¿EL “EFECTO MANDELA” ES CIENCIA, CIENCIA FICCIÓN O ENGAÑO DE MASAS?

Photo by Jon Tyson on Unsplash

Lo que algunos descartan como un recuerdo erróneo podría ser un indicio de realidades alternativas

RIZ VIRK             Si usted sigue teorías inusuales en línea, probablemente ha oído hablar del Efecto Mandela. Es un fenómeno en el que un gran grupo de personas recuerda una historia diferente a la que “sabemos” que es verdadera. Puse “saber” entre comillas debido a las preguntas subyacentes que el Efecto Mandela plantea sobre la naturaleza de la realidad, la memoria y las líneas de tiempo.

El término fue acuñado por la bloguera Fiona Broome en 2009, después de escuchar muchas historias de personas que “recordaron” a Nelson Mandela muriendo en prisión en la década de 1980. Una rápida búsqueda en Internet le dirá que Mandela ganó el Premio Nobel de la Paz en 1993, se convirtió en el primer presidente de Sudáfrica después de que el apartheid terminara en 1994, y murió en 2013. Al menos en nuestra línea de tiempo.

El Efecto Mandela no sería un gran problema si no fuera porque parece que un gran número de personas tienen el “otro recuerdo” – es como si hubiera una línea de tiempo separada que recuerdan, pero ahora están todos atascados en “nuestra” línea de tiempo. ¿Es esto posible? ¿O simplemente están todos recordando mal la misma cosa?

Popular en Ciencia Ficción

Aunque su nombre es reciente, a lo largo de la historia ha habido innumerables ejemplos de este fenómeno. Las posibles explicaciones que se han dado van desde las alucinaciones masivas, a los falsos recuerdos, a los mundos paralelos, y mi favorita personal, la hipótesis de la simulación. Si estas explicaciones suenan a ciencia ficción, es porque la idea de múltiples líneas de tiempo que convergen y divergen (generalmente debido a uno o dos viajeros del tiempo) se ha convertido en un tropo común en la ciencia ficción.

En toda buena historia de viaje en el tiempo, alguien retrocede en el tiempo e intenta cambiar algo. Ya sea que esa persona sea el villano (como en el programa Timeless) o el héroe (como en el Dr. Who) es algo que se puede interpretar. En casi todos los casos, sin embargo, cambiar el pasado termina por cambiar algo en el presente. Esperemos que para mejor, pero a veces para peor. Las personas que retrocedieron en el tiempo suelen recordar de antemano cómo era la línea de tiempo, pero los demás no lo hacen. Sólo conocen la nueva realidad, felizmente sin darse cuenta de que algo ha “cambiado”. Cuando es el Dr. Who y sus compañeros los que salvan al mundo de una cierta toma de posesión por un pícaro señor del tiempo, por ejemplo, o Sarah y John Connor impiden que las máquinas se apoderen del mundo, esta falta de memoria por parte del público en general es el efecto deseado.

Pero a veces este cambio no es deseable, dejando a los que “recuerdan” ambas líneas temporales en un dilema. En un famoso episodio de Star Trek: The Next Generation llamado “El Enterprise de ayer”, el Capitán Picard y su tripulación del Enterprise-D se encuentran con una versión viajera en el tiempo de su predecesor, el Enterprise-C, que se había presumido destruido durante un enfrentamiento con los Klingons. Picard y su tripulación decidieron salvar el Enterprise-C, y como resultado de esa decisión, en un instante, todo cambia. La federación ya no es una organización pacífica y Picard es un capitán de guerra. Sólo el alienígena Guinan (interpretado por Whoopi Goldberg), que tiene una especie de sexto sentido sobre la realidad y las líneas de tiempo, ve que algo está mal y que la realidad ha cambiado.

Figura 1: Una línea de tiempo alternativa en un famoso episodio de “Star Trek: La Próxima Generación”, causado por el paso del tiempo.

Aunque hay muchos ejemplos de un pequeño grupo de personas que recuerdan ambas versiones de la “realidad” en la ciencia ficción, no hay tantos ejemplos en los que un grupo (digamos la mitad de la humanidad) recuerda una línea de tiempo y otro grupo (digamos la otra mitad) recuerda otra línea de tiempo, ofreciendo dos visiones conflictivas de la realidad.

El escritor de ciencia ficción Philip K Dick era un fanático de la teoría de que la realidad estaba siendo cambiada de alguna manera, de grandes y pequeñas maneras. De hecho, cuando entrevisté a su esposa, Tessa B. Dick como parte de mi investigación para mi libro, La Hipótesis de Simulación, ella me dijo que él creía en la línea de tiempo en la que las potencias del Eje habían ganado la guerra, y escribió El Hombre en el Castillo (ahora una popular serie de Amazon) debido a sus recuerdos de ambas líneas de tiempo – incluyendo nuestra línea de tiempo en la que los Aliados ganaron la guerra. También afirmó que a veces se hacían cambios mucho más pequeños en la realidad, y se suponía que no debíamos recordar estos “ajustes” (como el cambio de una cadena de luces a un interruptor de luz), lo que lo motivó a escribir “El Equipo de Ajuste“, una historia corta que fue la base de la exitosa película The Adjustment Bureau (Destino Oculto en España) protagonizada por Matt Damon y Emily Blunt.

¿Philip K. Dick tenía razón? ¿Es el Efecto Mandela algún tipo de fallo en la matrix? ¿O es simplemente explicable como un caso de unas pocas personas que recuerdan mal algún evento? Antes de buscar respuestas a esa pregunta, veamos las diversas categorías de eventos que están siendo mal recordados.

Más ejemplos del Efecto Mandela

En su sitio web, Fiona Broome y otros han recogido muchos ejemplos de este efecto, en los que un gran número de personas recuerdan las cosas de forma diferente a como sucedieron en realidad. La propia Broome señala que la frase se ha convertido en algo habitual. Incluso se hizo referencia a ella en la reciente reencarnación de los Expedientes X y se ha convertido en un meme de Internet.

Me gusta dividir estos ejemplos en cuatro categorías, con varios niveles de credibilidad:

1 Grandes eventos/muertes. Los ejemplos más sorprendentes son aquellos que involucran eventos inexistentes que muchas personas recuerdan haber sucedido, como el funeral de Mandela. De manera similar, muchas personas recuerdan al predicador Billy Graham muriendo en la década de 1990 y a Bill Clinton hablando en su funeral. Este tipo de “eventos históricos” son quizás el aspecto más preocupante del Efecto Mandela porque son más difíciles de explicar como un simple error.

2 Relacionado con la televisión y el cine. Tanto el cine como la televisión (especialmente antes de la proliferación de los canales de televisión por cable e Internet) son una parte de nuestra cultura moderna que es bastante universal, especialmente porque las películas se estrenan ahora internacionalmente en las mismas fechas. Hay varios subtipos del Efecto Mandela relacionados con el cine y la televisión. El más simple es el recuerdo erróneo de líneas – por ejemplo, en El Imperio Contraataca, muchos recuerdan: “Luke, soy tu padre”, pero lo que Darth Vader realmente dijo fue “No, yo soy tu padre”. A veces hay escenas que la gente recuerda pero que en realidad no existían – por ejemplo en la película Risky Business, muchos recuerdan a Tom Cruise bailando en ropa interior, con gafas de sol. De hecho, él usó gafas de sol en la película, pero no en esa escena. Probablemente el ejemplo más sorprendente del Efecto Mandela en este ámbito es que mucha gente recuerda una película de los años 90 protagonizada por Shaquille O’Neal llamada Shazaam. La película se llamaba en realidad Kazaam.

3 Religioso/Escrituras. Hay toda una subcultura ahora que se dedica a ver “cambios” en la Biblia desde que aprendieron los versículos cuando eran niños. Uno de los más preocupantes es cuando la gente recuerda los versos de la Biblia de manera diferente. Ahora bien, si se tratara simplemente de una frase al azar de un libro al azar, eso sería una cosa, pero la gente religiosa y los predicadores hacen un gran esfuerzo para recordar los pasajes de la Biblia exactamente como están escritos (o al menos como están traducidos a su idioma). Uno de los más famosos es “El león yacerá con el cordero”. – si miras en cualquier Biblia en Isaías 11:6, en realidad dice “El lobo vivirá con el cordero”. Hay personas que creen que alguien o alguna fuerza está realmente cambiando los versículos de la Biblia al interferir con nuestra realidad, y hay muchos sitios web dedicados a señalar esto. ¿Ha cambiado realmente la Biblia desde que fue memorizada por estas personas religiosas?

4 Miscelánea y errores ortográficos. El conjunto final de errores ortográficos incluye varios subtipos. Uno de los ejemplos más comunes del Efecto Mandela es una palabra que no se escribe como la recordamos. Por ejemplo, los Osos Berenstain son recordados por muchas personas como los “Osos Berenstein“. Además, mucha gente recuerda al tipo del Monopoly que llevaba un monóculo, pero nunca lo hizo. El Sr. Peanut, por otro lado, tiene un monóculo. ¿Y recuerdas la mantequilla de cacahuete de Jiffy? Nunca existió. Siempre se ha llamado mantequilla de cacahuete Jif.

¿Qué causa el Efecto Mandela y es real?

Muchos de los principales científicos descartan el Efecto Mandela como una simple cuestión de memoria imperfecta. Pero, ¿cuál es la naturaleza de este mal recuerdo que haría que tantas personas estuvieran tan seguras de sus recuerdos, con detalles que es poco probable que se hayan inventado?

Aunque se ha investigado bastante sobre cómo formamos los recuerdos y los almacenamos en el cerebro, todavía no entendemos del todo cómo funciona la memoria. Esto significa que cualquier teoría sobre el Efecto Mandela debe seguir siendo sólo eso: una teoría. Echemos un vistazo a las teorías prevalecientes que se han presentado sobre esto.

Resulta que al examinarlo, aunque muchos comentaristas lo han hecho, no creo que se puedan hacer generalizaciones amplias sobre los orígenes y el significado (si es que hay alguno) del Efecto Mandela. La razón por la que me gusta dividir los ejemplos en categorías es que es posible que las diferentes categorías se presten más fácilmente a una teoría o explicación particular.

Comencemos con las explicaciones más simples de los eventos más sencillos y luego pasemos a los más complicados, que pueden requerir teorías más complicadas para ser explicadas completamente.

1. Simple Error

Los ejemplos más sencillos, incluyendo la redacción y los errores gramaticales, como el caso de los Osos Berenstain, son muy probablemente el resultado de simples errores. Hay un ejercicio común en el que se pide a la gente que lea en voz alta esta frase sobre París en primavera:

ME ENCANTA

PARÍS EN LA

LA PRIMAVERA

Es posible que no se dé cuenta de la palabra adicional en la oración a menos que señale cada palabra mientras la dice. Cuando estamos leyendo, a menudo nos saltamos palabras, o permitimos que nuestra mente las complete. Un estudio del 2011 en el Journal of Experimental Psychology: Human Perception and Performance (Revista de Psicología Experimental: Percepción y Desempeño Humano) mostró que las palabras que se saltan se llenan en un 8% a 30% del tiempo. Un factor importante en este estudio fue la predictibilidad y la longitud de la palabra – ya que la palabra repetida, en este caso, es muy corta y común (“la”), a menudo es pasada por alto por un cierto porcentaje de personas. ¿Y las letras? Como el profesor asociado de la Universidad Estatal de Arizona, Gene Brewer, PhD, explicó a Mental Floss: “Cuando recuerdas un evento, utilizas los recuerdos a su alrededor, tomando elementos o partes de otros eventos y ajustándolos donde tienen sentido”. Una explicación probable de la mala ortografía de Berenstain y Jif es que los niños pueden haberla escrito mal, e incluso los artículos de los periódicos y las publicaciones escolares pueden haberla escrito mal.

Es muy probable que los pequeños errores ortográficos y los recuerdos de nombres varios se puedan explicar por este tipo de “problemas de memoria”, pero ¿qué pasa con los eventos más grandes?

2. Falsos recuerdos intencionales

Aquí es donde empezamos a especular más sobre las razones y causas del Efecto Mandela. Los psicólogos han descubierto que contarle a la gente un evento falso puede hacer que lo recuerden como verdadero. Esto ha sucedido en casos judiciales y en experimentos de prueba. El profesor de psicología de la Universidad de Virginia, Jim Coan, creó el procedimiento de “perdido en el centro comercial” cuando era estudiante en Washington. Coan describió los eventos de su infancia a los miembros de su familia, incluyendo uno sobre su hermano que se “perdió en el centro comercial”. Su hermano más tarde tomó eso como un verdadero acontecimiento, aunque no lo fue. La técnica fue aplicada a un mayor número de personas por su profesora, la psicóloga Elizabeth Loftus, quien encontró que hasta el 25% de los participantes recordaban algo que era falso.

Aunque puede haber cierta validez en la idea de que los falsos recuerdos pueden implantarse de esta manera, esto significaría que alguien estaba específicamente tratando de plantar estas historias falsas para que un gran número de personas pudieran recordarlas como “verdaderas”. En el caso de la muerte de Mandela, esto no parece una explicación razonable. A menos que hubiera varios medios de comunicación, como periódicos, televisión y radio, que estuvieran “involucrados”, ya sea informando sobre su muerte en los años 80 (o diciendo más tarde que informaron sobre su muerte en los años 80), esta explicación no se sostiene.

¿Hay otras formas en que los falsos recuerdos se pueden unir? En el mismo artículo de Independent, describen el procedimiento Deese-Roediger-McDermott que permite que palabras estrechamente relacionadas (como “cama” y “almohada”) sugieran otras palabras (como “dormir”) que no estaban en la lista, pero que los participantes recuerdan como si estuvieran en la lista. Estdría deberse a una falla de la memoria y a cómo funciona a través de la asociación. Pero de nuevo, aunque esta explicación parece ser válida para los errores simples, es improbable que pueda ser responsable de eventos importantes, donde la gente recuerda a Bill Clinton y otros presidentes honrando a Billy Graham en su funeral, y algunos recuerdan haberlo discutido con sus familiares mucho antes de su muerte real.

Una explicación más de ciencia ficción sería que algún súper-psiquiatra fuera de nuestro ámbito normal estaba implantando falsos recuerdos en los cerebros de un subconjunto de la población como parte de algún experimento. Ahora estamos de vuelta en el reino de las novelas de Philip K. Dick, donde los falsos recuerdos ocupan un lugar prominente. Estas ideas fueron llevadas adelante en adaptaciones cinematográficas de la obra de Dick como Blade Runner, donde la androide Rachel recibe falsos recuerdos de una infancia que nunca tuvo, y Desafío Total, donde el personaje de Arnold Schwarzenegger es capaz de tomarse unas “vacaciones” simplemente implantando recuerdos en su mente.

¿Qué propósito habría para implantar falsos recuerdos en un gran porcentaje de la población? Sólo podemos especular.

3. Múltiples líneas de tiempo y viajeros en el tiempo

Una explicación popular, que muchos creen que está directamente en el reino de la ciencia ficción (que por supuesto a veces se convertirá en la futura ciencia), es la de las múltiples líneas de tiempo. En esta explicación, los eventos que la gente recuerda de manera diferente en realidad ocurrieron de manera diferente, pero en otra línea de tiempo. Note que esta explicación no requiere estrictamente un número infinito de universos (el concepto de multiverso) por sí mismo – sólo requiere más de una línea de tiempo que se “fusiona” con la línea de tiempo original o es cambiada, incluso después del hecho, por viajeros del tiempo.

Hablando de Philip K. Dick, cuando entrevisté a su esposa Tessa, ella me dijo que él creía que estaba en contacto con algunos seres que podían “cambiar la línea de tiempo”. Además de cambiar la línea de tiempo en relación con la Segunda Guerra Mundial, afirmaron haber evitado el asesinato de John F. Kennedy en múltiples lugares, incluyendo Orlando y Dallas. En cada una de estas líneas de tiempo alternativas, JFK fue asesinado en otro lugar, o hubo otros resultados indeseables (como una guerra nuclear), así que dejaron que el asesinato de JFK en la línea de tiempo de Dallas (la línea de tiempo que la mayoría de nosotros recordamos) prosiguiera. Sería interesante determinar si hubo algún grupo de personas que recuerden que JFK fue asesinado en otra ciudad que no sea Dallas. Una rápida búsqueda en Internet revela que hay muchos que recuerdan los detalles del asesinato de forma diferente (incluyendo algunos que recuerdan haber visto un arma en la mano de Jackie Kennedy, lo que obviamente no ocurrió, al menos en nuestra línea de tiempo).

Figura 2: Fusión de las líneas de tiempo A y B

La Figura 2 muestra cómo el Efecto Mandela puede explicarse requiriendo dos líneas de tiempo, las cuales se fusionan para formar una línea de tiempo superviviente. Si la línea de tiempo B es la “línea de tiempo consensuada”, aquellos que fueron parte de la línea de tiempo A recordarán los eventos de forma diferente al resto del mundo.

¿Qué podría explicar esta discrepancia? Ahora volvemos a las áreas desordenadas de la conciencia y la memoria – aunque las líneas de tiempo se fusionaron, los recuerdos no fueron cambiados automáticamente (como lo fueron en Star Trek: el episodio de TNG, “La empresa de ayer”).

Otra pregunta: Si la línea de tiempo B es la línea de tiempo de consenso, ¿qué pasó con la línea de tiempo A? ¿Desapareció por completo o todavía existe, tal vez con el Efecto Mandela en esa línea de tiempo, y algún subconjunto de personas que recuerdan que Mandela vivió hasta 2013, cuando la opinión consensuada es que en realidad murió en la década de 1980 en prisión.

Siguiendo el enfoque inspirado por Dick, una explicación esotérica que encaja en la teoría de las múltiples líneas de tiempo es que hay viajeros del tiempo que regresan y “cambian” las cosas, haciendo que no recordemos la línea de tiempo anterior. En este ejemplo, Mandela sí murió en la década de 1980 en prisión pero esto condujo a una línea de tiempo insatisfactoria, por lo que algunos viajeros del tiempo regresaron y “cambiaron la historia”, evitando que muriera. Pero debido a un fallo en el funcionamiento de nuestra conciencia y memoria, un cierto porcentaje de personas todavía recuerdan la antigua línea de tiempo, que ya no existe. Esto se muestra en el lado derecho de la Figura 2.

4. Universos paralelos y el Multiverso

Una explicación relacionada de la indeterminación cuántica en la física cuántica es que hay múltiples universos paralelos y que el universo se ramifica cada vez que se toma una decisión. Aunque esto suena a ciencia ficción, es una de las posibles explicaciones aceptadas para el colapso de la onda de probabilidad en la física cuántica, que todavía no tiene, después de muchas décadas, una explicación satisfactoria. Si hay múltiples universos – lo que se denomina la teoría del multiverso en la cultura popular (y la MWI, o interpretación de muchos mundos, en la académica) – entonces habría universos en los que se dan un número infinito de posibilidades, incluyendo la muerte prematura de Mandela, Graham y quizás muchas otras figuras prominentes.

¿Podría el Efecto Mandela consistir simplemente en recordar uno de los muchos universos? Dado que el papel de la conciencia no se entiende bien, la relación entre una persona en el Universo A versus el Universo B no ha sido realmente definida en el modelo del multiverso. Dado que teóricamente se ramificaron de la misma persona en algún momento, ¿podrían compartir recuerdos o funciones cognitivas?

Nótese que en esta interpretación es un poco diferente a la tesis del viajero en el tiempo o de la línea de tiempo única (donde sólo hay una línea de tiempo a la vez, que está siendo manipulada). En el caso del multiverso, todas las posibilidades existen como universos separados. Sucede que estamos en el que Mandela estuvo vivo hasta 2013, mientras que los otros todavía existen.

5. La elección retardada y el futuro que afecta al pasado

Si los universos paralelos no fueran lo suficientemente extraños, la extrañeza de la física cuántica ha producido teorías aún más sorprendentes, algunas de las cuales han sido confirmadas por experimentos. En la década de 1960, John Wheeler propuso el experimento de elección retardada, donde se preguntaba si una elección hecha en el futuro podría afectar al pasado. Si una partícula pasa por una de varias elecciones en un experimento de doble rendija, y luego tiene que hacer más elecciones después, ¿podría la observación de una de esas elecciones en el futuro, afectar realmente a cuál de las rendijas atravesó en el pasado? La respuesta parece ser sí. Un equipo de investigación italiano realizó una versión del experimento de elección retardada en la que un fotón atravesó una (o ambas rendijas si era en forma de onda) y luego fue enviado (o no enviado) a un satélite a más de 1.000 millas de distancia. Resulta que la observación de la partícula en el satélite pareció impactar en la rendija por la que pasó.

Adam Curry, un antiguo investigador del laboratorio de Investigación de Anomalías de Ingeniería de Princeton (PEAR), postuló que el Efecto Mandela podría estar ocurriendo como una versión extraña del experimento de elección retardada. Curry intentó reproducir el efecto haciendo que un grupo de personas fueran al parque A o al B el lunes, y que un evento futuro (digamos el lanzamiento de una moneda el viernes siguiente, por ejemplo) influyera en el parque al que fueran. Aunque este no fue un proyecto de investigación formal revisado por pares, y los resultados no fueron concluyentes, esta es un área que merece más atención. ¿Es posible que al observar que Mandela se convirtió en Presidente de Sudáfrica y el fin del apartheid, eso afectó el evento pasado: en este caso, ¡nosotros somos los viajeros del tiempo y no se requiere ninguna TARDIS o dispositivo de viaje en el tiempo!

6. La Hipótesis de la simulación

Ahora llegamos a la que es mi explicación favorita del Efecto Mandela: que estamos viviendo en una realidad generada por ordenador, o en una simulación, como un videojuego, y por lo tanto, como cualquier juego, los “parámetros” pueden ser cambiados, pero el hecho de que los parámetros puedan ser cambiados no significa que sea un proceso perfecto.

Al igual que un servidor de warcraft que puede ser reseteado, los simuladores tienen control sobre ciertos eventos en nuestro MMORPG en curso. Note que esto no excluye algunas de las otras posibilidades aquí, simplemente provee una explicación de cómo las líneas de tiempo pueden ser cambiadas sin requerir viajeros del tiempo, per se.

Hay toda una rama de las matemáticas, llamada teoría del caos, que se formó al notar que las simulaciones pueden tener resultados radicalmente diferentes con ligeras variaciones en las condiciones iniciales. Este es el famoso efecto “mariposa” (en el que una mariposa que agita sus alas en Shangai afecta al mercado de valores de Londres al día siguiente). El nombre más formal es “sensibilidad a las condiciones iniciales”. Las simulaciones a las que se refería la teoría del caos eran típicamente procesos deterministas, es decir, procesos que no necesariamente tienen valores aleatorios o de libre elección, pero que aún así requerían simulaciones para llegar al resultado final que resultara de cualquier cambio, por pequeño que fuera.

En la Hipótesis de Simulación, todos podríamos ser Personajes No Jugables (PNJ) en un proceso determinista con cierto nivel de aleatoriedad que los simuladores están observando para ver “dónde terminamos”. Siempre que hay un resultado deseado que no les gusta, simplemente restauran el juego a un punto anterior y ajustan los parámetros. A través de algún fallo en el código, un cierto porcentaje de gente puede estar todavía accediendo a las localizaciones de memoria que estaban presentes en la ejecución anterior de la simulación (y que por alguna razón no han sido reescritas). Esto podría ser debido a un fallo en el código, o como cualquier desarrollador de software te dirá, simplemente dejas los viejos valores en la memoria sin “borrarlos” y escribes las nuevas memorias en una ubicación diferente. En el lenguaje de la informática y los algoritmos, un ineficiente algoritmo de recolección de basura podría ser suficiente para explicar el Efecto Mandela.

Incluso en la versión de la Hipótesis de Simulación en la que no todos somos PNJ, que yo llamo la versión RPG (juego de rol), o la versión Matrix, la conciencia es más complicada que las simples localizaciones de memoria en un chip de ordenador. En esta versión, la conciencia existe fuera de la simulación – al igual que puedes recordar diferentes juegos de ajedrez o World of Warcraft, es posible que las personas que recuerdan una línea de tiempo diferente estén accediendo a los recuerdos de su “jugador” en lugar del “avatar” que se está jugando en la ejecución actual de la simulación. Debido a que los jugadores tienen cierto nivel de libre albedrío, los simuladores necesitarían cambiar algunos parámetros y “ver cómo se desarrolla el juego”.

En esta versión, las diferentes líneas de tiempo o universos paralelos existen como posibilidades o como “ejecuciones previas” de la simulación. Hay una interpretación de la física cuántica que dice que la extrañeza de la indeterminación cuántica, la cuestión de la onda vs. la partícula, sólo existe porque la onda es lo que sucedería si se ejecutara el mismo proceso varias veces, y sólo estamos viendo “una ejecución” del proceso. Esto implica que la realidad podría ser una simulación generada por computadora donde cada evento individual podría ser “reejecutado”.

Vale la pena investigar más

Aunque muchos han descartado el Efecto Mandela como simples errores de memoria, creo que vale la pena analizarlo más a fondo tanto desde el punto de vista científico como tecnológico. Al clasificar diferentes ejemplos del efecto, podemos reducir los casos en los que podría haber una explicación razonable y trivial frente a los casos en los que un simple error de memoria no es suficiente para explicar lo que un gran grupo de personas recuerda. Al investigar en esto de manera seria, podemos aprender más sobre la conciencia humana y posiblemente más sobre el extraño y misterioso universo que nos rodea.

Al profundizar en la teoría cuántica y en la teoría de la simulación, podemos descubrir que el Efecto Mandela no es una anomalía extraña, sino que nos proporciona casos límite a los que debemos prestar atención. Al igual que las ideas de Einstein sobre la relatividad ocurrieron en los casos límite de las teorías de Newton sobre cómo funcionaba el universo, es posible que el Efecto Mandela nos esté proporcionando casos límite que podrían revolucionar nuestra comprensión de cómo funciona el universo y nuestro lugar dentro de él.

RIZ VIRK                      ONE ZERO

Rizwan Virk es el fundador de Play Labs @ MIT, un acelerador de videojuegos, y el autor de The Simulation Hypothesis: Un científico informático del MIT muestra por qué la IA, la física cuántica y la mística oriental están de acuerdo en que estamos en un videojuego

LAS PARADOJAS DEL VIAJE EN EL TIEMPO

MICHIO KAKU    Tradicionalmente, una razón por la que los físicos descartaban la idea del viaje en el tiempo era la de las paradojas del tiempo. Por ejemplo, si uno viaja atrás en el tiempo y mata a sus padres antes de nacer, su nacimiento es imposible. Por tanto, nunca se puede ir atrás en el tiempo para matar a los padres. Esto es importante, porque la ciencia se basa en ideas lógicamente coherentes; una paradoja de tiempo genuina sería suficiente para descartar totalmente el viaje en el tiempo.

Estas paradojas del tiempo pueden agruparse en varias categorías:

Paradoja del abuelo. En esta paradoja, se altera el pasado de tal modo que se hace imposible el presente. Por ejemplo, si uno va al pasado lejano para encontrar a los dinosaurios, se encuentra accidentalmente con un mamífero pequeño y peludo que es el antepasado original de la humanidad. Si destruye a su antepasado, lógicamente no puede existir.

Paradoja de la información. En esta paradoja, la información viene del futuro, lo que quiere decir que puede no tener origen. Por ejemplo, digamos que un científico crea una máquina del tiempo y después vuelve atrás en el tiempo para darse a sí mismo de joven el secreto del viaje en el tiempo. El secreto del viaje en el tiempo no tendría origen, porque la máquina del tiempo que posee el científico joven no fue creada por él, sino que le fue ofrecida por sí mismo siendo más viejo.

Paradoja del fraude. En este tipo de paradoja, una persona sabe cómo será el futuro y hace algo que vuelve imposible este futuro. Por ejemplo, uno hace una máquina del tiempo para que lo lleve al futuro y ve que está destinado a casarse con una mujer llamada Jane. Sin embargo, en un arrebato, decide casarse con Helen, y de este modo hace imposible su propio futuro.

La paradoja sexual. En este tipo de paradoja, uno es su propio padre, lo cual es una imposibilidad biológica. En una historia escrita por el filósofo británico Jonathan Harrison, el protagonista de la historia no sólo es su propio padre, sino que además se canibaliza a sí mismo. En el relato clásico de Robert Heinlein «Todos ustedes, zombis», el protagonista es al mismo tiempo su madre, su padre, su hermana y su hijo; es decir, un árbol familiar él solo. (Véanse las notas para más detalles. Resolver la paradoja sexual es en realidad bastante delicado, porque requiere conocimientos tanto del viaje en el tiempo como de la mecánica del ADN).

En El fin de la eternidad, Isaac Asimov imagina una «policía del tiempo» que se encarga de impedir estas paradojas. Las películas de Terminator dependen de una paradoja de la información: los científicos estudian un microchip recuperado de un robot del futuro y después crean una raza de robots que adquieren conciencia y se apoderan del mundo. En otras palabras, el diseño de estos superrobots no fue creado por un inventor; simplemente salió de un fragmento de desechos de uno de los robots del futuro. En la película Regreso al futuro, Michael J. Fox lucha por evitar una paradoja del abuelo cuando vuelve atrás en el tiempo y conoce a su madre de adolescente, que se enamora locamente de él. Si ella rechaza los avances del futuro padre de Fox, su misma existencia queda amenazada.

Los guionistas infringen voluntariamente las leyes de la física cuando escriben sus éxitos de taquilla, pero en la comunidad de físicos estas paradojas se toman muy en serio. Cualquier solución de estas paradojas debe ser compatible con la relatividad y la teoría cuántica. Por ejemplo, para ser compatible con la relatividad, el río del tiempo simplemente no puede terminar. No puede ponerse un dique al río del tiempo. El tiempo, en la relatividad general, está representado por una superficie suave y continua y no puede ser rasgado ni roto. Puede cambiar de topología, pero no puede detenerse. Esto significa que si uno mata a sus padres antes de nacer, no puede simplemente desaparecer. Esto violaría las leyes de la física.

Actualmente, los físicos se congregan alrededor de dos soluciones posibles a estas paradojas del tiempo. Primero, el cosmólogo ruso Igor Novikov cree que estamos obligados a actuar de manera que no ocurran paradojas. Su aproximación se llama la «escuela de la autocoherencia». Si el río del tiempo se curva suavemente y retrocede creando un remolino, él sugiere que una «mano invisible» de algún tipo intervendría si fuéramos a saltar hacia el pasado y estuviésemos a punto de crear una paradoja del tiempo. Pero la aproximación de Novikov presenta problemas con el libre albedrío. Si volvemos atrás en el tiempo y conocemos a nuestros padres antes de nacer, podríamos pensar que tenemos libre albedrío en nuestras acciones; Novikov cree que una ley de la física no descubierta impide cualquier acción que cambie el futuro (como matar a los padres o impedir el propio nacimiento). Y señala: «No podemos enviar a un viajero del tiempo de regreso al Jardín del Edén para pedirle a Eva que no coja la manzana del árbol».

¿Cuál es esta fuerza misteriosa que nos impide alterar el pasado y crear una paradoja? «Una limitación como ésta sobre nuestro libre albedrío es poco habitual y misteriosa, pero no puede decirse que no tenga parangón», escribe. «Por ejemplo, mi voluntad puede ser andar por el techo sin la ayuda de algún equipo especial. La ley de la gravedad me impide hacerlo; si lo intento me caeré, de modo que mi libre albedrío está limitado.»

Pero las paradojas del tiempo pueden ocurrir cuando la materia inanimada (sin libre albedrío en absoluto) es enviada al pasado. Supongamos que justo antes de la histórica batalla entre Alejandro Magno y Darío III de Persia en el año 330 a. C., enviamos ametralladoras atrás en el tiempo y damos instrucciones de cómo usarlas. Cambiaríamos potencialmente toda la historia europea subsiguiente (y podríamos encontrarnos hablando una versión del idioma persa en lugar de una lengua europea).
En realidad, incluso la más pequeña perturbación en el pasado puede causar paradojas inesperadas en el presente. La teoría del caos, por ejemplo, utiliza la metáfora del «efecto mariposa». En momentos críticos de la formación del clima en la Tierra, incluso el aleteo de una mariposa envía ondas que pueden inclinar el equilibrio de fuerzas y provocar una fuerte tormenta. Hasta los objetos inanimados más pequeños enviados hacia el pasado lo cambiarán inevitablemente de maneras impredecibles, dando lugar a una paradoja del tiempo.

Una segunda manera de resolver la paradoja del tiempo es si el río del tiempo se bifurca suavemente en dos ríos, o ramas, que forman dos universos distintos. En otras palabras, si uno volviera atrás en el tiempo y disparara a sus padres antes de nacer, mataría a personas que genéticamente son idénticas a sus padres en un universo alternativo, un universo en el que nunca nacerá. Pero sus padres en su universo original no se verían afectados.

Esta segunda hipótesis se llama «teoría de muchos mundos»: la idea de que podrían existir todos los mundos cuánticos posibles. Esto elimina las divergencias infinitas que encontró Hawking, ya que la radiación no atraviesa repetidamente el agujero de gusano como en el espacio de Misner. Sólo la atraviesa una vez. Cada vez que pasa a través del agujero de gusano, entra en un nuevo universo. Y esta paradoja lleva quizás a la cuestión más profunda en la teoría cuántica: ¿cómo puede un gato estar vivo y muerto al mismo tiempo?

Para responder a esta pregunta, los físicos se han visto obligados a barajar dos soluciones extravagantes: o bien hay una conciencia cósmica que nos vigila a todos, o bien hay un número infinito de universos cuánticos.

MICHIO KAKU                                 Dos Disparos

Michio Kaku Nacido en 1947 en Estados Unidos, de padres japoneses, Michio Kaku es un eminente físico teórico, uno de los creadores de la teoría de campos de cuerdas. Apadrinado por Edward Teller, que le ofreció la beca de ingeniería Hertz, se formó en Harvard y en el Laboratorio Nacional Lawrence Berkeley de la Universidad de California, donde obtuvo el doctorado en Física en 1972. Desde hace casi treinta años ocupa la cátedra Henry Semat de Física Teórica en la Universidad de Nueva York y es uno de los divulgadores científicos más conocidos del mundo; presenta dos programas de radio y participa en espacios de televisión y documentales. Es autor de decenas de libros, algunos de ellos traducidos al castellano.

LA CIENCIA SIGUE AL CINE DE VIAJES EN EL TIEMPO (VIRTUALES)

realidad-aplicacion-psicologia-Foto-Youtube_EDIIMA20140829_0157_13La ciencia pisa los talones al cine de viajes en el tiempo (pero de forma virtual)

Un programa en 3D que podría ayudar a pacientes con estrés postraumático a aceptar sus errores parece seguir las premisas de varias películas de Hollywood sobre viajes temporales al pasado.

Desde la antigüedad, el hombre siempre soñó con volar, y lo logró con un globo de aire caliente en el siglo XVIII. Dos centurias después, consiguió satisfacer el anhelo de viajar al espacio y poner el pie en la Luna. Superados esos dos límites ancestrales, la mayor meta de la humanidad en los viajes está ahora en romper las barreras del tiempo: ir hacia el futuro o hacia el pasado. Un sueño milenario como los anteriores, pero que de momento sólo ha satisfecho en el cine… O en la realidad virtual, cómo se verá más adelante, en un ejemplo de que la ciencia, a veces, parece seguir los pasos del séptimo arte.

Los viajes en el tiempo son una constante en la gran pantalla, y no hay más que ver la saga ‘ Terminator’, con los ‘cyborgs’ viajando del futuro al presente para eliminar a Sarah Connor y a su hijo John porque se convertirá en el futuro líder de la humanidad en la guerra contra las máquinas.

Otra popular saga es la de ‘ Regreso al futuro’, en la que el personaje de Marty McFly (Michael J. Fox) viaja al pasado o al futuro conduciendo un Delorean para resolver diversos enredos familiares, aunque el primer lío lo provoca él mismo sin querer porque su madre se enamora de él, y no de su padre, en una variante divertida de la conocida como paradoja del abuelo.

Esa misma paradoja se aborda en ‘ Looper’, en la que el personaje encarnado por Joseph Gordon-Levitt, un asesino a sueldo que viaja en el tiempo, se niega a realizar su último encargo, prefijado desde que eligió su profesión: matar a su yo futuro, al que da vida el actor Bruce Willis.

LO QUE DICE LA CIENCIA DE LOS VIAJES EN EL TIEMPO

Según la teoría de la relatividad de Albert Einstein, viajar en el tiempo hacia el futuro es muy complicado pero no imposible, porque el tiempo se ralentiza o acelera en función de la rapidez a la que se mueva un objeto con respecto a otra cosa. Según este científico, si el objeto viaja suficientemente rápido, por encima de la velocidad de la luz (300.000 kilómetros por segundo), puede ir al futuro. En la paradoja de los gemelos, el científico explicó que un gemelo que se quedase en la Tierra envejecería más rápido que uno que viajara en una nave espacial. J. C. Hafele y R. Keating demostraron esta teoría con relojes atómicos de cesio que montaron en varios aviones, y que se retrasaron un poco respecto a otro situado en la Tierra.

Otro ilustre científico, Stephen Hawking, asegura que si el hombre fuera capaz de construir una nave gigantesca (por la enorme cantidad de combustible que iba a necesitar), y que viajase a 1.000 millones de kilómetros por hora, el traslado en el tiempo sería posible. A la máxima velocidad, cada día en la nave equivaldría a un año en la Tierra. Siempre hacia adelante en el tiempo porque tanto la masa como la energía total son positivas.

De esta forma, los viajes hacia atrás en el tiempo sólo son posibles en el cine porque, como dice el propio Hawking, la ausencia de turistas venidos del futuro parece evidenciar que no hay (ni habrá) tecnología alguna que lo permita. Sin embargo, en el plano virtual sí que es posible. Un grupo de investigadores españoles ha creado un simulador cuántico que permite romper las teorías de Einstein y, jugando de forma virtual con las partículas subatómicas, crear el efecto antes que la causa. Más cercano y comprensible es el programa de realidad virtual creado por Doron Friedman y sus colaboradores, un proyecto que parece acercar la ciencia a los viajes temporales y el cine de ciencia ficción.

REALIDAD VIRTUAL PARA SALVAR VIDAS (VIRTUALES)

Treinta y dos participantes se metieron en un mundo virtual que representaba la galería de un museo. Su función allí era controlar el ascensor que utilizaban los visitantes tridimensionales para acceder a la segunda planta. Sin embargo, uno de ellos resultaba ser un criminal que, al llegar, disparaba a sangre fría asesinando a cinco personas, tres de las cuales había subido el protagonista con el ascensor.

Al ver qué sucedía con la llegada del pistolero, los participantes tenían la oportunidad de volver al pasado para tratar de evitar la masacre. Entonces, surgía el dilema moral.

Las opciones eran tres y casi siempre había alguna víctima: evitar que los visitantes subieran al segundo piso y que así el asesino no acabara con ellos (mataría entonces a las dos personas que ya estaban arriba); hacer sonar la alarma al entrar el homicida en el ascensor (entonces mata a la persona que hay en la primera planta); o detener el elevador a mitad de trayecto cuando el criminal está subiendo (nadie muere).

El objetivo del estudio era comprobar si las personas cambiaban sus acciones al volver al pasado en ese entorno virtual en 3D. Los resultados, publicados en la revista Frontiers of Psychology, ratificaron que las personas a las que se comunicó que volverían al pasado tenían sentimiento de culpa por lo ocurrido e intentaban reparar el mal que hicieron en su intento anterior, bien sacrificando una vida para salvar cinco o descubriendo que podían salvar a todos dejando el ascensor a mitad de camino. En cambio, los participantes que no tenían la noción de viajar al pasado, porque no se les había dicho, resultaron ser más propensos a pulsar la alarma, lo que no impedía la matanza.

Los científicos ven aplicaciones en el ámbito de la psicología a esta técnica de realidad virtual. Podría ayudar a que pacientes con estrés postraumático acepten sus decisiones erróneas. Por otro lado, y aunque seguramente no buscaban esto, es una forma de sentirse un poco como un héroe de una película de ciencia ficción. De hecho, la mecánica del programa tiene parecido con el argumento de varias películas sobre viajes en el tiempo.

PELÍCULAS CON VISITAS AL PASADO

Ocho minutos tiene el protagonista de ‘Código fuente’ para descubrir al terrorista que ha puesto una bomba en un tren cada vez viaja al pasado gracias a un secretísimo proyecto militar. Como en el programa de realidad virtual, el personaje de Jake Gyllenhaal dispone de varios intentos para llevar a cabo su misión y evitar la matanza en Chicago. Una gran diferencia con respecto al simulador es que, en su caso, él no está inmerso en un mundo virtual sino que, directamente, su mente se introduce en la de un pasajero de ese tren.

Menos tiempo, apenas cinco minutos, tiene Tom Cruise en ‘Al filo del mañana’ para intentar sobrevivir en una especie de desembarco en Normandía con alienígenas en lugar de nazis. En su caso, puede revivir continuamente debido a que, por accidente, quedó impregnado de la sangre de un extraterrestre muy peculiar la primera vez que murió en combate. Poco a poco, intento a intento, el marine encarnado por Cruise irá logrando permanecer más tiempo con vida en la batalla. Como en el programa virtual, se enfrentará a dilemas morales: ¿a quién salva? ¿A quién deja morir en la playa? ¿Debe sacrificar a algún compañero en pos de un bien superior? Su objetivo final es encontrar la forma de derrotar a los invasores.

En el clásico ’12 monos‘, Bruce Willis se traslada varias veces al pasado desde un presente postapocalíptico. La superficie de la Tierra ha quedado contaminada por un virus tan letal que ha obligado a los supervivientes a vivir bajo el suelo. La misión de este preso, que se ha ofrecido voluntario para que le reduzcan o conmuten su condena, es encontrar a los responsables de la dispersión del virus para evitar el genocidio. Quienes le envían creen que es una organización llamada ’12 monos’. Como en el programa virtual, tras los sucesivos intentos o viajes fallidos al pasado, Willis avanza en su misión poco a poco.

La última película de la saga X-Men, estrenada este mismo año, es ‘X-Men: días del futuro pasado’. En ella, los mutantes están siendo diezmados por unos robots llamados “centinelas”, por lo que envían la mente de Lobezno al pasado, a su yo de los años 70, para que reúna a algunos mutantes y evite el asesinato del creador de esos centinelas a manos de Mística. Ese hecho provocó la aprobación del programa que ha llevado a los X-Men a huir continuamente en el futuro para sobrevivir.

Las similitudes con el programa de Frontiers of Psychology son claras: el viaje en el tiempo es bastante virtual (sólo la mente) y se ofrece una oportunidad de enmendar un error pasado para evitar un gran número de muertes. Por fortuna para los espectadores, la acción no se desarrolla en un único espacio interior. Eso quitaría espectacularidad a las acciones de Magneto, Charles Xavier y compañía.

Cintas sobre viajes en el tiempo hay muchísimas. Ahora, un programa de realidad virtual permite que los pacientes se sientan como los protagonistas de una de estas películas de ciencia ficción. A menor escala, por supuesto, pero el premio también es salvar vidas humanas. Aunque sean virtuales y en 3D.

JORGE RAMÍREZ ORSIKOWSKY

ROSWELL: REALIDADES MULTIPLES Y HOMBRES DE NEGRO

MIB-at-the-doorSi sólo hay una cosa que podemos decir con certeza acerca de los famosos hechos que se produjeron en las cercanías de Roswell, Nuevo México, en el verano de 1947, es que existen múltiples teorías sobre lo que pasó. Y nadie puede ofrecer ninguna evidencia real y fuerte que definitivamente fije las cosas de un modo u otro. Por supuesto, la ovnilogía siempre ha sido así. Pero Roswell parece tipificar ese aspecto del fenómeno OVNI como ningún otro caso.

Los muchos y variados escenarios implican un OVNI estrellado, un globo meteorológico caído, un globo Mogul utilizado en la detección de las pruebas de la bomba atómica soviética, un experimento sobre globos aerostáticos y japoneses, algún tipo de percance atómico, una artimaña Soviética involucrando niños mutados, maniquíes de pruebas, un experimento de ala volante, una nave pilotada por viajeros del tiempo de nuestro futuro, un vehículo creado por una antigua raza terrestre que vive bajo tierra en grandes cavernas, e incluso un demoníaco engaño, al estilo Caballo de Troya.

Pero de una cosa podemos estar seguros: claramente todos los escenarios anteriores no puede ser correctos. Pero, espera unos minutos. Quizás puedan ser todos correctos, después de todo. Bienvenido al mundo complejo de múltiples líneas de tiempo, realidades alternativas, y multi-dimensiones.

Ahora, antes de que alguien diga que yo lo hago, no estoy diciendo, -en absoluto-, que lo que estoy a punto de exponer explica definitivamente Roswell, sólo que es algo sobre lo que vale la pena meditar y especular, eso es todo. No hay malo con teorizar incontroladamente. Y si tienes un problema con las teorías salvajes, díselo a quién realmente te importe, no a mí.

Considera esto: lo que hace Roswell tan confuso es que muchas de las teorías en realidad tienen grados de credibilidad asociadas a ellas. Los comentarios originales de Mack Brazel (que encontró el enorme campo de restos enorme en el Rancho Foster, del condado de Lincoln, Nuevo México) no parecen sugerir algo así como que cayera un globo meteorológico. Y cuando uno hace una lectura cuidadosa del “Informe globo Mogul” de la Fuerza Aérea de 1994 algunos, -pero ciertamente no todos-, de los datos alimentan el escenario Mogul.

Por otro lado, el llamado “metal memoria” esparcido por todo el rancho no concuerda en lo más mínimo con los desechos de un globo. Efectivamente, sugiere que algo sobrenatural estuvo entre nosotros.
roswell_alien-570x357
Luego está la cuestión de los cuerpos. Vamos a empezar con el escenario de los maniquíes de pruebas. Aunque muchos investigadores de Roswell descartan su testimonio, tanto Gerald Anderson y Jim Ragsdale describieron haber visto cuerpos como muñecos de pruebas. En cuanto a la teoría japonesa, Melvin Brown, -un testigo de los cuerpos extraños-, le dijo a su familia que los cuerpos que vio podrían haber “pasado por chinos”.  Tenemos otros que afirman que diminutos extraterrestres como griseso fueron recuperados en el rancho. Otros hablan de extraterrestres de aspecto mucho más humano, de alrededor de un metro y medio de altura.

En cuanto al propio lugar del accidente, se habla de un campo de restos y nada más. Otros, sin embargo, afirman tajantemente que un platillo volante se encontró en algún lugar de la zona. ¿O era un platillo medio intacto? Algunos dicen que no: en su lugar, se trataba de una cápsula de escape, o un avión Horten alemán, o una bomba atómica caída por error pero por fortuna, sin estallar.

¿Cómo es posible que tanta gente pueda tener tantas versiones contradictorias de lo que vieron, sabían o habían escuchado? La respuesta más obvia es que múltiples escenarios y líneas argumentales se han creado oficialmente en los últimos años para crear deliberadamente confusión sobre lo que en realidad sucedió, y que podría ser muy bien ser el quid de la cuestión y nada más.

Pero, vamos a darnos el gusto por un instante con la teoría de múltiples líneas de tiempo y múltiples realidades. Para ello, tenemos que confrontar las provocativas palabras , -que llevan a reflexionar-, de un amigo mío, Joshua P. Warren.

RMIB-570x623Hace unos años entrevisté a Josh para mi libro The Real Men in Black (Los verdaderos Hombres de Negro) sobre la teoría de que los Hombres de Negro (HdN) pudieran ser viajeros del tiempo y, -lo más-, manipuladores del tiempo. Josh tenía mucho que decir sobre este tema, mucho de la cual giraba en torno a cierta famosa fotografía, que nadie puede encontrar.

Durante el transcurso de la entrevista, Josh discutió la extraña historia de lo que se ha conocido como The Photograph Thunderbird (La fotografía del Pájaro del Trueno). Ciertamente la historia es muy extraña: de regreso a la década de 1960, una fotografía, que dice datada a finales de 1800, apareció en las páginas de una revista de noticias del día, -posiblemente True, Saga, o Argosy-, y muestra los restos de un gigantesco pájaro monstruoso, clavado en las puertas de un establo en algún lugar de la Norteamérica rural. La ubicación exacta continúa siendo materia de debate, al igual que la imagen en sí.

Numerosos autores e investigadores de toda clase de anomalías afirman con absoluta e inquebrantable certeza, que vieron personalmente la foto de incalculable valor cuando se publicó. Sin embargo, el gran problema hoy en día, es que a pesar del hecho de que las páginas de todas las revistas citadas arriba, y muchas otras más, han sido cuidadosa y diligentemente rastreadas, -incluso hasta un punto cercano a la obsesión-, la imagen no se puede encontrar absolutamente en ningún lugar.

Es casi como si nunca hubiera existido la primera vez. Y, de una manera curiosa, tal vez no lo hizo. O bien, si las teorías de Joshua P. Warren son correctas, tal vez lo hizo … pero sólo por un tiempo .

¿Cómo podemos explicar una situación tan extraña? Una fotografía concreta no puede simplemente desaparecer de cada publicación en la que alguna vez apareció. ¿Puede hacerlo?  Tal vez, si seguimos a Josh, sin duda puede: “me da la impresión,” me dijo, “que podría haber una línea de tiempo de desplazamiento que estamos pasando sobre la base del día a día. Un día los ovnis podrían ser reales, y al siguiente no lo son. El próximo día el Bigfoot está corriendo alrededor de tu patio trasero, y al día siguiente no existe”.

Josh continuó: “Un día la foto Thunderbird está en una revista, y luego, cuando la línea de tiempo se juega con el nuevo, que ya no es en la revista. Y puede ser que, día a día, hora a hora, o incluso minuto a minuto, pequeños cambios en la línea de tiempo se están haciendo por estas entidades o seres, volviendo y jugando constantemente con el pasado y el futuro. Así, cosas que recordamos en el pasado, como la foto Thunderbird, de repente ya no existen en el presente.”

Y tal vez eso es lo que ha ocurrido con Roswell. Pero, tal vez, no sólo hay múltiples líneas de tiempo, sino múltiples realidades también, que ya están maduras para una equivalente manipulación por algo parecido a los HdN. Tal vez, en una de esas realidades, los alienígenas encontraron la muerte en Roswell. En otra realidad, los criptoterrestres de Mac Tonnies cayeron sobre el Rancho Foster. En una tercera, todo fue debido a los japoneses. Y, en un cuarto mundo, maniquíes de pruebas fueron la causa desde el principio. Y así sucesivamente. Y así sucesivamente. Y así sucesivamente.

Pero, tal vez los Hombres de Negro, -personajes definitivamente manipuladores en el mejor de los casos-, navegaron esas mismas realidades y líneas de tiempo y pusieron todo en un estado “flujo unificado”. El resultado: las muchas realidades alternativas han llegado a fusionarse en una solas, creando así el escenario donde, en la actualidad, Roswell es una mezcla de recuerdos a cargo de la intromisión caótica con el orden natural, y una combinación de los diferentes escenarios que se originan dentro de las distintas realidades que se han diseminado a través a nuestro mundo.
bender_MIB
Tal vez eso explica también por qué hay tantas teorías contradictorias sobre quién era Jack el Destripador: un médico, un miembro de la familia real británica, un masón, un actor, e incluso ¡una matrona! Tal vez Jack fue todo esto. Sólo depende de que realidad llama a casa. Esto es, hasta que aparecen los HdN y hacen sus extraños trabajos y tejemanejes. Lo mismo podría aplicarse también al asesinato de JFK de noviembre de 1963. ¿Fueron los cubanos? ¿Los rusos? ¿La CIA? ¿Lee Harvey Oswald? ¿La mafia? La respuesta puede ser muy bien: ¡Sí, lo fue!

Si existen múltiples realidades y múltiples Tierras, quizás Roswell, Jack el Destripador y el asesinato de Kennedy para la gente de esos mundos son exactamente como lo que son para nosotros: una masa confusa (y desordenada) de teorías que parecen tener todas cierto grado de validez, algo que debería ser imposible. Pero que en realidad puede que no sea tan imposible después de todo, si alguien ha decidido fastidiar lo que transcurres por la el tiempo y la realidad.

Pero, ¿por qué los Hombres de Negro, o algo como ellos, participan en tal manipulación? Puede ser muy simple: lo hacen porque pueden y les divierte joder a la raza humana.

NICK REDFERN      (Traducido por JUAN PEDRO MOSCARDÓ para LIBERTALIADEHATALI)

Artículo relacionado:

¿CÓMO SABEMOS QUE LOS VIAJEROS DEL TIEMPO NO ESTÁN CONSTANTEMENTE CAMBIANDO EL PASADO?

libertalia1

¿CÓMO SABEMOS QUE LOS VIAJEROS DEL TIEMPO NO ESTÁN CONSTANTEMENTE CAMBIANDO EL PASADO?

drwhoDamos por sentado que el pasado es fijo. La historia siempre sucedió de la manera que recordamos que sucedió.  Pero, ¿cómo sabemos a ciencia cierta que ese es el caso? Si es posible viajar en el tiempo, los viajeros del tiempo se podrían ir rápidamente hacia atrás y cambiar las cosas todo el tiempo. ¿Y si fuera así, cómo podríamos incluso ser capaces de decirlo?

Le preguntamos a varios expertos en viajes en el tiempo, ninguno de los cuales realmente han viajado en el tiempo. (O si lo han hecho, se lo guardan)

En primer lugar, en cualquier caso es muy difícil de saberlo, porque “presumiblemente, cuando un viajero del tiempo cambiara nuestro pasado, al instante cambiaría también nuestros recuerdos del pasado a fin de hacerlas compatibles con el “nuevo pasado”, dice Christian Wüthrich, profesor de Estudios de Filosofía y Ciencias de la UCSD. “Si los cambios de nuestro pasado se producen de forma instantánea y son del todo consistentes, es decir, con actualizaciones de todas las memorias y registros del pasado, entonces no podríamos saberlo con certeza.”

Pero según los expertos, así es como se puede decir que alguien no está cambiando el pasado todo el tiempo:

Es imposible viajar en el tiempo.

Hemos oído esto muchas veces, de gran número de expertos. Como Jon Thaler, profesor de física en la Universidad de Illinois en Urbana-Champaign, dice a IO9: “El problema es que no sabemos cómo construir una teoría que permita el viaje en el tiempo. Sin una teoría es difícil saber que fenómenos buscar.” Thaler escribió la sección de viaje en el tiempo de viaje de la Usenet Física FAQ, en la que explica que la teoría de la relatividad podría permitir “curvas temporales cerradas” que posibilitaran viajar en el tiempo,  pero la famosa “paradoja del abuelo” (en la que usted regresa y mata a su propio abuelo cuando era un bebé) demuestra que todo esto es imposible. Thaler dice a io9:

“En pocas palabras, parece que “curvas temporales cerradas”, -jerga de la física que permite viajar en el tiempo-, son incompatibles con la mecánica cuántica.” Se trata básicamente de cómo los físicos interpretan la “paradoja del abuelo”, excepto que este enfoque es más cuantitativo, “y por lo tanto el tipo de situación que los físicos les gusta analizar.”

Incluso si el tiempo de viaje fuera posible, no se podría cambiar el pasado de todos modos.

También hemos oído mucho esto. Wüthrich dice que muchos filósofos de la ciencia asumen que el pasado debe ser coherente, para evitar esas paradojas desagradables.
Estas “restricciones de consistencia” significan que hay un solo pasado, y es fijo. Por lo tanto, dice el experto en física cuántica con USC Todd Brun, “incluso si usted viaja al pasado con la intención de cambiar la historia, los acontecimientos conspirarán para forzarle a usted en lugar de amoldarla a ella[a la historia] (y la historia incluiría ya la presencia de los viajeros del tiempo).”

Por ello, a muchos filósofos del tiempo, les gustan historias, como la de Robert A. Heinlein “All You Zombies”(Todos vosotros zombies), en las que hay total consistencia, dice Nick Huggett, autor de Everywhere and Everywhen: Adventures in Physics and Philosophy. Huggett, profesor de filosofía en la Universidad de Illinois en Chicago, añade:

“Ahora no está en absoluto del todo claro lo que podría significar para cambiar el pasado. Decir que algo cambia es decir que era de una manera una vez y de otra manera otra vez, ¿verdad? ¿Habrías cambiado el pasado así? Eso parece requerir que ayer fue primero de una manera y luego de otra, ¿primero no viajaste por el tiempo ese día, y luego lo hiciste? Pero en nuestra historia viajaste por el tiempo y así la primera opción nunca sucedió y el pasado no fue cambiado por tu llegada, de nuevo porque no hiciste que algo diferente sucediera.”

La alternativa a esta idea es que cada vez que viajes atrás en el tiempo y cambies las cosas, estarás creando un nuevo universo, según la “teoría de los muchos mundos” de Hugh Everett. Esta nueva realidad todavía tiene un pasado coherente, el cual todo el mundo recordaría de igual modo, pero sería el pasado que resultó de los cambios del viajero del tiempo.

Dice Brun:

“Podría haber múltiples universos, y alterar el pasado provocará que el universo se ramifique. Tan extraño y de ciencia ficción como suena, lo tomamos seriamente en la mecánica cuántica, donde una de las principales interpretaciones es la llamada teoría de los “muchos mundos”, en la que cada evento cuántico provoca que el universo se ramifique. Pero incluso en este caso, no se puede volver atrás y cambiar la historia del propio universo de uno.”

Sólo se puede ser capaz de viajar de regreso hasta el punto en que se inventó la primera máquina del tiempo.

A menos que alguien haya inventado una máquina del tiempo y simplemente no se sepa aún, esto significaría que estamos a salvo. El profesor de física de la Universidad de Vanderbilt, Thomas J. Weiler, explica:

“El viaje en el tiempo al pasado, si es posible, sólo podría ir hacia atrás hasta que la primera máquina del tiempo[fuera inventada]. Como el pasado de nuestra civilización carece de una máquina del tiempo, es inmutable, mientras que el pasado de las civilizaciones más avanzadas podría ser mutable.”
lost
Nadie se está exhibiendo

La única manera clara de saber si los viajeros del tiempo estuvieran volviendo y jugando con el pasado sería si se jactaran de ello. Lo cual, de ser personas, probablemente lo harían. Dice Huggett:

“Supongamos que mañana retrocedes en el tiempo 2 días (es decir, hasta el día de ayer), y sensacionalmente apareces en la televisión nacional para hacer predicciones correctas sobre la actualidad. Habría que reconocer hoy que tu yo del futuro habría afectado el pasado.”

Aunque, aun así, no sabríamos a ciencia cierta si estos viajeros del tiempo jactanciosos habrían cambiado realmente nada, ya que nosotros sólo recordaríamos un pasado.

Habría huellas físicas

Dependiendo del método de viaje en el tiempo que se usara, cabría esperar que hubiera rastros físicos, dice Huggett. En la novela de Carl Sagan Contacto, es posible viajar en el tiempo usando un camino en el espacio-tiempo que nos lleva al pasado. Según Huggett, este tipo de agujero de gusano “requiere formas exóticas de la materia para mantenerla abierto, que podrían ser detectadas.”  Además, está la cuestión de la conservación de la energía, cuando apareces en el pasado, no serás formado a partir de la materia y la energía que ya estuvieran allí, sino que en lugar de eso, básicamente, importarás energía del futuro. Esto podría crear rastros que podrían ser detectables, si alguien realmente viniera hacia atrás en el tiempo hasta nuestra época. Así que en pocas palabras, los resultados de los viajes en el tiempo sería imperceptibles para aquellos de nosotros que estamos atrapados en el tiempo lineal, pero los métodos de viaje en el tiempo probablemente dejarían algún rastro.

Forzar la causa y el efecto podría cambiar las leyes de la probabilidad

Si alguien realmente pudiera volver atrás y cambiar el pasado, esto podría significar que los efectos precedieran a las causas, dice Brun a IO9. Y eso, a su vez, podría significar que todo iba a ir al revés, dando lugar a incoherencias lógicas que bien podríamos notar. Brun explica:

“La mezcla de causa y efecto puede hacer que los acontecimientos de otro modo improbables se vuelven mucho más probables.Así que si de repente nos encontramos con las leyes del azar violando nuestras estimaciones de sentido común de la probabilidad, eso podría significar que el viaje en el tiempo está sucediendo cerca. En principio, esto significa que uno podría detectar la existencia de máquinas del tiempo, ¡quizás incluso antes de que sean construidas! Pero es difícil saber exactamente qué buscar.”

La historia demuestra que no lo están haciendo.

Vamos a dar la última palabra al profesor de física de la Universidad de Harvard, Gary Feldman :

“Si los viajeros del tiempo están cambiando constantemente el pasado, no son muy buenos en eso ¿Por qué no evitar dos guerras mundiales desastrosas y sin sentido en el siglo pasado?”

CHARLIE JANE ANDERS   IO9 (6/01/12)  [Traducido por JUAN PEDRO MOSCARDÓ para LIBERTALIADEHATALI]

Artículos relacionados:

¿PORQUÉ NO VEMOS VIAJEROS DEL TIEMPO?

libertalia1

RECORD/PLAY

tape2Record/Play es un corto de ciencia ficción coescrito por Jesse Atlas y Aaron Wolfe, y dirigido por el primero. Muestra con una engañosa simplicidad una trágica historia de amor enredada en un orginal viaje en el tiempo. Es un perfecto ejemplo de como la ciencia ficción puede realizarse sin grandes alharacas.

Aunque está en inglés, no hay mucho diálogo y creo que se puede entender. El corto fue seleccionado para Sundance y ya ha ganado muchos premios como Fantastic Best, BET Urbanworld, Paris Fantastic Film Fest y NYC ShortsFest.

Ved aquí el corto completo: http://nyti.ms/14vsJMI

ROSWELL: LA TEORÍA DEL VIAJE EN EL TIEMPO

timetravel-roadApenas una semana, más o menos, después del famoso avistamiento del platillo volante de Kenneth Arnold en el monte Rainier, sobre las Cascade Mountain del estado de Washington, un vehículo aéreo muy inusual cayó a tierra sobre un lejano rancho del condado de Lincoln, Nuevo México, no muy lejos de la ahora famosa ciudad de Roswell.

El suceso profundamente controvertido ha sido objeto de decenas de libros, estudios oficiales realizados tanto por la Oficina de Contabilidad General y la Fuerza Aérea de los EE.UU., una gran cantidad de documentales de televisión, una película, y una considerable atención de los medios y el interés público.

El evento ciertamente extraño ha dejado a su paso una montaña de teorías para explicarlo, incluyendo un globo meteorológico, un “globo Mogul” secreto utilizado para monitorizar las pruebas de la bomba atómica soviética, una nave espacial extraterrestre, otros oscuros y sospechosos experimentos sobre exposición a grandes altitudes, un percance atómico, el choque de un cohete nazi con monos a bordo, y un accidente con una de las primeras aeronaves tipo “Ala Volante”, construido por científicos alemanes que fueron trasladados los Estados Unidos a partir del final de la Segunda Guerra Mundial.

No es ningún secreto, en absoluto, que soy claramente escéptico sobre la idea de que seres alienígenas encontraran la muerte en el desierto ese lejano día de julio de 1947. Y considero que un día deberíamos descubrir la verdadera historia de lo que realmente ocurrió en las afueras de Roswell; es probable que fuera un experimento militar secreto nacido de los primeros años de diabluras de la Guerra Fría. Sin embargo, podría muy bien estar al ciento por ciento equivocado en mis sospechas.

Teniendo en cuenta la frase inmediatamente anterior, ¿y si el caso Roswell es explicable de una manera muy diferente, y del todo alternativa? ¿Y si después de todo la extraña nave y su tripulación rara no fueran los habitantes de otra galaxia, ni tampoco militares de la era posterior a la Segunda Guerra Mundial? ¿Y si, aunque parezca increíble, su punto de origen estuviera en un futuro lejano de un marcado carácter humano?

day-after-roswell-174x300Si bien este escenario puede sonar extremo e increíble para muchos, -incluso a los que son de la opinión de que algo realmente insólito ocurrió en el condado de Lincoln, hace tantos años-, tales teorías se han expresado, y tienen sus adeptos también. Uno de los que reveló sus pensamientos sobre este particular escenario fue el teniente coronel Philip Corso, co-autor con William Birnes del muy debatido libro de 1997, El Día Después de Roswell.

La sensacional, -y también profundamente cuestionada y criticada-, historia que cuenta del pretendido conocimiento personal de Corso del caso Roswell mientras servía en el ejército, y de la forma en la que supuestamente ayudó al avance, -tanto científico como militar-, de los Estados Unidos debido al aprovechamiento de ciertas tecnologías fantásticas halladas en la nave recuperada en Roswell por parte de industrias privadas y contratistas de defensa.

A pesar de que muchos han presentado a Corso como un sólido defensor de la idea de que  extraterrestres cayeron a la tierra en Nuevo México en 1947, en realidad Corso estaba dispuesto a considerar algo muy diferente.

Los cuerpos extraños que se encuentraron dentro de los restos de la nave eran, según Corso, seres creados genéticamente, diseñados para soportar los rigores de los vuelos espaciales, pero no eran los verdaderos creadores del propio OVNI. Hasta el momento de su muerte en 1998, Corso especuló sobre la posibilidad de que el gobierno de los EE.UU. todavía no tendría una idea real de quién construyó la nave, o quién  creó genéticamente los cuerpos encontrados a bordo o en las proximidades de los restos.

timetravel-570x379En particular, Corso estimaba mucho la idea de que el ovni de Roswell era una especie de máquina del tiempo, posiblemente incluso una diseñada y construida por los habitantes de la Tierra de un futuro lejano, en lugar de por alguien de un sistema solar lejano.

Por supuesto, es preciso que aclare que la historia de Corso ha sido objeto de un intenso debate. Su relato sobre Roswell ha sido ruidosamente defendida y denostada. Otros parecen saber muy bien qué hacer con todo. Pero, por desgracia para los que tratan de dar algún sentido a la situación, la ovnilogía ha sido siempre así cuando se trata de asuntos de naturaleza altamente volátil. Nunca tenemos una respuesta definitiva. Siempre termina, para utilizar un terrible pero adecuado juego de palabras, en una zona “gris”.

Si la historia nos muestra que no hay nada tras la hipótesis de Philip Corso, entonces que así sea. Pero, si hay incluso una pequeña pizca de verdad en la historia, entonces aquí hay algo sobre lo que debemos reflexiona: ​​¿tal vez, mediante el estudio de los materiales de Roswell, las autoridades han aprendido algo profundamente inquietante y terrible sobre nuestro futuro, algo que no se atreve a compartir con nosotros, el pueblo en general. Nunca.

¿Es esta, quizá, la razón por la cual el asunto de Roswell sigue envuelto en el más abrumador secreto, más de 60 años después de que ocurriera? Parafraseando a Expdiente X, cuando se trata de ovnis y Roswell, “la verdad” puede que esté “ahí fuera” después de todo. En su lugar, podría estar incontables milenios por delante de nosotros…..

NICK REDFERN

¿OVNINAUTAS VIAJEROS DEL TIEMPO?

hdnRecientemente, un antiguo amigo, ovnílogo escritor, editor y observador del panorama ovnilógico, Tim Green Beckley,  me envió un correo electrónico para decirme que estaba trabajando en un nuevo libro sobre el controvertido tema del viaje en el tiempo. Tim me preguntó si me interesaría contribuir con un artículo y por supuesto yo lo estaba. Y ahora ya está el libro disponible para todos. Su título: “Diseños para máquinas del tiempo que realmente funcionan: Cómo moverse a través del tiempo y el espacio”.

Tim B Time Travel BookA lo largo de los años he oído sólo unas pocas historias, teorías y sugerencias sobre que, tal vez, nuestros supuestos visitantes extraterrestres puede que no fueran tan extraterrestres después de todo. Quizás somos nosotros. Pero no nosotros en el presente si entiendes lo que digo. En vez de eso, quizás ellos son de épocas todavía venideras. Sí, lo sé, es todo una gran “comedura de tarro”. ¡Pero aún es un tema importante, no importa cuantos dolores de cabeza nos ocasione!

Sin duda, una de las más intrigantes teorías que sugieren un componente de viaje temporal en el enigma ovni me llegó de un buen compañero, y prolífico autor e investigador, Joshua P. Warren. Josh ha desarrollado un interesantísimo escenario que coloca con firmeza uno de los más controvertidos aspectos del tema en el contexto de la navegación temporal. Es uno de mis favoritos de todos los rompecabezas paranormales: los Hombres de Negro.

En una entrevista que le hice hace un par de años, Josh afirmó de esos siniestros visitantes vestidos oscuramente: “¿Porqué los HdN visten así? ¿Porqué les llamamos Hombres de Negro? Bien, si un hombre se viste un traje negro, con un sombrero negro y pasea por la calle en 1910 y le ves, probablemente lo advertirías. ¿Pero pensarías que habría algo demasiado extraordinario o demasiado fuera de lugar?  No, seguramente no.

¿Y si ves a un hombre paseando por la calle en 2010 vistiendo un traje negro y sombrero negro, lo notarías? Probablemente sí. Pero, ¿pensarías que habría algo demasiado extraordinario? No. Y eso es por lo que alrededor de todo el siglo XX el traje y el sombrero negro funcionará para ellos.”

De este modo, en el notable escenario de Josh, la ropa de los HdN ingeniosamente les permite mezclarse sin importar que época del siglo pasado que pudieran visitar en cualquier momento. Pero, ¿y qué hay de períodos anteriores a los albores del siglo veinte? ¿Cómo podrían los HdN haberse camuflado en tiempos anteriores? Josh también tiene algunas ideas al respecto:

“Si volvieras al siglo XVII o al XVIII, tendrías que usar un diferente guardarropa dentro de una amplia gama. Yo no se cómo sería este guardarropa pero estoy seguro que si yo hablara con un historiador con un gran conocimiento del vestuario de tales épocas, y que también comprendiera el concepto del que estoy hablando, probablemente podríamos hacernos con unas ropas que los HdN podrían llevar en varios momentos a través de la historia, para darles la más amplia gama para trabajar en cualquier tiempo.”

Entonces si los Hombres de Negro son realmente algún tipo de humanos futuros, ¿porqué están tan interesados en el pasado? Josh reflexiona sobre la posibilidad de que quizás, más que ser los chicos malos como muchos los perciben, los HdN son algo parecido a policías del tiempo, cuyo papel sería asegurar ese pasado, presente y futuro no sea cambiado constantemente por imprudentes viajeros temporales que vuelan sobre los cielos de nuestra época en vehículos futurísticos que percibimos como naves extraterrestres.

Josh dice de este panorama: “Si tienes una situación en la que las líneas temporales están siendo constantemente alteradas de forma no autorizada, por alguno de esos viajeros para-temporales, desde el futuro lejano, entonces obviamente tendrás a esos Hombres de Negro saltando allí para intentar contener la línea de tiempo bajo control. Y es por ello que, cuando ves algo como lo que sucedió en los 60 en Point Pleasant, con una variedad total de actividades paranormales y extrañas criaturas, entonces los Hombres de Negro aparecen repentinamente.”

Josh concluye: “Así que podría ser que los Hombres de Negro siguieran todas estas cosas por todas partes; ese es su trabajo. No es que ellos causen que suceden esos incidentes sino que ellos son alertados  cuando hay un asunto peligroso de una línea temporal que necesita ser reparado. No serían necesariamente los chicos malos al fin y al cabo; ellos podrían ser los controladores de daños, y tal vez eso incluya alertar y silenciar a los testigos para proteger el secreto del viaje en el tiempo. Podrían ser extraños, y podrían parecer extraños, pero su misión global podría ser sólo mantener el orden y proteger las líneas temporales.”

¿Los HdN buenos chicos al fin? ¡Esto sí que sería una vuelta de tuerca!

NICK REDFERN

EL UNIVERSO DE BLOQUE

      

También conocida como eternalismo o bloque de tiempo, esta corriente filosófica podría explicar, -según el autor del artículo que traigo hoy-, muchos de los fenómenos paranormales que hasta la fecha no tienen explicación, como los OVNIS o las apariciones fantasmales. LIBERTALIADEHATALI

COMPRENDIENDO LO PARANORMAL… ¿ES ASUNTO DEL TIEMPO?

¿Los supuestamente disparatados fenómenos paranormales, desde los ovnis hasta los fantasmas, intuiciones psíquicas, profecías y visiones, reencarnación, vida después de la vida, e incluso episodios de alta extrañeza, todos ellos podrían ser explicados desde un origen similar?

Quizás la llave para abrir esos y muchos otros misterios sea todo algo perteneciente al tiempo. De acuerdo con el brillante físico y prolífico escritor científico, Paul Davies, lo que nosotros percibimos como tiempo, y lo que los físicos piensan del tiempo no concuerda. En Ese Misterioso Flujo, Davies escribe acerca de como percibimos el tiempo  en nuestra vida diaria:

“En nuestra vida diaria dividimos el tiempo en tres partes: presente, pasado y futuro. La estructura gramatical del lenguaje gira acerca de esta distinción fundamental. La realidad se asocia al momento presente. Pensamos que el pasado se ha escapado de nuestras vidas, mientras que el futuro es aún más impreciso, sin detallar. En este simple cuadro, el “ahora” de nuestra conciencia se desliza continuamente hacia adelante, transformando sucesos que fueron una vez un futuro impreciso en la concreta pero fugaz realidad del presente y relegándolos desde ahí a un pasado fijo.”

….. y como los físicos prefieren pensar el tiempo.

Pero para muchos físicos, el tiempo es visto un poco diferente según Davies:

“Los físicos prefieren pensar el tiempo trazado en su totalidad, -como un horizonte paisajístico-, con todos los sucesos pasados y futuros ubicados allí juntos… Está completamente ausente de esta descripción cualquier cosa que singularice un momento especial privilegiado como presente o cualquier proceso que sistemáticamente convertiría sucesos futuros al presente, y luego al pasado. En suma, el tiempo de los físicos ni transcurre ni fluye.”

EL UNIVERSO DE BLOQUE

Para los filósofos, este concepto de tiempo es a menudo referido como eternalismo. Quizás, sin embargo, es más comúmente conocido como tiempo bloque o el Universo de Bloque. En esta teoría, el tiempo es otra dimensión. Una dimensión donde no hay un flujo objetivo de tiempo y donde todos los sucesos, pasado, presente y futuro, existen en algún lugar dentro de este vasto bloque de tiempo.

CONSIDERANDO LAS POSIBILIDADES DEL UNIVERSO DE BLOQUE

En algún lugar dentro de este universo de bloque, desaliñados soldados romanos marchan sobre la recién construída calzada en la Londres romana, posiblemente en retirada o tras una victoria difícil. Una sangrienta batalla en todo su apogeo entre pictos y northumbrios por un lago se desarrolla en Escocia. También en alguna parte tienen lugar las batallas de Agincourt y Gettysburg.

Y no sólo son los grandes eventos históricos. El universo de bloque está repleto de las minucias mundanas de la vida diaria.

Una mujer permanece junto a la ventana, suspirando por la pérdida de su marido, ahogado años antes en una expedición ballenera.

Hay una cháchara de millones y millones de conversaciones.

No sólo existen sucesos pasados. Los eventos que todavía no se han producido, y pueden apenas imaginarse, se desarrollan también en alguna parte de este Universo de Bloque.

NO HAY RAZONES PARA EL MIEDO A LA MUERTE EN EL UNIVERSO DE BLOQUE

Si la teoría del universo de bloque es correcta, las implicaciones son profundas.

En el Simposio Center for Science and Society, celebrado en febrero de 2003, Cheryl Chen, del departamento de Filosofía de Harvard, consideró las implicaciones del Universo de Bloque:

“Si el punto de vista del Universo de Bloque es correcto, es irracional el temor a la muerte. Aparentemente nosotros tememos a la muerte porque creemos que no existiremos una vez que fallezcamos. Pero de acuerdo con la teoría del universo de bloque, no es cierto decir que existimos ahora, ni que no existiremos más allá de la muerte. La muerte es sólo uno de nuestras fronteras temporales, y no debería ser más preocupante que el nacimiento.”

Mientras la idea del universo de bloque puede suministrarnos consuelo a las puertas de la muerte, además puede proporcionarnos una llave para abrir muchos de los disparatados fenómenos paranormales que hoy permanecen inexplicados.

LA MARCHA DE EJERCITOS ESPECTRALES

Mientras instalaba la calefacción central en el sótano de la Casa del Tesoro en 1953, Harry Martindale fue testigo de una asombrosa visión. Soldados romanos vestidos con túnicas verdes y cascos emplumados, aparecieron de repente a través de la pared del sótano, marchando despeinados y abatidos antes de desaparecer. Curiosamente, los soldados sólo eran visibles desde una posición de rodillas. Más tarde se descubrió una calzada romana bajo el actual suelo del sótano, enterrada a una profundidad que alcanzaba hasta la rodilla.

En otro caso similar, una mujer escocesa aparentemente fue testigo de la repetición de lo que era, en la época de su experiencia, una poco conocida batalla entre pictos y northumbrios, -con guerreros que portaban llameantes antorchas-, que tuvo lugar en 685 d. C.

Y otro caso que puede ser más desconcertante aún es el de la batalla de Campania relatada por San Agustín en La Ciudad de Dios, en la que muchos informaron ser testigos de esta antigua batalla….días antes de que tuviera lugar en realidad.

¿Podrían estos casos de ejércitos espectrales y fantasmagóricas batallas ser explicados en modelo temporal del Universo de Bloque donde todos los sucesos están ocurriendo ahora, pero en diferentes ubicaciones dentro de ese bloque?

EL TIEMPO Y EL TRIANGULO DE LAS BERMUDAS

Otro misterio que podría ser explicado un día por el Universo de Bloque es el Triángulo de las Bermudas y sus numerosas desapariciones.

Bruce Gernon se describe a sí mismo como “la única persona en el mundo que ha sido testigo de lo que causa el Triángulo de las Bermudas”. Gernon cree que una niebla electrónica produce distorsiones de tiempo que podrían explicar algunas de las muchas desapariciones en tan conocidas aguas. En su propia experiencia, el avión que estaba pilotando fue envuelto en la así llamada niebla electrónica y fue catapultado 30 minutos adelante en el tiempo y 100 millas adelante en el espacio.

¿Podría esta niebla electrónica haber envuelto también al Vuelo 19 y transportar al malogrado escuadrón a otra ubicación dentro de este Universo de Bloque?

EL TIEMPO: LA LLAVE PARA ABRIR MUCHOS MISTERIOS

Debería recordarse que el Universo de Bloque es una teoría, y mientras muchos físicos pueden estar a favor, el Universo de Bloque aún está por demostrar. Tenemos un largo camino por recorrer antes de que entendamos el tiempo. Pero cuando lo hagamos, ¿nos proporcionará este nuevo conocimiento la llave para abrir muchos de los misterios que a duras penas intentamos comprender hoy? ¿Otorgará crédito a la realidad de los fenómenos paranormales?

¿Aprenderemos que los OVNIS que aparentemente entran y salen de nuestra atmósfera de forma instantánea simplemente poseen la habilidad de moverse hacia atrás y hacia adelante en diferentes ubicaciones temporales dentro del Universo de Bloque?

¿Explicaremos con toda tranquilidad fenómenos tales como esos “avistamientos de otras épocas”, visiones fantasmales, psicofonías y batallas entre ejércitos espectrales como sucesos que simplemente caen momentáneamente en nuestra propia posición en el tiempo del mismo modo que turistas visitando otro país?

¿Y las predicciones, profecías e intuiciones psíquicas serán un día lugar común en una sociedad que comprenda que el tiempo no fluye simplemente desde el pasado hacia el presente y un desconocido futuro, sino que todos los sucesos dentro del tiempo son accesibles si conocemos su ubicación dentro del tiempo de bloque?

ANDREW NICHOLSON

 

ASTROFÍSICOS PODRÍAN CONFIRMAR LA EXISTENCIA DE AGUJEROS DE GUSANO ATRAVESABLES

Los llamados ‘agujeros de gusano’, esos túneles en el espacio-tiempo que han sido predichos sólo en la teoría, podrían existir en realidad y ser grandes, estables y atravesables, asegura un grupo internacional de científicos.

Un estudio de la Universidad Karl von Ossietzky en Alemania sostiene que es posible detectar esos túneles en el universo, aunque el método para lograrlo sería más complicado del que se requiere para encontrar agujeros negros.

Un objeto todavía ‘inexistente’

La física relativista supone que estos agujeros, llamados en realidad Puentes de Einstein-Rosen, cuya existencia fue predicha sólo con ecuaciones matemáticas, tienen una entrada y salida conectadas por un ‘pasillo’ o túnel donde la materia podría viajar de un extremo a otro.

Actualmente hay diferentes teorías sobre los tipos de ‘agujeros de gusano’. Algunos investigadores creen que pueden permitir el viaje por el espacio, es decir llevar a un punto distante del Universo, mientras otros creen que permitirían el viaje en el tiempo e incluso a universos paralelos.

Además existen teorías que aseguran que de existir, estos agujeros serían inestables, pequeños y podrían cerrarse muy bruscamente, eliminando todo lo que esté dentro del túnel.

Sin embargo, un grupo liderado por el físico alemán Burkhard Kleihaus llegó a la conclusión de que en realidad estos agujeros, creados tras el Big Bang, podrían ligar puntos lejanos del Universo y aunque originalmente eran pequeños podrían haber aumentado considerablemente su tamaño debido a la expansión del Universo.
No obstante, los investigadores ven un problema en esta hipótesis: para que un objeto como una nave espacial pueda atravesar el pasillo y la curvatura del espacio-tiempo en la entrada del agujero debe ser muy ‘suave’ o de lo contrario la nave podría ser desgarrada por la gravedad. Y si la curvatura es ‘suave’, entonces los futuros viajeros tardarían muchísimo tiempo en llegar al extremo opuesto, incluso cientos de años luz.

Un gran trabajo por comprobar

Los físicos actuales han admitido en varias ocasiones la importancia de la investigación de Kleihaus, pero recalcan que su teoría exige una comprobación práctica que sólo puede hacerse a través de las observaciones astronómicas y hasta ahora esto ha sido excepcionalmente difícil.

Y es que los ‘agujeros de gusano’ están ocultos por nebulosas, estrellas u otros objetos espaciales que los hacen parecer a agujeros negros. No obstante, el grupo internacional de Kleihaus propuso un innovador método para detectarlos.

Para ello, se centran en el comportamiento del objeto Sagitario A* (Sgr A*, en la foto), que se encuentra en el centro de la Vía Láctea y suele ser considerado como un agujero negro supermasivo, pero según ellos podría ser en realidad un ‘agujero de gusano’. Esta teoría podría ser comprobada mediante observaciones del gas y la materia absorbida por el agujero: si es un agujero negro, el material desaparecerá sin emitir ninguna radiación, pero si lo hace entonces los astrónomos podrían suponer que se trata de un verdadero túnel interespacial.

RussiaToday