LA PIRÁMIDE DE KEOPS ESTABA CORONADA POR UNA ESFERA

Un arquitecto catalán reconstruye en primicia la pirámide original de Keops

El arquitecto catalán Miquel Pérez-Sánchez ha reconstruido informáticamente la forma original de la pirámide de Keops y ha descubierto que el monumento –que medía 147,134 metros de altura, estaba cubierta de bloques de piedra caliza blanca y coronada por una esfera– esconde conocimientos científicos avanzados de la civilización del Antiguo Egipto sobre matemáticas, geometría, astronomía y geodesia, entre otros.

La tesis doctoral del arquitecto, en la que ha dibujado la pirámide con una exactitud 100 veces superior a la habitual, ha revelado una arquitectura que contenía conocimientos científicos “insospechados” como el uso del Teorema de Pitágoras dos milenios antes de su descubrimiento oficial por parte del sabio de Samos.

La pirámide, la primera de las siete maravillas del mundo y la única que queda en pie, también esconde el uso preciso del número Pi con seis decimales, el conocimiento del número ‘e’, del número áureo y de las medidas de la Tierra, del Sol y de Sirio –la estrella más brillante del cielo y asociada a Isis– que se anticiparon en más de cuatro milenios.

El monumento está situado sobre la Tierra respecto a un sistema de coordenadas geográficas referido al ecuador y a un meridiano cero objetivo que pasaba por la cima del Everest, y usó como sistema de datación alineaciones astronómicas con el planeta Marte.

Asimismo, conmemoraba el Milenio de la muerte de Osiris que ocultaba, mitificado, el día del Diluevio que se celebraba cada 17 de athyr –tercer mes del clendario egipcio– con cuatro días de luto, y el nombre oficial del monumento, ‘el Horizonte de Khufu’, hacía referencia al horizonte de visión desde su esfera de coronación, que simbolizaba el ojo de Horus.

Pérez-Sánchez, que es arquitecto por la Escuela Técnica Superior de Arquitectura de Barcelona (Etsab) y doctor en Aqruitectura por la Universidad Politécnica de Catalunya (UPC), ofrecerá un ciclo de conferencias en el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) de Catalunya bajo el título: ‘Matemáticas y geometría, astronomía y geodesia en el Antiguo Egipto: el conjunto monumental de Giza’.

EuropaPress

 

UN ROBOT PENETRARÁ EN LA CÁMARA SECRETA DE LA PIRÁMIDE DE KEOPS

Robot desentrañará misterio de la Gran Pirámide de Giza

Un robot, llamado Djedi, intentará penetrar hasta el centro de la pirámide egipcia de Giza y develar el secreto que ocultan tres puertas de piedra caliza desde hace 4.500 años.

Nadie ha podido llegar al verdadero centro de la pirámide de Keops (Khufu) construida por el rey del mismo nombre, alrededor de 2560 AC, la que es considerada como la única maravilla del mundo antiguo aún en pie.

La Universidad de Leeds, en conjunto con el Supremo Consejo para las Antigüedades, de Egipto, se proponen echar luz sobre el misterio de la pirámide, el que involucra dos pasajes tapiados y tres puertas de piedra caliza.
En el centro de la pirámide hay dos cámaras. La superior, la cámara del rey, no presenta incógnitas. Dos túneles con una inclinación de 45 grados, cavados a ambos lados de la cámara, conducen al exterior del monumento.

Se cree que ambos pasajes al exterior tenían el objetivo de disparar el espíritu del soberano hacia el cielo, para que asumiera el lugar que le correspondía en el vecindario estelar.

La cámara de la reina, excavada bajo la del rey, es la que presenta el enigma. Los dos túneles, el del norte y el del sur, cavados con la misma inclinación de 45 grados, se interrumpen delante de sendas puertas de piedra caliza.

En 2002, se consiguió abrir la puerta del túnel sur y el operativo reveló otra puerta, que parecía cubrir, tapar algo. ¿Qué?
Los planes son, ahora, utilizar este robot llamado Djedi, en honor al mago que el rey Keops solía consultar para la construcción de su pirámide, el que fue diseñado por ingenieros de la Universidad de Leeds, Inglaterra.

El doctor Robert Richardson, de la escuela de Ingeniería Mecánica de la Universidad de Leeds, le dijo al diario británico The Independent que se había estado trabajando en el proyecto por cinco años.

La expedición espera alcanzar el fin de ambos túneles cuando se lleve a cabo a fines de año.

La BBC consultó el sitio web del doctor Sahi Hawass, arqueólogo y secretario general del Supremo Consejo para las Antigüedades, y encontró la mayor dificultad que debe superar el Djedi: entre la primera puerta, ya abierta, y la segunda, hay sólo veinte centímetros.

Su misión será taladrar la segunda puerta sin causar daño innecesario.

BBCMundo