriamente a los testigos de una sombra oscura que fueran cuidadosos”.

En el Islam, los sobrenaturales Jinn pueden ser un compañero, o una oscura Sombra depredadora. “Los Jinns son entidades invisibles para muchos musulmanes y el folklore del Oriente Próximo”, dice el experto en religiones Dashti Namaste. “Los Jinns entran y salen del ámbito humano con regularidad, y se cree que cualquier humano es capaz de contactar con un Jinn.”
Aunque pueden ser benevolentes, algunos Jinns son perversos, apareciendo como oscuras figuras que acechan en ruinas y cementerios, esperando a que un incauto espíritu humano se tropiece con él. El malvado Jinn, mucho más que los demonios de la cristiandad, son impostores  y pueden presentarse a sí mismos como fantamas de un amor para inmiscuirse en la vida humana.

Wahde, un Cherokee, dice que la naturaleza de los seres de la Sombra en la tradición India Americana es oscura. “Tienen forma humanoide pero no proporcionada como una persona normal, su aspecto es más monstruoso.” Esos seres son el producto de los hombres medicina que han extraviado el sendero de la curación. “Habría una clasificación de seres espirituales que son Sombra la mayor parte. Esos seres pueden ser manipulados por mala medicina o mala magia.. También toman esa forma para atacar a otra gente, o los usan como un ataque espiritual.” En lenguaje Cherokee, esos gente oscura medicina son sgili o brujos. “Continúan viviendo de algún modo pero no son considerados necesariamente humanos”.

FANTASMAS

Una familia ve al mismo tiempo una negra figura bajando las escaleras una noche, dirigiéndose a la cocina y luego desaparecer. Un hombre oscuro en un traje anticuado camina a través de la habitación de un niño y baja al recibidor.
Algunos encuentros con Seres de Sombras -benignos como estos- podrían ser espíritus desencarnados vagando por la Tierra. D. H. Parsons, presidente del Bliss-Parsons Institute of Metaphysics in Columbia, Missouri ha encontrado muchas Sombras mientras investigaba. Aunque muchos de sus compañeros consideran a las Sombras demonios, Parsons no está necesariamente de acuerdo. “Mi impresión es que una Sombra es otra representación de la memoria residual de una persona que tuvo tan fuerte personalidad en vida, que un poco de su energía permanece aquí en esta dimensión después de que su espíritu marchara. Muchas veces esos espíritus son amigables, confundidos, o curiosos sobre porqué estamos aquí. Pero no nos han hecho daño, ni siquiera las Sombras.”

VIAJEROS INTERDIMENSIONALES

Muchos encuentros con las Sombras son benignos, como una figura oscura persistente en las esquinas de tu vida, simplemente observando. ¿Podrían esas entidades estar mirándonos desde un reino cercano al nuestro? Marie Jones, autora de libros de ciencia de vanguardia y paranormal, piensa que otras dimensiones podrían ser los hogares de las Sombras. “En mi investigación dentro de la física cuántica y teórica, he encontrado conceptos que realmente abren las posibilidades que para mi que esas entidades de no se sabe donde también podrían venir aquí” dice Jones.

Uno de esos conceptos está envuelto en varias diferentes dimensiones. “Teóricamente, si esos infinitos otros universos existen, realmente no deberíamos ser capaces de acceder a ellos  físicamente. Incluso los físicos teóricos sugieren que quizás las leyes de la física del otro lado les permitan cruzar aquí.”

Aunque algunos físicos juegan con la idea de esos universos múltiples, el físico David Richardson no comparte esa opinión. “Odio traer esto en este contexto, pero si hubiera dimensiones extra….(Las Sombras) podrían en realidad ser personas. Yo soy escéptico al respecto, pero es posible. Estamos sólo comenzando a entender este tipo de cosas.”

¿Fantasmas? ¿demonios? ¿jinns? ¿sgilis? ¿viajeros? Sean lo ue sean la naturaleza de esas entidades, piense lo que piense de sus intenciones, la advertencia para todos esos encuentros es la misma: proceda con cautela.

JASON OFFUTT