OTRA IMAGEN EXTRAÑA DESDE SOHO

Traigo otra imagen más tomada al parecer por SOHO (el satélite de la NASA que estudia el Sol) el pasado 24 de abril, donde puede apreciarse algo aparentemente, -al menos para un lego en la materia como yo-, extraño en la parte inferior izquierda.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Anuncios

UNA GRAN LLAMARADA SOLAR PROVOCARÁ TORMENTA MAGNÉTICA EN LA TIERRA ESTE VIERNES.

Un flujo de plasma generado por la reciente llamarada solar de magnitud X2, la más poderosa desde 2004, llegará este viernes a la Tierra y causará una tormenta magnética, comunicó hoy el Instituto ruso de física “Lébedev”.

“Las consecuencias geomagnéticas de esa llamarada son prácticamente inevitables, habida cuenta de que se produjo casi en el centro mismo del disco solar, frente a la Tierra, y fue acompañada por una importante emisión de plasma registrada por varios instrumentos espaciales  a la vez”, consta en una nota emitida por dicho centro de investigación.

Si el frente de plasma sigue avanzando hacia nuestro planeta a la velocidad de ahora – de 410 kilómetros por segundo, según los datos del satélite Stereo – alcanzará la órbita terrestre en la noche del viernes a más tardar.  Dará origen a una tormenta magnética moderada (Kp=6) cuya duración será de entre 10 y 24 horas, según los expertos. Una tormenta de esa magnitud tuvo lugar en la Tierra en la noche del 4 al 5 de febrero.

La llamarada que detectaron en la madrugada del pasado martes los satélites geoestacionarios GOES es la primera de la clase X en el nuevo ciclo solar. La anterior erupción de esa magnitud se produjo en diciembre de 2006. Hay cinco categorías de explosiones solares en función de su intensidad: A, B, C, M y X. La mínima, A.0.0, equivale a una radiación de 10 nanovatios por metro cuadrado en la órbita terrestre, valor que se decuplica en cada clase siguiente.

Desde 2000 se registraron en la Tierra doce tormentas magnéticas de máximo nivel que son capaces de obstruir comunicaciones de radio y sistemas energéticos, así como generar auroras boreales visibles incluso en zonas ecuatoriales. La última vez fue el 11 de septiembre de 2005.

RIANovosti

PORTALES MAGNÉTICOS CONECTAN EL SOL CON LA TIERRA

NASA confirma la existencia de portales magnéticos que forman canales de interacción entre nuestro planeta y el sol; intercambio alquímico de información a través de conductos que se abren y cierran intermitentemente

“Any sufficiently advanced technology is indistinguishable from magic.”

Arthur C. Clarke

Antes de que termines de leer esta nota habrá ya ocurrido algo que hasta hace poco la mayoría de científicos negaba rotundamente que en realidad sucediera: un portal magnético se abra abierto, conectando a la Tierra con el sol a través de 150 millones de kilómetros que separan a nuestro planeta del astro central de la galaxia. Toneladas de partículas energéticas de alta frecuencia serán transmitidas entre los dos cuerpos antes de que el portal se cierre de nuevo, lo cual ocurrirá aproximadamente cuando termines de leerla.

Este cuasi mágico fenómeno se conoce como eventos de transferencia de flujo o FTE por sus siglas en inglés (Flux Transfer Event). “Se llama evento de transferencia de flujo. Hace diez años yo estaba completamente seguro que este fenómeno no existía pero ahora existe evidencia innegable de que es un hecho” afirma el físico espacial David Sibeck del Goddard Space Flight Center. Pero además de lo sorprendente para algunos que implica la confirmación científica del FTE, también llama la atención que es un fenómeno que se repite varias veces a lo largo de un día, aproximadamente cada ocho minutos.
Desde hace tiempo los científicos sabían que la Tierra y el sol debían estar de algún modo conectados. La magnetosfera de nuestro planeta (la burbuja magnética que rodea a la Tierra) esta repleta de partículas del sol que llegan hasta ahí por medio de las ráfagas de viento solar, eventualmente penetrando las defensas del campo magnético de nuestro planeta. Y hoy sabemos que estas partículas son capaces de penetrar ya que viajan a través de campos magnéticos que enlazan directamente el suelo terrestre con la atmósfera del sol.

“Solíamos pensar que la conexión era permanente y que el viento solar podía gradualmente acercarse al ambiente cercano a la Tierra siempre que el viento estuviese activo. Pero nos equivocábamos. Las conexiones no son estables en lo absoluto. Generalmente son cortas, intermitentes y con un alto dinamismo” afirma Sibeck.

De acuerdo con diversos especialistas en la materia el fenómeno de los eventos de transferencia de flujo se puede explicar, básicamente, de la siguiente manera: en el lado de la Tierra que es de día, es decir la zona más cercana al sol, el campo magnético de nuestro planeta presiona en contra del campo magnético del sol. Aproximadamente cada ocho minutos los dos campos de funden o reconectan brevemente para formal un portal a través del cual pueden fluir partículas de energía. Este portal magnético, al cual han hecho alusión diversas disciplinas del ocultismo occidental, así como el arte alquímico de Arabia, y muchas otras tradiciones místicas desde fechas ancestrales, adquiere la forma de un cilindro magnético cuyo diámetro es del tamaño de la Tierra. De hecho ya se han llevado a cabo misiones, tanto por parte de la NASA como por parte de la Agencia Espacial Europea, en los que se envían naves para sobrevolar el perímetro del portal e incluso para medir las dimensiones del mismo con relativa exactitud.

Ahora que se tiene información más detallada sobre el portal magnético y sobre los eventos de transferencia de flujo, los científicos analizan este fenómeno en busca de predecir su comportamiento con mayor detalle. De acuerdo con otro físico espacial, el Dr Jimmy Raeder de la Universidad de New Hampshire, estos portales magnéticos tienden a formarse por encima de la banda ecuatorial de nuestro planeta y luego desplazarse hacia el polo invernal: en diciembre rolan hacia el Polo Norte y en Julio hacia el Polo Sur.

Una vez digerido el asombro de constatar la existencia de los FTE y superado el ego científico de aceptar que sucede algo que originalmente se negaba de manera rotunda, los investigadores se han volcado en profundizar su entendimiento frente a este fenómeno. Incluso se han ya catalogado dos tipos diferentes de eventos de transmisión de flujo, los activos y los pasivos. Los primeros se refieren a cilindros magnéticos que permiten el flujo de partículas en forma fácil y estable. estos son importantes canales de energía de la magnetosfera de la Tierra. Por otro lado, los pasivos ofrecen mayor resistencia ya que su estructura interna no admite un paso fluido de partículas y campos.
Aún quedan decenas de interrogantes fundamentales para aspirar a un entendimiento pleno ante la existencia confirmada de portales magnéticos que enlazan el suelo firme de la Tierra con el sol. Pero al parecer se ha dado un paso indispensable para su investigación a fondo: la aceptación, una etapa que en cientos de fenómenos “similares” la ciencia aún no ha sido capaz de transitar, prefiriendo sujetarse ciegamente a creencias tradicionales y a mapas de realidad que legitiman su papel histórico como decisivo juez entre lo falso y lo verdadero. por otra parte se confirma una más de las místicas alegorías que la sabiduría de ancestrales tradiciones había advertido y que hasta hora simplemente se habían considerado como meras alegorías. Y como dice la frase conocida como Tercera Ley de Clarke: “Cualquier tecnología suficientemente avanzada es indistinguible de la magia”.

Con información de NASA

LUCIO MONTLUNE
PijamaSurf

EXTRAÑAS Y ALARMANTES EMISIONES SOLARES

Traigo aquí un inquietante artículo sobre las extrañas actividades solares que puede tener una curiosa relación tal vez sobre ciertos cambios en la consciencia, el sol, el centro del universo, las “profecías” mayas y el 2012 a los que se han referido, -aquí mismo-, últimamente algunos místicos y otros no tanto.

Un aterrador descubrimiento científico: extrañas emisiones solares cambian repentinamente la materia.

Durante meses se han reproducido preocupantes informaciones sobre los peligros de las tormentas solares. Algunas predecían devastadores efectos sobre nuestra tecnología, el campo magnético o el incremento de casos de cáncer debido a las radiaciones solares.

Pero ahora han surgido algunas pruebas sobre algo potencialmente más peligroso que está sucediendo en las profundiades del núcleo oculto de nuestra estrella. Partículas nunca observadas antes, -o alguna misteriosa fuerza-, están siendo arrojadas desde el Sol y están alcanzando la Tierra.

Las evidencias sugieren que lo que sea eso está afectando a toda la materia.

Aunque inicialmente esta amenaza fue menospreciada como una insustancial anomalía, ahora muchos físicos de todo el mundo se están llevando las manos a la cabeza para tratar de averiguar qué es lo que le ocurre al Sol.
Y es que parece que algo imposible ha sucedido. Los laboratorios confirman que la velocidad de descomposición radioactiva, -algo que se pensaba constante y un axioma científico-, ya no es una constante. [la natural velocidad de descomposición de las partículas atómicas siempre ha sido predecible. Es lo que hace posible por ejemplo algunas dataciones arqueológicas mediante el uso del carbono-14]
Los valores de la velocidad de descomposición no cambian, o al menos es algo que nunca había sucedido, puesto que las pruebas ahora confirman que se ha acelerado en este caso.

 Algo que está siendo emitido desde el sol está interactuando con la materia de una extraña y desconocida manera con el asombroso potencial de desencadenar dramáticos cambios en la naturaleza de la misma Tierra.

Lo peor de todo es que si la velocidad de descomposición de la materia está siendo cambiada entonces toda la materia sobre la Tierra está siendo afectada.

La mutación puede ir tan lejos como cambie la realidad implícita del universo cuántico y, extrapolando, la naturaleza de la vida, los principios de la física, quizás incluso el flujo uniforme del tiempo.

De hecho, algunas evidencias de dilación temporal han sido extraídas de una meticulosa observación de la velocidad de descomposición. Si las partículas que interactúan con la materia no son la causa, y la materia está siendo afectada por una nueva fuerza de la naturaleza, entonces el tiempo mismo puede estar acelerándose y no habrá manera de pararlo.

Terrence Aym

Fuente: Helium

UNA FUERTE ERUPCIÓN SOLAR ALCANZARÁ MAÑANA LA TIERRA

Una masiva e inesperada erupción llegará mañana a nuestro planeta. El fin de semana pasado el SDO registró una fuerte explosión solar que los expertos tratan de predecir cuales serán sus efectos sobre el campo magnético terrestre, así como los satélites y sistemas de comunicación.

Parece que esta erupción es una señal de que el Sol está despertando después de un largo sueño. “Esta erupción viene directamente hacia nosotros y se espera que llegue temprano el 4 de agosto”, ha asegurado el astrónomo Leon Golub del CfA. “Es la primera mayor erupción dirigida hacia la Tierra en bastante tiempo”, ha afirmado.

La erupción, denominada ‘eyección de masa coronal’ –una onda hecha de radiación y viento solar que se desprende del Sol–, fue captada por el Observatorio Solar Dynamics (SDO) de la NASA, una sonda lanzada en febrero que ofrece unas vistas del Sol de una calidad mejor que la alta definición a una variedad de longitudes de onda. “Vistas aún más hermosas están aún por llegar si se provoca la Aurora”, ha indicado Golub.

   Los científicos explican que cuando una eyección de masa coronal alcanza la Tierra, interactúa con el campo magnético del planeta, y puede llegar a provocar una tormenta geomagnética. Las partículas solares se precipitan hacia los polos y colisionan con los átomos de nitrógeno y oxígeno de la atmósfera, los cuales comienzan a brillar como señales de neón en miniatura.

   Las Auroras normalmente son visibles a altas latitudes. No obstante, durante una tormenta geomagnética, la Aurora puede iluminar el cielo también a bajas latitudes. Así, los astrónomos aconsejan a los observadores del cielo en el norte de los EEUU y otros países mirar hacia el norte para ver estos “telones” de luces verdes y rojas.

   El Sol tiene una actividad regular y cada 11 años de media se produce un periodo de Actividad Máxima. El último máximo solar ocurrió en 2001 y el último mínimo fue particularmente débil y duradero. Esta erupción es una de los primeras señales de que el Sol está despertando y apuntando a alcanzar otro máximo, según apuntan los expertos.

Fuente: EuropaPress

DESCUBIERTO UN OBJETO CREADO POR EL HOMBRE ORBITANDO EL SOL

Astrónomos han descubierto cerca del Sol un objeto creado por el hombre, informa el portal Universe Today que también inserta la foto del extraño objeto bautizado como 2010 KQ.

 El descubrimiento fue hecho durante las observaciones del cielo el 16 de mayo de 2010. El objeto orbita el Sol en un período de 1,04 años y al principio se pensó, debido a su forma y la inclinación de la órbita, que era un asteroide.

Poco después, los investigadores admitieron que podía tratarse de un objeto de “fabricación terrestre”.

Lo más probable, el objeto 2010 KQ es la cuarta etapa del lanzador ruso Protón, que llevó al espacio la sonda interplanetaria Luna-23 en octubre de 1974.

Entretanto, otro objeto creado por el hombre apareció hace poco en el cinturón de asteroides, una zona del Sistema Solar bastante alejada de la Tierra.

Se trata de la sonda espacial Dawn de la NASA, que orbitará junto los asteroides el Sol y transmitirá información sobre los objetos más grandes del cinturón, como el planeta enano Ceres y el asteroide Vesta.

RIANovosti

¿UN NUEVO PLANETA GIGANTE EN EL SISTEMA SOLAR?

Un grupo de físicos y astrónomos, liderados por John J. Matese, de la Universidad de Louisiana, acaba de publicar un estudio en el que apunta la inquietante posibilidad de que en las fronteras de nuestro Sistema Solar exista un planeta gigante desconocido, con una masa entre una y cuatro veces la de Júpiter.

El enorme compañero del Sol se encontraría en las zonas exteriores de la nube de Oort, a cerca de un año luz de distancia de nosotros, la extensa región esférica de escombros que rodea el Sistema Solar y de la que proceden la mayor parte de los cometas conocidos.

Fue precisamente realizando un análisis dinámico y estadístico de esa remota región cuando los investigadores se encontraron con una serie de anomalías que podrían explicarse con la presencia de un gran cuerpo planetario, con una masa que podría llegar a multiplicar por cuatro la de Júpiter, el gigante de nuestro sistema.

Para darse una idea de las dimensiones de este cuerpo aún no observado, baste decir que Júpiter tiene una masa 318 veces superior a la de la Tierra (ver imagen), y dos veces y media superior a la suma de todos los planetas del Sistema Solar.

La posibilidad de la existencia de un cuerpo similar en nuestro vecindario inmediato ya fue apuntada por este mismo científico en 1999. Sin embargo, tal y como expone en su estudio, desde entonces la base de datos de cometas conocidos se ha duplicado, lo que permite realizar análisis mucho más precisos.

Según los cálculos de Matese, las anomalías detectadas en la distribución de la población de cometas en la zona externa de la Nube de Oort sugiere que por lo menos un 20% de ellos está sufriendo los efectos del tirón gravitatorio de un cuerpo enorme.

Para evitar cualquier tipo de confusión, Matese especifica que no se está refiriendo en absoluto a la hipótesis de  Némesis, propuesta en 1984 y según la que existiría una pequeña y oscura estrella (quizá una enana marrón) acompañando al Sol, sino a un mundo desconocido hasta ahora y que nada tiene que ver con las hipótesis catastrofistas alrededor de esa hipotética compañera.

“Un objeto así -escribe Matese- sería incapaz de crear tormentas de cometas. Para ayudar a mitigar la confusión popular con el modelo de Némesis, usaremos el nombre sugerido recientemente por Kirkpatrick y Wright (2010), Tycho (en mitología, la hermana buena de Némesis), para referirnos a este nuevo e hipotético compañero.

En su artículo, Matese asegura que, usando el recientemente lanzado  (2009) satélite WISE (Wide-field Infrared Survey Explorer), sería relativamente fácil detectar el nuevo planeta y despejar así las dudas que sobre su existencia aún tiene la comunidad científica.

http://www.abc.es/blogs/nieves/public/post/un-nuevo-planeta-gigante-en-el-sistema-solar-3566.asp

UNA ENORME ERUPCIÓN SOLAR PODRÍA REBASAR EL ESCUDO MAGNÉTICO DE LA TIERRA

Recrean el recorrido de una enorme erupción solar hasta la Tierra

Expertos internacionales en materia solar y espacial han recreado la imagen más completa hasta la fecha del recorrido que tendría una enorme erupción solar en su camino hacia la Tierra. Ha sido publicada por el responsable del proyecto de la Universidad de Aberystwyth, Mario Bisi, en Glasgow (Reino Unido) durante el National Astronomical Meeting.

   En concreto, este tipo de erupciones son conocidas como ‘eyecciones de material coronal’ (CMEs, por sus siglas en inglés), chorros gigantes procedentes de la superficie de la atmósfera solar que son ‘escupidos’ hacia el espacio. En muchas ocasiones son mayores que la propia Tierra y generalmente contienen cerca de miles de millones de toneladas de materia.

   Además, estas erupciones viajan a grandes velocidades por el espacio, entre los 200 y los 2.000 kilómetros por segundo, y pueden impactar sobre cometas, asteroides y planetas, incluida la Tierra. No obstante, la Tierra está protegida de estas ‘tormentas solares’ por sus campos magnéticos.

   Sin embargo, estos científicos han probado que los campos magnéticos que contienen los CMEs pueden romper esta ‘barrera terrestre’ generando que muchas partículas se disparen hasta las regiones polares. De igual forma, podrían afectar a las auroras boreales.

   También, pueden interferir en los sistemas de comunicación terrestres, pérdidas de potencia, dañar a los satélites de observación terrestre, así como suponer un daño perjudicial para los astronautas que se encuentran en órbita realizando un paseo espacial.

   Para la recreación estudiaron con profundidad una erupción ocurrida en mayo de 2005 (en la imagen) y que estuvo disparada en dirección a la Tierra. Al tiempo que se acercaba hacia la Tierra, interactuó con las fuertes rachas de viento solar, que frenaron su llegada a la Tierra.

   La masa despedida en el evento no fue diferente de la de otras erupciones solares pero su campo magnético fue muy intenso, y con ello, este evento provocó la mayor tormenta geomagnetica registrada en 2005.

EuropaPress

ARTEFACTOS DEL TAMAÑO DE LA TIERRA EN EL SOL

ARTEFACTOS DEL TAMAÑO DE LA TIERRA EN EL SOL. SEGUIMIENTO DETALLADO DE LA ANOMALÍA DEL 19 DE MARZO DE 2010

Entre las 10:05:39 horas del día 19 de Marzo y las 11:42 horas, se detecta una anomalía en Lasco C3 (Uno de los nodos del Telescopio SOHO). En dicha anomalía puede observarse la traza de un objeto, cuya trayectoria puede determinarse, con la ayuda del Telescopio STEREO, Nodo Behind COR 1. Por la trayectoria, desplazamiento y posiciones del objeto, podemos determinar que su tamaño es semejante al tamaño de la Tierra, y su velocidad, trayectoria y posiciones relativas, son incompatibles con ningún objeto natural.

La descripción de posiciones, se verifica por tramos horarios desde las 02:05:39 horas hasta las 15:05:39 horas del día 19 de Marzo. El objeto ha sido fotografiado desde varias ubicaciones geográficas diferentes, Nueva Zelanda,Estados Unidos, Australia. AEO1   Bright Objects near the Sun. AEO2   Starlike Objects with Anomalous Motions.AEX1   Objects Crossing the Face of the Sun.

Adicionalmente, algunos de los ejemplosde las fotos reportadas durante los días 18 y 19, y remitidas a Starviewer

Starviewer

 

 

 

 

 

OBSERVATORIO ESPACIAL RUSO REGISTRA LA MAYOR LLAMARADA SOLAR DESDE JUNIO DE 2007

El observatorio espacial ruso Tesis registró el pasado martes una llamarada solar de la magnitud M2.3,  la mayor de los últimos dos años y medio, informó el Instituto de Física “Lebedev”.

“La llamarada se inició hacia las 16.00 hora Moscú (13.00 GMT), alcanzó su nivel máximo un minuto más tarde y duró casi dos horas, hasta las 17.57 (14.57 GMT)”, consta en una nota publicada en la web de este centro de investigación.

El comunicado resalta que la llamarada de ayer fue “la más poderosa desde el 4 de junio de 2007” y que le precedieron otras dos explosiones fuertes: una, de la magnitud C5.2, hacia el mediodía del martes, y otra, C4.0, hacia la medianoche anterior.

Los intervalos entre las llamaradas se acortan al tiempo que aumenta su intensidad, lo cual lleva a los científicos a la conclusión de que en el Sol empieza un nuevo ciclo de actividad tras un receso breve.

Hay cinco clases de explosiones solares en función de la intensidad: A, B, C, M y X. La mínima, A.0.0, equivale a una radiación de 10 nanovatios por metro cuadrado en la órbita terrestre, valor que se decuplica en cada nivel siguiente.

A finales de octubre de 2003, en pleno auge del anterior ciclo solar, hubo llamaradas de más de un millón de nanovatios, lo que equivale a la clase X17.

RIANovosti