¿EL “EFECTO MANDELA” ES CIENCIA, CIENCIA FICCIÓN O ENGAÑO DE MASAS?

Photo by Jon Tyson on Unsplash

Lo que algunos descartan como un recuerdo erróneo podría ser un indicio de realidades alternativas

RIZ VIRK             Si usted sigue teorías inusuales en línea, probablemente ha oído hablar del Efecto Mandela. Es un fenómeno en el que un gran grupo de personas recuerda una historia diferente a la que “sabemos” que es verdadera. Puse “saber” entre comillas debido a las preguntas subyacentes que el Efecto Mandela plantea sobre la naturaleza de la realidad, la memoria y las líneas de tiempo.

El término fue acuñado por la bloguera Fiona Broome en 2009, después de escuchar muchas historias de personas que “recordaron” a Nelson Mandela muriendo en prisión en la década de 1980. Una rápida búsqueda en Internet le dirá que Mandela ganó el Premio Nobel de la Paz en 1993, se convirtió en el primer presidente de Sudáfrica después de que el apartheid terminara en 1994, y murió en 2013. Al menos en nuestra línea de tiempo.

El Efecto Mandela no sería un gran problema si no fuera porque parece que un gran número de personas tienen el “otro recuerdo” – es como si hubiera una línea de tiempo separada que recuerdan, pero ahora están todos atascados en “nuestra” línea de tiempo. ¿Es esto posible? ¿O simplemente están todos recordando mal la misma cosa?

Popular en Ciencia Ficción

Aunque su nombre es reciente, a lo largo de la historia ha habido innumerables ejemplos de este fenómeno. Las posibles explicaciones que se han dado van desde las alucinaciones masivas, a los falsos recuerdos, a los mundos paralelos, y mi favorita personal, la hipótesis de la simulación. Si estas explicaciones suenan a ciencia ficción, es porque la idea de múltiples líneas de tiempo que convergen y divergen (generalmente debido a uno o dos viajeros del tiempo) se ha convertido en un tropo común en la ciencia ficción.

En toda buena historia de viaje en el tiempo, alguien retrocede en el tiempo e intenta cambiar algo. Ya sea que esa persona sea el villano (como en el programa Timeless) o el héroe (como en el Dr. Who) es algo que se puede interpretar. En casi todos los casos, sin embargo, cambiar el pasado termina por cambiar algo en el presente. Esperemos que para mejor, pero a veces para peor. Las personas que retrocedieron en el tiempo suelen recordar de antemano cómo era la línea de tiempo, pero los demás no lo hacen. Sólo conocen la nueva realidad, felizmente sin darse cuenta de que algo ha “cambiado”. Cuando es el Dr. Who y sus compañeros los que salvan al mundo de una cierta toma de posesión por un pícaro señor del tiempo, por ejemplo, o Sarah y John Connor impiden que las máquinas se apoderen del mundo, esta falta de memoria por parte del público en general es el efecto deseado.

Pero a veces este cambio no es deseable, dejando a los que “recuerdan” ambas líneas temporales en un dilema. En un famoso episodio de Star Trek: The Next Generation llamado “El Enterprise de ayer”, el Capitán Picard y su tripulación del Enterprise-D se encuentran con una versión viajera en el tiempo de su predecesor, el Enterprise-C, que se había presumido destruido durante un enfrentamiento con los Klingons. Picard y su tripulación decidieron salvar el Enterprise-C, y como resultado de esa decisión, en un instante, todo cambia. La federación ya no es una organización pacífica y Picard es un capitán de guerra. Sólo el alienígena Guinan (interpretado por Whoopi Goldberg), que tiene una especie de sexto sentido sobre la realidad y las líneas de tiempo, ve que algo está mal y que la realidad ha cambiado.

Figura 1: Una línea de tiempo alternativa en un famoso episodio de “Star Trek: La Próxima Generación”, causado por el paso del tiempo.

Aunque hay muchos ejemplos de un pequeño grupo de personas que recuerdan ambas versiones de la “realidad” en la ciencia ficción, no hay tantos ejemplos en los que un grupo (digamos la mitad de la humanidad) recuerda una línea de tiempo y otro grupo (digamos la otra mitad) recuerda otra línea de tiempo, ofreciendo dos visiones conflictivas de la realidad.

El escritor de ciencia ficción Philip K Dick era un fanático de la teoría de que la realidad estaba siendo cambiada de alguna manera, de grandes y pequeñas maneras. De hecho, cuando entrevisté a su esposa, Tessa B. Dick como parte de mi investigación para mi libro, La Hipótesis de Simulación, ella me dijo que él creía en la línea de tiempo en la que las potencias del Eje habían ganado la guerra, y escribió El Hombre en el Castillo (ahora una popular serie de Amazon) debido a sus recuerdos de ambas líneas de tiempo – incluyendo nuestra línea de tiempo en la que los Aliados ganaron la guerra. También afirmó que a veces se hacían cambios mucho más pequeños en la realidad, y se suponía que no debíamos recordar estos “ajustes” (como el cambio de una cadena de luces a un interruptor de luz), lo que lo motivó a escribir “El Equipo de Ajuste“, una historia corta que fue la base de la exitosa película The Adjustment Bureau (Destino Oculto en España) protagonizada por Matt Damon y Emily Blunt.

¿Philip K. Dick tenía razón? ¿Es el Efecto Mandela algún tipo de fallo en la matrix? ¿O es simplemente explicable como un caso de unas pocas personas que recuerdan mal algún evento? Antes de buscar respuestas a esa pregunta, veamos las diversas categorías de eventos que están siendo mal recordados.

Más ejemplos del Efecto Mandela

En su sitio web, Fiona Broome y otros han recogido muchos ejemplos de este efecto, en los que un gran número de personas recuerdan las cosas de forma diferente a como sucedieron en realidad. La propia Broome señala que la frase se ha convertido en algo habitual. Incluso se hizo referencia a ella en la reciente reencarnación de los Expedientes X y se ha convertido en un meme de Internet.

Me gusta dividir estos ejemplos en cuatro categorías, con varios niveles de credibilidad:

1 Grandes eventos/muertes. Los ejemplos más sorprendentes son aquellos que involucran eventos inexistentes que muchas personas recuerdan haber sucedido, como el funeral de Mandela. De manera similar, muchas personas recuerdan al predicador Billy Graham muriendo en la década de 1990 y a Bill Clinton hablando en su funeral. Este tipo de “eventos históricos” son quizás el aspecto más preocupante del Efecto Mandela porque son más difíciles de explicar como un simple error.

2 Relacionado con la televisión y el cine. Tanto el cine como la televisión (especialmente antes de la proliferación de los canales de televisión por cable e Internet) son una parte de nuestra cultura moderna que es bastante universal, especialmente porque las películas se estrenan ahora internacionalmente en las mismas fechas. Hay varios subtipos del Efecto Mandela relacionados con el cine y la televisión. El más simple es el recuerdo erróneo de líneas – por ejemplo, en El Imperio Contraataca, muchos recuerdan: “Luke, soy tu padre”, pero lo que Darth Vader realmente dijo fue “No, yo soy tu padre”. A veces hay escenas que la gente recuerda pero que en realidad no existían – por ejemplo en la película Risky Business, muchos recuerdan a Tom Cruise bailando en ropa interior, con gafas de sol. De hecho, él usó gafas de sol en la película, pero no en esa escena. Probablemente el ejemplo más sorprendente del Efecto Mandela en este ámbito es que mucha gente recuerda una película de los años 90 protagonizada por Shaquille O’Neal llamada Shazaam. La película se llamaba en realidad Kazaam.

3 Religioso/Escrituras. Hay toda una subcultura ahora que se dedica a ver “cambios” en la Biblia desde que aprendieron los versículos cuando eran niños. Uno de los más preocupantes es cuando la gente recuerda los versos de la Biblia de manera diferente. Ahora bien, si se tratara simplemente de una frase al azar de un libro al azar, eso sería una cosa, pero la gente religiosa y los predicadores hacen un gran esfuerzo para recordar los pasajes de la Biblia exactamente como están escritos (o al menos como están traducidos a su idioma). Uno de los más famosos es “El león yacerá con el cordero”. – si miras en cualquier Biblia en Isaías 11:6, en realidad dice “El lobo vivirá con el cordero”. Hay personas que creen que alguien o alguna fuerza está realmente cambiando los versículos de la Biblia al interferir con nuestra realidad, y hay muchos sitios web dedicados a señalar esto. ¿Ha cambiado realmente la Biblia desde que fue memorizada por estas personas religiosas?

4 Miscelánea y errores ortográficos. El conjunto final de errores ortográficos incluye varios subtipos. Uno de los ejemplos más comunes del Efecto Mandela es una palabra que no se escribe como la recordamos. Por ejemplo, los Osos Berenstain son recordados por muchas personas como los “Osos Berenstein“. Además, mucha gente recuerda al tipo del Monopoly que llevaba un monóculo, pero nunca lo hizo. El Sr. Peanut, por otro lado, tiene un monóculo. ¿Y recuerdas la mantequilla de cacahuete de Jiffy? Nunca existió. Siempre se ha llamado mantequilla de cacahuete Jif.

¿Qué causa el Efecto Mandela y es real?

Muchos de los principales científicos descartan el Efecto Mandela como una simple cuestión de memoria imperfecta. Pero, ¿cuál es la naturaleza de este mal recuerdo que haría que tantas personas estuvieran tan seguras de sus recuerdos, con detalles que es poco probable que se hayan inventado?

Aunque se ha investigado bastante sobre cómo formamos los recuerdos y los almacenamos en el cerebro, todavía no entendemos del todo cómo funciona la memoria. Esto significa que cualquier teoría sobre el Efecto Mandela debe seguir siendo sólo eso: una teoría. Echemos un vistazo a las teorías prevalecientes que se han presentado sobre esto.

Resulta que al examinarlo, aunque muchos comentaristas lo han hecho, no creo que se puedan hacer generalizaciones amplias sobre los orígenes y el significado (si es que hay alguno) del Efecto Mandela. La razón por la que me gusta dividir los ejemplos en categorías es que es posible que las diferentes categorías se presten más fácilmente a una teoría o explicación particular.

Comencemos con las explicaciones más simples de los eventos más sencillos y luego pasemos a los más complicados, que pueden requerir teorías más complicadas para ser explicadas completamente.

1. Simple Error

Los ejemplos más sencillos, incluyendo la redacción y los errores gramaticales, como el caso de los Osos Berenstain, son muy probablemente el resultado de simples errores. Hay un ejercicio común en el que se pide a la gente que lea en voz alta esta frase sobre París en primavera:

ME ENCANTA

PARÍS EN LA

LA PRIMAVERA

Es posible que no se dé cuenta de la palabra adicional en la oración a menos que señale cada palabra mientras la dice. Cuando estamos leyendo, a menudo nos saltamos palabras, o permitimos que nuestra mente las complete. Un estudio del 2011 en el Journal of Experimental Psychology: Human Perception and Performance (Revista de Psicología Experimental: Percepción y Desempeño Humano) mostró que las palabras que se saltan se llenan en un 8% a 30% del tiempo. Un factor importante en este estudio fue la predictibilidad y la longitud de la palabra – ya que la palabra repetida, en este caso, es muy corta y común (“la”), a menudo es pasada por alto por un cierto porcentaje de personas. ¿Y las letras? Como el profesor asociado de la Universidad Estatal de Arizona, Gene Brewer, PhD, explicó a Mental Floss: “Cuando recuerdas un evento, utilizas los recuerdos a su alrededor, tomando elementos o partes de otros eventos y ajustándolos donde tienen sentido”. Una explicación probable de la mala ortografía de Berenstain y Jif es que los niños pueden haberla escrito mal, e incluso los artículos de los periódicos y las publicaciones escolares pueden haberla escrito mal.

Es muy probable que los pequeños errores ortográficos y los recuerdos de nombres varios se puedan explicar por este tipo de “problemas de memoria”, pero ¿qué pasa con los eventos más grandes?

2. Falsos recuerdos intencionales

Aquí es donde empezamos a especular más sobre las razones y causas del Efecto Mandela. Los psicólogos han descubierto que contarle a la gente un evento falso puede hacer que lo recuerden como verdadero. Esto ha sucedido en casos judiciales y en experimentos de prueba. El profesor de psicología de la Universidad de Virginia, Jim Coan, creó el procedimiento de “perdido en el centro comercial” cuando era estudiante en Washington. Coan describió los eventos de su infancia a los miembros de su familia, incluyendo uno sobre su hermano que se “perdió en el centro comercial”. Su hermano más tarde tomó eso como un verdadero acontecimiento, aunque no lo fue. La técnica fue aplicada a un mayor número de personas por su profesora, la psicóloga Elizabeth Loftus, quien encontró que hasta el 25% de los participantes recordaban algo que era falso.

Aunque puede haber cierta validez en la idea de que los falsos recuerdos pueden implantarse de esta manera, esto significaría que alguien estaba específicamente tratando de plantar estas historias falsas para que un gran número de personas pudieran recordarlas como “verdaderas”. En el caso de la muerte de Mandela, esto no parece una explicación razonable. A menos que hubiera varios medios de comunicación, como periódicos, televisión y radio, que estuvieran “involucrados”, ya sea informando sobre su muerte en los años 80 (o diciendo más tarde que informaron sobre su muerte en los años 80), esta explicación no se sostiene.

¿Hay otras formas en que los falsos recuerdos se pueden unir? En el mismo artículo de Independent, describen el procedimiento Deese-Roediger-McDermott que permite que palabras estrechamente relacionadas (como “cama” y “almohada”) sugieran otras palabras (como “dormir”) que no estaban en la lista, pero que los participantes recuerdan como si estuvieran en la lista. Estdría deberse a una falla de la memoria y a cómo funciona a través de la asociación. Pero de nuevo, aunque esta explicación parece ser válida para los errores simples, es improbable que pueda ser responsable de eventos importantes, donde la gente recuerda a Bill Clinton y otros presidentes honrando a Billy Graham en su funeral, y algunos recuerdan haberlo discutido con sus familiares mucho antes de su muerte real.

Una explicación más de ciencia ficción sería que algún súper-psiquiatra fuera de nuestro ámbito normal estaba implantando falsos recuerdos en los cerebros de un subconjunto de la población como parte de algún experimento. Ahora estamos de vuelta en el reino de las novelas de Philip K. Dick, donde los falsos recuerdos ocupan un lugar prominente. Estas ideas fueron llevadas adelante en adaptaciones cinematográficas de la obra de Dick como Blade Runner, donde la androide Rachel recibe falsos recuerdos de una infancia que nunca tuvo, y Desafío Total, donde el personaje de Arnold Schwarzenegger es capaz de tomarse unas “vacaciones” simplemente implantando recuerdos en su mente.

¿Qué propósito habría para implantar falsos recuerdos en un gran porcentaje de la población? Sólo podemos especular.

3. Múltiples líneas de tiempo y viajeros en el tiempo

Una explicación popular, que muchos creen que está directamente en el reino de la ciencia ficción (que por supuesto a veces se convertirá en la futura ciencia), es la de las múltiples líneas de tiempo. En esta explicación, los eventos que la gente recuerda de manera diferente en realidad ocurrieron de manera diferente, pero en otra línea de tiempo. Note que esta explicación no requiere estrictamente un número infinito de universos (el concepto de multiverso) por sí mismo – sólo requiere más de una línea de tiempo que se “fusiona” con la línea de tiempo original o es cambiada, incluso después del hecho, por viajeros del tiempo.

Hablando de Philip K. Dick, cuando entrevisté a su esposa Tessa, ella me dijo que él creía que estaba en contacto con algunos seres que podían “cambiar la línea de tiempo”. Además de cambiar la línea de tiempo en relación con la Segunda Guerra Mundial, afirmaron haber evitado el asesinato de John F. Kennedy en múltiples lugares, incluyendo Orlando y Dallas. En cada una de estas líneas de tiempo alternativas, JFK fue asesinado en otro lugar, o hubo otros resultados indeseables (como una guerra nuclear), así que dejaron que el asesinato de JFK en la línea de tiempo de Dallas (la línea de tiempo que la mayoría de nosotros recordamos) prosiguiera. Sería interesante determinar si hubo algún grupo de personas que recuerden que JFK fue asesinado en otra ciudad que no sea Dallas. Una rápida búsqueda en Internet revela que hay muchos que recuerdan los detalles del asesinato de forma diferente (incluyendo algunos que recuerdan haber visto un arma en la mano de Jackie Kennedy, lo que obviamente no ocurrió, al menos en nuestra línea de tiempo).

Figura 2: Fusión de las líneas de tiempo A y B

La Figura 2 muestra cómo el Efecto Mandela puede explicarse requiriendo dos líneas de tiempo, las cuales se fusionan para formar una línea de tiempo superviviente. Si la línea de tiempo B es la “línea de tiempo consensuada”, aquellos que fueron parte de la línea de tiempo A recordarán los eventos de forma diferente al resto del mundo.

¿Qué podría explicar esta discrepancia? Ahora volvemos a las áreas desordenadas de la conciencia y la memoria – aunque las líneas de tiempo se fusionaron, los recuerdos no fueron cambiados automáticamente (como lo fueron en Star Trek: el episodio de TNG, “La empresa de ayer”).

Otra pregunta: Si la línea de tiempo B es la línea de tiempo de consenso, ¿qué pasó con la línea de tiempo A? ¿Desapareció por completo o todavía existe, tal vez con el Efecto Mandela en esa línea de tiempo, y algún subconjunto de personas que recuerdan que Mandela vivió hasta 2013, cuando la opinión consensuada es que en realidad murió en la década de 1980 en prisión.

Siguiendo el enfoque inspirado por Dick, una explicación esotérica que encaja en la teoría de las múltiples líneas de tiempo es que hay viajeros del tiempo que regresan y “cambian” las cosas, haciendo que no recordemos la línea de tiempo anterior. En este ejemplo, Mandela sí murió en la década de 1980 en prisión pero esto condujo a una línea de tiempo insatisfactoria, por lo que algunos viajeros del tiempo regresaron y “cambiaron la historia”, evitando que muriera. Pero debido a un fallo en el funcionamiento de nuestra conciencia y memoria, un cierto porcentaje de personas todavía recuerdan la antigua línea de tiempo, que ya no existe. Esto se muestra en el lado derecho de la Figura 2.

4. Universos paralelos y el Multiverso

Una explicación relacionada de la indeterminación cuántica en la física cuántica es que hay múltiples universos paralelos y que el universo se ramifica cada vez que se toma una decisión. Aunque esto suena a ciencia ficción, es una de las posibles explicaciones aceptadas para el colapso de la onda de probabilidad en la física cuántica, que todavía no tiene, después de muchas décadas, una explicación satisfactoria. Si hay múltiples universos – lo que se denomina la teoría del multiverso en la cultura popular (y la MWI, o interpretación de muchos mundos, en la académica) – entonces habría universos en los que se dan un número infinito de posibilidades, incluyendo la muerte prematura de Mandela, Graham y quizás muchas otras figuras prominentes.

¿Podría el Efecto Mandela consistir simplemente en recordar uno de los muchos universos? Dado que el papel de la conciencia no se entiende bien, la relación entre una persona en el Universo A versus el Universo B no ha sido realmente definida en el modelo del multiverso. Dado que teóricamente se ramificaron de la misma persona en algún momento, ¿podrían compartir recuerdos o funciones cognitivas?

Nótese que en esta interpretación es un poco diferente a la tesis del viajero en el tiempo o de la línea de tiempo única (donde sólo hay una línea de tiempo a la vez, que está siendo manipulada). En el caso del multiverso, todas las posibilidades existen como universos separados. Sucede que estamos en el que Mandela estuvo vivo hasta 2013, mientras que los otros todavía existen.

5. La elección retardada y el futuro que afecta al pasado

Si los universos paralelos no fueran lo suficientemente extraños, la extrañeza de la física cuántica ha producido teorías aún más sorprendentes, algunas de las cuales han sido confirmadas por experimentos. En la década de 1960, John Wheeler propuso el experimento de elección retardada, donde se preguntaba si una elección hecha en el futuro podría afectar al pasado. Si una partícula pasa por una de varias elecciones en un experimento de doble rendija, y luego tiene que hacer más elecciones después, ¿podría la observación de una de esas elecciones en el futuro, afectar realmente a cuál de las rendijas atravesó en el pasado? La respuesta parece ser sí. Un equipo de investigación italiano realizó una versión del experimento de elección retardada en la que un fotón atravesó una (o ambas rendijas si era en forma de onda) y luego fue enviado (o no enviado) a un satélite a más de 1.000 millas de distancia. Resulta que la observación de la partícula en el satélite pareció impactar en la rendija por la que pasó.

Adam Curry, un antiguo investigador del laboratorio de Investigación de Anomalías de Ingeniería de Princeton (PEAR), postuló que el Efecto Mandela podría estar ocurriendo como una versión extraña del experimento de elección retardada. Curry intentó reproducir el efecto haciendo que un grupo de personas fueran al parque A o al B el lunes, y que un evento futuro (digamos el lanzamiento de una moneda el viernes siguiente, por ejemplo) influyera en el parque al que fueran. Aunque este no fue un proyecto de investigación formal revisado por pares, y los resultados no fueron concluyentes, esta es un área que merece más atención. ¿Es posible que al observar que Mandela se convirtió en Presidente de Sudáfrica y el fin del apartheid, eso afectó el evento pasado: en este caso, ¡nosotros somos los viajeros del tiempo y no se requiere ninguna TARDIS o dispositivo de viaje en el tiempo!

6. La Hipótesis de la simulación

Ahora llegamos a la que es mi explicación favorita del Efecto Mandela: que estamos viviendo en una realidad generada por ordenador, o en una simulación, como un videojuego, y por lo tanto, como cualquier juego, los “parámetros” pueden ser cambiados, pero el hecho de que los parámetros puedan ser cambiados no significa que sea un proceso perfecto.

Al igual que un servidor de warcraft que puede ser reseteado, los simuladores tienen control sobre ciertos eventos en nuestro MMORPG en curso. Note que esto no excluye algunas de las otras posibilidades aquí, simplemente provee una explicación de cómo las líneas de tiempo pueden ser cambiadas sin requerir viajeros del tiempo, per se.

Hay toda una rama de las matemáticas, llamada teoría del caos, que se formó al notar que las simulaciones pueden tener resultados radicalmente diferentes con ligeras variaciones en las condiciones iniciales. Este es el famoso efecto “mariposa” (en el que una mariposa que agita sus alas en Shangai afecta al mercado de valores de Londres al día siguiente). El nombre más formal es “sensibilidad a las condiciones iniciales”. Las simulaciones a las que se refería la teoría del caos eran típicamente procesos deterministas, es decir, procesos que no necesariamente tienen valores aleatorios o de libre elección, pero que aún así requerían simulaciones para llegar al resultado final que resultara de cualquier cambio, por pequeño que fuera.

En la Hipótesis de Simulación, todos podríamos ser Personajes No Jugables (PNJ) en un proceso determinista con cierto nivel de aleatoriedad que los simuladores están observando para ver “dónde terminamos”. Siempre que hay un resultado deseado que no les gusta, simplemente restauran el juego a un punto anterior y ajustan los parámetros. A través de algún fallo en el código, un cierto porcentaje de gente puede estar todavía accediendo a las localizaciones de memoria que estaban presentes en la ejecución anterior de la simulación (y que por alguna razón no han sido reescritas). Esto podría ser debido a un fallo en el código, o como cualquier desarrollador de software te dirá, simplemente dejas los viejos valores en la memoria sin “borrarlos” y escribes las nuevas memorias en una ubicación diferente. En el lenguaje de la informática y los algoritmos, un ineficiente algoritmo de recolección de basura podría ser suficiente para explicar el Efecto Mandela.

Incluso en la versión de la Hipótesis de Simulación en la que no todos somos PNJ, que yo llamo la versión RPG (juego de rol), o la versión Matrix, la conciencia es más complicada que las simples localizaciones de memoria en un chip de ordenador. En esta versión, la conciencia existe fuera de la simulación – al igual que puedes recordar diferentes juegos de ajedrez o World of Warcraft, es posible que las personas que recuerdan una línea de tiempo diferente estén accediendo a los recuerdos de su “jugador” en lugar del “avatar” que se está jugando en la ejecución actual de la simulación. Debido a que los jugadores tienen cierto nivel de libre albedrío, los simuladores necesitarían cambiar algunos parámetros y “ver cómo se desarrolla el juego”.

En esta versión, las diferentes líneas de tiempo o universos paralelos existen como posibilidades o como “ejecuciones previas” de la simulación. Hay una interpretación de la física cuántica que dice que la extrañeza de la indeterminación cuántica, la cuestión de la onda vs. la partícula, sólo existe porque la onda es lo que sucedería si se ejecutara el mismo proceso varias veces, y sólo estamos viendo “una ejecución” del proceso. Esto implica que la realidad podría ser una simulación generada por computadora donde cada evento individual podría ser “reejecutado”.

Vale la pena investigar más

Aunque muchos han descartado el Efecto Mandela como simples errores de memoria, creo que vale la pena analizarlo más a fondo tanto desde el punto de vista científico como tecnológico. Al clasificar diferentes ejemplos del efecto, podemos reducir los casos en los que podría haber una explicación razonable y trivial frente a los casos en los que un simple error de memoria no es suficiente para explicar lo que un gran grupo de personas recuerda. Al investigar en esto de manera seria, podemos aprender más sobre la conciencia humana y posiblemente más sobre el extraño y misterioso universo que nos rodea.

Al profundizar en la teoría cuántica y en la teoría de la simulación, podemos descubrir que el Efecto Mandela no es una anomalía extraña, sino que nos proporciona casos límite a los que debemos prestar atención. Al igual que las ideas de Einstein sobre la relatividad ocurrieron en los casos límite de las teorías de Newton sobre cómo funcionaba el universo, es posible que el Efecto Mandela nos esté proporcionando casos límite que podrían revolucionar nuestra comprensión de cómo funciona el universo y nuestro lugar dentro de él.

RIZ VIRK                      ONE ZERO

Rizwan Virk es el fundador de Play Labs @ MIT, un acelerador de videojuegos, y el autor de The Simulation Hypothesis: Un científico informático del MIT muestra por qué la IA, la física cuántica y la mística oriental están de acuerdo en que estamos en un videojuego

¿PODEMOS VIAJAR EN EL TIEMPO?

tiempo_reloj_promos_624x351_thinkstockCuando piensas en viajar en el tiempo, ¿qué se te viene a la mente?
¿El doctor Who atravesando los siglos en su Tardis, apretando botones en esa especie de máquina de juegos metafísica?

¿Se te vienen a la cabeza imágenes de los artilugios construidos por victorianos en batas de terciopelo para volar a través de las eras?
¿O más bien algo más parecido al auto deportivo de la serie de películas “Volver al futuro”?
En cualquier caso, la pregunta es: ¿podría lograrse alguna vez?
La probabilidad está siendo estudiada por académicos en la Universidad de Birmingham, Inglaterra. Se ocupan de uno de los aspectos de un programa de investigación sobre la naturaleza del tiempo que involucra a universidades en Australia, Estados Unidos, Alemania, Holanda y Turquía.

El protagonista de "La máquina del tiempo" viaja al futuro lejano. H.G.Wells popularizó la idea de viajar en el tiempo usando un vehículo y acuño el término "máquina del tiempo".
El protagonista de “La máquina del tiempo” viaja al futuro lejano. H.G.Wells popularizó la idea de viajar en el tiempo usando un vehículo y acuño el término “máquina del tiempo”.

Es tiempo

Empecemos por lo desilusionante: el equipo de la Universidad de Birmingham no está construyendo en secreto una máquina del tiempo.
Lo que están haciendo es examinar unas ideas profundas y eternas. Eso porque, cuando uno empieza a reflexionar sobre el tiempo, surgen interrogantes sobre física y filosofía, así como sobre la naturaleza de la realidad.
La máquina del tiempo
El protagonista de “La máquina del tiempo” viaja al futuro lejano. H.G.Wells popularizó la idea de viajar en el tiempo usando un vehículo y acuño el término “máquina del tiempo”.
Nikk Effingham, director del departamento de Filosofía, está liderando el proyecto con Alastair Wilson, quien entre otras cosas se especializa en la filosofía de la física.
Si bien es cierto que la probabilidad de viajar en el tiempo es “infinitesimal”, dice Effingham, no es imposible.
Además, subraya, es inherentemente valioso explorar “preguntas intrínsecamente interesantes”: los resultados pueden ser sorprendentes al embarcarse en investigaciones tan abiertas.

Incluso algunas ideas aparentemente obtusas tienen aplicaciones directas.
Un buen ejemplo es lo que está examinando parte del grupo internacional: cómo perciben el tiempo las moscas de la fruta. Y antes de que lo desestimes, considera que el propósito es comprender mejor la noción del tiempo y la memoria secuencial, un tema relevante para algunos trastornos degenerativos en los humanos.

El proyecto de Birmingham tiene la tarea de abordar algunos de los argumentos clásicos contra el viaje en el tiempo, como “la paradoja del abuelo”, la cual argumenta que si alguien regresa al pasado, podría matar a su abuelo, lo que haría imposible que el turista temporal naciera.
Si no puede nacer, nunca puede retornar, así que el viaje en el tiempo es imposible.

¿Habrá más de un mundo?
¿Habrá más de un mundo?

Había dos veces…

Pero el cuento no termina ahí, pues los filósofos tienen un contraargumento que evaluar.
Dice que para prevenir tal proceso de autoeliminación, cualquier viajero temporal será permanentemente incapaz de matar a su abuelo -la pistola se atascará, la bala alcanzará a otra persona-, de manera que las líneas del tiempo no se modifiquen.

Otra teoría es que los cambios hechos por un turista temporal crearían una cadena de eventos en un universo paralelo, pero no alterarían el mundo original en el que empezó su viaje.
Esto se relaciona con la teoría que sugiere que nosotros vivimos sólo una versión de la realidad y que hay un número infinito de posibilidades que están ocurriendo en universos paralelos.
El viajero en el tiempo podría hacer cambios que provocarían nuevas secuencias de eventos en esos muchos mundos distintos, sin influir su cronología original.

¿Dónde está el portal?
¿Dónde está el portal?

“Curva temporal cerrada”

Para Wilson, examinar el viaje en el tiempo es una manera de abordar preguntas sobre física fundamental.
Implica pensar sobre el tiempo no como una manera de medir el paso de las horas o los días, sino como una dimensión más parecida al espacio.
Si uno pudiera viajar por este concepto de tiempo, señala Wilson, no sería como “entrar en una caja que te llevaría a lugares”.
Sería más bien una especie de portal desde donde se podría partir y regresar, algo que ha sido descrito por los físicos como “curva cerrada de tipo de tiempo” o “curva temporal cerrada”.

Pero, ¿podría alguna vez ocurrir?
“Nuestra mejor física deja la posibilidad abierta”, responde Wilson.
“Si sucediera, podría ser en alguna región exótica del Universo, muy, muy lejos, cerca de un agujero negro con alta concentración de energía”.
Y subraya un detalle importante: en este caso, “no se trata tanto de inventarse una máquina de tiempo, sino de descubrir la ubicación”.

Si en el futuro se podrá viajar por el tiempo, ¿por qué no hemos tenido noticias de nuestros descendientes?
Si en el futuro se podrá viajar por el tiempo, ¿por qué no hemos tenido noticias de nuestros descendientes?

¿Dónde están los nietos de nuestros tataranietos?

La fascinación con el tiempo refleja cuán intrínseco es a la experiencia humana y todas las cosas vivas.
Está ligado a los ritmos naturales del día y la noche, nacimiento y muerte, el latir del corazón, las unidades más minúsculas de la naturaleza y el origen del Universo.

“Nuestros mejores relojes usan la vibración de un átomo para medir el tiempo, átomos que han estado vibrando desde su creación hace miles de millones de años”, apunta Wilson.
Pero hay otro argumento incómodo contra la idea de que viajar en el tiempo podría llegar a ser posible en el futuro distante con los avances de la tecnología.
Si eso fuera a pasar, ¿por qué no hemos conocido a esos humanos del futuro que viajan a visitarnos en lo que es su pasado?
Pero así no nos hayamos encontrado con un turista temporal, Wilson insiste que el viaje intelectual a lo desconocido en sí mismo es valioso.
“La gente se divide entre aquellos que preguntan: ‘¿hay alguna posibilidad práctica de que se logre antes de que yo me muera?’, y cuando les contestas: ‘no’, pierden el interés, y los que están interesados en las preguntas en sí mismas porque están conectadas con cuestiones fundamentales sobre la humanidad”.
¿Podremos devolvernos alguna vez en el tiempo? El tiempo lo dirá.

SEAN COUGHLAN

Más sobre Universos Paralelos: muchos-mundos-que-interactuan-nueva-teoria-de-la-fisica-cuantica/

¿DETECTAREMOS ALGUNA VEZ UNIVERSOS PARALELOS?

LA TEORÍA DE LA INTERPRETACIÓN DE LOS MUNDOS MÚLTIPLES DE LA FÍSICA CUÁNTICA

“MUCHOS MUNDOS QUE INTERACTÚAN”, NUEVA TEORÍA DE LA FÍSICA CUÁNTICA

1 (1)La idea de que nuestro universo pueda ser sólo uno de una serie de infinitos universos paralelos, -algunos muy similares, otros muy diferentes-, ha cautivado los corazones y las mentes de muchos aficionados de la ciencia ficción. Un multiverso ramificado, objetos que existen en dos lugares al tiempo, la luz que se comporta tanto como onda como partícula, son sólo algunos de las   extrañas facetas de la realidad que nos ha traído la mecánica cuántica.

Pero los universos paralelos tienen un lugar especial en esta lista. De hecho, ellos podrían ser la raíz de toda la rareza cuántica. En un  artículo publicado la semana pasada en la revista Physical Review X, el físico cuántico Howard Wiseman y sus colegas sientan las bases para su nueva teoría de “muchos mundos que interactúan”.

En este nuevo enfoque de la física cuántica, cada mundo individual es gobernado por la mecánica clásica de Newton. ¿Y dónde queda todo eso del comportamiento cuántico? En realidad, es el resultado de diferentes mundos “chocándose” entre sí.

ft8zz6rg-1413505915Este enfoque muestra un marcado contraste con la tradicional interpretación de los  “muchos mundos” de la mecánica cuántica, que es sería algo así: hay un montón de realidades paralelas por ahí, y cada vez que un evento es observado en alguna de ellas, las ramificaciones del universo generan una gran cantidad de nuevas realidades, una para cada posible resultado de la observación. Este proceso de generar universos que crean universos se repite hasta el infinito .

Varios aspectos de la teoría de muchos mundos son preocupantes. Por un lado, no define con precisión cuando se produce una observación, por lo que es imposible decir cuántos mundos existen en realidad. En segundo lugar, los diferentes “resultados” de observación tienen diferentes probabilidades: todos los mundos son reales, pero algunos mundos son más reales que otros. Si esto suena confuso para usted, puede estar seguro de que está en buena compañía.

“El problema con la interpretación de los muchos mundos es que es difusa”, dijo Wiseman. “En pocas palabras, no podemos contar el número de mundos que existen en cualquier punto en el tiempo. Esto hace que todo el concepto sea muy difícil de conciliar con la afirmación de que estos mundos son reales”.

En lugar de ello, la teoría de “muchos mundos que interactúan” propone un número fijo, -aunque gigantesco-, de universos.

“En nuestra teoría, todos los otros mundos son tan reales como el nuestro, y todos ellos han estado con nosotros desde el principio de los tiempos”, dijo Wiseman. “El único misterio es que mundo particular ocupamos nosotros.”

universos_paralelos_cepeAlgunos de estos universos son nuestros vecinos cósmicos, casi idénticos al nuestro en la posición de cada partícula individual. Según la teoría de Wiseman, es una especie de fuerza de repulsión entre estos vecinos la responsable de todos los fenómenos cuánticos.

“La mecánica cuántica ha sido siempre un enigma debido a los  sutiles pero profundos modos en que se desvía de la mecánica de Newton,” Wiseman  escribió la semana pasada. “Que estas desviaciones puedan deberse a una delicada interacción de mundos esencialmente newtonianos con mundos paralelos ‘cercanos’ es una solución totalmente nueva al enigma cuántico “.

Si eso no es suficiente para que usted duerma bien, hay que añadir que la fuerza de interacción entre universos no es nada que los físicos hayan conocido jamás. La mayoría de las fuerzas en nuestra experiencia se producen entre dos cuerpos diferenciados: la interacción gravitacional entre la Tierra y la Luna, por ejemplo. Pero en la teoría de Wiseman, existen fuerzas entre grupos de universos, y que no pueden descomponerse en interacciones individuales, de dos cuerpos.

“Esta fuerza sólo existe cuando los universos están muy juntos en … bueno, cualquiera que sea el espacio en que existan los universos paralelos,” me dijo Wiseman.

Si es correcta, la teoría significaría que la onerosa ” función de onda “, -una compleja formulación matemática que los físicos cuánticos elaboraron para explicar cómo las partículas pequeñas interactúan-, es un componente fundamental de la realidad. (En un interesante desarrollo relacionado, los investigadores de Brown recientemente rompieron una función de onda cuántica.)

Si la teoría del equipo resulta cierta, también significaría que conclusiones ampliamente aceptadas sobre la base del principio de incertidumbre de Heisenberg, -que la velocidad y posición de una partícula nunca pueden conocidas al mismo tiempo-, de una partícula conocida tienen un grave error.

“Operativamente, el principio de incertidumbre de Heisenberg sigue siendo válido en nuestra teoría. Nunca podremos saber la velocidad y la posición de una partícula al mismo tiempo “, dijo Wiseman.” Pero es la deducción a partir de ahí, que las partículas no tienen posiciones definidas y velocidades, la que es incorrecta.”

No podemos medir las posiciones y velocidades definidas, porque un montón de otros universos colisionan constantemente contra el nuestro.

Hay  muchas interpretaciones para la mecánica cuántica, y esta nueva seguro que provocará  la oposición de otras facciones en la comunidad científica. Pero Wiseman es optimista de que otros puedan ser convencidos para considerar el concepto de su equipo en serio. Y por una buena razón: “muchos mundos que interactúan” ya ha sido capaz de reproducir las características estándar de la mecánica cuántica, incluyendo el  experimento de doble rendija, que por lo general se toma como demostración de que la luz puede comportarse como una onda o una partícula.

Entonces, la pregunta que en realidad está en la mente de todos: si los universos paralelos no son tan paralelos después de todo, ¿seremos nosotros, seres macroscópicos, capaces un día de interactuar con los otros universos de nuestra vecindad?

“No es una parte de nuestra teoría”, dijo Wiseman. “Pero, si una fuerza existe entre mundos paralelos, puedes empezar a preguntarte, ¿qué pasa si esa fuerza no es exactamente lo que hemos escrito antes. La idea de las interacciones con otros universos ya no es pura fantasía”.

Abre puertas, por así decir.

MADDIE STONE

¿DETECTAREMOS ALGUNA VEZ UNIVERSOS PARALELOS?

mp1Pensamos en nuestro universo como todo lo que alguna vez hubo, hay y habrá.
Pero según algunos investigadores, podría ser no solo que hubiera muchos universos, sino un número infinito de ellos.

Esta noción de múltiples universos, a veces denominados “multiverso” para acortar, no es una idea loca elaborada por físicos aburridos.
Aunque la ciencia es innegablemente especulativa, surge de teorías bastante bien fundadas.
Y descubrimientos recientes han dado grandes titulares que apoyan la idea. Hay muchos físicos que no lo saben todavía, pero la existencia del multiverso es posible y algunos dirían que probable.
Pero si realmente hubiera otros ámbitos además del nuestro, ¿cómo lo sabríamos? ¿Seremos capaces alguna vez de detectar otro universo?
“Creo que se pueden encontrar pruebas definitivas de cosas fuera de nuestro universo”, dice Anthony Aguirre, físico en la Universidad de California, Santa Cruz.
Después de todo, no poder ver o sostener un átomo directamente no descarta la confirmación de su existencia para los físicos.
Quizá el tipo más plausible de multiverso es una consecuencia natural de una teoría llamada inflación.

La teoría de los univeros paralelos sugiere que hay múltiples versiones de uno mismo.
La teoría de los univeros paralelos sugiere que hay múltiples versiones de uno mismo.

El universo se expandió rápidamente después del Big Bang, y continúa haciéndolo hoy. Pero según la inflación, el universo creció con rapidez exponencial en los primeros momentos de su existencia, un instante de expansión más rápida que la luz.
El físico Alan Guth propuso esta idea radical en 1980 para explicar varias características del Universo: por ejemplo, por qué tiene el mismo aspecto en todas las direcciones.
Desde entonces, físicos como Andrei Linde han desarrollado aún más la teoría, que ha sido apoyada por observaciones de la radiación de fondo de microondas (CMB, por sus sigas en inglés), el brillo residual del Big Bang que llena el cielo.
Hace unas pocas semanas, los físicos responsables del experimento Bicep2 captaron la atención de la prensa por detectar una fuerte señal de inflación, ondulaciones pequeñas en el tejido espacio-tiempo del cosmos que se llaman ondas gravitacionales.

El telescopio Bicep2 en la Antártida detectó ondas gravitacionales.
El telescopio Bicep2 en la Antártida detectó ondas gravitacionales.

El patrón que vieron en el cielo fue precisamente lo que los teóricos de la inflación predecían.
¿Y qué tiene que ver esto con el multiverso?

Universos burbuja

Nadie sabe exactamente cómo ocurrió la inflación, pero algunas de las ideas más simples y razonables sugieren que fluctuaciones al azar de partículas cuánticas al principio del universo causaron que se detuviera la inflación en algunas regiones pero no en otras.
Así, la inflación sería eterna.
En lugares donde la inflación se detuvo, se formarían universos burbuja que podrían reunir átomos, estrellas e incluso planetas. Nuestro universo sería simplemente uno más en esa miríada de universos.
Aunque se acepta ampliamente la inflación, la inflación eterna es más especulativa.
“Yo personalmente soy escéptico acerca de esto”, dice el físico Sean Carroll del Instituto de Tecnología de California. Aún así, continúa, es plausible.
Según algunas teorías, cada universo podría tener la forma de una burbuja, produciendo un multiverso que es como una espuma infinita en la que cada burbuja es un universo con sus propias versiones de las leyes de la física.
Y debido a que las posibilidades son literalmente infinitas, algunos universos podrían ser realidades alternativas en las que usted es una estrella de cine o en las que los delfines dominan la tierra.

Nuestros nuevos líderes supremos delfines...en otro universo.
Nuestros nuevos líderes supremos delfines…en otro universo.

Estos universos burbuja están todos conectados, pero entre ellos, la inflación eterna está todavía estirando el espacio-tiempo más rápido que la velocidad de la luz.
Así que, a menos que usted pueda moverse más rápido que la luz, algo que Einstein afirmó que era imposible, no podrá saltar de una burbuja a otra.
E incluso si pudiera, este viaje sería difícil.
“También tiene que sobrevivir a la inflación intermedia que intentará inflar cada átomo de su cuerpo”, dice Aguirre. “No es muy práctico”.
Quizá la mejor forma y la más segura de ver otro universo burbuja sería si alguno chocara con el nuestro, algo que podría dejar una huella en la radiación de fondo de microondas, explica Aguirre.
¿Pero qué probabilidad hay de que algo así suceda y qué aspecto tendría ese chichón cósmico?
Depende de la naturaleza real de la inflación, comenta el físico, que es algo que todavía nadie comprende del todo.
Para Carroll, chocar con un universo burbuja no parece probable.
“Es probable que esto no sea cierto, porque o no ha sucedido nunca o habría sido muy obvio y nos habríamos dado cuenta hace mucho tiempo”.
Otra posibilidad es que un empujón de un universo vecino provocara que las galaxias cercanas al golpe se movieran en una dirección distinta comparado con el resto de nuestro universo.
Algunos astrónomos han afirmado que han observado este llamado flujo oscuro, pero la mayoría de los científicos siguen siendo escépticos.

Los universos burbuja podrían estar conectados, pero recorrerlos sería bastante difícil.
Los universos burbuja podrían estar conectados, pero recorrerlos sería bastante difícil.

“Mi opinión es que es bastante improbable”, explica Aguirre.
Si otro universo pudiera causar un flujo oscuro, habría dejado una marca evidente y notoria en el CMB, y esto es algo que los astrónomos no han visto.
Además de los choques de burbujas cósmicas y los flujos oscuros, dice, no hay muchas ideas bien desarrolladas sobre cómo detectar otros universos en el multiverso inflacionario.

Realidad alternativa

Otro tipo de multiverso surge de lo que se llama la interpretación de la física cuántica de los universos paralelos.
Según esta teoría, cada posible resultado del universo existe simultáneamente en otros universos. Por ejemplo, usted puede mirar a su lámpara y ver que está encendida.
Pero al mismo tiempo, hay una realidad separada y paralela donde la lámpara está apagada.

El multiverso, dice la teoría, incluye una miríada de universos burbuja.
El multiverso, dice la teoría, incluye una miríada de universos burbuja.

Igual que el multiverso inflacionario, el multiverso de universos paralelos implica realidades alternativas.
Una gran diferencia, sin embargo, es que los universos paralelos de esta teoría no están en ningún lugar físico, sino que coexisten con el nuestro en una parte de la realidad separada y abstracta.
Los científicos quizá nunca encuentren signos directos de ningún tipo de multiverso, dice Carroll.
Para algunos detractores, eso significa que estas teorías no son científicas.
Pero eso es irrelevante, dice. “Nuestro trabajo como físicos es creer lo que nos dicen nuestras ecuaciones”.
En otras palabras, al ir detrás de las matemáticas, los teóricos podrían ayudarnos a descubrir signos indirectos del multiverso. Y con el tiempo, se podría reunir suficiente evidencia indirecta para sugerir que el multiverso es abrumadoramente probable.
Dadas las implicaciones asombrosas que esto conllevaría, un número infinito de copias exactas de usted y de la Tierra, podría ser algo muy difícil de aceptar por muchas personas.
Al menos en nuestro universo.

MARCUS WOO    BBC

LA TEORÍA DE LA INTERPRETACIÓN DE LOS MUNDOS MÚLTIPLES DE LA FÍSICA CUÁNTICA

IMM1SI ESTA TEORÍA ES CORRECTA, PODRÍAMOS ESTAR VIVIENDO EN UNA RED DE LÍNEAS TEMPORALES ALTERNATIVAS

La Interpretación de los Mundos Múltiples de la física cuántica ha existido por casi 60 años. Es una idea muy controvertida que sugiere que nuestro mundo – y todo en él – está en constante división en líneas de tiempo alternativas. Si es correcta, esto es lo que su verdadera existencia en realidad podría ser.

Hace más de cien años, el descubrimiento de la física cuántica arruinó la fiesta. Nuestra cómoda concepción del universo como un mecanismo de relojería fue desbaratada con la constatación de que, a escala micro, hay un poco de locura en marcha.

Gracias a la mecánica cuántica, ahora sabemos que la materia toma las propiedades de ambas, partículas y ondas. Es más, gracias a Werner Heisenberg y Erwin Schrödinger, podemos no estar seguros sobre el impulso y la posición de una partícula, ni tampoco podemos estar seguros sobre el estado de un objeto cuando no está siendo observado . En otras palabras, el universo, -por lo menos en una cierta escala-, parece ser completamente difuso y nebuloso. Posiblemente incluso aleatorio.

La física cuántica ha alborotado completamente los principios clásicos, -y aparentemente intuitivos-, de espacio y tiempo, causalidad, y la conservación de la energía. Esto quiere decir que las interpretaciones de Newton, e incluso Einstein, del universo son insuficientes. En efecto, si queremos desarrollar una teoría unificada y comprensible de todo, vamos a tener que conciliar todo esto de alguna manera.

Sin embargo, algunos físicos, molestos por las implicaciones de la mecánica cuántica en nuestra comprensión del universo y nuestro lugar en él, siguen optando por ignorarla o descartarla como un tipo de desagradable inconveniente. Y es difícil culparlos. La física cuántica no sólo es molesta a la física convencional. También perturba el sentido de nuestro lugar en el universo a escala copernicana: un cambio de paradigma que arrastra un profundo y metafísico bagaje existencial.

La negación, sin embargo, no va a ayudar a la situación, -ni va a promover la ciencia. Los físicos no tienen más remedio que postular las teorías que tratan de explicar las cosas que ven en el laboratorio, no importa lo extraño que parezcan. Y en el mundo de la mecánica cuántica, esto ha dado lugar a una serie de interpretaciones diferentes, incluyendo la interpretación de Copenhague, la Interpretación Ensemble, la teoría de Broglie-Bohm, y muchas, muchas otras.

Y por supuesto, la famosa Interpretación de los Mundos Múltiples.

La formulación “Estado Relativo”

De vuelta a la década de 1950, un estudiante de Princeton con el nombre de Hugh Everett III se enredó en el maravilloso y loco mundo de la física cuántica. Él se familiarizó con las ideas de Niels Bohr, Heisenberg y Schrödinger, y estudió con Robert Dickie y Eugene Wigner. Luego, en 1955, comenzó a escribir su Ph.D. tesis bajo la tutela de John Archibald Wheeler.

En 1957, publicó su trabajo bajo el nombre de “Mecánica Cuántica por el método de la función de onda universal.” Finalmente, después de más ediciones y recortes, fue republicado bajo el nombre de “Mecánica ondulatoria sin Probabilidad”, y aunque se refirió a su teoría como la “formulación de estado relativo”, fue rebautizado como la Interpretación de los Mundos Múltiples(IMM) por Bryce Seligman en los años 60 y 70.

Pero al igual que muchas teorías seminales en la ciencia, la idea de Everett fue despreciada. Tan despreciada, de hecho, que renunció a la física y se fue a trabajar como analista de defensa y consultor.

Ahora, unos 60 años después, su idea radical pervive en un pequeño ,-pero en crecimiento-, subconjunto de físicos. En una encuesta reciente de físicos cuánticos, el 18% de los encuestados dijo que suscribían la IMM (en comparación con el 42% que compran en la dominante interpretación de Copenhague).

El Postulado de Everett

IMM2En esencia, la gran idea de Everett fue la sugerencia de que el universo entero es mecánica cuántica por naturaleza, -y no sólo el espeluznante fenómeno hallado a una inderminista escala microscópica. Al traer eventos macroscópicos al panorama, él trastornó la importancia de medio siglo de trabajo de los que le precedieron. Los dos mundos diferentes, argumentó Everett, pueden y deben estar vinculados.

Sin duda, el problema que presenta la mecánica cuántica es la constatación de que parece que vivimos en un mundo determinista (es decir, un mundo comprensible y racional) que contiene algunos elementos no deterministas. Everett trabajó para conciliar el micro a la macro argumentando que ninguna división arbitraria debe ser invocada para delimitar los dos reinos.

A su juicio, la función de onda universal, es una lista matemática de cada configuración única de un objeto cuántico, como un átomo de hidrógeno. Es una descripción de cada posible configuración de cada partícula elemental única en el universo (que es una gran lista). Lo que no aplicó Everett fue  la ecuación de función de onda de Schrodinger a la totalidad universo, -por lo que ahora es conocido como el Postulado Everett:

Todos los sistemas aislados evolucionan de acuerdo a la ecuación de Schrödinger.

Everett también argumentó que la medida de un objeto cuántico no le fuerza a uno u otro estado comprensible. En cambio, hace que el universo se divida, o se ramifique, para cada posible resultado de la medida, el universo se divide literalmente en mundos distintos para adaptarse a cada resultado posible. Y curiosamente, la idea de Everett permite a la aleatoriedad ser eliminada de la teoría cuántica, y, en consecuencia, de toda la física (con lo que hace a los físicos muy felices).

Vale la pena señalar que la IMM está en agudo contraste con la famosa interpretación de Copenhague, una rama de la física que dice que la mecánica cuántica no puede producir una descripción coherente de la realidad objetiva. En su lugar, sólo podemos tratar con probabilidades de observación o medir diversos aspectos de cuantos de energía, -las entidades que no se ajustan a las ideas clásicas de partículas y ondas. Sus partidarios hablan sobre el colapso de la función de onda, -que sucede cuando se hace una medición, y que hace que el conjunto de probabilidades asuma inmediatamente al azar sólo uno de los posibles valores posibles.

Tantos Mundos

Según Everett, un “mundo” es un subsistema complejo, causalmente conectado que no interfiere significativamente con otros elementos de la superposición mayor. Estos “mundos” se pueden llamar “universos”, pero “universo” tiende a describir todo el tinglado.

Ni que decir tiene, es una teoría metafísica que altera drásticamente nuestra comprensión del universo y nuestro lugar en él. Si es verdad, el universo se compone de una incesante serie de líneas temporales que se ramifican para dar cabida a todas las posibilidades. Ulteriormente, esto significa que una versión tuya, -o lo que crees que eres-, está constantemente bifurcándose hacia otras historias alternativas.

Por ejemplo, en el caso del gato de Schrödinger, no es tanto vivo como muerto cuando no fue observado. En cambio, una versión del mismo deja de existir, mientras que otra vive en una línea de tiempo alternativa. Como otro ejemplo, una versión de ti deja de leer mi artículo en este punto exacto, mientras que otra versión tuya continuará hasta el final. Podría incluso haber alguna versión malvada tuya en alguna parte. Mientras que es probable, -y no viola las leyes físicas en la escala macro-, una nueva versión del universo, y todo lo que hay dentro de ella se creará. A su vez, estas continuarán ramificándose en base a las nuevas contingencias contenidas en las mismas. Pero los mundos Everett en los que la probabilidad colapas nunca pueden ser realizados, y, en consecuencia, nunca pueden ser observados.

Así que lo que parece ser un solo individuo que vive momento a momento es en realidad un múltiple  flujo perpetuo de experiencias; no hay una única línea de tiempo. En cambio, hay muchos, muchos mundos. Esto significa que todas las posibles historias alternativas y futuras son reales.

Esto también significa que podría haber un número infinito de universos, -y que todo lo que pudo haber sucedido en nuestro pasado, de hecho ha sucedido en el pasado de otros mundos.

Extraño e Incomprobable

Como era de esperar, hay una serie de objeciones a la IMM. Como se ha señalado, el 82% de los físicos cuánticos no lo acepta.

Una de las quejas más comunes es que la IMM viola gravemente la conservación de la energía (es decir, ¿dónde diablos está toda la energía procedente de combustibles de todos estos nuevos universos?). Otros sostienen que se viola la navaja de Occam, que no da cuenta de los acontecimientos que no son locales (como un alienígena haciendo una observación muy, muy lejos), o que sus parámetros y definiciones, como “medida”, son demasiado generosos o vagos .

Y, por supuesto, conduce a una serie de conclusiones extrañas. Por ejemplo, una versión tuya que ganará la lotería cada vez que juegue. Claro, es altamente improbable, pero no imposible. En el espacio de todos los mundos posibles, una versión tuya tendrá que experimentarlo.

Tal vez aún más extraño es el escenario en el que una persona, -alguien que no pueda tocar un instrumento musical-, se sienta delante de un piano e interpreta  Claire de Lune de Debussy a la perfección estrictamente por casualidad. Claro, las probabilidades de golpear correctamente cada nota sucesiva alcanza una escala astronómica conforme la pieza avanza, -pero esto es lo extraño que surge cuando tenemos que considerar (1) probabilidades y no imposibilidades, y (2) el número casi infinito de expresiones de todos los mundos posibles.

Pero algo sobre este escenario parece…equivocado.

Otra perspectiva interesante y relacionada proviene de la página web Rational Skepticism (Escepticismo Racional):

Por ahora, la IMM es físicamente dependiente. Es decir, la probabilidad de un resultado se evaluó a partir de potencial físico. Sin embargo, todos sabemos que la probabilidad de eventos no está supeditada a los potenciales físicos. Sé, por ejemplo, dada la evolución de mi propia vida/mente, que la probabilidad de convertirme mañana en un materialista, es cero. No tengo ninguna duda sobre eso, ya que yo ya he estado allí y he visto los defectos de eso(por no mencionar todo lo que he ‘visto’). Del mismo modo, todos ustedes pueden estar seguros de una cosa u otra. Además, por ejemplo, si existe el potencial físico, la probabilidad de que en los titulares de los periódicos de mañana el Papa como un asesino homosexual ateo me parece difícil, por  lo menos. Por lo tanto, ¿estos son muchos mundos limitados por lo que es físicamente posible, o por lo que es razonablemente posible? Es decir, ¿qué preocupaciones emotivo/mentales dictan que mundos son posibles, o sólo físicamente potenciales? En vista de ello, parece que la IMM no tiene ningún recurso para ese potencial mental.

Lo cual es un gran punto. ¿En qué momento la probabilidad, -incluso dentro de los límites de la física clásica-, entra en el reino de la absoluta improbabilidad? En el ejemplo anterior, la de nuestro pianista increíblemente afortunado, tal cosa nunca podría suceder porque la persona no ha desarrollado la musculatura del dedo adecuado, o de repente puede detenerse a la mitad de su actuación, horrorizado por su peculiar logro.

Y también está la cuestión de la capacidad de prueba. Lamentablemente, no podemos comunicarnos con nuestras copias. Cada versión de nosotros sólo puede observar una instancia del universo en un momento dado. Por tanto, la IMM se considera incomprobable, -llevando a muchos a descartarla como acientífica o una cosa de locos.

En realidad, puede haber una manera de probarlo. La IMM implica la hipótesis de la inmortalidad cuántica, -el argumento de que una versión de nosotros siempre observa el universo-, incluso en la más improbable de las circunstancias. Para probar la IMM, todo lo que hay que hacer es intentar el suicidio en base a un esquema de 50/50 de probabilidades. Según la teoría, una versión tuya  sobrevivirá a los intentos de suicidio, -pero es una oportunidad entre billones. La baza, por supuesto, es vivir la vida de esa versión particular tuya. Buena suerte .

Hugh Everett, a pesar de su creencia en la inmortalidad cuántica, murió en 1982. Pero su idea sigue viva, -una especie de inmortalidad en sí misma.

GEORGE DVORSKY

 

LA INFORMACIÓN FLUYE DEL PASADO AL PRESENTE Y DEL FUTURO AL PRESENTE

¿Qué quiero decir con que la información se desplaza del pasado al presente y del futuro al presente? Me estoy remitiendo a una imagen que se refiere al paso del tiempo como a un río. Nosotros fluimos a lo largo de ese río siempre en una dirección que viene del pasado y se precipita hacia el futuro. Pero nada nos impide pensar que el río transcurre desde el futuro hasta el pasado mientras nosotros estamos sentados en una barca intentando mantener nuestra posición contra la corriente del tiempo. Contemplando el paisaje que se abre ante nosotros, vemos restos de naufragios y deshechos a la deriva; es posible incluso que veamos plasar flotando una botella, y que al alcanzarla y sacarla del agua descubramos en su interior un papel con un mensaje: “Saludos del siglo veintidós”.

La mejor hipótesis, según la física cuántica, es aquella en la cual la información fluye en las dos direcciones simultáneamente. El río del tiempo cuenta con dos cursos a contracorriente. La información, proveniente del futuro y del pasado, influye en el presente. Así que son dos las botellas que recogemos cada vez que acercamos las manos al río, no una. Y descubrimos dos mensajes en su interior.

Sin embargo, se trata de botellas extrañas, porque no existen realmente hasta que acercamos nuestras manos al río. Si pudiéramos “ver” lo que el río en efecto contiene, veríamos un incontable número de botellas fantasma, que fluyen desde el nacimiento del río hacia las montañas de información futura que nos indican las condiciones climáticas que nos aguardan más adelante. Esas botellas a contracorriente solo se hacen reales en nuestras manos. Cuando acercamos las manos a ese río, una botella del pasado y otra del futuro se funden en una botella, y cual genio mágico saliendo de la botella, instantáneamente aparece un mensaje.

En el mensaje se explica la situación del momento presente. También cuenta con un mapa orientador que dice o delinea lo que ha sido el pasado y lo que será el futuro.

Desgraciadamente, el mensaje no puede tomarse al pie de la letra, como una verdad absoluta. Es apenas una verdad probable; una probabilidad concerniente tanto al pasado como al futuro. Únicamente el momento presente de la experiencia es seguro.

Y a pesar de todo lo extraña que pueda parecer esta imagen, resulta estar más cercana a la verdad de lo que podamos creer.

FRED ALAN WOLF              Universos Paralelos

EL PRINCIPIO DEL TIEMPO Y LA FÍSICA CUÁNTICA

Aplicar la física cuántica al principio del tiempo introduce toda la serie de extrañezas cuánticas que actualmente pululan en el mundo científico. En particular, como no se presupuso la presencia de ningún observador al principio del tiempo para elegir las propiedades observables de la materia, tenemos que aceptar la posibilidad de que todos los universos paralelos posibles también surgieran cuando nuestro universo hizo su aparición.

Con o sin el observador, esos otros universos necesitan estabilizarse ellos mismos, del mismo modo que las burbujas que suben a la superficie de un líquido forman una capa flotante y estable de espuma en dicha superficie. Esa estabilidad está relacionada con la estabilidad de un átomo ordinario tal y como lo indica la mecánica cuántica.

Un átomo está compuesto por partículas subatómicas llamadas electrones. Debemos contar, en la imagen cuántica, con muchas localizaciones paralelas posibles para cada electrón de un átomo para que de esa forma el átomo exista en una pauta estable con una energía mínima. Cada localización es una posibilidad para cada electrón. En ese estado de energía mínima, denominado estado fundamental  (“ground state”), el átomo posee una bien definida energía mínima, pero sus electrones carecen de localizaciones bien definidas. Para mantener la estabilidad en un átomo, los electrones no deben tener localizaciones bien definidas. Por tanto, el átomo solamente puede existir si sus electrones se encuentran en localizaciones paralelas de mundos fantasmales, cada electrón ocupando de alguna manera solamente una posición en un mundo dado, pero ocupando un número infinito de posiciones en un número infinito de mundos paralelos vecinos, todo al mismo tiempo. En cierto sentido, podríamos imaginarlos como una capa de electrones paralelos flotando en un océano de posibilidades.

La analogía va aún más lejos. Dichas capas de burbujas adicionales no solo no existen en un solo universo, sino que existen en universos paralelos, universos que es posible alcanzar desde nuestro universo mediante un procedimiento que se conoce como efecto túnel cuántico (“quantum tunneling”). En tal proceso un electrón es capaz de desaparecer repentinamente de nuestro universo y aparecer en otro. Y si esa idea es válida, una buena parte de lo que conocemos hoy como fenómenos psíquicos, estados alterados de la conciencia, canalizaciones de seres conscientes, espíritus, apariciones espectrales, platillos volantes, y otros fenómenos inexplicables podrían ser explicados como información que procede, que se canaliza, desde los universos paralelos.

FRED ALAN WOLF       Universos Paralelos

EL SURGIMIENTO DE LA CONCIENCIA

Creo que la conciencia no tiene sitio alguno en el universo de la física clásica. No tiene nada que hacer en un universo que funciona como una maquinaria. Si hubiera conciencia en un mundo como ese, sería un producto derivado de la materialidad, impávida ante la totalidad de las cosas: un mero fenómeno emergente que no tiene un significado distinto al que tiene una roca a la deriva.
La física cuántica parece decirnos que aquello que elegimos observar altera, e incluso crea, lo que observamos . De modo que en una visión cuántica del mundo, tenemos alternativas, algo que yo veo como sinónimo de la conciencia. Dicho de otra manera: para que haya conciencia tiene que haber alternativas.
Pero, ¿cómo puede la elección, las alternativas, hacerse manifiesta? Para ello ha de existir la mente. En otras palabras: es intrínsecamente coherente que haya alternativas si existe la mente, de manera que las alternativas existen en la mente. La mente, y así lo creo, existe como una forma de energía transitoria en los universos paralelos. El universo que percibimos se constituye de una amalgama de estas intermitencias transitorias de energía. Las pautas crean la mente igual que crean la materia. Ambas cosas, la existencia de la materia y la percepción de esta, son la misma cosa.
Así es como la mente de cualquier ser sensible que sea capaz de percibir una realidad está capacitada para llegar a los universos paralelos y de cumplir con la tarea de elegir esa realidad.
Todo esto oculta una trampa sutil. Una vez elegida una alternativa, el que elige, como en el ejemplo del conejo en el sombrero y el bebé en el agua, está atrapado por la alternativa elegida. El que elige tiene que entrar, hacerse uno con el universo elegido. Este pensamiento me molesta, me hace sentir remordimientos. Si lo anterior es cierto, ¿tenemos realmente alguna alternativa? Si cada vez que elijo, todos mis yoes paralelos están eligiendo al mismo tiempo, en ese caso, ¿existe una verdadera elección? Si cualquier elección significa todas las elecciones, entonces puede que la variedad de alternativas no sea nada más que otra ilusión. El libre albedrío no existe, porque los resultados de la alternativa que sea elegida siempre se manifiestan. Puede que seamos máquinas después de todo, aunque existiendo en más dimensiones de las que somos conscientes en cualquier universo particular. Le pido al lector que tenga en cuenta esa posibilidad.

FRED ALAN WOLF   Universos Paralelos

CUÁNTICO LIBROS: UNIVERSOS PARALELOS, MICHIO KAKU

«En “Universos paralelos”, Michio Kaku hace gala de todo su formidable talento didáctico para enfrentarse a una de las más extrañas y excitantes posibilidades reveladas por la física contemporánea: que nos encontremos en uno más de los muchos, quizás infinitos, universos que han surgido en el Cosmos. Con un uso habilidoso de la analogía y el humor, Kaku introduce pacientemente al lector en todas las variaciones sobre los universos paralelos procedentes de la física cuántica, la cosmología y la reciente teoría M. De la mano de un experto guía, asistimos a un maravilloso recorrido por un Cosmos cuya comprensión nos fuerza a alcanzar los últimos límites de la imaginación.»

Brian Greene, autor de «El universo elegante»

«Aquellos que disfruten con un recorrido por la cosmología, los viajes en el tiempo, la teoría de cuerdas y el universo de diez u once dimensiones no encontrarán mejor guía que Michio Kaku, quien no sólo ha investigado en estas áreas, sino que a la vez sabe cómo presentar este intrigante y complejo material con un estilo fluido y accesible.»

Donald Goldsmith, autor de «The Runaway Universe»

Newton y Einstein nos liberaron de la superstición y del misticismo del pasado. El primero nos dio unas leyes precisas y mecánicas que guiaban todos los cuerpos celestes, incluido el nuestro. En realidad, las leyes eran tan precisas que los seres humanos se convirtieron en simples loros que repetían sus frases. Einstein revolucionó nuestra manera de ver el escenario de la vida. No sólo era imposible definir una medida uniforme del tiempo y del espacio, sino que el propio escenario era curvado. No sólo se sustituyó el escenario por una lámina tirante de goma, sino que además se expandió.

La revolución cuántica nos dio una imagen aún más extraña del mundo. Por un lado, el desmoronamiento del determinismo significaba que las marionetas podían cortar sus cuerdas y leer sus propias frases. Se restauró el libre albedrío, pero al precio de obtener resultados múltiples e inciertos. Esto significaba que los actores podían estar en dos lugares al mismo tiempo y que podían desaparecer y reaparecer. Se hizo imposible decir con seguridad dónde estaba un actor en el escenario o en qué momento.

Ahora, el concepto del multiverso nos ha procurado otro cambio de paradigma, según el cual la palabra “universo” podría volverse obsoleta. Con el multiverso, hay escenarios paralelos, uno encima del otro, con trampillas y túneles ocultos que los conectan. Los escenarios, en realidad, dan lugar a otros escenarios, en un proceso interminable de génesis. En cada estadio, surgen nuevas leyes de la física. Quizá sólo en un puñado de estos escenarios coincidan la vida y la conciencia.

Hoy en día somos actores que vivimos en el primer acto, al principio de la exploración de las maravillas cósmicas de este escenario. En el segundo acto, si no destruimos nuestro planeta mediante la guerra o la contaminación, podríamos ser capaces de dejar la Tierra y explorar las estrellas y otros cuerpos celestes. Pero ahora vamos tomando conciencia  de que falta la escena final, cuando la obra termina y todos los actores perecen. En el tercer acto, el escenario se vuelve tan frío que la vida se torna imposible. La única salvación posible es abandonarlo a través de una trampilla y empezar otra vez con una nueva obra y un nuevo escenario.

MICHIO KAKU, Universos Paralelos

Editorial Atalanta

EXOPOLÍTICA, EDICIÓN EN ESPAÑOL

exopolitica1La editorial Vesica Piscis ha publicado la versión en español del libro fundacional de la Exopolítica, de Alfred L. Webre. Recojo aquí un resumen de la página de Exopolitics.

La Exopolítica es un campo que abarca, por ejemplo, las implicaciones políticas, sociales y científicas el descubrimiento épocal por Andrew D. Basiago en 2008 de aparentes formas de vida en las fotografías tomadas por “Espíritu” (el robot de la NASA) en la cuenca de Columbia en Marte incluyendo humanoides y animales caminando sobre la superficie de Marte, o el previsto bombardeo por la NASA de la Luna el 9 de octubre de este año, a pesar de que existe evidencia atestiguada de civilizaciones extraterrestres sobre la base de la Luna. En resumen, la exopolítica es el estudio de las relaciones entre nuestra civilización humana aquí en la Tierra y los extraterrestres.

Exopolítica: Política, Gobierno y la Ley en el Universo, el trabajo acreditado con la fundación de la esfera de la Exopolítica, con su énfasis en la ciencia de las relaciones entre nuestra civilización y otras civilizaciones inteligentes en el multi-verso, fue escrita hace diez años en Vancouver, B.C. (Canada) por Alfred Lambremont Webre. En 2005, fue editada por Basiago, el abogado del Estado de Washington quien haría tres años después los descubrimientos de Marte, y quien también escribió un apéndice del libro que incluyen las declaraciones que confirman la hipótesis extraterrestre por decenas de distinguidos ciudadanos del mundo.

Este libro icónico está siendo publicado en una edición en español para los más de 450 millones de personas de habla hispana de todo el mundo, incluidos los 45 millones que viven en América del Norte. Civilizaciones extraterrestres incluyen civilizaciones hiper-dimensionales que viven en las dimensiones o Universos paralelos a los nuestros. La Prensa Asociada informó que en enero de 2006 “Exopolítica” había sido nominada para la palabra del año de 2005.

Vesica Piscis, una casa editorial con sucursales en España, Francia, Portugal y Alemania, ha hecho la publicación de la versión en español de Exopolitics como Exopolítica: Politica, Gobierno y la Ley en el Universo. Vesica Piscis también publica tales como los autores Rupert Sheldrake y el Dr. Fred Alan Wolf del idioma Inglés. Alfred Lambremont Webre JD MEd, autor de Exopolítica, fue director en 1977 de un proyecto de la Casa Blanca de Presidente Jimmy Carter de estudio de comunicación extraterrestre mientras que fue futurista en el Instituto de investigación de Stanford. La versión en idioma Inglés de Exopolítica está disponible en Universebooks.com.

El modelo Exopolítico del multi-verso

“El canon de la ciencia del siglo 20”, afirma Webre, “sostuvo que vida inteligente en el universo termina en la órbita geoestacionaria de la Tierra. Muchos científicos, educadores, funcionarios públicos que daron de giro de este canon fueron ridiculizados y destruidos como entidades económicas o sociales, o incluso asesinados.

Según Webre, “El modelo Exopolítico, un modelo para el siglo 21, sostiene que vivimos en un multi-verso poblado, lleno de civilizaciones inteligentes, operando en virtud de ley universal, con la mediación de la política universal. Como Terrícolas somos cada vez más conscientes de que vivimos en un universo poblado y organizado.

“Como un “meme” o pensamiento psico-social”, afirma Webre, “el modelo Exopolítico, publicado por primera vez en el libro Exopolítica, ahora guia la política pública en relación con programas clasificados del gobierno, observaciones, vigilancia, y los archivos relacionados con el fenómeno de los extraterrestres. A partir del año 2000, los gobiernos de diversas regiones del mundo han acelerado la liberación de antiguos archivos secretos y han realizado declaraciones públicas respecto de los informes de los objetos volantes no identificados (OVNIs).  Los OVNIs pueden ser del espacio extraterrestre o artesanía terrestre basada en la tecnología extraterrestre, conocida como reproducción de naves exóticas. Desde ese momento, ex funcionarios gubernamentales, expertos espaciales, pilotos y otros observadores han sancionado oficialmente también presentar a revelar sus propias experiencias y prestar testimonio en relación con la presencia de civilizaciones extraterrestres en la Tierra.”

Exopolítica en los diez años desde 1999

En un prólogo a la edición en español de Exopolítica, Webre autor escribe: “A partir de 2009, que han sido diez años desde que el libro Exopolítica fue escrito, en 1999, en Vancouver, Canadá. Exopolítica se publicó por primera vez en línea en el año 2000, a las semillas de un nuevo paradigma de la realidad humana.

“Los descubrimientos y acontecimientos de la década de intervenir sólo han servido para confirmar la validez del paradigma Exopolítico. Como el español es la lengua de mis antepasados, estoy ansioso de informar estos estos importantes descubrimientos por primera vez en español.

“Como todos los modelos”, escribe Webre, “la Exopolítica proporciona un camino para que las mentes vayan donde no han aventurado antes. El modelo Exopolítico proporciona la interfaz entre las sociedades humanas y extraterrestres. El modelo Exopolítico es una versión humana del Efecto del Mono Centenario, que sostiene que una vez 100 monos han comenzado el lavado de sus batatas en una isla, esto dará como resultado en todos los monos de todas las islas de lavar sus batatas. La Exopolítica permite a todos nosotros internalizar una verdad: que somos parte de un cosmos poblado y que nuestros vecinos están llegando a nosotros en este momento. “

Eventos de divulgación extraterrestre

La evolución en la Exopolítica desde 1999 pone de manifiesto un patrón de aceleración en la divulgación extraterrestre, así como un intento de contención de las autoridades gubernamentales.

El 9 de mayo de 2001, un grupo de testigos de organizaciones gubernamentales y de inteligencia-militar testificó sobre la presencia extraterrestre en la conferencia de prensa del Projecto de Divulgación en el Club Nacional de Prensa en Washington, DC.

Al año siguiente, 2002, vio el comienzo de la acción penal por la Marina de los EE.UU.A. contra el investigador OVNI británico Gary McKinnon, quien había expuesto una avanzada marina del espacio de los EE.UU.A. financiada por el presupuesto negro, o oculto.

En 2004, Mexico hizo divulgación de documentos relacionados con OVNIs y extraterrestres.

Esto fue seguido, en 2005, cuando Brasil, Perú y Chile también hizieron importantes revelaciones sobre los OVNIs y extraterrestres. En 2005, el Excmo. Paul Hellyer, ex Vice-Primer Ministro de Canadá que habían contribuido con un prefacio en el libro Exopolítica se convirtió en la primera gran figura del gobierno a hablar abiertamente sobre la presencia extraterrestre en la Tierra.

En 2006, Jim Sparks, uno de los secuestrados durante 18 años por los extraterrestres hiperdimensionales Gris-reptil, publicó el relato de sus secuestros y de la colaboración de los Gris-reptiles con los en sus bases militares y en la transferencia de tecnologías avanzadas, incluida la teleportación, a los militares-inteligencia de los EE.UU.A.

En 2007, el ex gobernador de Arizona Fyfe Symington publico su convicción de que en 1997 las luces de Phoenix fueron causadas por una inmensa nave espacial extraterrestre. Ese mismo año, Francia y el Reino Unido anunciaron que comenzarían a liberar archivos relacionados con OVNI y extraterrestre.

En 2008, los OVNIs y extraterrestres se convirtieron en parte de las elecciones presidenciales los EE.UU.A., cuando el entonces senador Barack Obama, el gobernador Bill Richardson, Rep. Dennis Kucinich y otros candidatos se les preguntó acerca de si creían en la vida extraterrestre o habían visto un OVNI. También en 2008, el jefe del Observatorio Vaticano dijo que la creencia en Dios y en extraterrestres era congruente.

Marte: la culminación de una década de Exopolítica

La culminación de esta casi década de Exopolítica se produjo a finales de 2008. El 12 de diciembre de 2008, el final de la cuarentena de la Tierra del planeta comenzó cuando Basiago, que principios del decenio de 1970 sirvio como un niño en el programa del gobierno de los EE.UU.A. de la exploración del tiempo-espacio, ha publicado el descubrimiento de vida en Marte, el primer trabajo para demostrar que Marte es un planeta habitado. El descubrimiento por Basiago de la vida en Marte se produjo justo a tiempo. La investigadora Barbara Hand Clow dijo que la matriz Calleman-Clow de la aceleración del tiempo del calendario maya había predicho que el final de la cuarentena planetaria de la Tierra tendrá lugar entre noviembre de 2008 y noviembre de 2009.

En 2009, la publicación official por los gobiernos nacionales de los archivos secretos relacionados con OVNIs y extraterrestres siguieron cuando Dinamarca, Suecia y Uruguay publicaron sus archivos.

El libro Exopolítica contiene un estudio de diplomacia de interés público propuesta por nuestra civilización humana con la civilización humana inteligente que viven bajo la superficie de Marte. Los asentamientos marcianos avanzados se han más plausiblemente construido antes de la catástrofe del sistema solar de 9500 AC que se produjo cuando los fragmentos de la explosión de la supernova de Vela entró a nuestro sistema solar, destruyendo gran parte de la ecología de Marte y eclipsando la gran civilización marítima de la Tierra que Platón llama “Atlantis”.

Webre estrenara el libro en español Exopolítica en una serie de presentaciones durante julio 16 al 20 en Madrid, España y en la Cumbre Europea Exopolítica en Barcelona, España el 25 de julio-26.