DEFINITIVAMENTE NO ESTAMOS SOLOS, PERO NO ES LO QUE PIENSAS

Podría el Universo ser una simulación?

Reproduzco una publicación anónima de Reddit que me pareció interesante y entretenida. Trata sobre una reunión con información clasificada, en la que se desvela que estamos en una simulación, que es sólo una entre infinitas…, y que hay contactos con diversas entidades y también menciona a los UAPs

Estoy tratando de escribir esto como me gustaría leerlo si fuera tú, ahora mismo, mirando estos foros, se están filtrando conspiraciones de mierda, falsificaciones y fotos borrosas. Voy a enturbiar más las aguas, pero te diré lo que he entendido. No hay parte 2, ni vídeo, ni documentos ni pruebas (aparte de que se celebró una reunión). No soy un escritor y definitivamente no soy un científico. No voy a revisar la gramática y esto no es una reunión del comité, así que las erratas me dan igual.

Hay un 99% de probabilidades de que estemos en una simulación.

Estoy en un trabajo que inesperadamente me ha expuesto a esto. Puedes elegir lo que quieras hacer con esto porque no habrá ninguna noticia de primera plana, ninguna divulgación, ningún anuncio y, en última instancia, no importará en esta generación. Seré la única persona que lo cuente y sospecho que otros podrían contar una versión mejor si tuvieran pelotas. No hago predicciones, ni promesas, ni ofrezco ningún consuelo. Ha sucedido, es cierto, no sé lo que pasará después, y no me importa lo que pienses de su validez: por favor, habla del contenido y piensa en lo que significa para ti y para nosotros. En este momento es muy importante para nosotros y esto afecta a todos.

En el apogeo de la pandemia, hubo una reunión. Si eres un poco Sherlock, podrás comprobar que ocurrió. Asistieron personas importantes y, por supuesto, los militares + sus sanguijuelas corporativas que forman parte de todo en estos días. No te miento, hubo conversaciones sobre el dinero y el impacto financiero. Imagina que eres tan cortoplacista y egoísta que te acaban de decir esto, y lo primero que piensas es “cómo afectará a la cantidad de dinero/poder que tengo?”.

No estaba allí por accidente, estaba allí porque esta mierda importa y tiene impacto para todos. Mi papel no es importante, sin embargo, incluso me sentí realmente fuera de lugar, y eso nunca me había pasado antes. Tengo mis cosas claras. Soy bueno en lo que hago.

Tratar de explicar esto es difícil. 3 razones:

  1. Fue intenso, como subir una montaña y que tus tímpanos se esfuercen bajo la presión – no puedo explicarlo, fue lo más atento que he estado pero sentí que era una lucha.
  2. Sé que ya he olvidado una gran cantidad de información
  3. No era una reunión en un búnker, no era una reunión en una sala de guerra, no era nada para lo que me hubiera preparado o imaginado. Hollywood se equivocó. Era como cualquier otra reunión, antes de la pandemia, excepto por la seguridad que rivalizaría con la de un país pequeño y una acumulación que era extraña. Un montón de obstáculos para una reunión en una sala beige, en un edificio inocuo.

Otra cosa: la gente importante y realmente influyente es vieja, muy vieja. No tiene nada que ver con esto, pero estas personas, que forjan nuestro futuro, tienen prejuicios que son de su tiempo, nunca se oye hablar de ello y rara vez se exponen a ello. No son buenas personas.

En esta reunión se “confirmó” que estamos en una simulación. Una simulación “informática” (no necesariamente tangible como nuestros propios ordenadores, debo añadir). Es probable que no sea una cosa post-humana o algo que opera con las limitaciones de nuestra medida de poder computacional. Como podía dejar de concentrarme inicialmente, observé la sala y sentí que algunas personas ya lo sabían o eran buenas para ocultar su incredulidad. Otras personas se asustaron inmediatamente, no como en la televisión, sino haciendo preguntas al ritmo de alguien que está asustado y quiere que le tranquilicen. Daba/da miedo. La mayoría no se lo creía y decía tonterías al principio.

Al parecer, los científicos llevan tiempo aludiendo a ello, aunque supongo que en realidad todavía se considera algo marginal/teórico, pero una posibilidad fácilmente aceptada por la ciencia convencional. Ahora digo confirmada, porque de eso hablaban y mostraban varias evidencias (no puedo verificar que las evidencias sean exactamente eso, aparte de ‘Bob’[Bob es una especie de entidad o entidades que explica más abajo LIBERTALIADEHATALI]) para que sea cierto en un 99% o ….. nos está jodiendo algo que no entendemos y que se complace en llevarnos cruelmente en la dirección equivocada. Yo no creo en esto último, es demasiado paranormal/religioso para mi gusto pero es sólo mi creencia personal y no puedo lidiar con ella. Prefiero que vivamos en los Sims, es un rompementes más allá de todo pero mejor eso que un algo invisible que puede hacer lo que quiera, cuando quiera e influye sin reglas en la realidad del tiempo y el espacio real.

Resumen (de memoria, puede que no sea cronológico)

  1. ¿Quién o qué? ¿O incluso cómo? Ni idea – no lo sabemos y ‘Bob’ no lo sabe.. Podría ser tangible/físico o algo totalmente incomprensible para nosotros
  1. Desenfocamiento del universo – real, pero es la limitación de nuestro contenedor de universo – como píxeles pero no. No entendí esto.
  1. El contenedor es una simulacion hecha por algo (tangible y fisico piensan, pero no conceptualmente algo que podemos comprender apropiadamente – ver arriba) y nosotros (y Bob) pensamos que tanto pasiva como activamente interactúan con nosotros. No en una conversación, sino de diferentes maneras que nadie podría explicar. Hoy en día, no podemos responder y no están seguros de que nuestros observadores (ese es el término que aparece en el PowerPoint, no creo que sea oficial) sepan siquiera que existimos individualmente. No creen que seamos avatares, somos más bien un colectivo, todo a la vez. No se trata de que conversen con nosotros, es diferente. Esto tampoco lo entendí bien.
  2. Encima de esto, donde se pone más raro, es que hay un número infinito (para nosotros) de estas simulaciones del universo ejecutándose al mismo tiempo que deben estar ocupando el mismo espacio, porque ya sabemos que están ahí. Simplemente no podemos probarlo físicamente (aunque tenemos a “Bob” como prueba) o “tocarlos” todavía. Pero aparentemente las cosas forteanas como los ovnis/fantasmas y otras mierdas raras son ‘interferencias’ deliberadas o accidentales de estas infinitas variaciones que pueden existir/afectar absolutamente en nuestra versión y hay algunas cosas (Bobs) que han trabajado esto y probado las limitaciones de su propio universo, explorando otros.

Esta parte se conoce desde 1932, sólo pensábamos que eran cosas interdimensionales y/o multiversos. Sin embargo, ahora sabemos que los seres/cosas de las otras simulaciones probablemente estén tan confundidos con respecto a la situación más grande como nosotros….bueno los que han trabajado donde existen y ahora pueden viajar entre universos probando los límites y fronteras de nuestra prisión compartida (sus palabras, no las mías). Quería hacer tantas preguntas aquí, pero no pude. Nadie habló de si estamos solos en este universo, las preguntas eran sobre otras versiones. Por cierto, para matar una conspiración, definitivamente aterrizamos en la luna, no es que importe pero los astronautas del Apolo experimentaron algo de esta interferencia y fue grabado. Sin embargo, no vimos esto en la reunión.

  1. Esto realmente surgió – Esto no es matrix, no hay un despertar ya que no existías y aunque te sientas real, no existes fuera de este contenedor. Esto lo confirmaron, en PowerPoint….. es la cosa más grande conocida por el hombre y alguien no puede usar un ratón o ‘retroceder una diapositiva’…. había matemáticas que parecían respaldar esto, no sé si era cierto pero ninguno de los científicos lo cuestionó.
  2. No sabemos si son limitaciones o pereza, pero incluso nuestro observador es falible. Estos patrones repetitivos nos dieron una pista y, de nuevo, la ciencia y las matemáticas lo respaldaron teóricamente después de recorrer algunas madrigueras de conejo y una interacción afortunada con Bob.
  3. “Bob” – Bob es mi término colectivo para los que están en la misma situación que nosotros, pero más avanzados en su versión de las civilizaciones. Son un poco como nosotros (la mayoría bípedos, aunque todos físicamente diferentes, algunos son máquinas y también pueden parecer etéreos/invisibles para nosotros) pero de un universo diferente. Sin embargo, tenemos un “amigo”, el bípedo Bob no ha necesitado romper o cambiar las leyes de nada para llegar a nosotros. Simplemente tienen la capacidad para viajar hasta nosotros. Los Bob bípedos (y potencialmente otros tipos de Bob) nos han observado y continúan haciéndolo, a menudo utilizan máquinas como drones para recoger datos. Los Bob bípedos no han declarado su intención, aparte de confirmar que han visto patrones y por sus capacidades de demostración. Sin embargo, ellos no miden el tiempo de la misma manera que nosotros, tienen una visión colectiva del tiempo, por lo que aunque esto ha estado sucediendo durante años para nosotros, no se percibe de esa manera para ellos (es como si hubiera pasado una semana o algo así). Sin embargo, hablamos, aunque el bípedo Bob no habla con la boca, pero parecen ser telepáticos (aunque este concepto no es su cuantificación, sino la nuestra). El Bob bípedo supuestamente también está tratando de averiguar estas cosas de la simulación y parece que nos estamos arriesgando a que compartan sus descubrimientos. Por cierto: se dieron a conocer en algún momento después de 1932 (no en Roswell), casualmente después de que detectáramos los patrones. Aunque nos estemos cubriendo, actualmente no estamos usando a Bob para responder a estas preguntas o a esta situación, Bob es visto enteramente como un activo y nuestras intenciones son la superioridad militar/acceso sobre los demás y la esperanza de alcanzar otros universos. Otros países están trabajando con Bob también – definitivamente ellos no han elegido un favorito y ningún país habla por la humanidad. La relevancia de Bob es que han contribuido a confirmar (o perpetuar la mentira/ilusión) de que todo esto es cierto. Aparte de responder a algunas preguntas, aunque seguimos intentándolo, no han compartido con nosotros la tecnología ni la ciencia. No sé por qué.

*Sin embargo, existe la posibilidad de que Bob sea en realidad tanto creador como observador O algo más. La confianza no es una palabra que la gente poderosa tenga en su vocabulario, eso estaba muy claro.

  1. Tiempo – No entiendo personalmente la gravedad de esto, pero se utilizó en el contexto de las pruebas de apoyo. Aquí está el rompementes – existe en nuestro universo, pero es sólo inmediato/relativo para el observador. Algo que tiene que ver con el código informático y/o lo que pensamos que es el entrelazamiento y estar siempre en estado de observación. Podría haber entendido mal pero creo que querían decir que el tiempo es totalmente personal para ti, pero de todas formas tú no eres personal – todos estamos virtualmente hechos de las mismas cosas de todas formas, coexistiendo en la misma observación/tiempo, en cada punto de este universo. Todas las cosas ya han pasado y pasarán.
  2. Surgió en la conversación: Dios sigue siendo cuestionable, pero seamos sinceros, nos estamos agarrando a una brizna de esperanza, de cualquier manera no lo sabemos, así que cree en “eso” si quieres. Bob también se aprovecha de eso.
  3. ¿Qué pasará después? Nada. Estoy seguro de que los informes actuales sobre los UAPs conducirán a una mayor admisión de “incógnitas”, pero no importa quién te diga que tiene la primicia o una filtración interna sobre la divulgación, no está siendo 100% veraz. No hay absolutamente nada que se pueda hacer, un grupo de trabajo similar al de Hollywood que se reúna para comunicarse con usted y proporcionarle respuestas simplemente no se contempla en este momento. Todavía están resolviendo las cosas internamente y sólo se preocupan por la seguridad y la oportunidad. Todos los Bob son la prioridad ahora, ya que no podemos dejar que todas estas cosas se muevan sin control. Incluso el Bob bípedo es visto tanto como una amenaza como una herramienta.

Eso es todo: tomamos un café, algunas personas se enfadaron, otras se disgustaron y se confundieron, pero la gran mayoría de la gente sólo se preocupó de cómo les afectaba a ellos o a lo que hacían en este mundo. Una cosa puedo prometerte, a nadie le importas una mierda. Se celebrarán más reuniones sobre esto, compartimentadas, sobre cómo tratar con el público y seguirán intentando encontrar quién, qué y por qué. Pero no tienen prisa y es poco probable que participe de todos modos o que llegue mucho más lejos. Esta es la cosa, la más grande de todas y nunca se sabrá realmente.

En el mundo del riesgo, hablamos mucho de cuantificación. Saber esta mierda (y seamos sinceros, no sabemos mucho sobre esta situación de todos modos) tendría más consecuencias que cualquier otra cosa. Mantener al Bípedo Bob en las sombras también evitará que se hagan las preguntas más importantes y los “tic-tac” seguirán siendo ambiguos y desconocidos. Admitir que no se sabe será lo mejor que se puede hacer.

No les odies por no decírtelo – si esto no fuera tan difícil de manejar para mí, tampoco te lo diría, ya que no se puede confiar en esta información. Somos demasiado egoístas y estamos demasiado asustados para afrontarlo. Mira todo lo que ocurre a tu alrededor, sólo por cosas humanas normales. Imagina que todo el mundo supiera esto.

¿Por qué en Reddit?

Los recientes acontecimientos de Wall Street me hicieron pensar que al menos podría llegar hasta aquí, pero de todos modos es menos probable que se crea, así que consigo lo que necesito al descargar esta responsabilidad y tú consigues una buena “historia”.

Podría intentar contárselo a los medios de comunicación, pero vamos, no son de fiar y no merecen saberlo. Además, ¿quién se va a creer esto?

UN ASTRÓNOMO HA BUSCADO EN EL UNIVERSO UN POTENCIAL MENSAJE DE SU CREADOR

main article image
Variaciones de temperatura en el CMB (ESA and the Planck Collaboration)

MICHELLE STARR El Universo es un lugar misterioso. No sabemos por qué existe, y hay muchas preguntas sin respuesta sobre el cómo. Pero, ¿y si fue creado, a propósito, por una entidad inteligente? ¿Hay alguna forma de averiguarlo?

En 2005, un par de físicos propusieron que si hubiera un Creador, podrían haber codificado un mensaje en la radiación de fondo del Universo, sobrante de cuando se liberó la luz por primera vez para que fluyera libremente por el espacio. Esta luz se llama radiación cósmica de fondo (CMB).

Ahora, el astrofísico Michael Hippke del Observatorio Sonneberg en Alemania y Breakthrough Listen ha ido en busca de este mensaje, traduciendo las variaciones de temperatura en el CMB en un flujo de bits binario.

Lo que ha recuperado parece no tener ningún sentido.

El trabajo de Hippke que describe sus métodos y hallazgos ha sido cargado en el servidor de preimpresión arXiv, (y por lo tanto aún no ha sido revisado por pares); el trabajo incluye el flujo de bits extraído para que otras partes interesadas puedan estudiarlo por sí mismas.

La radiación cósmica de fondo es una reliquia increíblemente útil del Universo temprano. Se remonta a unos 380.000 años después del Big Bang. Antes de esto, el Universo era completamente oscuro y opaco, tan caliente y denso que los átomos no podían formarse; protones y electrones volaban en forma de plasma ionizado.

A medida que el Universo se enfriaba y expandía, esos protones y electrones podían combinarse para formar átomos de hidrógeno neutros en lo que llamamos la época de la recombinación. El espacio se hizo claro, y la luz pudo moverse libremente a través de él por primera vez.

Esta primera luz es todavía detectable hoy en día, aunque muy débilmente, cubriendo todo el espacio conocido. Ese es el CMB. Como el Universo primitivo no era uniforme, las variaciones de densidad en la época de recombinación se manifiestan hoy en día en muy ligeras fluctuaciones en la temperatura del CMB.

Debido a esta ubicuidad, los físicos teóricos Stephen Hsu de la Universidad de Oregón y Anthony Zee de la Universidad de California, Santa Bárbara argumentaron – de forma totalmente teórica – que el CMB sería el cartel publicitario perfecto para dejar un mensaje que sería visible para todas las civilizaciones tecnológicas del Universo.

“Nuestro trabajo no apoya el movimiento de Diseño Inteligente de ninguna manera”, escribieron en su documento de 2006, “pero pregunta, e intenta responder, la pregunta totalmente científica de cuál podría ser el medio y el mensaje SI hubiera realmente un mensaje”.

Propusieron que un mensaje binario podría ser codificado en las variaciones de temperatura en el CMB. Esto es lo que Hippke ha intentado encontrar, primero abordando las afirmaciones hechas por Hsu y Zee, y luego usando los datos para intentar encontrar un mensaje.

“Las suposiciones [de Hsu y Zee] fueron, primero, que algún Ser superior creó el Universo. Segundo, que el Creador realmente quería notificarnos que el Universo fue creado intencionalmente”, escribió Hippke.

“Entonces, la pregunta es: ¿Cómo enviarían un mensaje? El CMB es la elección obvia, porque es la mayor valla publicitaria del cielo, y es visible para todas las civilizaciones tecnológicas. Hsu y Zee continúan argumentando que un mensaje en el CMB sería idéntico a todos los observadores a través del espacio y el tiempo, y que el contenido de la información puede ser razonablemente grande (miles de bits)”.

Hay, según Hippke, varios problemas con estas afirmaciones. El primero es que el CMB todavía se está enfriando. Empezó con unos 3.000 Kelvin; ahora, 13.400 millones de años después, es de 2,7 Kelvin. A medida que el Universo continúa envejeciendo, eventualmente el CMB se volverá indetectable. Puede que tome otros 10 años de duodecillos (1040), pero el CMB se desvanecerá.

Dejando eso de lado, los físicos encontraron en 2006, en respuesta al trabajo de Hsu y Zee, que es extremadamente improbable que el CMB aparezca exactamente igual en el cielo a diferentes observadores en diferentes lugares. Además, Hippke argumenta que no podemos ver todo el CMB debido a la emisión en primer plano de la Vía Láctea. Y sólo tenemos un cielo que medir, lo que presenta una incertidumbre estadística inherente en cada observación cosmológica que hacemos.

Basándose en estas limitaciones, Hippke estima que el contenido de la información sería mucho más bajo que el propuesto por Hsu y Zee – sólo 1.000 bits. Esto le dio un buen marco para la búsqueda real del mensaje.

El satélite Planck y la sonda de anisotropía por microondas Wilkinson (WMAP) observaron y registraron las fluctuaciones de temperatura en el CMB. Fue a partir de estos conjuntos de datos que Hippke extrajo su flujo de bits, comparando los resultados de cada conjunto de datos para encontrar bits que coincidieran.

Los primeros 500 bits del mensaje se muestran a continuación. Los valores en negro eran idénticos en los conjuntos de datos de Planck y WMAP, y se cree que son exactos con un 90 por ciento de probabilidad. Los valores en rojo se desvían; Hippke eligió los valores de Planck, y sólo son precisos con un 60 por ciento de probabilidad.

binary
(M. Hippke, arXiv, 2020)

Basándose en estas limitaciones, Hippke estima que el contenido de la información sería mucho más bajo que el propuesto por Hsu y Zee – sólo 1.000 bits. Esto le dio un buen marco para la búsqueda real del mensaje.

El satélite Planck y la sonda de anisotropía por microondas Wilkinson (WMAP) observaron y registraron las fluctuaciones de temperatura en el CMB. Fue a partir de estos conjuntos de datos que Hippke extrajo su flujo de bits, comparando los resultados de cada conjunto de datos para encontrar bits que coincidieran.

Los primeros 500 bits del mensaje se muestran a continuación. Los valores en negro eran idénticos en los conjuntos de datos de Planck y WMAP, y se cree que son exactos con un 90 por ciento de probabilidad. Los valores en rojo se desvían; Hippke eligió los valores de Planck, y sólo son precisos con un 60 por ciento de probabilidad.

Cambiar los valores, según descubrió, no mejoró la situación. Buscar en la Enciclopedia en línea de secuencias enteras no dio resultados convincentes, ni tampoco cambiar los datos para aproximarse al futuro infinito.

“No encuentro ningún mensaje significativo en el flujo de bits real”, escribió Hippke.

“Podemos concluir que no hay ningún mensaje obvio en el cielo del CMB. Sin embargo, sigue sin estar claro si hay (fue) un Creador, si vivimos en una simulación, o si el mensaje está impreso correctamente en la sección anterior, pero no lo entendemos”.

Sea o no cualquiera de estas opciones, el CMB tiene mucho más que decirnos, como se señaló bellamente en una respuesta de 2005 a Hsu y Zee.

“El cielo del CMB codifica una gran cantidad de información sobre la estructura del cosmos y posiblemente sobre la naturaleza de la física en los niveles de energía más altos”, escribieron los físicos Douglas Scott y James Zibin de la Universidad de Columbia Británica.

“El Universo nos ha dejado un mensaje por sí mismo”.

El artículo de Hippke puede ser leído en su totalidad en arXiv.

MICHELLE STARR SCIENCEALERT

¿VIVIMOS EN UNA SIMULACIÓN O EN UN MUNDO MATERIAL IMPULSADO POR UNA SIMULACIÓN?

Teoría Bostron, ¿nuestra realidad es una simulación? - ... en Taringa!

ALEXANDER POPOFF

“… Cada hombre explica a su manera el hecho de que la voluntad humana no es libre… Todo está determinado… por fuerzas sobre las que no tenemos control… tanto para el insecto como para la estrella. Seres humanos, vegetales o polvo cósmico, todos bailamos… entonados en la distancia por un jugador invisible ”.

Albert Einstein
En busca del jugador invisible

El universo es homogéneo (se ve igual en todas partes a gran escala) y muy antiguo. Hay muchas razones para creer que debería estar repleto de legiones de civilizaciones espaciales. Se han propuesto numerosas soluciones a la pregunta clave de por qué no hay pruebas contundentes de la existencia de inteligencia extraterrestre. Este gran número de hipótesis propuestas, que inundan las páginas de libros, revistas, revistas académicas, periódicos e internet, indica que aún no existe una explicación satisfactoria de este gran enigma.

fermipara1

Sin embargo, si asumimos que, por alguna razón, las civilizaciones espaciales en nuestro universo comenzaron aproximadamente al mismo tiempo (la hipótesis del inicio semejante), obtenemos una resolución muy elegante para la paradoja de Fermi: el universo está repleto de seres vivos, pero como ellos están casi al mismo nivel de desarrollo, la mayoría de las numerosas razas inteligentes aún no han contactado, o no han encontrado evidencia de la existencia de otras criaturas avanzadas. Ellos, al igual que los humanos, están dando sus primeros pasos en el espacio profundo.

¿Cuál podría ser la razón de un comienzo tan equitativo de la inteligencia?

La hipótesis de inicio semejante presupone un factor o factores que proporcionan un inicio igual. Podría ser algo que “prohíbe” la aparición de vida sofisticada antes de cierto punto en el tiempo, como frecuentes explosiones de rayos gamma, impactos constantes de grandes cometas y asteroides, erupciones volcánicas masivas, cambios climáticos desastrosos y otros eventos naturales devastadores a escala universal y galáctica.

Sin embargo, también hay una explicación más compleja. Hay pistas y pruebas de que la vida en nuestro universo está orquestada.

Toda la vida en nuestro universo se basa en una dura competencia para que la naturaleza acelere la evolución, proporcionando así (bio) diversidad, calidad y cantidad de civilizaciones.

El nivel de competencia debe definirse muy bien.

Si la competencia es demasiado dura, la tasa de muerte y destrucción resultante de la rivalidad (guerras, revoluciones, choques religiosos, crimen, todo tipo de accidentes, celos, etc.) se vuelve demasiado alta y el desarrollo se ralentizará eventualmente – las pérdidas humanas (o extraterrestres), industriales, financieras, infraestructurales y de otro tipo se convierten en factores de detención. Esto es especialmente importante cuando las especies inteligentes desarrollan tecnologías inmensamente destructivas como la nuclear, química, biológica, inteligencia artificial, robótica, nanotecnología y otras armas de destrucción masiva: incluso si sobreviven, la devastación y los estragos podrían ser tan grandes que las civilizaciones podrían no recuperarse en un período de tiempo razonable; serían asimiladas o destruidas por sus competidores -humanos o extraterrestres.

Si el nivel de competencia es demasiado fácil, entonces la destrucción y la frecuencia de muerte dentro de una población dada como consecuencia de la competencia se reduce significativamente y la gente disfruta de una vida cómoda; sin embargo, la tasa de desarrollo sería insuficiente y tales civilizaciones podrían no sobrevivir a la rivalidad.

La vida biológica y toda la historia de la humanidad en la Tierra son en realidad una historia de dura competencia y lucha por la supervivencia: entre los cromagnones y los neandertales, entre individuos, tribus, estados, empresas, especies, religiones, idiomas… Cientos de millones de personas han muerto como resultado de la competencia en la Tierra. Miles de millones más morirán en los próximos años.

Nada ni nadie puede escapar.

La negativa a competir y evolucionar significa la muerte segura para cualquier civilización.

Si los futuros humanos, en cualquier forma física que sea, se desarrollan por debajo de las expectativas, serán eliminados por nuestros competidores espaciales. Sólo los mejores sobrevivirán, el resto será aniquilado. Cuando se trata de una evolución rápida, no hay piedad.

Las razas inteligentes pueden competir, cooperar y progresar con éxito sólo si están en el mismo nivel de desarrollo. Las civilizaciones espaciales que surgieran más tarde difícilmente podrían sobrevivir a una verdadera competencia con los seres sensibles, que estarían muy por delante de ellos.

¿Podría el prominente Exercitus Romanorum (el ejército del Imperio Romano) derrotar a un ejército moderno? ¡De ninguna manera!

Los científicos romanos ni siquiera podían imaginar la ciencia, las tecnologías y las armas de nuestros ejércitos actuales. No tenían ni idea de las bombas nucleares, que podrían destruir a todas las criaturas de un planeta determinado. Los especialistas militares romanos no tenían la menor noción sobre computadoras, radios, radares, comunicaciones por radio satelital, satélites de observación, rifles comunes del ejército, pistolas, ametralladoras, artillería moderna, tanques, helicópteros, aviones, misiles, submarinos nucleares y regulares que pueden permanecer bajo el agua durante meses y cruzar océanos… La lista de todas las armas modernas disponibles es muy larga.

De manera análoga, ni siquiera podemos imaginar la ciencia, las tecnologías, las armas y el poder de una civilización extraterrestre solo 2,000 años por delante de nosotros, especialmente teniendo en cuenta el desarrollo exponencial de la ciencia y la tecnología modernas.

Los investigadores normalmente sugieren grandes diferencias de edad entre las razas cósmicas: millones, cientos de millones o incluso miles de millones de años, teniendo en cuenta que el universo se originó hace unos 13.800 millones de años y asumiendo que las criaturas sensibles están emergiendo a un ritmo constante.

La civilización emergente tardía no puede sobrevivir a la competencia con razas espaciales superiores.

Stephen Hawking declaró que, “la vida en la Tierra corre el riesgo cada vez mayor de ser aniquilada por un desastre como el calentamiento global repentino, una guerra nuclear, un virus modificado genéticamente u otros peligros … Creo que la raza humana no tiene futuro si no va al espacio. Hay demasiados accidentes que pueden ocurrirle a la vida en un solo planeta“.

Todas las civilizaciones espaciales seguirán esa estrategia de supervivencia y colonizarán el espacio, luchando entre sí por los recursos y los planetas Ricitos de Oro y los satélites naturales. Si la humanidad quiere sobrevivir, también debería competir (incluso librar guerras locales o a gran escala) por los recursos y los cuerpos espaciales para ser colonizados.

La hipótesis del inicio semejante sugiere que la sincronización exacta es muy importante para los sistemas complejos; es incluso de crucial importancia, porque en lugar de un universo lleno hasta el borde de razas aptas e inteligentes, podría haber una o sólo unas pocas de ellas, que nunca alcanzarían un nivel de desarrollo tan alto como el que alcanzaría una legión de civilizaciones muy competitivas.

Si el surgimiento de las civilizaciones espaciales está orquestado, es razonable esperar que el universo, la vida y la inteligencia sean sujetos de una agencia de guía externa creativa, de eventos fortuitos y de la evolución a través de la selección natural.

¿La evolución es tanto natural como asistida?

¿Es la humanidad una civilización de diseño?

¿Podemos encontrar pruebas de que realmente estamos bajo el control de una inteligencia superior?

El fenómeno de Fátima es uno de los casos mejor documentados, confirmando el control de los humanos por una agencia externa.

Milagro del sol - Wikipedia, la enciclopedia libre

En 1917, algunos eventos muy sorprendentes ocurrieron cerca de la pequeña ciudad de Fátima en Portugal. Una gran multitud de 100.000 personas observaron el Milagro del Sol. Los eventos fueron oficialmente aceptados como un milagro por la Iglesia Católica Romana. Algunos investigadores afirman que fue un avistamiento masivo de ovnis o un raro evento meteorológico.

El 13 de octubre de 1917, el abogado Dr. José Garrett, armado con prismáticos, estaba de pie en el borde de un campo hueco llamado Cova da Iria con una vista dominante de toda la zona. Contó más de cien mil personas allí.

El Dr. Garrett escribió un informe detallado sobre este evento. También asistieron reporteros de los periódicos. Tomaron el testimonio de muchas personas que fueron testigos de la extraordinaria actividad solar y otros extraños eventos.

La gran multitud se había reunido allí porque tres jóvenes niños pastores habían visto varias veces una aparición femenina (algunas personas creyeron que era la Virgen María) que predijo unos meses antes que al mediodía de ese día realizaría un gran milagro “para que todos crean“.

El gran día fue sombrío y lluvioso. El cielo estaba cubierto de nubes y seguía lloviendo.

Al mediodía la lluvia paró y el sol empezó a salir. Comenzó a vagar dentro del círculo de las nubes retiradas. Parecía pálido, como una bola de nieve. Entonces el disco solar comenzó a girar alrededor de su centro a una velocidad bastante alta.

Lo más sorprendente fue que la gente pudo mirar fijamente el disco solar durante mucho tiempo, brillando con luz y calor, sin lastimarse los ojos o dañar sus retinas.

Todo alrededor se volvió de diferentes colores.

El sol giraba rápidamente como una rueda de fuego, lanzando rayos de muchos colores. La gente y todo a su alrededor se manchaban con los colores del arco iris. El sol parecía literalmente bailar en el cielo.

Un testigo dijo, “Los segundos parecían horas, tan vívidos eran.”

La gente estaba encantada con un espectáculo extraordinario en el cielo, algo que nunca habían visto antes.

Entonces el sol se volvió rojo sangre; de repente dejó de girar y pareció bajar en zigzag, irradiando un fuerte calor, amenazando con quemar y aplastar la tierra. Se acercó rápidamente cada vez más, con un tamaño y un brillo cada vez mayores. ¡Un momento terrible!

La gente gritó, “¡Se baja! ¡Se cae!”

La mayoría de la gente asustada pensó que su última hora había llegado. Lloraban y esperaban el fin del mundo en cualquier momento. La multitud sintió el terrible calor del enorme y ardiente sol que estaba cayendo.

La gente creía que era el fin del mundo.

Algunos estaban perdiendo el sentido.

La multitud estaba haciendo un tremendo ruido. La mayoría de ellos clamaban misericordia a Dios. Muchos estaban confesando sus pecados en voz alta, pidiendo a Dios que perdonara sus pecados. Los padres se lanzaban a proteger a sus hijos. Unos pocos trataban de huir de la caída del sol. Algunos estaban simplemente paralizados por el miedo.

La gran bola de fuego se detuvo justo cuando estaba a punto de chocar contra la tierra, y el sol volvió a su lugar habitual.

El gran terror de ser quemado y aplastado por el enorme y ardiente sol fue seguido por un enorme sentimiento de alegría y alivio.

Mucha gente estaba de rodillas, llorando, rezando mucho, o llamando a la Virgen María. Estaban plenamente convencidos de que era un milagro, ¡un verdadero milagro! Hay un Dios en los Cielos! ¡Los ateos se convirtieron! La gente gritaba, “¡Creo! Yo creo! ¡Yo creo!

A pesar de los intentos de los fotoperiodistas, el fenómeno en sí no pudo ser fotografiado. En las fotos sólo podemos ver multitudes mirando al cielo.

El fenómeno solar no fue observado en ningún observatorio.

El Milagro del Sol en Fátima, muchos milagros religiosos, numerosos avistamientos de ovnis, y otros fenómenos, aunque presenciados por la mayoría de las personas presentes, normalmente nunca son presenciados por todos ellos. Algunos de los testigos de Fátima de ese día, incluyendo creyentes, informaron que sólo vieron cielos nublados.

Estos “anti-testigos” son en realidad muy útiles para los investigadores porque sabemos que tales eventos sorprendentes no ocurrieron realmente, sino que son alucinaciones controladas (visuales y emocionales) creadas por una entidad superior.

Las alucinaciones también podrían originarse en la mente inconsciente de los individuos como producto de su vívida imaginación o patología – pero un grupo de tales personas nunca tienen las mismas alucinaciones simultáneamente.

El investigador Andrija Puharich escribió en su libro sobre Uri Geller que una vez, mientras conducía por el desierto, Puharich, Geller y otro testigo vieron una enorme nave espacial, pero los tres militares que estaban en el asiento delantero no pudieron verla. Andrija Puharich también registró otras ocasiones en las que él y Uri Geller pudieron ver ovnis que los otros individuos presentes no pudieron observar.

Muchos de estos eventos ocurrieron sólo en la mente controlada de los testigos.

Convocan un encuentro de avistamiento de ovnis en Guadarrama

En algunos casos cuando los testigos trataron de tocar una supuesta nave espacial extraterrestre, un robot o un alienígena, no pudieron sentir nada – la mano pasó a través de ella como si fuera una imagen fantasma o un espectro. En otros casos los contactados tocaron la nave espacial extraterrestre y sintieron el frío o el calor de la superficie de metal, pero cuando tu mente está bajo control, no puedes estar seguro de nada.

Tal vez el fenómeno de la Experiencia Cercana a la Muerte (ECM) podría arrojar algo de luz adicional sobre el enigma del control mental.

Una experiencia cercana a la muerte, de la que se han informado numerosos casos (muchos de ellos por parte de los médicos), es una experiencia que se asocia más a menudo con la muerte inminente o con una enfermedad o acontecimiento grave que pone en peligro la vida, y que abarca múltiples sensaciones posibles como el desapego del cuerpo, sensaciones de levitación, serenidad total, seguridad y calor, una revisión de la vida, la presencia de una luz brillante y de criaturas de luz, el encuentro con parientes y amigos muertos, etc.

La verdad tras la "luz al final del túnel": la experiencia cercana a la  muerte más abrumadora | Sociedad | BioBioChile

Muchos pacientes cercanos a la muerte informaron de que pudieron observar y recordar acontecimientos durante el tiempo de los procedimientos de paro cardíaco y resucitación. Estaban clínicamente muertos con una actividad cerebral plana, pero más tarde estas personas pueden describir con exactitud lo que los médicos y las enfermeras han hecho con sus cuerpos en la habitación del hospital, observándolos a ellos y a sus cuerpos desde arriba. Sus afirmaciones fueron confirmadas más tarde por el personal del hospital.

¿Cómo podrían los pacientes clínicamente muertos con actividad cerebral plana recibir, procesar y memorizar información visual y auditiva sobre el paro cardíaco y los procedimientos de resucitación?

Una explicación probable es que parte de lo que consideramos la conciencia humana no está en el cerebro. Y segunda, hay otro sistema de observación que procesa y registra información visual y auditiva que se entrega a los pacientes cuando vuelven a estar conscientes. El punto de vista visual normal de los humanos es a través de sus ojos físicos. El punto de vista habitual durante las ECM está por encima del cuerpo humano; también puede moverse libremente a través de puertas cerradas, paredes, cuerpos de personas, etc.

¿Qué son estos misteriosos “ojos” que “flotan” por encima de los pacientes que pueden moverse a través de paredes, puertas cerradas y personas?

En una simulación generada por ordenador se puede elegir libremente la perspectiva desde la que un personaje o un jugador del juego mira el entorno artificial. El punto de vista del espectador permite ver el espacio simulado digitalmente desde varios ángulos y puntos de observación, como si se mirara a través de un conjunto de ojos móviles o una cámara virtual. No hay necesidad de ojos materiales y cámaras. También se puede mover la cámara virtual a voluntad a través de puertas cerradas, paredes y cuerpos de personas.

Nuestra realidad parece ser material, pero también parece una simulación controlada por un extremadamente complejo (mucho más allá de nuestra comprensión) superinteligente y sofisticado sistema de procesamiento de datos inextricablemente unido al universo, los seres vivos y las inteligencias.

En segundo lugar, las ECM muestran que parte de la mente humana no está en el cerebro sino en el Sistema.

En 1998 Kenneth Ring y Sharon Cooper publicaron un artículo en el “Journal of Near-Death Studies”(Revista de Estudios sobre Muertes Cercanas) sobre personas ciegas (incluidas las ciegas de nacimiento) que tienen ECM visualmente vívidas o experiencias fuera del cuerpo no asociadas con ECM. No hay otra explicación para esos casos, salvo que existe un sistema que controla el entorno y las mentes de los seres humanos. Está observando los alrededores y a veces entrega imágenes visuales en la mente de los ciegos.

Los pacientes cercanos a la muerte ven eventos reales de sus vidas como si fueran escenas de una película sobre ellos mismos. Se ven a sí mismos desde una perspectiva de tercera persona.

Un testigo de ECM recuerda, “No era como si estuviera viendo todo desde mi perspectiva en ese momento. Era como si la niña que viera fuera otra persona, en una película, una niña entre todos los niños que jugaban en el patio.”

Los pacientes cercanos a la muerte no ven sus reseñas de vida desde su propia perspectiva, sino desde la perspectiva de una cámara virtual de la agencia controladora.

Algunos investigadores y gente común (religiosos y no religiosos) sugieren que las ECM son evidencia de que la conciencia (alma eterna) existe separada del cuerpo, lo que podría explicarse como la existencia de vida después de la muerte.

Las ECM no son una prueba de vida después de la muerte. Las experiencias increíblemente vívidas, reales y alucinantes son sólo registros del Sistema que controla nuestras mentes, incluyendo nuestras emociones. Probablemente esta manipulación mental tiene que convencer a los humanos de creer en la vida después de la muerte y no temer a la muerte, al menos no tanto. Y que sus insignificantes, triviales y a menudo fallidas vidas tendrán un valor real en las reencarnaciones venideras.

Muchas personas están convencidas de que durante las sesiones de espiritismo se comunican con sus amados parientes o amigos muertos porque el médium que habla con los individuos muertos está informando de detalles desconocidos para las partes externas; el difunto canalizado utiliza chistes familiares específicos, palabras y formas de hablar que corresponden exactamente a la persona cuando estaba vivo.

El marido muerto le dice a su desconcertada esposa a través de la médium dónde exactamente puso su caro reloj de oro que toda la familia está buscando. Pero los muertos no están vivos en una especie de paraíso eterno. Son sólo registros digitales de sus vidas pasadas revividas por el Sistema para convencer a los desconcertados parientes y amigos de que sus seres queridos fallecidos siguen vivos, viviendo en otro lugar.

La simulación por ordenador se inventó en los años 50. Con el avance de las computadoras y el software, la idea nació de los mundos virtuales y la gente simulada en algún sistema de procesamiento de datos.

Humanos o posthumanos? - Ethic : Ethic

En un futuro no muy lejano, la sociedad humana se dividirá en dos grandes grupos: los naturales y los posthumanos. Habrá dos grupos de posthumanos: personas mejoradas (humanos tecnológicamente mejorados en cuerpos biológicos) y personas digitalizadas (individuos cuyas mentes fueron cargadas en computadoras). Las personas digitalizadas serán inmortales e increíblemente inteligentes, lo que resultará en la posesión de enormes recursos financieros y de otro tipo. El hombre ya no será un animal mortal. Las personas digitalizadas no sólo vivirán en computadoras (y en sofisticadas realidades virtuales) sino que también podrán vivir en cuerpos robóticos, en varias máquinas inteligentes y en cuerpos biológicos especialmente adaptados para este propósito. En estos cuerpos biológicos los individuos digitalizados podrán disfrutar de la vida del pasado: tomar una copa con los amigos, cenar con la familia, visitar algún lugar agradable, participar con seguridad en fiestas salvajes (orgías al estilo romano o juergas psicodélicas futuristas), etc.

Las personas digitalizadas serán tremendamente inteligentes, ya que pensarán un millón de veces más rápido que los humanos actuales porque los circuitos informáticos se comunican mucho más rápido que las neuronas, y gracias a las tecnologías cuánticas y otras tecnologías novedosas de procesamiento de datos, tendrán una memoria magnífica y acceso instantáneo a todo el conocimiento de la humanidad, y se automejorarán constantemente de forma extremadamente rápida. La mente digitalizada de estas personas se acoplará con la Inteligencia Artificial personal, resultando en un nivel de inteligencia prodigioso. También es posible que la conciencia digitalizada y la IA personal se fusionen en una sola mente.

Los humanos también crearán una ayuda única, un socio, y posiblemente un competidor peligroso en su búsqueda de la excelencia – la Inteligencia Artificial autónoma.

Habrá una enorme explosión de inteligencia en la Tierra.

La gente del futuro y las IAs desarrollarán la ciencia y la tecnología a velocidades increíbles alcanzando la singularidad tecnológica – este es el punto más allá del cual los cambios en la ciencia, la tecnología, las inteligencias y la civilización humana se vuelven completamente incomprensibles e imprevisibles para nosotros.

Algunos investigadores suponen que la singularidad tecnológica es el momento en que las máquinas alcanzan un nivel de inteligencia que supera al de los humanos, y eventualmente aniquilarán a la humanidad. Esta es una suposición errónea porque las personas digitalizadas tendrán los mismos recursos tecnológicos y la misma capacidad de procesamiento de datos que la inteligencia de las máquinas.

En ese momento las tecnologías de procesamiento de datos serán tan avanzadas que los posthumanos crearán y serán dueños de sofisticadas realidades virtuales (mundos simulados) poblados por criaturas inteligentes.

Lo más probable es que el propietario de nuestro universo y los operadores del Sistema que controla nuestro mundo sean tan avanzados, superinteligentes y sofisticados que no podamos entender lo que son.

Para nosotros, nuestro universo parece tremendamente enorme. Pero en el mundo del creador podría ser sólo un artilugio, el mejor pequeño artilugio que existe por el precio.

Para nosotros, nuestro universo parece extremadamente antiguo, se originó hace 13.800 millones de años. Un período de tiempo tan largo podría ser inapropiado para el dueño del universo. Pero el tiempo podría fluir de forma diferente en nuestro universo y fuera de él. Un millón de años en nuestro mundo podría corresponder a una hora en el mundo del dueño del universo. Por otro lado, su pensamiento podría ser millones de veces más rápido que el nuestro y podría ver y analizar cada pequeño detalle de nuestra historia que está representado en sólo una hora de su tiempo (un millón de años nuestro tiempo).

¿Por qué nos creó el creador de nuestro mundo? O tal vez el dueño compró nuestro universo, precisamente como nosotros compramos un formicario (granja de hormigas) lleno de hormigas. Los investigadores y la gente común a menudo se hacen esa pregunta, pero aún no hay una respuesta satisfactoria.

La gente del futuro (los posthumanos en cualquier forma física que sea) comenzarán a crear mundos como nuestro universo, con una legión de inteligencias en innumerables planetas. ¿Por qué crearían tales simulaciones? Probablemente por la misma razón por la que la gente está creando videojuegos y simulaciones científicas ahora – por diversión, por beneficio, por investigación. Tal vez esta podría ser la respuesta a la pregunta de por qué se creó nuestro universo.

Todavía no sabemos cuál podría ser el propósito final del universo, la vida (natural y artificial en un futuro próximo), y las inteligencias (naturales y artificiales.) Una de sus principales características es la evolución – su desarrollo gradual hacia formas más complejas. ¿Cuál podría ser el resultado final del desarrollo de las inteligencias en nuestro universo: un gran número de supercivilizaciones con innumerables criaturas biológicas, superseres artificiales e inteligencias mecánicas? ¿O es el verdadero propósito el desarrollo del Sistema de superinteligencia en una forma de ser superior? Toda la vida e inteligencias en evolución podrían ser sólo juguetes educativos transitorios del Sistema.

Los investigadores se sorprenden a menudo de que a través de los contactos con entidades religiosas, fantasmas, alienígenas, etc., los contactados sean capaces de responder a preguntas que parecen estar muy por encima de su capacidad mental, educación y experiencia técnica, lo que demuestra una vez más que no se lo están inventando, sino que reciben información de una fuente externa de inteligencia y conocimiento superior.

Todas las grandes obras (artísticas, científicas, sociales, militares, políticas, etc.) se realizan en cooperación con el Sistema. La mayoría de las grandes personas se dan cuenta de que están colaborando con alguna inteligencia superior a la que llaman con diferentes nombres.

Sin el Sistema, la capacidad intelectual de los humanos sería menor y nuestra civilización avanzaría a un ritmo mucho más lento.

Elevar a las razas primitivas por una civilización superior es una idea milenaria muy popular en nuestro planeta – todo tipo de dioses y visitantes del cosmos se describen en antiguos escritos que llegan a la Tierra, creando, elevando y enseñando a los humanos.

El Sistema está ayudando a la gente con múltiples disfraces (musas, espíritus guía, ángeles, visitantes extraterrestres, etc.) a crear una civilización.

La novela La Cabaña del Tío Tom de Harriet Beecher Stowe se publicó en 1852 y tuvo un éxito inmediato.

Se cita al presidente Abraham Lincoln diciendo cuando conoció a Stowe, “¡Así que tú eres la mujercita que escribió el libro que hizo esta gran guerra!

Más tarde diría que en realidad no lo escribió por su cuenta. “Yo no lo escribí. Dios lo escribió. Simplemente lo hice a su dictado.

Los antiguos griegos creían que los poetas estaban poseídos por un daimon (deidad o espíritu guía), por lo que Platón desconfiaba de los poetas – no se regían por la razón. Homero abre La Odisea con una invocación a la musa y pide su guía para contar la historia.

John Milton dijo que su poema “Paraíso Perdido” le fue dictado, de noche o de madrugada, por su “patrona celestial”, la musa celestial que él llamaba Urania.

Los textos religiosos (escrituras) también fueron dictados por entidades consideradas como deidades.

La intuición es la habilidad de adquirir conocimiento sin inferencia o el uso de la razón. Es una percepción directa de los hechos, verdades, hipótesis, teoría, etc., independiente de cualquier proceso de razonamiento.

En los casos de intuición, la ciencia sugiere que hay un proceso de razonamiento que ocurre en algún lugar en lo profundo de la mente inconsciente de los individuos. A veces esto es cierto, pero en muchos otros casos esta explicación no revela cómo obtenemos un conocimiento novedoso a través de la intuición.

Cuando un curandero está preparando una medicina, suele utilizar la experiencia adquirida de otros curanderos, libros de texto o notas. Pero para algunas enfermedades tienen que preparar una medicina que no conocen. En tales casos escuchan en su cabeza voces de dioses, santos, parientes fallecidos o curanderos muertos, dictando las hierbas y otros ingredientes que necesitan y cómo usarlos exactamente. Algunos curanderos ven cómo preparar una nueva medicina mientras sueñan. ¿De dónde viene la información sobre qué ingredientes necesitan y cómo preparar el nuevo remedio? Los eruditos dicen que el curandero intuitivamente sabe esto. Esta no es una explicación satisfactoria porque no responde a la pregunta de dónde viene la información. Algunos científicos afirman que la información viene del subconsciente, pero ¿cómo llegó esta información a la mente subconsciente? No fue inventada allí. Fue recibida de alguna parte. No hay ninguna supercomputadora mágica que conozca todo lo que está oculto en algún lugar de nuestra mente inconsciente.

Sanadores, chamanes, individuos transformados, maestros de tai chi y kung fu, practicantes de ocultismo, etc. informaron haber recibido ayuda de santos, dioses, espíritus de maestros muertos, espíritus de animales mágicos, etc. Edgar Cayce afirmó haber canalizado una “Fuente” para responder preguntas sobre curación, nutrición, reencarnación, la vida después de la muerte, la Atlántida, etc. mientras se encontraba en un estado de sueño autoinducido. Como ya sabemos, estos son sólo disfraces inteligentes del Sistema.

El pintor Paul Klee dijo sobre el trabajo del artista, “No sirve ni gobierna, transmite. Su posición es humilde y la belleza de la corona no es suya. Él es simplemente un canal.”

Cuando la gente se encuentra con las palabras intuición y creatividad, lo más frecuente es que visualicen a un artista: un pintor, un actor, un pianista, un escritor, un compositor de música, un escultor, un poeta, etc. ¿Qué pasa con los profesionales de la lógica como Einstein, Steve Jobs y otros inventores y académicos – creen y utilizan la intuición, o se basan únicamente en la lógica y la razón?

Steve Jobs dijo, “comencé a darme cuenta de que una comprensión y conciencia intuitiva era más significativa que el pensamiento abstracto y el análisis lógico intelectual“.

La intuición es algo muy poderoso, más poderoso que el intelecto, en mi opinión. Eso ha tenido un gran impacto en mi trabajo.”

Para Einstein, la comprensión y los descubrimientos científicos no provienen de las matemáticas, el análisis o la lógica. Vienen de la intuición. Él dijo, “La única cosa realmente valiosa es la intuición“.

No hay un camino lógico para el descubrimiento de estas leyes elementales. Sólo existe el camino de la intuición, que es ayudado por un sentimiento de orden que se encuentra detrás de la apariencia.”

La mente intuitiva es un don sagrado y la mente racional es una fiel servidora.”

El intelecto tiene poco que hacer en el camino del descubrimiento. Llega un salto en la conciencia, llámalo intuición o lo que quieras, la solución llega a ti y no sabes cómo o por qué.

Jim Shepard, autor y profesor de escritura creativa dijo, “Resulta que nuestra intuición es un genio mayor que nosotros.”

Ray Bradbury señaló, “Tu intuición sabe qué escribir, así que apártate.”

Immanuel Kant escribió, “Todo conocimiento humano comienza así con las intuiciones”.

Alexis Carrel, ganador del Premio Nobel, escribió, “Todos los grandes hombres están dotados de intuición. Saben sin razonamiento o análisis, lo que necesitan saber.”

La intuición se acerca mucho a la clarividencia; parece ser la percepción extrasensorial de la realidad.

El matemático Henri Poincaré dijo, “Es a través de la ciencia que probamos, pero a través de la intuición que descubrimos.”

Aristóteles dijo, “La intuición es la fuente del conocimiento científico.”

Nikola Tesla sugirió, “Mi cerebro es sólo un receptor. En el universo hay un núcleo del que obtenemos conocimiento, fuerza e inspiración. No he penetrado en los secretos de este núcleo, pero sé que existe“.

Muchos grandes científicos, pensadores, investigadores y artistas confirman que cuando se trata de conocimientos novedosos la intuición es la fuente de las nuevas ideas. La ciencia, la tecnología y las artes de la humanidad son asistidas por un sistema creado por una inteligencia superior.

Muchos fenómenos pueden explicarse como un control sobre la mente de la gente por una inteligencia avanzada, pero algunos enigmas requieren el control sobre la materia. Uno de estos acertijos es el doblamiento de cucharas, que es una magia escénica muy popular. Pero algunas personas afirman que pueden doblar objetos de metal sin usar trucos de magia.

De 1981 a 2005, el ingeniero aeronáutico Jack Houck organizó fiestas PK (fiestas de psicoquinesis) con más de 19.000 participantes documentados.

Michael Crichton escribió sobre su experiencia con el doblado de cucharas en la fiesta PK en su libro Travels:

En la primavera de 1985, fui invitado a asistir a una fiesta de doblaje de cucharas. Un ingeniero aeroespacial llamado Jack Houck se había interesado en el fenómeno, y de vez en cuando tenía fiestas en las que la gente doblaba cucharas…

…Unas cien personas estaban allí, la mayoría familias con niños pequeños. El ambiente era festivo y un poco caótico, con todos los niños corriendo alrededor.

Todos arrojamos los cubiertos que habíamos traído al centro del piso, donde se hizo una gran pila de metal…

La fiesta comenzó: cien personas escogiendo cucharas y diciendo: “¿Te vas a doblar?” y echándolas de nuevo a la pila si el sentimiento no era el correcto. Luego, a mi alrededor, oí a la gente gritar: “¡Dóblense! Dóblense!” a sus cucharas elegidas. Mucha gente se reía…

Miré hacia abajo. Mi cuchara había empezado a doblarse. Ni siquiera me había dado cuenta. El metal era completamente flexible, como el plástico blando. No estaba particularmente caliente tampoco, sólo ligeramente caliente. …había doblado una cuchara, y sabía que no era un truco. Miré alrededor de la habitación y vi niños pequeños, de ocho o nueve años, doblando grandes barras de metal. No intentaban engañar a nadie”.

Todo es posible en un universo simulado. Los fenómenos paranormales y algunos otros acertijos son sólo manipulación de objetos virtuales por el Sistema. En tal simulación, el doblado de cucharas y metales y otros “trucos” no son más que bits digitales fáciles de manejar.

Pero nuestro universo es material y se rige por leyes naturales. Por otro lado, en algunos casos nuestro mundo parece una simulación y se comporta como tal.

¿Es posible reconciliar las dos ideas: que nuestro universo es material y que es una simulación?

La nueva idea sugiere que vivimos en un mundo material impulsado por una simulación, leyes naturales, y lo más importante, por la voluntad y la filosofía de la inteligencia operativa.

Pero esto presupone que nuestro universo tiene características de un ordenador cuántico gigante…

“El Universo puede ser considerado como un ordenador cuántico gigante”, escribe el profesor Seth Lloyd del Instituto Tecnológico de Massachusetts en su libro Programming the Universe(Programando el Universo). “Si uno mira las ‘tripas’ del Universo – la estructura de la materia en su escala más pequeña – entonces esas tripas consisten en nada más que bits [cuánticos] sometidos a operaciones locales, digitales”.

Los enigmas de la ciencia como el ajuste fino del universo, los ovnis y las abducciones alienígenas, los fenómenos paranormales, etc. son posibles no sólo en un mundo simulado por ordenador, sino también en un mundo material que refleja una simulación sofisticada.

Tenemos un nuevo modelo de nuestro universo: es material, tiene las características de un ordenador cuántico gigante, y está impulsado por leyes naturales y una simulación operada por un sistema de procesamiento de datos controlado por una inteligencia superior.

En muchos casos los ovnis y los objetos y entidades paranormales (ángeles, el diablo, extraterrestres, fantasmas, demonios, criaturas mitológicas, etc.) son objetos materiales tridimensionales generados por ordenador e insertados en nuestra realidad, lo que refleja la simulación. A veces el Sistema desafía las leyes naturales y los ovnis, los extraterrestres, los coches, los jinetes, las bestias sobrenaturales, incluso las cosas comunes se materializan y desmaterializan; los ovnis hacen maniobras imposibles; las personas levitan; las mesas, sillas y otros muebles se mueven por sí mismos; las piedras caen del techo de las habitaciones, etc. Las leyes de la física son sólo reglas (partes de los numerosos algoritmos) para la simulación que en algunos casos pueden ser cambiadas permitiendo fenómenos paranormales, religiosos y otros milagros.

Arthur C. Clarke dijo: “La magia es sólo una ciencia que aún no entendemos”.

Las manifestaciones paranormales son el resultado del control mental y la inserción de objetos materializados generados por computadora o una combinación de ambos. En algunos casos los ovnis dejan rastros físicos: impresiones profundas encontradas en los sitios de aterrizaje, círculos quemados, etc. En un mundo material impulsado por una simulación, incluso los ovnis, resultado de la manipulación de la mente, pueden dejar huellas físicas.

Estos fenómenos son juguetes educativos para la humanidad en evolución. El Sistema está creando un entorno creativo (científico, cultural, religioso, educativo, etc.) con el fin de estimular el desarrollo intelectual humano, al igual que estamos creando un entorno educativo con juguetes, cuentos de hadas, libros, dibujos, Papá Noel, etc., con el fin de ayudar a nuestros niños a desarrollarse lo más rápido posible y llegar a ser más inteligentes que nosotros, sus padres.

Para algunas personas, un universo controlado por una simulación y un Sistema parece vivo, consciente e inteligente. Varios estudiosos defienden la idea de que el universo está gobernado por un ser sobrenatural, una fuerza espiritual suprema, o que incluso es parte de la mente de algún dios.

Einstein escribió, “Todo aquel que se involucra seriamente en la búsqueda de la ciencia se convence de que un espíritu se manifiesta en las leyes del universo – un espíritu enormemente superior al del hombre, y uno ante el cual nosotros con nuestros modestos poderes debemos sentirnos humildes”.

A veces la gente se pregunta por qué los alienígenas que intentan ocultar supuestos encuentros con extraterrestres parecen tan ineficientes para borrar la memoria humana. Incluso hipnotizadores aficionados pueden desbloquearla.

Muchos investigadores usan la hipnosis para revelar eventos de abducción de ovnis y alienígenas, esperando llegar a la naturaleza genuina de lo que realmente ocurrió. Pero deberían saber que en realidad están revelando el inconsciente controlado de la persona – se implantan recuerdos; imágenes, pensamientos y emociones se superponen a los eventos reales. Incluso durante las sesiones de hipnosis, la mente del hipnotizado y el hipnotizador pueden ser controlados y manipulados por el Sistema.

Las estadísticas revelan que cerca de la mitad de los casos de abducción alienígena fueron descubiertos bajo hipnosis regresiva. Los encuentros con ovnis y los casos de abducción más impresionantes fueron reportados por personas bajo hipnosis. La abducción alienígena y los “recuerdos” ovnis fueron insertados por el Sistema en la mente inconsciente de los “testigos” y fueron revividos por los hipnotizadores. En algunos casos los “recuerdos” de la abducción fueron creados por los hipnotizadores a partir de material visual memorizado por el “abducido” en películas, TV, libros, fotos y artículos de periódicos, etc. Algunos hipnotizadores plantan sugerencias en la mente de los abducidos y contactados.

Testigos de ovnis, abducciones alienígenas, manifestaciones paranormales pasan con éxito las pruebas del detector de mentiras. El control de sus mentes por parte de la agencia es tan exitoso que no pueden decir qué es real y qué es manipulación de sus mentes.

En muchos casos el Sistema crea eventos ovni con elementos religiosos y paranormales, para gran decepción de los aficionados que creen que los ovnis son naves espaciales alienígenas.

La ciencia aún no tiene pruebas fehacientes de visitas extraterrestres reales, pero esto no las descarta. Sin embargo, tal posibilidad no tiene nada que ver con el fenómeno ovni.

La Glosolalia, también conocida como “hablar en lenguas”, ha existido durante miles de años. Este es un fenómeno en el que las personas hablan idiomas que son desconocidos para el hablante.

El Dr. Andrew Newberg, Profesor Asociado de Radiología, Psiquiatría y Estudios Religiosos, escribió, “nuestro hallazgo de la disminución de la actividad en los lóbulos frontales durante la práctica de hablar en lenguas es fascinante porque estos sujetos creen verdaderamente que el espíritu de Dios se está moviendo a través de ellos y los controla para hablar. Nuestra investigación de imágenes cerebrales nos muestra que estos sujetos no tienen control de los centros habituales de la lengua durante esta actividad, lo que es consistente con su descripción de una falta de control intencional mientras hablan en lenguas”.

Estos hallazgos podrían ser interpretados como el sentido de sí mismo del sujeto siendo tomado por otra cosa.”

Entidades como los extraterrestres, ángeles, espíritus, demonios, etc. pueden citar la Biblia en latín, hebreo, griego y en muchas otras lenguas. En realidad conocen todos los idiomas de la Tierra, vivos o muertos hace tiempo. Estas entidades parecen tener un notable conocimiento de los asuntos personales del pueblo. El diablo y los espíritus en los casos de posesión religiosa conocen todos los detalles de la vida de sus exorcistas. Lo saben todo: el pasado, el presente y el futuro. En realidad, el que lo sabe todo es el Sistema. Los extraterrestres, ángeles, demonios, espíritus, etc. son su creación. El Sistema les da poder de muchas maneras, como creando milagros, tradiciones, mitos, cuerpos de seguidores y discípulos, etc.

A veces los alienígenas y los espíritus nos miran como a gente tonta y su comportamiento es completamente estúpido, pero esto es sólo un juego de la agencia que es tremendamente inteligente y posee un conocimiento mucho más allá del nuestro. Las entidades paranormales y los alienígenas ovni estaban jugando sus extraños juegos porque estaban programados para hacerlo.

La gente que ha contactado con tales entidades sabe que la agencia también está dotada de un pícaro sentido del humor y a veces juega bromas prácticas.

El Sistema también fabrica especulaciones y teorías de conspiración (como los antiguos astronautas, la Tierra plana, la Tierra hueca, la supresión por parte de las autoridades del movimiento perpetuo y la tecnología de fusión fría, el Experimento Filadelfia, los alunizajes de los EE.UU. fueron puestos en escena por la NASA en un estudio de cine, etc.) con el fin de estimular el pensamiento racional y la ciencia mediante la creación y el apoyo de teorías competitivas (a menudo falsas), opiniones, posiciones, grupos, etc.

Algunas personas reciben consejos incluso de los ovninautas. Pat McGuire, un agricultor, muchas veces observó ovnis revoloteando sobre su tierra. Una noche los extraterrestres lo llevaron a bordo de su nave espacial. Recordó la abducción bajo hipnosis. Los alienígenas le dijeron que perforara un pozo en las altas llanuras cerca de su rancho. McGuire consultó a especialistas, pero los expertos en perforación y geólogos dijeron que no hay agua allí porque el lugar era demasiado alto. Los vecinos lo llamaron loco. Pero McGuire compró la tierra en las altas llanuras cerca de su rancho, perforó un pozo y consiguió mucha agua.

Los visitantes alienígenas dicen repetidamente, “Deberías creer en nosotros pero no demasiado”.

Uri Geller también tenía sus dudas sobre la voz que le decía qué hacer y qué no hacer, y comenzó a preguntarse si podría ser sólo “un maldito payaso que está jugando con nosotros“.

Demonios, visitantes alienígenas, santos, dioses y diosas, voces y pensamientos transmitidos telepáticamente desde fuentes misteriosas le prometerán libertad espiritual, conocimiento final e inmortalidad, pero en lugar de convertirse en rico, libre, sabio e inmortal, se convertirá en un esclavo de la entidad. Algunos contactados, médiums, testigos de ovnis, y profetas terminan finalmente sentados en las cimas de las colinas para esperar el fin del mundo y a los tipos de los platillos voladores o al dios que los rescatará. ¡Pero nunca vienen!

Obviamente, la misteriosa fuente de información no es sólo una base de datos gigante, sino que hay una inteligencia detrás de ella y puede burlarse de la gente y hacer bromas prácticas. A esta entidad inteligente le gusta ridiculizar a los humanos. Esto fue confirmado por muchos contactados y testigos paranormales.

La mayoría de las cosas en la Tierra parecen equivocadas y tontas desde el punto de vista humano, ergo no hay criaturas superiores controlando la vida y la inteligencia en nuestro planeta. Sí, las cosas están mal y son tontas desde nuestro punto de vista, pero desde el punto de vista de la inteligencia superior que controla, están bien porque las cosas que aceptamos como equivocadas son en realidad signos de competencia de alto nivel y educación dura, exactamente lo que se espera de los maestros. De lo contrario podemos concluir que la vida en la Tierra es una especie de siniestro juego de ordenador organizado y poseído por alguna extravagante civilización o individuo superior extraterrestre, que disfruta de la miseria de los seres humanos.

La información del Sistema llega a la gente de diferentes maneras: sueños, visiones, percepción de pensamientos, sueños lúcidos, intuición, escritura automática, escuchar voces, sentir una voz, usar un péndulo, hacer una radiografía, etc. La gente no puede controlar realmente el canal de información. Está construido de tal manera que en la mayoría de los casos los hombres no pueden decir de dónde viene la información – de su mente o de una agencia externa.

Hay millones de casos que prueban que la telepatía es real. Entonces, ¿por qué no podemos usarla a voluntad en nuestra vida cotidiana? Porque nuestro mundo está basado en una dura competencia. Si hay telepatía para el uso diario, entonces no habrá competencia real porque no habrá secretos, la base de la competencia, el crimen, las guerras, etc.

En algunos casos los motores de los coches de los testigos de OVNIs se detuvieron. Los expertos explican que esto sucedió debido a la radiación del sistema de propulsión del platillo volante.

Los testigos también informan que los motores de sus autos se detuvieron cuando vieron grandes humanoides peludos (Bigfoot). Pero las grandes bestias peludas no tienen un sistema de propulsión, no emiten radiación, y no tienen campos magnéticos poderosos, causando estática de radio, oscurecimiento de los faros, y la paralización de los vehículos de motor. ¿Por qué se detuvieron los coches? El Sistema hace manifestaciones paranormales (incluyendo el inexplicable atasco de vehículos motorizados) para que los misteriosos eventos sean presenciados y recordados, la gente crea en ovnis, extraterrestres, entidades extrañas como el Bigfoot, etc.

El siguiente paso es que los investigadores analicen cuáles son estos fenómenos y empiecen a entender nuestro mundo.

El siguiente movimiento probablemente sean los futuros posthumanos, extraterrestres, máquinas inteligentes, e I.A. para salvarse a sí mismos (dejando nuestro universo controlado), si es posible.

También es probable que en un futuro lejano las inteligencias espaciales más avanzadas (incluidos los posthumanos, si sobreviven) se fusionen con el Sistema, convirtiéndose en una sola mente, o formen parte de una colmena de superinteligencias. El futuro lejano de la humanidad y de otras civilizaciones espaciales es desconocido para nosotros.

Probablemente el Sistema está haciendo una simulación del futuro del universo, la vida y la inteligencia para proporcionar un rápido avance de los individuos y las civilizaciones, y para evitar la autoaniquilación cuando las criaturas inteligentes del universo inventen armas y tecnologías capaces de eliminar planetas enteros y razas espaciales; en el futuro, habrá numerosas guerras con superarmas.

Un error común de algunos científicos contemporáneos es que la precognición viola el principio de causalidad, un efecto no puede ocurrir antes de su causa.

Muchos investigadores afirman que el pasado, el presente y el futuro existen simultáneamente en forma material.

El pasado y el futuro son sólo registros, información guardada. No son materiales. Sólo el presente es material.

El pasado está asentado y es inalterable, pero el modelo informativo del futuro es inestable y dinámico. La interpretación de los muchos mundos debería implicar que las posibles historias alternativas son posibles modelos informativos del futuro que darán lugar a un único presente material.

Puesto que el futuro no es material y no ocurrió todavía, la precognición no viola el principio de causalidad; un efecto no ocurre antes que su causa.

El futuro es predecible, pero sólo en los casos en que el Sistema decide darnos información sobre algunos acontecimientos que se producirán. Los humanos no tienen acceso directo a la simulación del futuro.

Algunos fenómenos están influenciados por supuestos viajes en el tiempo. A algunos contactados de OVNIS se les dio un viaje en el tiempo al pasado, incluyendo el encuentro con figuras prominentes de esa época como Jesús.

El fenómeno del deslizamiento del tiempo (time-slip) también está conectado con el viaje en el tiempo – la gente es transportada involuntariamente atrás en el tiempo.

El pasado y el futuro son registros y a veces se nos permite ver en visiones, sueños, sueños lúcidos, durante sesiones de espiritismo, etc. eventos pasados o eventos por venir.

Tales manifestaciones son parte de la interminable manipulación de la mente humana por el Sistema.

En realidad no podemos viajar hacia atrás o hacia delante en el tiempo.

Si tenemos acceso a la simulación del futuro y al registro del pasado, podemos viajar en el tiempo virtualmente. Con la tecnología apropiada alguna inteligencia superior podría materializar un determinado período de tiempo virtual del pasado y del futuro para poder visitarlos en la realidad.

El bien documentado Milagro del Sol de Fátima fue predicho por una aparición femenina varios meses antes. También se predijo que dos de los pequeños pastores morirían poco después de los eventos sobrenaturales. Dos de ellos murieron poco tiempo después de eso.

Millones de predicciones en todo el mundo se hicieron realidad. Las predicciones cumplidas son tantas y a menudo tan específicas que están más allá de la probabilidad del azar. Pero millones de predicciones fallaron. ¿Por qué? ¿Fue porque los psíquicos no eran lo suficientemente buenos? ¿Porque la gente común no es buena vidente del futuro?

Lo más probable es que fuera porque no tienen acceso directo al futuro simulado, sino que reciben las predicciones a través del Sistema que manipula la información.

Los humanos no pueden conocer el futuro real a voluntad.

¿Por qué recibimos predicciones verdaderas y falsas?

La información verdadera sobre el futuro recibida a voluntad traería un tremendo poder (financiero, político, social, etc.) en las manos de los individuos que poseen el don de la precognición. Tales personas tendrían un control absoluto sobre el mundo. Podrían ganar millones de dólares con las futuras patentes, la bolsa de valores, los casinos, los tipos de cambio de divisas, los bienes inmuebles, la extracción de petróleo y gas, todo tipo de loterías, invertir en las tecnologías más rentables que se inventarán, etc. Conocer el futuro haría de algunos individuos los amos indiscutibles del mundo.

La gente que ve el futuro y usara este conocimiento para obtener beneficios y el control del mundo cambiaría la historia. Pero esto va en contra de los planes de la inteligencia superior que está a cargo de nuestro mundo. El mundo está controlado por el Sistema y el operador que tiene sus propios planes.

El Sistema está deliberadamente difundiendo información verdadera y falsa sobre el futuro. No existe una precisión del 100% de las precogniciones. Debemos confiar en nuestra mente sana, lógica y ciencia; las predicciones cumplidas son sólo una ayuda que recibimos a veces. El Sistema decide cuándo y qué precogniciones reales deben ser entregadas a quién. Los psíquicos y los médiums son sólo un instrumento para predecir la farsa del futuro.

El libre albedrío no puede existir realmente en un mundo en el que el futuro está simulado y determinado.

Según Einstein, no existe el libre albedrío. Escribió, “Soy un determinista. Como tal, no creo en el libre albedrío”.

Es posible que en un mundo simulado las criaturas primitivas como nosotros no tengan libre albedrío (o uno muy limitado). ¿Pero es probable que en un futuro avanzado la gente pueda tener más libre albedrío? La evolución y la elevación de criaturas subdesarrolladas como los humanos es mucho más efectiva cuando su futuro es simulado y determinado.

Por otro lado, por nuestro propio bien, el operador creó una ilusión de libre albedrío.

Einstein parafraseó a Arthur Schopenhauer, que “un humano puede muy bien hacer lo que quiere, pero no tiene voluntad sobre lo que quiere“.

Tener o no tener libre albedrío depende totalmente del operador de nuestro universo. No conocemos sus planes para el futuro de los humanos con respecto al libre albedrío.

Miles de millones de científicos en nuestro universo están descubriendo las mismas teorías que los estudiosos humanos están descubriendo en la Tierra.

Miles de millones de Einsteins alienígenas descubrieron la teoría de la relatividad, en realidad, la obtuvieron del Sistema. ¡Una idea bastante humillante! Una de las muchas tareas de la agencia controladora es educar, proporcionándonos conocimientos novedosos. Ahora los seres sensibles (biológicos o no) en nuestro universo son más como (bio)robots que son creados, organizados, controlados y educados por una agencia externa. ¿No te gusta la idea? A mí tampoco me gusta, pero preferiría aceptar la verdad, en lugar de una creencia engreída y engañosa sobre la gran importancia de que los humanos y las criaturas alienígenas exploren conscientemente la naturaleza en toda su extensión. También me gusta la noción de que somos criaturas inteligentes, autónomas, originales, independientes, creativas y autosuficientes con libre albedrío, pero ¿es verdad?

Los hechos amargos son mejores que las ilusiones o doctrinas auto-engañadas, si uno va a explorar el mundo. Las mentiras reconfortantes no tienen nada que ver con la ciencia.

Vivimos en un ambiente controlado y somos animales controlados (que poseen ciencia y tecnología rudimentaria).

Nunca debemos olvidar que los humanos están bajo un constante y estricto control mental y nunca confiamos en lo que vemos, oímos y pensamos. No confíes en ti mismo. Estás bajo control. Tu mente está controlada. Es muy posible que tus pensamientos no sean tuyos. Tú piensas y eres lo que el Sistema decide.

Si es posible, en algún momento de su evolución, la gente podría intentar cortar el cordón umbilical entre la humanidad en desarrollo y el Sistema. Este es un momento importante de la evolución de las civilizaciones porque ya no recibirán información científica útil y de otro tipo de la agencia externa que convirtió a los animales en criaturas inteligentes, creando una civilización sofisticada. La humanidad es todavía demasiado primitiva para cortar el cordón umbilical que conecta el Sistema y la gente. Si esto ocurre ahora, todos nos convertiremos intelectualmente en niños y nuestra civilización tal como la conocemos se derrumbará. Recaeremos en una sociedad agraria primitiva.

Un ejemplo del posible control evolutivo del Sistema es el origen y la evolución de la humanidad que puede haber requerido un evento extremadamente improbable como la extinción masiva que eliminó a los dinosaurios como animales terrestres dominantes, pero no a los pequeños y frágiles mamíferos.

Hace aproximadamente 66 millones de años, un gran cometa fue lanzado en una órbita específica alrededor de la Tierra. Cuando los cometas se acercan al sistema solar interno y al sol, comienzan a sublimarse y a evaporarse, creando una envoltura de gas y polvo finos. El cometa desempolvaba la atmósfera de la Tierra (ni las lluvias ni el viento podían dispersar la “niebla” durante mucho tiempo porque estaba en lo alto de la estratosfera) oscureciendo los cielos durante decenas de miles de años hasta agotarlos, enfriando el clima e inhibiendo la fotosíntesis, disminuyendo las plantas terrestres y marinas, lo que perturbaba la cadena alimentaria, y muchas especies, especialmente los grandes herbívoros y carnívoros, empezaban a morir de hambre, a menudo hasta la muerte. En medio del desastre, el cometa se desintegró y un gran trozo de cometa se hundió en las aguas poco profundas del Golfo de México. El efecto catastrófico del prolongado clima frío y la reducción de alimentos como resultado del polvo y el oscurecimiento de la atmósfera antes y después del impacto del bólido, y el devastador golpe cometario, que causó tormentas de fuego globales, terremotos, vulcanismo masivo, huracanes tremendos, invierno nuclear, megatsunamis, fuertes lluvias ácidas, disminución de los niveles de oxígeno en la tierra, etc., dio lugar a la extinción de alrededor del 75% de las especies de nuestro planeta, incluidos los dinosaurios.

Si nos adentramos en los trabajos de investigación sobre la extinción de los dinosaurios, su desaparición se parece más a una operación de exterminio muy precisa de estas especies que a un golpe accidental de un cuerpo celeste contra la Tierra.

Durante 500 millones de años sólo hubo un enorme impacto celestial y no fue sólo para matar animales, sino para reemplazar en el momento oportuno a los anticuados dinosaurios dominantes por los mamíferos superiores evolutivos, allanando el camino para el amanecer de los humanos.

El paraíso, la felicidad perfecta, la vida infinita, la resurrección de la muerte de nuestros seres queridos o de personajes históricos famosos, la juventud eterna y otras maravillas de este tipo son perfectamente posibles incluso hoy en día. El modelo de un mundo deseado podría ser materializado por la inteligencia maestra. Podríamos vivir en la dicha suprema para siempre en el Edén, pero nuestro mundo está guiado por otro modelo, que requiere crecimiento, evolución, progreso, un gran número de individuos, grupos de personas y civilizaciones que compiten duramente, e innumerables nacimientos y muertes.

Para entender nuestro universo, la vida y las civilizaciones, debemos comprender la filosofía, las ideas, la estrategia y los trabajos del Sistema y de la inteligencia superior controladora, una tarea desafiante para la humilde mente humana.

ALEXANDER POPOFF Medium

EXTRATERRESTRES EN 2020: ¿POR QUÉ NO?

Pancarta; ¡Abrazos, no mascarillas!
Sí, necesitan ayuda
Ilustraciones de Marie-Danielle Smith

MARIE-DANIELLE SMITH                En un año que ya ha visto incendios históricos, pandemias mortales, crisis económica y enjambres de langostas, no descartemos nada

¿Podría el 2020 sentirse más catastrófico? Hay una pandemia mortal y una crisis económica mundial. Nuevos enfrentamientos raciales han estallado en los Estados Unidos. En los primeros seis meses de este año, ¡este mismo año!, hubo incendios forestales en Australia, accidentes aéreos mortales en Pakistán e Irán, y juicios de destitución en América. Sin mencionar al Brexit. ¿Recuerdas el Brexit?

Sólo durante un período tan agitado como éste, una fuente de la oficina del Primer Ministro Justin Trudeau, en una conversación reciente, dijo que el gobierno canadiense tiene un plan para casi todas las eventualidades “excepto los extraterrestres”.

Tal vez eso te haga reír. Tal vez te sientes seguro pensando que estamos solos. Pero este año ya ha visto inundaciones, terremotos y nubes de langostas históricas. Un asteroide potencialmente apocalíptico se coló por el planeta en junio sin ser detectado y existe la posibilidad de que otro (más pequeño) se acerque en noviembre. Seguramente ya deberíamos haber aprendido a esperar lo inesperado. Entonces, ¿no es posible que este sea el año en que descubramos la vida extraterrestre o que ella nos descubra?

Incluso si es un asunto de risa para el gobierno canadiense, mi respuesta a esa pregunta es: Sí, por qué no. Como la revista Time postuló en marzo, la crisis de COVID-19 muestra que no estamos biológica, epidemiológica o emocionalmente preparados para los extraterrestres. Pero puede que no tengamos elección. Aquí hay siete formas super-obvias, ciertamente no inducidas por la ansiedad, en las que los alienígenas podrían aparecer este año:

La Luna tiene algo de chatarra decente

1. Viendo que las posibilidades de éxito de la humanidad como civilización avanzada se acercan a cero, nuestros observadores deciden abandonar el planeta o salvarlo.

Una solución popular a la paradoja de Fermi -el rompecabezas de por qué no hemos encontrado pruebas de vida extraterrestre a pesar de la probabilidad de que exista- es que los alienígenas simplemente no quieren que sepamos que nos están observando. En 1973, John Ball, un radioastrónomo del MIT, propuso lo que se conoce como la “hipótesis del zoológico“, que sugiere que la vida súper inteligente puede evitarnos para permitir el desarrollo o la protección de nuestra civilización primitiva. Al determinar que es probable que las sociedades se desmoronen antes de que logremos un vuelo espacial avanzado, a pesar del optimismo actual sobre la investigación espacial, podrían considerarnos un fracaso o -si tenemos mala suerte- decidir que la Tierra está bien dotada de recursos suficientes para rescatar partes.

La ONU está totalmente paralizada respecto a la señal alienígena

2. Varias agencias espaciales detectan una señal que emana de otra parte del universo. La comunidad internacional no puede ponerse de acuerdo sobre qué hacer.

Los científicos de la Tierra han teorizado la posibilidad de que podrían pasar hasta 1.500 años antes de que podamos esperar razonablemente que nuestras señales de radio sean recogidas por otros en la Vía Láctea. Basándonos en lo que hemos estado transmitiendo durante unos 80 años, menos del 1% de la galaxia ya habrá sido alcanzada, por lo que nuestros amigos pueden no saber aún que estamos aquí, y viceversa. Sin embargo, espera un poco más, y “puede que algún día nos alcancen”, dice el artículo de 2016. Pero supongamos que en vez de eso captamos su señal, como de un transmisor en el centro de la Vía Láctea sobre el que los científicos estaban teorizando en febrero. ¿Seguramente los gobiernos mundiales se unirían en una decisión existencial para nuestro planeta? Ja, ja, no, probablemente no. Rusia podría ir a por ello, a pesar de las advertencias de Stephen Hawking de que podríamos querer permanecer en silencio.

Es un absoluto engaño

3. Los extraterrestres encubiertos confiesan que han estado entre nosotros durante siglos, investigando eventos mundiales. Proporcionan pruebas, pero son ignorados como teóricos de la conspiración.

Potencia la “hipótesis del zoológico” e imagina que los investigadores son enviados desde los cielos para observarnos de cerca. Pueden ser indetectables. Pueden cometer errores ocasionalmente, lo que podría explicar los OVNIs. Pero digamos que un alienígena rebelde decide que ahora es un buen momento para revelarnos el secreto. El alienígena usa la radio o Internet para intentar avanzar una comunicación benevolente, o, si es humanoide, da una conferencia de prensa y ofrece que se le haga una prueba de ADN. Incluso puede realizar hazañas físicas impensables. QAnon se aprovecha de esto. El ser es cotejado en Twitter y descartado como un mago y un engaño. Se da por vencido con nosotros.

¡Eh, chicos!
CNN Verificación de datos

4. Antes de las elecciones presidenciales de noviembre, el presidente Donald Trump desclasifica documentos ultra secretos que prueban la existencia de vida extraterrestre.

El autor y científico David Brin ha escrito, sobre la teoría de que los extraterrestres estén en contacto secreto con los gobiernos, que: “la aversión a una idea, simplemente por su larga asociación con chiflados, da a los chiflados demasiada influencia”. El Pentágono ya publicó tres videos de OVNIS en abril, alimentando todo tipo de teorías de conspiración. Así que vamos a considerar por un segundo que, en algún momento y no necesariamente en Roswell, el gobierno de EE.UU. encontró evidencia de extraterrestres, o incluso se comunicó con ellos. Si usted fuera Donald Trump, enfrentando una desventaja electoral y buscando una razón para distraer al público o retrasar las elecciones, ¿qué haría con esa información?

Quiero decir que no los llamaría “inteligentes”

5. Rompiendo la primera directiva, una autoridad intergaláctica inicia el contacto para salvarnos de nosotros mismos, ofreciendo medicina, tecnología y pertenencia al superestado.

Quizá conozca a Jean-Luc Picard. Un capitán de su estilo podría decidir que la civilización de la Tierra es lo suficientemente madura para entrar en el redil, o que se destruirá a sí misma si no es por la intervención de un ser más civilizado, rompiendo así la “primera directiva” de no interferir con los planetas primitivos, un concepto que los abogados humanos han formulado recientemente y que sería casi imposible de aplicar de todos modos. Lo primero es ridículo. Lo segundo… bueno, mire, tal vez nos vendría bien algo de ayuda.

Uf… Supongo que “x AE A-12” fue un poco demasiado después de todo

6. Anhelando entender el universo, los exploradores de una galaxia lejana llegan a nuestro sistema solar buscando hacer amigos, pero después de estudiar la Tierra, lo pasan mal.

Vale, tiene que admitir que probablemente es arrogante por parte de la humanidad pensar que los extraterrestres se molesten en mirarnos. Podrían considerarnos poco inteligentes o no estar interesados, como ha postulado Neil DeGrasse Tyson. O podrían considerarnos peligrosos. No precisamente un grupo de amantes de la paz. Un E.T. ciertamente haría bien en pensarlo dos veces antes de anunciarse a los humanos cuyos pulgares están en los botones nucleares hoy en día.

7. Decidiendo que esta línea de tiempo es demasiado oscura, una gran inteligencia artificial determina terminar la simulación y comenzar de nuevo.

Una IA todopoderosa podría ser nuestro titiritero, como en The Matrix. En 2001, dos años después del estreno de esa película, el autor de ciencia ficción Stephen Baxter propuso la “teoría del planetario” para resolver la paradoja de Fermi. Sostiene que si no hemos oído hablar de los extraterrestres, es porque nuestro universo ha sido diseñado deliberadamente para parecer vacío de vida. En 2003, el filósofo Nick Bostrom desarrolló el argumento de la simulación. Elon Musk está a bordo. Si estamos en la caja de arena, los dioses o descendientes que están jugando con nosotros podrían concluir que las cosas se han vuelto demasiado fantásticas en el año 2020. Mejor reiniciar. O añadir algunos alienígenas simulados sólo por diversión.

MARIE-DANIELLE SMITH (24/7/2020)                             MACLEAN’S

SIMULANDO LA REALIDAD

RIZWAN VIRK          ¿Son los videojuegos la mejor descripción de la realidad?

Nick Bostrom razonó que si alguna civilización podría producir una “simulación de antepasados”, es casi seguro que estamos viviendo en un mundo simulado. Rizwan Virk explica por qué llegar a este punto de simulación ya no es una fantasía, y por qué los videojuegos podrían ofrecer la mejor descripción de la realidad.

Aunque la mayoría de la gente consideró por primera vez la idea de que podríamos estar viviendo dentro de una simulación por ordenador después de ver The Matrix – la película de gran éxito que se estrenó en 1999 – es en realidad la versión moderna de un viejo argumento de que el mundo que nos rodea no es el “mundo real”. Las versiones de este argumento han variado desde la alegoría de la cueva de Platón hasta los sueños de Descartes sobre un “demonio maligno” que lo engañaba, y diferentes variaciones han jugado un papel en casi todas las grandes tradiciones religiosas.

El “nuevo” elemento que ha llevado la teoría de la simulación a la vanguardia, es el desarrollo de la computación. Quizás una de las primeras encarnaciones modernas de esta idea vino del escritor de ciencia ficción Philip K. Dick (cuyas historias, por cierto, sirvieron de inspiración para The Matrix). Declaró en la conferencia de ciencia ficción de Metz en 1977 que “estamos viviendo en una realidad programada por ordenador”. El discurso de Dick fue visto con las cejas levantadas, casi como si se hubiera vuelto loco.

Avanza rápidamente un cuarto de siglo o más, y de repente esta idea es tomada en serio por todos, desde los magnates de la tecnología como Elon Musk, físicos como Neil DeGrasse Tyson, y filósofos como Nick Bostrom de Oxford, cuyo histórico artículo de 2003, Are You Living in A Computer Simulation(¿Estás viviendo en una simulación por ordenador?), ayudó a encender la actual ola de interés.

¿Qué pasó en los años intermedios? En resumen, llegaron los videojuegos.

En 1977, cuando Dick hizo su proclamación, los videojuegos estaban en su infancia, y coincidentemente este fue el año en que Atari lanzó el 2600 VCS. No fue hasta principios de los 80 cuando los videojuegos pasaron de ser una novedad a ser algo que “todo el mundo tenía” en su casa. De hecho, el VCS Atari, con juegos como Space Invaders y Pacman, fueron mi introducción a los videojuegos. Si le preguntaras a alguien en ese momento si podíamos representar todos los píxeles en una representación tridimensional del mundo, la respuesta habría sido que no era posible: hay demasiados píxeles y no hay suficiente potencia de cálculo.

En los años transcurridos, no sólo la potencia de computación ha crecido de manera significativa (gracias a la ley de Moore de que la velocidad del procesador se duplica cada 18 meses), sino que la historia de la computación se ha entrelazado con la historia de los videojuegos, que siempre requirieron optimizaciones para obtener el mejor rendimiento de la máquina. Las GPU, o Unidades de Procesamiento Gráfico, fueron creadas para hacer el renderizado más rápido, y el Modelado 3D, el texturizado y lo más importante, el renderizado condicional, han jugado un papel importante en acercarnos al “Punto de Simulación”, un punto teórico en el que podemos construir un videojuego que es indistinguible de la realidad física, como el representado en The Matrix.

Hoy en día, los videojuegos han avanzado rápidamente hasta el punto de que ahora es posible representar un mundo tridimensional con millones de jugadores en línea al mismo tiempo, como lo demuestran juegos como World of Warcraft y Fortnite. De hecho, el mayor concierto de música del mundo se celebró en Fortnite, con más de un millón de jugadores que asistieron simultáneamente.

Hoy día llegar al Punto de Simulación creando un mundo virtual indistinguible del mundo físico no parece tan lejano. Hace unos años, estaba jugando un juego de ping pong de realidad virtual. Los movimientos y reacciones eran tan realistas que olvidé que estaba dentro de un mundo virtual. La experiencia fue tan auténtica que dejé mi paleta virtual en la mesa virtual al final del juego e incluso me apoyé en la mesa, como podría hacer después de un juego “real” de ping pong. Por supuesto, no había mesa – el controlador cayó al suelo y casi me caí.

Entonces, ¿qué se necesitaría para construir una simulación tan realista como la Matrix? Resulta que la resolución de los píxeles no es el problema. Si ves una película como las recientes de La Guerra de las Galaxias o Blade Runner 2049, los efectos especiales, que se construyen con las mismas herramientas que utilizan los desarrolladores de videojuegos, mundos, se fusionan a la perfección con los actores en vivo en medio de un paisaje de realidad mixta. La mayoría de las películas de hoy en día se transmiten con una resolución de 2K píxeles; ya tenemos pantallas de 4k y 8k píxeles, y hay receptores de RV que buscan duplicar la resolución de píxeles de nuestros ojos. La realidad aumentada (o AR), que ha dado pasos agigantados en los últimos años, intenta poner objetos digitales en el mundo físico que nos rodea. Hoy en día, necesitamos gafas AR para ver estos objetos, pero se están creando nuevas pantallas de campo luminoso que nos permitirán colocar objetos digitales en el mundo físico sin necesidad de gafas.

Estas son todas las etapas del camino hacia el Punto de Simulación. En Matrix, el personaje de Neo se despierta fuera de la simulación y resulta que está viviendo en una cápsula con un cable conectado a su corteza cerebral, transmitiendo señales hacia adentro y hacia afuera.

¿Sería esto posible? Hoy en día estamos en la infancia de las Interfaces Informáticas Cerebrales (ICB), con compañías como Neuralink de Elon Musk que han creado chips implantables que aumentarán el poder del cerebro humano, y Neurable, que utiliza receptores de RV controlados por la mente para entender cómo un usuario quiere navegar en el mundo virtual. Aunque no estamos en el punto en el que podemos enviar una señal eléctrica y de repente ” aprender Kung Fu” como lo hizo el personaje de Keanu Reave en The Matrix, esto puede no estar tan lejos tampoco a medida que se desarrollen los ICB.

Las estimaciones para llegar al Punto de Simulación van desde una década a 100 años. Ciertamente, casi todos están de acuerdo en que podremos lograr la inmersión completa dentro de 200 años, lo cual en el esquema general de la historia de la Tierra o el Universo, no es mucho tiempo.

Entonces, ¿cómo se relaciona esto con la idea de que vivimos dentro de un videojuego?

En lo que Bostrom llamó el Argumento de la Simulación en su artículo de 2003, declaró que si alguna civilización llega a crear “simulaciones de antepasados” realistas, entonces es casi seguro que estemos dentro de uno de ellos. Su argumento era que habría muchos más seres simulados que seres orgánicos, porque puedes simplemente encender otro servidor y crear otro millón o trillón de seres en poco tiempo. Las estadísticas simples muestran que si eres un ser, es más probable que seas un ser simulado que uno de la “realidad básica”.

Pero la teoría de la simulación ha pasado de la filosofía a las ciencias. A medida que empecé a investigar la tecnología necesaria para construir simulaciones más realistas, encontré sorprendentes paralelismos con el funcionamiento del mundo físico.

En una realidad generada por ordenador, no hay “objetos reales” – sólo están siendo renderizados como píxeles por el motor de renderización del videojuego. En nuestra “realidad física”, cuanto más intentan los físicos encontrar esta cosa llamada materia, más difícil se vuelve. El físico John Wheeler dijo que la física pasó por varias fases en su vida – en la primera fase, todo era una partícula física; luego los físicos decidieron que todo era un campo; finalmente, dice que la física llegó a la conclusión de que todo era información. Cuando se llega a esto, no hay materia, sólo propiedades de las llamadas “partículas”. Wheeler acuñó el término “It from bit“, enfatizando que todo lo que pensamos como físico es en realidad sólo información.

Quizás el mayor misterio de la física cuántica ha sido el “efecto observador”, o “indeterminación cuántica”, que dice que a menos que alguien o algo mida u observe una elección, entonces todas las posibilidades existen hasta que se hace la observación. Aunque existe cierto debate sobre si el observador tiene que ser una persona consciente o un dispositivo de medición, no hay oposición a la idea de que existe indeterminación cuántica; simplemente no podemos averiguar por qué. Esto es lo que llevó a Niels Bohr a hacer la declaración de que si no te sorprende lo que nos dice la mecánica cuántica, entonces no lo has entendido.

Resulta que la técnica clave que ha permitido que los videojuegos pasen de los juegos planos en 2D como Pac Man y Space Invaders a los mundos inmersivos tridimensionales es lo que llamamos “representación condicional”. En lugar de renderizar todos los píxeles de una escena 3D, sólo renderizamos los píxeles que tu avatar, una representación tuya, puede ver. Esta es una técnica clave que usamos para dar la apariencia de que tu avatar y el mío están en la misma habitación, cuando en realidad, estamos renderizando en diferentes ordenadores. De hecho, en los videojuegos, no hay “renderización compartida”. La regla de oro de los videojuegos es usar sólo la potencia de los ordenadores para renderizar lo que se puede ver. Parece sorprendentemente similar a cómo funciona el mundo de la indeterminación cuántica, comenzando con una ola de probabilidades y luego sólo renderizando esas probabilidades cuando se observan. La indeterminación cuántica podría ser una técnica de optimización para una realidad simulada, y al igual que eso, algo que era completamente desconcertante tiene sentido.

Pero los informáticos y los físicos son realmente los recién llegados al debate sobre la hipótesis de la simulación. Muchas de las religiones del mundo han estado afirmando que el mundo físico que nos rodea no es el “mundo real” durante miles de años. En las tradiciones hindúes y budistas, existe la idea de que el mundo que pensamos como real es en realidad parte de “maya” o “ilusión”. En las tradiciones judeocristianas, incluyendo el Islam, existe la idea de “ángeles grabadores” que observan cada uno de nuestros movimientos y los registran en el Libro de la Vida y el Pergamino de los Hechos. Incluso Shakespeare parecía estar de acuerdo en una de sus líneas más reconocibles: “Todo el mundo es un escenario, y todos los hombres y mujeres son meros intérpretes”.

Por supuesto, estas religiones se formaron hace mucho tiempo, y las metáforas que usaban tenían sentido en ese momento. Pero por muy poéticas que sean estas metáforas, están incompletas. Si Shakespeare estuviera vivo hoy en día, me gusta pensar que podría decir: “Todo el mundo es un videojuego, y los hombres y mujeres son meros avatares en este mundo virtual simulado”.

RIZWAN VIRK                                                iainews

Rizwan Virk es empresario, pionero de los videojuegos y autor de La Hipótesis de la Simulación

NUESTRO UNIVERSO PUEDE SER PARTE DE UNA ENORME COMPUTADORA CUÁNTICA

TRISTAN GREENE       Un par de físicos de la Universidad Federal Báltica Immanuel Kant (IKBFU) en Rusia propusieron recientemente una visión completamente nueva del cosmos. Su investigación toma la loca idea de que estamos viviendo en una simulación por ordenador y la mezcla con la alucinante teoría de “muchos mundos” para decir que, esencialmente, todo nuestro universo es parte de un sistema cuántico inconmensurablemente grande que abarca “incontables” multiversos.

Cuando se piensa en sistemas cuánticos, como los ordenadores cuánticos de IBM y Google, normalmente imaginamos un dispositivo diseñado para trabajar con partículas subatómicas – qubits – para realizar cálculos cuánticos.

Estas computadoras pueden algún día realizar cálculos avanzados que las computadoras clásicas de hoy no pueden, pero por ahora son útiles como una forma de investigar la brecha entre la realidad clásica y cuántica.

Artyam y Valerian Yurov, los investigadores de la IKBFU detrás del estudio mencionado, postulan que todo en el universo, incluyendo el universo mismo, debe ser visto como un objeto cuántico. Esto significa que para experimentar la “realidad cuántica” no necesitamos mirar partículas o qubits subatómicos: ya estamos allí. ¡Todo es cuántico!

Yurov y Yurov empiezan su trabajo afirmando que han cambiado la visión de la física teórica popular en su cabeza:

Presentamos una nueva visión de la cosmología, basada en el modelo cuántico propuesto por Michael y Hall. En continuación de la idea de ese modelo consideramos finitamente muchos universos clásicos homogéneos e isotrópicos cuyas evoluciones están determinadas por las ecuaciones estándar de Einstein-Friedmann pero que también interactúan entre sí cuántica-mecánicamente.

El documento continúa describiendo matemáticamente cómo nuestro universo entero es, en sí mismo, un objeto cuántico. Esto significa que, como una pequeña partícula subatómica, exhibe propiedades cuánticas que deberían incluir la superposición. Teóricamente, nuestro universo debería ser capaz de estar en más de un lugar o estado a la vez, y eso significa que simplemente debe haber algo ahí fuera con lo que pueda interactuar, incluso si eso significa que utiliza una mecánica cuántica que no es intuitiva para interactuar consigo misma en múltiples estados simultáneamente.

El problema con la expansión de la mecánica cuántica a objetos grandes – como por ejemplo, una sola célula – es que otras características cuánticas teóricas dejan de tener tanto sentido. En este caso, la “decoherencia”, o cómo los objetos cuánticos “colapsan” de múltiples estados al estado físico que vemos en nuestras observaciones clásicas, no parece pasar de moda en la escala cósmica.

Yurov y Yurov tienen una solución simple para eso: Afirman inequívocamente en su trabajo que “No existe tal cosa como la ‘decoherencia”.

Según un artículo del Sci-Tech Daily, el autor principal del artículo, Artyom Yurov, dijo:

En otro tiempo yo era escéptico sobre la idea. Porque se sabe que cuanto más grande es un objeto, más rápido colapsa. Incluso una bacteria colapsa extremadamente rápido, y aquí estamos hablando del Universo. Pero aquí [Pedro Gonzáles Díaz, un médico teórico tardío cuyo trabajo inspiró parcialmente este estudio] me preguntó: “¿Con qué interactúa el Universo?” y no respondí nada. No hay nada más que el Universo y no hay nada con lo que pueda interactuar.

Pero, cuanto más exploraban Yurov y Yurov la teoría de los “muchos mundos interactivos” (MIW) que dice que todas las funciones cuánticas se manifiestan físicamente en realidades alternas (el gato está muerto en un mundo, vivo en otro, y bailando el Cha Cha Cha en otro, etc.), más se daban cuenta de que no sólo tiene sentido, sino que las matemáticas y la ciencia parecen funcionar mejor si se asume que todo, incluido el universo, tiene características cuánticas.

Por el estudio:

Esto implica que la razón por la que los fenómenos cuánticos son tan frágiles no tiene nada que ver con un “colapso de una función ondulatoria” (lo que sea que eso signifique) – de hecho, un objeto como una función ondulatoria es inesencial y puede ser completamente evitado en el formalismo del MIW. No, la existencia de los fenómenos cuánticos depende únicamente de las posiciones mutuas de los “mundos” vecinos: cuando están suficientemente cerca, el potencial cuántico está vivo y en marcha; cuando se alejan, el potencial cuántico disminuye y las partículas vuelven a ser efectivamente clásicas.

Los investigadores luego usaron sus suposiciones para llegar a cálculos que expanden la teoría de los “muchos mundos” para abarcar múltiples universos, o multiversos. La gran idea aquí es que, si el universo es un objeto cuántico, debe interactuar con algo y ese algo son probablemente otros universos.

Pero lo que la investigación no explica, es por qué nuestro universo y todo lo que hay en él existiría como algo análogo a un solo qubit en un gigantesco ordenador cuántico que abarca múltiples universos simultáneamente. Si los humanos no son los observadores mágicos que hacen que el universo cuántico “colapse” en la realidad clásica midiéndolo, podríamos en cambio ser engranajes de la máquina -quizás el universo sea un qubit, quizá nosotros seamos los qubits. Quizás sólo somos ruido que los universos ignoran mientras hacen sus cálculos.

Tal vez vivimos en una simulación por ordenador después de todo. Pero en lugar de ser los NPCs favoritos de alguna criatura avanzada, sólo somos fragmentos de matemáticas que ayudan a que el sistema operativo funcione.

Puede leer el artículo del dúo Yurov “El día en que los universos interactuaron: cosmología cuántica sin función ondulatoria” aquí en Springer.

TRISTAN GREENE              The Next Web

¿QUÉ ES LA TEORÍA DE LA SIMULACIÓN Y PORQUÉ ES IMPORTANTE?

MIKE THOMAS         ¿Estamos viviendo en una simulación por ordenador? ¿Qué es la realidad? La teoría de la simulación aborda algunas cuestiones importantes.

“Es posible que esté soñando ahora mismo y que todas mis percepciones sean falsas.” – René Descartes

“Si estamos viviendo en una simulación, entonces el cosmos que estamos observando es sólo una pequeña parte de la totalidad de la existencia física… Mientras que el mundo que vemos es en cierto sentido ‘real’, no está localizado en el nivel fundamental de la realidad”. – Nick Bostrom

¿Qué es la realidad?

Innumerables entusiastas del cerebro y de la psicodelia han reflexionado sobre esta cuestión durante siglos, formulando teorías que van de lo científico a lo místico.

Desde un punto de vista puramente empírico, la respuesta parece obvia: la realidad es cualquier cosa que podemos percibir utilizando uno o más de los cinco sentidos: gusto, olfato, tacto, oído y vista. Pero algunos pensadores creativos, incluyendo filósofos y físicos, sostienen que ese no es necesariamente el caso. Es posible, teorizan, que la realidad sea meramente una simulación computarizada de ultra alta tecnología en la que sim-vivimos, sim-trabajamos, sim-reímos y sim-amamos.

Desde el momento en que entró en la conciencia popular, muchos han notado que la teoría de la simulación es esencialmente un vástago moderno de la historia de la “Alegoría de la Caverna” de Platón a partir del libro del filósofo griego de la Antigüedad “La República” y de la hipótesis del demonio malvado de René Descartes a partir de la “Primera Meditación” del filósofo y científico francés. Ambos contienen reflexiones sobre la percepción y la naturaleza del ser, temas que continúan desconcertando y provocando.

¿Qué es la Teoría de la Simulación?
La teoría de la simulación, una hipótesis moderna con raíces antiguas, postula que en realidad estamos viviendo en una construcción digital avanzada, como una simulación por computadora, que es supervisada por alguna forma superior de inteligencia.

“Simplemente porque percibimos el mundo como ‘real’ y’material’ no significa que sea así”, dijo Rizwan Virk, un empresario tecnológico y autor de The Simulation Hypothesis. “De hecho, los hallazgos de la física cuántica pueden despejar algunas dudas sobre el hecho de que el universo material es real. Cuanto más buscan los científicos lo “material” en el mundo material, más descubren que no existe”.

Rizwan-Virk

Virk mencionó al renombrado físico John Wheeler, que trabajó con Albert Einstein hace décadas. En su vida, dijo Wheeler, la física había evolucionado desde la premisa de que “todo es una partícula” hasta “todo es información”. También acuñó una frase muy conocida en los círculos científicos: “Desde el bit” – es decir, todo se basa en la información. Incluso la definición de una partícula en física es “un poco borrosa”, añadió Virk, “y puede ser de hecho sólo un qubit – un bit de computación cuántica”.

El profesor de filosofía de la Universidad de Nueva York David Chalmers ha descrito el ser responsable de esta simulación hiperrealista en la que podemos o no estar como un “programador en el siguiente universo superior”, tal vez uno que los mortales podríamos considerar un dios de algún tipo, aunque no necesariamente en el sentido tradicional. “Puede que sólo sea una adolescente”, dijo Chalmers, “hackeando un ordenador y ejecutando cinco universos de fondo… Pero podría ser alguien que, sin embargo, es omnisciente y todopoderoso sobre nuestro mundo”.

¿Ya te estalla el cerebro? Acostúmbrate a ello.

Aún más alucinante, el físico teórico David Bohm planteó una vez esta noción tortuosa:

“La realidad es lo que creemos que es verdad. Lo que tomamos como verdad es lo que creemos. Lo que creemos se basa en nuestras percepciones. Lo que percibimos depende de lo que buscamos. Lo que buscamos depende de lo que pensamos. Lo que pensamos depende de lo que percibimos. Lo que percibimos determina lo que creemos. Lo que creemos determina lo que tomamos como verdad. Lo que creemos que es verdad es nuestra realidad”.

(Respira hondo).

Y lo que creemos que es cierto, más de lo que algunos creen -entre ellos el empresario tecnológico Elon Musk, quien dijo que las probabilidades de que no seamos simulados son “una en miles de millones”- podría ser ahora o al menos algún día simplemente el efecto de los cerebros y sistemas nerviosos simulados que procesan un mundo simulado. Para la singular manera de pensar de Musk, el argumento más fuerte para que probablemente estemos en una simulación es que, como él dijo en 2016, “Hace cuarenta años, teníamos Pong, dos rectángulos y un punto… Eso es lo que eran los juegos. Ahora, 40 años después, tenemos simulaciones 3D fotorealistas con millones de personas jugando simultáneamente, y está mejorando cada año. Y pronto tendremos realidad virtual, realidad aumentada. Si asumes que hay algún tipo de mejora, los juegos serán indistinguibles de la realidad”.

¿Cómo, exactamente, funcionaría esto?

El filósofo sueco Nick Bostrom explicó en un artículo seminal de 2003 titulado “Are You Living in a Computer Simulation” que las generaciones futuras podrían tener mega-computadoras que podrían ejecutar numerosas y detalladas simulaciones de sus antepasados, también conocidas como “simulaciones de ancestros”, en las que los seres simulados estarían imbuidos de una suerte de consciencia artificial.

“Entonces podría ser el caso”, explicó, “que la gran mayoría de las mentes como la nuestra no pertenezcan a la raza original sino a personas simuladas por los descendientes avanzados de una raza original. Es entonces posible argumentar que, si este fuera el caso, seríamos racionales si pensáramos que probablemente estaríamos entre las mentes simuladas más que entre las mentes biológicas originales”.

Ese tipo de “simulador posthumano”, también escribió Bostrom, necesitaría suficiente potencia de computación para hacer un seguimiento de “los estados de creencia detallados en todos los cerebros humanos en todo momento”. ¿Por qué? Porque esencialmente necesitaría sentir las observaciones (de aves, coches, etc.) antes de que sucedieran y proporcionar detalles simulados de lo que estaba a punto de ser observado. En caso de que se produzca una avería en la simulación, el director, ya sea un adolescente o un alienígena con cabeza de gigante, podría simplemente “editar los estados de cualquier cerebro que se haya dado cuenta de una anomalía antes de que estropee la simulación”. Alternativamente, el director podría retroceder unos segundos y volver a ejecutar la simulación de forma que se evite el problema”.

Es probable que no estemos allí todavía, pero Virk cree que lo estaremos en algún momento. Hay diez puntos de control en el camino hacia la simulación en toda regla, dijo a Built In, y estamos casi a mitad de camino de nuestro destino. Pero también hay grandes barreras por delante, dijo, a saber, lo que se llama interfaces de computadora del cerebro. Sin embargo, esos no existen todavía. Piensa en “The Matrix“.

Lo que la inteligencia artificial es para el éxito de taquilla distópico “The Terminator“, la teoría de la simulación es para el thriller de ciencia ficción de los hermanos Wachowski, que describe un mundo postapocalíptico en el que “la mayor parte de la humanidad ha sido capturada por una raza de máquinas que viven del calor corporal y la energía electroquímica de los humanos y que aprisionan sus mentes dentro de una realidad artificial conocida como la Matrix”. (Gracias, IMDB.) En la película, los seres humanos que llevan a cabo su vida diaria no se dieron cuenta de que en realidad estaban viviendo en una simulación porque un cable conectado a sus neocorticales (donde ocurren cosas como el razonamiento espacial y la percepción sensorial) transmitía señales a sus cerebros y leía sus reacciones.

Una manera de lograr eso (o algo parecido) en el mundo real, continuó Virk, sería lograr una mayor comprensión de la conciencia humana y de cómo funciona para que podamos producir “IA consciente”. La alternativa mucho menos técnica, dijo, es “engañar a nuestra conciencia para que piense que estamos en la realidad cuando estamos en un videojuego”, en el que los personajes que no juegan exhiben un comportamiento inteligente similar al de un ser humano que pasa la Prueba de Turing.

“Esto”, concluyó siniestro, “ya viene”.

Preston Greene, profesor de filosofía de la Universidad Tecnológica de Nanyang en Singapur, dijo a Built In que cree que podríamos estar viviendo en una simulación en este momento. Pero demostrarlo, ha advertido y algunos lo han intentado, sería catastrófico.

Así como los investigadores actuales utilizan simulaciones para crear digitalmente escenarios que ayuden al estudio científico (por ejemplo, ¿Qué pasaría si elimináramos los mosquitos?), nuestro mundo y cada momento de nuestra existencia pasada podría ser el experimento simulado de los futuros humanos. Y así como los científicos pueden terminar las simulaciones (de terremotos, del tiempo, etc.) cuando ya no proporcionan datos útiles, también nuestros hipotéticos señores pueden desconectarse en cualquier momento, sin previo aviso.

Pero no se preocupe, Greene dijo: “Sería una muerte rápida e indolora”.

“Si nuestros físicos usan experimentos para probar que vivimos en una simulación, y le cuentan a todo el mundo sobre esto y eso tiene un gran efecto en cómo se comporta nuestra civilización”, explicó, “entonces nuestra simulación ya no sería útil para responder preguntas sobre el nivel [fundamental] de la realidad, que contiene las computadoras que hacen las simulaciones”. Esto se debe a que tales pruebas experimentales nunca podrían ocurrir en el nivel del sótano. Así que aunque hay muchas posibilidades de cómo reaccionarían nuestros simuladores al usar experimentos para probar que vivimos en una simulación, vale la pena tomar el apagado de la simulación al menos tan en serio como cualquier otra cosa, ya que se apoya en las tendencias observadas en la ciencia de la simulación”.

Abunda el escepticismo

No es sorprendente que la hipótesis de la simulación tenga muchos escépticos. En 2016, durante el 17º debate anual del Panel de Isaac Asimov en el Museo Americano de Historia Natural de Nueva York, el tema fue discutido por un panel de augustos expertos entre los que se encontraban Chalmers, el astrónomo Neil deGrasse Tyson, el profesor de física de la Universidad de Maryland Zohreh Davoudi y la física de la Universidad de Harvard Lisa Randall.

Randall, rápidamente se hizo evidente, era la escéptica más categórica del grupo. Aunque permitió la posibilidad de que nada es lo que parece, incluyendo el proceso cognitivo de observación, también se preguntó sobre el juicio de nuestros supuestos simuladores al elegir a la humanidad para su gran experimento.

“No se basa en probabilidades bien definidas”, dijo. “La discusión dice que tienes muchas cosas que quieren simularnos. De hecho, tengo un problema con eso. La mayoría estamos interesados en nosotros mismos. ¿Por qué simularnos? Quiero decir, hay tantas cosas que simular… No sé por qué esta especie superior querría molestarse con nosotros”.

Ella tiene razón. Ver: evidencia expansiva y cada vez mayor de que el desarrollo humano está destruyendo el mundo natural.

Se pensaba que la hipótesis de la simulación había sido refutada de una vez por todas cuando, en 2017, los físicos Zohar Ringel y Dmitry Kovrizhi publicaron un artículo en la revista Science Advances titulado “Quantized gravitational responses, the sign problem, and quantum complexity“. Aquí está el truco: su trabajo era, en el mejor de los casos, indirectamente relevante para la simulación, lo que Zohar descartó más tarde como “ni siquiera una cuestión científica”.

Específicamente, demostraron que una técnica de computación clásica llamada “Monte Carlo cuántico”, que se utiliza para simular partículas cuánticas (fotones, electrones y otros tipos de partículas que componen el universo), era insuficiente para simular un ordenador cuántico en sí mismo – un avance que negaría la necesidad de construir físicamente estas máquinas de siguiente nivel, lo cual no es tarea fácil. Y si es imposible simular una computadora cuántica, olvídate de simular el universo.

Para Cosmos.com, “Los investigadores calcularon que sólo almacenar información sobre un par de cientos de electrones requeriría una memoria de computadora que físicamente requeriría más átomos de los que existen en el universo”.

Así que estás diciendo que hay una oportunidad….

Sin embargo, Ringel, el autor principal del periódico, pareció dejar la puerta un poco abierta cuando dijo a Popular Mechanics: “Quién sabe cuáles son las capacidades informáticas de lo que nos simula”.

En otras palabras, haciéndose eco de Bostrum y Greene, algunas especies avanzadas podrían poseer un sistema que hace que incluso las supercomputadoras más rápidas del mundo parezcan Commodore 64s. Tal vez han perfeccionado la computación cuántica. O tal vez es algo completamente distinto, algo que nuestras mentes limitadas ni siquiera pueden concebir.

Llamando a la teoría de la simulación “un poco confusa, pero una idea fascinante”, el astrónomo británico Martin Rees, sin embargo, permaneció curioso acerca de la idea en una entrevista con Space.com. “La verdadera pregunta”, dijo, “es cuáles son los límites de la capacidad de computación.” ¿O hay límites? A juzgar por los tipos de simulaciones del mundo real que los científicos pueden realizar ahora en supercomputadoras, ¿qué podrían hacer en las próximas décadas o siglos a medida que la potencia de procesamiento alcance niveles que actualmente no podemos comprender?

El cosmólogo Paul Davies ha compartido a lo largo de los años muchos pensamientos profundos sobre este tema monumentalmente complejo, y aparentemente todavía se le pide que los imparta. “De repente, me han inundado los medios de comunicación con preguntas sobre el argumento de la simulación”, dijo a Built In por correo electrónico. “No sé por qué”.

Davies ha hablado tanto sobre el tema que prefirió dejar que sus reflexiones pasadas -incluida esta última– fueran las que hablaran. Ya en 2003, en una crónica para The Guardian, Davies planteaba escenarios de simulación que dejaban perplejo al cerebro. Esto es parte de lo que escribió:

Los matemáticos han demostrado que una máquina de computación universal puede crear un mundo artificial que es capaz de simular su propio mundo, y así sucesivamente hasta el infinito. En otras palabras, las simulaciones anidan dentro de las simulaciones dentro de las simulaciones… Dado que los mundos falsos pueden superar en número a los reales sin restricciones, el multiverso “real” generaría inevitablemente un número mucho mayor de multiversos virtuales. De hecho, habría una torre ilimitada de multiversos virtuales, dejando al “real” inundado en un mar de falsificaciones.

Así que el resultado final es este: Una vez que vayamos lo suficientemente lejos por la ruta del multiverso, todas las apuestas se cancelan. La realidad entra en el crisol de razas, y no hay razón para creer que estamos viviendo en algo que no sea una simulación al estilo Matrix. La ciencia se reduce entonces a una farsa, porque los simuladores de nuestro mundo -quienesquiera que sean- pueden crear las pseudo-leyes que quieran, y seguir cambiándolas.

Como diría Neo: “Vaya”.

Sim o No Sim: ¿A quién le importa?

Por otra parte, tal vez se pregunten, ¿por qué importa todo esto? ¿Cuál es el propósito de probar o refutar que la vida tal como la conocemos es meramente una construcción digital y que la existencia es simplemente un experimento inmensamente complejo en el terrario virtual de alguien?

La respuesta general, dijo Virk, es lo que toda buena ciencia persigue: la verdad. Más específicamente, nuestra verdad.

Si de hecho existimos dentro de un videojuego que requiere que nuestros personajes (es decir, nosotros) realicen ciertas misiones y logros para progresar (“subir de nivel”), según Virk, ¿no sería útil saber en qué tipo de juego estamos metidos para aumentar nuestras posibilidades de sobrevivir y prosperar?

Su respuesta, como es lógico, es un sí sin reservas.

“Creo que haría toda la diferencia en el mundo.”

Sea cual sea el tipo de mundo que sea.

MIKE THOMAS                                                      built in

LA HIPÓTESIS DE LA SIMULACIÓN (NO LO BASTANTE LOCA PARA SER VERDAD)

BEN GOERTZEL                        La “Hipótesis de la simulación”, la idea de que nuestro universo es una especie de simulación por ordenador, ha ido ganando cada vez más difusión últimamente.

La creciente popularidad del meme no es sorprendente ya que la realidad virtual y la tecnología asociada han estado avanzando constantemente, y al mismo tiempo los físicos han avanzado más los paralelismos formales entre las ecuaciones de la física y la teoría de la computación.

La noción del universo como simulación por ordenador pone de relieve algunos conceptos filosóficos y científicos importantes que generalmente se pasan por alto.

Sin embargo, en varias conversaciones en línea y en el mundo real he estado escuchando varias versiones de la hipótesis de la simulación que no tienen mucho sentido desde un punto de vista científico o racional. Así que quise escribir brevemente lo que tiene y lo que no tiene sentido para mí en el campo de la hipótesis de la simulación….

Una cosa que me ha puesto de los nervios es escuchar que la hipótesis de la simulación se usa para defender los temas y conceptos religiosos, a menudo de una manera que estira profundamente la lógica. Hay algunas correspondencias profundas entre las percepciones de las tradiciones de la sabiduría mística y las lecciones de la física moderna y la teoría de la computación – pero he escuchado a la gente hablar de la hipótesis de la simulación en formas que van mucho más allá de estas correspondencias, en una forma que falazmente hace parecer que la ciencia y las matemáticas dan evidencias de tópicos religiosos, como por ejemplo, la existencia de un creador vagamente antropomórfico de nuestro universo. Esto es, supongo, lo que ha llevado a algunos comentaristas como el investigador de AGI Eray Ozkural a etiquetar la hipótesis de la simulación como una nueva forma de creacionismo (el enlace a su artículo “Argumento de la simulación y riesgo existencial de la IA: creacionismo de la nueva era” parece estar caído en este momento).

La idea de que nuestro universo podría ser una simulación por ordenador no es nueva, y apareció en la literatura de ciencia ficción muchas veces a lo largo de la segunda mitad del siglo pasado. Al ensayo del filósofo de Oxford Nick Bostrom titulado “The Simulation Argument” (El argumento de la simulación) generalmente se le atribuye la introducción de la idea a la comunidad científica y tecnológica moderna. Ahora el libro de Rizwan Virk titulado “The Simulation Hypothesis” (La Hipótesis de la Simulación) está difundiendo el concepto a una audiencia aún mayor. Lo cual es parte de lo que me motivó a escribir algunas palabras aquí sobre el tema.

No tengo intención de reseñar el libro de Virk aquí, porque francamente sólo lo hojeé. Parece que cubre una gran variedad de temas interesantes relacionados con la hipótesis de la simulación, y los bits y piezas que leí fueron escritos sin problemas y con la suficiente precisión.

Fundamentalmente, creo que la Hipótesis de la Simulación, tal y como se está discutiendo en general, no es tan loca como para ser cierta. Pero baila alrededor de algunos temas interesantes.

El engaño retórico de Bostrom

Siento un gran respeto por las habilidades retóricas y analíticas de Nick Bostrom, y he trabajado con él brevemente en el pasado, cuando ambos participábamos en la Asociación Transhumanista Mundial y cuando organizamos juntos una conferencia sobre ética de la IA en su Instituto Futuro de la Humanidad. Sin embargo, un problema que tengo con algunos de los trabajos de Nick es su tendencia a tirar del truco del equipo de debate de la escuela secundaria de argumentar que algo es POSIBLE y luego hablar como si hubiera probado que esta cosa era probable. Lo hizo en su libro Superintelligence (Superinteligencia), argumentando la posibilidad de sistemas superinteligentes de inteligencia artificial que aniquilan a la humanidad o convierten al universo en una vasta masa de clips, pero luego, hablando como si hubiera argumentado que tales resultados eran razonablemente probables o incluso plausibles. De manera similar, en su tratamiento de la hipótesis de la simulación, hace un argumento muy claro sobre por qué bien podríamos estar viviendo en una simulación computarizada, pero luego proyecta un tono de autoridad enfática, haciendo que al lector ingenuo le parezca que de alguna manera ha demostrado que esta es una hipótesis razonablemente probable.

Formalmente, el ensayo de Bostrom argumenta que

… al menos una de las siguientes proposiciones es cierta: (1) es muy probable que la especie humana se extinga antes de alcanzar una etapa “posthumana”; (2) es extremadamente improbable que cualquier civilización posthumana ejecute un número significativo de simulaciones de su historia evolutiva (o sus variaciones); (3) es casi seguro que estamos viviendo en una simulación por ordenador.

El argumento básico es el siguiente: Nuestro universo tiene alrededor de unos 14 mil millones de años, y en ese período de tiempo un número de civilizaciones alienígenas probablemente han surgido en varios sistemas estelares y galaxias… y muchas de estas civilizaciones probablemente han creado tecnologías avanzadas, incluyendo sistemas de computación capaces de albergar universos masivos de realidad virtual simulada. (Formalmente, él argumenta que algo como esto sigue si asumimos que (1) y (2) son falsos.) Así que si miramos la historia de nuestro universo, tenemos un universo base y tal vez 100 o 1000 o 1000000 universos simulados creados por civilizaciones alienígenas anteriores. Entonces, ¿cuáles son las probabilidades de que vivamos en el universo base en lugar de en una de las simulaciones? Muy bajo. Las probabilidades parecen altas de que, a menos que (1) o (2) sea verdad, vivamos en una de las simulaciones.

El problema lógico obvio con este argumento es: Si vivimos en una simulación programada por alguna especie alienígena, entonces la historia de 14 mil millones de años de nuestro universo es FALSA, es sólo parte de esa simulación…. así que todo razonamiento basado en esta historia de 14 mil millones de años es sólo razonar sobre qué tipo de preferencias con respecto a las pruebas falsas poseían los alienígenas que programaron la simulación en la que estamos viviendo. Entonces, ¿cómo razonamos sobre eso? Necesitamos colocar una distribución de probabilidad sobre los diferentes sistemas de motivación e infraestructuras tecnológicas posibles de varias especies exóticas?
(Para un repaso más detallado y ligeramente diferente de esta refutación de la línea argumental de Bostrom, ver este ensayo de un curso de la Universidad de Stanford).

Otra forma de verlo es: Formalmente, el problema con el argumento de Bostrom es que la confianza con la que podemos conocer la probabilidad de (1) o (2) es muy baja si efectivamente vivimos en una simulación. Por lo tanto, todo lo que su argumento demuestra es que no podemos saber con confianza que las probabilidades de (1) y (2) son altas – porque si sabemos esto, podemos derivar como conclusión que las certezas con las que conocemos estas probabilidades son bajas.

El argumento de Bostrom es esencialmente la auto-refutación: Lo que demuestra es que no tenemos ni idea de la naturaleza fundamental del universo en el que vivimos. Lo cual es cierto, pero no es lo que dice demostrar.

Una serie de hipótesis especulativas

Para pensar seriamente sobre la hipótesis de la simulación, tenemos que distinguir claramente entre unas cuantas ideas interesantes y especulativas sobre la naturaleza de nuestro mundo.

Una es la idea de que nuestro universo existe como un subconjunto de un espacio más grande, que tiene propiedades diferentes a las de nuestro universo. De modo que las partículas elementales que parecen constituir los bloques fundamentales de construcción de nuestro universo físico, y las 3 dimensiones del espacio y una dimensión del tiempo que parecen parametrizar nuestra experiencia física, no son la totalidad de la existencia, sino sólo un pequeño rincón de algún meta-cosmos más amplio.

Otra es la idea de que nuestro universo existe como un subconjunto de un espacio más grande, que tiene propiedades diferentes a las de nuestro universo, y en el cual hay algún tipo de mente individual coherente y con propósito o sociedad de mentes individuales, que creó nuestro universo por alguna razón.

Otra es que nuestro universo se parece mucho a una parte o a la totalidad del espacio más grande que lo contiene, siendo así, en cierto sentido, una “simulación” de este espacio más grande que lo contiene….

Es un punto filosófico válido que cualquiera de estas ideas pueda llegar a ser la realidad. Como filosofía, una implicación aquí es que tal vez no deberíamos tomar nuestro universo físico tan seriamente como generalmente lo hacemos – si es sólo una pequeña esquina en un meta-cosmos más amplio.

Uno se acuerda del pequeño imperio Who en el libro infantil de Dr. Seuss “Horton Hears a Who.” Desde el punto de vista de los Quienes están allí en Villa-Quién, sus vidas y edificios son muy importantes. Pero desde el punto de vista de Horton el Elefante, están viviendo en una pequeña mancha dentro de un mundo mucho más grande.

Desde el punto de vista de la ciencia o la ingeniería, estas ideas sólo son realmente interesantes si hay alguna forma de reunir datos sobre el metacosmos más amplio, o de hackear nuestro universo limitado hacia este metacosmos más amplio, o algo por el estilo. Esta posibilidad ha sido explorada en interminables historias de ciencia ficción, y también en la película The Matrix — en la que no sólo hay creadores antropomórficos detrás del universo simulado en el que vivimos, sino también formas bastante simples y emocionalmente satisfactorias de hackear la simulación en el meta-mundo… que termina pareciéndose mucho a nuestro propio mundo simulado.

Las películas de Matrix también se hacen eco de los temas cristianos de manera muy transparente – el proceso de salvar las vidas y las mentes de todos en el fondo de la simulación hasta encontrar un salvador, un humano tipo Mesías, con poderes únicos para salvar la brecha entre la simulación y la realidad. Esto es un buen entretenimiento, en parte porque resuena tan bien con varios de nuestros tropos históricos y culturales, pero es un poco desafortunado cuando estos temas se filtran fuera del mundo del entretenimiento y saltan a la arena de un discurso científico y filosófico supuestamente serio y reflexivo.

En un artículo de 2017, expuse algunas de mis propias especulaciones sobre el tipo de espacio más amplio en el que nuestro universo físico podría estar incrustado. Llamé a este espacio más amplio un Eurycosm (“eury” = más amplio), e intenté explorar qué propiedades podría tener un Eurycosm para explicar algunos de los aspectos más confusos de nuestro universo físico y psicológico, como la percepción extrasensorial, la precognición, la reencarnación por visión remota, las sesiones de mediumnidad, etcétera. No quiero empantanar este artículo con una discusión de estos fenómenos, así que sólo voy a señalar al lector que puede estar interesado en explorar la evidencia científica en este sentido a una lista de referencias que publiqué hace algún tiempo. Por ahora, mi argumento es que: Si usted cree que algunos de estos fenómenos “paranormales” son a veces reales, entonces vale la pena considerar que pueden ser formas de hackear parcialmente nuestro universo físico convencional 4D en algún tipo de espacio más amplio.

En realidad, mis propias especulaciones sobre lo que podría suceder en un Eurycosm, un espacio más amplio en el que se inserta nuestro propio universo físico, no tienen nada que ver con ningún creador o programador “ahí fuera” que haya programado o diseñado nuestro universo. Estoy más interesado en entender qué tipo de “leyes” teóricas de la información podrían gobernar la dinámica en este tipo de espacio de contención.

Lo que parece estar ocurriendo en muchas discusiones que escucho sobre la hipótesis de la simulación es: la comprensión de que nuestro universo físico 4D podría no ser todo lo que hay en la existencia, que podría haber algún tipo de mundo más amplio más allá de él, se está confundiendo con la hipótesis de que nuestro universo físico 4D es de alguna manera una “simulación” de algo, y/o que nuestro universo es de alguna manera creado por algún programador alienígena en alguna otra realidad.

¿Qué es una “simulación” después de todo? Normalmente esa palabra se refiere a una imitación de otra cosa, creada para parecerse a esa cosa que simula. ¿Cuál es la evidencia, o razón racional para pensar, que nuestro universo es una imitación o aproximación de otra cosa?

Simulaciones como las que realizamos en nuestras computadoras hoy en día, son construidas por seres humanos para propósitos específicos, como explorar hipótesis científicas o crear juegos entretenidos. Una vez más, ¿cuál es la evidencia, o la razón racional para pensar, que hay algún programador o creador o diseñador de juegos subyacente en nuestro universo? Si la única evidencia o razón es el argumento de Bostrom sobre civilizaciones alienígenas anteriores, entonces la respuesta es: Básicamente nada.

Es una idea emocionalmente atractiva si vienes de un trasfondo cristiano, claramente. Y ha sido una idea genial para contar historias desde los albores de la humanidad, de una forma u otra. Les conté a mis hijos un montón de cuentos de simulación-hipótesis a la hora de dormir cuando eran jóvenes; ojalá no les retorciera demasiado la mente. Mi hijo Zebulon, cuando tenía 14 años, escribió una novela sobre un personaje con la misión de encontrar a los creadores de la simulación en la que vivimos, para localizar específicamente al diseñador gráfico que había creado la simulación, para apuntarle con una pistola a la cabeza y obligarle a modificar los gráficos que hay detrás de nuestro universo para que la gente sea menos fea. Más tarde se convirtió en un sufí, una tradición mística que ve el universo físico como algo insustancial de maneras mucho más sutiles.

Hay buenas matemáticas y física detrás de la noción de que nuestro universo físico puede ser modelado como una especie de ordenador – donde las leyes de la física son una especie de “programa de ordenador” que itera nuestro universo paso a paso. Esta no es la única manera de modelar nuestro universo, pero parece una forma válida que puede ser útil para algunos propósitos.

Hay una buena filosofía detrás de la noción de que nuestra realidad física aparentemente tan sólida no es necesariamente real desde el principio, y puede ser sólo un pequeño aspecto de una realidad más amplia. Este no es un punto nuevo, pero es bueno. La parábola de Platón sobre la cueva condujo a esta casa a los griegos hace mucho tiempo, y como señala Rizwan Virk, estos temas tienen una larga historia en la filosofía india y china, y antes de eso en varias tradiciones chamánicas. Virk revisa algunos de estos predecesores en su libro.

Pero detrás de la idea de que nuestro universo es una simulación de otra cosa, o que hay un programador alienígena u otro “creador” vagamente antropomórfico detrás del origen o mantenimiento de nuestro universo, no hay nada más que entretenimiento extravagante e ilusiones desenfrenadas.

Probablemente tenemos muy poca idea de lo que está pasando

Tengo dos perros en casa, y a menudo reflexiono sobre lo que piensan que estoy haciendo cuando estoy sentado frente a mi ordenador escribiendo. Creen que estoy sentado allí, cuidando algunos de mis objetos de valor y moviendo los dedos de forma peculiar. No tienen idea de que estoy controlando procesos computacionales en nubes de computación lejanas, o hablando con colegas sobre estructuras matemáticas y de software.

Del mismo modo, una vez que creamos el software AGI 1000 veces más inteligente que nosotros, este software entenderá los aspectos del universo que son opacos para nuestras pequeñas mentes humanas. Quizás nos fusionaremos con este software AGI, y entonces las nuevas versiones superinteligentes de nosotros mismos entenderán estos aspectos adicionales del universo también. Quizás entonces descubriremos cómo hackear desde nuestro continuo espaciotiempo 4D actual hacia un espacio más amplio. Tal vez en ese momento, todos estos conceptos que estoy discutiendo aquí parecerán para mi futuro, como una absoluta tontería ridícula.

Tengo mucho respeto por las limitaciones de la inteligencia humana, y una confianza bastante fuerte de que actualmente entendemos un porcentaje muy mínimo del universo en general. En la medida en que la discusión de la hipótesis de la simulación apunta en esta dirección, es posiblemente valiosa y productiva. No deberíamos tomar los modelos de la física actual del continuum del espaciotiempo 4D como algo fundamentalmente real, no deberíamos asumir que delimita la realidad en algún sentido último y cósmico.

Sin embargo, tampoco deberíamos tomarnos en serio la idea de que hay algún chico, o chica, o extraterrestre, o sociedad, o lo que sea, que haya programado una “simulación” en la que nuestro universo está funcionando. Sí, esto es posible. Muchas cosas son posibles. No hay razón para pensar que esto es decentemente probable.

Puedo ver que, para algunas personas, la noción de un poderoso creador antropomórfico es profundamente tranquilizadora. Freud entendió esta tendencia bastante bien — hay un niño interior en todos nosotros a quien le gustaría que hubiera un papá o una mamá grande y confiable responsable de todo y capaz de cuidar de todo. Algunas cosas malas pueden suceder, algunas cosas buenas sucederán, y al final mamá y papá entienden más que nosotros y se asegurarán de que todo salga bien al final. Nick Bostrom, a pesar de toda su brillantez, parece repetidamente atraído por temas de control centralizado y sabiduría. ¿No sería tranquilizador si, como sugiere en la Superinteligencia, la ONU se hiciera cargo de la creación de AGI y contratara a algunos gurús de élite de la IA para asegurarse de que se desarrolla de forma adecuada? Si no podemos tener un Dios cristiano que nos cuide y nos asegure una vida después de la muerte gloriosa, ¿no podemos al menos tener un programador alienígena que supervise la simulación en la que estamos ejecutando? ¿No puede el programador alienígena al menos ser realmente guapo, digamos, tal vez como una estrella de cine de Hollywood?

Por lo que puedo decir, dada mi mente humana tan limitada, el universo parece ser mucho más una inteligencia abierta, un concepto que mi amigo Weaver, del Global Brain Institute, ha articulado de manera experta. El universo — tanto nuestro espaciotiempo físico 4D como cualquier espacio más amplio que exista más allá — parece ser un sistema complejo y auto-organizado sin ningún propósito central ni ningún creador o controlador centralizado. Piensa en el océano creativo y auto-organizado en Solaris de Lem, en lugar de monstruos con ojos de insecto que bajan en naves espaciales para esclavizarnos o clavar agujas en nuestros ombligos.

Así que la hipótesis de la simulación toma muchas formas. En su forma “bostrómica”, o en la forma en que la escucho a menudo en conversaciones casuales, es en su mayoría mentira – pero aún así, resalta algunos temas interesantes. Es un experimento de pensamiento que vale la pena, pero que al final es más valioso como un indicador hacia otras ideas más profundas. La realidad de nuestro universo es casi seguramente más loca que cualquier historia sobre simulaciones o creadores, y casi seguramente mucho más allá de nuestras imaginaciones actuales.

BEN GOERTZEL

CINCO RAZONES POR LAS QUE NUESTRO UNIVERSO PUEDE SER UNA REALIDAD VIRTUAL

rv1El portal científico Gizmodo sugiere cinco razones por las que nuestro universo puede ser una realidad virtual creada por el mundo cuántico, que es el mundo real, a diferencia del mundo físico.

El realismo físico asegura que el mundo físico que vemos es real y existe por sí solo. No obstante, el realismo físico lleva mucho tiempo luchando contra las paradojas con los hechos de la física. El realismo cuántico sostiene la visión opuesta, según la que el mundo cuántico es real y crea el mundo físico como realidad virtual.

El realismo cuántico no es ‘Matrix’, donde el otro mundo que creaba el nuestro también era físico. En el realismo físico, el mundo cuántico es imposible, pero en el realismo cuántico el mundo físico es imposible a menos de que se trate de una realidad virtual, como lo demuestran los siguientes ejemplos, publicados por el portal ‘Gizmodo’.

1. Entrelazamiento cuántico
rv2
Realismo físico: Si un átomo de cesio emite dos fotones, la teoría cuántica los entrelaza de tal manera que uno gira hacia arriba y otro hacia abajo. Pero si uno gira aleatoriamente hacia arriba, ¿cómo sabe el otro en qué dirección girar, a cualquier distancia? Einstein descubrió que la medida del giro de un fotón define instantáneamente el giro del otro en cualquier lugar del universo. Resulta que en lugar de enviar un fotón hacia arriba y otro hacia abajo, la naturaleza les deja girar en cualquier dirección de forma aleatoria. Pero cuando medimos  la dirección de uno, el otro de forma instantánea va en dirección contraria a pesar de que es físicamente imposible.

Realismo cuántico: Dos fotones se entrelazan cuando sus programas se unen para dirigir conjuntamente dos puntos. Si un programa es de giro hacia arriba y el otro de giro hacia abajo, su unión dirige ambos píxeles independientemente de donde estén. Un acontecimiento físico en cada píxel reinicia uno de los programas de forma aleatoria, dejando el giro opuesto restante a dirigir el otro píxel. En este caso la distancia no es importante, incluso para una pantalla tan grande como nuestro universo, ya que el procesador no tiene que ‘ir hacia’ el píxel para cambiarlo.

2. Energía oscura y materia oscura  
rv3
Realismo físico: La física actual describe la materia que vemos, pero el universo también tiene una cantidad cinco veces mayor de materia oscura. Esta materia puede detectarse como un halo alrededor del agujero negro en el centro de nuestra galaxia. Ninguna partícula conocida puede explicar la materia oscura. Los científicos tampoco pueden explicar la energía oscura, a la que corresponde el 70% del universo y que es un tipo de gravedad negativa que aumenta la expansión del universo. No ha cambiado mucho a lo largo del tiempo, pero algo flotante en un espacio que se expande debería debilitarse poco a poco. Si fuera una propiedad del espacio, debería crecer a medida que crece el espacio. Actualmente, nadie sabe qué es exactamente.

Realismo cuántico: Si el espacio vacío está ejecutando un programa nulo, entonces no es la nada, y si se está expandiendo, un espacio nuevo se añade constantemente. Nuevos puntos de procesamiento, por definición, reciben, pero no emiten nada en su primer ciclo. De esta manera, absorben, pero no producen, igual que el efecto negativo que podemos llamar energía oscura. Si el nuevo espacio se añade a un ritmo constante, el efecto no cambiará mucho durante el tiempo, por lo cual la energía oscura se produce debido a la creación del espacio constante. El modelo también atribuye la materia oscura a la luz en la órbita alrededor del agujero negro. Es un halo porque la luz que se sitúa demasiado cerca del agujero negro, es atraído hacia este, y la luz demasiado lejos del agujero puede escapar de la órbita. El realismo cuántico espera que ninguna partícula jamás pueda explicar la energía y la materia oscura.

3.Nuestro espacio se curva
rv5
Realismo físico: Según la teoría de relatividad de Einstein, el sol mantiene la Tierra en su órbita curvando el espacio a su alrededor, pero ¿cómo puede el espacio curvarse? El espacio por definición es aquello donde ocurre el movimiento. Por lo tanto, para que el espacio se encorve, tiene que existir dentro de otro espacio y así sucesivamente. Si la material existe en un espacio de nada, es imposible que esta nada se curve.

Realismo cuántico: Un ordenador ‘parado’ no está realmente parado, sino ejecutando un programa nulo, y a nuestro espacio podría ocurrirle lo mismo. Según el efecto Casimir, el vacío del espacio ejerce una presión sobre los platos planos para que se acerquen. La física actual asegura que las partículas virtuales que lo causan surgen de la nada, pero en el realismo cuántico el espacio vacío está lleno de procesamientos que tendrían el mismo efecto.

4. Nuestro tiempo es maleable
rv6
Realismo físico: En la paradoja de los gemelos de Einstein se toma como protagonistas a dos gemelos. El primero de ellos hace un viaje a una estrella en una nave espacial a velocidades cercanas a la velocidad de la luz, mientras que el otro se queda en la Tierra. A la vuelta, el gemelo viajero es más joven que el gemelo terrestre, lo que ocurre porque el tiempo propio del gemelo de la nave espacial va más lento. Pero, ¿cómo puede el tiempo, el árbitro de todos los cambios, someterse, a su vez, a cambios?

Realismo cuántico: Una realidad virtual sería controlada por el tiempo virtual, donde cada ciclo de procesamiento es un ‘tick’. Al igual que en un videojuego que se ralentiza cuando el ordenador está ocupado, el tiempo en nuestro mundo se ralentiza cerca de cuerpos masivos, lo cual sugiere que es virtual. Por lo tanto, el gemelo del cohete no envejeció porque eran todos los ciclos de procesamiento que el sistema ocupado moviéndolo podía permitirse, y lo que cambió fue su tiempo virtual.

5. Nuestro universo tiene una velocidad máxima
rv7
Realismo físico: Einstein dedujo que nada puede superar la velocidad de la luz. No obstante, la luz se ralentiza en agua o en cristal. Entonces, ¿qué pasa cuando la luz se mueve en el espacio? No existe ninguna base física para que la luz se mueva en el espacio vacío, ni mucho menos para establecer la velocidad máxima posible.

Realismo cuántico: Si el mundo físico es una realidad virtual, es el producto de procesamiento de información. La información se define como una elección de un conjunto finito, por lo cual el procesamiento que la cambia también tiene que ser finito. De hecho, nuestro mundo se renueva a una velocidad finita. Un procesador muy potente puede renovarse 10 cuatrillones de veces por segundo y nuestro universo se renueva billones de veces más rápido, siguiendo el mismo principio. En este escenario, la velocidad de la luz es la más rápida porque la red no puede transmitir nada más rápido que un píxel por ciclo o unos 300.000 kilómetros por segundo.

RTNews

FENÓMENOS PARANORMALES COMO EVIDENCIA TEÓRICA DE UN UNIVERSO SIMULADO

unisimulEn los últimos años ha habido algunas teorías científicas y experimentos que indican que podríamos vivir en un universo simulado. Podemos ver una explicación de este fenómeno en las películas “The Matrix” y “Nivel 13” como ejemplos cinematográficos de realidad simulada.
Nosotros postulamos que el Universo es una realidad simulada y examinamos lo paranormal en base a esto y tratamos de mostrar cómo sirve para probar que, efectivamente, vivimos en una realidad simulada.
El fenómeno paranormal puede ser estratificado en varias categorías en esta tesis.
El contacto “alien” puede ser un contacto con los “simuladores”.
Las interacciones con lo paranormal pueden ser fallos en la simulación.
Las interacciones con lo paranormal podrían ser artefactos de anteriores simulaciones.

El contacto “alien” puede ser una parte inherente de la simulación, como un todo, o el propósito de la simulación como una manera de aclimatar a la humanidad a la realidad de los “alienígenas”.  Esto sería similar a la idea expresada en el libro “El Fin de la Infancia”.
Examinaremos ahora cada uno de estos puntos en el siguiente artículo.

holodeckSi vivimos en una realidad simulada uno esperaría que “los simuladores” tendrían métodos para monitorear la simulación. Podría haber modos por los que los simuladores pudieran interactuar fuera y dentro de la simulación. Uno puede imaginar que los simuladores podrían sumergirse dentro de la simulación para monitorearla de forma similar a los “agentes” en “The Matrix”.También se podría imaginar que los simuladores desearían controlar la simulación sin estar sujetos a leyes físicas dentro de ella y tendrían un medio mejor para observar e interactuar con los seres que la componen sin llegar a ser ellos mismo una parte de la simulación. Esto podría incluir la intrusión tecnológica. Una forma de imaginar esto sería buscar en el “Holodeck”(Holocubierta) en Star Trek.(http://es.wikipedia.org/wiki/Holocubierta) En la serie se usa una interfaz tecnológica para entrar fisícamente en la simulación de un entorno holográfico, que es el “arco”.

Ahora bien, si examinamos las experiencias de contacto en este contexto, uno puede mirar el contacto con entidades que se identifican como “extraterrestres” o que parecen estar “fuera” de alguna manera por lo que son otra “cosa” que humanos. También examinaremos el contacto con  seres y  tecnología que pueden ser interpretados como hardware “alienígena”. En los primeros días del fenómeno de los contactados muchas personas afirmaron contactar con seres físicos que se auto-identificaron como “aliens”, la mayoría de las veces estos seres parecían estar preocupados con el desarrollo de nuestra tecnología nuclear y el futuro de la raza humana, pero también había otros mensajes para impartir a los testigos.  Yo postulo aquí que el contacto con los seres físicos aparentes, en ausencia de  tecnología, son los simuladores o sus agentes inmersos dentro de la simulación con el fin de aparentar ser entidades físicas “reales”. Si se encuentran las entidades en relación con tecnología puede ser un ejemplo de una inserción tecnológica en la simulación y por lo tanto puede ser interpretado como un “OVNI” o “nave extraterrestre”.  Los seres y el hardware en este último caso no estarían sujetos a las leyes inherentes dentro de la simulación. Cuando se examina el fenómeno OVNI desde esta perspectiva resulta claro que las acciones de las “naves” y los alienígenas que las habitan son capaces de hacer cosas que desafían nuestras leyes físicas. Estos incluyen, -pero no se limitan a ello-, la capacidad de aparecer y desaparecer al instante, la capacidad de soportar las fuerzas G que serían fatales para los seres físicos en la simulación y que superan en gran medida nuestra mejor tecnología en velocidad y maniobrabilidad, que aparenta como “que no sea humana” en la forma, y la capacidad de realizar acciones que parecen ser imposibles en el marco de la física de la simulación.

nivel13Uno puede también plantear que cualquier simulación dejará de ser matemáticamente perfecta o perfecta en la ejecución. Por lo tanto uno puede postular que hay errores en el código de la simulación.  O hay lagunas en el código de la simulación que no dan cuenta de las cosas observadas dentro de la simulación.  Cuando se buscan las lagunas en el código de la simulación podría teorizarse que cosas tales como la materia oscura y la energía oscura son ejemplos de ello. Usamos esos términos “comodines” para estos componentes teóricos del Universo que están “ausentes” de la simulación. En otras palabras, en este contexto, la materia oscura y la energía oscura no son “reales”, sino simplemente indicios de datos que faltan en la simulación. Si nos fijamos en esto un poco más en profundidad podría llegar a ser más evidente.  Se podría imaginar que en una simulación no se necesitaría desarrollarla hasta el nivel subatómico cuando implica seres de menor inteligencia que no serían capaces de percibir aquello que está más allá de su capacidad inherente para observarlo. Algunas simulaciones serán peores que otras. También se podría suponer que las simulaciones pueden evolucionar con el tiempo para incluir las cosas que podrían ser percibidas por los avances tecnológicos de los seres dentro de la simulación.    Esto explicaría el efecto “observador” que vemos dentro de la física, al menos en cierta medida. En otras palabras, en una simulación  una cosa no “existe” hasta que los seres dentro de la simulación tienen la tecnología o la capacidad mental para observarlo. En una simulación evolucionada se añadiría nuevo material en tanto los seres dentro de la misma llegaran a ser más avanzados en su capacidad para percibir las cosas.  Se podría suponer que la adición y modificación de los datos dentro de la simulación crearía errores y que con el tiempo estos errores se agravarían. Estos errores en el código de la simulación podrían reportar observaciones de seres y eventos “sobrenaturales”, así como cosas que no deberían ser posibles.

Hay muchas razones para creer que si vivimos en un universo simulado podría haber cualquier número de simulaciones ejecutándose para diferentes propósitos. La simulación en la que residimos podría tener encarnaciones anteriores. Simulaciones anteriores con diferentes seres o diferentes parámetros podrían dejar artefactos incrustados dentro de la codificación de la simulación actual, especialmente si una simulación se inicia a un nivel inferior y gradualmente se hace más avanzada a la par que los seres que la habitan.
En simulaciones anteriores se puede esperar que las cosas sean tan diferentes como se hayan manejado los diferentes aspectos de la realidad. En este entorno, pudiera ser que las simulaciones anteriores incluyeran cosas tales como “dioses”, “héroes”,  seres y eventos “sobrenaturales”, así como criaturas mitológicas.  Ahora examinamos lo paranormal bajo esta luz y planteamos algunos ejemplos de esta posibilidad. El Bigfoot o el Sasquatch podrían ser artefactos de una simulación anterior o bien podrían ser seres inmersos en la simulación como si fueran criaturas “reales” que los simuladores querían observar. Tambi’en pudieran ser artefactos de criaturas que existieron en el “pasado”, como simulaciones previas.  Si estas cosas son artefactos de simulaciones previas uno desde luego esperar’ia que no hubiera ninguna evidencia concreta de la “realidad” de esos seres o eventos, ya que son meramente  errores de codificación. Podrían aparecer y desaparecer; serán inmunes a las armas, no se encontrarán sus cuerpos, las huellas de repente desparecerían, etc. Se puede extender esta idea a otros seres criptozoológicos similares, ya que todos parecen tener las mismas características básicas que los descritos anteriormente.

pelicula-nivel-13-infinitas-realidades-infini-L-0FJCln Lo que podemos encontrar es que, o bien vivimos en un universo simulado y nuestra conciencia está observando e interactuando dentro de él o nuestra conciencia se simula para percibir un “universo”, o ambas, nuestra “realidad” y nuestra conciencia pueden ser simuladas. En este contexto, la programación de nuestra conciencia, debido a la complejidad de tal empresa, estaría sujeta a errores que pudieran explicar los fenómenos paranormales como “problemas mentales”, estados de delirio y  alucinación.  Éstos serían ejemplos de errores dentro de la programación de nuestra conciencia y, como tales, pueden manifestarse como seres mitológicos, dioses, extraterrestres e incluso antigua tecnología.  Aunque en un entorno donde también nuestra conciencia está simulada, las cosas percibidas no son “reales”, ya que son simplemente constructos de nuestra conciencia. Esto puede explicar por qué algunas personas pueden “ver” un extraterrestre o un ovni y otras que están con ellos no pueden “ver” estas cosas en absoluto.

En el contexto de las propuestas hasta ahora también se puede plantear la posibilidad de que las entidades y las cosas vistas o experimentadas dentro la simulación estén allí por un propósito. En otras palabras, están programadas con sus propios parámetros. Esto puede ser parte de la simulación para algún propósito desconocido.  Hasta el momento, que estas cosas sean parte de la simulación  con un propósito definido pinta poco probable ya que no parecen tener un fin determinado. Esto sería verdad si suponemos que los simuladores son racionales y lógicos, lo cual parece ser el caso ya que la ciencia aparenta sobre todo ser coherente.

Ahora vamos a profundizar en la tesis básicas presentadas en este documento. Es muy posible que inteligencias no humanas pueden estar ejecutando esta simulación con nosotros, si en algún momento de nuestra historia, en su totalidad, los encontramos, ya sea en el pasado, presente o futuro. También es posible que nosotros los seres humanos estamos ejecutando nuestra propia simulación (es) con el fin de entender la historia o  programas experimentales. La naturaleza antropomórfica de nuestra realidad nos lleva a concluir que los simuladores son humanos o casi humanos, más que radicalmente alienígenas. Entonces nos podemos preguntar si esta simulación es una realidad simulada con seres conscientes “reales” insertados en ella o simplemente nuestra conciencia es simulada. Cuando nos fijamos en el estado de estudios de la conciencia se puede concluir razonablemente que nuestra conciencia no es simulada sobre la base de las cualidades observables de la misma y nuestra actual incapacidad para explicarla y definirla.La conciencia exhibe cualidades de no-localidad, y otras características anómalas. Si concluímos que nuestra conciencia no es simulada entonces estamos incrustados dentro de esta realidad simulada con un propósito. Yo no tengo una respuesta en cuanto a la finalidad de la simulación pero podrían ser gran número de cosas.  Una respuesta simple puede ser una historia viva ejecutándose en tiempo real, que puede ser vista y estudiada a intervalos con el fin de comprender mejor la historia en su totalidad en su contexto.

Vamos a considerar los fenómenos paranormales como los conocemos.  La gente ve ovnis, que son detectados por el radar y también exhiben un comportamiento que parece desafiar las leyes de la física tal como las conocemos. En todas las observaciones registradas e interacciones con los ovnis no hay una sola prueba inequívoca de que estas cosas sean físicamente “reales”. No hay nave que nosotros conozcamos. Ni restos conocidos. No hay cuerpos alienígenas. Del mismo modo la gente ve al Bigfoot que deja huellas y evidencias de su paso, pero no tenemos pruebas de que el Bigfoot sea un ser físico. Lo mismo es cierto para los fantasmas y otros fenómenos paranormales. Todos estos fenómenos comparten la misma característica de carecer de la “realidad” física en la medida en que se pueda demostrar con los artefactos físicos y pruebas innegables.

Parece más probable que los fenómenos paranormales en una realidad simulada sean el resultado de: Intervenciones físicas en la simulación por parte de los simuladores. Esto se manifiesta como encuentros “alienígenas”.
También se podría hacer para observar más de cerca la simulación. La intervención podría ser por inmersión en la simulación o mediante una interfaz tecnológica que permitiera a estos seres interactuar u observar sin estar sujetos a las leyes de la simulación. En este último caso podemos percibir algo de tecnología, análogo al “arco” en la sala de hologramas de la serie Star Trek. Esto puede tomar muchas formas, pero sin duda puede ser percibido como ovnis o “naves espaciales”, debido a la proximidad de los seres con tecnología aparentemente avanzada.

Artefactos de una o muchas más antiguas simulaciones. Esto parece ser cierto para las criaturas criptozoologicas como el Bigfoot, monstruos lacustres, “pájaros trueno”, dinosaurios relcitos y otras criaturas que pueden ser parte del “pasado” del planeta Tierra. Esto parece ser cierto para el fenómeno conocido como fantasmas. Si expandimos esta metodología se podría extrapolar esto para incluir cosas tales como los antiguos “dioses”, héroes, líneas temporales alternativas que podrían incluir avanzados seres reptilianos, así como mitos persistentes y fenómenos paranormales atípicos.

Finalmente tenemos los criterios de errores en el código y “falta de datos”. Se puede inferir que si somos una simulación lo más probable es que no seamos la única y que esta encarnación de nuestra simulación puede ser una de una larga lista de simulaciones. Se podría esperar que con el tiempo este tipo de simulaciones tendrían errores o datos perdidos. Como ejemplo de los datos ausentes consideremos los siguientes puntos:

En anteriores y más toscas simulaciones, los seres observados probablemente tendrían una mente y una conciencia mucho menos evolucionadas y probablemente un menor estadio tecnológico. Estos seres no serían capaces de detectar partículas subatómicas, ni de ver los lugares más lejanos del Universo.
Es lógico pensar que las simulaciones anteriores no tendrían que incluir datos que no podrían ser percibidos por aquellos dentro de la simulación. Por lo tanto es una conclusión razonable que las simulaciones de más edad pudieran no incluir todo el Universo observable que vemos hoy en día, ni las partículas subatómicas más pequeñas sino que utilizarían  marcadores de posición para esos datos. También se puede postular que una vez que los seres dentro de la simulación tuvieran la capacidad de detectar aquellas cosas que con posterioridad se añadieran a la simulación y eventualmente descubrieran. Si tuviéramos una situación en la que se añadiera código también se eliminarían los errores.
Pero errores podrían agravarse con el tiempo y podrían entonces manifestarse como muchos fenómenos diferentes, tal vez, incluyendo luces en el cielo, y otras cosas que están asociadas con fenómenos paranormales. Yo postulo que la materia oscura y la energía oscura son marcadores de posición para los datos que faltan en la simulación y puedo predecir que  serán observadas y explicadas tan pronto como desarrollemos la tecnología para hacerlo, ya que se añadirá a la simulación.

En el ejemplo de una realidad simulada parecería más probable que los fenómenos paranormales no sean “reales” en el sentido de que no representan una realidad física programada real, sino, por el contrario, son errores agravados. Esto incluría todos los fenómenos paranormales con excepción de la intervención directa de los simuladores como una exploración previa. Esto sería verdad si fuéramos seres conscientes reales incrustados dentro de la simulación o si fuéramos meramente “seres” con una conciencia simulada en esa simulación.

Nada en este artículo, mitigaría en cualquier forma la “realidad” del fenómeno para el observador ya que  lo que se observa es “real” en el sentido de que representan un fenómeno real codificado que se ha borrado, pero que permanece en un estado cuasi-observacional.

THEODORE TORBICH  Jr