COMO LA CIA, EL MOSSAD Y “LA RED EPSTEIN” ESTÁN EXPLOTANDO LOS TIROTEOS MASIVOS PARA CREAR UNA PESADILLA ORWELLIANA

WHITNEY WEBB            Tras otro catastrófico tiroteo masivo o evento de crisis, las “soluciones” orwelianas están destinadas a ser impuestas a un público estadounidense asustado por la propia red conectada, no sólo a Jeffrey Epstein, sino a una letanía de crímenes y a una historia aterradora de planes para aplastar la disidencia interna en los Estados Unidos.

Tras el arresto y la posterior muerte en prisión del presunto traficante sexual de niños Jeffrey Epstein, una compañía tecnológica israelí poco conocida comenzó a recibir más publicidad, pero por todas las razones equivocadas. Poco después del arresto de Epstein, y que sus relaciones y finanzas fueran examinadas, se reveló que la compañía israelí Carbyne911 había recibido fondos sustanciales de Jeffrey Epstein, así como del estrecho colaborador de Epstein y ex Primer Ministro de Israel Ehud Barak, y del capitalista de riesgo de Silicon Valley y prominente partidario de Trump Peter Thiel.

Carbyne911, o simplemente Carbyne, desarrolla capacidades de manejo de llamadas e identificación para servicios de respuesta a emergencias en países de todo el mundo, incluyendo los Estados Unidos, donde ya ha sido implementado en varios condados de los Estados Unidos y se ha asociado con importantes compañías de tecnología como Google. Específicamente comercializa su producto como una forma de mitigar los tiroteos masivos en los Estados Unidos sin tener que cambiar las leyes de armas de fuego existentes.

Sin embargo, Carbyne no es una compañía de tecnología ordinaria, ya que está profundamente conectada con la división de inteligencia militar de élite israelí, Unit 8200, cuyos “ex-alumnos” a menudo crean compañías de tecnología -Carbyne entre ellas- que a su vez mantienen sus vínculos con los servicios de inteligencia de Israel, y que según informes de los medios de comunicación de este país y sus ex-empleados con frecuencia “desdibujan la línea divisoria entre los servicios prestados a la maquinaria de defensa/inteligencia israelí y la actividad comercial que desarrollan”. Como revelará este informe, Carbyne no es más que una de las varias compañías tecnológicas israelíes que se comercializan a sí mismas como una solución tecnológica a los tiroteos masivos que tiene vínculos directos con las agencias de inteligencia israelíes.

En cada caso, los productos de estas compañías están construidos de tal manera que pueden ser fácilmente usados para vigilar ilegalmente a los gobiernos, instituciones y civiles que los usan, un hecho preocupante dada la destreza documentada de la Unidad 8200 en la vigilancia como un medio para obtener chantaje y la historia de Israel de usar compañías de tecnología para espiar agresivamente al gobierno de los Estados Unidos. Esto se ve agravado por el hecho de que las empresas tecnológicas vinculadas a Unit 8200 han recibido anteriormente contratos del gobierno de Estados Unidos para colocar “puertas traseras” en todo el sistema de telecomunicaciones de Estados Unidos, así como en los populares productos de las principales empresas tecnológicas estadounidenses, entre ellas Google, Microsoft y Facebook, muchos de cuyos gerentes y ejecutivos clave son ahora antiguos oficiales de Unit 8200.

El Primer Ministro israelí, Benjamín Netanyahu, no ha ocultado que colocar a los 8.200 miembros de la Unidad en los puestos más altos de las empresas multinacionales de tecnología es una “política deliberada” destinada a garantizar el papel de Israel como la “potencia cibernética” global dominante, al tiempo que combate los movimientos de boicot no violento que se dirigen contra las violaciones del derecho internacional por parte de Israel y reprimen las críticas de las Naciones Unidas a la política del gobierno israelí y a las operaciones militares en el extranjero.

A medida que los vínculos de Jeffrey Epstein con la inteligencia tanto en Estados Unidos como en Israel -el tema de una reciente serie de cuatro partes exclusiva de MintPress– comenzaron a ser revelados en su totalidad, su financiación de Carbyne fue sometida a escrutinio, en particular por los profundos vínculos de la compañía con la inteligencia israelí, así como con ciertos estadounidenses con conexiones conocidas con la inteligencia de Estados Unidos. El propio papel de Ehud Barak como financiero y presidente de Carbyne también se ha sumado a esa preocupación, dada su larga historia de participación en operaciones de inteligencia encubiertas para Israel y sus vínculos de larga duración con la inteligencia militar israelí.

Otro financiador de Carbyne, Peter Thiel, tiene su propia compañía que, al igual que Carbyne, se beneficiará de las soluciones de alta tecnología propuestas por la administración Trump para los tiroteos masivos. De hecho, tras el reciente tiroteo en El Paso, Texas, el presidente Trump -que recibió donaciones políticas y ha sido asesorado por Thiel tras su elección- pidió a las empresas tecnológicas que “detecten a los tiradores masivos antes de que ataquen”, un servicio ya perfeccionado por la empresa de Thiel, Palantir, que ha desarrollado un “software de precrimen” que ya se utiliza en todo el país. Palantir también es contratista de la comunidad de inteligencia de Estados Unidos y tiene una sucursal en Israel.

Tal vez lo más inquietante de todo, sea cual sea la solución tecnológica adoptada por la administración Trump, es que está preparada para utilizar una base de datos polémica desarrollada primero como parte de un programa secreto del gobierno de Estados Unidos que involucra a figuras tan notorias del escándalo Irán-Contra como Oliver North, como medio para rastrear y señalar a posibles disidentes estadounidenses para que aumenten la vigilancia y la detención en el caso de una “emergencia nacional” vagamente definida.

Como revelará este informe, esta base de datos -a la que a menudo se hace referencia como “Main Core (núcleo principal)”- se creó con la participación de la inteligencia israelí, e Israel siguió participando años después de su desarrollo, y potencialmente hasta el presente. También fue utilizado por al menos un ex funcionario de la CIA en el Consejo de Seguridad Nacional del Presidente Reagan para chantajear a miembros del Congreso, personal del Congreso y periodistas, entre otros.

Dados los recientes informes sobre el plan de la administración Trump de crear una nueva agencia gubernamental que utilice “tecnología avanzada” para identificar “signos de neurocomportamiento” de “alguien que se dirige hacia un acto explosivo violento” utilizando datos recogidos por dispositivos electrónicos de consumo, el panorama que pinta la tecnología que actualmente se está promoviendo e implementando bajo el pretexto de “mantener seguros a los estadounidenses” es profundamente orwelliano. De hecho, apunta directamente a la génesis de un estado de vigilancia de gran alcance mucho más extenso que cualquier cosa que se haya visto en la historia de Estados Unidos y está siendo desarrollado conjuntamente por individuos conectados tanto con la inteligencia estadounidense como con la israelí.

Desmitificando a Carbyne

Carbyne911, a la que en este informe se hará referencia simplemente como Carbyne, es una emergente empresa tecnológica israelí que promete revolucionar la forma en que los proveedores de servicios de emergencia, así como los gobiernos, las empresas y las instituciones educativas, gestionan las llamadas. Poco después de que fuera fundada en 2014 por veteranos de la inteligencia militar israelí, Carbyne comenzó a ser comercializada específicamente como una solución a los tiroteos masivos en Estados Unidos que va “más allá del debate sobre las armas” y mejora la “inteligencia que reciben los equipos armados de respuesta a emergencias antes de entrar en una situación de tiroteo armado”, al proporcionar la transmisión de vídeo y la entrada acústica desde teléfonos inteligentes civiles y otros dispositivos conectados a la red Carbyne.

Antes del arresto de Jeffrey Epstein en julio, Carbyne había estado recibiendo grandes elogios de los medios de comunicación estadounidenses e israelíes, con Fox News aclamando los servicios de la compañía como la respuesta a los “envejecidos sistemas 911” de Estados Unidos y el Jerusalem Post escribiendo que la plataforma de la compañía ofrece “protección de alta tecnología a los trabajadores sociales y a los directores de las escuelas”. Otros informes afirmaban que los servicios de Carbyne dan como resultado “una reducción del 65% en el tiempo de envío”.

La plataforma de gestión de llamadas y crisis de Carbyne ya ha sido implementada en varios condados de EE.UU. y la compañía tiene oficinas no sólo en EE.UU. sino también en México, Ucrania e Israel. La expansión de Carbyne a más redes de proveedores de servicios de emergencia en los EE.UU. es probable, dado que la legislación federal busca ofrecer subvenciones para actualizar los centros de llamadas 911 en todo el país con la misma tecnología de la que Carbyne es el proveedor líder. Uno de los principales grupos de presión que promueven esta legislación, la Asociación Nacional de Números de Emergencia (NENA), tiene una “fuerte relación” con Carbyne, según el sitio web de Carbyne. Además, Carbyne también ha comenzado a comercializar su plataforma para llamadas no urgentes a gobiernos, instituciones educativas y corporaciones.

Ehud Barak, centro, posa con los cofundadores de Carbyne Alex Dizengof, Amir Elichai y Lital Leshem. Foto | Yossi Seliger

Sin embargo, lo que parecía ser la inevitabilidad de la adopción generalizada de Carbyne en Estados Unidos tuvo un inconveniente tras el reciente arresto y posterior muerte del traficante sexual y pederasta Jeffrey Epstein, quien explotó a niñas menores de edad con el propósito de “chantajear” a los ricos y poderosos, una operación que tenía vínculos claros con la inteligencia. Epstein, después de su primer arresto y sentencia leve por solicitar sexo a una menor en 2007, fue contactado por el ex primer ministro israelí y ex jefe de la inteligencia militar israelí Ehud Barak, para que se convirtiera en un patrocinador clave de Carbyne.

Como resultado de un mayor escrutinio de las actividades comerciales de Epstein y de sus vínculos con Israel, en particular con Barak, la conexión de Epstein con Carbyne fue revelada e informada ampliamente por el medio de comunicación independiente Narativ, cuya exposición sobre Carbyne reveló no sólo algunas de las conexiones clave de inteligencia de la empresa emergente, sino también la forma en que la arquitectura del propio producto de Carbyne plantea “serias preocupaciones de privacidad”.

MintPress detalló muchas de las principales conexiones de inteligencia de Carbyne en la Parte III de la serie de investigación “Inside the Jeffrey Epstein Scandal: Too Big to Fail“: (Dentro del escándalo Jeffrey Epstein:Demasiado grande para fracasar). Además de Barak – ex primer ministro israelí y ex jefe de la inteligencia militar israelí – que sirve como presidente de Carbyne y un patrocinador clave, el equipo ejecutivo de la empresa son todos ex miembros de la inteligencia israelí, incluyendo la unidad de inteligencia militar de élite, Unidad 8200, que a menudo se compara con la Agencia de Seguridad Nacional de Estados Unidos (NSA).

El actual CEO (Presidente Ejecutivo) de Carbyne, Amir Elichai, sirvió en la Unidad 8200 y recurrió al antiguo comandante de la Unidad 8200 y actual miembro de la junta directiva de AIPAC (Comité de Asuntos Públicos Americano Israelí) Pinchas Buchris para que sirviera como director de la compañía y en su junta directiva. Además de Elichai, otra cofundadora de Carbyne, Lital Leshem, también trabajó en la Unidad 8200 y más tarde en la empresa privada de espionaje israelí Black Cube. El único cofundador de Carbyne que no sirvió en la Unidad 8200 es Alex Dizengof, quien previamente trabajó para la oficina del Primer Ministro de Israel.

Como señaló MintPress en un informe anterior en el que se detallaban los profundos vínculos de la inteligencia militar israelí con el gigante tecnológico estadounidense Microsoft, la Unidad 8200 es una unidad de élite del cuerpo de inteligencia israelí que forma parte de la Dirección de Inteligencia Militar de las FDI y que se ocupa principalmente de la inteligencia de señales (es decir, la vigilancia), la guerra cibernética y el descifrado de códigos. Con frecuencia se describe como el equivalente israelí de la NSA y Peter Roberts, investigador principal del Royal United Services Institute de Gran Bretaña, caracterizó a la unidad en una entrevista con el Financial Times como “probablemente la agencia de inteligencia técnica más importante del mundo y está a la par de la NSA en todo menos en escala”.

En particular, la NSA y Unit 8200 han colaborado en numerosos proyectos, sobre todo en relación con el virus Stuxnet y el malware Duqu. Además, se sabe que la NSA trabaja con veteranos de la Unidad 8200 en el sector privado, como cuando la NSA contrató a dos compañías israelíes, para crear puertas traseras en todos los principales sistemas de telecomunicaciones de Estados Unidos y las principales compañías tecnológicas, incluyendo Facebook, Microsoft y Google. Ambas compañías, Verint y Narus, tienen altos ejecutivos vinculados a la inteligencia israelí y una de ellas, Verint (antes Comverse Infosys), tiene un historial de espionaje agresivo a las instalaciones del gobierno de Estados Unidos. La Unidad 8200 también es conocida por espiar a civiles en los territorios palestinos ocupados con “fines de coerción”, es decir, para reunir información con fines de chantaje, y también por espiar a los palestino-estadounidenses a través de un acuerdo de intercambio de información con la NSA.

A diferencia de muchas otras emergentes vinculadas a Unit 8200, Carbyne también cuenta con varios vínculos con la administración de Trump, incluyendo al fundador de Palantir y aliado de Trump, Peter Thiel, otro inversor en Carbyne. Además, la junta de asesores de Carbyne incluye a la ex empleada de Palantir Trae Stephens, quien fue miembro del equipo de transición de Trump, así como al ex Secretario de Seguridad Nacional Michael Chertoff. El donante de Trump y desarrollador de bienes raíces de Nueva York, Eliot Tawill, también está en la junta directiva de Carbyne, junto con Ehud Barak y Pinchas Buchris.

Sin embargo, las preocupaciones sobre la privacidad de Carbyne van más allá de los lazos de la compañía con la inteligencia israelí y con contratistas de la inteligencia estadounidense como Peter Thiel. Por ejemplo, la aplicación para teléfonos inteligentes de Carbyne extrae la siguiente información de los teléfonos en los que está instalada:

“Ubicación del dispositivo, video en vivo desde el smartphone al centro de llamadas, mensajes de texto en una ventana de chat bidireccional, cualquier dato del teléfono de un usuario si tiene la aplicación Carbyne y ESInet, y cualquier información que llegue a través de un enlace de datos, que Carbyne abre en caso de que se caiga el enlace de voz de la persona que llama”. (énfasis añadido)

Según el sitio web de Carbyne, esta misma información también puede obtenerse de cualquier smartphone, incluso si no tiene la aplicación de Carbyne instalada, si ese teléfono llama a un centro de llamadas 911 que utiliza Carbyne o simplemente cualquier otro número conectado a la red de Carbyne.

Carbyne recopila puntos de datos de los teléfonos de los usuarios, así como una miríada de otros dispositivos conectados a la web.

Carbyne es una plataforma 9-11 (NG911) de Próxima Generación y el objetivo explícito de NG911 es que todos los sistemas 911 del país se interconecten. Por lo tanto, incluso si Carbyne no es utilizado por todos los centros de llamadas 911 que empleen una plataforma NG911, Carbyne tendrá ostensiblemente acceso a los datos utilizados por todos los proveedores de servicios de emergencia y dispositivos conectados a esas redes. Este principio rector de NG911 también hace probable que una plataforma sea favorecida a nivel federal para fomentar dicha interconectividad y, dado que ya ha sido adoptada por varios condados y tiene vínculos con la administración de Trump, Carbyne es la opción lógica.

Otro motivo de preocupación es la forma en que otros países han utilizado plataformas como Carbyne, que se comercializaron por primera vez como herramientas de respuesta a emergencias, con fines de vigilancia masiva. El Narativ observó lo siguiente en su investigación de Carbyne:

“En mayo, Human Rights Watch reveló que las autoridades chinas utilizan una plataforma similar a la de Carbyne para vigilar ilegalmente a los uigures. La Plataforma Integrada de Operaciones Conjuntas de China ofrece un conjunto de datos y fuentes de vídeo mucho más amplio, que incluye una aplicación en los teléfonos de la gente. Al igual que Carbyne, la plataforma fue diseñada para reportar emergencias. Las autoridades chinas lo han convertido en una herramienta de vigilancia masiva.

Human Rights Watch realizó la ingeniería inversa de la aplicación. El grupo descubrió que la aplicación perfila automáticamente a un usuario de menos de 36 “tipos de personas”, incluidos los “seguidores de Seis Líneas”, que es el término utilizado para identificar a los uigures. Otro término se refiere a “Hajj”, la peregrinación anual islámica a La Meca. La aplicación monitorea cada aspecto de la vida de un usuario, incluyendo conversaciones personales [y] uso de energía, y rastrea el movimiento del usuario”.

Tal tecnología es utilizada actualmente por la inteligencia militar israelí y la agencia de inteligencia nacional israelí Shin Bet para justificar las detenciones “precrimen” de palestinos en la Cisjordania ocupada. Como se verá con más detalle más adelante en este informe, los comentarios de los palestinos sobre los medios sociales son rastreados por algoritmos de inteligencia artificial que los señalan como detenidos indefinidamente si escriben artículos en los medios sociales que contienen frases “sensibles” como “la espada de Alá”.

La plataforma de Carbyne tiene sus propios elementos “pre-crimen”, como su componente c-Records, que almacena y analiza información sobre llamadas pasadas y eventos que pasan por su red. Esta información “permite a los responsables de la toma de decisiones analizar con precisión el comportamiento pasado y presente de las personas que llaman, reaccionar en consecuencia y predecir a tiempo los patrones futuros”. (énfasis añadido)

Recientemente ha surgido la preocupación de que la tecnología “pre-crimen” pueda ser adoptada más ampliamente en los EE.UU., después de que el presidente Trump declarara que una de sus soluciones planeadas para los tiroteos masivos después de la reciente tragedia en El Paso era que las grandes compañías de tecnología detectaran a los potenciales tiradores antes de que éstos atacaran.

Inteligencia israelí, chantaje y Silicon Valley

Aunque muchas de las personas involucradas en la financiación o gestión de Carbyne han demostrado tener vínculos con la inteligencia, una mirada más cercana a varios de estos actores revela conexiones aún más profundas con la inteligencia israelí y estadounidense.

Una de las conexiones más claras de Carbyne con la inteligencia israelí es a través de su presidente y uno de sus financiadores, Ehud Barak. Aunque Barak es mejor conocido por ser un ex primer ministro de Israel, también es un ex ministro de defensa y ex jefe de la inteligencia militar israelí. Supervisó las operaciones de la Unidad 8200, así como otras unidades de inteligencia militar israelí, en las tres posiciones. Durante la mayor parte de su carrera militar y posteriormente política, Barak ha estado estrechamente asociado con operaciones encubiertas.

Antes del escrutinio público de la relación de Barak con Jeffrey Epstein, tras el arresto de este último el pasado mes de julio y su posterior muerte, Barak había sido objeto de críticas por sus vínculos con el deshonrado magnate del cine Harvey Weinstein. De hecho, fue Ehud Barak quien puso a Weinstein en contacto con la organización de inteligencia privada israelí Black Cube, que emplea a antiguos agentes del Mossad y a agentes de la inteligencia militar israelí, cuando Weinstein intentó intimidar a las mujeres que le habían acusado de agresión sexual y acoso sexual. El ex director del Mossad Meir Dagan dirigió la junta directiva de Black Cube hasta su muerte en 2016 y la cofundadora de Carbyne, Lital Leshem, es la ex directora de marketing de Black Cube.

Después de que Barak lo puso en contacto con el liderazgo de Black Cube, Weinstein, según The New Yorker, usó la empresa privada de espionaje para “‘apuntar o recolectar información sobre docenas de individuos y compilar perfiles psicológicos que a veces se enfocan en sus historias personales o sexuales'”. Además, The New Yorker señaló que “Weinstein supervisó personalmente el progreso de las investigaciones” y “también reclutó a antiguos empleados de sus empresas cinematográficas para que se unieran al esfuerzo, recogiendo nombres y haciendo llamadas que, según algunas fuentes que los recibieron, se sintieron intimidantes”.

Sin embargo, más recientemente, ha sido la estrecha relación de Barak con Epstein lo que le ha sorprendido y le ha abierto a los ataques políticos de sus rivales. Epstein y Barak fueron presentados por primera vez por el ex primer ministro israelí Shimon Peres en 2002, cuando la operación de chantaje pedófilo y tráfico sexual de Epstein estaba en pleno desarrollo.

Barak era un visitante frecuente de las residencias de Epstein en Nueva York, tan a menudo que The Daily Beast informó que numerosos residentes de un edificio de apartamentos vinculado a Epstein “habían visto a Barak en el edificio varias veces en los últimos años, y casi media docena más describieron que se había topado con su destacamento de seguridad”, añadiendo que “el edificio es propiedad mayoritaria del hermano menor de Epstein, Mark, y ha estado vinculado a la supuesta red de traficantes de Nueva York del financiero”. Específicamente, varios apartamentos en el edificio estaban “siendo utilizados para alojar a niñas menores de edad de Sudamérica, Europa y la antigua Unión Soviética”, según un ex-contable empleado por uno de los principales compradores de niñas menores de edad de Epstein, Jean Luc Brunel.

Barak también es conocido por haber pasado la noche en una de las residencias de Epstein al menos una vez, fue fotografiado saliendo de la residencia de Epstein tan recientemente como en 2016, y ha admitido visitar la isla de Epstein, que tiene apodos como ” PedoIsla”, ” Isla Lolita ” y ” Isla Orgía”. En 2004, Barak recibió 2,5 millones de dólares de la Fundación Wexner de Leslie Wexner, de la que Epstein era fideicomisario y uno de los principales donantes, oficialmente por “servicios de consultoría” e “investigación” no especificados en nombre de la fundación.

En 2015, Barak formó una sociedad limitada en Israel con el propósito explícito de invertir en Carbyne (entonces conocida como Reporty) e invirtió millones de dólares en la empresa, convirtiéndose rápidamente en un accionista mayoritario y, posteriormente, en la cara pública de la empresa y en el presidente de su consejo de administración. Al menos $1 millón del dinero invertido en esta compañía creada por Barak, que luego se utilizó para invertir en Carbyne, provino de la Southern Trust Company, que era propiedad de Jeffrey Epstein.

En julio, Bloomberg informó que la Southern Trust Company de Epstein está identificada en los archivos de las Islas Vírgenes de EE.UU. como una compañía de “base de datos de ADN y minería de datos”. Dado el claro potencial de Carbyne para la minería de datos y la elaboración de perfiles civiles, la inversión de Epstein en Carbyne utilizando esta compañía específica sugiere que los inversores de Carbyne han sido conscientes durante mucho tiempo de este aspecto poco publicitado del producto de Carbyne.

En una declaración al periódico israelí Haaretz, Barak afirmó:

“Vi la oportunidad de negocio y registré una sociedad bajo mi control en Israel. Un pequeño número de personas que conozco invierten en ella…. Dado que se trata de inversiones privadas, no sería apropiado ni correcto que yo expusiera los detalles de los inversores”.

Sin embargo, Barak admitió más tarde que Epstein había sido uno de los inversores.

La reciente serie de MintPress sobre el escándalo de Jeffrey Epstein destaca en detalle los vínculos de Epstein con los activos de inteligencia de la CIA/Mossad, como Adnan Khashoggi; las compañías pantalla de la CIA, como Southern Air Transport; y el crimen organizado, a través de su estrecha asociación con Leslie Wexner. Además, la antigua “novia” de Epstein y supuesta madame, Ghislaine Maxwell, tiene vínculos familiares con la inteligencia israelí a través de su padre, Robert Maxwell. Aunque parece que Epstein pudo haber estado trabajando para más de una agencia de inteligencia, Zev Shalev, ex productor ejecutivo de CBS News y periodista de Narativ, declaró recientemente que había confirmado de forma independiente con dos fuentes desconectadas “estrechamente relacionadas con la historia de Epstein y en condiciones de saber” que Epstein había “trabajado para la inteligencia militar israelí”.

“Exclusiva: Tenemos dos fuentes independientes que confirman que Jeffrey Epstein trabajaba para la inteligencia militar israelí. En cada caso, la fuente está estrechamente relacionada con la historia de Epstein y en posición de saber. Puedes llevarlo al banco.” @narativlive https://t.co/BdK1DrZEO6

– Zev Shalev (@ZevShalev) 20 de agosto de 2019

En particular, Epstein, conocido por su interés en obtener chantaje a través del abuso sexual de las niñas menores de edad que explotaba, también afirmó tener “información perjudicial” sobre figuras prominentes en Silicon Valley. En una conversación el año pasado con el reportero del New York Times James Stewart, Epstein afirmó tener información “potencialmente dañina o vergonzosa” sobre la élite de Silicon Valley y le dijo a Stewart que estas figuras principales en la industria tecnológica estadounidense “eran usuarios hedonistas y regulares de drogas recreativas”. Epstein también le dijo a Stewart que había “presenciado a figuras tecnológicas prominentes que tomaban drogas y organizaban relaciones sexuales” y que afirmaba saber “detalles sobre sus supuestas tendencias sexuales”.

En el período previo a su reciente arresto, Jeffrey Epstein parecía haber intentado cambiar su imagen de “inversor tecnológico”, como lo había hecho en entrevistas con varios periodistas, entre ellos Stewart, sobre la inversión en tecnología en los meses anteriores a que fuera acusado por cargos federales de tráfico sexual.

Jessica Lessin, editora jefe de The Information, dijo a Business Insider que un periodista que trabajaba para The Information había entrevistado a Epstein un mes antes de su reciente arresto porque “se creía que era un inversor en fondos de capital riesgo”. Sin embargo, Lessin afirmó que la entrevista no era de “interés periodístico” y que el sitio no tenía previsto publicar su contenido. Business Insider afirmó que la forma en que se habían organizado las entrevistas con Epstein “sugiere que alguien en Silicon Valley podría haber estado tratando de ayudar a Epstein a conectarse con los periodistas”.

Aunque no se sabe exactamente qué figuras de Silicon Valley estaban más conectadas con Epstein y qué ejecutivos tecnológicos estaban siendo potencialmente chantajeados por Epstein, se sabe que Epstein se asoció con varios ejecutivos tecnológicos prominentes, incluyendo al cofundador de Google Sergey Brin, al cofundador de Facebook Mark Zuckerberg, al CEO de Tesla, Elon Musk, al cofundador de Microsoft Bill Gates, y al cofundador de LinkedIn Reid Hoffman.

El año pasado, Epstein afirmó estar asesorando a Tesla y a Elon Musk, que habían sido fotografiados previamente con la supuesta madame de Epstein, Ghislaine Maxwell. Hace unos años, Epstein también asistió a una cena ofrecida por Reid Hoffman de LinkedIn, donde Musk supuestamente había presentado a Epstein a Mark Zuckerberg. Se sabe que Sergey Brin de Google asistió a una cena ofrecida por Epstein en su residencia de Nueva York, donde también estuvo presente Donald Trump.

Elon Musk con la supuesta madame Ghislaine Maxwell de Epstein en una fiesta posterior a los Oscar el 2 de marzo de 2014. Kevin Mazur | VF14

Estas asociaciones sugieren que la persona en Silicon Valley que estaba tratando de mejorar la imagen de Epstein como inversionista tecnológico antes de su arresto pudo haber sido Peter Thiel, cuyo Founders Fund también había invertido en Carbyne. Thiel fue uno de los primeros inversores en Facebook y todavía está en su junta directiva, conectándolo con Zuckerberg; también es uno de los fundadores de SpaceX de Elon Musk y un antiguo colega de Musk’s a través de PayPal. Además, Thiel tiene vínculos con Reid Hoffman y tanto Thiel como Hoffman son destacados patrocinadores de Facebook.

No se sabe si la “información dañina” de Epstein y el aparente chantaje a personas notables de la industria tecnológica estadounidense se utilizaron para avanzar en los objetivos de Carbyne, que recientemente se asoció con gigantes tecnológicos como Google y Cisco Systems, y, en términos más generales, la expansión de las empresas tecnológicas israelíes vinculadas a la inteligencia al sector tecnológico estadounidense, en particular a través de la adquisición de empresas de nueva creación de tecnología israelíes vinculadas a Unit 8200 por parte de las principales empresas tecnológicas de Estados Unidos.

Esto último parece cada vez más probable dado que el padre de Ghislaine Maxwell -uno de los principales co-conspiradores de Epstein en su operación de chantaje sexual relacionado con la inteligencia que involucra a menores- era un agente del Mossad que ayudó a vender software que había sido interceptado por la inteligencia israelí a agencias gubernamentales y a instalaciones sensibles en todo el mundo, incluso en los Estados Unidos.

Como se verá más adelante en este informe, el Primer Ministro de Israel, Benjamin Netanyahu, a quien todas las agencias de inteligencia israelíes responden en virtud de su posición, ha declarado en más de una ocasión que la adquisición de empresas de nueva creación relacionadas con la inteligencia israelí por gigantes tecnológicos extranjeros, especialmente en Silicon Valley, es una política actual y “deliberada” del Estado de Israel.

Los lazos de Carbyne con la inteligencia de EE.UU.

Mientras que Epstein y Barak son los dos financieros de Carbyne cuyos vínculos con la inteligencia son más claros, otro financiador de Carbyne, Peter Thiel, tiene vínculos con la inteligencia de Estados Unidos y un historial de inversión en otras empresas fundadas por antiguos miembros de Unit 8200. Thiel cofundó y aún posee una participación de control en la empresa Palantir, que inicialmente fue financiada con una inversión de 2 millones de dólares del fondo de capital de riesgo de la CIA In-Q-Tel y que rápidamente se convirtió en contratista de la CIA.

Después del éxito de su contrato con la CIA, Palantir se convirtió en contratista de una variedad de agencias federales, incluyendo el FBI, la Agencia de Inteligencia de Defensa (DIA), la Agencia de Seguridad Nacional (NSA), el Departamento de Seguridad Nacional (DHS) y el Comando de Operaciones Especiales del ejército, entre otras. El año pasado, ganó un contrato para crear un nuevo sistema de inteligencia en el campo de batalla para el Ejército de Estados Unidos. Palantir también tiene demanda por su “tecnología de precrimen”, que ha sido utilizada por varios departamentos de policía de Estados Unidos. Según el diario The Guardian, “Palantir rastrea a todo el mundo, desde potenciales sospechosos de terrorismo hasta estafadores corporativos, traficantes de niños y lo que ellos llaman ‘subversivos’…. todo se hace utilizando la predicción”.

Thiel ha ganado atención en los últimos años por su apoyo al presidente Trump y por convertirse en asesor de Trump tras las elecciones de 2016, cuando fue “una fuerza importante en la transición”, según Politico, y “ayudó a llenar puestos en la administración de Trump con su antiguo equipo de trabajo”. Una de esas ex-empleadas fue Trae Stephens, que también forma parte de la junta de asesores de Carbyne. Thiel también tiene lazos comerciales con el yerno de Trump e influyente asesor, Jared Kushner, así como con el hermano de Kushner, Josh. Un ayudante de campaña de Trump le dijo a Politico en 2017 que “Thiel es inmensamente poderoso dentro de la administración a través de su conexión con Jared.”

Thiel también ha respaldado a algunas importantes empresas tecnológicas israelíes de nueva creación conectadas a Unit 8200, como BillGuard, que Thiel financió junto con el ex director ejecutivo de Google Eric Schmidt y otros inversores. BillGuard fue fundado por Raphael Ouzan, un ex funcionario de la Unidad 8200, que forma parte de la junta directiva de Start-Up Nation Central (SUNC) junto con el administrador de fondos de cobertura neoconservador estadounidense Paul Singer, el operativo político y asesor neoconservador Dan Senor, y Terry Kassel, que trabaja para Singer en su fondo de cobertura, Elliott Management.

Peter Thiel saluda a Netanyahu durante una reunión en Israel en 2017. Foto | Israel PM

SUNC es una organización fundada por Paul Singer, que ha hecho grandes donaciones tanto al presidente Trump como al primer ministro israelí Netanyahu. Desde su fundación en 2012, SUNC ha tratado de integrar a las nuevas empresas tecnológicas israelíes conectadas a la Unidad 8200 en compañías extranjeras, principalmente estadounidenses, y ha ayudado a supervisar el cambio de miles de empleos tecnológicos de alto salario de Estados Unidos a Israel.

Otra persona relacionada con Carbyne que vale la pena destacar es el ex jefe del Departamento de Seguridad Nacional, Michael Chertoff, que forma parte de la junta de asesores de Carbyne. Además de los vínculos de Chertoff con el DHS, la compañía de Chertoff, The Chertoff Group, emplea a varios ex miembros prominentes de la comunidad de inteligencia de Estados Unidos como directores, entre ellos Michael Hayden, ex director de la CIA y ex director de la NSA; y Charles Allen, ex subdirector de Inteligencia Central de Recolección de la CIA, que trabajó en la agencia durante más de 40 años.

El Grupo Chertoff tiene un lucrativo contrato de larga duración con la empresa OSI Systems, que produce escáneres de cuerpo entero y se comercializa a sí misma como una solución a los tiroteos masivos y a los eventos de crisis, a diferencia de Carbyne. Mientras la compañía de Chertoff asesoraba a OSI Systems, Chertoff realizó un bombardeo de medios para promover el uso generalizado de las máquinas producidas por OSI Systems e incluso pidió al Congreso que “financiara un despliegue a gran escala de sistemas de próxima generación”. Chertoff no reveló su conflicto de intereses mientras promocionaba públicamente los escáneres de cuerpo completo de OSI.

Algunos también han alegado que la madre de Chertoff, Livia Eisen, tenía vínculos con la inteligencia israelí. Según su obituario de 1998, citado por el investigador y autor Christopher Bollyn y el periodista Jonathan Cook, Eisen participó en la operación del Mossad llamada “Alfombra Mágica” mientras trabajaba para El Al Airlines de Israel. Tanto Bollyn como Cook han sugerido que la participación de Eisen en esta operación encubierta de inteligencia israelí indica fuertemente que tenía vínculos con el Mossad.

La introducción en Silicon Valley

Más allá de sus preocupantes conexiones con los oligarcas de Silicon Valley, la inteligencia militar israelí y el complejo industrial militar estadounidense, las recientes asociaciones de Carbyne con dos compañías tecnológicas específicas -Google y Cisco Systems- levantan aún más banderas rojas.

Carbyne anunció su asociación con Cisco Systems el pasado mes de abril, y esta última anunció que comenzaría a “alinear su gestor de llamadas unificado con la plataforma de gestión de llamadas de Carbyne, permitiendo a los centros de llamadas de emergencia recopilar datos tanto de las personas que llaman al 911 como de los dispositivos cercanos de IO [Internet de las Cosas] de propiedad gubernamental“. Un informe sobre la asociación publicado por la revista Government Technology afirma que “la plataforma de Carbyne se integrará en Cisco Kinetic for Cities, una plataforma de datos de IO que comparte datos a través de la infraestructura comunitaria, las soluciones de ciudades inteligentes, las aplicaciones y los dispositivos conectados”. El informe también señala que “Carbyne también será la única solución 911 en el mercado de Cisco”.

Como parte de la asociación, el Presidente de Operaciones de Carbyne en Norteamérica, Paul Tatro, dijo a Government Technology que la plataforma Carbyne combinaría los datos que obtiene de los teléfonos inteligentes y otros dispositivos conectados a Carbyne con “lo que está disponible a través de cámaras de carretera cercanas conectadas a Cisco, sensores de carretera, farolas inteligentes, parquímetros inteligentes u otros dispositivos”. Tatro afirmó además que “Carbyne también puede analizar los datos que están siendo recogidos por los dispositivos Cisco IoT… y alertar al 911 automáticamente, sin que nadie haga una llamada telefónica, si parece haber un problema digno”, y expresó su opinión de que pronto la mayoría de las llamadas de emergencia no serán hechas por seres humanos, sino “por coches inteligentes, telemática u otros dispositivos inteligentes de la ciudad”.

El presidente ejecutivo de Google, Eric Schmidt, se reúne con Netanyahu en su oficina de Jerusalén. Israel PM | YouTube

Unos meses después de asociarse con Cisco Systems, Carbyne anunció su asociación con Google el 10 de julio, sólo tres días después de que el financiador de Carbyne Jeffrey Epstein fuera arrestado en Nueva York por cargos federales de tráfico sexual. El comunicado de prensa de Carbyne sobre la asociación describía cómo la compañía y Google se asociarían en México “para ofrecer localización móvil avanzada a los centros de comunicaciones de emergencia (ECC) de todo México” tras la conclusión de un exitoso programa piloto de cuatro semanas de duración entre Carbyne y Google en el país centroamericano.

El comunicado de prensa también decía:

Carbyne proporcionará el Android ELS (Emergency Location Service) de Google en tiempo real a partir de las llamadas de emergencia realizadas en dispositivos AndroidTM. La implementación para cualquier ECC en el país no requerirá ninguna integración, ya que Carbyne proporciona numerosas opciones de conexión a su puerta de enlace ELS segura una vez que se aprueba un ECC. La plataforma automatizada Carbyne, que no requiere interacción humana, tiene el potencial de salvar miles de vidas cada año en todo México”.

La razón por la que Carbyne se asocia con Cisco Systems y Google estriba en el papel que Cisco y el ex director ejecutivo de Google, Eric Schmidt, han desempeñado en la creación de una polémica “incubadora” de empresas de nueva creación de tecnología israelíes con profundos vínculos con la inteligencia militar israelí, el donante neoconservador estadounidense Paul Singer y la Agencia de Seguridad Nacional (NSA) de Estados Unidos.

Esta compañía, llamada Team8, es una plataforma israelí de creación de empresas cuyo CEO y cofundador es Nadav Zafrir, ex comandante de Unit 8200. Dos de los otros tres cofundadores de la empresa son también “antiguos alumnos” de la Unidad 8200. Entre los principales inversores de Team8 se encuentra Schmidt, ex director ejecutivo de Google, que también se unió a Peter Thiel en la financiación del BillGuard vinculado a Unit 8200, así como a importantes empresas tecnológicas como Cisco Systems y Microsoft.

El año pasado, Team8 contrató controvertidamente al ex jefe de la NSA y del Comando Cibernético de Estados Unidos, el almirante retirado Mike Rogers, y Zafrir declaró que su interés en contratar a Rogers era que Rogers sería ” un instrumento decisivo para ayudar a diseñar una estrategia ” para la expansión de Team8 en los Estados Unidos. Jake Williams, un veterano de la unidad de ciberpiratero Tailored Access Operations (TAO) de la NSA, dijo a CyberScoop:

“Rogers no se ha incorporado a este puesto debido a su experiencia técnica. …Es sólo por su conocimiento de operaciones clasificadas y su habilidad para influenciar a muchos en el gobierno de los EE.UU. y contratistas del sector privado.”

Team8 también ha sido fuertemente promovido por Start-Up Nation Central (SUNC). SUNC destaca a Team8 y Zafrir en la sección de ciberseguridad de su sitio web y también patrocinó una charla de Zafrir y un economista del gobierno israelí en el Foro Económico Mundial, a menudo conocido como “Davos”, a la que asistió personalmente Paul Singer.

La propia SUNC tiene profundos vínculos con la inteligencia militar israelí, con el ex oficial de la Unidad 8200, Raphael Ouzan, en su junta directiva. Otro ejemplo de los vínculos de SUNC-Unidad 8200 se puede ver con Inbal Arieli, quien se desempeñó como Vicepresidente de Alianzas Estratégicas de SUNC de 2014 a 2017 y continúa desempeñando el cargo de asesor principal de la organización. Arieli, ex teniente de la Unidad 8200, es el fundador y jefe del Programa de Apoyo a la Iniciativa Empresarial y la Innovación (EISP) 8200, que fue el primer acelerador de la puesta en marcha en Israel con el objetivo de aprovechar “la vasta red y el ADN empresarial antiguos alumnos de (la unidad) 8200” y es actualmente uno de los principales aceleradores de empresas en Israel, junto con Team8. Arieli fue el máximo ejecutivo en 8200 EISP mientras trabajaba en SUNC y varios otros miembros del personal de SUNC también están conectados con la inteligencia militar israelí.

Por lo tanto, las conexiones de Google y Cisco con Team8 sugieren que su asociación con otra empresa israelí conectada a la inteligencia militar como Carbyne es una profundización de los vínculos de esas dos empresas con el creciente estado de seguridad binacional que está uniendo a actores clave en el complejo militar-industrial de Estados Unidos y la inteligencia israelí.

Botones de pánico patrocinados por el Mossad, llegando a una escuela cerca de usted

Carbyne no es la única empresa tecnológica israelí vinculada a la inteligencia que se comercializa en Estados Unidos como solución a los tiroteos masivos. Otra empresa israelí de nueva creación, conocida como Gabriel, fue fundada en 2016 en respuesta a un tiroteo en Tel Aviv y al tiroteo en el Pulse Nightclub de Estados Unidos, que tuvo lugar con sólo unos días de diferencia.

Creado por el israelo-estadounidense Yoni Sherizen y el ciudadano israelí Asaf Adler, Gabriel es similar a Carbyne en el sentido de que los elementos de su plataforma de respuesta a las crisis requieren la instalación en teléfonos inteligentes civiles, así como en dispositivos utilizados por los equipos de respuesta a las crisis. La principal diferencia es que Gabriel también instala uno o una serie de “botones de pánico” físicos, dependiendo del tamaño del edificio a asegurar, que también funcionan como dispositivos de comunicación de vídeo y audio conectados a la red Gabriel.

Al igual que con Carbyne, los lazos entre Gabriel y la inteligencia israelí son obvios. De hecho, el consejo asesor de Gabriel está formado por cuatro personas: Ram Ben-Barak, ex director adjunto del Mossad y ex director general del Ministerio de Inteligencia de Israel; Yohananan Danino, ex jefe de policía del Estado de Israel; y Kobi Mor, ex director de misiones en el extranjero de la agencia de inteligencia israelí Shin Bet. El único estadounidense en la junta asesora es Ryan Petty, el padre de una víctima de un tiroteo en Parkland y amigo del ex gobernador de Florida Rick Scott.

El único patrocinador revelado por Gabriel es MassChallenge, con sede en Estados Unidos, una organización sin ánimo de lucro que se dedica a la promoción de empresas en fase de lanzamiento. Gabriel está financiado por la sucursal de MassChallenge en Israel, que se inauguró seis meses antes de la creación de Gabriel y está asociada con el gobierno israelí y el Grupo Kraft. El Grupo Kraft está dirigido por Robert Kraft, que actualmente está envuelto en un escándalo de prostitución y es también un amigo cercano del Presidente Trump.

En particular, una de las expertas destacadas de MassChallenge Israel es Wendy Singer, la directora ejecutiva de SUNC, la organización creada y financiada por el partidario neoconservador de Trump, Paul Singer, con el propósito explícito de promover la creación de nuevas empresas de tecnología en Israel y su integración en empresas extranjeras, sobre todo estadounidenses. Como se señaló en un reciente informe de MintPress sobre SUNC, Wendy Singer es hermana del operativo político neoconservador Dan Senor, quien fundó la ya desaparecida Iniciativa de Política Exterior con Robert Kagan y Bill Kristol, y fue anteriormente directora de la oficina de la AIPAC en Israel durante 16 años.

Los fundadores de Gabriel han sido muy francos sobre el hecho de que el auge de los tiroteos en los EE.UU. ha ayudado enormemente al crecimiento y éxito de su empresa. El pasado mes de noviembre, Sherizen dijo al Jerusalem Post que los nuevos tiroteos masivos en Estados Unidos no sólo aumentaron la demanda de los productos de su compañía, sino que también fueron oportunidades para mostrar la efectividad del enfoque de Gabriel:

“Desafortunadamente cada mes parece que hay otro evento de alto perfil de esta naturaleza. Después del tiroteo en Las Vegas, pudimos mostrar [que] nuestro sistema habría logrado identificar la ubicación del tirador mucho más rápido”.

El Jerusalem Post señaló que Gabriel está listo para obtener ganancias considerables si la preocupación por los tiroteos masivos continúa creciendo en los EE.UU., escribe:

“Con más de 475.000 objetivos fáciles en los EE.UU. y en medio de crecientes temores de seguridad, el mercado potencial para Gabriel es enorme. La compañía podría obtener ingresos de casi 1.000 millones de dólares si sólo el 10% de los objetivos blandos invirtieran alrededor de 20.000 dólares en sus sistemas de alerta”.

Sherizen le dijo al Jerusalem Post:

“Nuestro kit de inicio cuesta $10,000. Dependiendo del tamaño y la composición del edificio comunitario, costaría entre $20 y $30,000 equipar completamente el lugar. Lo hemos hecho muy asequible. Este es un cambio de juego para los ejercicios de encierro y tiro activo que ahora son una parte estándar de la educación de cualquier niño en los Estados Unidos”.

Mucho más que una empresa emergente

Si bien es cierto que es posible que numerosos ex funcionarios y comandantes de agencias de inteligencia israelíes de élite no tengan motivos ocultos para asesorar o fundar empresas emergentes de tecnología, cabe señalar que las principales figuras de las agencias de inteligencia militar de Israel y del Mossad no lo ven de esa manera.

El pasado mes de marzo, el medio de comunicación israelí Calcalist Tech publicó un informe titulado “Israel difumina la línea entre los aparatos de defensa y el centro local de ciberseguridad“, en el que se señalaba que “desde 2012, los proyectos relacionados con la cibernética y la inteligencia que anteriormente se llevaban a cabo internamente en el ejército israelí y las principales armas de inteligencia de Israel se transfieren a empresas que, en algunos casos, se construyeron para este fin“. (énfasis añadido)

El artículo señala que a partir de 2012, las agencias de inteligencia e inteligencia militar de Israel comenzaron a subcontratar “actividades que antes eran gestionadas internamente, con un enfoque en el software y las tecnologías cibernéticas“. (énfasis añadido)

Continúa:

“En algunos casos, se alentó a los gerentes de proyectos de desarrollo de las fuerzas militares y de inteligencia israelíes a formar sus propias empresas, que luego se hicieron cargo del proyecto”, dijo a Calcalist Tech un capitalista de riesgo israelí familiarizado con el tema.

En particular, Calcalist Tech afirma que la controvertida compañía Black Cube fue creada de esta manera y que Black Cube había sido contratada, y probablemente sigue siendo contratada, por el Ministerio de Defensa de Israel. La agencia de seguridad privada Black Cube es conocida por tener dos divisiones separadas para corporaciones y gobiernos. La empresa fue sorprendida recientemente intentando socavar el acuerdo nuclear con Irán -entonces también uno de los principales objetivos políticos del primer ministro israelí Benjamín Netanyahu- al intentar obtener información sobre la “impropiedad financiera o sexual” (es decir, el chantaje) de los altos funcionarios estadounidenses que participaron en la redacción del acuerdo. NBC News señaló el año pasado que “el trabajo político de Black Cube con frecuencia se cruza con las prioridades de la política exterior de Israel”. Como se mencionó anteriormente, una de los cofundadores de Carbyne – Lital Leshem, también veterana de Unit 8200 – trabajó para Black Cube antes de comenzar Carbyne.

La entrada a las oficinas de Black Cube en el piso 26 de una colina de Tel Aviv, el 8 de febrero de 2019. Raphael Satter | AP

Una de las principales empresas descritas en el informe de Calcalist Tech parecía ser una tapadera para la inteligencia israelí, ya que se descubrió que su propietario registrado no existía: ni siquiera los empleados de alto nivel de la empresa habían oído hablar de él; sus direcciones registradas correspondían a lugares inexistentes en la capital de Israel, Tel Aviv; y las tres personas con ese nombre en Tel Aviv negaron toda asociación con la empresa.

Esta compañía -que Calcalist Tech no pudo nombrar ya que el censor militar israelí determinó que hacerlo podría afectar negativamente la “seguridad nacional” israelí- fue creada deliberadamente para servir al ejército israelí y a la inteligencia israelí. También está “centrado en las tecnologías cibernéticas con experiencia en la investigación y desarrollo de productos y aplicaciones avanzadas adecuadas para entidades comerciales y de defensa”. (énfasis añadido) Además, la dirección de la empresa está compuesta en gran medida por “veteranos de las unidades de tecnología militar israelí”.

Notablemente, un ex-empleado de esta compañía le dijo a Calcalist Tech que “cruzar las líneas entre el servicio militar y el empleo en el equipo comercial era ‘común’ mientras trabajaba en la compañía”.

No está exactamente claro por qué la inteligencia militar israelí y otras agencias de inteligencia decidieron comenzar a externalizar sus operaciones en 2012, aunque Calcalist Tech sugiere que el razonamiento estaba relacionado con la diferencia de salarios entre el sector privado y el sector público, siendo el salario mucho más alto en el primero. Sin embargo, es notable que 2012 fue también el año en que Paul Singer – junto con el asesor económico de Netanyahu y ex presidente del Consejo Económico Nacional de Israel, Eugene Kandel – decidió crear Start-Up Nation Central.

Como MintPress señaló a principios de este año, SUNC se fundó como parte de un esfuerzo deliberado del gobierno israelí para contrarrestar el movimiento no violento de boicot, desinversión y sanciones (BDS) y para convertir a Israel en el “poder cibernético” dominante a nivel mundial. Esta política tiene por objeto aumentar el poder diplomático de Israel y, en particular, socavar la BDS, así como a las Naciones Unidas, que han condenado reiteradamente al Gobierno de Israel por crímenes de guerra y violaciones del derecho internacional en relación con los palestinos.

El año pasado, el presentador de Fox News, Mark Levin, le preguntó a Netanyahu si el gran crecimiento observado en los últimos años en el sector tecnológico de Israel, específicamente en las nuevas empresas tecnológicas, era parte del plan de Netanyahu. Netanyahu respondió: “Ese es mi plan… Es una política muy deliberada”. Más tarde añadió que “Israel tenía tecnología porque los militares, especialmente la inteligencia militar, producían muchas capacidades. Estos jóvenes increíblemente dotados, hombres y mujeres que salen del ejército o del Mossad, quieren empezar sus nuevas empresas”.

Netanyahu volvió a esbozar esta política en la Conferencia Cibertech de 2019 en Tel Aviv, donde afirmó que la aparición de Israel como una de las cinco “potencias cibernéticas” más importantes había “requerido que esta combinación de inteligencia militar, academia e industria convergiera en un solo lugar” y que esto requería además permitir que “nuestros graduados de nuestras unidades militares y de inteligencia se fusionaran en empresas con socios locales y extranjeros”.

La relación directa de SUNC con el gobierno de Israel y el exitoso esfuerzo liderado por SUNC y otras compañías y organizaciones para colocar a los antiguos agentes de inteligencia militar y de inteligencia en posiciones estratégicas en las principales compañías multinacionales de tecnología revelan que esta “política deliberada” ha tenido un impacto importante e innegable en la industria tecnológica mundial, especialmente en Silicon Valley.

El Mossad tiene su propio In-Q-Tel

Esta “política deliberada” de Netanyahu también dio lugar recientemente a la creación de un fondo de capital de riesgo dirigido por el Mossad que se centra específicamente en la financiación de nuevas empresas tecnológicas israelíes. El fondo de capital de riesgo, llamado Libertad, fue anunciado por primera vez por la Oficina del Primer Ministro de Israel y fue creado con el propósito explícito de “aumentar la base de conocimientos de la agencia de inteligencia israelí y fomentar la colaboración con la vibrante escena de la puesta en marcha de Israel”. Fue modelado a partir del fondo de capital de riesgo de la CIA In-Q-Tel, que invirtió en varias compañías del Silicon Valley que se convirtieron en contratistas del gobierno y de inteligencia -incluyendo a Google y Palantir- con un objetivo similar en mente.

Libertad se niega a revelar los receptores de sus fondos, pero anunció el pasado mes de diciembre que había elegido cinco empresas en los campos de la robótica, la energía, el cifrado, la inteligencia web, el procesamiento del lenguaje natural y el análisis de textos. Con respecto a su interés en la inteligencia web, un empleado del Mossad dijo al Jerusalem Post que la agencia de inteligencia estaba específicamente interesada en “tecnologías innovadoras para la identificación automática de las características de la personalidad -perfil de la personalidad- basadas en el comportamiento y la actividad en línea, utilizando métodos basados en estadísticas, aprendizaje automático y otras áreas”. (énfasis añadido)

Según el sitio web de Libertad, a cambio de su inversión, ahora fijada en 2 millones de NIS (~580.000 dólares) al año por empresa, “el Mossad recibirá acceso a la propiedad intelectual (producto inicial) desarrollada durante la investigación y el desarrollo (I+D) mientras esté bajo contrato, y una licencia no comercial y no exclusiva para su uso”. El contrato de Libertad con la compañía no le otorgará ningún derecho adicional”. En una entrevista con Calcalist Tech, el director del Mossad, Yossi Cohen, dijo al periódico que la asociación del Mossad con empresas civiles en Israel es “excelente” y que la agencia continuará fortaleciendo esos lazos.

La inteligencia israelí tiene una historia documentada en la colocación de “puertas traseras” en productos tecnológicos con fines de vigilancia, siendo uno de los casos más conocidos el de la reutilización por parte de Israel del software PROMIS, discutido en la Parte III de la serie de MintPress sobre Jeffrey Epstein. Además, dado que la inteligencia estadounidense, específicamente la NSA, tenía “puertas traseras” colocadas en los productos de las principales compañías de Silicon Valley (un servicio realizado por compañías tecnológicas israelíes vinculadas a la inteligencia), el Mossad podría muy bien planear hacer lo mismo con los productos tecnológicos de las compañías que respalda a través de Libertad.

Tim Shorrock, periodista de investigación y autor de Spies For Hire: The Secret World of Intelligence Outsourcing (Espías de Alquiler: El Mundo Secreto de la Externalización de Inteligencia), dijo a MintPress que la continuación de tales prácticas por parte del Mossad a través de Libertad era definitivamente plausible, especialmente dado lo que Shorrock describió como la elección “inusual” de Libertad de no revelar las identidades de las compañías en las que invierte.

“El Mossad está tratando de ocultar en lo que está invirtiendo”, dijo Shorrock, y agregó que el secreto de Libertad “plantea muchos interrogantes”, sobre todo si se tiene en cuenta que fue modelado a partir del In-Q-Tel de la CIA. Shorrock señaló que In-Q-Tel y otros fondos de capital de riesgo vinculados a la inteligencia de Estados Unidos o a las fuerzas armadas de Estados Unidos rara vez, o nunca, ocultan la identidad de las empresas que financian.

Sin embargo, Libertad no es más que la expresión más reciente y pública del interés del Mossad por las nuevas empresas tecnológicas israelíes, la mayor parte de las cuales son creadas por veteranos de la Unidad 8200 u otras agencias de inteligencia israelíes. De hecho, el ex director del Mossad Tamir Pardo declaró en 2017 que “todos” en el sector de la cibertecnología israelí son “antiguos alumnos” de la inteligencia israelí, como el Mossad, o de la inteligencia militar israelí, como la Unidad 8200. Pardo incluso llegó a decir que el propio Mossad es “como una start-up”.

El propio Pardo, después de dejar su puesto como director del Mossad en 2016, se sumergió directamente en el mundo de las nuevas empresas tecnológicas israelíes, convirtiéndose en presidente de Sepio Systems, cuyos dos directores generales son antiguos oficiales de la Unidad 8200. El consejo asesor de Sepio Systems incluye al ex jefe de seguridad de la información de la CIA, Robert Bigman; al ex miembro del Comando de Operaciones Especiales Conjuntas (JSOC) de las Fuerzas Armadas de Estados Unidos, Geoff Hancock; y al ex jefe de la Oficina Cibernética Nacional de Israel y veterano de la inteligencia militar israelí, Rami Efrati. El software de ciberseguridad de Sepio Systems ha sido adoptado por varios bancos, compañías de telecomunicaciones y de seguros, incluso en los Estados Unidos y Brasil.

Pardo no es la única figura prominente en la comunidad de inteligencia de Israel que compara a las agencias de inteligencia israelíes con las nuevas empresas de tecnología. El director de Shin Bet, Nadav Argaman, describió la agencia de espionaje nacional de Israel en términos similares. “El Shin Bet es como un comienzo en evolución, con una fuerza inigualable”, declaró Argaman en un discurso pronunciado en junio de 2017, mientras ensalzaba el uso de la tecnología “precrimen” de la agencia para detener a los palestinos en función de su actividad en los medios sociales.

Argaman, en ese momento, afirmó que más de 2.000 palestinos, a quienes describió como “potenciales lobos solitarios terroristas”, habían sido arrestados como resultado de estos “avances tecnológicos revolucionarios” que utilizan algoritmos de inteligencia artificial para monitorear las cuentas de los medios sociales de los palestinos, especialmente de los palestinos más jóvenes, para el uso de frases “sensibles” que han sido utilizadas por los palestinos que posteriormente cometieron actos de violencia. En el caso de los que utilizan estos términos, “sus teléfonos son rastreados para ver si se encuentran con otros sospechosos, o abandonan sus distritos para acercarse a potenciales objetivos israelíes”. En tales casos, las fuerzas de seguridad detienen al sospechoso”, según un informe de 2017 sobre la práctica de The Economist.

El camino al fascismo, pavimentado por un PROMIS corrupto

Aunque el interés de la inteligencia israelí en las compañías de tecnología se remonta a varios años atrás, hay una historia bien documentada de inteligencia israelí que utiliza software con micrófonos para vigilar y obtener acceso a las bases de datos del gobierno en todo el mundo, particularmente en los Estados Unidos.

Como se mencionó en la Parte III de la serie Epstein de MintPress, se ejecutó un siniestro pero astuto plan para colocar una puerta trasera para la inteligencia israelí en el software del Sistema de Información de Gestión Fiscal (PROMIS), que entonces estaba siendo utilizado por el Departamento de Justicia de Estados Unidos y que era la envidia de las agencias gubernamentales, en particular de las agencias de inteligencia, de todo el mundo. Esta versión intervenida de PROMIS – nacida de la colusión entre Earl Brian, el entonces enviado de Ronald Reagan a Irán, y Rafi Eitan, entonces director de la ya desaparecida agencia de inteligencia israelí Lekem – fue sembrada en todo el mundo por la compañía de Brian, Hadron, así como por el magnate de los medios de comunicación vinculado al Mossad Robert Maxwell, padre de la novia de hace mucho tiempo de Jeffrey Epstein y supuesta madame, Ghislaine Maxwell.

Después de que se descubriera esta primera “puerta trasera” de PROMIS, Israel volvería a tener acceso a las delicadas comunicaciones del gobierno de Estados Unidos, así como a las comunicaciones civiles, gracias a la colusión entre la inteligencia israelí y las compañías de telecomunicaciones y tecnología israelíes, especialmente Amdocs y Comverse Infosys (ahora Verint), que operaban en todo el territorio de Estados Unidos. Hoy en día, las empresas emrgentes conectadas a la Unidad 8200 parecen haber tomado el relevo.

Aunque el software PROMIS es quizás más conocido por ofrecer a la inteligencia israelí una puerta trasera hacia 80 agencias de inteligencia y otros lugares sensibles de todo el mundo durante casi una década, también fue utilizado con un propósito muy diferente por destacados funcionarios vinculados a Irán-Contra.

Una figura clave de Irán-Contra – el teniente coronel Oliver North, entonces miembro del Consejo de Seguridad Nacional – decidió no utilizar PROMIS ni para espionaje ni para política exterior. En cambio, North volvió el poder de PROMIS contra los estadounidenses, en particular contra los considerados disidentes, un hecho que permaneció desconocido durante años.

A partir de 1982, como parte del programa altamente clasificado Continuidad del Gobierno (COG), North utilizó el software PROMIS en un “centro de comando” de 6.100 pies cuadrados en el Departamento de Justicia, así como en una sala de operaciones más pequeña en la Casa Blanca, para compilar una lista de disidentes estadounidenses y “problemáticos potenciales” si alguna vez se invocaba el protocolo COG.

Según un alto funcionario del gobierno con una autorización de seguridad de alto rango y servicio en cinco administraciones presidenciales que habló con Radar en 2008, así fue:

“Una base de datos de estadounidenses que, a menudo por la más mínima y trivial razón, son considerados hostiles y que, en un momento de pánico, podrían ser encarcelados. La base de datos puede identificar y localizar a los ‘enemigos del estado’ casi instantáneamente”.

En 1993, Wired describió el uso de PROMIS por parte de North en la compilación de esta base de datos de la siguiente manera:

“Según las fuentes de PROMIS, North podría haber confeccionado listas de todas las personas detenidas por una protesta política, por ejemplo, o de todas las personas que se hayan negado a pagar sus impuestos. En comparación con PROMIS, la lista de enemigos de Richard Nixon o la lista negra del senador Joe McCarthy parecen muy burdas”.

El programa COG definió este “momento de pánico” como “una crisis nacional, como la guerra nuclear, la disidencia interna violenta y generalizada, o la oposición nacional a una invasión militar estadounidense en el extranjero“, por la cual el gobierno suspendería la Constitución, declararía la ley marcial y encarcelaría a los disidentes percibidos y a otros “no amigos” con el fin de evitar el derrocamiento del gobierno (o de la administración que en ese momento servía).

Esta base de datos secreta ha sido a menudo denominada “Main Core” (Núcleo Principal) por los expertos del gobierno y, lo que es más preocupante, sigue existiendo en la actualidad. El periodista Christ Ketcham, citando a altos funcionarios del gobierno, informó en 2008 que, en ese momento, se creía que Main Core contenía los nombres de hasta 8 millones de estadounidenses. Once años después, es muy probable que el número de estadounidenses incluidos en la base de datos de Main Core haya aumentado considerablemente.

El autor y periodista de investigación Tim Shorrock también cubrió otros aspectos inquietantes de la evolución de Main Core en 2008 para Salon. En ese momento, Shorrock informó que se creía que la administración de George W. Bush lo había utilizado para guiar sus actividades de vigilancia nacional tras los ataques del 11 de septiembre.

Citando a “varios ex funcionarios del gobierno de Estados Unidos con un amplio conocimiento de las operaciones de inteligencia”, Shorrock señaló además que Main Core -como lo era hace 11 años cuando se publicó su informe- contenía “una gran cantidad de datos personales sobre los estadounidenses, incluidas las interceptaciones de la NSA de transacciones bancarias y de tarjetas de crédito y los resultados de los esfuerzos de vigilancia del FBI, la CIA y otras agencias”.

Bill Hamilton, ex funcionario de inteligencia de la NSA y creador original del software PROMIS, dijo a Shorrock en ese momento que creía que “la inteligencia de Estados Unidos utiliza PROMIS como el software principal para buscar en la base de datos Main Core” y así lo habían dicho un funcionario de inteligencia en 1992 y un funcionario de la NSA en 1995. Dan Murphy, ex director adjunto de la CIA, le había dicho a Hamilton que el uso de PROMIS por parte de la NSA estaba “tan mal que el dinero por sí solo no puede curar el problema”. “Creo en retrospectiva que Murphy estaba aludiendo a Main Core”, le había dicho Hamilton a Shorrock.

Aunque la mayoría de los informes sobre Main Core, desde el momento en que se reveló por primera vez hasta el presente, han tratado la base de datos como algo utilizado por el gobierno de Estados Unidos y la inteligencia de Estados Unidos para fines domésticos, MintPress ha sabido que la inteligencia israelí también participó en la creación de la base de datos de Main Core. Según un ex funcionario de inteligencia de Estados Unidos con conocimiento directo del uso de PROMIS y Main Core por parte de la comunidad de inteligencia de Estados Unidos entre los años 80 y 2000, la inteligencia israelí desempeñó un papel en el despliegue de PROMIS por parte del gobierno de Estados Unidos como el software utilizado para el sistema de base de datos de vigilancia nacional Main Core.

En el momento de la muerte del periodista Danny Casolaro, en agosto de 1991, los servicios de inteligencia israelíes seguían involucrados en el programa informático PROMIS robado, pero también en la base de datos del programa informático Main Core. Este mismo funcionario, que decidió permanecer en el anonimato, dijo a MintPress que, poco antes de su muerte, Casolaro había obtenido copias de los listados impresos de la computadora del sistema de base de datos de vigilancia doméstica Main Core, con base en PROMIS, del denunciante de la NSA Alan Standorf, quien fue encontrado asesinado unos meses antes de que el cuerpo sin vida de Casolaro fuera hallado en una habitación de hotel de Virginia Occidental.

La fuente también declaró que el contenido de Main Core había sido utilizado para el chantaje político de miembros del Congreso y su personal, periodistas y otros por Walter Raymond, un alto operador encubierto de la CIA en psyops (“guerra psicológica”) y desinformación que sirvió en el Consejo de Seguridad Nacional del Presidente Reagan durante y después de la creación de Main Core. Si Raymond lo usó para este propósito en la década de 1980, es probable que Main Core también haya sido utilizado por otras personas con acceso a la base de datos con fines de chantaje en los años posteriores.

Dado que se sabía que la inteligencia israelí había colocado una puerta trasera en el software PROMIS, antes de que Earl Brian y Robert Maxwell lo comercializaran y vendieran en todo el mundo, su papel en la decisión del gobierno de Estados Unidos de utilizar PROMIS en la creación de Main Core sugiere que la inteligencia israelí probablemente abogó por la versión de PROMIS que contenía esta puerta trasera, dando así acceso a la inteligencia israelí al Main Core. Dado que los ayudantes y funcionarios de Reagan colaboraron con el “spymaster” israelí Rafi Eitan en sus esfuerzos por crear una puerta trasera en el software para la inteligencia militar israelí, el uso de esta versión de PROMIS en la base de datos Main Core es ciertamente plausible.

Además, el hecho de que se supiera que la inteligencia israelí estaba involucrada en Main Core casi una década después de su creación sugiere que la inteligencia israelí puede haber desempeñado un papel en ciertos aspectos de la base de datos, tales como los criterios utilizados para marcar a los estadounidenses como “hostiles”, y -como Walter Raymond- puede haber utilizado información en la base de datos para chantajear a los estadounidenses. Además, el hecho de que la cooperación entre la inteligencia estadounidense e israelí, en particular entre la Unidad 8200 y la NSA, sólo haya crecido desde 1991, sugiere que la participación israelí en Main Core continúa hasta el presente.

Aunque la existencia misma de Main Core es preocupante por muchas razones, la supuesta participación de un servicio de inteligencia extranjero en la creación, ampliación y mantenimiento de una base de datos con datos personales e información potencialmente dañina sobre millones de estadounidenses detenidos o sometidos a una mayor vigilancia en tiempos de crisis es escalofriante. Es especialmente cierto si se tiene en cuenta que las últimas propuestas de la administración Trump para prevenir los tiroteos masivos antes de que ocurran probablemente usen Main Core para señalar a ciertos estadounidenses que están bajo vigilancia o que podrían ser detenidos, tal como lo hizo la administración de George W. Bush después de los ataques del 11 de septiembre.

Parece que Main Core tiene un doble propósito: en primer lugar, como un sistema de vigilancia masivo para aplastar la disidencia en tiempos de “crisis nacional” -ya sea espontánea o por manipulación- y, en segundo lugar, como una base de datos de chantaje masivo que se utiliza para mantener a todos los posibles oponentes a raya durante las situaciones que no son de emergencia.

La piedra de visión de Peter Thiel

Como se mencionó anteriormente en este informe, Palantir -la compañía cofundada por Peter Thiel- está lista para beneficiarse generosamente de los planes de la administración Trump de utilizar su tecnología “pre-crimen”, que ya es utilizada por los departamentos de policía de todo el país y que también se utiliza para rastrear a los estadounidenses basándose en el enfoque integrador de la compañía en la minería de datos. Palantir, llamado así por las “piedras de visión” en las novelas de El Señor de los Anillos, también comercializa software a agencias de inteligencia extranjeras (y nacionales) que predicen la probabilidad de que un individuo cometa un acto de terrorismo o violencia.

Además de sus productos “pre-crimen”, Palantir ha sido objeto de críticas en los últimos años como resultado de los contratos de la empresa con el Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE), donde creó un sistema de inteligencia conocido como Gestión de Casos Investigativos (ICM). El IB Times describió el ICM como “un vasto ecosistema de datos para ayudar a los funcionarios de inmigración a identificar objetivos y crear casos contra ellos” y también “proporciona a los agentes del ICE acceso a bases de datos administradas por otras agencias federales”. ICM además da acceso al ICE a información personal y sensible de los “objetivos”, como antecedentes escolares, empleo, relaciones familiares, registros telefónicos, historial de inmigración, datos biométricos, antecedentes penales, así como direcciones de casa y del trabajo. En otras palabras, el MCI de Palantir es esencialmente un “Main Core” para los inmigrantes.

En particular, parte de las intenciones originales de Oliver North en “Main Core” era rastrear a los inmigrantes procedentes de América Central, así como a los estadounidenses que se oponían a la política de la era Reagan con respecto a América Central. En ese momento, se creía que Main Core estaba controlado por la Administración Federal de Administración de Emergencias (FEMA), que ahora forma parte del Departamento de Seguridad Nacional (DHS).

VICE News informó en julio que el Centro Regional de Inteligencia del Norte de California, administrado por el DHS, “sirve a unas 300 comunidades del norte de California y es lo que se conoce como un “centro de fusión“, un centro de inteligencia del Departamento de Seguridad Nacional que agrega e investiga información de agencias estatales, locales y federales, así como de algunas entidades privadas, en grandes bases de datos que pueden ser consultadas usando software como Palantir. “VICE señaló además que sólo este centro utilizó Palantir para vigilar hasta 8 millones de Ameicanos. Existen muchos más “centros de fusión” de este tipo en los Estados Unidos.

Si la administración Trump sigue adelante con su propuesta de emplear tecnología para detectar potenciales tiradores masivos antes de que ataquen, la tecnología de Palantir está lista para ser utilizada, dado que ya ha sido empleada por la policía y la inteligencia de los EE.UU. para determinar qué personas corren “el mayor riesgo de estar involucradas en violencia con armas de fuego”, de acuerdo con una investigación de Palantir realizada por The Verge. Además, los estrechos vínculos de Palantir con el gobierno de Trump hacen que el papel de la empresa en un futuro sistema de prevención “precrimen” basado en la tecnología parezca inevitable.

El fundador de Palantir, Peter Thiel, escucha a Trump durante una reunión en la Torre Trump en Nueva York, el 14 de diciembre de 2016. Evan Vucci | AP

Peor aún es la aparente superposición entre Palantir y Main Core. Palantir -que tiene similitudes obvias con PROMIS- ya es conocido por utilizar su software para rastrear amenazas terroristas potenciales, incluyendo amenazas terroristas domésticas, y una categoría de personas a las que se refiere como “subversivas”. El seguimiento de Palantir de estos individuos “se hace todo mediante la predicción”. Los estrechos vínculos de Palantir con la comunidad de inteligencia de Estados Unidos sugieren que es posible que Palantir ya tenga acceso a la base de datos de Main Core. Tim Shorrock dijo a MintPress que el uso de Main Core por parte de Palantir es “ciertamente posible”, especialmente a la luz del uso del término “subversivo” para describir a una categoría de personas a las que su software sigue.

Palantir también tiene presuntos vínculos con la inteligencia israelí, ya que desde hace tiempo se sospecha que ésta ha utilizado a Palantir como parte de sus algoritmos de inteligencia artificial “pre-crimen” contra palestinos después de que Palantir abriera un centro de investigación y desarrollo (I+D) en Israel en 2013. El actual director de Palantir Israel, Hamultal Meridor, fundó previamente una organización de interfaz cerebro-máquina y fue director senior de inteligencia web en Verint (anteriormente Comverse Infosys), que tiene profundas conexiones con Unit 8200, una historia de espionaje en los Estados Unidos y fue una de las dos compañías contratadas por la NSA para insertar una “puerta trasera” en el sistema de telecomunicaciones de los EE.UU. y productos populares de las principales compañías tecnológicas estadounidenses.

Teniendo en cuenta lo anterior, la decisión de Peter Thiel en 2018 de financiar a Carbyne, la empresa emergente vinculada a Unit 8200 que se comercializa a sí misma como una solución tecnológica para los tiroteos masivos en Estados Unidos, sugiere fuertemente que Thiel ha estado anticipando durante algún tiempo los esfuerzos de la administración de Trump para emplear la tecnología de “precrimen” para rastrear y atacar a los estadounidenses que muestran signos de “enfermedad mental” y “tendencias violentas”.

Una pesadilla que ni siquiera Orwell pudo predecir

A principios de agosto, tras el tiroteo en un Walmart de El Paso, el presidente Trump pidió a las grandes empresas de tecnología que colaboraran con el Departamento de Justicia en la creación de un software que “detenga los asesinatos en masa antes de que comiencen” mediante la detección de potenciales tiradores en masa antes de que actúen. Aunque las ideas de Trump no eran muy específicas, ahora hay una nueva propuesta que crearía una nueva agencia gubernamental que usará datos recopilados de dispositivos electrónicos civiles para identificar señales de advertencia de “neurocomportamiento”, marcando así a los “potenciales tiradores” para aumentar la vigilancia y potencialmente la detención.

Esta nueva agencia, propuesta por la fundación dirigida por el ex presidente de NBC Universal y vicepresidente de General Electric Robert Wright, sería conocida como la Agencia de Proyectos de Investigación Avanzada en Salud (HARPA) y sería modelada a partir de la Agencia de Proyectos de Investigación Avanzada en Defensa (DARPA). Según la propuesta, recientemente detallada por el Washington Post, el programa insignia de HARPA sería “Safe Home” (Detener eventos fatales aberrantes ayudando a superar los trastornos mentales), que utilizaría “tecnologías de vanguardia con alta especificidad y sensibilidad para el diagnóstico precoz de la violencia neuropsiquiátrica”, en concreto, “herramientas analíticas avanzadas basadas en la inteligencia artificial y en el aprendizaje automático”.

El programa costaría unos 60 millones de dólares en cuatro años y utilizaría datos de “Apple Watches, Fitbits, Amazon Echo y Google Home” y otros dispositivos electrónicos de consumo, así como información proporcionada por los proveedores de servicios de salud para identificar quién puede ser una amenaza.

El Washington Post informó que el presidente Trump ha reaccionado “muy positivamente” a la propuesta y que estaba “convencido del concepto”. El Post también señaló que Wright ve a la hija del presidente, Ivanka, como “la defensora más efectiva de la propuesta y le ha informado previamente sobre la HARPA en persona”. Ivanka ha sido citada anteriormente como una fuerza impulsora detrás de algunas de las decisiones políticas de su padre, incluyendo su decisión de bombardear Siria después de un supuesto ataque con armas químicas en 2017.

Liz Fed -presidenta de la Fundación Susan Wright, que está dirigida por Robert Wright y creó la propuesta para HARPA y “Safe Home” – dijo a The Post que la propuesta emula a DARPA porque “DARPA es un modelo brillante que funciona. Han desarrollado las capacidades más transformadoras del mundo para la seguridad nacional… No estamos aprovechando las herramientas y tecnologías de que disponemos para mejorar y salvar vidas”. Fed afirmó además que el enfoque tecnológico de DARPA aún no se había aplicado al campo de la salud.

Para cualquier persona familiarizada con DARPA, tales afirmaciones deben sonar inmediatamente como alarmas, especialmente porque DARPA ya está desarrollando su propia solución a los problemas de “salud mental” en la forma de una “interfaz cerebro-máquina” como parte de su programa N3. Ese programa, según los informes, implica “interfaces neurales no invasivas y ‘minuciosamente’ invasivas tanto para leer como para grabar en el cerebro”, ayuda a los soldados a distanciarse “de la culpa emocional de la guerra”, “nublando su percepción” y “programando memorias artificiales de miedo, el deseo y las experiencias directamente en el cerebro”. Aunque el N3 está destinado a mejorar la destreza de los soldados estadounidenses, también se utilizará como medio para llevar a cabo el proyecto de DARPA Neurotecnología Basada en Sistemas para Terapias Emergentes (SUBNETS), cuyo objetivo es “desarrollar un pequeño chip implantado en el cráneo para tratar trastornos psiquiátricos como la ansiedad, el estrés postraumático y la depresión mayor”.

Dado que el asesor científico principal de HARPA es el Dr. Geoffrey Ling, ex director y fundador de la Oficina de Tecnologías Biológicas (BTO) de DARPA, que “combina la biología, la ingeniería y la informática para aprovechar el poder de los sistemas naturales para la seguridad nacional”, parece probable que los programas de investigación de DARPA centrados en la neurología, como las SUBREDES y la N3, se incorporen a la cartera de HARPA, lo que hace que el enfoque de la agencia propuesta con respecto a la salud mental sea muy cuestionable.

Aparte de la naturaleza distópica del enfoque de DARPA y potencialmente de HARPA hacia la salud mental, hay motivos graves de preocupación con respecto a las medidas de la administración Trump para abordar los eventos de tiroteo masivo en Estados Unidos mediante la implementación de tecnología precrimen basada en inteligencia artificial, minería de datos y vigilancia masiva, tecnologías que ya están al acecho gracias a compañías como Palantir y a numerosas empresas de nueva creación de tecnología israelíes lideradas por ex oficiales de la Unidad 8200.

Con compañías como Carbyne -con sus vínculos tanto con la administración Trump como con la inteligencia israelí- y el Gabriel vinculado al Mossad, que también se comercializan a sí mismos como soluciones “tecnológicas” para los tiroteos masivos, al tiempo que se convierten en herramientas encubiertas para la recopilación y extracción masiva de datos, el resultado final es un sistema de vigilancia masiva tan completo y tan distópico que ni siquiera el propio George Orwell podría haberlo predicho.

Después de otro tiroteo masivo catastrófico o evento de crisis, probablemente seguirán esfuerzos agresivos para imponer estas “soluciones” a un público estadounidense asustado por la propia red conectada, no sólo a Jeffrey Epstein, sino a una letanía de crímenes y a una historia aterradora de planes para aplastar a la disidencia interna y a los disidentes potenciales en los Estados Unidos.

Foto de fondo | Gráfico de Claudio Cabrera

WHITNEY WEBB (6/9/2019) es periodista de MintPress News en Chile. Ha contribuido con varios medios de comunicación independientes, incluyendo Global Research, EcoWatch, el Instituto Ron Paul y 21st Century Wire, entre otros. Ha hecho varias apariciones en radio y televisión y es la ganadora en 2019 del Premio Serena Shim por Integridad Sin Compromiso en el Periodismo.

EPSTEIN MUERE: ¿LARGA VIDA A LA CONEXIÓN NUEVO MÉXICO?

El lobo feroz está muerto.

El viernes 9 de agosto de 2019, se revelaron nuevos documentos en el caso contra Jeffrey Epstein que nombraba a varios de los hombres poderosos acusados de abusar sexualmente de menores que el desgraciado financiero les había procurado. Entre ellos se encontraban individuos como el ex gobernador de Nuevo México y candidato presidencial Bill Richardson; el acaudalado financiero Glenn Dubin; el ex senador George Mitchell (quien, al igual que Richardson, también es demócrata); el científico del MIT Marvin Minsky; y el príncipe Andrés.

Al día siguiente, Epstein se suicidó.

Fue, en cierto modo, un final acertado para la saga que comparte más que algunas similitudes con un escándalo británico de hace casi seis décadas conocido comúnmente como el asunto Profumo. Como he notado antes aquí, al menos media docena de familias vinculadas a ese escándalo sexual en particular también aparecen en el libro negro de Epstein. En otro lugar, el presidente Donald Trump emplearía más tarde a una de las figuras clave de Estados Unidos en el escándalo.

Stephen Ward

La figura central de Profumo era un osteópata llamado Stephen Ward que también se ocupaba de conseguir chicas para el Sistema británico. Al igual que Epstein, Ward también presuntamente se suicidó en medio de un proceso judicial derivado de sus peculiares servicios al Sistema. Murió el 3 de agosto de 1963.

El suicidio más reciente ocurrió en una de las prisiones más seguras del país y se produjo después de otra tentativa el 23 de julio. Naturalmente, a Epstein se le había quitado la vigilancia apenas seis días después del intento anterior. No cabe duda de que en un futuro próximo se darán algunas explicaciones fascinantes para tratar de racionalizar la forma en que esa mierda tan descarada podría serlo. Hasta entonces, otra revelación reciente sobre el pedófilo convicto merece ser discutida.

Jeffrey Epstein

Uno de los aspectos más sorprendentes de las revelaciones de Epstein (y eso es decir algo, ya que incluso destacar uno es un poco difícil) son las extrañas acciones en su rancho de Nuevo México ubicado cerca de Stanley, Nuevo México. El último día de julio, el órgano del sistema The New York Times informó que el financiero había intentado utilizar su residencia en Nuevo México para fecundar a cientos de mujeres en un esfuerzo por sembrar a la raza humana con su ADN. Es más, estos planes supuestamente estaban profundamente arraigados en las nociones de transhumanismo y eugenesia.

Con este fin, parece haber cortejado durante décadas a muchos de los principales científicos en un esfuerzo por localizar a un candidato potencial para ayudarlo en estos objetivos. Además de Minsky mencionado anteriormente, incluyó luminarias como Stephen Hawking, Murray Gell-Mann, Stephen Jay Gould, Oliver Sacks, George M. Church (un ingeniero molecular que trabaja para identificar genes que podrían ser usados para crear “humanos superiores”), Frank Wilczek, Steven Pinker, y el archiescéptico Lawrence Krauss. Krauss puede haber sido un buen candidato para Epstein, ya que, según se informa, ha sido acusado de conducta sexual inapropiada durante más de una década. Por supuesto, el movimiento escéptico en el que Krause es tan prominente tiene sus propios lazos curiosos con la pedofilia.

Pero volviendo a Stanley. Las revelaciones del New York Times pusieron a la Conexión de Nuevo México de Epstein en los titulares después de que la guarida suroccidental del delincuente sexual hubiera evitado mucho escrutinio. Mientras que las autoridades federales reabrieron recientemente las investigaciones de las acusaciones de abuso en las residencias de Epstein en la ciudad de Nueva York y Palm Beach, Florida, su rancho en Stanley actualmente sólo está siendo visto por las autoridades de Nuevo México. Epstein tampoco enfrentó cargos criminales en Nuevo México, a pesar de haber sido acusado de abusar allí de una niña de quince años.

Claramente, hay algunas implicaciones bastante llamativas detrás de este más reciente restringido lugar de reunión. Pero antes de llegar a lo bueno, un poco más en el contexto del rancho de Epstein y el área que lo rodea debe tenerse en cuenta. Así que, aquí estás:

Los demócratas, las bases subterráneas y otra conexión con Maxwell

Epstein compró la propiedad del prominente demócrata Bruce King, un gobernador de Nuevo México durante tres mandatos, en 1993. King nació en Stanley y más tarde murió allí. Su familia aún es dueña de gran parte de la tierra alrededor de la parcela de Epstein. Esto incluiría al hijo de King, Gary, un ex fiscal general de Nuevo México y el candidato demócrata a gobernador en 2014.

Bruce King

Otra propiedad vecina es el Rancho Cerro Pelón, actualmente propiedad del diseñador de moda Tom Ford. Naturalmente, Ford es uno de los nombres que aparecen en el libro negro de Epstein. También es otro demócrata. Dada la presencia de la familia King y Epstein en Stanley, la presencia de Ford hace que el pequeño pueblo sea una especie de base del suroeste para la realeza demócrata. Sin duda, Cerro Pelón también proporcionó un nuevo canal a Hollywood.

Extrañamente, el estado de Nuevo México posee un considerable pedazo de tierra justo en medio de la parcela de Epstein. Nada está presente en este tramo excepto una estructura construida en el suelo en el extremo sur. Esto trae a la mente las acusaciones de larga duración de que Nuevo México es una ubicación para una serie de bases subterráneas masivas esparcidas a través de estos Estados Unidos y más allá. El lugareño de Nuevo México a menudo se refiere a la base de Dulce, y supuestamente está ubicada debajo de la Mesa Archuleta en la frontera de Colorado/Nuevo México. En algunos relatos más dudosos, se dice que la instalación está controlada por extraterrestres. La Fuerza Delta incluso presuntamente se involucró en un tiroteo con los grises en algún momento allí abajo.

La extraña estructura localizada en el terreno de Nuevo México en el medio del rancho de Epstein

Como no es de extrañar, las acusaciones sobre Dulce se originan en una campaña de desinformación llevada a cabo por la Oficina de Investigaciones Especiales de la Fuerza Aérea (AFOSI) contra un excéntrico inventor y hombre de negocios llamado Paul Bennewitz. A finales de la década de 1970, la ciudad de Dulce se había convertido en un punto crítico para las mutilaciones de ganado. Con este telón de fondo, Bennewitz se convenció de que estaba siendo testigo de OVNIs sobrevolando la cercana Base de la Fuerza Aérea de Kirkland, que en realidad se utiliza para probar aviones experimentales y similares en el Centro de Evaluación y Pruebas Operativas de la Fuerza Aérea. Se ha propuesto que, en un esfuerzo por alejar a Bennewitz de Kirkland, donde pudo haber revelado un verdadero proyecto clasificado, la AFOSI cocinó el mito de Dulce. Probablemente el mejor relato de estas travesuras se puede encontrar en el Proyecto Beta de Greg Bishop. Este investigador también se ha referido al llamado “asunto Bennewitz” antes aquí y aquí.

PaulBennewitz

A pesar de los dudosos orígenes de las afirmaciones relativas a la instalación de Dulce, las alegaciones de bases subterráneas aún persisten. Y es bastante inexplicable que el estado de Nuevo México tenga una extensión de tierra que posee lo que parece ser la entrada a una instalación subterránea en medio de la tierra de Epstein.

Lo que no es especulativo es la presencia del altamente reservado Laboratorio Nacional de Los Álamos a menos de una hora de distancia. Hasta ahora, el espectro de la cercana Los Álamos no parece haber atraído mucho escrutinio de los teóricos de la conspiración, lo cual es extraño considerando su conexión con la familia Maxwell.

Como muchos de ustedes sin duda saben, una mujer llamada Ghislaine Maxwell ha estado estrechamente vinculada a las desventuras de Epstein. De hecho, a menudo se la describe como la “madame” del financiero. Ghislaine también procede de una familia con un pasado bastante profundo, sobre todo de su padre Robert, que supuestamente ha espiado para el KGB, el Mossad y el MI6 en varios episodios. Tampoco se trata de una lista completa de los servicios de inteligencia a los que Maxwell estuvo vinculado a lo largo de su extravagante vida. Para el público en general, sin embargo, se le conocía principalmente como ex diputado laborista y magnate de la industria editorial, algo parecido a un izquierdista Rupert Murdoch (que era un rival frecuente de Maxwell’s).

Al igual que Epstein, Robert Maxwell cultivó a la comunidad científica, tanto en el Este como en el Oeste. De hecho, sus vínculos con los científicos soviéticos parecen haber llevado a una relación de décadas con varias agencias de inteligencia del Este y del Oeste. Su primera editorial, Pergamon Press, se especializó en revistas científicas. Fue creada por el MI6 con el objetivo de permitir a Maxwell cultivar la comunidad científica soviética en aras del espionaje. Esto fue tratado brevemente por este investigador antes aquí.

Pergamon Press

Sin embargo, no fue hasta que Maxwell comenzó a espiar para Israel que puso su mirada en Los Álamos. A principios de los años ochenta, los israelíes habían conseguido adquirir una versión de PROMIS, un programa informático polémico desarrollado por Inslaw. Inslaw había desarrollado PROMIS en nombre del Departamento de Justicia para crear una base de datos con capacidad de búsqueda de archivos en el sistema judicial federal. En cierto modo, se trataba de una especie de motor de búsqueda inicial y, como tal, sería de gran interés tanto para los organismos gubernamentales como para las empresas multinacionales que trataban de digitalizar sus registros.

Como tal, tanto la CIA como el Mossad crearon por separado versiones alternativas de PROMIS con una “puerta trasera” insertada que permitiría a estas agencias de inteligencia ver los archivos en las bases de datos de PROMIS sin que los usuarios tuvieran conocimiento de las escuchas clandestinas. Cuando el Mossad comenzó a comercializar esta versión “mejorada” de PROMIS, Maxwell fue contratado como una especie de vendedor.

Un objetivo particular que los israelíes tenían en mente era Los Álamos, hogar de varios secretos nucleares estadounidenses y otras tecnologías de vanguardia relacionadas con la defensa. Naturalmente, Maxwell tomó la delantera en la venta de Los Álamos en esta versión “mejorada” de PROMIS. En 1984, aprovechó sus contactos en el Partido Republicano para reunirse con funcionarios del Laboratorio Nacional Sandia, ubicado en la Base de la Fuerza Aérea de Kirkland. Sandia es parte de la red de Los Álamos, y especialmente cercano a la investigación nuclear estadounidense.

Maxwell cerró el trato menos de un año después, dando a los israelíes un acceso sin igual a los secretos nucleares estadounidenses en el proceso.

“A principios de febrero de 1985, Robert Maxwell regresó a los laboratorios de Sandia, acompañado una vez más por un asistente y una secretaria del IOD. Había venido a firmar el contrato para que Sandia comprara los derechos exclusivos del software Promis. Él rubricó cada página del documento y firmó su nombre con floritura en la última página, como presidente y director ejecutivo. Una vez refrendado, puso una copia del contrato en su maletín. Cerrándola, le entregó la maleta al ayudante, despidiéndolo a él y a la secretaria con el familiar gesto de su mano.

“Maxwell recibió un almuerzo de celebración en la sala de juntas de Sandia. Luego él y su séquito volvieron al jet privado que los esperaba. Mientras volaba sobre el desierto, pasó una vez más por el pueblo con el profético nombre de Verdad y Consecuencias.

“Para el desprevenido Sandia, la verdad es que Israel ahora tenía un espía electrónico en medio de la , hasta ahora, más segura de todas las instalaciones nucleares.

“Fue un triunfo significativo para el estado judío, para su principal servicio de inteligencia, el Mossad, y para Rafi Eitan. Significaba que Israel podría depender menos de los Estados Unidos para asegurar que su arsenal nuclear en el desierto del Néguev se mantuviera a la vanguardia del desarrollo. Aseguraría que Israel siguiera siendo la única potencia nuclear en Oriente Medio”.

(Robert Maxwell, Israel’s Superspy, El Superespía de Israel, Gordon Thomas & Martin Dillon, pág. 101)

Robert Maxwell

¿Se dio cuenta Epstein del valor del espionaje científico de Ghislaine, que a su vez lo había aprendido de su padre? Ciertamente es posible, pero Epstein no parece haber estado trabajando principalmente para un servicio de inteligencia extranjero. Mientras que Epstein tiene fama de haber tenido lazos con la comunidad de inteligencia de los Estados Unidos (brevemente mencionado antes aquí), este investigador sospecha que sus actividades en Stanley eran de una naturaleza mucho más privada. Pero, ¿qué fue lo que finalmente impulsó estos esfuerzos?

Eugenesia, Transhumanismo, Neo-liberalismo y Neo-reacción

Puede haber poca duda de que Epstein había abrazado de todo corazón la eugenesia a principios del siglo XXI, si no antes. El artículo del New York Times señaló que Epstein se oponía a los esfuerzos para reducir la hambruna y mejorar la atención de la salud de los pobres sobre la base de que esto aumentaría la sobrepoblación. Se dice que su plan para crear una raza maestra basada en su ADN se basó en el Repositorio para la Elección Germinal, un banco de esperma que supuestamente sólo aceptaba donaciones de los ganadores del Premio Nobel en un esfuerzo por “fortalecer” la reserva de genes humanos. El único donante conocido del Depósito fue William Shockley, el supuesto inventor del transistor que dedicó gran parte de la última parte de su vida a la continuación de la eugenesia. Puede encontrar más información sobre Shockley aquí.

William Shockley

Aún más curiosos son los vínculos de Epstein con el movimiento transhumanista, que busca mejorar la condición humana a través de la ciencia. Estos esfuerzos implican la extensión de la vida, la manipulación genética, la fusión con la IA y la carga potencial de la conciencia humana. En su centro está la obsesión por liberarse de los confines de la mortalidad. Como no es de extrañar, el transhumanismo ha sido comparado a menudo con una forma moderna de eugenesia.

Los transhumanistas han rechazado en gran medida estas acusaciones sobre la base de que el transhumanismo tiene un objetivo más amplio que la eugenesia, que se basa en gran medida en la modificación genética asociada a la reproducción. El transhumanismo se ocupa de mejorar la población humana por todos los medios necesarios. Al rechazar las nociones racialistas y clasistas que subrayan la eugenesia “tradicional”, los transhumanistas ven un nuevo mundo feliz impulsado por una visión “humanista” del mundo. Lo que sucedería con aquellos que no quieran ser “mejorados” o que no pueden permitirse el lujo de serlo, es generalmente vago.

El transhumanismo tiene sus orígenes en las reflexiones de finales del siglo XIX de los Cosmistas rusos, pero no comenzó a emerger en su forma actual hasta la década de 1980. A finales de la década de 1990, gran parte del movimiento se había organizado en torno a la bandera de la Asociación Transhumanista Mundial, ahora conocida como Humanidad +. Como era de esperar, Epstein fue uno de los patrocinadores de este grupo.

Una curiosa figura vinculada a Humanity+ es Patri Friedman, nieto del economista Milton Friedman, ganador del Premio Nobel. Friedman es muy conocido por estar a la vanguardia de la famosa Escuela de Economía de Chicago, pero también fue parte de un movimiento más amplio que ayudó a engendrar el movimiento neoliberal de la posguerra, cuyos cimientos se establecieron con la influyente y secreta Sociedad Mont Pelerin. Además de Friedman, entre sus miembros se encontraban varias de las luces orientadoras del movimiento libertario estadounidense moderno, como Ludwig von Mises (él de la escuela austriaca aún más radical) y Friedrich Hayek.

“… en la primavera de 1947… un grupo de intelectuales se reunió en el otro extremo del lago, en la base del Mont Pelerin. Tomando su nombre del lugar, la Sociedad Mont Pelerin (MPS) se convirtió en el germen de lo que su organizador Hayek llamó “el movimiento neoliberal”. Entre ellos se encontraban Mises, Ropke, Robbins y dos futuros ganadores del Premio Nobel de la Paz, Milton Friedman y George Stigler……

“En palabras de Hayek, la intención del MPS era permitir `el contacto personal entre los proponentes del neoliberalismo’, `construir un edificio coherente de… pensamiento neoliberal, y elaborar su aplicación práctica a los problemas de los diferentes países”. Esto implicó el contacto personal, así como la traducción y distribución de textos clave para estimular el “flujo de ideas neoliberales”. Al igual que las reuniones de Ginebra y París de los años treinta, el MPS era global tanto en su mandato como en su objetivo de estudio. Hayek sentía que los socialistas habían monopolizado durante demasiado tiempo el lenguaje del internacionalismo. Los neoliberales necesitaban tener el valor de sus convicciones y mostrar la audacia de hacer lo que los socialistas habían hecho durante medio siglo: soñar con la utopía. Deben concebir el mundo que quieren ver, aunque parezca poco práctico o inverosímil”.

(Globalists: The End of Empire and the Birth of Neoliberalism, Globalistas: El fin del imperio y el nacimiento del neoliberalismo, Quinn Slobodian, pgs. 126-127)

Milton Friedman

Tristemente, el mundo con el que estos hombres soñaban era la mayoría de las veces de naturaleza distópica. Como se ha detallado en obras como la clásica La doctrina del Shock de Naomi Klein, el neoliberalismo ha reducido frecuentemente a las naciones a un estado feudal y las ha mantenido en un estado de terror perpetuo por parte de los servicios de seguridad. En otras palabras, bastante darwinista, lo que sin duda atraería mucho a los Jeffrey Epsteins del mundo. Como tal, no debería sorprender que esta ideología derivada del MPS sustente gran parte de la ideología “globalista” y “nacionalista” de principios del siglo XXI.

Por ejemplo, el nieto de Friedman. Patri está considerado a la vanguardia de una ideología de extrema derecha conocida como “neorreacción” (a veces abreviada como NRx) o la más elegante “Iluminación oscura”. Otros pensadores destacados son Nick Land y Curtis Yarvin, a quienes a menudo se les acredita como los fundadores. Tanto Land como Yarvin han rendido homenaje a la influencia del multimillonario inversor tecnológico Peter Thiel en su pensamiento. La neorreacción ha sido descrita como un futurismo post-libertario, con un fuerte fetichismo por las estructuras sociales autoritarias y/o monárquicas. Me he referido brevemente a esta ideología antes aquí. Aquí se puede encontrar una explicación mucho más sustanciosa.

Aunque a menudo se lo describe como un movimiento altamente marginal, gran parte de su inspiración proviene de ideologías de élite como el neoliberalismo y el transhumanismo. Como tal, no es sorprendente encontrar al nieto de Milton Friedman entre sus filas. Pero aún más curioso es que la contribución más notable de Patri a la neorreacción parece haber sido inspirada por Epstein. Shuja Haider escribiendo para la revista Viewpoint Magazine:

“Pero el ala más utópica (¿distópica?) de NRx pretende literalmente construir ciudades Lovecraftianas en el mar. Este proyecto, llamado Seasteading, es promovido por el co-conspirador de Yarvin, Patri Friedman, cuyo abuelo, Milton Friedman, es el economista responsable de las políticas de libre mercado más extremas del mundo moderno. Peter Thiel fue una vez el principal patrocinador de Seasteading, así como inversor en Urbit.

“No es difícil entender por qué los estados soberanos flotantes, fuera de la jurisdicción de cualquier nación existente, atraerían a los super-ricos. En su forma más inocua, podrían servir como una extensión de un banco extraterritorial, permitiendo la evasión de cualquier tipo de política fiscal redistributiva. También recuerdan las actividades de hombres ricos como Jeffrey Epstein, quien utilizó su isla caribeña privada para organizar fiestas bacanales para sus amigos millonarios y multimillonarios, supuestamente en torno a la agresión sexual de menores”.

Patri Friedman

Epstein había utilizado su isla, situada entre el Gran Santiago (la isla de Epstein es conocida como el Pequeño Santiago) y Santo Tomás en las Islas Vírgenes, para evitar las leyes nacionales, años antes de que Friedman y otros neorreaccionarios idearan el esquema de construir sus propios estados soberanos en el mar. Por supuesto, tanto Epstein como Friedman estuvieron involucrados en Humanity+ juntos, pero no se sabe si se han conocido.

Pero Epstein ciertamente parece ser el tipo de hombre para el que la neorreacción tendría cierto atractivo.

Dentro del laberinto

isla-pequeña-saint-james

Uno de los aspectos más inquietantes del Rancho Zorro de Epstein y del Pequeño Santiago es la presencia de laberintos. En cuanto a este último, el extraño templo situado en Little Saint James estaba rodeado por una línea de palmeras y una terraza en forma de laberinto (que se puede ver aquí). También hay un enorme laberinto detrás de la mansión de Epstein que parece haber sido pintado en las cimas de rocas y arbustos.

la imagen superior es el estado actual del laberinto del Rancho Zorro. Se puede ver en la esquina superior izquierda de la imagen inferior durante sus mejores días.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Los laberintos eran, por supuesto, muy populares en el mundo antiguo. Fácilmente el más conocido fue el que se encuentra en Knossos en Creta. Es este laberinto del que se derivó la leyenda del Minotauro. Es probable que este mito se inspirara especialmente en los ritos de los osos pardos.

“El confuso laberinto de pasillos, además, es un diseño inadecuado para una residencia. Pero un laberinto es lo que uno encuentra en Knossos. Un laberinto, por usar su nombre real, una palabra asimilada al griego desde la lengua pregriega, como es el nombre del propio Cnossos. Un laberinto es el “lugar de los labrys”. Un’labrys’ es un doble eje, un eje con bordes que cortan en ambas direcciones. Era un símbolo de la religión practicada en Cnossos, como el crucifijo en el cristianismo. Se han encontrado ejemplares ornamentales, así como implementos mucho más resistentes para su uso real.

“Y como la cruz, era el símbolo de la muerte sacrificial. Los labris se utilizaban para sacrificar el toro, y el toro era la manifestación taurina de la consorte de la reina bovina. Originalmente no era un toro, sino la propia consorte, la víctima. Entre los dos bordes de un hacha que corta en ambas direcciones está la línea divisoria aguda, el borde de la navaja, el punto más central – más allá del cual se encuentra otro mundo. Los labris simbolizan la renovación a través de la muerte, y cuando los reyes se volvieron menos prescindibles, otros seres humanos llegaron a ser sustituidos en el papel del rey, supuestamente como víctimas voluntarias de sacrificios, uniendo a los vivos con los muertos para revitalizar la fertilidad de la Diosa y de las mujeres mortales que se unieron como una trinidad de hermanas en su adoración. El laberinto mismo, con sus pasadizos contorsionados y confusos, era emblemático de la Diosa, como un laberinto de entrañas que conducen al vientre materno, que es la puerta de entrada a la vida y a la muerte.

“En el centro del laberinto de Cnossos había un patio, donde la ofrenda de las víctimas humanas se realizaba como una danza acrobática con un toro real. Tanto hombres como mujeres recibieron este honor mortal, dos grupos de siete cada año, en la época de Teseo, antes de poner fin a esta práctica. Cuando el toro se abalanzaba, se esperaba que los bailarines agarraran los cuernos del toro e intentaran darse la vuelta en una voltereta a través de los cuernos y por encima de la espalda del toro, para aterrizar en posición vertical y con gracia detrás del toro. Una tarea difícil, y muy a menudo, sin duda el bailarín fracasaba, pero incluso un roce cercano con la muerte podría satisfacer la necesidad, o demostrar el momento de benevolencia de la deidad. El estrecho y peligroso pasillo a través de los cuernos era otro camino que simbolizaba el punto donde se reunían la vida y la muerte”.

(The World of Classical Myth, El Mundo del Mito Clásico, Carl A.P. Ruck & Danny Staples, pág. 28)

labyrs

Por razones obvias, ver este símbolo en dos de las residencias de Epstein es bastante siniestro, por decirlo suavemente. Aún más curioso es el hecho de que ambos laberintos sólo pueden ser vistos correctamente desde el cielo.

Lo que plantea la pregunta, ¿quién exactamente está destinado a ver este símbolo, con todas sus siniestras implicaciones, proyectado por Epstein?

Conclusiones

Entonces, ¿qué debemos hacer con todo esto? ¿El Rancho Zorro de Epstein estaba destinado a ser el sitio de algún tipo de experimento encubierto? Considere: hay mucho misterio en torno al tamaño de la fortuna de Epstein y de dónde viene. Pero posiblemente una pregunta más prudente es ¿hacia dónde va todo esto?

Aunque a Epstein se le describía a menudo como un gestor de fondos de cobertura, no parece que haya invertido mucho en los últimos años, si no en décadas. Por supuesto, es bastante plausible que Epstein haya ganado sumas considerables de dinero con el tráfico sexual y el blanqueo de dinero, ¿pero estaba ocupado con todo esto? Aunque sin duda sus honorarios legales y el mantenimiento de sus propiedades son bastante caros, se creía que era un millonario, o algo parecido.

Se sabe que Epstein ha proporcionado fondos para investigadores como George M. Church, quien ha propuesto que la modificación genética podría utilizarse para crear seres humanos superiores. Pero antes de que este tipo de investigación pudiera llevarse a cabo, tendría que superar una serie de obstáculos legales que podrían llevar años, si no décadas, para ser resueltos.

George M Church

Pero si el Sr. Epstein estuviera lo suficientemente decidido, ¿podría haber patrocinado potencialmente este tipo de investigación bajo tierra? Su propio abogado ha reconocido que Epstein tenía interés en la manipulación genética. El financiero ciertamente tenía los medios financieros disponibles, y poseía varias propiedades aisladas, sobre todo el Rancho Zorro. Esta ubicación en particular también se encuentra cerca de una de las principales instituciones científicas de estos Estados Unidos. Y luego está el extraño terreno que el estado de Nuevo México posee en el centro de la propiedad de Epstein que parece albergar algún tipo de instalación subterránea.

¿Fue Epstein un agente de algún aspecto de la comunidad de inteligencia (privada) involucrado en una investigación “canalla”? Por muy descabellada que parezca esta posibilidad, no se puede descartar por completo. El gran Gordon White de Rune Soup ha demostrado de manera convincente cómo los fondos ilícitos generados por el tráfico de drogas se han utilizado para financiar proyectos negros durante décadas. Pero el dinero de la droga no era seguramente la única fuente de ingresos. Tanto el tráfico sexual como el lavado de dinero pueden ser igualmente lucrativos.

¿Y qué hay del simbolismo del laberinto? ¿Se trata de un vistazo al sistema de creencias de la élite, que también parece incorporar a los “antiguos astronautas”? Ciertamente, esta sería una explicación obvia para quien pretende ver estos laberintos desde el cielo.

Pero en este punto debo advertir que se debe leer mucho en estas revelaciones. Fueron hechas por el New York Times, después de todo. De hecho, la fuente de estas revelaciones es uno de los aspectos más desconcertantes de la Conexión de Nuevo México ya que muchos de los jugadores que rodean al Rancho Zorro pertenecen firmemente al Sistema Liberal.

Como tal, nada en concreto puede ser conjeturado de estas revelaciones más allá del hecho de que son increíblemente extrañas, y que proporcionarán más combustible a los más trastornados teóricos de la conspiración por ahí. ¿O tal vez esa fue la intención todo el tiempo?

O tal vez no. En Robert Maxwell, el súper espía israelí, Gordon Thomas y Matt Dillon proponen que la muerte súbita de Robert Maxwell en 1991 al caer de su yate al océano fue de hecho un golpe llevado a cabo por Israel. Con el imperio de Maxwell revelándose en ese momento, los israelíes habrían tenido numerosas razones para matarlo, pero ciertamente su conocimiento del robo de secretos nucleares estadounidenses por parte del estado judío seguramente habría sido una de las primeras de la lista.

El yate de Maxwell, que naturalmente se llamaba “Ghislaine” en honor a su hija favorita

¿Había una preocupación similar entre el estado profundo por el conocimiento que Epstein tenía de los proyectos negros? ¿Fue el New York Times espoleado por el mismo Epstein o alguien cercano a él? Mientras que The Times hace todo lo posible para que la obsesión eugenista de Epstein se convierta en un tema cómico, las implicaciones detrás de lo que el artículo revela son bastante asombrosas y cortan el corazón reputado del gobierno en la sombra.

Sin duda las revelaciones del 9 de agosto también fueron preocupantes en ciertos lugares. Pero muchos de los nombres como Bill Richardson (otro demócrata de Nuevo México) y el príncipe Andrés ya habían estado vinculados a Epstein durante años. Y las revelaciones de Jimmy Savile hicieron que las nociones de los círculos de pedofilia de la élite fueran mucho menos tabú de lo que nunca han sido.

Pero las implicaciones del artículo del New York Times –que el tráfico sexual de menores puede estar proporcionando fondos para la investigación clandestina centrada en la eugenesia– es algo totalmente distinto. Aclaremos el deseo de Epstein de congelar su pene todo lo que queramos, pero estas revelaciones están en un nivel completamente diferente. ¿Epstein o alguien cercano a él (como, digamos, la hija de Robert Maxwell, Ghislaine) filtró esta alta extrañeza a The Times como parte de una póliza de seguro tras el primer intento de “suicidio” de Epstein?

Jeffrey Esptein y Ghislaine Maxwell

Obviamente, no funcionó, ya que murió diez días después. Pero su muerte, que se produjo después de que los documentos de sus problemas legales se destaparon, y no después de que el artículo de The Times fuera publicado, puede constituir un desprecio de mano de un experto. Y esto asumiendo que Epstein fuera el informante. Una cierta ex madame suya sigue viva en la actualidad y ha evitado en gran medida cualquier enredo legal hasta ahora por su papel en su operación. ¿Aprendió Ghislaine de su padre sobre qué tipo de pólizas de seguro debe tener a mano? Ciertamente, ella fue el único miembro de la familia que insistió en que su padre fue asesinado inmediatamente después de su muerte, según Thomas y Dillon.

Donald Trump-Ghislaine Maxwell

A diferencia de mis escritos anteriores sobre Epstein, este post es altamente especulativo (y un poco irónico, en caso de que te preguntes por qué mencioné el duelo de la Fuerza Delta con los grises). Pero pensé que estaba justificado en un esfuerzo por darle sentido a la Conexión de Nuevo México y todo lo que implica. Con Epstein ahora muerto, probablemente nunca sabremos cuán relevante fue la conexión. Pero es claramente una parte del legado de Epstein y debe tenerse en cuenta para obtener una imagen completa de esta farsa. Esperamos que este artículo haya contribuido de manera significativa a este panorama.

Y con eso, me despido por ahora, queridos lectores. Manténganse en sintonía hasta la próxima vez.

RECLUSE                                                             VISUP

EPSTEIN Y LA MÁQUINA DE MENTIRAS ESTADOUNIDENSE

GORDON DUFF                Empecemos con por qué Jeffrey Epstein es una gran noticia. Fue Epstein quien presentó Melania a Donald, es Epstein el que es nombrado en la infame demanda “Jane Doe” por agredir sexualmente a una niña de 12 años con la plena participación de Donald Trump. Es por eso que la historia de Epstein domina las noticias estadounidenses, es vista como una apertura para derribar a Donald Trump.

La historia de Epstein toca en todas partes, desacredita la justicia estadounidense, los medios de comunicación estadounidenses, llega a la Casa Blanca, tal vez a través de numerosos ocupantes y finalmente se instala en un misterio continuo, aún protegido por unos medios de comunicación controlados, ya que nos lleva no a uno sino a 20 multimillonarios, una sociedad secreta ligada a Epstein, que representa el poder de Israel sobre los gobiernos de los Estados Unidos, Gran Bretaña y Canadá.

Esto hace que resolver el misterio de Epstein sea la clave para entender los eventos que se acercan cada vez más a una guerra que probablemente empequeñecerá los conflictos después del 11 de septiembre.

¿Cuál es la verdadera historia? En primer lugar, el sexo con niños no es nada nuevo en Estados Unidos. El sexo infantil era la norma cuando los peregrinos desembarcaron en Plymouth Rock en 1620 y sólo cambió para convertirse en una herramienta conveniente para difamar a los opositores políticos.

Durante dos siglos, niñas de tan sólo 12 años fueron casadas regularmente, a veces por la fuerza, con hombres de hasta 70 años, mientras que otras fueron vendidas como esclavas para trabajar en los molinos o para unirse a las interminables hordas que servían en los burdeles de Estados Unidos.

Todos los pueblos y aldeas de Estados Unidos todavía tienen burdeles, por lo general habitaciones o remolques para acampar detrás de librerías para adultos o salones de masajes. Servicios similares están disponibles en los mejores hoteles de Nueva York, Washington y otros lugares, sólo pregunte al conserje. La hipocresía no es exclusivamente estadounidense, pero florece en Estados Unidos envuelta en la bandera y la Biblia como ningún otro lugar en la tierra.

Para aquellos que no están familiarizados con la historia de Epstein, todo comenzó en 2003 con una escritora de Vanity Fair, Vicky Ward, quien escribió una historia sobre un misterioso individuo que decía ser multimillonario, llamado Epstein. Epstein tenía poca educación formal, pero por razones desconocidas obtuvo un prestigioso trabajo de enseñanza y luego pasó a las operaciones más corruptas del esquema Ponzi en Wall Street. Detrás de todo esto estaba la historia cada vez más colorida de Epstein de violar a niños y hacerlo supuestamente con la ayuda de Ghislaine Maxwell, hija del infame Robert Maxwell, magnate británico de los medios de comunicación y presunto chantajista del Mossad que fue asesinado en 1991.

Nuestras fuentes dicen que Epstein y Maxwell operaban desde una fabulosa casa de piedra de Nueva York perteneciente a un líder de la industria de la ropa al por menor y partidario de Israel. La naturaleza de esa relación, ciertamente “profundamente personal” o más, está prohibida en los medios de comunicación estadounidenses.

Basta decir que Epstein fue obsequiado con la propiedad en Nueva York, se rumorea que vale más de 50 millones de dólares y, además, se dice que la mayor parte de la riqueza pública de Epstein proviene de la inversión de fondos para ese mismo cliente, aquel con el que Epstein tenía esa relación tan personal, una amistad muy muy cercana entre hombres.

Durante dos décadas, aún más, Epstein, Maxwell y otros, incluyendo pero no limitándose a Donald Trump, el abogado Alan Dershowitz e incluso el príncipe Andrés, fueron acusados de violar a niños y de construir una trama de contactos que atrajeron a las niñas de las escuelas hacia la red para que se sometieran a todos los tipos de perversidad que se pudieran imaginar.

Mientras tanto, los medios de comunicación informaron poco o nada de esto a pesar de las interminables quejas criminales y demandas civiles. La evidencia ahora muestra que los testigos fueron sobornados, la policía acosada por un gran bufete de abogados de Washington y una agencia de inteligencia extranjera en realidad bloqueó un juicio en 2008, lo que recientemente condujo a la dimisión del Secretario de Trabajo de los Estados Unidos, Andrew Acosta.

Acosta afirma que ordenó el procesamiento “blando” de Epstein por numerosos cargos de violación infantil porque Epstein trabajaba para una agencia de inteligencia, aunque no para una agencia de inteligencia estadounidense. Entendemos que Acosta hizo esta suposición como la probable co-acusada de Epstein, Ghislaine Maxwell, ha sido reputada por mucho tiempo como un oficial de alto rango del Mossad.

Sin embargo, no hay evidencia que confirme esto o que Epstein y Maxwell hayan estado chantajeando a miembros del congreso, jueces de la Corte Suprema y “capitanes de la industria” durante décadas. Aún así, estos rumores y acusaciones se repiten sin cesar.

Lo que es importante señalar, sin embargo, es que hasta hace unos días, la historia de Epstein era tabú para la prensa estadounidense. Verá, Epstein conocía a “todos”, Benjamin Netanyahu, Rupert Murdoch, Mick Jagger, Donald Trump, y se rumorea que era un compañero habitual, sin duda el ex presidente Bill Clinton y casi toda la nobleza “basura” de Europa. Del New York Post de Rupert Murdoch, fechado el 15 de julio de 2015:

Epstein, que era inversor en una empresa de modelos en Manhattan, ha sido acusado por los fiscales de usar sus conexiones con la compañía de modelos para “probar” a chicas para darle masajes que a menudo terminaban en abuso sexual.

A lo largo de los años, parece que Epstein se basó en ….[el] negocio de modelos para conseguir chicas menores de edad para tener relaciones sexuales”, escribe Conchita Sarnoff, una reportera investigadora, en su libro `Tráfico’.

Un ex agente de modelos residente en Manhattan, que habló bajo condición de anonimato, también alegó un canal secreto de proxenetismo secreto de Epstein-Victoria’s Secret. (Victoria’s Secret es una cadena de tiendas propiedad del multimillonario israelí Leslie Wexner, presuntamente uno de los arquitectos de la invasión estadounidense de Irak en 2003.)

En otros expedientes judiciales, Maxwell y Epstein son acusados de violar a niñas menores de edad en la casa de Wexner en Ohio, víctimas que fueron mantenidas prisioneras por el personal de seguridad de Wexner, según el testimonio escrito. Wexner dirige Mega, un grupo de 20 multimillonarios israelíes estadounidenses que financian el esfuerzo de cabildeo de Israel en apoyo de la acción militar contra las naciones musulmanas.

Él[Epstein] se retrató a sí mismo como la puerta trasera para meter a una chica en Victoria’s Secret. Algunas de esas chicas entraron’, dijo.

Otro empresario de la moda de Manhattan le dijo a The Post que Maxwell (presunto violador de niños y chantajista del Mossad) era un elemento constante en los eventos de Victoria’s Secret.

Siempre estaban en esos espectáculos de porquería llenos de hombres ricos entre el público”, dijo. Ghislaine actuó como una especie de guardia nazi, diciéndole a todo el mundo dónde estaban sentados en el público y que tenía nuevas “tartas pop”, que es como ella llamaba las jóvenes modelos. (Ghislaine Maxwell ha sido acusada de agredir sexualmente a dos niñas, ambas mujeres, en los archivos de la corte.)””

Las implicaciones de seguridad nacional para los Estados Unidos aquí son interminables. En primer lugar, tenemos a una primera dama en la Casa Blanca, o al menos en algunas ocasiones públicas, que tiene alguna afiliación con Epstein y puede haber sido víctima.

Esto podría utilizarse para influir en la política estadounidense de muchas maneras y, sin embargo, no se pide nada, lo que indica que se trata de un encubrimiento de alto nivel.

Luego tenemos a Acosta, el ahora deshonrado ex Fiscal General de los Estados Unidos y Secretario de Trabajo, que puede haber sido nombrado para un puesto en el gabinete para comprar su silencio sobre Epstein. Sólo ahora nos dice que fue amenazado personalmente y le dio a Epstein un “trato preferente” porque Epstein era un “espía”. El problema es que Epstein era probablemente un espía contra los Estados Unidos, no “a favor” de los Estados Unidos.

Vinculado a esta historia, por supuesto, es donde podemos seguir el dinero, a los más grandes nombres de los negocios estadounidenses y directamente a los más altos niveles de AIPAC (Consejo de Asuntos Públicos Estadounidense-Israelí) y ADL (Liga contra la Difamación), organizaciones que durante mucho tiempo han sido citadas e incluso investigadas por acciones que perjudican a los EE.UU., acciones realizadas “en agencia” para un gobierno extranjero.

Mientras tanto, los mismos nombres, los mismos miles de millones, la misma influencia, están empujando a Estados Unidos hacia la guerra con Irán.

Lamentablemente, mientras los medios de comunicación buscan una manera de avergonzar al presidente o a la primera dama, el verdadero problema puede ser el soborno, el chantaje y una red de espionaje que está llevando al mundo al borde de la destrucción.

Gordon Duff es un veterano de combate de la Guerra de Vietnam que ha trabajado en temas de veteranos y prisioneros de guerra durante décadas y ha consultado con gobiernos que se enfrentan a problemas de seguridad. Es editor senior y presidente de la junta de Veterans Today, especialmente para la revista online “New Eastern Outlook”. (17.7.2019)

DESMONTANDO LOS “PAPELES DE PANAMÁ” Y AL FALSO PERIODISMO DE INVESTIGACIÓN

panamapapers2Traigo aquí unas reflexiones muy atinadas de una página muy interesante que he descubierto hace poco y que animo a que visitéis: Urania en Berlín, LIBERTALIADEHATALI

‘Panama Papers’, arma de distracción masiva manufacturada por el Departamento de marketing de la CIA y el Mossad

Con gran pompa, boato, traca cohetera e impostada desvergüenza mediática se ha puesto a la luz una supuesta trama fiscal defraudatoria a nivel mundial que revela cómo, al parecer, políticos, altos funcionarios, empresarios, artistas y deportistas de todo el orbe planetario han realizado (oh, gran novedad) desfalcos fiscales y financieros a través del paraíso fiscal de Panamá. El “noble” objetivo no era otro, claro está, que el de ocultar capitales, ganancias, fortunas, en definitiva, evadir impuestos, esa cosa tan desagradable y colectivista para los ricos. Pero hay un problema (o varios) que apesta en todo este asunto. Todos sabemos quiénes han construido e impulsado esos “edenes” fiscales sobre los que ahora, hipócrita y cínicamente, se echan algunos, teatralmente, las manos a la cabeza. Nos dicen, con hiperbólica propaganda, los medios de intoxicación masiva, que más de 11 millones de documentos han sido obtenidos, de forma supuestamente “anónima”, de un despacho de abogados panameño (Mossack Fonseca). “Papeles” que han servido para escenificar una nueva gran opereta internacional con sabor a ejercicio de guerra psicológica de las agencias del crimen organizado de todos conocidas. Un operativo que ha sido dirigido, en exclusiva, para demonizar nuevamente a Rusia y a Putin, eso sí, colocando a otras marionetas de postre para que la farsa resulte más digerible.

Los “acusados” de los “Panama papers” forman parte de un carrusel, al parecer interminable, compuesto por centenares de empresas y variopintos personajes de diferentes países. Los actores principales señalados como objetivo a desprestigiar y difamar han sido, gran novedad mundial, íntimos cercanos al presidente sirio Bashar Al Asad, el ex presidente iraní Mahmud Ahmadineyad, el presidente chino Xi Jinping y, por encima de todos ellos, el presidente ruso Vladimir Putin, el objetivo a batir, aunque no figure como implicado en la “mascletá” panameña. Otros, como el dictadorzuelo neoliberal argentino, Mauricio Macri, el carnicero ucraniano Poroshenko, una borbona corrupta real española, un islandés de nombre raro o los terroristas petrojeques del Golfo, son los muñequitos de distracción secundarios para “equilibrar” el juego sucio desinformador contra Putin, el nuevo leviatán mundial.

De Bashar Al Asad, he leído una cosa esperpéntica en el site Truthdig, página trotskista americana a la que había dado una leve credibilidad, más que nada por algún artículo suelto de su periodista más destacado, Chris Hedges. Pero vaya…vaya..porquería al más puro estilo Fox News. Lean y asómbrense: Los documentos de Panamá revelan que la riqueza robada por la familia Assad ayuda a explicar la Revolución Siria. Ahi es nada, la boutade de estos “campeones”….Truthyihad style. Menos mal que los usuarios le dan un buen repaso al payaso indocumentado que escribe semejante morralla infame. Pero no es un plumífero cualquiera, ni tan “indocumentado”, no, sino que los hábiles lectores de Truthdig le han identificado como ex agente de la CIA: In 2011, Counterpunch documented that Cole worked as a CIA consultant—his past support for invasion of Afghanistan and Iraq are well publicized)

Pero..un momento…¿no echan de menos a alguien en este infumable folletín “panameño”? Efectivamente, acertaron, en la tangana papelera del país centroamericano no se han visto implicados (el azar es así de caprichoso) los grandes oligarcas y políticos gestores de las políticas criminales (y los paraísos fiscales) de EEUU, Israel (no hagan caso si les cuelan que hay empresas israelíes por allí) y la mayor parte de países de Europa (salvo algunos elementos irrelevantes que mueven al sonrojo). No, no aparecen las gigantescas mafias políticas y financieras del complejo militar industrial estadounidense, Wall Street, Hollywood o magnates-oligarcas con estrechos vínculos con la CIA, el poder político estadounidense y los países de la OTAN. No aparecen narcobancos creados por la CIA, la DEA y otras agencias de inteligencia para financiar oleoductos de droga, golpes de Estado o “revoluciones de colores”. ¿Se acuerdan, si han leído a Paul L. Williams (Operation Gladio), del Nugan Hand, el narcobanco creado por la CIA en las Islas Caimán para sufragar la red terrorista Gladio? ¿Dónde está el dinero sucio de la CIA con el que está financiando el Gladio B, es decir, el Estado Islámico?

Ningún personaje o entidad relevante de EEUU aparece en el bodrio panameño. Y ello a pesar del hecho de que el imperialismo está “a tiro de piedra” de Panamá, su protectorado, país que EEUU invadió en 1989 para deponer al que era su hombre, el narcodictador Manuel Antonio Noriega, que se les había “ido de las manos”. La invasión de Panamá causó miles de muertos civiles (sobre todo en el barrio de El Chorrillo), víctimas que los marines lanzaron al mar despedazando sus cuerpos. La ocupación militar del país centroamericcano fue orquestada, fundamentalmente, para aprovechar el caos golpista que, en aquel año de 1989, estaba organizando la CIA en el Este socialista de Europa, por lo que dicha invasión pasaría a un segundo plano mediático, como así sucedió. Panamá es, a todos los efectos, un paraíso fiscal ensamblado y dirigido fundamentalmente por EEUU e Israel, sobre todo para canalizar el narcotráfico a nivel mundial.

LOS MONTAJISTAS MEDIÁTICOS DE LOS “PANAMA PAPERS”: EL ICIJ, FALSO PERIODISMO DE “INVESTIGACIÓN” AL SERVICIO DE EEUU, LA OTAN Y EL NUEVO ORDEN ANGLOSIONISTA. CAMPAÑA MEDIÁTICA EN CONTRA DE RUSIA

ASÍ ACTÚAN LOS ESBIRROS MEDIÁTICOS DE LA CIA. UN CUADRO PICTÓRICO TENDENCIOSO CON EL PRESIDENTE SIRIO ASAD CULPABLE EN LOS “PAPERS” DE PANAMÁ Y AL FONDO CIVILES SIRIOS HERIDOS O MUERTOS Y CIUDADES DEVASTADAS POR HELICÓPTEROS DEL EJÉRCITO SIRIO QUE LANZAN BARRILES DE DINAMITA SOBRE SU PROPIA POBLACIÓN. VERGÜENZA DE PERIODISMO CRIMINAL
ASÍ ACTÚAN LOS ESBIRROS MEDIÁTICOS DE LA CIA. UN CUADRO PICTÓRICO TENDENCIOSO CON EL PRESIDENTE SIRIO ASAD CULPABLE EN LOS “PAPERS” DE PANAMÁ Y AL FONDO CIVILES SIRIOS HERIDOS O MUERTOS Y CIUDADES DEVASTADAS POR HELICÓPTEROS DEL EJÉRCITO SIRIO QUE LANZAN BARRILES DE DINAMITA SOBRE SU PROPIA POBLACIÓN. VERGÜENZA DE PERIODISMO CRIMINAL

La operación “Panama papers”, coordinada por la CIA, ha sido llevada a cabo por el llamado Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación (ICIJ). Se trata de un grupo de reporteros de todo el mundo que trabaja en los medios hegemónicos, los cuales están claramente, no hace ni falta decirlo, al servicio de los intereses de Washington. Vamos, lo que se dice periodismo independiente “investigador” de primer nivel. El embuste no podía empezar con peor pie. El más conocido y el elegido para dar a conocer la charada panameña es el alemán Süddeutsche Zeitung (el de la imagen de arriba), pero también están en el tinglado medios como The Guardian (Reino Unido), el judío-sionista defensor de las masacres palestinas, Haaretz (próximo a Netanyahu), además de Le Monde (Francia), Stern (Alemania), The Sunday Times (UK), La Nación (Argentina) y un largo etc de medios controlados. Mientras, de parte de EEUU los más relevantes son, cómo no, los periódicos cabecera de la CIA, The Washington Post y The New York Times.

También aparece en el ICIJ la ínclita Radio Free Liberty Europe, en Azerbaiyán, la emisora de propaganda anticomunista creada por la CIA en la guerra fría, que todavía sigue activa. En España colaboran con el ICIJ medios de la extrema derecha como El Mundo, El Confidencial o el neoconservador pro-norteamericano y atlantista ELPAÍS, caracterizados todos ellos por estar aquejados de una rusofobia compulsiva, al igual que los antes mencionados. Por tanto…¿se puede creer uno, de partida, este tongazo de los “Panama Papers” cuando ha sido publicitado, selectivamente, por los mismos medios que sirven al nuevo orden globalista, a sus falsas banderas y a sus guerras genocidas? De los media españoles (ELPAIS, ElMundo, La SEXTA) omito reflejar su recital de basura “anti-Putin”, exhibida hasta el indecoro y servilismo más repulsivo,  en favor de EEUU.

Pero vayamos a lo sustantivo sobre quién está detrás estos falsimedios. ¿Cuáles son las fuentes de financiación del ICIJ que dejan en evidencia su impostura “panameña”? El ICIJ recibe fondos, para su negocio de desinformar y mentir, de instituciones (ONG’s tapadera) o lobbys injerencistas como la Fundación MacCarthur, la Open Society Foundation de George Soros, la Fundación Ford, Pew Charitable Trust y otras con tufo a pantallazos monitoreados desde el espionaje estadounidense. El ICIJ es auspiciado, además, por el Centro para la Integridad Pública (IPC), otra “ONG” fachada de la CIA creada para dar soporte a la desinformación global, centro que es subvencionado, a su vez, por la Fundación Ford, la Fundación Carnegie, la familia Rockefeller o la Fundación Kellogg. Es decir, unas “joyas” informativas de primer orden. Motivo suficiente para echar al vertedero, sin contemplaciones, todo este suntuoso aparato propagandístico de los “Panama Papers”, obra exclusiva con el sello distintivo de la CIA y el Mossad.

Como dice Gordon Duff, editor-jefe de Veterans Today, La filtración de esta información de Mossack Fonseca por los medios corporativos sigue una agenda gubernamental occidental muy clara y precisa. No hay mención alguna en el informe de Mossack Fonseca del uso masivo del paraíso fiscal panameño por las grandes sociedades corporativas de Occidente o multimillonarios de las democracias capitalistas, sus principales clientes. Al Mossad le encanta toda esta basura de líderes políticos de todo el mundo que ahora puede controlar aún mejor.

El periodismo de “investigación” respaldado por los medios hegemónicos no es más que un contenedor de basura que tiene como objetivo servir a la lógica imperialista de desinformar y tener al rebaño domesticado. En el caso de los “papers panameños” existe un claro componente demonizador hacia un país y un dirigente concreto: la Rusia de Putin. A su vez, se omite, sospechosamente, en ese fraude manipulador, a político, banco, compañía o empresario estadounidense alguno. Lo que no te cuentan en los medios imperiales es algo tan sencillo como esto: ¿Cómo es posible que no haya salido a la luz ninguna empresa o individuo estadounidense cuando Panamá es una colonia de Estados Unidos y es utilizada a menudo por los norteamericanos ricos para la evasión de impuestos?

El periódico británico The Guardian y el resto de medios serviles con Washington que han fabricado toda esta gran comedia de los “Panama papers” no han presentado ni  una sola prueba de que el líder ruso, Vladimir Putin, esté “implicado” en fraude o evasión fiscal alguna, pero es culpable sin serlo, agarrándose a una serie de vaguedades sobre conexiones con amigos de la infancia y otros chistes al uso para inocular a la opinión pública el hecho de que Putin es un corrupto y un delincuente, pasando de puntillas y sin meter ruido sobre otros personajes que aparecen en el informe panameño incluidos, por otra parte, con calzador y con ánimo de jugar la exquisita baza de la manipulación.

Señala acertadamente Sibel Edmonds, en la anterior entrada, que toda esta suerte de mercenarios del periodismo chivato tiene una más que relación incestuosa con las agencias de espionaje occidentales. En el caso del alemán Süddeutsche Zeitung, el propagador originario de toda esta basura, su jefe de investigación, Hans Leyendecker fue señalado por el ex Ministro alemán del SPD, Andreas Von Bülow, disidente de la versión oficial del 11-s y gran conocedor de las maquinaciones criminales de los servicios de inteligencia, como un agente de la CIA. Imaginen al resto de falsimedios y sus más prominentes y pusilánimes falsificadores-“redactores”.

Los “Documentos de Panamá” son, en definitiva, un bluff, una falsa bandera mediática orquestada por los globalistas que ha sido enmascarada como “periodismo de investigación” y desde donde se ha diseñado una serie de insinuaciones para lograr convencer al ciudadano medio, ese que está robotizado por los “mass-mierda”, de que existe un enemigo, muy concreto (ruso para más señas), que “asesina” espías como Litvinenko, bombardea poblaciones civiles en Siria, derriba aviones de pasajeros (Ucrania), invade territorios “ajenos” (Crimea) y ahora tiene cuentas corruptas en paraísos fiscales, cuando los mayores paraísos fiscales son y han sido siempre los Estados Unidos y sus socios europeos del crimen organizado, sus principales creadores.

Putin aguó la fiesta terrorista en Siria a los asesinos anglosionistas por lo que tienen que seguir socavando su imagen, aunque sea con este macropapel higiénico panameño. Se van a tener que joder, puesto que el líder ruso ya se está limpiando con él y su figura e imagen siguen estando a salvo de las maniobras criminales del Nuevo Orden occidental.

UraniaenBerlín

LA CASA ISRAELÍ DEL TERROR

Aunque la prensa global occidental rara vez lo menciona, el terrorismo yace en la raíz de la creación y posterior supervivencia de Israel. Son esos mismos medios globales los que vienen martilleando profundamente en el imaginario colectivo mundial la idea de que “Terrorismo = Islam”.

Se trate del 11 de septiembre 2001 o de los ataques suicidas en Londres y Madrid, o de asesinatos políticos en todo Oriente Medio y otras regiones, o de la explosión de una bomba en un autobús repleto de turistas en Bulgaria, para la prensa global se impone siempre la conclusión de que “la culpa la tienen los fundamentalistas islámicos”.

De manera que cuando vemos al candidato presidencial estadounidense Mitt Romney participar en Israel en una reunión de alto perfil público para reunir fondos para su campaña en el Hotel Rey David -verdadero símbolo del terrorismo sionista-, uno no puede por menos que maravillarse ante el permanente doble discurso que mantiene andando la “relación especial” entre Estados Unidos e Israel.

Aunque la mayoría de la gente lo ignora, el ataque terrorista más virulento perpetrado por la guerrilla sionista tuvo lugar en julio de 1946 y su blanco fue, precisamente, este mismo lujoso hotel de Jerusalén, que en aquél entonces era sede del gobierno británico para Palestina

Se entiende entonces que este sea un tema sensible para los británicos. En un artículo titulado ‘Recuerden al Hotel Rey David’ publicado hace algunos años en el matutino londinense ‘The Guardian’ con motivo del sesenta aniversario de aquél ataque terrorista con bombas que dejó 92 muertos, el periodista George Galoway le recordaba a sus lectores que este ataque terrorista sionista lo perpetró el grupo guerrillero llamado Irgun Zvai Leumi cuyo líder era un tal Menachem Beguin.

‘The Guardian’ agregaba cómo años después, ya como líder del partido ultraderechista Likud, Beguin “terminó siendo dos veces primer ministro israelí; en 1982 durante su segundo mandato ordenó la invasión ‘limitada’ del sur del Líbano, que rápidamente se convirtió en un verdadero asalto a todo el país ocasionando muchos miles de muertes.” El periodista Galoway “recordaba todo esto mientras leía que Benjamín Netanyahu… primer ministro de Israel y preferido de la CNN participaba de una celebración de las acciones del Irgun [o sea la voladura del Hotel Rey David], diciendo que ‘Es muy importante saber distinguir entre grupos terroristas y luchadores por la libertad; y entre acciones terroristas y acciones militares legítimas…’.”.

Agregaba Galoway: “…En 1946 no existía Hezbolla; tampoco existía en 1948 cuando se desplazó por la fuerza a 750.000 palestinos de sus hogares para hacer lugar para el Estado de Israel. Tampoco existía Hezbolla en 1982; esta organización recién hizo su aparición luego de las masacres de los campos de refugiados de Sabra y Shatila”.

Años después, en 1978 los Dueños del Poder Global lo honrarían al líder terrorista Menahem Beguin… ¡con el Premio Nobel de la “Paz“…! (¡…pobre paz…!). Agreguemos que la metodología y características de este ataque al Hotel Rey David son el antecedente directo de las voladuras de la Embajada de Israel en 1992 y de la mutual judía AMIA en 1994, probables ataques de “falsa bandera” perpetrados en Buenos Aires.

¡Dios bendiga a las bombas sionistas!

Por supuesto, durante su visita a Israel, el Sr. Romney juró apoyo incondicional de los Estados Unidos a Israel si él llega a ser elegido como próximo inquilino de la Casa Blanca (Hmmm. ¿y qué más hay de nuevo…?).

Sin duda, Romney sabe demasiado bien que tales juramentos resultan absolutamente esenciales para lograr el apoyo del poderoso lobby pro-Israel en los Estados Unidos y para acceder a su capacidad gigantesca de financiación espuria de campañas electorales.

Mas no solo estamos hablando de los lobbies judíos como el poderoso AIPAC (Comité Estadounidense-Israelí de Asuntos Públicos) o el Congreso Judío Estadounidense, o la ADL (Liga ‘antidifamación’). También están las muy poderosas organizaciones políticas y económicas de la ultraderecha fundamentalista evangélica “sionista-cristiana”, que en su fanatismo religioso ven en el regreso de los judíos (o al menos algunos de ellos) a Tierra Santa el cumplimiento de profecías bíblicas y, por ende, de la obra de “dios” (!).

No se ría…. ¿No era el “cristiano renacido” George W Bush quien admitió una vez que “Dios me habló y me dijo que invadiera Irak, y así lo hice…”?

El Hotel Rey David es apenas uno de tantos episodios similares en los que participaron los padres fundadores de Israel. Itzakh Shamir, otro ex primer ministro del partido Likud que falleció recientemente a los 96 años de edad, en aquellos “buenos viejos tiempos” condujo otro grupo terrorista: la “Pandilla Stern” según la apodaron los británicos.

Stern llevó a cabo un ataque de “lucha por la libertad” el 17 de septiembre de 1948 al asesinar en la vía pública al Conde Folk Bernadotte, negociador para Palestina del Consejo de Seguridad de la flamante Naciones Unidas, que se encontraba en Jerusalén para tratar de negociar la paz entre árabes y judíos proponiendo una solución en la que tanto los israelíes como los palestinos tendrían ambos un Estado soberano.

Años después, el genocida de Sabra y Shatilla, el general Ariel Sharon también se transformaría en otro primer ministro israelí del partido Likud.

Ladrándole al árbol equivocado…

Sin embargo, a la opinión pública mundial rara vez se le explican estas cosas, y el hecho de que siempre ha habido y sigue habiendo un muy sofisticado y poderoso terrorismo sionista.

Hoy, ese terrorismo ha crecido hasta transformarse en verdadero Terrorismo de Estado, sustentado sobre tecnologías punta que cuentan con los conocimientos y la experiencia de agencias de inteligencia como el Mossad Israelí, cuyo lema lo dice todo: “Hacer la guerra a través del engaño”. Innegablemente son los máximos expertos en borrar sus propias huellas.

Fue el fisiólogo ruso Iván Pavlov quien una vez programó a un perro para que reiteradamente asociara el sonido de una campanilla con el alimento, de manera tal que el perrito terminaba salivando cada vez que oía la campanilla, se lo alimentara o no.

Bien. Pareciera que las mentes modernas empiezan a “salivar” cada que escuchan el grito de “¡Terrorismo!”, viendo “terroristas musulmanes” por todas partes, a pesar de que son “otros” quienes suelen llevar a cabo los actos de terrorismo…

A lo largo de décadas, esto viene siendo alimentado por técnicas de guerra psicológica masiva. Por ejemplo, los estereotipos étnicos promovidos por la industria del “entretenimiento” de Hollywood, que siempre representa a prácticamente todo terrorista furioso y desvariado, como un fanático musulmán con vestimenta árabe, barba oscura y respondiendo al nombre de Mohamed, Hamid o Alí.

De manera que estemos alertas: si el Sr Romney resulta elegido presidente de los Estados Unidos de Norte América, él -como todos los presidentes norteamericanos del último medio siglo- continuará la “guerra contra el terror” de su país trabajando muy estrechamente con el Partido Likud de Benjamin Netanyahu, cuyos fundadores -hombres como los señores Beguin, Shamir y Sharon- fueron ellos mismos crueles y violentos líderes terroristas… ¡perdón…! quise decir “luchadores por la libertad…”

Está bien si yo lo hago; está mal si tu lo haces…

Crucémonos ahora al lado palestino. Ahí nos enteramos que organizaciones como Hezbolla y Hamas han sido calificadas como “organizaciones terroristas” por los Estados Unidos, el Reino Unido e Israel.

El más elemental sentido común nos indica que las fuerzas armadas de toda nación -se trate de los EEUU, Rusia, China, Brasil o Israel- deben estar necesariamente subordinadas a sus respectivos Estados Nacionales. Ahora bien, ¿qué se supone que deben hacer los pobres palestinos para defenderse de un cruel invasor si no se les permite tener un Estado nacional soberano propio?

Ahí entonces es dónde entran en escena Hezbolla y Hamas. Es fácil descalificar a ambos llamándolas “organizaciones terroristas”, pero aplicando este mismo criterio ¿no deberían entonces las potencias occidentales renombrar a una organización como la Resistencia Francesa de la Segunda Guerra Mundial, por ejemplo, como una “organización terrorista” por haber rehusado a aceptar de buena gana la invasión militar alemana a su país?

En pocas palabras, o debemos considerar a la Resistencia Francesa, al Irgun y Stern, Hamas y Hezbollah, como “organizaciones de lucha por la Liberación nacional” o, sino, tendremos que considerarlas a todas como “organizaciones terroristas”.

En Argentina tenemos una frase que dice asi: “no se puede tener la chancha y los veinte”, lo que significa que no se puede tener lo mejor de dos mundos.

Por eso, Occidente debe abandonar su doble discurso hipócrita y dejar de insultar la inteligencia de los pueblos del mundo, imponiendo una subjetividad tan obscena, grosera y flagrante en torno al terrorismo mundial del que ellos mismos son creadores.

Adrian Salbuchi para RT
Adrian Salbuchi es analista político, autor, conferencista y comentarista en radio y TV de Argentina.

www.asalbuchi.com.ar

EL MOSSAD

Hoy explicaremos quienes son y a “que dedican el tiempo libre”, su guerra de propaganda y sus ataques através de los desinformadores, disfrutad: El Mossad Israeli.

En la Biblia, según “Números 13”, Dios ordenó a Moises que tomase 12 hombres para espiar la tierra de Canaan; al cabo de 40 días, éstos regresaron con frutas recogidas de dicha tierra, entre las que se encontraba un gran racimo de uvas que debía ser portado por dos hombres…

Ellos (el Mossad) argumentan así que los primeros espías de la historia fueron israelitas.
No sé si fueron los primeros… pero sí son los mejores (Eslogan Publicitario, jajaja)
—————————————————————————————————
Las actuales guerras del Mossad: Iran, Hezbollah & CIA

ORGANIZACIÓN DE LA INTELIGENCIA ISRAELI I….

El Mossad (Ha-Mosad le-Modi’ en u-le-Tafkidim Meyuhadim) que significa Instituto para la Información y los Asuntos Especiales, tiene la responsabilidad del conjunto de las actividades de recolección de información, las operaciones clandestinas y la lucha antiterrorista del Estado de Israel. Sus prioridades son la vigilancia de las naciones y organizaciones árabes a través del mundo. Pero, el Mossad actúa también en el marco de movimientos clandestinos judíos en Siria, en Irán así como en Etiopía. Localiza a sus agentes también en los antiguos países del bloque comunista, en los países occidentales y en las Naciones Unidas. Sus cuarteles generales tienen base en Tel-Aviv. Actualmente, esta agencia dispone de cerca de 1500 empleados. La identidad del jefe del servicio es secreta, pero en marzo de 1996 el Gobierno israelí anunció el nombramiento del General Danny Yatom, como sustituto de Shabtaï Shavit en el mando de la organización, con lo cual la identidad de la autoridad máxima del Mossad paso a ser publica.

El Mossad forma parte de las oficinas de información israelíes, como el Aman (inteligencia militar) y el Shabak (seguridad interior). Su papel es comparable a la CIA (Estados Unidos), el MI6 (Gran Bretaña) y el DGSE (Francia). La razón de ser del Mossad y sus agencias periféricas es la necesidad para Israel de informarse en cualquier momento, del estado del Mundo y sobre todo de su medio ambiente cercano, con el fin de poder garantizar la existencia de Israel.

En sus orígenes el Mossad fue conocido bajo el nombre de Instituto Central para la Información y la Seguridad. El mismo se funda el 1 de abril de 1951 bajo la iniciativa del Primer Ministro de entonces, David Ben Gurion, que establece la nueva agencia: “para nuestro Estado que desde su creación no deja de ser asediar por su enemigos, la información constituye la primera línea defensiva”…”nosotros debemos aprender a analizar lo que pasa en torno a nosotros”.

El Mossad consta de 8 divisiones, pero el detalle de la organización interna de la agencia sigue siendo indeterminado:

La División de Información es la más importante. Tiene la responsabilidad de las operaciones de espionaje, a través de sus bases oficiales o clandestinas en el extranjero. Este departamento se divide en oficinas, cada una de ellas siendo responsable de una zona geográfica, de las sub-bases que allí se encuentran, y de los agentes que dirige.

La División de Relaciones Internacionales se ocupa de las relaciones y operaciones conjuntas con las agencias de los países amigos y con los países que no disponen de contactos normales con el Estado de Israel. En las estaciones de gran importancia como París, el Mossad dispone, bajo la protección de la embajada, de 2 responsables uno afiliado a la división de Información, otro a la de Relaciones Internacionales.

La División de Operaciones Especiales (METSADA en hebreo) conduce las operaciones de asesinato de objetivos sensibles, de actividades de sabotaje, paramilitares y de guerras psicológicas.

La División de Guerra psicológica (Loh’ ama Psichologit) como su nombre lo indica se ocupa de la guerra psicológica, la propaganda y las operaciones de intoxicación.

La División de Investigación es responsable de la interpretación de la información. Para eso, proporciona un informe diario, un boletín semanal y un cuaderno mensual detallado. Este departamento se divide en 15 zonas geográficas que son los Estados Unidos, Canadá, Europa Occidental, Rusia y la CEI, China, el continente africano, Latinoamérica, el Magreb (Marruecos, Argelia, Túnez y Libia), el Líbano, Irak, Jordania, Siria, Arabia Saudita, Emiratos Árabes Unidos e Irán. Una oficina Anexa sigue la evolución de los proyectos de armamento de los países vecinos.

Cabe destacar que Israel cuenta también con el Shabak (ex Shin Bet) que es el Servicio de Seguridad General (en hebreo, Shérout Ha-Bitah’ él Ha-Klali). El Shin Beth es el servicio de contraespionaje y seguridad interior del Estado de Israel. Incluye a 3 divisiones operativas y 5 secciones de reservas:

La División de Asuntos Árabes es responsable de las operaciones antiterroristas y de la actualización de un fichero de terroristas árabes.

La Sección Militar del Shabak (HENZA) trabaja en cooperación con el cuerpo de tropa del Aman (Inteligencia Militar) para combatir los motines en los territorios ocupados. Tiene por objetivo infiltrar las oficinas de información extranjeras y las misiones diplomáticas en Israel, así como interrogar a los inmigrantes de antigua URSS y Europa del Este.

La División de Seguridad garantiza la protección de las instalaciones gubernamentales, diplomáticas (Embajadas) y científicas, de las industrias militares, y de los vuelos de la compañía nacional EL-Al.

El Shabak supervisa las actividades de los movimientos de extrema derecha y los movimientos subversivos de izquierda. Toda persona de nacionalidad extranjera puede ser sometida a una vigilancia del Shabak, que dispone de una amplia red de agentes e informadores.

Desde 1987, Israel condena el uso de la tortura pero permite utilizar ‘moderadamente’ la presión física y psicológica para obtener información. Así pues, el código penal israelí prohíbe a un agente de las fuerzas públicas usar la fuerza para obtener información, pero esta autorizado el jefe del Shabak por ley a adoptar ‘medidas especiales’ que sobrepasan el marco del uso moderado de la presión, exclusivamente en el caso donde están en juego vidas israelíes.

LA CAIDA EN LA IMAGEN PÚBLICA Y LA GUERRA PSICOLOGICA INTERNA

Desde hace varios años, el Mossad parece haber perdido parte de su eficacia, aunque solamente las operaciones que han fracasado han visto la luz, como en el caso de los servicios de seguridad egipcio que desmontaron 7 redes israelíes en 1996, mientras que en los 15 últimos años, se habían instalado solamente 20. Esto provocó una verdadera crisis en los servicios de información israelíes. Esta situación quizá se debe al hecho de que la eficacia de los servicios de información extranjeros aumentó con relación a su nivel de los años 1960, período brillante para la inteligencia israelí entonces pionera en este tema.

Un informe del Knesset (Parlamento israelí) pone de relieve el deterioro de la credibilidad de los servicios de información israelíes, desde su participación en la campaña de intoxicación sobre las supuestas armas de destrucción masiva iraquíes. Conducida con el mismo método que Estados Unidos y Gran Bretaña esta campaña había suscitado una psicosis aguda en el Estado judío, ante la advertencia de los servicios que habían mencionado una posibilidad de ataque a la población por parte de Saddam Hussein para destruir Israel. La investigación parlamentaria, presidida por el diputado del Likud, Yuval Steinitz, no permitió determinar si los servicios se habían equivocado o si habían cedido a presiones del gabinete de Sharon.

Esta amenaza se presentaba como completamente real durante los seis meses que precedieron al desencadenamiento de la invasión de las tropas de la Coalición en Irak. En marzo de 2003, el ejército israelí había desplegado sus defensas antimisiles en la región de Tel-Aviv, con el fin de poder asegurarse contra un posible ataque de misiles iraquíes. Se invitaba a la población a equiparse del material necesario para su protección, como agua mineral, conservas, baterías y linternas. A pesar de esto, el jefe de los servicios de información militar israelíes, el general Aharon Zeevi, ya había constatado que Irak no había desplegado misiles Scud en la parte occidental de su territorio, volviendo improbable la posibilidad de ataques dirigidos contra Israel. Pero sus observaciones pasaron inadvertidos, en el mar de información alarmista difundida por los medios de comunicación y las autoridades israelíes.

Incluso es posible afirmar que, por sus repetidas declaraciones públicas sobre la ‘amenaza iraquí’, la administración israelí participó ampliamente en la campaña de desinformación llevada adelante principalmente por los Estados Unidos y Gran Bretaña. La primera de estas declaraciones se remonta al 13 de agosto de 2002, dos semanas antes de que el Vicepresidente estadounidense Dick Cheney designe el ‘objetivo iraquí’, en un discurso pronunciado ante un grupo de veteranos norteamericanos.

En ese clima tenso el ejército israelí anunció haber puesto a punto un nuevo modelo de máscara anti gas, más eficaz y más fácil de utilizar. El Ministerio de Salud, sobre la base de esta información, prepara entonces una posible campaña de vacunación general contra la viruela. A principios de agosto, el mismo Ministerio ya había anunciado que se había seleccionado a cien miembros de su personal para fabricar el plasma humano necesario para la preparación de una vacuna contra la peste bubónica que podrían contener los misiles iraquíes. Al día siguiente, a pesar de las llamadas a la calma del Ministro de Defensa, Benyamin Ben Eliezer, el Director General del Ministerio de Defensa, Amos Yaron, anuncia la próxima distribución de píldoras de yodo a la población, con el fin de reducir los efectos de las radiaciones radioactivas, lo que abasteció naturalmente a la psicosis general y contribuyó a acreditar la idea según la cual Saddam Hussein dispondría de armas nucleares.

Los medios de comunicación israelíes se apoderan del tema y lo trataron permanentemente. El recuerdo era aún vivaz de los 39 misiles iraquíes que habían afectado a Israel durante la primera guerra del Golfo, en 1991. Los periodistas en la televisión opinan de forma unánime: los misiles que Bagdad podría lanzar sobre Israel se dotarán con cabezas químicas o biológicas susceptibles de causar millares de víctimas. La avalancha sobre las máscaras anti gas es inmediata. El propio Estado enumera la marcha que debe seguirse en caso de ataques: sirenas de alerta, preparación de las habitaciones protegidas, ir a los refugios, empleo de las máscaras anti gas.

Mientras que la amenaza de bombardeo químico permite suscitar un miedo intenso en la población, se distribuye un folleto a cada familia en el que se enumeran las medidas que deben adoptarse en caso de ataque, a principios de febrero de 2003. El mismo indica, en particular, cómo preparar un refugio y asegurarlo contra un ataque químico o bacteriológico. Se agrega una lista de productos que deben comprarse. Tales acciones de gran envergadura, apoyadas por enlaces de información, no pueden basarse en simples convicciones personales de los cronistas, estos resaltan que la información pudieron leerle en informes obtenidos de los servicios de inteligencia.

Es así que el Mossad, como los otros servicios de información israelíes, participó en la campaña de intoxicación lanzada por George W. Bush y Tony Blair a partir de agosto de 2002. A esta conclusión llega, en diciembre de 2003, un informe del Centro Jaffee de Estudios Estratégicos, en Tel Aviv. Su autor, el general de reserva Schlomo Brom, resaltó como las comisiones de investigación que trabajaron en los Estados Unidos y el Reino Unido, sobre los “errores” de los servicios de inteligencia, olvidan que había un tercer socio importante que apoyaba esta información, según la cual Saddam Hussein disponía de armas de destrucción masiva y los medios para lanzarlos, y este tercer socio era Israel.

Los servicios de información israelíes fueron un socio de pleno derecho para la presentación de las capacidades no convencional iraquíes por el Reino Unido y los Estados Unidos, y es así como los fracasos de la guerra en Irak demuestran fracasos y debilidades inherentes a los servicios de información y a los responsables israelíes. Tales errores podrían reproducirse en el futuro si la cuestión no es objeto de una investigación completa. Los servicios de información exageraron en gran parte el riesgo de un ataque no convencional sin atrever a decir que era prácticamente nulo. Sólo en la víspera de la ofensiva, una vez que la población se había equipado perfectamente a fin de soportar un ataque, Ariel Sharon anunció, el 15 de marzo de 2003, que existía un 1% de posibilidad de que Israel fuera atacado.

El informe del Centro Jaffee destaca ‘el elevado precio financiero’ de las medidas defensivas adoptadas por Israel. Pero no es este el punto más grave. Al exagerar la amenaza, la inteligencia israelí sobre todo debilitó considerablemente su credibilidad para con la población israelí y los servicios de información extranjeros. Schlomo Brom trata a su modo de ver esta falla de los servicios de información, vinculados al síndrome de la guerra de octubre de 1973, cuando estos mismos servicios no habían conseguido anticipar el ataque contra Israel. La visión israelí de la amenaza iraquí simplemente se debe a una concepción dogmática. Las oficinas de información fueron sumergidas por una visión unidimensional de Saddam que lo describían como la encarnación del Mal, un hombre sujeto a la obsesión de desarrollar armas de destrucción masiva para afectar Israel entre otras cosas. Pero Brom no excluye sin embargo que sospechas de manipulación política no manchen duraderamente la credibilidad de las agencias ya que las oficinas de información extranjeras podrían perder confianza en la información israelí, y sospechar de que Israel proporciona pistas falsas con el fin de convencer a los otros países de adoptar su posición política.

Los servicios de información israelíes son famosos por su eficacia, hasta el punto que el Mossad hasta tiene que vender una parte de la información que recoge a otras agencias extranjeras, práctica habitual posible por la extrema fiabilidad concedida por la comunidad internacional de la información a los trabajos de los agentes israelíes. Este hecho es amenazado por la participación de Israel en la campaña de intoxicación relativa a las armas de destrucción masiva supuestamente en poder de Saddam Hussein. Israel, que había sido el primer país pendiente y alerta del programa nuclear iraní a mitad de los años noventa, podría así encontrarse desacreditado, y ya no beneficiarse de la misma atención que antes, por parte de los servicios occidentales, principalmente en Europa. Sus advertencias sobre los programas de armamento de sus vecinos – y de sus adversarios – podrían en adelante ignorarse. Es necesario para los servicios de información israelíes restaurar esta credibilidad.

El hecho de que los responsables de las oficinas de información hayan podido estar convencidos de la necesidad de mentir, y en consecuencia de poner en juego su credibilidad, revela la amplitud de las presiones políticas que pesa sobre ellos y que los impulsa a defender una posición belicista. La transformación de un servicio de inteligencia en órgano de propaganda no es una señal de buena salud democrática. Pero al menos este episodio habrá tenido el mérito de hacer caer la confianza ciega que los israelíes y los Gobiernos extranjeros concedían al Mossad. En la actualidad, hay un hecho probado: incluso el mejor servicio de información del mundo no está al resguardo de manipulaciones políticas. En este sentido será necesario para los demás servicios de espionaje desconfiar de los datos que produce, en particular, con respecto a Siria, próximo objetivo probable de los Estados Unidos.

Publicado por John Doe   MUNDO CON MIS OJOS

WILILEAKS PODRÍA SER UNA OPERACIÓN ENCUBIERTA DE LA CIA

Aunque podría tratarse de una burda estrategia para desacreditar a WikiLeaks, algunos sugieren que esta organización es parte de una sofisticada operación encubierta, diseñada por la CIA para desinformar a la población mundial

En enero de 2007 un miembro importante de WikiLeaks, John Young, quien actualmente encabeza el sitio cryptome.org, renunció a la organización alegando que se trataba de una operación encubierta de la CIA. Por otro lado algunas fuentes de inteligencia de diversos países asiáticos han sugerido la posibilidad de que “WikiLeaks está operando una campaña de desinformación, alegando persecución de las agencias estadounidenses de inteligencia, pero realmente pertenece a esas mismas agencias”. De hecho no deja de llamar la atención que esta organización dedicada a filtrar información confidencial sea respaldada por gente como George Soros, y que haya logrado en tan poco tiempo convertirse en un protagonista del actual escenario geopolítico, en buena medida con la ayuda de medios informativos del mainstream, los cuales parecen proteger y alimentar la presencia de WikiLeaks.

Esta hipótesis apunta a que a fin de cuentas los secretos revelados por la organización están cuidadosamente seleccionados de acuerdo a una compleja agenda, pero que a fin de cuentas los hechos más significativos, que realmente revelarían los intereses de la élite geopolítica son simplemente mantenidos en la sombra, por ejemplo la necesidad de Estados Unidos de que Pakistán continúe apoyando a los talibanes para mantener a flote la supuesta guerra de Afganistán, la cual forma parte de un mega show bélico destinado a lucrar del tráfico mundial de heroína y a mantener activa la economía de guerra estadounidense.

WikiLeaks se define a sí misma como “una organización multi jurisdiccional para proteger a disidentes internos, filtradores de información, periodistas y blogers que enfrentan amenazas legales o de otro tipo por publicar información, cuyo interés principal es exponer regimenes opresivos en Asia, el antiguo bloque soviético, África subsahariana, y el medio oriente, pero asistimos a la gente de cualquier otra nación que quiera revelar comportamientos no éticos de gobiernos y corporaciones. Y apuntamos a lograr el máximo impacto político posible.” Sin embargo existe un reporte elaborado por el controversial periodista radicado en Washington, Wayne Madsen, que revela una aparente afiliación de Wikileaks como parte de una operación oculta de la CIA. En el reporte se denuncia a WikiLeaks como parte de la estrategia de espionaje digital de Estados Unidos e Israel, operada por la CIA y el Mossad respectivamente, y como fuentes cita a comunicados de las agencias de inteligencia en China y Tailandia. En particular China sospecha que la organización tiene conexiones con el Mossad.

WikiLeaks está íntimamente involucrado con una operación de 20 millones de dólares de la CIA en la que disidentes chinos que viven en Estados Unuidos hackean constantemente computadoras del gobierno de China. Este grupo de hackers simulan ataques informáticos a redes del ejército estadounidense, supuestamente provenientes e China, para que luego el gobierno de Estados Unidos pueda denunciar ciber ataques por parte del gigante asiático. Esta supuesta amenaza justifica el aumento en el presupuesto de ofensiva y defensiva de Estados Unidos y siembra el miedo de organizaciones públicas y empresas en este país que eventualmente se cobijan bajo el gobierno. Para reforzar su hipótesis, Wayne Madsen advierte que uno de los miembros del consejo de WikiLeaks, Ben Laurie, es un programador y experto en seguridad cibernética que trabaja para Google, empresa que recién firmó un acuerdo de cooperación con el conglomerado de agencias de inteligencia estadounidense, la Agencia Nacional de Seguridad (NSA).

También de acuerdo a las fuentes de inteligencia de Asia que han filtrado información a Madsen, la CIA se molestó con WikiLeaks luego de que se enterará que la organización también estaba colaborando con la agencia israelí de el Mossad. Ello motivó que la CIA suspendiera momentáneamente el otorgamiento de fondos a WikiLeaks y por esa razón uno de los fundadores que se presenta bajo el alias de Daniel Schmidt, decidiera mover la operación central de la organización a Bélgica y Suecia.

Por otro lado existen rumores de que George Soros, el viejo lobo de la especulación financiera y uno de los hombres más poderosos del mundo, podría también estar fondeando la operación de Wikileaks. Supuestamente cuando el senador estadounidense Norm Coleman se opuso al nombramiento de Mark Malloch como presidente del Banco Mundial, a quien Soros apoyaba, el magnate húngaro pidió a Daniel Schmitt que hackeara la lista de seguidores de Coleman, robando los datos bancarios y sus domicilios para luego publicarlos en el sitio de wikileaks.org. Esta movida eventualmente costaría a Coleman su reelección frente al demócrata Al Franken, otro de los protegidos de Soros. Además, de acuerdo a esta misma versión Soros estaría promoviendo el movimiento de la base central de operación de WikiLeaks hacia Islandia, país que por un lado se perfila como uno de los mayores protectores de activistas en internet, y que por otro lado su sistema bancario que se encuentra en plena recuperación tras la crisis de 2008 parece el terreno ideal para que el húngaro instale algunos millonarios negocios mientras que WikiLeaks se mantenga cerca de él y pueda continuar sus operaciones desde la tierra del hielo.

Por otra parte el presidente de Irán, país que se ha visto involucrado en los cables filtrados, donde se menciona presión del rey de Arabia Saúdita y de Israel para atacar a Irán, ha declarado a la BBC, que considera que WikiLeaks  es solo propaganda y se trata de una guerra psicológica en contra de su país. “No creemos que la información haya sido filtrada. Creemos que fue organizada para ser publicada en una base regular para lograr ciertas metas políticas”, dijo a la BBC.

Finalmente, dentro de las múltiples acusaciones que acusan a WikiLeaks de estar aliado con la CIA y otras agencias de inteligencia, se presentan una lista de mails de un importante ex miembro de la organización, John Young, en donde Además asocia a Wikileaks con la mafia rusa del Phishing cuyo epicentro se encuentra en Israel y supuestamente es operada por un grupo de judíos rusos.

Con la enorme turbulencia generada por la última publicación por parte de WikiLeaks, que incluye una gran cantidad de cables diplomáticos de funcionarios estadounidenses que revelan “chismes geopolíticos” algunos relevantes y otros meramente entretenidos, lo cierto es que el escenario resulta un poco confuso. Y aunque todos estos rumores bien podrían ser parte de una burda estrategia para deslegitimar a WikiLeaks, lo cierto es que nada es suficientemente disparatado para ser descartado per se, y no sería la primera vez que termina por comprobarse que un organismo o movimiento aparentemente contracultural en realidad forma parte de la misma agenda a la que supuestamente combate.

Así las cosas, lo mejor sería estar pendiente del desarrollo de todo este fenómeno wikilikeano y ejercer nuestra capacidad de análisis a partir de una postura un tanto escéptica frente a cualquiera de los protagonistas. Y más allá de que WikiLeaks sea o no parte de una operación encubierta de la CIA, lo cual tal vez ni siquiera importe, parece innegable que el contemplar esta posibilidad representa un ejercicio sano para encarar la realidad sobreinformada que nos ha tocado vivir en la actualidad.

PijamaSurf 

Y también una nota interesante recogida de El Oro de los Dioses

Wikileaks puede ser un instrumento para la demolición controlada del sistema, para marcar el ritmo del fin de una era mientras ellos, la élite illuminati-sionista-satanista elabora a pasos agigantados el camino hacia el Nuevo Orden Mundial, con un sólo gobierno, un sólo banco y una única moneda.

No cuela que Julian Assange ande por el mundo sin ser detenido, ni cuela que le entregue a medios de comunicación en manos de la élite gobernante toda la documentación para que estos filtren sólo aquello que no duele. Nada de lo filtrado hasta hoy hará tambalear el sistema.

Fuente: Arucas Blog

ENTREVISTA A DIMITRI KHALEZOV SOBRE VICTOR BOUT (I)

Por fin tenemos la traducción de la entrevista con Dimitri Khalezov. Hoy colgamos la primera parte. Es un documento único.

Los que no han podido leer o entender bien la tramas oculta de la saga BOUT, os invito a leerlo nítidamente y pasarlo a todos vuestros contactos.

¿Cómo se relaciona entre sí Victor BOUT, armas atómicas, Irán, Rusia, EEUU, droga, DEA, FARC, Raúl Reyes, Osama Bin Laden, terrorismo islámico, 9-11 (11 de septiembre), atentados de el Nogal, Bali, Oklahoma City y mucho más? Lo tenemos aquí, en este reportaje. Hoy, primera de cuatro partes.

Daniel Estulin

Dimitri Khalezov es un antiguo oficial de la “Unidad Militar 46179″, conocida también como “El Servicio de Control Especial” del duodécimo departamento del Ministerio de Defensa de la Unión Soviética. Ha accedido a contestar a nuestras preguntas y es un placer para nosotros poder ofrecer a los lectores de http://www.danielestulin.com/ otra entrevista de calidad.

Dimitri es una pieza crucial en el puzle del caso Víctor Bout. Es acertado afirmar que si no fuera por la dedicación de Dimitri en la ayuda al Sr. Bout, su incorruptibilidad y brillantez, Víctor se encontraría ahora muy probablemente entre rejas en alguna prisión estadounidense de alto perfil. Dimitri fue el primero en haber visto a Bout en la cárcel y en persona tras su famoso arresto en Bangkok y es el hombre que más dolores de cabeza ha dado al gobierno de los Estados Unidos. Es más, Dimitri Khalezov ha sido la primera persona en el mundo que ha descubierto los verdaderos motivos para la persecución de Víctor Bout por parte del gobierno estadounidense.

El arresto de Víctor Bout está directamente ligado al 11-S y el Sr. Khalezov, como antiguo miembro de la inteligencia “atómica” y posteriormente “nuclear” soviética, dice haber tenido constancia del llamado “Proyecto de Demolición Nuclear de Emergencia” de las Torres Gemelas desde principios de los años 80 cuando aún estaba al servicio del Servicio de Control Especial Soviético.

¿Cómo ha acabado por comprometerse con este caso?

Tanto Víctor Bout como yo somos rusos, también antiguos oficiales militares soviéticos y además del mismo pueblo. Creo que éstas son buenas razones para intentar ayudarle con el caso, teniendo en cuenta que Víctor fue arrestado en Bangkok y por aquél entonces yo también vivía allí. Además tengo amplia experiencia con el sistema legal tailandés, ten en cuenta que Estados Unidos también ha intentado que me arresten y me extraditen a América en conexión con el 11-S. Esto fue en el 2003. En consecuencia, mi motivación para intentar ayudar a Víctor es más que suficiente.

En Marzo de 2008, Víctor Bout fue el equivalente de Osama Bin Laden en lo que concierne a notoriedad en el escenario mundial. ¿Cómo se las arregló para poder ver a Bout en persona el primer día de su detención en Bangkok?

Bajo el código penal tailandés cualquier persona bajo arresto tiene el derecho innegable a ser visitado por amigos en su celda. Víctor Bout, a pesar de ser llamado “Mercader de la Muerte” o “Señor de la Guerra” no quedó apartado de los procedimientos ordinarios del código penal tailandés. Simplemente fui a la comisaría donde estaba detenido y solicité poder ver a mi amigo. Tuvieron que dejarme pasar por mucho que les pudiera resultar incómodo. De hecho la policía fue muy atenta y se portaron muy bien. Nos sentaron a los dos en un sofá en el pasillo y dejaron que conversáramos con tranquilidad. Normalmente sólo permiten a los visitantes hablar con los detenidos a través de los barrotes de una celda pero con Víctor y conmigo hicieron una excepción.

¿Hay algún vínculo entre su caso, el 11-S y Víctor Bout?

Por lo visto sí. EEUU al parecer me quería detener en relación al 11-S y los atentados de Bali de 2002 (que fue un atentado mini-nuclear), mientras que Víctor Bout les interesa también por el 11-S y el atentado de El Nogal (Colombia) de 2003. Lo de El Nogal se sabe que fue un atentado mini-nuclear, al menos los oficiales de seguridad apropiados lo saben. Como puedes ver hay muchas similitudes.

¿Quiénes son los principales protagonistas del caso BOUT, tanto por parte del gobierno estadounidense como por parte de los seguidores de Víctor?

Puede parecer que existe un cierto “Grupo de Seguidores de Bout” pero esta impresión es totalmente falsa. Este “grupo Bout” está formado por Víctor Bout, su mujer, su hermano, su madre, su hija, yo (Dimitri Khalezov), dos amigos de Bout de la Unión Soviética, su abogado tailandés, Sr. Lak Nittiwatvicharn, su abogado ruso, por supuesto Daniel Estulin y tal vez algunos periodistas que vinieron a conocer a Bout y a su familia durante su investigación del caso. Si puedes llamar a este ejército improvisado un “partido de seguidores de Bout” entonces sí, tienes dos equipos principales, sería el “equipo Bout” contra Estados Unidos. Aparte del gobierno estadounidense, sin embargo, existen unos cuantos jugadores más, gente poderosa y que se ha posicionado en contra de Víctor.

¿Quiénes son estos jugadores poderosos y por qué no hemos oído hablar de ellos?

Ante todo el gobierno ruso (o al menos ciertos individuos con poder dentro de éste) y los servicios secretos rusos.

¿De verdad? ¿No está de broma? ¡Acaba de acusar al gobierno ruso de trabajar en contra de Víctor Bout, cuando el mundo entero está convencido de que si no fuera por los esfuerzos de Putin y Medvedev, ya se hubiera extraditado a Víctor Bout a los Estados Unidos hace mucho tiempo!

No escucharás nada de ellos porque no son tan estúpidos como para mostrarse públicamente. En vez de ello prefieren dar una imagen diametralmente opuesta, la de que supuestamente están “ayudando” a Víctor Bout. Pero no te equivoques, desde el principio de esta farsa sin precedentes, el gobierno ruso estuvo muy involucrado con los americanos en toda la operación que le jugó a Víctor y que lo atrajo a Bangkok. El plan fue concebido y desarrollado por ambas partes, los servicios secretos americanos y rusos trabajaron conjuntamente. Además de los rusos también hubo otros implicados. Principalmente los servicios secretos israelíes, el Mossad y el Sayaret Matkal. También ellos tienen interés en este caso. Queda demostrado en la participación sin precedentes del Sayaret Matkal con uno de los líderes de la FARC, Raúl Reyes y “su” uranio enriquecido que fue plantado por “alguno” de sus seguidores en la jungla de Ecuador. No hay que pasar este punto por alto: Raúl Reyes fue asesinado el 1 de Marzo de 2008 mientras que a Víctor Bout se le tenía que encontrar en Bangkok el 4 de Marzo de 2008 en conexión directa con los casos FARC y Uranio. Toda la documentación legal que solicitaba Tailandia para su arresto había sido entregada a las autoridades tailandesas por los americanos el último día de Febrero, esto es ANTES del asesinato de Raúl Reyes.

Ahora, por favor, observe que fue el Sayaret Matkal de Israel (una organización de alto nivel que trata exclusivamente con armas nucleares enemigas y con nada más que eso) el grupo involucrado en el asesinato de Raúl Reyes y en el “descubrimiento” de su uranio. No hay que ignorar tampoco el hecho de que Víctor Bout no llegó a Bangkok solo, sino en la siniestra compañía de su “amigo”, un cierto coronel del FSB ruso quien fue inicialmente arrestado con él, pero luego puesto en libertad de una forma un tanto extraña y enviado a Moscú en el primer vuelo disponible. Para entender lo improbable que es esto, imaginemos la siguiente situación: digamos por ejemplo que unos servicios secretos cualquiera (los franceses, por ejemplo) se las han ingeniado para atraer a Osama Bin Laden a París, prometiéndole que se encontrará allí con sus hermanos musulmanes y hablarán todos acerca de cómo demoler la Torre Eiffel utilizando un arma mini-nuclear robada de la Unión Soviética. Pero Osama Bin Laden no llega solo al encuentro de París sino acompañado de un cierto coronel de los servicios de contraespionaje talibanes, un señor que ha decidido viajar junto a Osama para aprovechar la ocasión de ver el Louvre y la Torre Eiffel (antes del atentado).

Los servicios secretos franceses arrestan a ambos, a Osama Bin Laden y al coronel talibán. Aunque luego se dan cuenta de que únicamente quieren a Osama y no al coronel de contraespionaje, que tan sólo ha venido para visitar París como turista y para hacer compañía a su amigo durante el vuelo a la capital francesa. Por tanto deciden soltar a este último y reenviarlo a Kabul en el primer vuelo disponible, deteniendo tan sólo a Oasama Bin Laden puesto que SÓLO él fue el objetivo de su operación. Esta versión, ¿suena creíble?. Pues así de creíble es la explicación de por qué la policía tailandesa y la DEA de EE.UU. soltaron tan pronto al compañero casual de Víctor Bout, el coronel del FSB, quien llegó curiosamente en el mismo avión y en el mismo taxi y tenía reserva en el mismo hotel pero en realidad no quería ayudar a su compañero a vender “misiles portátiles anti-aéreos” a los narcotraficantes sedientos de sangre de las FARC… él sólo quería ver Bangkok y tener la oportunidad de probar el famoso masaje tailandés.

Pero claro, el coronel del FSB había venido a Bangkok “por error”, por tanto este “error” fue corregido rápidamente por la honorable y honrada policía tailandesa quienes rápidamente se dieron cuenta de la inocencia del amigo del “Mercader de la Muerte” y le enviaron a casa de inmediato. ¿Te crees este surrealismo?, yo no. Al menos cuatro países estuvieron fuertemente involucrados en el montaje a Víctor Bout: Rusia, EE.UU., Israel y Tailandia. Hay evidencia plausible de que hubo también otras naciones implicadas pero en menor grado que las cuatro anteriormente mencionadas. Parece ser que los daneses, holandeses y los rumanos también estuvieron involucrados, al menos es la impresión tras examinar el papeleo disponible en el dossier de Víctor en los juzgados de lo penal de Tailandia.

El mundo entero tiene ahora la impresión de que el gobierno ruso y la embajada rusa en Tailandia han hecho todo lo que han podido para ayudar al Sr. Bout. Incluso hubo quejas públicas por parte de Estados Unidos a causa de la supuesta presión ejercida entre bastidores sobre los tailandeses por Putin y compañía a favor de la liberación de Bout.

Desgraciadamente esto es uno de los mayores errores, el pensar que el gobierno ruso está involucrado en el caso de extradición de Víctor Bout desde el lado de Víctor. Por supuesto que en la “línea oficial” muchas publicaciones histéricas de la prensa occidental e incluso en la rusa han dado por sentado que la burocracia rusa supuestamente “intenta por todos los medios” ayudar a Víctor puesto que Víctor podría, supuestamente, implicar a “algunos políticos rusos” en algunos supuestos actos criminales. Este cuadro se mantiene gracias al hecho de que los oficiales de la embajada rusa han asistido de forma regular a las sesiones en los juzgados tailandeses durante el caso de extradición de Bout y también debido a una serie de declaraciones emitidas desde el Ministerio de Asuntos Exteriores de Rusia. Esta impresión es sin embargo engañosa. Los oficiales rusos que visitaron a Bout y acudieron al juicio no son más que el apoyo consular que regularmente se presta a un ciudadano ruso, ya sea éste Víctor Bout o un anónimo compatriota.

Con esto dicho, puedo asegurar que incluso si el cónsul ruso ha atendido a cada fase del juicio los jueces tailandeses no han sido presionados por la delegación rusa. Es normal para los cónsules estar presentes en las audiencias de demandados extranjeros y los jueces de Tailandia están acostumbrados. De ninguna manera se puede considerar el correcto desempeño de sus funciones por parte de un cónsul ruso como “asistencia extrajudicial” a Víctor Bout en la sala de justicia.

Aunque el Ministro de Asuntos Exteriores ha dicho públicamente que creía en la inocencia del Sr. Bout y se quejaba de supuestos intentos de presión al gobierno tailandés, no deberíamos tomar esta faceta pública como las verdaderas intenciones del gobierno ruso. Lo digo alto y claro: desde el principio del caso Bout en marzo de 2008, el gobierno ruso ha hecho todo lo posible para dañar las posibilidades de Víctor en su juicio. Suena raro para un occidental laico, pero se han de entender algunas peculiaridades en cuanto a los rusos. Para empezar, aparte de Putin, Medvedev y compañía, existen otros poderes políticos en Rusia, los llamados “patriotas” liderados por Vladimirr Zhirinovsky por ejemplo, o los “comunistas” entre otros. Algunos de los “viejos rusos” sinceramente creen que no se debería permitir que el gobierno estadounidense arreste a un ciudadano ruso fuera de las fronteras rusas, especialmente en un tercer país. Porque si se le deja actuar así con impunidad esto supondrá un precedente peligroso. Hoy se atreven a incriminar y arrestar a un supuesto “Mercader de la Muerte” que no conoce secretos gubernamentales. Pero mañana puede que cojan a un verdadero coronel de las tropas estratégicas de armas atómicas de Rusia que esté de vacaciones en Tailandia. El gobierno de los Estados Unidos puede acusar al coronel de estar “planeando la aniquilación de los Estados Unidos como nación con un ataque masivo termo-nuclear” y solicitar su extradición a América. Es más, en este caso una acusación hipotética de este tipo sería incluso correcta, al poder realmente estar el coronel planeando la aniquilación de EE.UU. a causa de sus deberes de servicio.

Se tiene que comprender que la gran mayoría de ciudadanos rusos, así como las Fuerzas Armadas del país están muy descontentos con la idea de que EE.UU. pueda, de una forma tan arrogante, ejercer su supuesta jurisdicción en territorios que no son parte de ese país, algo que molesta especialmente cuando el acoso afecta directamente a ciudadanos rusos. Medvedev, Putin y compañía son conscientes de esta oposición y han de tenerla en cuenta a la hora de hacer declaraciones oficiales.

De aquí vienen las peticiones públicas de apoyo por parte del Ministerio de Asuntos Exteriores de Rusia, que suenan como si realmente les importara Víctor Bout o su caso en Tailandia. Pero nadie debería engañarse con estas peticiones lloronas de apoyo. No son nada más que un truco publicitario. En realidad no hacen más daño a los americanos y su causa que los ladridos de los perros callejeros en los alrededores del tribunal de justicia en Bangkok. Todas estas acciones del Ministerio de Exterior de Rusia están dirigidas tan sólo a apaciguar a la población rusa creando la impresión de que el gobierno ruso “trabaja para Rusia” y sigue representando “un desafío a la hegemonía de EE.UU. en el mundo”. En realidad las cosas son distintas. Es más, si el gobierno ruso se hubiera abstenido por completo de “ayudar” a Víctor Bout en su caso de extradición en Tailandia éste hubiera tenido más probabilidades de salir ganando.

¿El interés de los Estados Unidos por Víctor Bout se debe a que es traficante de armas tal y como lo ha descrito el periodista de la U.N. y EE.UU. Douglas Farah o hay algo más?

En realidad Bout no interesa a nadie por ser un supuesto “Mercader de Armas” tal y como ha sido retratado y entendido por gente que se esfuerza más en escribir artículos que en averiguar hechos reales. Si a Víctor realmente lo quisieran por lo que sugieres, entonces los americanos no hubieran esperado hasta marzo de 2008 para arrestarlo, sino que hubieran emprendido acciones legales contra él ya en los años 90 o como muy tarde al comienzo del nuevo milenio. El problema es que la importancia de Bout NO se debe a que es el “Mercader de Armas”, al menos no en el sentido en que se le puede ver en la infame película o como lo describe el irresponsable reportaje de la ONU escrito por un antiguo inspector de armas de las Naciones Unidas, Johan Peleman. A Víctor lo necesitan por algo totalmente distinto, pero si te parece comentaremos eso a continuación en más detalle.

http://www.danielestulin.com/

PIRATAS SIONISTAS CONTRA PISTOLAS DE PINTURA

Seis días antes de la masacre de la Flotilla de la Libertad, una de los más conspicuos judíos anti-sionistas, el anciano ex diputado israelí Uri Avnery, publicaba un artículo en el que llegaba a la conclusión de que el actual Gobierno sionista ha conseguido lo que buscaba: devolver a los israelíes la sensación de que todo el mundo está contra ellos. Con amarga ironía, Avnery argumentaba que los sionistas se desintegran cuando pierden esos mecanismos de defensa que, con razón o sin ella, han desarrollado a lo largo de los siglos por lo que sólo son felices cuando se sienten despreciados y amenazados (ver Counterpunch, 25.V.2010) De ser cierta esta tesis, es indudable que Netanyahu y Ehud Barak pueden estar contentos: hoy tienen muchísimos más motivos para verse como víctimas de la incomprensión mundial.

Breve relación de algunas piraterías sionistas

8 de junio de 1967. Aviones y barcos torpederos sionistas atacan en aguas internacionales al buque gringo USS Liberty causando no menos de 34 muertos y 171 heridos. Los sionistas impidieron así un hipotético e improbable obstáculo contra su ataque a Siria. Hasta la fecha, este acto de suprema piratería sigue siendo el único incidente no investigado por el Congreso de los EEUU.

23 de agosto de 2008. Dos minúsculas embarcaciones fletadas por el Free Gaza Movement (FGM) llegan a Gaza.

29 de octubre de 2008. El yate Dignity, fletado por el FGM llega a Gaza [Tres intentos posteriores del FGM de llevar a Gaza ayuda humanitaria se saldaron con sendos ametrallamientos, varios heridos y asalto final a los barcos antes de que pudieran atracar en su destino]

24 de julio de 2009. So pretexto de que transporta armas para Siria e Irán, el Mossad secuestra el barco finlandés Artic Sea. El 14.agosto, es “encontrado” –vacío, claro está- por la marina rusa en aguas próximas a Cabo Verde. La imaginativa versión ruso-sionista es que transportaba madera y que fue abordado por el ala dura de los ecologistas.

17 de mayo de 2010. Brasil, Turquía e Irán firman un contrato nuclear: Irán depositará en territorio turco 1.200 kgs. de uranio iraní enriquecido al 3,5% que le será devuelto enriquecido al 20%. Para colmo, en el mismo acto, el ministro turco de Relaciones Exteriores Ahmet Davitoglu “exhortó a la comunidad internacional a renunciar a adoptar nuevas sanciones contra Irán”.

Para demostrar que en Gaza no hay crisis humanitaria por la sencilla razón de que no hay bloqueo pues Israel les provee de todo a los gazatíes, la oficina del Primer Ministro distribuye entre otros lujos disponibles en la Franja, menús de los restaurantes de Gaza en los que destacan la crema de espinacas y el filete Stroganoff.

Matanza nocturna en alta mar

31 de mayo de 2010.- Con las agravantes de premeditación, alevosía, exceso de fuerza, desprecio de sexo, nocturnidad y trasgresión de las leyes del mar –piratería-, comandos de la fuerza de élite Shayetet 13, asaltaron la Flotilla de la Libertad en aguas internacionales. Aunque ni siquiera estaban provistos de lacrimógenas sino sólo armados con pistolas de pintura (paintball guns), la resistencia (estúpida e incomprensible) que ofrecieron los semidormidos activistas humanitarios obligó a los tiernos marines sionistas a masacrar a decenas de pasajeros –a quienes, pequeño detalle, previamente les habían cortado Internet-.

Si permitieron dos veces la llegada a Gaza de barcos humanitarios, ¿por qué esta vez Israel ha masacrado a unos inermes civiles? Dejemos aparte dos hechos que nos parecen menores: uno, que los anteriores barcos eran minúsculos; dos, que desde aquellas arribadas ha cambiado el Gobierno sionista. Entremos en temas mayores clasificando las múltiples explicaciones y causas que se esconden tras esta matanza, todas ellas independientes de la (siniestra) suerte que Israel reserva a sus esclavos gazatíes:

1) el ataque va dirigido realmente contra Turquía, el más próximo de los firmantes del contrato con Irán. El remoto Brasil queda para una segunda fase e Irán, ad calendas graecas como veremos más adelante.

2) Rahm Emmanuel, capitán del ejército sionista (IDF o Tsahal), hijo de terrorista del Irgun y mano derecha de Obama, acaba de visitar Israel so pretexto de que su hijo cumpla el rito de iniciación judía llamado Bar Mitzva. En otras palabras, EEUU ha dado luz verde a la masacre, probablemente para compensar al proverbial sadismo sionista por la firma del contrato antes citado y, con toda seguridad, para garantizar el apoyo del lobby sionista a Obama de cara a las elecciones gringas del próximo 2 de noviembre.

3) el ataque va también contra la unidad del pueblo palestino. Por lo pronto, el muy corrupto dizque presidente Mahmud Abbas se ha limitado a adoptar medidas tan rutinarias como simbólicas -tres días de luto oficial en Cisjordania- a la vez que mantiene el “diálogo” con Tel Aviv.

4) la matanza es un regalo a los sionistas ultraortodoxos. Los Haredin dejarán momentáneamente de incordiar y no digamos los poseídos de la furia del converso -los inmigrantes rusos-. En los últimos días, estos asesinos no estaban satisfechos con crucificar a la soldado Anat Kamm por el supuesto delito de hablar con la prensa ni tampoco con haber metido en la cárcel por enésima vez a Mordechai Vanunu –el héroe judío que denunció la bomba nuclear sionista-. Querían más y ya lo tienen.

5) este acto de piratería también va encaminado a escindir a las ONG. Dicho de otra manera, busca satanizar y amedrentar a las más humanitarias para que, de una vez por todas, dejen de molestar a las ONG tecnocráticas.

Todo ello por lo que respecta a la inmediata actualidad politico-fáctica. Desde la psicología social –una disciplina algo fantasiosa- podemos añadir que, siendo el sadomasoquismo la principal seña de identidad de ese Estado teocrático y militarista –añadir racista y genocida sería redundancia- que dice ser la suprema expresión moderna del judaísmo, los sionistas se notaban masoquistas por haber dejado entrar a unos barquichuelos ergo lo han tenido que compensar con el sadismo de una gran masacre.

Más aún, antes del famoso contrato tripartito, Irán ya se había blindado contra una agresión gringo-sionista mediante el ardid de firmar sustanciosos convenios con Rusia y, sobre todo, con el amo del dólar: China. Atacados en la parte más débil de su anatomía –el bolsillo-, los EEUU se sintieron impotentes y así se lo hicieron saber a Israel, su hijo travieso. Pero éste, caprichoso como todo niño mimado, a cambio quería romper algún juguete. Sabiendo que el castigo de papá no pasará de una regañina cara a los vecinos, ya lo ha roto.

El mañana

Creación de innumerables comisiones de investigación: la ONU, la Unión Europea, la Liga Árabe, incluso los EEUU y puede que hasta el Vaticano competirán en presentar las mentiras y medias verdades mejor empaquetadas. Un ejemplo reciente de hasta dónde llegan estas comisiones: el 20 de enero de 2010, el Mossad asesinó en Dubai a un palestino. Pocos días después se demostró que los asesinos habían utilizado falsos pasaportes europeos, ingleses en su mayoría. El Reino Unido convocó al embajador israelí y el entonces premier Brown prometió crear una comisión de investigación. Desde entonces, ¿alguien ha oído hablar de ella?

Manipulación mediática: Que se prepare la Alianza de las Civilizaciones porque se centrará en la difamación de Turquía. Para subrayar que ha actuado en defensa propia, Israel inventará haber sufrido “algunas” bajas. Estará prohibido hablar de tropezones, ineptitud, precipitación, confusión entre las propias filas y, por supuesto, será anatema mencionar siquiera el “fuego amigo”. Además, las agencias amigas –Reuters en especial-, inundarán al mundo con imágenes espeluznantes de la “insania turca” –como todos sabemos, heredera directa del genocidio armenio y de los empalamientos, suplicio favorito de los pérfidos sultanes-. De hecho, Israel ya ha difundido unas primeras fotos en las que se aprecia a un supuesto pasajero amenazando a la Humanidad con un cuchillo curvo. Según la propaganda sionista, es obvio que, siendo feo y barbudo, sólo puede un terrorista camuflado -turco desde luego y probablemente amigo de Alí Agca, ahora cristiano pero antes frustrado asesino de Juan Pablo II-

Como postre, las mismas agencias de desinformación nos abrumarán con conmovedoras narraciones sobre los amorosos cuidados que los hospitales israelíes han brindado a los humanitarios heridos.

Esta manipulación no se limitará a invenciones y/o medias verdades sino que no se detendrá ante la mentira pura y dura. Ejemplo: han querido desprestigiar a la Flotilla acusándola de negarse a llevar una carta a Gilad Shalit –el soldado israelí preso en Gaza- cuando la verdad es que, bajo la amenaza de usar las armas, horas antes de zarpar obligaron a la Flotilla a no admitir la susodicha carta.

Ataques a Brasil: Obviamente, no serán ataques directos sino sinuosos. Pronto oiremos hablar de la destrucción de la Amazonia, de la esclavitud en Pará y de lo chapuceros que son los productos brasileros. En esta campaña, no estarán solos los medios sionistas –la inmensa mayoría de los verdaderamente planetarios- sino que también les acompañarán los gringos pues, a fin de cuentas, ellos son los más perjudicados por el surgimiento de ese tercer polo que representa la diplomacia brasileña.

En cuanto a la joya de la corona sionista –sus servicios secretos-, la batalla está servida. Por ahora, el Mossad y sus innumerables otras agencias hermanas saben que quienes lograron introducir al presidente Zelaya en la embajada de Brasil y quienes han preparado en el mayor sigilo el contrato con Irán no son enemigo pequeño. Esperemos que esta deducción no les lleve a recurrir contra los brasileños a su método habitual –el asesinato-.

ANTONIO PÉREZ        Rebelión

MISTERIOSA ENFERMEDAD RELACIONADA CON UN VIRÓLOGO ISRAELÍ DESAPARECIDO

Los medios de comunicación del noroeste de los Estados Unidos comenzaron a informar desde el pasado 24 de abril de un extraño, -previamente desconocido-, y virulento hongo que se transmitía por el aire, que había matado al menos a seis personas en Oregon, Washington e Idaho y se extendía por la región. El hongo, según expertos  microbiólogos, es un nuevo genotipo de Cryptococcus gatti fungi, que normalmente se halla en regiones tropicales y subtropicales en India, Sudamérica, Africa y Australia.

 Los microbiólogos estadounidenses afirman que la variedad hallada, por razones todavía desconocidas,  es mucho más mortífera. Un número indeterminado de personas en la región han enfermado por esta variedad del hongo y los médicos dicen que puede infectar también a las mascotas y los síntomas no aparecen hasta después de dos o cuatro meses de la exposición. Dichos síntomas incluyen ligera tos, dolores agudos de pecho, fiebre, sudores nocturnos, pérdida de peso, dolor de cabeza y respiración acelerada. Puede ser tratado exitosamente si se detecta a tiempo, con antifúngicos, pero no se puede prevenir ni hay vacuna. Si no se diagnóstica, el hongo afecta al fluído espinal y al sistema nervioso central, causando una mortal meningitis.  Según el microbiólogo Edmond Byrnes este novedoso hongo es inquietante porque es una amenaza para las personas sanas, al contrario que otros hongos que atacan a trasplantados o pacientes de Sida.

Algunos microbiólogos y epidemiólogos dicen que el  hongo previamente apareció en la isla de Vancouver en el otoño de 2001 o quizá antes, y mató a perros, gatos, caballos, ovejas y al menos 26 personas. Se expandió por la brisa y el viento.  Algunos investigadores en California también afirman que desde hace décadas se trabaja con este hongo, en concreto en Fort Detrick, Maryland (Centro Biológico del Ejército en Estados Unidos).
Informes sobre guerra bacteriológica obtenidos a través de la Ley de Libertad de Información revelaron que comenzó en torno a 1952 el ejército montó un enorme programa de investigación que incluía numerosas plantas y hongos, con numerosos contratos que implicaban a universidades para completar los trabajos de investigación. El mismo microbiólogo, que declinó hablar públicamente, narró el extenso trabajo desarrollado sobre el hongo en Fort Detrick y también afirmó que investigadores del Instituto de Investigación Biológica de Tel-Aviv, Israel, también han trabajado con el Cryptococcus. Asimismo, también se dice que el misterioso virólogo israeli-estadounidense, Joseph Moshe,  podría haber dirigido estudios secretos sobre el hongo mientras residía en los últimos tiempos en California. Este Moshe saltó brevemente a la fama internacional en 2009 cuando fue objeto de una espectacular detención por la policía de Los Angeles, asistida por el FBI, el servicio secreto, la CIA, el ejército y otras agencias oficiales. Su arresto nunca ha sido totalmente explicado a los medios de comunicación y su paradero desde entonces permanece desconocido.  De acuerdo con los medios de Los Angeles, Moshe afirmó se un “antiguo microbiólogo del Mossad” que había llamado a la policía profiriendo amenazas sobre el presidente Obama y la Casa Blanca. Después de su detención, Moshe fue llevado a un hospital psiquiátrico y luego a otro centro en Los Angeles. Un mes más tarde, Moshe fue secretamente liberado y su actual paradero se desconoce.

Desde su arresto proliferaron, sobre todo en Internet, informes sobre las actividades de Moshe en los Estados Unidos.  Algunos de las fuentes más fiables le han vinculado a la fuerte expansión de la gripe A en Ucrania. Otras, incluyendo dos antiguos bioquímicos de Fort Detrick, también le vinculan a una misteriosa enfermedad que está llegando a ser alarmantemente común en Vermont y otros estados, como California. Esta “enfermedad de Morgellons”, ha matado o incapacitado al menos a 10 o 20 granjeros.  Antiguos científicos de Fort Detrick, en privado dicen que la enfermedad fue “experimentada intensamente” a finales de los años 60 en varios “lugares de prueba en New England”.  Morgellons provoca horribles problemas en la piel así como fatiga, confusión y serios problemas de memoria, y la extraña sensación de ser atravesado por alfileres o de que algo se arrastra por la carne.

Volviendo al principio, algunos investigadores afirman que Morgellons está llegando a ser “un problema médico muy serio en algunas partes del país”.

Fuente: Truthout